Treblinka

Los Campos de la Muerte del Tercer Reich

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Treblinka

Mensaje por Kurt_Steiner » Vie May 06, 2022 9:11 pm

Después de la revuelta, Stangl se reunió con el jefe de la Operación Reinhard, Odilo Globocnik, y el inspector Christian Wirth de Lublin, y decidió no redactar un informe, ya que ningún alemán había muerto sofocando la revuelta. Stangl quería reconstruir el campo, pero Globocnik le dijo que lo cerrarían en breve y Stangl sería trasladado a Trieste para ayudar a combatir a los partisanos allí. El alto mando nazi pudo haber sentido que Stangl, Globocnik, Wirth y otro personal de Reinhard sabían demasiado y querían deshacerse de ellos enviándolos al frente. Con casi todos los judíos de los guetos alemanes (establecidos en Polonia) asesinados, habría tenido poco sentido reconstruir las instalaciones. Auschwitz tenía suficiente capacidad para satisfacer las necesidades de exterminio restantes de los nazis, lo que hizo que Treblinka fuera innecesario.

El nuevo comandante del campo, Kurt Franz, ex subcomandante, asumió el cargo en agosto. Después de la guerra testificó que los gaseamientos habían cesado para entonces. En realidad, a pesar del extenso daño al campo, las cámaras de gas estaban intactas y el asesinato de judíos polacos continuó. Se redujo la velocidad, con solo diez vagones descargados a la vez, mientras que los demás tenían que esperar. Los dos últimos transportes ferroviarios de judíos llegaron desde el gueto de Białystok el 18 y 19 de agosto de 1943. Consistían en 76 vagones (37 el primer día y 39 el segundo), según un comunicado publicado por la Oficina de Información del Armia Krajowa, basado en la observación de los trenes del Holocausto que pasaban por el pueblo de Treblinka. Los 39 vagones que llegaron a Treblinka el 19 de agosto de 1943 transportaban al menos a 7600 supervivientes del levantamiento del gueto de Białystok.

El 19 de octubre de 1943 la Operación Reinhard terminó con una carta de Odilo Globocnik. Al día siguiente, un gran grupo de Arbeitskommandos judíos que habían trabajado en el desmantelamiento de las estructuras del campo durante las semanas anteriores fueron cargados en el tren y transportados, a través de Siedlce y Chełm, a Sobibór para ser gaseados el 20 de octubre de 1943. Franz siguió a Globocnik y Stangl a Trieste en noviembre. Las operaciones de limpieza continuaron durante el invierno. Como parte de estas operaciones, los judíos del destacamento de trabajo sobreviviente desmantelaron las cámaras de gas ladrillo por ladrillo y las usaron para erigir una granja en el sitio de la antigua panadería del campo. Globocnik confirmó su propósito como puesto de guardia secreto para que un agente ucraniano permaneciera tras bambalinas, en una carta que envió a Himmler desde Trieste el 5 de enero de 1944. Un guardia hiwi llamado Oswald Strebel, un Volksdeutscher ucraniano, recibió permiso para traer a su familia de Ucrania por "razones de vigilancia", escribió Globocnik; Strebel había trabajado como guardia en Treblinka II. Se le indicó que les dijera a los visitantes que había estado cultivando allí durante décadas, pero los polacos locales sabían muy bien de la existencia del campo.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Treblinka

Mensaje por Kurt_Steiner » Mar May 10, 2022 2:59 pm

Los mandos de Treblinka II

Irmfried Eberl

El austríaco SS-Obersturmführer Irmfried Eberl (1910-1948) fue el primer comandante del campo, siendo nombrado el 11 de julio de 1942. Era un psiquiatra del Centro de Eutanasia de Bernburg y el único médico jefe que estuvo al mando de un campo de exterminio durante la Segunda Guerra Mundial. Según algunos, sus escasas habilidades organizativas hicieron que el funcionamiento de Treblinka se volviera desastroso; otros señalan que la cantidad de transportes que llegaban reflejaba las expectativas tremendamente poco realistas del alto mando nazi sobre la capacidad de Treblinka para "procesar" a estos prisioneros. La primera maquinaria de gaseado se estropeaba con frecuencia debido al uso excesivo, lo que obligaba a las SS a disparar a los judíos. Los trabajadores no tenían tiempo suficiente para enterrarlos, y las fosas comunes estaban desbordadas. Según el testimonio de su colega, el Unterscharführer Hans Hingst, el ego y la sed de poder de Eberl excedieron su capacidad: "Llegaron tantos transportes que ya no se pudo manejar el desembarco y el gaseado de la gente".

Cuando Globocnik hizo una visita sorpresa a Treblinka el 26 de agosto de 1942 con Christian Wirth y el ayudante de Wirth de Bełżec, Josef Oberhauser, Eberl fue despedido en el acto.Entre las razones para el despido estaban: deshacerse de manera incompetente de las decenas de miles de cadáveres, usar métodos de asesinato ineficientes y no ocultar adecuadamente el asesinato en masa. Eberl fue trasladado a Berlín, más cerca de la sede operativa en la Cancillería de Hitler, donde el principal arquitecto del Holocausto, Himmler, acababa de acelerar el ritmo del programa. Globocnik asignó a Wirth a Treblinka temporalmente para ayudar a limpiar el campo. El 28 de agosto de 1942, Globocnik suspendió las deportaciones. Eligió a Franz Stangl, que había sido comandante de Sobibór, como sucesor de Eberl. Stangl tenía reputación de administrador competente con una buena comprensión de los objetivos del proyecto, y Globocnik confiaba en que sería capaz de retomar el control.

Franz Stangl
Stangl llegó a Treblinka a finales de agosto de 1942. Reemplazó a Eberl el 1 de septiembre. Años más tarde, Stangl describió lo que vio por primera vez cuando apareció en escena, en una entrevista de 1971 con Gitta Sereny:

La carretera discurría paralela a la vía férrea. Cuando llevábamos unos quince o veinte minutos en coche desde Treblinka, empezamos a ver cadáveres junto a la vía, primero solo dos o tres, luego más, y mientras conducíamos hacia la estación de Treblinka, había lo que parecían cientos de ellos, simplemente tirados. Allí, obviamente habían estado allí durante días, con el calor. En la estación había un tren lleno de judíos, algunos muertos, algunos aún vivos... eso también, parecía como si hubiera estado allí durante días.


Stangl reorganizó el campo y los transportes de judíos de Varsovia y Radom comenzaron a llegar nuevamente el 3 de septiembre de 1942. Según el historiador israelí Yitzhak Arad, Stangl quería que el campo se viera atractivo, por lo que ordenó que se pavimentaran los caminos en el recinto administrativo de Wohnlager. Se plantaron flores a lo largo de la Seidel Straße, así como cerca de las viviendas de las SS. Ordenó que todos los prisioneros que llegaran fueran recibidos por las SS con un anuncio verbal traducido por los trabajadores judíos. A los deportados se les dijo que estaban en un punto de tránsito camino a Ucrania. Algunas de sus preguntas fueron respondidas por alemanes que usaban batas de laboratorio como herramientas para el engaño. En ocasiones, Stangl llevaba un látigo y vestía un uniforme blanco, por lo que los presos lo apodaron la "Muerte Blanca". Aunque era directamente responsable de las operaciones del campo, según su propio testimonio, Stangl limitó su contacto con los prisioneros judíos tanto como fue posible. Afirmó que rara vez interfería en los actos crueles perpetrados por sus oficiales subordinados en el campamento. Se volvió insensible a los asesinatos y llegó a percibir a los prisioneros no como humanos sino simplemente como "carga" que debía ser destruida, dijo.

Kurt Franz
Después de la revuelta de Treblinka en agosto de 1943 y el final de la Operación Reinhard en octubre de 1943, Stangl fue con Globocnik a Trieste en el norte de Italia. El tercer y último comandante de Treblinka II fue Kurt Franz, apodado "Lalka" por los prisioneros (polaco: el muñeco) porque tenía "cara de inocente". Según los testimonios de los sobrevivientes, Franz disparó y golpeó a los prisioneros hasta matarlos por infracciones menores. Dirigió Treblinka II hasta noviembre de 1943. Los prisioneros del cercano Treblinka I Arbeitslager completaron la limpieza posterior del perímetro de Treblinka II en los meses siguientes. El lugarteniente de Franz era el hauptscharführer Fritz Küttner, quien mantenía una red de informantes entre los prisioneros,

Franz mantuvo un álbum de fotos en contra de las órdenes de nunca tomar fotografías dentro de Treblinka. Lo llamó Schöne Zeiten ("Buenos tiempos"). Este álbum es una fuente rara de imágenes que ilustran la excavación de tumbas mecanizadas, las fábricas de ladrillos en Małkinia y el zoológico de Treblinka, entre otros. Franz tuvo cuidado de no fotografiar las cámaras de gas.

La mina de grava Treblinka I funcionó a plena capacidad bajo el mando de Theodor van Eupen hasta julio de 1944, con nuevos trabajadores forzados enviados por el kreishauptmann Ernst Gramss desde Sokołów. Los asesinatos masivos continuaron hasta 1944. Con las tropas soviéticas acercándose, los últimos 300 a 700 prisioneros que fueron usados para eliminar las pruebas incriminatorias fueron ejecutados por Trawnikis a finales de julio de 1944, mucho después del cierre oficial del campo. Strebel, el alemán étnico que se había instalado en la granja construida en el lugar de la panadería original del campamento con ladrillos de las cámaras de gas, prendió fuego al edificio y huyó para evitar ser capturado.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Treblinka

Mensaje por Kurt_Steiner » Dom May 15, 2022 11:09 am

A fines de julio de 1944, las fuerzas soviéticas se acercaron a Treblinka desde el este. Los alemanes, que ya habían destruido la mayoría de las pruebas directas de intención genocida, quemaron los pueblos de los alrededores, incluidos 761 edificios en Poniatowo, Prostyń y Grądy y muchas familias fueron asesinadas. Los campos de cereales que alguna vez alimentaron a las SS fueron quemados. El 19 de agosto de 1944 las fuerzas alemanas volaron la iglesia de Prostyń y su campanario, el último punto defensivo contra el Ejército Rojo en la zona. Cuando los soviéticos entraron en Treblinka el 16 de agosto, la zona de exterminio había sido nivelada, arada y plantada con altramuces. Lo que quedó, escribió el corresponsal de guerra soviético Vasily Grossman, eran pequeños trozos de hueso en el suelo, dientes humanos, trozos de papel y tela, platos rotos, frascos, brochas de afeitar, ollas y sartenes oxidadas, tazas de todos los tamaños, zapatos destrozados, y mechones de cabello humano. El camino que conducía al campo estaba completamente oscuro. Hasta mediados de 1944, los prisioneros restantes habían arrojado regularmente cenizas humanas (hasta 20 carros por día) a lo largo de la carretera durante 2 km en dirección a Treblinka I. Cuando terminó la guerra, los lugareños indigentes y hambrientos comenzaron a caminar por el Camino Negro (como comenzaron a llamarlo) en busca de pepitas de oro fundido para comprar pan.

El nuevo gobierno instalado por los soviéticos no conservó pruebas del campo. La escena no estaba legalmente protegida al final de la Segunda Guerra Mundial. En septiembre de 1947, 30 estudiantes de la escuela local, dirigidos por su maestro Feliks Szturo y el sacerdote Józef Ruciński, recolectaron huesos más grandes y fragmentos de cráneos en canastas de mimbre de granjeros y los enterraron en un solo montículo. El mismo año se formó en Varsovia el primer comité de conmemoración Komitet Uczczenia Ofiar Treblinki (KUOT; Comité para la Conmemoración de las Víctimas de Treblinka) y lanzó un concurso de diseño para el monumento.

Los funcionarios estalinistas no asignaron fondos para el concurso de diseño ni para el monumento, y el comité se disolvió en 1948; para entonces, muchos supervivientes habían abandonado el país. En 1949, la ciudad de Sokołów Podlaski protegió el campo con una valla y una puerta nuevas. Se envió un equipo de trabajo sin experiencia arqueológica para ajardinar los terrenos. En 1958, después del fin del estalinismo en Polonia, el consejo provincial de Varsovia declaró a Treblinka como un lugar de martirologio. Durante los siguientes cuatro años, se compraron 127 ha de tierra que habían formado parte del campo. de 192 agricultores de las aldeas de Prostyń, Grądy, Wólka Okrąglik y Nowa Maliszewa.

La construcción de un monumento de 8 m de altura diseñado por el escultor Franciszek Duszeńko se inauguró el 21 de abril de 1958 con la colocación de la primera piedra en el sitio de las antiguas cámaras de gas. Treblinka fue declarado monumento nacional de martirologio el 10 de mayo de 1964 durante una ceremonia oficial a la que asistieron 30.000 personas. El monumento fue inaugurado por Zenon Kliszko, Mariscal del Sejm de la República de Polonia, en presencia de sobrevivientes del levantamiento de Treblinka procedentes de Israel, Francia, Checoslovaquia y Polonia. La casa del custodio del campo (construida cerca en 1960) se convirtió en un espacio de exhibición luego del colapso del comunismo en Polonia en 1989 y el retiro del custodio; se inauguró en 2006. Más tarde se amplió y se convirtió en una sucursal del Museo Regional de Siedlce.

Imagen
El memorial de Treblinka en 2018.
https://en.wikipedia.org/wiki/Treblinka ... ation_camp

Hay muchas estimaciones del número total de personas asesinadas en Treblinka; la mayoría de las estimaciones académicas oscilan entre 700.000 y 900.000, lo que significa que más judíos fueron asesinados en Treblinka que en cualquier otro campo de exterminio nazi excepto Auschwitz. El museo de Treblinka en Polonia afirma que al menos 800.000 personas fueron asesinadas allí; el museo del Holocausto de Israel, Yad Vashem, sitúa la cifra en 870.000; y el Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos da una cifra de 870.000 a 925.000.

Los juicios de Treblinka de la década de 1960 tuvieron lugar en Düsseldorf y produjeron las dos estimaciones oficiales de Alemania Occidental. Durante el juicio de Kurt Franz en 1965, el Tribunal de lo Penal de Düsseldorf concluyó que al menos 700.000 personas fueron asesinadas en Treblinka, según un informe del Dr. Helmut Krausnick, director del Instituto de Historia Contemporánea. Durante el juicio de Franz Stangl en 1969, el mismo tribunal volvió a evaluar el número en al menos 900.000 después de nuevas pruebas aportadas por el Dr. Wolfgang Scheffler.

Un testigo principal de la acusación en Düsseldorf en los juicios de 1965, 1966, 1968 y 1970 fue Franciszek Ząbecki, empleado por la Deutsche Reichsbahn como controlador de tráfico ferroviario en el pueblo de Treblinka desde el 22 de mayo de 1941. En 1977 publicó su libro Old and New Memories, en el que utilizó sus propios registros para estimar que al menos 1.200.000 personas fueron asesinadas allí. Su estimación se basó en la capacidad máxima de un tren durante la Grossaktion Varsovia de 1942 en lugar de su promedio anual.

Otra fuente de información estuvo disponible en 2001. El Höfle Telegram era un mensaje encriptado enviado a Berlín el 31 de diciembre de 1942 por el subcomandante de la Operación Reinhard, Hermann Höfle, que detallaba el número de judíos deportados a cada uno de los campos de exterminio de la Operación Reinhard hasta ese momento. Descubierto entre documentos desclasificados en Gran Bretaña, muestra que según el recuento oficial de la Autoridad de Transporte Alemana, 713.555 judíos fueron enviados a Treblinka en 1942. El número de asesinatos probablemente fue mayor, según los comunicados del Armia Krajowa. En total, 780.863 personas fueron llevadas por la Deutsche Reichsbahn a Treblinka.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Treblinka

Mensaje por Kurt_Steiner » Mié May 18, 2022 9:46 pm

Los juicios de Treblinka

Los dos juicios de Treblinka del personal del campo de exterminio de Treblinka comenzaron en 1964. Celebrados en Düsseldorf, Alemania Occidental, fueron los dos juicios judiciales de una serie de juicios por crímenes de guerra similares celebrados a principios de la década de 1960, como el de Eichmann (1961 ) y los Juicios de Frankfurt Auschwitz (1963-1965), como resultado de los cuales el público en general se dio cuenta del alcance de los crímenes que unos dos decenios antes habían sido perpetrados en la Polonia ocupada por burócratas alemanes y sus voluntariosos verdugos. En los años siguientes, juicios separados se ocuparon del personal de los campos de exterminio de Bełżec (1963-1965), Sobibor (1966) y Majdanek (1975-1981).

Juicio de Hirtreiter
En 1946 Josef Hirtreiter fue arrestado en relación con las investigaciones aliadas sobre el asesinato de personas discapacitadas en el Centro de Eutanasia de Hadamar. Aunque no se centró en Treblinka desde el principio, y no sirvió como base para los juicios posteriores de Treblinka, algunos historiadores consideran que el juicio de Hirtreiter es parte de estos. No se pudo demostrar que Hirtreiter hubiera estado involucrado delictivamente en Hadamar; sin embargo, confesó haber trabajado en un campo cerca de la aldea polaca de Małkinia, donde los judíos fueron asesinados en una cámara de gas. Investigaciones posteriores mostraron que Hirtreiter había estado destinado en Treblinka, donde supervisó que las víctimas se desnudaran antes de ser gaseadas. Fue acusado de participar en el asesinato en masa de judíos, en particular el asesinato de más de 10 personas, incluidos niños. El 3 de marzo de 1951, Hirtreiter fue condenado a cadena perpetua (fue liberado en 1971).

Primer juicio de Treblinka
Los crímenes cometidos en el territorio de la Polonia ocupada fueron investigados por la Agencia Central a partir de julio de 1959 por el especialista alemán Dietrich Zeug, presente en el juicio de Eichmann. Su investigación condujo al primer arresto del subcomandante de Treblinka el 2 de diciembre de 1959. Zeug recibió testimonios de sobrevivientes de Yad Vashem, lo que le permitió examinar los archivos nacionales alemanes en busca de más pistas. Fue el primero en establecer la cadena de mando de la Operación Reinhard.

El primer juicio de Treblinka comenzó el 12 de octubre de 1964 e involucró a once miembros de las SS, o aproximadamente una cuarta parte del número total de SS implicados en el exterminio de judíos en Treblinka. Se convocó a más de 100 testigos, con pruebas incriminatorias presentadas por Franciszek Ząbecki, un empleado de la Reichsbahn, sobre las salidas de trenes del Holocausto desde toda la Polonia ocupada, comprobadas por las hojas de ruta alemanas originales que recopiló. Los veredictos fueron pronunciados el 3 de septiembre de 1965:

Kurt Franz, SS-Untersturmführer. Subcomandante Condenado a cadena perpetua, cumplió 28 años; liberado, vivió otros 5 años
Otto Richard Horn. SS-Unterscharführer. Totenlager. Absuelto
Erwin Lambert Lambert.SS-Unterscharführe.r construyó grandes cámaras de gas. 4 años de prisión, que cumplió enteramente; murió 1976
Heinrich Matthes. SS-Scharführer Jefe del Totenlager Cadena perpetua
Willi Mentz. SS-Unterscharführer Lazarett ("Enfermería", que en realidad significaba disparar a las víctimas) Cadena perpetua. Liberado en 1978 y muerto 3 meses después
August Miete. SS-Unterscharführer. Lazarett – "Ángel de la muerte" Cadena perpetua. Posiblemente liberado a mediados de la década de 1980.
Gustav Münzberger SS-Unterscharführer Totenlager – Cámaras de gas. 12 años de prisión. Cumplió 6, liberado por buena conducta, vivió otros 6 años
Albert Rum SS-Unterscharführer Totenlager – Cámaras de gas. 3 años de prisión
Otto Stadie SS-Stabsscharführer Administración del campo. 6 años de prisión. Liberado antes de tiempo debido a problemas de salud, vivió alrededor de otra década
Franz Suchomel. SS-Unterscharführer Extraía el oro y objetos de valor de las víctimas. Condenado a 7 años de prisión, cumplió 4, tras lo que vivió otros 10 años
Kurt Küttner Küttner, Campamento inferior de Treblinka II Murió antes del juicio

El segundo juicio de Treblinka, también conocido como el juicio de Stangl, tuvo lugar del 13 de mayo al 22 de diciembre de 1970, cinco años después del primer juicio. En este el comandante del campo Franz Stangl, expulsado tres años antes de Brasil, finalmente fue acusado. Stangl había ayudado previamente a matar a personas discapacitadas durante la Operación T4 (el Programa de Eutanasia de los Nacionalsocialistas) y, antes de trasladarse a Treblinka, había sido el primer comandante de Sobibor. Bajo su supervisión, se llevaron a cabo la mayoría de los asesinatos de Treblinka. Fue condenado a cadena perpetua y murió en prisión el 28 de junio de 1971, durante la apelación.

Responder

Volver a “Campos de concentración y exterminio”

TEST