La masacre de Nanshitou

Crímenes contra los prisioneros de guerra y la población civil

Moderador: José Luis

Responder
Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 10690
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

La masacre de Nanshitou

Mensaje por Kurt_Steiner » Sab May 11, 2024 3:28 pm

Fuente https://en.wikipedia.org/wiki/Nanshitou_massacre

La masacre de Nashitou consistió en una mortandad antinatural a gran escala entre los refugiados detenidos por el ejército imperial japonés y el régimen de Wang Jingwei en el campo de refugiados de Nanshitou en Guangzhou, China, entre 1942 y 1945. El evento fue desencadenado por la expulsión japonesa de residentes chinos del Hong Kong ocupado en 1942, lo que resultó en que los refugiados llegaran a Guangzhou en ferry, a lo largo del río Perla. Los detuvieron en Nanshitou para realizarles exámenes físicos. Un ex soldado de la Unidad 8604 declaró que la unidad recibió instrucciones de infectar a los refugiados chinos con los patógenos de la fiebre tifoidea y paratifoidea, que pusieron en las gachas finas y en el agua potable preparada para los refugiados, causando un gran número de muertes. Además, los supervivientes afirmaron que los japoneses utilizaban a los detenidos para experimentos con humanos. En las décadas de 1950 y 1980, la fábrica de papel de Guangzhou encontró una gran cantidad de esqueletos y huesos humanos durante proyectos de construcción, que se creía que eran víctimas del campo de refugiados. El erudito chino Tan Yuanheng afirma que al menos 100.000 personas murieron en el campo de refugiados.

Expulsión de chinos de Hong Kong
En octubre de 1938, tras la ocupación japonesa de Guangzhou, entre 100.000 y 200.000 residentes de la ciudad huyeron de Hong Kong debido a los vínculos históricos entre las dos ciudades. Los japoneses tomaron Hong Kong en diciembre de 1941. Las autoridades militares japonesas consideraron que la enorme población china en Hong Kong podría ser una carga para la ciudad y pronto comenzaron a expulsar a los chinos de la ciudad.

El 19 de febrero de 1942 se habían repatriado 554.000 personas. Posteriormente, se estableció una oficina del gobernador en Hong Kong, que supervisó la expulsión de otras 419.000 personas a finales de septiembre de 1943,  Se estima que los refugiados que regresaron a Guangzhou por mar ascendieron al menos a 150.000 o más. En abril de 1944, el Gobierno de los Territorios Ocupados de Hong Kong detuvo la distribución de arroz a la población en general. El aumento de repatriados provocó el cese de la evacuación alentada en julio. En el momento de la rendición de Japón, la población de Hong Kong se había reducido a 600.000 habitantes.

Campamento Nanshitou
El campo de refugiados de Nanshitou era una prisión en el suburbio sur de Guangzhou, que tenía un muelle sobre el río Perla. Se convirtió en un campo de acogida por la oleada de refugiados que llegaban desde Hong Kong hasta el rendición japonesa en 1945. Como el número de refugiados estaba muy por encima de la capacidad del campo, los transbordadores que transportaban refugiados estaban anclados en el río Perla, cerca de Nanshitou. A los refugiados se les prohibió salir de Nanshitou y los obligaron a trabajar para las autoridades japonesas o Wang Jingwei.[

A finales de 1939, el Ejército Imperial Japonés en Guangzhou había organizado la Unidad 8604, supuestamente encargada de proporcionar suministro de agua para la prevención de epidemias al ejército japonés. Sin embargo, sus actividades reales implicaban la investigación bacteriológica y la guerra bacteriológica. Mientras el campo de refugiados estaba dirigido por el gobierno provincial de Guangdong bajo el régimen de Wang Jingwei, la Unidad 8604 tomó el control de la prevención de epidemias en el campo, donde la unidad asesinó secretamente a los refugiados con armas bacteriológicas y experimentos.

Procesos de cuarentena
Según testigos presenciales, el proceso de cuarentena se desarrolló de la siguiente manera: al fondear los barcos se llevaron a cabo procedimientos de cuarentena, en los que los individuos sospechosos de estar infectados eran aislados, mientras que el resto eran devueltos a los barcos. Las inspecciones de cuarentena a veces se llevaban a cabo a bordo, otras veces en la Oficina de Cuarentena del Puerto de Aduanas de Yuehai y ocasionalmente en las orillas del río o en tierra. El llamado procedimiento de cuarentena implicó que "hombres, mujeres, ancianos y jóvenes fueran obligados a desnudarse, exponiendo sus nalgas hacia arriba", seguido de exámenes rectales con varillas de vidrio. Sin embargo en los registros militares japoneses no existe documentación detallada sobre los procedimientos de cuarentena en los llamados "campamentos de refugiados a bordo de barcos". Además, si se utilizaran termómetros, este paso por sí solo no detectaría con precisión enfermedades infecciosas. Si se utilizaban sondas de muestreo, surgían dudas sobre si había números de registro y qué grandes cantidades de muestras se almacenaban y analizaban, entre otras cuestiones. Es poco probable que los procedimientos de cuarentena estándar conduzcan a la destrucción de la documentación pertinente. Debido a la capacidad limitada del campo de refugiados de Nanshitou, que sólo podía albergar a unas 5.000 personas como máximo, muchos refugiados fueron alojados inicialmente en barcos de refugiados en espera de ser procesados. Una vez que el campo alcanzó su capacidad máxima, los refugiados fueron trasladados al campo y este ciclo se repitió según fuera necesario.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 10690
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: La masacre de Nanshitou

Mensaje por Kurt_Steiner » Vie May 17, 2024 3:40 pm

Alto número de muertos
Los supervivientes normalmente describieron que hubo una disminución significativa en el número de personas a bordo de los barcos. Algunos refugiados no pudieron soportar el período de espera y murieron en los barcos, principalmente debido al hambre o a enfermedades, y algunos debido a la propagación de patógenos. Si bien las pulgas generalmente no estaban a bordo, algunos refugiados recordaron infestaciones repentinas de pulgas, seguidas de una sucesión de muertes, con "personas muriendo todos los días" y arrojando a los fallecidos al río. Los refugiados creían que esto era el resultado de la diseminación deliberada de pulgas portadoras de patógenos por parte de los japoneses. Otros intentaron escapar en secreto.

Después de que los japoneses establecieran el Hospital Provincial de Enfermedades Infecciosas de Guangdong después de la Estación de Cuarentena Aduanera en Nanshitou, se suponía que era para el tratamiento centralizado del cólera entre los refugiados cantoneses de Hong Kong, y el brote de cólera en Guangzhou se atribuyó a los refugiados. Los lugareños se referían a este hospital como el "Hospital Japonés". Según los registros del hospital japonés, los refugiados de Hong Kong en general pasaban hambre y el 90,1% padecía desnutrición, que era la principal causa de muerte. Entre los afectados por el cólera, las tasas de mortalidad más altas se observaron en personas de 1 a 10 años y de 61 a 70 años, alcanzando entre el 60% y el 70%. Después de los 40 años, las tasas de mortalidad aumentaron significativamente. Las tasas de mortalidad para otros grupos de edad oscilaron entre el 40 y el 70%. Las muertes se concentraron en julio, durante los meses más cálidos, y las tasas de mortalidad alcanzaron en ocasiones el 90% entre julio y septiembre. Por lo tanto, las investigaciones sugieren que la mortalidad por cólera está más fuertemente correlacionada con la temperatura que con el género. Cuando los pacientes experimentaban diarrea grave, las tasas de mortalidad podían alcanzar el 40%; con los vómitos, las tasas aumentaron al 57,1%. La tasa de los pacientes que vomitaban cinco veces al día alcanzó el 24,7%. Además, el 52,2% de los pacientes experimentó espasmos: 31,8% en los miembros superiores, 47,8% en los miembros inferiores y 20,4% tanto en los miembros superiores como en los inferiores.

Experimentación humana
Los registros japoneses muestran que la Unidad 8604 supuestamente se puso en contacto con la Escuela Militar del Ejército en Tokio para deshacerse de los refugiados. La Escuela solicitó información sobre las tasas de infección y el número de muertes de las bacterias que proporcionaron. Luego, la unidad decidió experimentar con refugiados y visualizó sus resultados en figuras y tablas. Los chinos infectados también fueron enviados al norte, a la zona controlada por China, para infectar al ejército chino, con el fin de aliviar la presión que enfrenta el campo de refugiados. Según un ex soldado de la unidad, trajeron una cepa de Salmonella intestinal de la Escuela de Medicina del Ejército en Tokio y optaron por retrasar el suministro de sopa durante la hora del desayuno, cuando los funcionarios del gobierno provincial aún no estaban de servicio. Aprovecharon la falta de familiaridad de los refugiados con las condiciones rutinarias y caóticas para liberar secretamente la bacteria evitando al mismo tiempo la destrucción de Salmonella debido a las altas temperaturas.

El uso de Salmonella, como cepas similares a la tifoidea, en la guerra bacteriológica está relacionado con sus características patológicas. Estas bacterias, cuando se ingieren a través de fuentes de agua contaminadas, polvo, etc., entran en el cuerpo humano a través del tracto digestivo y pueden causar rápidamente una infección grave. Incluso aquellos que son asintomáticos o tienen infecciones leves pueden continuar siendo portadores de la bacteria, algunos durante varios años, propagando así la infección ampliamente tanto entre el personal militar como entre los civiles durante los brotes agudos. Además, la capacidad de los portadores asintomáticos de albergar la bacteria durante períodos prolongados y en áreas geográficas más amplias contribuye a un mayor daño a más personas durante un período de tiempo más largo.

La Estación de Cuarentena Aduanera situada en el oeste de Nanshitou sirvió como campo de pruebas reales para las armas bacteriológicas japonesas. Los testigos informaron que los japoneses seleccionaron a los jóvenes y los enviaron a la estación de cuarentena para que los picaran los mosquitos. Tai Wei, un aldeano de Nanshitou, identificó que los japoneses capturaron larvas de mosquitos en los campos de arroz, hicieron que la gente alimentara a los mosquitos y luego extrajeron la sangre del mosquito para experimentar. Su cuñado fue capturado y alimentado con mosquitos en la estación de cuarentena, sólo para sucumbir a la enfermedad después- Según el relato del sobreviviente Feng Qi, a los refugiados en el campo se les administraron vacunas por la fuerza. Muchos desarrollaron fiebre alta y convulsiones poco después de recibir la inyección y, a los pocos días, murieron-

Eliminación de cadáveres
El gobierno provincial del régimen de Wang Jingwei era responsable de enterrar a los fallecidos, empleando el método de entierro en el lugar donde los cuerpos se apilaban juntos. Incluso la tierra utilizada para enterrar los cuerpos se volvió cada vez más escasa.

Los registros japoneses sólo mencionan la muerte de más de 300 personas y revelan que el brote de cólera provocó una reducción significativa de la población, lo que hizo necesario el inicio de la cremación y el uso de dos grandes piscinas para permitir la descomposición natural de los cuerpos. Cada piscina podía albergar entre 50 y 60 cuerpos a la vez, alternando entre las dos piscinas. Por lo tanto, el número de muertes superó con creces las 300 personas.

Zhong Ruirong, un anciano residente de Nanshitou, señaló que en ese momento había dos enormes piscinas en el campo de refugiados para manipular los cuerpos. Después de depositar cada capa de cuerpos en las fosas, se vertió un líquido desconocido y luego una capa de cal. En tan sólo dos o tres días, las dos piscinas se llenaron de cadáveres. Feng Qi, un sobreviviente del campo de refugiados, señaló que después de llenar los estanques con cadáveres, se sellaban con líquido adicional, lo que emitía un olor fétido.

Según Xiao Zheng, un trabajador jubilado del Guangzhou Paper Group y víctima de la guerra bacteriológica, su padre fue testigo de cómo se llenaban ambas piscinas del campo de refugiados con restos de esqueletos, y seis sepultureros tardaron varios meses en limpiarlas. Después de que los refugiados murieran, serían transportados al área alrededor de la carretera de Nanji para su entierro.

Responder

Volver a “Crímenes de guerra”

TEST