Cruceros ligeros clase Town

Flotas de superficie. Navíos de guerra.

Moderador: David L

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Cruceros ligeros clase Town

Mensaje por Kurt_Steiner » Lun Mar 28, 2022 7:57 pm

Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Belfast

La construcción del HMS Belfast, el primer barco de la Royal Navy que lleva el nombre de la capital de Irlanda del Norte, comenzó en diciembre de 1936 en los astilleros de Harland and Wolff en esa misma ciudad norilandesa. Fue botado el 17 de marzo de 1938, día de San Patricio, patrón de Irlanda, y entró en servicio el 5 de agosto de 1939. De marzo a agosto de 1939, el Belfast se equipó y realizó sus pruebas en el mar.

El Belfast partió hacia Portsmouth el 3 de agosto de 1939 y entró en servicio el 5 de agosto de 1939, menos de un mes antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Su primer destino fue al 2o Escuadrón de Cruceros de la Home Fleet. El 14 de agosto participó en su primer ejercicio, la Operación Hipper, en la que interpretó el papel de un corsario alemán que intentaba escapar al Atlántico. Navegando por el peligroso Pentland Firth, el Belfast evadió con éxito a la Home Fleet.

El 31 de agosto fue transferido al 18º Escuadrón de Cruceros. Con base en Scapa Flow, en las islas Orcadas, este escuadrón era parte del bloqueo naval a Alemania. Alemania invadió Polonia al día siguiente y Gran Bretaña y Francia le declararon la guerra el 3 de septiembre. A las 11:40 de esa mañana, el Belfast recibió el mensaje "Comiencen las hostilidades de inmediato contra Alemania". El 8 se hizo a la mar desde Scapa Flow con los cruceros de batalla Hood, Renown, el Edinburgh y cuatro destructores, para una patrulla destinada a interceptar barcos alemanes que regresaban de Noruega. En particular, debían buscar el transatlántico Europa, de la Norddeutscher Lloyd, pero no hubo contacto alguno. El 25 el Belfast participó en una operación para recuperar el submarino Spearfish, durante la cual fue atacado por aviones alemanes, pero no sufrió daños. El 1 de octubre partió de Scapa Flow para patrullar el Mar del Norte. El 5 de octubre el Belfast interceptó y abordó un barco factoría noruego neutral que navegaba en compañía de seis barcos balleneros. El 8 el barco avistó al mercante sueco C. P. Lilljevach pero, debido al mal tiempo, no lo interceptó ni lo abordó. Al día siguiente abordó el Tai Yin, un barco noruego. El Almirantazgo había catalogado al Tai Yin como sospechosa, por lo que una tripulación de presa del Belfast lo llevó a Kirkwall para investigarla. El 9 de octubre el crucero interceptó un transatlántico alemán, el Cap Norte, de 13.615 toneladas, a 80 km al noroeste de las Islas Feroe. Disfrazado como un buque sueco neutral, el SS Ancona, el Cap Norte intentaba regresar a Alemania desde Brasil; sus pasajeros incluían reservistas alemanes. El 12 el Belfast abordó el barco sueco Uddeholm, que también llevó a Kirkwall. Al regresar al puerto, en la noche del 13 al 14 de octubre, el Belfast fue uno de los pocos barcos anclados en Scapa Flow, cuando, esa noche, el acorazado Royal Oak fue torpedeado por el U-47. A la mañana siguiente del hundimiento, el Belfast partió hacia Loch Ewe.

El 10 de noviembre el Belfast fue retirado de la patrulla del norte y reasignado al 2° Escuadrón de Cruceros. Este escuadrón debía formar una fuerza de ataque independiente con base en Rosyth. El 21 el Belfast iba a participar en la primera salida de la fuerza, un ejercicio de artillería. A las 10:58 hizo estallar una mina magnética mientras salía del Firth of Forth. La mina rompió la quilla del Belfast y destruyó una de sus salas de máquinas y calderas. Veinte oficiales y hombres requirieron tratamiento hospitalario por las heridas causadas por la explosión y otros 26 sufrieron heridas leves. Un hombre, el pintor de 2a clase Henry Stanton, fue hospitalizado pero luego murió de una lesión en la cabeza, después de haber sido arrojado contra el techo por la explosión. El remolcador Krooman, que remolcaba objetivos de artillería para el ejercicio, liberó sus objetivos y, en cambio, remolcó al Belfast a Rosyth para las reparaciones iniciales.

Las evaluaciones iniciales de los daños del Belfast mostraron que, si bien la mina había causado pocos daños directos en el casco exterior, provocando sólo un pequeño agujero directamente debajo de una de las salas de calderas, el impacto de la explosión había causado graves deformaciones, rompiendo la maquinaria y deformando las cubiertas. y haciendo que la quilla se hundiera hacia arriba tres pulgadas. El 28 de junio las reparaciones permitieron que navegara a Devonport, a donde llegó el 30 de junio,

Durante sus reparaciones, se realizaron trabajos para enderezar, reconstruir y fortalecer su casco. Su cinturón blindado también fue extendido y engrosado. Su armamento se actualizó con montajes de pompones de 2 libras más nuevos, y su armamento antiaéreo mejoró con 18 cañones Oerlikon de 20 mm en cinco montajes dobles y ocho individuales, reemplazando dos cañones Vickers cuádruples de 12,7 mm. El Belfast también recibió nuevos radares de control de fuego para sus cañones principales, secundarios y antiaéreos. Su ajuste de radar de noviembre de 1942 incluyó un radar Tipo 284 y cuatro Tipo 283 para dirigir el armamento principal, tres Tipo 285 para los cañones secundarios y dos Tipo 282 para los antiaéreos de 2 libras. También recibió un radar de superficie Tipo 273, otro Tipo 251 y 252 para fines de identificación de amigo o enemigo, y un Tipo 281 y Tipo 242 para vigilancia aérea. Su equipo de electrónica de 1942 también incluía una ecosonda Tipo 270. Debido a su mayor peso superior, se introdujo una protuberancia en el medio del casco para mejorar la estabilidad y proporcionar una fuerza longitudinal adicional. Su manga había aumentado a 21 m y su calado a 5,8 m hacia adelante y 6,15 m hacia atrás. Su desplazamiento se había elevado a 11.550 toneladas.

Imagen
El Belfast en noviembre de 2013
https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Belfast

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3790
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: Cruceros ligeros clase Town

Mensaje por Audie Murphy » Lun Mar 28, 2022 9:03 pm

hilo propio HMS BELFAST
https://www.forosegundaguerra.com/viewt ... =26&t=5906

fotos del interior y exterior, actualmente es buque museo
https://momi-canada.blogspot.com/2018/0 ... -2018.html
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Cruceros ligeros clase Town

Mensaje por Kurt_Steiner » Dom Abr 10, 2022 12:05 pm

El Belfast entró nuevamente en servicio en Devonport el 3 de noviembre de 1942, bajo el mando del capitán Frederick Parham Burnett. En su retorno a la Home Fleet se convirtió en el buque insignia del 10o Escuadrón de Cruceros, a cargo de la peligrosa tarea de escoltar los convoyes del Ártico a la URSS, operando desde Scapa Flow y bases en Islandia. Su conjunto de radares redujo la necesidad de vigilancia aérea del Belfast, y su avión fue desembarcado en junio de 1943. El Belfast pasó 1943 escoltando convoyes y realizando patrullas de bloqueo, y del 5 al 6 de octubre del mismo año, formó parte de la fuerza de cobertura durante la Operación Leader, un ataque aéreo contra los barcos alemanes en las aguas del norte de Noruega cerca de Bodø a cargo del portaaviones USS Ranger.

El 26 de diciembre de 1943 participó en la Batalla del Cabo Norte. Esta batalla, que ocurrió durante la noche del Ártico, involucró a dos fuertes formaciones de la Royal Navy; la primera, Force One, compuesta por los cruceros Norfolk, Sheffield y Belfast (el 10º Escuadrón de Cruceros) con tres destructores, y la segunda, Force Two, formada por el acorazado Duke of York y el crucero Jamaica con cuatro destructores. El 25 de diciembre el acorazado Scharnhorst partió del norte de Noruega para atacar el convoy JW55B, que se dirigía a la URSS. Al día siguiente la Force One se encontró con él, le impidió atacar el convoy y le obligó a regresar a casa después de ser dañadp por los cruceros británicos. Entonces el Scharnhorst fue interceptado por lar Force Two y hundido por las formaciones combinadas. El Belfast jugó un papel importante en la batalla; como buque insignia del 10º Escuadrón de Cruceros, estuvo entre los primeros en encontrarse con el Scharnhorst y coordinó la defensa del convoy por parte del escuadrón. Después de que el Scharnhorst se alejó del convoy, el almirante Burnett en Belfast le siguió con un radar desde fuera del alcance visual, lo que permitió que el Duke of York le interceptara.

Después del Cabo Norte el Belfast repostó en Kola Inlet antes de navegar hacia el Reino Unido, llegando a Scapa para reponer combustible, municiones y provisiones el día de Año Nuevo de 1944. El Belfast navegó a Rosyth el 10 de enero, donde su tripulación recibió un período de permiso. En febrero de 1944 retomó sus deberes de convoy en el Ártico, y el 30 de marzo de 1944 navegó con la fuerza de cobertura de la Operación Tungsten, un gran ataque aéreo lanzado contra el Tirpitz, amarrado en Altafjord, en el norte de Noruega. Cuarenta y dos bombarderos en picado Fairey Barracuda del HMS Victorious y del HMS Furious componían la fuerza de ataque; escoltado por ochenta cazas. Lanzados el 3 de abril, los bombardero logaron catorce impactos, inmovilizando al Tirpitz durante dos meses, perdiéndo sólo un Barracuda derribado. El Belfast se sometió a reparaciones menores en Rosyth del 23 de abril al 8 de mayo, mientras que su tripulación recibió un permiso.

Para la invasión de Normandía el Belfast se convirtió en el buque cuartel general de la Fuerza de Bombardeo E que enarbolaba la bandera del contraalmirante Frederick Dalrymple-Hamilton, y debía apoyar los desembarcos de las fuerzas británicas y canadienses en los sectores de Gold y Juno. El 2 de junio el Belfast abandonó el río Clyde hacia sus áreas de bombardeo. Esa mañana Churchill había anunciado su intención de hacerse a la mar con la flota y presenciar la invasión desde el HMS Belfast. A esto se opusieron el Comandante Supremo Aliado, el General Dwight D. Eisenhower, y el Primer Lord del Mar, Sir Andrew Cunningham. Una intervención del rey finalmente impidió que Churchill fuera.

La invasión debía comenzar el 5 de junio, pero el mal tiempo obligó a un retraso de 24 horas. A las 5:30 del 6 de junio, el Belfast abrió fuego contra una batería de artillería alemana en Ver-sur-Mer, acallando sus cañones hasta que la posición fue tomada por el 7° Batallón, Green Howards. El 12 de junio el Belfast apoyó a las tropas canadienses que se desplazaban tierra adentro desde Juno y regresaron a Portsmouth el 16 para reponer sus municiones. Regresó dos días después para más bombardeos. En la noche del 6 de julio el Belfast, que estaba anclado, se vio amenazado por lanchas torpederas a motor alemanas. Los evadió levando anclas y ocultándose en una cortina de humo. El Belfast disparó por última vez en aguas europeas el 8 de julio, en compañía del monitor HMS Roberts y el acorazado HMS Rodney, como parte de la Operación Charnwood. Durante sus cinco semanas en Normandía, Belfast disparó 1.996 proyectiles de 152 mm.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Cruceros ligeros clase Town

Mensaje por Kurt_Steiner » Mar Abr 19, 2022 6:30 pm

El 29 de julio de 1944 el capitán Parham entregó el mando del HMS Belfast al capitán RM Dick y, hasta abril de 1945, el Belfast se sometió a una remodelación para prepararse para el servicio en el Lejano Oriente, para lo que mejoró su capacidad de alojamiento para las condiciones tropicales y actualizó su armamento AA y el control de tiro para contrarrestar los esperados ataques kamikaze. En mayo de 1945 el Belfast montó 36 cañones de 2 libras en dos montajes de 8 cañones, cuatro montajes cuádruples y cuatro montajes simples. También montó 14 Oerlikons de 20 mm. Se quitaron sus dos montajes de 4 pulgadas más a popa y el resto se instaló con control remoto de energía. Sus hangares vacíos se convirtieron en alojamiento para la tripulación y se retiró la catapulta de su avión.

Su ajuste de radar ahora incluía un conjunto de radar Tipo 277 para reemplazar su Tipo 273 de superficie. Su equipo de alerta aéra Tipo 281 fue reemplazado por un Tipo 281B de antena única, mientras que se instaló un Tipo 293Q para la búsqueda de altura de corto alcance y la alerta de superficie. Se instaló un Tipo 274 para la dirección de tiro del armamento principal. El 17 de junio de 1945, finalizada la guerra en Europa, el Belfast zarpó hacia el Lejano Oriente vía Gibraltar, Malta, Alejandría, Port Said, Aden, Colombo y Sydney. Cuando llegó a Sydney el 7 de agosto, Belfast se había convertido en el buque insignia del 2° Escuadrón de cruceros de la Flota británica del Pacífico. Mientras estaba en Sydney, Belfast se sometió a otra reparación breve, complementando su armamento de corto alcance con cinco Bofors de 40 mm. Se esperaba que Belfast se uniera a la Operación Downfall, pero esto fue impedido por la rendición japonesa el 15 de agosto de 1945.

Con el final de la guerra, el Belfast permaneció en el Lejano Oriente, realizando una serie de cruceros a puertos en Japón, China y Malaya y navegando hacia Portsmouth el 20 de agosto de 1947. Allí pasó a la reserva y se sometió a una reparación y mantenimiento. También recibió dos Bofors simples más, en lugar de dos de sus montajes simples de 2 libras. Regresó al servicio el 22 de septiembre de 1948 y, antes de regresar al Lejano Oriente, visitó su ciudad natal de Belfast y llegó el 20 de octubre. Zarpó hacia Hong Kong el 23 de octubre para unirse a la Flota del Lejano Orient, llegando a finales de diciembre. En 1949, la situación política en China era precaria y la Guerra Civil china se acercaba a su conclusión. Como buque insignia del 5º Escuadrón de Cruceros, el Belfast fue el cuartel general de la Estación del Lejano Oriente durante el Incidente Amethyst de abril de 1949, en el que una balandra británica, el HMS Amethyst, quedó atrapada en el río Yangtze por el Ejército Popular de Liberación comunista. El Belfast permaneció en Hong Kong durante 1949, navegando hacia Singapur el 18 de enero de 1950. Allí se sometió a una reparación menor entre enero y marzo de 1950 y en junio se unió al crucero de verano de la Flota del Lejano Oriente. El 25 de junio, mientras el Belfast visitaba Hakodate en Japón, las fuerzas norcoreanas cruzaron el paralelo 38, dando comienzo a la Guerra de Corea.

Con el estallido de la Guerra de Corea,el Belfast pasó a formar parte de las fuerzas navales de la ONU. El Belfast, que originalmente formaba parte de la Task Force 77 de la US Navy, se separó para operar de forma independiente el 5 de julio de 1950. Durante julio y principios de agosto de 1950 realizó patrullas costeras y tuvo su base en Sasebo, en la prefectura japonesa de Nagasaki. Desde el 19 de julio apoyó a las tropas que luchaban alrededor de Yongdok, acompañadas por el USS Juneau. Ese día, el Belfast disparó un 350 proyectiles con sus cañones de 152 mm y un almirante estadounidense lo elogió como un "barco de tiro directo". Tras una reparación breve (pero necesaria) zarpó nuevamente hacia el Lejano Oriente y regresó a Sasebo el 31 de enero de 1951.

Imagen
El Belfast navegando junto al portaaviones Ocean frente a Corea en 1952.
https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Belfast

Durante 1951 el Belfast realizó una serie de patrullas costeras y bombardeó una variedad de objetivos. El 1 de junio llegó a Singapur para reacondicionamiento y regresó de patrulla el 31 de agosto. En septiembre de 1951, Belfast proporcionó cobertura antiaérea a una operación para recuperar un caza a reacción MiG-15 estrellado. Realizó más bombardeos y patrullas antes de recibir un mes de permiso, y volvió a la acción el 23 de diciembre.

En 1952 el Belfast continuó con sus funciones de patrulla costera. El 29 de julio fue alcanzado por fuego enemigo mientras atacaba una batería de artillería en la isla de Wolsa-ri. Un proyectil de 75 mm golpeó un compartimento delantero, matando a un marinero británico de origen chino en su hamaca e hiriendo a otros cuatro marineros chinos. Esta fue la única vez que el Belfast fue alcanzada por fuego enemigo durante su servicio en Corea. El 27 de septiembre el Belfast fue relevado por otros dos cruceros, el HMS Birmingham y el HMS Newcastle, y navegó de regreso al Reino Unido. Había navegado más de 80 000 millas (130 000 km) en la zona de combate y disparó más de 8000 proyectiles con sus cañones de152 mm durante la Guerra de Corea. Llegó en Chatham el 4 de noviembre y pasó en reserva en Devonport el 1 de diciembre.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Cruceros ligeros clase Town

Mensaje por Kurt_Steiner » Jue Abr 28, 2022 3:18 pm

En la reserva el futuro de Belfast era incierto: los recortes de defensa de la posguerra hicieron que los cruceros con una gran tripulación fueran excesivamente costosos de operar, y no fue hasta marzo de 1955 que se tomó la decisión de modernizarlo. El trabajo comenzó el 6 de enero de 1956. Aunque se describió como un reacondicionamiento prolongado, el costo de £ 5,5 millones fue sustancial para este gran crucero de mediana edad. Los cambios incluyeron: proporcionar el nuevo montaje gemelo MK 5 para las piezas de 40 mm y el doble de 4 pulgadas con directores de tiro MRS8 individuales; la velocidad de elevación y apuntado de los cañones de 4 pulgadas se incrementó a 20 grados por segundo; y se protegió partes clave del barco contra ataques nucleares, biológicos o químicos. Esta última consideración significó agrandar y cerrar significativamente su puente, creando una superestructura de dos niveles y cinco lados que alteró radicalmente su apariencia. El cambio más significativo fue un mejor alojamiento para una tripulación más pequeña más adecuada a las necesidades de la posguerra, sus mástiles de trípode reemplazados por mástiles de celosía y las cubiertas de madera reemplazadas por acero en todas partes excepto en el alcázar. El efecto general fue crear un crucero significativamente más habitable pero diferente internamente y hasta cierto punto en apariencia externa, de los cruceros de tiempos de guerra pero aún esencialmente un crucero de guerra de superficie, 'anti Sverdlov', con defensa antiaérea, actualizado solo para defensa puntual. El Belfast regresó al servicio en Devonport el 12 de mayo de 1959. Su armamento de corto alcance se estandarizó en seis cañones dobles Bofors, y su dirección de tiro de corto alcance se estandarizó de manera similar a ocho directores de tiro de corto alcance equipados con radar Tipo 262.

Su ajuste de radar de 1959 incluía dos directores de radar de bloqueo y seguimiento Tipo 274, para la dirección principal del armamento, contra objetivos marítimos y terrestres (otras reconstrucciones de cruceros de la década de 1950 de tres cruceros Town y HMS Newfoundland y HMS Ceylon, tenían solo un único director principal 274, limitando su efectividad en la superficie) Tipo 277Q y 293Q para detección de altura y advertencia en superficie, Tipo 960M para advertencia aérea y 974 para advertencia en superficie. Para ahorrar peso, se eliminó su armamento de torpedos. Se instaló un moderno sonar pasivo tipo 174, 176 y se colocó aislamiento de goma para reducir el ruido en el eje de la hélice.

El Belfast llegó a Singapur el 16 de diciembre de 1959 y pasó la mayor parte de 1960 en el mar haciendo ejercicios, recalando en loss puertos de Hong Kong, Borneo, India, Ceilán, Australia, Filipinas y Japón. El 31 de enero de 1961 el Belfast volvió a estar en servicio, bajo el mando del capitán Morgan Morgan-Giles. En su destino extranjero final, el Belfast se unió a una serie de ejercicios en el Lejano Oriente, y en diciembre de 1961 proporcionó la guardia de honor británica en la ceremonia de independencia de Tanganyika en Dar-es-Salaam.

En 1961 se elaboraron planes para la conversión del Belfast en un crucero híbrido portahelicópteros para operaciones anfibias. Las dos torretas traseras de 152 mm se quitarían para acomodar una plataforma para helicópteros y dos hangares, capaces de albergar cuatro helicópteros Westland Wessex, mientras que los cañones de 4 pulgadas se reemplazarían por pescantes para cuatro lanchas de desembarco LCA. Sólo se utilizaría una de las dos salas de calderas del buque, lo que unido a las reducciones de armamento permitiría reducir la tripulación del buque, liberando espacio para el transporte de tropas. Se llevarían dos compañías de infantería, 30 oficiales y 230 soldados. El plan fue rechazado en diciembre de 1961, ya que el tiempo requerido para llevar a cabo las conversiones era demasiado grande.

El barco partió de Singapur el 26 de marzo de 1962 hacia el Reino Unido, pasando por Hong Kong, Guam, Pearl Harbor, San Francisco, Seattle, la Columbia Británica, Panamá y Trinidad. Llegó a Portsmouth el 19 de junio de 1962.

Devuelto al servicio en julio, hizo una última visita a Belfast del 23 al 29 de noviembre antes de pasar a la reserva el 25 de febrero de 1963. En julio de ese año el Belfast fue reactivado por última vez, con una tripulación de reservistas y varios cadetes que enarbolan la bandera del almirante al mando de las reservas, el contralmirante Hugh Martell. El Belfast navegó hacia Gibraltar en compañía de 16 dragaminas de la Reserva Naval para un ejercicio de dos semanas en el Mediterráneo el 10 de agosto.

El Belfast regresó a Devonport el 24 de agosto de 1963 y se sometió a una breve reparación para prepararlo para pasar a la reserva, que ocurrió en diciembre de ese año. En enero de 1966 se reactivaron partes del barco y los sistemas de energía y desde mayo de 1966 hasta 1970 sirvió como un barco de alojamiento (asumiendo esas funciones de Sheffield), amarrado en Fareham Creek, para la División de Reserva en Portsmouth. Mientras el Belfast yacía en Fareham Creek, el Museo Imperial de la Guerra se interesó en conservar una torreta de 152 mm. El 14 de abril de 1967, el personal del museo visitó el Gambia, un crucero de la clase Crown Colony también amarrado en Fareham Creek en ese momento. Tras la visita se planteó la posibilidad de conservar un barco completo. El Gambia ya se había deteriorado gravemente, por lo que la atención se centró en la posibilidad de salvar a Belfast. El Museo Imperial de la Guerra, el Museo Marítimo Nacional y el Ministerio de Defensa establecieron un comité conjunto, que informó en junio de 1968 que el lan era práctico y económico. Sin embargo, a principios de 1971, el Pagador General del gobierno decidió en contra de la preservación. El 4 de mayo de 1971 el Belfast fue "reducido a disposición" para esperar el desguace.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Cruceros ligeros clase Town

Mensaje por Kurt_Steiner » Mié May 04, 2022 3:43 pm

Tras la negativa del gobierno, se formó un fideicomiso privado para hacer campaña por la conservación del barco. Se creó el Belfast Trust; su presidente fue el contralmirante sir Morgan Morgan-Giles, capitán del Belfast de enero de 1961 hasta julio de 1962. Como miembro del Parlamento por Winchester, Morgan-Giles se dirigió a la Cámara de los Comunes el 8 de marzo de 1971. Describió al Belfast dotado de "en un estado de conservación realmente maravilloso" y que salvarlo para la nación representaba un "aprovechar la última oportunidad". Entre los parlamentarios que hablaron en apoyo de Morgan-Giles estaba Gordon Bagier, parlamentario de Sunderland South, quien fuera artillero de la Marina Real a bordo del Belfast y estuvo presente tanto en el hundimiento de Scharnhorst como en el desembarco de Normandía. En nombre del gobierno, el subsecretario de la Marina, Peter Kirk, dijo que el Belfast era "uno de los barcos más históricos que ha tenido la Marina en los últimos 20 años", pero que no podía evitar el desguace del equipo desmontable del barco, ya que estaba demasiado avanzado para detenerlo. Sin embargo, acordó posponer cualquier decisión sobre el desguace del buque para permitir que se elaborara una propuesta formal.

Tras los esfuerzos del Trust, el gobierno acordó entregarle Belfast en julio de 1971, con el vicealmirante sir Donald Gibson como su primer director. En una conferencia de prensa en agosto, el Trust anunció la "Operación Seahorse", el plan para llevar al Belfast a Londres. Fue remolcado desde Portsmouth a Londres vía Tilbury, donde fue habilitado como museo. Lo remolcaron a su puesto de atraque sobre Tower Bridge el 15 de octubre de 1971 y lo instalaron en un enorme agujero que había sido dragado en el lecho del río.

Se abrió al público el día de Trafalgar, el 21 de octubre de 1971. La fecha fue significativa, ya que el Belfast fue el primer buque de guerra que se salvó para la nación desde el HMS Victory, el buque insignia de Lord Nelson en la batalla de Trafalgar. Aunque ya no formaba parte de la Royal Navy, al HMS Belfast se le otorgó una dispensa especial para permitirle continuar izando la enseña blanca.

Convertido en museo, la inauguración del barco fue bien recibida: en 1972, el HMS Belfast Trust ganó el trofeo "Come to Britain" de la Autoridad de Turismo Británica. Se recibió apoyo para la restauración del barco de particulares, de la Royal Navy y de empresas comerciales; en 1973, por ejemplo, la Worshipful Company of Bakers proporcionó pan de imitación para exhibirlo en la NAAFI y la panadería del barco. Para 1974, se habían restaurado y acondicionado áreas que incluían el puente de mando del Almirante y la caldera delantera y las salas de máquinas. Ese año también vio la renovación de la sala de operaciones del barco por parte de un equipo del HMS Vernon y el regreso de los seis montajes dobles Bofors del Belfast, junto con sus directores de tiro. En diciembre de 1975, el Belfast había recibido 1.500.000 visitantes. En 1976, la Royal Naval Amateur Radio Society restauró la oficina inalámbrica del puente del barco para que funcionara.

En 1977 la situación financiera del HMS Belfast Trust se había vuelto marginal y el Imperial War Museum solicitó permiso para fusionar el Trust con el museo. El 19 de enero de 1978 la Secretaria de Estado de Educación y Ciencia, Shirley Williams, aceptó la propuesta afirmando que el HMS Belfast "es una demostración única de una fase importante de nuestra historia y tecnología". El barco fue trasladado al museo el 1 de marzo de 1978, y se convirtió en la tercera sucursal del Imperial War Museum, ya que el aeródromo de Duxford se adquirió en 1976. En octubre de 1998, se formó la Asociación HMS Belfast para reunir a los ex miembros de la dotación del barco.

Imagen
El HMS Belfast en 2014
https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Belfast

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Cruceros ligeros clase Town

Mensaje por Kurt_Steiner » Mié May 11, 2022 9:46 pm

Desde que fue llevado a Londres, el Belfast ha estado dos veces e eln dique seco como parte de la conservación a largo plazo del barco. En 1982 atracó en Tilbury y en junio de 1999 el Belfast fue remolcado a Portsmouth. Esta era la primera vez que se hacía a la mar en 28 años y, por lo tanto, requería un Certificado de Navegabilidad de la Agencia Marítima y de Guardacostas. Mientras estaba en el muelle, se limpió, lastrado y volvió a pintar todo el casco, se inspeccionaron las placas del casco y se llevó a cabo un estudio ultrasónico. No se espera que necesite más diques secos hasta 2020. Llegó a Portsmouth con un día de retraso por el mal tiempo: se había previsto que llegaría el 6 de junio de 1999, el 55o aniversario del desembarco de Normandía. Durante el trabajo de mantenimiento, el casco y la parte superior del Belfast se volvieron a pintar con su esquema de camuflaje conocido oficialmente como Admiralty Disruptive Camouflage Type 25, que había usado desde noviembre de 1942 hasta julio de 1944. Algunos objetaron esto debido al conflicto anacrónico entre su camuflaje, que refleja la mayor parte de su servicio activo en la Segunda Guerra Mundial, y su configuración actual, que fue el resultado del reacondicionamiento prolongado del barco desde enero de 1956 hasta mayo de 1959. Con el establecimiento del Comité Asesor sobre Barcos Históricos Nacionales del Departamento de Cultura, Medios y Deportes (DCMS) en 2006, el Belfast se incluyó en la lista de la Flota Histórica Nacional.

El 9 de mayo de 2010, se llevó a cabo una ceremonia a bordo del Belfast para conmemorar el 65o aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial en Europa. Los convoyes de veteranos del Ártico asistieron para recibir medallas del embajador ruso Yuri Fedotov. Durante la ceremonia se anunció que, como parte de la restauración del barco, se habían fabricado dos nuevos mástiles en el astillero Severnaya Verf, cerca de San Petersburgo. La producción de los mástiles, para reemplazar los originales corroídos, había sido apoyada por varias empresas rusas a un costo informado de 500.000 libras. Luego, los mástiles viejos se cortaron en secciones, se levantaron los nuevos y se reemplazaron los accesorios originales. El 19 de octubre de 2010, se dedicaron los nuevos mástiles en una ceremonia a la que asistieron veteranos del HMS Belfast, el príncipe Felipe y funcionarios de la embajada y el gobierno rusos.

En 2017, se anunció que la tercera de las fragatas Tipo 26 de la Royal Navy se llamaría Belfast. Al mismo tiempo, el IWM declaró que el museo sería renombrado como "HMS Belfast (1938)" para evitar confusiones.

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8523
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Re: Cruceros ligeros clase Town

Mensaje por Kurt_Steiner » Vie May 20, 2022 8:05 pm

Fuente https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Edinburgh_(16)

El HMS Edimburgh fue construido en Newcastle-upon-Tyne por Swan Hunter y Wigham Richardson, su quilla fue colocada el 30 de diciembre de 1936. Era un crucero rápido, con un desplazamiento a plena carga de 13.386 toneladas y una velocidad en el mar prevista de 32,25 nudos, alcanzando una velocidad máxima de treinta y tres nudos.

Fue botado el 31 de marzo de 1938 y, después de su entrada en servicio en julio de 1939, se unió inmediatamente al 18° Escuadrón de Cruceros en Scapa Flow, Escocia, como parte de la Home Fleet. Durante un tiempo, fue asignado a patrullar entre Islandia y las Islas Feroe, pero en 1939 fue transferido al 2º Escuadrón de Cruceros, sirviendo con la Fuerza Humber.

Sin embargo, el Edimburgh todavía estaba en el Firth of Forth cuando la Luftwaffe realizó su primera incursión en las bases navales de Rosyth el 16 de octubre de 1939. Sufrió daños menores por el ataque, pero ningún impacto directo. Entre los tres barcos dañados en la incursión, incluido el Edimburgh, el crucero Southampton y el destructor Mohawk; 16 tripulantes de la Royal Navy murieron y otros 44 resultaron heridos, aunque esta información no se hizo pública en ese momento.

Salió de Rosyth el 23 de octubre, en funciones de escolta con los convoyes que se dirigían hacia y desde Narvik, en Noruega. Cuando el crucero mercante armado Rawalpindi fue atacado y hundido defendiendo su convoy el 23 de noviembre, el Edinburgh estaba entre la flotilla destacada para buscar al acorazado Scharnhorst. Sin embargo, la búsqueda no tuvo éxito y volvió a las funciones de escolta.

El 18 de marzo de 1940 llegó a Tyne para una larga reparación que duró hasta el 28 de octubre. Después de estas reparaciones, fue reincorporado al 18° Escuadrón de Cruceros y el 18 de noviembre abandonó la Base Naval de Faslane, en Clyde, escoltando al convoy de tropas WS4B hasta Freetown (ahora Sierra Leona) antes de regresar a Scapa Flow el 12 de noviembre. Poco antes de Navidad, participó en la búsqueda de un corsario alemán que, según se informó, irrumpió en el Atlántico Norte. La fuerza estaba formada por el crucero de batalla Hood, Edinburgh y los destructores Electra, Echo, Escapade y Cossack. Después de pasar una semana en el mar, incluido el día de Navidad, cuando se comprobó que el informe era falso, regresó a puerto en la víspera de Año Nuevo.

Durante el invierno de 1940 participó en varias operaciones menores con la Home Fleet. Escoltó al convoy WS7 a Oriente Medio y regresó a Scapa Flow el 15 de abril. Apoyó varias operaciones de colocación de minas frente a la costa danesa y apoyó la Operación Claymore, la exitosa incursión aliada en las islas Lofoten ocupadas por los alemanes, el 4 de mayo de 1941. También jugó un papel menor en la búsqueda del Bismarck en mayo de 1941. Estaba patrullando en el Golfo de Vizcaya, donde interceptó el barco alemán Lech el 22 de mayo de 1941. Fue enviado para interceptar al Bismarck en su curso proyectado a Brest, y luego seguirlo, pero el Bismarck nunca llegó a esa área.

El 1 de junio, fue enviado para relevar al crucero ligero Hermione en la ruta de patrulla del Estrecho de Dinamarca. Después de una misión sin incidentes, se le ordenó cubrir otro convoy con destino a Oriente Medio, el WS 9B, y volvió a atracar en Gibraltar a principios de julio. Más tarde ese mes participó en la Operación Substancia y llegó a Malta el 24 de julio. Al día siguiente, estuvo cerca cuando un bombardero torpedero alemán lo atacó. Sin embargo, el barco no sufrió daños y continuó su rumbo de regreso al Clyde. En agosto de 1941 escoltó al convoy WS10 a Simonstown, Sudáfrica, y luego navegó a Malta una vez más, esta vez como parte de la Operación Halberd, llegando a Malta el 28 de septiembre. Regresó a Gibraltar poco después, partiendo de allí el 1 de octubre de 1941, con suministros y prisioneros de guerra a bordo, y con destino una vez más al Clyde. Después de las reparaciones en Faslane, se reincorporó a la Home Fleet en la Patrulla de las Fuerzas de Islandia durante noviembre.

En diciembre de 1941, proporcionó cobertura a los convoyes del Ártico que traían ayuda a la URSS. A partir de enero de 1942, fue reparado en el Tyne, hasta el 4 de marzo, cuando regresó a la patrulla Islandia-Faroes. Escoltó dos convoyes a la Unión Soviética (QP4 y PQ13), regresando a Scapa Flow el 28 de marzo. El 6 de abril, salió de Scapa Flow para escoltar al convoy PQ 14 a Murmansk. De los 24 barcos en PQ14, 16 se vieron obligados a regresar a Islandia por el hielo no estacional y el mal tiempo, y otro fue hundido por un submarino. El Edinburgh y los siete barcos restantes llegaron a Murmansk el 19 de abril.

El Edinburgh fue el buque insignia del contralmirante Stuart Bonham Carter, al mando de la escolta del Convoy QP 11: 17 barcos que regresaban de Murmansk el 28 de abril de 1942. El 30 de abril el submarin U-456 (bajo el mando del kapitänleutnant Max-Martin Teichert) disparó un torpedo a estribor, golpeándolo justo delante del espacio en el que se almacenaba el oro que transportaba el crucero. El submarino, en su quinta patrulla, había sido alertado del convoy por reconocimiento aéreo alemán. El barco comenzó a escorarse mucho, pero la tripulación reaccionó rápida y competentemente cerrando mamparos estancos, lo que evitó que el barco se hundiera inmediatamente. Poco después, el U-456 lanzó un segundo torpedo contra la popa del Edinburgh, destrozando su equipo de dirección y paralizándolo. Anticipándose al hundimiento de Edimburgo, Stoker Francis James Dawson recuperó su bandera y luego la devolvió al Museo Leith de Edimburgo.

El Edinburgh fue remolcado e intentó regresar a Murmansk con los destructores Foresight y Forester, y cuatro dragaminas, los Gossamer, Harrier, Níger y Hussar. En el camino fue acosado constantemente por bombarderos torpederos alemanes. El 2 de mayo, mientras avanzaba a paso de tortuga remolcado y por sus propios medios, fue atacado frente a Bear Island por tres grandes destructores alemanes, Hermann Schoemann, Z24 y Z25.

El Edinburgh soltó el remolque, de modo que comenzó a navegar en círculo, pero disparó contra los atacantes. Su segunda salva contra el Hermann Schoemann lo dañó lo suficiente como para que su tripulación lo hundiera. Las escoltas del Edinburgh forzaron la retirada del Z24 y Z25, pero fue alcanzado por un torpedo en el centro del casco, exactamente enfrente del primer torpedo del U-456. Ahora solo se mantenía unido por el revestimiento de la cubierta y la quilla, que probablemente fallaría en cualquier momento, por lo que la tripulación abandonó el barco. Gossamer se llevó a 440 hombres y Harrier a unos 400. Dos oficiales y 56 marineros murieron en los ataques. La vigorosa acción de los dragaminas llevó a los alemanes a confundir el poder de la fuerza a la que se enfrentaban.

El Harrier trató de hundir al Edinburgh pero sus disparos no lo hundieron. Las cargas de profundidad lanzadas al costado también fallaron. Finalmente,el Foresight hundió al Edinburgh con su último torpedo (los otros se gastaron contra los destructores alemanes), que fue disparado por David Loram (que luego se convertiría en el vicealmirante Sir David Loram).

Imagen
El Edinburgh en 1941
https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Edinburgh_(16)

Responder

Volver a “Marina de guerra de los Aliados”

TEST