Partisanos en los Balcanes.

La guerra en el Continente Africano

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Dic 07, 2023 9:16 pm

Hola a todos :-D; un punto de vista al respecto.......................

Lucha partisana en Albania.

Con la rendición de Italia y su declaración de guerra a Alemania en agosto de 1943, dos divisiones de infantería alemanas marcharon hacia Albania, que ya se encontraban en la frontera albanesa. Primero llevé mi batallón de infantería (1) a Prizren, una pequeña ciudad con población mahometana en la amigable región de Kosovo.

Allí pasamos de las batallas a gran escala en terreno abierto, en las que siempre habíamos participado como soldados de infantería en primera línea en la Unión Soviética, desde Sokal en el Bug hasta Stalingrado en el Volga, a los combates de montaña en las salvajes e inaccesibles montañas Karst de los Balcanes. Esto nos causó pocas dificultades. El equipamiento necesario estaba disponible en abundancia en las reservas existentes de las tropas italianas, dos ejércitos que estaban en Albania desde 1939. Sólo dependía de la iniciativa de los comandantes individuales y de los comandantes de compañía encontrarlo.

Animales de carga, mulas, burros y caballos pequeños abandonados se encontraban en un estado descuidado atados a vallas desvencijadas, muriendo de hambre o pastando medio salvajes en zonas de hierba seca fuera de las ciudades y pueblos. Cerca de los animales solía encontrarse sillas de madera, toscas y duras. En los numerosos almacenes de los cuarteles italianos había cajas de cocina de metal ligero que debían sustituir a las antiguas cocinas de campaña. Al principio sólo faltaban botas de montaña.

Las pocas que encontramos se veían muy bien cuando eran nuevas, pero estaban completamente desgastadas después de algunas marchas por la alta montaña. El cuero superior áspero absorbió la humedad en lugar de mantenerla afuera. Muchas baterías de montaña italianas cayeron en nuestras manos sin luchar. Los tubos cañones del arma tenían un calibre de 7,5 cm. Para un arma con el suministro inicial de municiones, se necesitaban 6 animales de carga fuertes. Había suficientes granadas empaquetadas en cestas de transporte. Las mochilas, muy prácticas y funcionales, sustituyeron ahora a nuestras mochilas y a la mochila de asalto de los granaderos alemanes. Los soldados italianos que estaban dispuestos a ayudarnos nos ayudaron a cargar los animales de carga y fueron sus guías.

Los oficiales y soldados alemanes se adaptaron rápidamente al nuevo equipamiento. ¿Qué más podría sacudir a los viejos combatientes del frente oriental? Se habían convertido en maestros de la improvisación.

Pero pronto comenzó la batalla de alta montaña contra los partisanos. Las bandas albanesas, junto con los italianos leales a Badoglio, atacaron a las débiles unidades alemanas de manera furtiva y tortuosa. Muy pronto los soldados alemanes, que habían luchado con gran éxito durante casi dos años en las más duras batallas contra oponentes muy superiores en número y material, tuvieron que darse cuenta de que la guerra en las altas montañas es completamente diferente a la guerra en terreno abierto. (Aunque la artillería, los cañones antitanques, los tanques y los aviones no estaban a disposición del enemigo o sólo se utilizaban muy esporádicamente, la batalla fue mucho más difícil y muy costosa y supuso las mayores exigencias físicas y psicológicas para los conductores y las tropas.

(1) Esta unidad integraba la nueva 297. División de Infantería, reorganizada en Burdeos Francia, al mando del Generalmajor Friedrich-Wilhelm Deutsch. En junio de 1943 fue subordinada al Kommandierender General und Befehlshaber in Serbien (General Paul Bader) para cumplir tareas de seguridad y operaciones contra los partisanos. En septiembre de 1943 fue asignada al XXI. Gebirgskorps (General Paul Bader).

Imagen
Situación el 27 de septiembre de 1943.................................
https://www.lexikon-der-wehrmacht.de/Gl ... XI0943.jpg

Fuentes: Partisanenkampf in Albanien. Frank. Allgemeine schweizerische Militärzeitschrift. Band (Jahr): 120 (1954). Heft 4-5
https://www.maparchive.ru/division/part ... vision.pdf
https://www.lexikon-der-wehrmacht.de/Gl ... bKorps.htm

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Dic 14, 2023 9:25 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

Lucha partisana en Albania.

Albania, en el territorio de la antigua Iliria en el Mar Adriático, que limita al norte y al este con Yugoslavia y al sur con Grecia, aparte de una disputa macedonia, es un país montañoso salvaje y de difícil acceso con una población guerrera de agricultores y cazadores. Sólo en las estrechas franjas costeras es visible una capa de cultura urbana. Los residentes, que en ese momento eran poco más de un millón, eran considerados ilirios y se llamaban a sí mismos Skipetars (*). Las tribus principales son los Gegen y Tosken. Aproximadamente dos tercios de los albaneses son mahometanos. El resto es griego ortodoxo. Hay muy pocos católicos romanos en el país.

Los albaneses no están emparentados con los demás pueblos balcánicos. Tienen su propio idioma y sólo recientemente comenzaron a formar un lenguaje escrito. Todavía no hay literatura albanesa. Sólo entre los numerosos skipetars emigrados se desarrolló una literatura albanesa, especialmente en Italia. No hay ferrocarriles en todo el país, sólo unas pocas, pero buenas carreteras construidas por italianos que se pueden cerrar fácilmente con poco esfuerzo en un terreno rocoso y escarpado.

Después de que la antigua Iliria fuera subyugada por Roma en el siglo III, comenzó una inundación eslava en el siglo VII. La independencia y el dominio extranjero se alternaron hasta las batallas contra los turcos, que alcanzaron su clímax en la batalla de Amselfelde (Kosovo) en 1389 y fueron reanudadas en el siglo XV por Skanderbeg, el héroe nacional albanés que todavía es venerado en la actualidad. A pesar de las valientes rebeliones contra los turcos, Albania se convirtió en una provincia turca y permaneció así hasta 1912. El 28 de noviembre de ese año, Albania se declaró independiente en la ciudad portuaria de Valona (Vlora en albanés), en el sur de Albania.

En 1914, el Príncipe Wilhelm zu Wied intentó gobernar allí como Príncipe Wilhelm. Sin embargo, abandonó el país poco después del estallido de la Primera Guerra Mundial. Durante esta guerra, Albania fue ocupada por ingleses y austriacos, pero pronto hubo que detener sus combates debido a numerosos casos de malaria. Albania se convirtió en república el 21 de enero de 1925. En 1928, el presidente electo Achmed Zogu (albanés - Vogel) fue proclamado rey. Austria, Hungría e Italia habían luchado anteriormente por el dominio en esta parte del Adriático.

Ahora la política de Mussolini prevaleció sobre la de Yugoslavia. Las tropas italianas desembarcaron en 1939. Ahmed Zogu huyó. Italia ahora perseguía vigorosamente el desarrollo económico y técnico de Albania. El estallido de la Segunda Guerra Mundial y las feroces batallas de los pueblos orgullosos y amantes de la libertad divididos en tribus contra las tropas italianas impidieron un mayor éxito.

Clanes, tribus, comunidades religiosas y numerosos grupos de intereses políticos lucharon entre sí y, a menudo sin motivo alguno, libraron feroces batallas que generaron pérdidas. En Albania todavía prevalece la cruel ley de la venganza de sangre. Una salvaje guerra de guerrillas se desató por todo el país cuando las unidades alemanas entraron en él. Había fuego real por todas partes, incluso en las ciudades. Ninguno de los alemanes sabía quién disparaba a quién ni por qué disparaban.

(*) Shqiptar es un etnónimo albanés, por el cual los albaneses se llaman a sí mismos. Llaman a su país Shqipëria.

Fuentes: Partisanenkampf in Albanien. Frank. Allgemeine schweizerische Militärzeitschrift. Band (Jahr): 120 (1954). Heft 4-5

Saludos. Raúl M 8).

Feliz Navidad - Feliz Natal - Frohe Weihnachten - Joyeux Noël - Merry Christmas - Wesołych Świąt! :sgm120:
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Dic 21, 2023 2:56 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

Lucha partisana en Albania.

La situación política era muy poco clara; las condiciones eran confusas. No había ningún gobierno albanés. Los precios subieron diariamente. Había escasez de agua y alimentos en todas partes. Sólo en la franja costera había algunas zonas fértiles. Para nosotros, los alemanes, Albania era considerada un país amigo. Todas las medidas coercitivas estaban prohibidas a las tropas alemanas. No se les permitió entrar en edificios residenciales. Nos comportamos correctamente y nos instalamos lo mejor que pudimos en los numerosos cuarteles y barracas. Los primeros días en el país casi olvidado por Europa fueron tranquilos.

Pero entonces comenzó una terrible batalla; hábilmente conducida y muy costosa. Para nosotros, todo comenzó cuando a unos cientos de metros del cuartel fueron atacados y recibieron disparos vehículos que debían recoger madera para cubrir las trincheras. Los soldados estaban muertos o heridos, los caballos estaban muertos. Un intento inmediato por mi parte fracasó. No tocamos nada. No encontramos rastros de los bandidos.

Al día siguiente conduje mi coche por la carretera del sur de Tirana a Durazzo. Los pioneros alemanes estaban trabajando en un puente que cruzaba el Lumi Arzen. Me despejaron el camino y me saludaron amistosamente. Fui a un antiguo depósito de municiones italiano custodiado por mis hombres. Cerca de la puerta de entrada encontré a todo el personal de guardia de seguridad tirado en el suelo asesinado. Los soldados habían caído tras una dura resistencia, como pude comprobar por las numerosas heridas de bala. El campamento había sido saqueado. Faltaban municiones para rifles y pistolas. Los partisanos también habían robado bengalas y granadas de mano.

Casi todas las cajas apiladas fueron forzadas. El teléfono había sido robado. Las líneas habían sido interrumpidas. A partir de ese día siempre llevé un teléfono de campaña en el coche para poder comunicarme en cualquier momento. Conduje de regreso y después de media hora regresé al puente Arzen. Incluso desde la distancia, mis ojos se centraron en los bultos oscuros que yacían allí. Cuando llegué allí encontré que los pioneros habían sido atacados. Los cuatro estaban muertos y completamente saqueados. En vano busqué con mis binoculares la zona cubierta de arbustos durante varios metros. Pero no había rastro de los asesinos.

Después de conducir unos kilómetros más, encontré uno de nuestros vehículos sanitarios detenido al costado de la carretera. Parecía desierta y vacía. Me detuve y abrí las puertas. El conductor, el pasajero y los enfermos yacían muertos en sangre dentro del vehículo. Todos fueron despojados de sus equipos y efectos personales. Pero el paisaje era pacífico. En silencio, el río rugía. Los insectos zumbaban de flor en flor. A ambos lados del camino pastaban cabras y ovejas.

Mis compañeros me miraron. Se sintieron terribles. Yo también me estremecí por dentro. Con la metralleta en mi regazo lista para disparar, seguí conduciendo, mirando hacia adelante. Mis hombres hicieron lo mismo a derecha e izquierda. En las afueras de Tirana, la capital de Albania, nos detuvimos al pie de una montaña en forma de cono en la que se habían posicionado dos grupos para protegerse. A mitad de camino, el suboficial cadete (Fahnenjunker-Unteroffizier) asignado como guía me recibió y me informó que unos 30 hombres se habían acercado sigilosamente a su posición la noche anterior. Cuando los guardias abrieron fuego, el enemigo desconocido se retiró. Se oían los gritos de los heridos.

Algún tiempo después se encendieron las luces en las casas de la ladera del otro lado. Además, los perros llevaban mucho tiempo ladrando. Me orienté en el lugar. La posición ya había sido ampliada y ocupada por los italianos. Desde allí se podía dominar toda la zona. Sin embargo, los densos arbustos de aproximadamente dos metros de altura que crecían en el lugar permitieron al enemigo acercarse a cubierto.

Fuentes: Partisanenkampf in Albanien. Frank. Allgemeine schweizerische Militärzeitschrift. Band (Jahr): 120 (1954). Heft 4-5

Saludos. Raúl M 8).

Feliz Navidad - Feliz Natal - Frohe Weihnachten - Joyeux Noël - Merry Christmas - Wesołych Świąt! :sgm120:
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Dic 28, 2023 2:17 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

Lucha partisana en Albania.

Cuando regresé a Tirana, "la ciudad europea más moderna en ciernes", los líderes de mi patrulla informaron que los albaneses estaban saqueando los depósitos de suministros italianos. Usé fuerzas para evitarlo. Sin embargo, durante la noche, a pesar de nuestra guardia, varios campos se incendiaron por completo. A pesar de todas las investigaciones, no se pudo encontrar a los pirómanos.

Los jóvenes de la compañía de ametralladoras de mi batallón, que habían llegado con el último relevo, celebraron un concurso de tiro de escuela. Cuando el comando de construcción de blancos instaló los mismos en el área, bandidos con rifles les dispararon desde corta distancia. Cuando la compañía llegó al lugar volvió a reinar la paz y la tranquilidad.

Si era peligroso salir de la ciudad en ese lugar, una vez que oscurecía ya no podían permanecer fuera de su alojamiento. Hubo disparos en cada esquina y en cada calle de Tirana. Las balas volaron por todas partes rebotando y rebotando. Sin embargo, no se pudo determinar por qué, dónde y quién disparó.

Ordené que a los soldados sólo se les permitiera salir del cuartel en grupos de cuatro y que tuvieran que llevar consigo varias armas de mano: rifles, metralletas y pistolas. Al caer la noche todos debían haber regresado a sus alojamientos. Surgió un sentimiento general de incertidumbre. Nuestra confianza en nosotros mismos sufrió mucho. Ya no te sentías seguro en ningún momento ni en ningún lugar. Estabas prácticamente impotente.

Un día recibí una orden del regimiento de explorar y desarrollar una compañía de tiradores reforzada en una posición de retaguardia entre la costa y el puesto de mando del regimiento para defendernos contra un enemigo que hubiera desembarcado y atravesado la línea de defensa costera. Para ello era adecuada una cresta con vegetación entre Durazzo y Voree. Por el centro de esta zona discurría en ángulo recto la carretera que iba del puerto al interior del país.

Reuní una compañía reforzada, reconocí las posiciones de cada arma, determiné la dirección del fuego, despejé el campo de tiro y comencé a ampliar detalladamente las posiciones. Marcamos todos los detalles mediante estacas clavadas en el suelo para que cada equipo de trabajo pudiera hacerse cargo y completar la ampliación adicional. Luego nos esperaban otras tareas.

Cuando la compañía antitanque, que estaba desplegada en este tramo, quiso continuar con la ampliación al día siguiente, fueron recibidos con intenso fuego de fusiles y ametralladoras por parte de partisanos de las posiciones que habíamos preparado cuando se acercaban a su lugar de trabajo. Sus fracasos fueron correspondientes. Cuando nuestras propias fuerzas se desplegaron en respuesta al ruido de la batalla, los partisanos habían desaparecido. El ataque cayó en vacío.

Poco tiempo después me pusieron directamente bajo el cuerpo de ejército y, por lo tanto, me retiraron de la unidad del regimiento para tareas tácticas. Ahora recibía mis órdenes directamente del Jefe de Estado Mayor o del propio Comandante General.

Fuentes: Partisanenkampf in Albanien. Frank. Allgemeine schweizerische Militärzeitschrift. Band (Jahr): 120 (1954). Heft 4-5

Saludos. Raúl M 8).

Feliz Año Nuevo - Happy New Year - feliz Ano Novo - gluckliches Neues Jahr - Bonne Année - Felice Anno Nuovo - Szczęśliwego nowego roku! :sgm50:
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Ene 04, 2024 2:27 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

Lucha partisana en Albania.

Durante un viaje de reconocimiento en la zona al oeste de Tirana, llegué a una antigua instalación italiana de almacenamiento de combustible que estaba custodiada por personal de la Fuerza Aérea Alemana. El sargento de turno me informó que el día anterior había observado 13 camiones pesados, aparentemente completamente cargados, circulando por el valle de Lumi Arzen y desapareciendo en la zona en dirección al pueblo de Furtuzey. Dada la situación y la posición de nuestras débiles defensas, éstas sólo podrían ser fuerzas enemigas.

Observé el valle de Lumi Arzen desde detrás de las lápidas de un cementerio mahometano en ruinas situado en una altura directamente cerca del campamento. El lugar ofrecía una maravillosa y amplia vista del terreno montañoso salvajemente romántico a ambos lados del sinuoso valle del río. A aproximadamente un kilómetro de mí, las casas de piedra de la ciudad de Furtuzey estaban esparcidas en la empinada ladera de la montaña. Allí reconocí fuertes movimientos.

Columnas enteras de soldados italianos marcharon hacia casas individuales. Unos 40 hombres uniformados se dirigieron a un lugar determinado con utensilios de cocina. Una larga fila de agobiados animales de carga salía del pueblo y giraba hacia un barranco cercano. Los jinetes individuales trotaban a lo largo del valle. Así que parecía haber al menos un batallón allí, sintiéndose muy seguro y haciendo algún tipo de preparación.

Estas fuerzas representaban una amenaza para Tirana. Preparé una operación contra ellas tan minuciosamente como un ejercicio de mantenimiento de la paz. Personalmente instruí a los líderes de mis unidades en el área con los líderes de escuadrón de su compañía. Me sentí fuerte y seguro. Además de una compañía de fusileros y la compañía de ametralladoras de mi batallón, tenía a mi disposición una compañía de ingenieros, 10 tanques ligeros italianos, 3 cañones de asalto y varios cañones autopropulsados. Además, toda la compañía de infantería de otro regimiento actuó sobre el enemigo identificado al inicio del ataque.

El ataque empezó bien. Mis unidades rompieron toda resistencia en un instante. Ganamos terreno. Incluso los vehículos de motor cruzaron el río, para mi sorpresa. Tomamos a Furtuzey "temporalmente".

Pronto el pobre pueblo de Dort Bultize, en medio del valle, fue tomado por las partes del frente del grupo de combate. En los terrenos más difíciles y accidentados, la compañía de ametralladoras se mantuvo a la misma altura que la compañía de fusileros en una rápida operación. Sólo la compañía de ingenieros que aseguraba el flanco izquierdo seguía un poco rezagada.

Moví el puesto de mando a las afueras de la ciudad y, por lo tanto, estuve en primera línea. Había dos tanques cerca y un mortero pesado me quedaba en reserva.

Informé del éxito de la batalla al cuerpo. La conexión por radio, que normalmente resulta difícil en las altas montañas, funcionó bien. Los italianos desertaron o fueron capturados. Sus declaraciones fueron muy importantes. En consecuencia, el enemigo estaba formado por fuertes fuerzas italianas y civiles albaneses que habían sido equipados y armados por los italianos.

Fuentes: Partisanenkampf in Albanien. Frank. Allgemeine schweizerische Militärzeitschrift. Band (Jahr): 120 (1954). Heft 4-5

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Ene 11, 2024 1:43 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

Lucha partisana en Albania.

Poco a poco la resistencia del enemigo aumentó. Más de 12 ametralladoras nos dispararon. El puesto de mando también recibió disparos de un arma de pequeño calibre. Un denso y extenso campo de maíz oscurecía la vista. Un fuego feroz procedía de las alturas a ambos lados del valle de Arzen, cuya densa vegetación en las laderas ofrecía al enemigo la mejor cobertura. No fue posible ver las armas disparando.

Aunque partes de la compañía de zapadores habían llegado a una meseta en el ala derecha, no se podía ver al enemigo debajo de ellos ni por encima de las propias partes que luchaban en el valle. Disparamos a la pendiente con una ametralladora pesada, un lanzagranadas mediano disparó contra la posición enemiga sospechosa y un tanque capturado hizo lo mismo. Sin embargo, el enemigo no podía ser puesto fuera de combate. No tuve más remedio que trasladar el puesto de mando detrás de un pequeño grupo de casas.

La compañía de la izquierda informó que el enemigo estaba atacando y que ya se estaba produciendo un combate cuerpo a cuerpo. Granadas de mano volaban de un lado a otro. El fuego de fusiles y ametralladoras aumentó constantemente. Había estallado una lucha que nunca habíamos sospechado. La batalla de infantería se desarrolló con toda su fuerza. Ahora también reconocimos al enemigo. Los atacantes eran partisanos mahometanos. Sus fez blancas brillaban en gran número frente a la sección del grupo de combate que ahora había pasado a la defensa.

Ambas compañías desplegadas en los flancos informaron que estaban recibiendo intenso fuego enemigo desde los flancos y que ya estaban siendo flanqueadas. Mis tanques capturados y cañones de asalto informaron de falta de municiones y combustible. Además, el día estaba llegando a su fin. Estaba oscureciendo. Pero una vez que el sol desapareció detrás de las montañas, la noche llegó muy rápidamente. Pero ahora vi ametralladoras disparando en las alturas a ambos lados de mis unidades, muy hacia la retaguardia.

El enemigo había formado un anillo en forma de herradura en las montañas que nos rodeaban y disparaba contra nuestros flancos y retaguardia. Sólo el final del valle hacia la carretera parecía todavía libre. Mi informe fue recibido con escepticismo por el cuerpo. Mi solicitud para cancelar la operación requería la aprobación del comandante general.

Mientras tanto, tuve que hacer retroceder los tanques para no perderlos; y las compañías recibieron la orden de retirarse del enemigo sin ser notadas, luchando bajo protección mutua de su fuego. Al mismo tiempo, instalé una barrera y una posición de contención en este lado de la calle. Los heridos se arrastraron hacia atrás a lo largo de todo el tramo. Era una imagen que conocía de las grandes batallas de la Unión Soviética y que no habría creído posible en Albania. Me quedé en contacto con el enemigo con mi escalón de radio hasta que el cuerpo dio la orden de "replegarse".

Fuentes: Partisanenkampf in Albanien. Frank. Allgemeine schweizerische Militärzeitschrift. Band (Jahr): 120 (1954). Heft 4-5

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Ene 18, 2024 4:10 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

Lucha partisana en Albania.

Con el corazón apesadumbrado regresé y recibí los informes de batalla de los líderes de la unidad. La pérdida de personal, armas y equipos fue muy elevada. A pesar de un cuidadoso autoexamen interno (crítica), no encontré ningún defecto fundamental de liderazgo en mí. Sin embargo, quedé profundamente impresionado por el fracaso extremo que habíamos sufrido y me enriquecieron muchas experiencias en ese primer día de lucha.

En Albania no había ferrocarril. Todo el suministro de tropas tuvo que ser transportado en vehículos a motor por algunas carreteras y entregado a las unidades individuales en animales de carga.

La inseguridad general en todo el país aumentaba día a día. Vehículos del ejército circulaban por carreteras y caminos, bien camuflados como transportes de excrementos de burro, piedras, etc. fueron descubiertos y tiroteados, saqueados y quemados. Los acompañantes resultaron muertos y los heridos fueron asesinados o, si podían caminar, capturados. Ningún vehículo o conductor podía atreverse a salir solo de una ciudad sin ser atacado desde una emboscada, a menudo en las afueras del pueblo. Armamos convoyes y solo atravesamos el país escasamente poblado en un convoy. Pero incluso las columnas fuertes fueron emboscadas por el enemigo. Las bajas de vehículos, suministros, soldados y armas aumentaron constantemente.

Aseguramos las partes del terreno adecuadas para el ataque como bases. Pero las fuerzas, en su mayoría débiles, desplegadas allí también fueron reconocidas y masacradas por los partisanos. Armas y municiones cayeron en manos del enemigo. Nuestros poderosos grupos de exploración penetraron profundamente en las escarpadas montañas. Rara vez regresaron, sino que fueron emboscados en lugares adecuados. Asegurar su acción con armas pesadas sólo fue posible desde el punto de partida, es decir, en el primer intento, pero debido a las dificultades del terreno terminó en el alcance máximo de tiro de las armas individuales utilizadas. El reconocimiento sólo podía llevarse a cabo con un objetivo limitado dentro del alcance de tiro de armas pesadas.

Por lo tanto, las tropas nunca recibieron una idea razonablemente clara de la fuerza, la composición y el paradero del enemigo oculto pero mucho más peligroso. En las operaciones a gran escala, llevadas a cabo simultáneamente desde diferentes direcciones, con una composición mixta de nuestras propias fuerzas, con la intención de encontrar a los partisanos en sus escondites, acorralarlos y ponerlos fuera de combate, las unidades generalmente cayeron en vacío. Sus líderes no conocían el terreno ni la situación enemiga. Sólo tenían mapas insuficientes a escala 1:200.000.

La mayoría no tenía experiencia en combates de alta montaña. Como para la mayoría de los europeos occidentales, Albania era para ellos un país extraño y misterioso. Los grupos de combate que avanzaban lograron grandes hazañas alpinas. El esfuerzo físico de los soldados y animales de carga llegó al límite de lo posible. Ellos hicieron un excelente trabajo. Pero rara vez lograron un éxito real. El curso de estas operaciones, que impusieron las más duras exigencias a las tropas, fue siempre el mismo:

Cuando las columnas, casi exhaustas, avanzaban en una larga fila por caminos de burros en el terreno más difícil, en pendientes rocosas empinadas y desprotegidas, eran atacadas con buen fuego. Muchos animales de carga cayeron y rodaron a profundidades inaccesibles con sus valiosas cargas. Se perdieron armas pesadas de diversos tipos, municiones, equipos de comunicaciones y suministros de tropas. El enemigo bien camuflado, formado por unos pocos fusileros y ametralladores, pudo retirarse y reagruparse sin ser visto en el caos resultante. Mientras nuestras propias tropas avanzaban con cautela, volvieron a ser atacadas por él, a menudo en lugares donde menos se lo esperaría. Las unidades alemanas sufrieron grandes pérdidas. Perdieron mucho tiempo y, a pesar del mejor liderazgo, grandes logros y buenas cualidades militares, tuvieron poco o ningún éxito en combate. Los partisanos, luchando y retirándose hacia las montañas, prendieron fuego a todos los edificios a su paso. Cercas, montones de heno y tallos de maíz. Al hacerlo, quitaron alojamiento y alimento a las unidades alemanas que los seguían en la zona que habían designado para ello.

Fuentes: Partisanenkampf in Albanien. Frank. Allgemeine schweizerische Militärzeitschrift. Band (Jahr): 120 (1954). Heft 4-5

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Ene 25, 2024 3:00 pm

Hola a todos :-D; algo más......................

Lucha partisana en Albania.

Las columnas de suministros y animales de carga que se adentraban cada vez más en las intransitables y secas montañas kársticas fueron emboscadas o capturadas muy detrás de ellos. No fue posible proporcionarles una protección de infantería adecuada. Los grupos de combate a menudo tenían que permanecer allí durante días sin suministros y, vigilando por todos lados, expuestos a ataques constantes, esperando órdenes de reabastecimiento o de retirada.

El uso de los medios de comunicación fue particularmente difícil. En el combate móvil de alta montaña, sólo es posible la radio. Las radios son muy pesadas y sólo tienen un alcance limitado (radio de acción). Mi grupo de combate tenía a su disposición un aparato de 30 vatios. Se transportó cargado en 5 animales de carga. Enumerar todo, configurar y establecer la conexión con la estación remota llevó mucho tiempo, incluso con personal bien capacitado. Los mensajes sólo se podían enviar de forma cifrada.

Cifrar y descifrar requiere documentos y buenos especialistas. Las órdenes del comando superior a menudo quedaban obsoletas debido a la cambiante situación del combate. Al caer la noche, también terminó la comunicación por radio. Todas las señales llegaron por la noche de forma distorsionada, tuvieron que repetirse varias veces y a menudo llevaron a malentendidos y medidas tácticas incorrectas.

Los movimientos de tropas y los combates no son posibles de noche en terrenos montañosos desconocidos. Por lo tanto, cada líder se esforzó por tener al anochecer una zona adecuada en la que sus tropas pudieran pasar la noche sin ser atacados o aniquilados. Las intenciones tácticas de las autoridades superiores tuvieron que subordinarse a este hecho. Las dificultades para coordinar el liderazgo de varias unidades que luchaban muy alejadas entre sí eran muy grandes. Rara vez funcionó.

Cualquiera que conozca el combate a gran escala en el frente y el combate de guerrillas en las altas montañas y pueda elegir entre ambos, prefiere el combate a gran escala.

Fuentes: Partisanenkampf in Albanien. Frank. Allgemeine schweizerische Militärzeitschrift. Band (Jahr): 120 (1954). Heft 4-5

Es todo. Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Feb 01, 2024 2:52 pm

Hola a todos :-D; otro artículo que encontré al respecto.....................

¿Quién era quién en los movimientos de resistencia en Kosovo y Sandžak?

Desde la época del Imperio Romano, la región de Sandžak y Kosovo era conocida como una zona geopolítica clave que actuaba como paso y punto de apoyo desde el mar Adriático hacia el este, y de norte a sur, de Durrës a Niš, o de Skopje a Belgrado. Por ejemplo.

La topografía hacía de esta zona un paisaje perfecto para la guerra de guerrillas: la región sólo contenía carreteras en mal estado, probablemente sólo pistas polvorientas (no aptas para tanques y transporte de artillería), densos bosques y las montañas kársticas que ayudaron a los partisanos a construir sus redes y sistemas guerrilleros.

La densa red de diversos grupos de resistencia en esta región sugería una fuerte desconfianza hacia los alemanes. Las filas de la fuerza de resistencia estaban formadas por combatientes de hasta cinco países del sudeste europeo: la Gran Albania, Serbia, Bosnia-Herzegovina, que formaba parte del Nezavisna Država Hrvatska (NDH), el Estado Independiente de Croacia (como se llamaba), Montenegro, y Macedonia. Además, contaron con el apoyo de antiguos soldados italianos (especialmente después de septiembre de 1943), turcomanos que anteriormente lucharon en las filas alemanas e incluso obtuvieron el apoyo de desertores alemanes.

Sin embargo, la complejidad y densidad de los distintos grupos de resistencia obligan a explicar cada uno de ellos brevemente. Estaban los partisanos comunistas yugoslavos, los Četniks (realistas) serbios y montenegrinos, varias unidades partisanas comunistas albanesas y kosovares, los nacionalistas kosovares y albaneses y los realistas albaneses.

Después de la invasión de las potencias del Eje en 1941, Sandžak y Kosovo fueron conocidos por el aumento del tráfico de grupos antialemanes y/o antiitalianos que buscaban contactos con otros grupos en el extranjero, así como de refugiados (a menudo judíos) que intentaban llegar a la antigua Albania. Una orden del comandante de la división SS Skanderbeg, August Schmidhuber, atestigua la suposición alemana de la misma intensidad del tráfico en la dirección opuesta: “Muchos inmigrantes comunistas y antialemanes [viajaban] desde la antigua Albania al territorio de Kosovo”. Por lo tanto, ordenó a sus subordinados que controlaran e interrogaran a todos los pasajeros del tren o de la carretera a partir del 15 de junio de 1944 y, a partir de entonces, cada semana debían exigir ver su documento de identidad, preguntar su destino y el motivo del viaje.

Schmidhuber fue una de las figuras principales de la guerra antipartisana en Kosovo y Sandžak. Ordenó el arresto de toda persona que no pudiera explicar suficientemente el motivo de su viaje o destino y serían llevadas al campo de concentración de Pristina.

Sin embargo, sus órdenes no tuvieron mucho éxito: sentía que en estos territorios fronterizos las alianzas eran construcciones frágiles: incluso aquellos que prometían colaborar negaban su apoyo si el beneficio, material o inmaterial, no era lo suficientemente prometedor. Varios grupos, líderes e individuos oscilaron de la resistencia a la colaboración y luego viceversa.

Fuentes: https://www.cairn.info/revue-les-cahier ... tm?ref=doi

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Feb 08, 2024 2:38 pm

Hola a todos :-D; algo más....................

¿Quién era quién en los movimientos de resistencia en Kosovo y Sandžak?

Los dos primeros grupos de resistencia, los partisanos comunistas y los Četniks, surgieron inmediatamente después de la invasión alemana de Yugoslavia: el 22 de junio de 1941, se formó un primer destacamento partisano comunista en Croacia y el 04 de julio, el Partido Comunista de Yugoslavia convocó a un levantamiento armado en todos los territorios yugoslavos. En mayo, bajo el mando del gobierno yugoslavo en el exilio en Londres, se creó el llamado Ejército Yugoslavo en la Patria, conocido como movimiento Četnik, dirigido por un ex oficial serbio, Dragoljub Draža Mihailović. Mihailović, un auténtico realista serbio, se convirtió en el máximo comandante Četnik y, como ex oficial del estado mayor del ejército serbio, él y otros ex oficiales yugoslavos aportaron claras ventajas a este movimiento: las unidades recibieron armas y disfrutaron de entrenamiento especializado.

Antes de la invasión alemana, ya habían construido depósitos de armas en el karst montañoso e incluso habían adquirido municiones y armas automáticas de los lanzamientos aéreos de los aliados occidentales. Colaboraron con grupos nacionalistas kosovares en el extranjero, como describe un informe alemán sobre la “situación en Albania en mayo de 1943”. Desde el punto de vista actual, tal colaboración en los territorios fronterizos entre Serbia y la “Gran Albania” parece poco común. Durante este tiempo, se consideró un “grave peligro” porque “los albaneses al otro lado de la línea de demarcación apoyaron firmemente el movimiento [Četnik] del General Draža Mihajlović”. La colaboración parcial con los alemanes hacia el final de la guerra convirtió a los Četnik en socios poco fiables para los aliados occidentales.

Diferentes ramas de los partisanos comunistas albaneses se unieron en el llamado Levizja Nacional Çlirimtare (NLC), el Frente de Liberación Nacional comunista de 1942; este movimiento eventualmente conduciría a la dictadura de Enver Hoxha. Obviamente, el movimiento comunista en el norte de Albania y Kosovo fue todo menos moderado: las sociedades locales vivían de una manera fuertemente tradicional y demostraron ser bastante inexpugnables para los valores comunistas fundamentales. Por lo tanto, un gran sector de las élites locales decidió colaborar con las fuerzas alemanas en la región, porque habían prometido no tocar sus ritos y costumbres tradicionales.

Fadil Hoxha era un comunista y uno de los comandantes más conocidos de Kosovo; su unidad incluía tanto a kosovares serbios como a albaneses. Fue apoyado por Shefqet Peci, el comandante de la tercera división comunista albanesa, y más tarde tuvo una distinguida carrera política en la Yugoslavia de Tito.

El Balli Kombëtar (“Frente Nacional”) era una organización nacionalista que agrupaba a magnates y jefes de clan albaneses antiitalianos, a veces antialemanes y a menudo anticomunistas. Esta organización estuvo muy activa en Kosovo y el norte de Albania. Entre las personas conocidas que formaban parte del Balli Kombëtar se encontraban personas como Midhat Frashëri y Muharrem Bajraktari. Inicialmente, la mayoría de estas bandas nacionalistas albanesas se abstuvieron de cualquier tipo de actitud pro-alemana y sólo cambiaron de bando después de que los comunistas se volvieran contra ellos en 1943. Por lo tanto, se produjo una situación confusa: los alemanes apoyaron a las “Bandas Nacionales”—junto con algunos miembros selectos del Balli Kombëtar, que lucharon contra los italianos, los comunistas y/o los cetniks. Los alemanes incluso reclutaron a algunos de ellos para sus propias unidades, como la SS Skanderbeg o la división SS Handschar.

Fuentes: https://www.cairn.info/revue-les-cahier ... i#re21no21

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Feb 15, 2024 2:04 pm

Hola a todos :-D; algo más....................

¿Quién era quién en los movimientos de resistencia en Kosovo y Sandžak?

Otras partes de esta organización permanecieron en el campo de resistencia hasta el final de la guerra. Sin embargo, permanecieron indecisos sobre si debían o no atacar a los alemanes hasta el verano de 1944, cuando la caída alemana era claramente previsible. Pero para entonces ya era demasiado tarde. Los aliados occidentales (a saber, los oficiales de enlace del SOE británico, Edmund “Trotsky” Davies, Neil “Billy” Mac Lean y Julian Amery) restringieron sus suministros exclusivamente a los partisanos comunistas. Otro movimiento de resistencia política incluyó a los realistas Legaliteti, o la llamada fracción zoguista, llamada así por su apoyo al ex rey albanés Ahmed Zogu. Había otros sin afiliación, como Gani Kreyziu de Kosovo. Él y su grupo resistieron a los ocupantes, a la fracción comunista y zoguista.

En Sandžak —a diferencia de Kosovo— el movimiento partisano comunista yugoslavo resultó más influyente. Pequeñas células ejecutaban actos de sabotaje. Por ejemplo, Rifat ‘Tršo’ Burdžović creó una organización coordinadora llamada “Comité de Distrito del Partido Comunista en Sandžak” que constaba de unas pocas células en Bijelo Polje, Novi Pazar, Priboj y Plievlja. Entró en contacto por primera vez con las ideas comunistas en 1933, durante sus estudios en Belgrado. Allí se unió a un grupo de jóvenes comunistas, pero regresó a Sandžak poco después de la invasión alemana en abril de 1941.

En el verano de 1941, los movimientos partisanos comunistas en Sandžak se consolidaron en el Movimiento Popular de Liberación/Narodno Oslobodilački Pokret (NOP) y el Zemaljsko Antifašističko Vijeće Narodnog Oslobodjenja Sanžaka (ZAVNOS) bajo la bandera del KPJ. Como en Kosovo y en Sandžak, no todos los habitantes apoyaron a los comunistas; algunos los percibían como parte del opresivo antiguo Estado serbio. Las represalias indiscriminadas de los partisanos comunistas contra colaboradores reales o supuestos llevaron a muchos habitantes al movimiento partisano Četnik.

Todos estos partidos tenían sus intenciones específicas, que incluían establecer un sistema político particular después de la guerra, y todos buscaban aliados. Los comunistas albaneses encontraron partidarios en los partisanos comunistas vecinos más fuertes que estaban bajo el liderazgo de Jozip Broz Tito. Durante el verano de 1941, el Partido Comunista Yugoslavo incluso envió a dos miembros, ya involucrados en la resistencia en Kosovo, Dušan Mugoša y Miladin Popović, para ayudar a construir el Partido Comunista Albanés.

Sin embargo, los comunistas albaneses tuvieron que lidiar con la intención del “hermano mayor” de crear una Gran Yugoslavia después de la guerra, lo que significó una Pequeña Albania sin Kosovo para los albaneses. Mugoša y Popović desempeñaron un papel importante más adelante: los intentos de construir una organización de resistencia todo en uno formada por comunistas y los diversos grupos nacionalistas de Balli Kombëtar y Legaliteti en 1943 finalmente fracasaron debido a la cuestión de si se crearía un gran Estado albanés o la inclusión de Kosovo en una nueva Yugoslavia se produciría cuando la guerra llegara a su fin.

Fuentes: https://www.cairn.info/revue-les-cahier ... i#re21no21

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Feb 22, 2024 7:15 pm

Hola a todos :-D; algo más....................

¿Quién era quién en los movimientos de resistencia en Kosovo y Sandžak?

Los primeros intentos de crear una organización de resistencia global que lo incluyera se remontan a 1940, cuando la SOE británica intentó crear un frente único. Fue un trabajo agotador, como testifica Amery: “Sin embargo, el trabajo avanzó. Nuestros correos pasaron de Kosovo [sic] a Albania, predicando los objetivos del Frente Unido entre los jefes tribales y recopilando información política y militar. Pronto estuvimos en comunicación con Muharrem Bairaktar, el señor de los Liuma, quien prometió su apoyo”. Amery y el SOE intentaron en esta primera fase crear un frente unido en los Balcanes contra el fascismo. Un hecho notable es que el propio Mihailović estableció contacto con Bairaktar, ya que se conocían desde tiempos anteriores de Belgrado.

Posteriormente, hubo varios intentos de los diferentes líderes de compartir sus conocimientos y tropas y crear un frente unido contra los invasores. Prueba de ello se puede encontrar en las conferencias de Peza en 1942, la conferencia de Mukje en agosto de 1943 y la conferencia de Labinot en septiembre de 1943. Como se mencionó anteriormente, el proyecto de una organización coordinadora entre comunistas, nacionalistas y realistas fracasó en primer lugar debido a la cuestión de una Gran Albania (o una Pequeña Albania sin Kosovo), pero también debido a la cuestión de la estructura del Estado de posguerra. Después de Labinot, la atmósfera cambió por completo cuando los comunistas declararon oficialmente a los nacionalistas enemigos del Estado.

Aunque estos grupos opuestos lucharon ferozmente entre sí después del otoño de 1943, los principales oponentes de todas estas unidades partisanas entre 1939 y 1943 fueron el ejército italiano y la Milizia Fascista Albanese, y de 1941 a 1944 hubo varias divisiones y unidades de la Wehrmacht, de las Waffen-SS y la Polizei alemanas. Sólo unos meses después de la invasión, en el verano de 1939, los italianos bajo el gobernador Jacomoni crearon la Milzia Fascista Albanese (MFA), el ala albanesa de la Milizia Volontaria per la Sicurrezza Nazionale (MVSN), más conocida como la infame Camicie Nere.

Fueron alentados por los italianos a luchar contra sus “enemigos étnicos” y lucharon en la campaña italiana contra Grecia a finales de 1940 y desde abril de 1941 en adelante en la zona fronteriza con Montenegro y el Sandžak montenegrino contra serbios y montenegrinos ortodoxos. Cuando los partisanos los capturaban, a menudo los masacraban de forma inusualmente cruel como venganza por los crímenes de guerra que habían cometido.

Sólo un año después de la invasión alemana de la región, en 1942, los alemanes crearon las llamadas Albanisch Muselmanischer Selbstschutz, unidades de autodefensa musulmana albanesa que estaban formadas por musulmanes albaneses en la región de Sandžak y el norte de Kosovo. Como lo indica el nombre Selbstschutz, estas unidades se consideraban oficialmente como protección contra los Četniks y los partisanos comunistas en las zonas fronterizas. Una función similar tenía la Gendarmería Albanesische en Sandžak.

A principios de 1943, las Waffen-SS comenzaron su reclutamiento para la 13. División de Montaña de las Waffen SS Handžar no sólo en Bosnia-Herzegovina sino también en Sandžak. Además, la 21. División de Montaña de las Waffen SS Skanderbeg, que se creó un año después, estaba formada casi en su totalidad por habitantes de Sandžak y Kosovo. Los esfuerzos alemanes de reclutamiento de lugareños para las Waffen-SS estaban fuertemente vinculados a otra organización coordinadora, la Segunda Liga de Prizren. Esta organización era una organización de derecha, tradicional y antiserbia de jefes de clan y representantes de Kosovo y antiguos seguidores de la irredenta Kosovo.

Además, los alemanes apoyaron la resistencia antiitaliana desde 1941 hasta septiembre de 1943 en este territorio y en la frontera de Nueva Albania (el Kosovo central y meridional) para crear una situación inestable no sólo para los partisanos comunistas y Četniki, sino también para los italianos, ya que también eran vistos como rivales. Por lo tanto, las ciudades y pueblos cercanos a la línea de demarcación germano-italiana en Sandžak y Kosovo, como Kosovska Mitrovica, Novi Pazar, Priština/Prishtina, Peć/Peja o Vučitrn/Vushtrri, se convirtieron consecutivamente en “focos calientes” de violencia, focos giratorios de diversos grupos de resistencia y refugiados y los primeros centros de reclutamiento nazi.

Fuentes: https://www.cairn.info/revue-les-cahier ... i#re21no21

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Feb 29, 2024 3:24 pm

Hola a todos :-D; algo más....................

Tonos y grados de los movimientos de resistencia.

En la resistencia estuvieron representados todos los estratos sociales: algunos de los líderes se graduaron en la universidad y tenían experiencias internacionales previas, como Rifat Burdžović o Muharrem Bajraktari. Algunos eran agricultores sin educación alguna, incapaces de leer o escribir. Algunos eran ricos o descendían de una antigua familia noble influyente como Gani Kryeziu, y otros eran pobres. La cuota masculina y femenina difería mucho: en las organizaciones comunistas de Kosovo, las mujeres estaban representadas junto con los hombres.

En las unidades nacionalistas sólo luchaban hombres, ya que estos grupos estaban arraigados en tradiciones tribales patriarcales. Los resistentes que colaboraron con los oficiales de enlace británicos y lucharon contra los alemanes eran de una mezcla política colorida, como lo vio Amery: “Marchamos hacia el norte durante la tarde; un ejército de chusma de miembros de tribus zoguistas, irregulares balistas y desertores turcomanos. No sólo se unieron a la misión británica irregulares balistas, sino también líderes del Balli Kombëtar, como Midhat Frasheri y el zoguista Abaz Kupi.

Aun así, la historiografía de ambos estados socialistas –Yugoslavia bajo Tito y Albania bajo Enver Hoxha—más tarde aceptó sólo a los partidarios comunistas como verdaderos resistentes. Se pueden encontrar pruebas similares de un acto temprano de resistencia mixta en el levantamiento del 13 de julio en Montenegro y la parte montenegrina de Sandžak. Iniciada por el KPJ, esta acción fue un levantamiento genuinamente popular, apoyado por ex oficiales del ejército yugoslavo. Durante esta temprana rebelión del verano de 1941, algunas ciudades de Sandžak también fueron liberadas brevemente, como Bijelo Polje, Berane o Andrijevica. Sin embargo, tras la represión del levantamiento, volvió la rivalidad política entre los distintos grupos de resistencia y estalló la guerra civil.

Los objetivos populares entre todos los grupos de resistencia eran las instalaciones de infraestructura, como ferrocarriles o empresas, que participaban en la economía de guerra. Por lo tanto, la recién reclutada división SS Skanderbeg tenía la tarea de protegerlos contra los partisanos: en primer lugar, la ruta de Skopje a Mitrovica y Belgrado, y de Peć/Peja hacia Montenegro. Sin embargo, los partisanos también estaban en el punto de mira de las conexiones regionales, como por ejemplo la carretera del paso de montaña cerca de Đjakovica / Gjakova.

En segundo lugar, la protección de las minas de cromo en Đjakovica/Gjakova y Kukës y otros objetivos importantes como las minas de Trepça cerca de Mitrovica, que cayeron en manos de los partisanos de Tito en los últimos meses de la guerra. En tercer lugar, estas tareas deberían ayudar a mantener “la paz y el orden en el interior de Kosovo” y asegurar la frontera de los “nuevos territorios albaneses”. Como resultado de esta política se informó de la detención de 510 "judíos, comunistas y auxiliares de bandas" desde finales de mayo hasta julio de 1944.

Un informe militar del OB Südost (Comando Supremo del Sudeste) del otoño de 1944 demuestra que los alemanes estaban bien informados sobre la fuerza y ​​la composición de cada grupo. Una última gran operación antipartisana alemana en la región investigada fue la operación Draufgänger (Atrevido) entre el 18 y el 28 de julio de 1944. El objetivo de la operación era destruir la base de los partisanos de Tito en Berane en el Sandžak montenegrino y recuperar la iniciativa para el curso posterior de la guerra.

Durante la operación Draufgänger contra los partisanos en el verano de 1944, Schmidhuber se quejó de que el terreno era muy difícil, los combates eran duros y las tropas se veían obligadas a superar diariamente enormes esfuerzos físicos debido a los desniveles, que oscilaban entre 800 y 1.000 metros. No es sorprendente que la operación fracasara por completo: más de 400 soldados alemanes desertaron y se pasaron a los partisanos.

Fuentes: https://www.cairn.info/revue-les-cahier ... i#re21no21

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Mar 07, 2024 1:05 pm

Hola a todos :-D; algo más....................

Tonos y grados de los movimientos de resistencia.

August Schmidhuber, comandante de la división Skanderbeg de las Waffen SS, documentó que las cosas habían cambiado: “Los enemigos en la operación 'Draufgänger' ya no eran bandidos en el sentido anterior, sino unidades homogéneas, bien armadas y bien entrenadas en Uniformes ingleses y notablemente bien dirigidos. En cuanto a ametralladoras, el enemigo era muy superior a nuestras tropas. El nivel de entrenamiento y el valor de combate de estos bandidos demostraron ser sorprendentemente buenos. Las tropas y el mando deben estar en pie de igualdad con un ejército europeo regular en toda regla”.

Las operaciones alemanas contra los partidarios comunistas del Frente de Liberación Nacional y en los territorios limítrofes contra los partidarios de Tito comenzaron en 1943 con cierto grado de éxito, pero finalmente fracasaron. El historiador Klaus Schmider afirmó que estos fracasos, especialmente contra las unidades bajo el mando de Tito, fueron aún más notables porque los partisanos no eran locales.

Además, a principios del otoño de 1944, otro acontecimiento reveló las debilidades de los ocupantes alemanes. En su camino de regreso al “Reich”, mientras cruzaba las tierras fronterizas de la “Gran Albania” y entraba en Kosovo, los partisanos comunistas probablemente comandados por Fadil Hoxha atacaron un convoy de mujeres alemanas. 22 de las 40 mujeres alemanas que fueron atacadas murieron y algunas fueron tomadas como rehenes para pedir rescate. Esto puede verse como un acto de represalia por el ahorcamiento de varias mujeres kosovares de la resistencia comunista por parte de los hombres de Schmidhuber en agosto de 1944. Hoxha exigió oro para la libertad de las mujeres, la liberación de los prisioneros comunistas, así como la liberación del General británico Davies.

La Wehrmacht alemana y las Waffen-SS se vieron cada vez más enredadas en una batalla en tres frentes, particularmente en la región de Kosovo: los partisanos de Tito de Montenegro y Sandžak, los comunistas albaneses en su mayoría del sur y desde el territorio al este de Pristina una unidad comunista búlgaro-macedonia.

En este territorio fronterizo con Kosovo, en Tetovo-Gostivar, en septiembre de 1944, 1.000 hombres desertaron al bando comunista en un solo día. Sin embargo, la decisión de otras facciones, como el Balli Kombëtar y los movimientos zoguistas, de luchar contra los invasores llegó demasiado tarde. Los comunistas ganaron esta batalla provisional cuando el General Davies, poco antes de su captura, proclamó su apoyo exclusivo a los partisanos comunistas.

Los movimientos de resistencia de Sandžak y Kosovo tuvieron que hacer frente a tres dimensiones del conflicto: la Segunda Guerra Mundial como conflicto global; la guerra partisana contra los invasores fascistas y nazis como choque transnacional; y una guerra civil local. El complejo y multifacético rompecabezas de diversos grupos y la toma de decisiones para unirse a un bando u otro deben evaluarse en ese contexto. En la mayoría de los casos, las alianzas se hicieron en un sentido de corto plazo, lo que significa que incluso los vínculos improbables entre las formaciones de Četnik y los musulmanes nacionalistas eran posibles. Los intentos comprobados de facciones de resistencia divergentes para construir y consolidar alianzas multilaterales contra una amenaza, a saber, los opresores alemanes e italianos, demuestran su comprensión básica de la concentración de fuerza.

Sin embargo, todos estos grupos también perseguían objetivos políticos, ideológicos o personales a largo plazo, especialmente en relación con las fronteras futuras y los sistemas políticos después de la guerra: incluso si las fronteras fueran entidades provisionales y fluidas para los diversos grupos resistentes en Kosovo y En las regiones de Sandžak, frecuentemente cruzadas y a menudo ignoradas, las fronteras previstas después de la guerra inhibieron un procedimiento común. A más tardar, la conferencia de Labinot de septiembre de 1943 mostró el antagonismo insuperable entre las distintas facciones sobre la cuestión de un Estado yugoslavo que incluyera Kosovo y Sandžak o una Gran Albania.

Fuentes: https://www.cairn.info/revue-les-cahier ... i#re21no21

Es todo. Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 13712
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Partisanos en los Balcanes.

Mensaje por tigre » Jue Mar 14, 2024 2:38 pm

Hola a todos :-D; un punto de vista partisano de Tito...................

La guerra de guerrillas yugoslava.

I.

El ejército yugoslavo de antes de la guerra fue aplastado y destruido en 12 días, en abril de 1941. Después de la capitulación: el territorio se dividió entre Alemania, Italia, Bulgaria, Hungría y Albania; Se establecieron nuevas fronteras y se desplegaron fuertes fuerzas militares y policiales en el país. Todo el ejército fue hecho prisionero. La Conducción oficial había huido al extranjero y la población quedó sin protección.

Los primeros meses de la ocupación se pasaron preparándose para la resistencia. Los primeros ataques de destacamentos yugoslavos tuvieron lugar en junio de 1941. Los primeros levantamientos estallaron en julio. Todo el país estaba en un estado de fermentación.

Las primeras formas de organización fueron destacamentos de 10, 100, 1.000 y hasta 3.000 hombres, construidos sobre principios territoriales y ligados al terreno o a pueblos específicos en términos de organización, psicología y alimentación. Se formó un estado mayor nacional para cada uno de los países y un estado mayor general superior para toda Yugoslavia bajo Tito.

Desde el principio, la estrategia del movimiento de resistencia se basó en la lucha más eficaz y ofensiva. El curso de la guerra ha demostrado que sólo la actividad constante puede alimentar y fortalecer el espíritu de resistencia entre el pueblo, que sólo la actividad puede permitir la expansión del levantamiento y el desarrollo organizativo del ejército.

Los destacamentos yugoslavos, siguiendo la estrategia general de su dirección militar, desarrollaron tácticas ofensivas eficaces. Comenzaron primero con ataques contra soldados y guardias individuales de la potencia ocupante, luego continuaron con ataques contra patrullas y columnas enemigas individuales que circulaban por las aldeas y los bosques.

De esta manera, las fuerzas de ocupación fueron expulsadas de determinadas zonas, lo que dio a los destacamentos yugoslavos cierta seguridad de residencia, circulación y abastecimiento. Además, los destacamentos de resistencia llevaron a cabo un exterminio sistemático de traidores, espías enemigos y colaboracionistas, lo que no sólo garantizó la seguridad de los mismos sino también de la población civil.

Imagen
Partición de Yugoslavia - junio de 1941.....................
Desde arriba: Serbia ocupada por alemanes y búlgaros; Croacia ocupada por alemanes e italianos; Eslovenia anexada por los alemanes; Serbia anexada por los alemanes; Eslovenia y Croacia anexada por los italianos; Montenegro ocupada por los italianos; Eslovenia y Serbia anexada por los húngaros; Macedonia anexada por los búlgaros; Macedonia anexada por los albanos.

Fuentes: Der jugoslawische Partisanenkrieg. Von Generalleutnant Dusan Kveder, Ausbildungschef der jugoslawischen Armee. ASMZ : Allgemeine schweizerische Militärzeitschrift. Band (Jahr): 119 (1953) Heft 7

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Responder

Volver a “Frente africano y mediterráneo”

TEST