Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Cuestiones generales relativas a la Segunda Guerra Mundial

Moderador: Francis Currey

Responder
Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 11871
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Mensaje por tigre » Lun May 16, 2022 4:51 am

Hola a todos :-D; haciendo un resúmen de un tema que tiene sus bemoles.........................

El Servicio de sepultura (Gräberdienst).

Más de 50 millones de personas murieron en la Segunda Guerra Mundial. No solo mujeres y niños y otros civiles, sino también más de 20 millones de soldados. Cerca de cinco millones de soldados murieron del lado alemán, uno de cada tres miembros de la Wehrmacht murió por heridas, enfermedades, accidentes, suicidio, agotamiento o en cautiverio. Los muertos no fueron enterrados en fosas comunes, como era común en la Edad Media o principios del período moderno, sino que fueron enterrados en fosas individuales siempre que fue posible.

Dado que cada unidad era responsable del entierro de sus muertos, cada regimiento o batallón tenía que designar un destacamento de entierro. La gestión y el cuidado de las tumbas estuvieron acompañados por los llamados oficiales de tumbas (Wehrmachtgräberoffiziere) que informaban al ejército y a los comandantes militares y recibían sus instrucciones técnicas directamente del OKW.

El servicio de sepultura fue realizado por oficiales de tumbas de la Wehrmacht (WGO)* de tiempo completo del servicio de sepultura en el Departamento de Bajas de la Wehrmacht en el OKW. Ex oficiales (activos o con licencia) fueron convocados como WGO que ya no eran completamente elegibles para el servicio de primera línea con las tropas combatientes debido a su edad u otras circunstancias. A cada ejército o comandante militar (en las zonas militarmente ocupadas como jefe de la administración militar) se le asignó un WGO durante la duración de las operaciones de combate, que trabajaba junto con los oficiales militares asignados allí.

Los oficiales de tumbas de la Wehrmacht supervisaron los entierros adecuados por parte de las tropas, enviaron los informes de las tumbas y registraron las tumbas de los soldados caídos. Sus deberes también incluían trasladar las tumbas existentes a cementerios más grandes, así como identificar las llamadas tumbas salvajes, es decir, tumbas dispersas y no registradas. Los oficiales de tumbas de la Wehrmacht no solo custodiaban los cementerios de los nuevos muertos, sino que también supervisaban los cementerios de los muertos de la Primera Guerra Mundial.

Esta extensión de la tarea de la gestión real de las tumbas por parte de los oficiales de la Wehrmacht muestra la naturalidad de la Wehrmacht en su papel como sucesora del ejército imperial. La Wehrmacht puso a los nuevos muertos en fila con los muertos de la Primera Guerra Mundial. A medida que avanzaba la guerra, crecieron las tareas y el número de oficiales asignados a ellas: en 1941, el Departamento de Bajas de la Wehrmacht comprendía 51 WGO, dos comandos de entierro y tres oficiales de tumbas del ejército en los distritos militares VIII (Katowwitz), XII (Wiesbaden) y XX (Danzig). En noviembre de 1944 el número se elevó a 154 oficinas.

El creciente número de bajas y la duración de la guerra requirieron una gran cantidad de personal y gastos administrativos. Las instrucciones y normas establecidas por la Wehrmacht para enterrar a todos los soldados realmente ya no podían ser garantizadas por las propias tropas o por los oficiales de tumbas a tiempo completo.

El entierro de un soldado caído incluía no solo el entierro real, sino también la recuperación, el informe adecuado de la muerte del soldado y la ubicación de su tumba, y la notificación a los familiares más cercanos.

* El WGO era caracterizado como »G. v.", es decir, capaz de ser utilizado en el servicio de guarnición en campaña, es decir, solo capaz servicio de forma limitada como tropa de combate, pero adecuado para servicios administrativos y de suministro en las áreas operativas de retaguardia. Los WGO en el Alto Mando del Ejército (AOK) fueron asignados al Oberquartiermeisterabteilung (Departamento del Cuartel Maestre).

Imagen

Fuentes: Von Toten und Helden. Die gefallenen Soldaten der Wehrmacht während des Zweiten Weltkriegs. Nina Janz
Aus der Arbeit zweier Gräberoffiziere an der Ostfront 1941–1944. Nina Janz
700 WWII GERMAN PHOTO s fm ALBUM plane tank cannon flak. Ebay Auction. (Finalizada)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 11871
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Mensaje por tigre » Dom May 22, 2022 7:32 pm

Hola a todos :-D; algo más.................................

Recuperación.

Idealmente, los cadáveres fueron enterrados inmediatamente después de una batalla y se informaba la ubicación exacta de la tumba. Sin embargo, los caídos a menudo no podían recuperarse o se consideraban desaparecidos. Un oficial de tumbas de la 15. División de Infantería informó del descubrimiento de soldados alemanes muertos cuyas ropas habían sido robadas y cuyos cuerpos habían sido ultrajados con bayonetas tras la reconquista del territorio. Los cadáveres encontrados estaban muy descompuestos, y los comandos de entierro tuvieron que usar cal clorada para poder siquiera tocar los cuerpos. Si se dejaban cadáveres durante una retirada, los oficiales de tumbas de la unidad a menudo anotaban la ubicación aproximada de los muertos para que los cadáveres aún pudieran ser enterrados en caso de una recaptura. El WGO también obtuvo información sobre cadáveres que aún no habían sido descubiertos en su área de responsabilidad de los interrogatorios de prisioneros.

Los soldados muertos fueron identificados por sus placas de identificación o su soldbuch, que siempre llevaban consigo. En el caso de soldados alemanes desconocidos (la nacionalidad se determinó sobre la base de uniformes y otras prendas de vestir), se debían registrar las características del cuerpo y se debían anotar las características especiales de los dientes. En principio, con cada persona caída se intentaría identificarla; en el caso de personas desconocidas, también se cotejaban los informes de personas desaparecidas para determinar la identidad. Las personas muertas desconocidas debían fotografiarse antes del entierro y las fotos enviarse a la Oficina de Información de la Wehrmacht (Wehrmachtauskunftsstelle).

Las imágenes también se distribuyeron en las comunicaciones del ejército. Este gran esfuerzo no podía practicarse con todos los caídos. Muchos de los muertos fueron "enterrados de emergencia" en o cerca del campo de batalla o (después de quitar la mitad de la placa de identificación) quedaron tirados. Recuperar y enterrar a cada muerto chocaba con los límites del tiempo y las posibilidades de combate de los soldados y también con los límites de su voluntad. Un WGO desplegado "en el este" informó sobre la falta de esfuerzos de las tropas para recuperar a los muertos.

Los soldados, como dijo la Wehrmacht, tenían el "deber de honor" de enterrar a sus "camaradas" muertos. Al enfatizar este "deber de honor", la Wehrmacht continuó con la camaradería militar de base mítica que se había cultivado desde la Primera Guerra Mundial y su período de posguerra con referencia a la supuesta "comunidad de trincheras". El OKW vio este "deber de honor" como algo natural y esperaba que cada soldado cumpliera con este deber hacia los muertos.

En realidad, el esfuerzo y las molestias eran a menudo demasiado grandes o la recuperación de los cadáveres demasiado peligrosa, por ejemplo, cuando los cuerpos estaban bajo fuego o el área estaba minada. En estos casos, también se reclutaron prisioneros de guerra y civiles para el salvamento y la excavación de tumbas. El tabaco y el alcohol se otorgaron a los prisioneros de guerra y civiles soviéticos como "pago". Además, el WGO prometió al público una recompensa de 5 RM por tumba individual por encontrar las tumbas que estaban buscando.

El WGO no habló de muchos voluntarios alemanes dispuestos a sacar cuerpos de secciones peligrosas, sino que utilizaron a civiles (incluidos mujeres y niños) y prisioneros de guerra para trabajos forzados, incluso a riesgo de sus vidas. Dado que los soldados de la Wehrmacht no podían o no querían cavar tumbas para sus camaradas caídos, este llamado deber honorario se consideraba una tarea tediosa, como cavar trincheras o posiciones de fortalezas, para las cuales también se reclutaba y abusaba de los civiles.


Imagen
Recuperación de un soldado caído...................................................

Imagen
Una tarea tediosa, el excavar tumbas..............................................

Fuentes: Von Toten und Helden. Die gefallenen Soldaten der Wehrmacht während des Zweiten Weltkriegs. Nina Janz
Aus der Arbeit zweier Gräberoffiziere an der Ostfront 1941–1944. Nina Janz
700 WWII GERMAN PHOTO s fm ALBUM plane tank cannon flak. Ebay Auction. (Finalizada)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 11871
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Mensaje por tigre » Dom May 29, 2022 7:46 pm

Hola a todos :-D; algo más.........................

La notificación.

Una vez recuperados los cadáveres, había que denunciar la pérdida a las autoridades responsables y a la familia. Idealmente, las tropas enterrarían a los caídos ellos mismos y completarían un informe de pérdida válido con el nombre y el lugar de entierro de los muertos. El comandante escribiría una carta de condolencia a la familia y enviaría por correo (si correspondía) sus artículos personales como fotos u artículos como anillo de boda a la familia. La baja de personal era reportada a otras autoridades militares, como la sección de tropas de reemplazo y el centro de información de la Wehrmacht, junto con información sobre la ubicación de la tumba. La Oficina de Información de la Wehrmacht registraba el informe de tumba e informaba las bajas de guerra a la oficina de registro competente.

Hubo casos en los que la viuda recibió primero las pertenencias de su difunto esposo, por ejemplo un anillo de bodas, antes de que llegara la noticia oficial de la llamada muerte heroica (heldentod). Las verdaderas circunstancias de la muerte debían mejorarse y reconfortarse tanto como sea posible. Por eso los avisos de defunción contenían frases como "no sufrió" o "murió de un tiro en la cabeza", lo que muchas veces no era cierto.

El NSDAP también estuvo involucrado en el proceso. Las directivas estipulaban que el más antiguo competente del NSDAP (a menudo el líder de grupo local en el "Heimat") debería entregar personalmente la noticia de la muerte a las familias. Los nacionalsocialistas intentaron así influir en el tratamiento de los que habían muerto. Además de la Wehrmacht, el NSDAP organizó sus propias "ceremonias en honor a los muertos" que situaban a los muertos en el contexto del culto a la muerte nacionalsocialista y los utilizaban para sus fines propagandísticos e ideológicos.

Imagen
Sepultura de los caídos....................................................

Fuentes: Von Toten und Helden. Die gefallenen Soldaten der Wehrmacht während des Zweiten Weltkriegs. Nina Janz
Aus der Arbeit zweier Gräberoffiziere an der Ostfront 1941–1944. Nina Janz
700 WWII GERMAN PHOTO s fm ALBUM plane tank cannon flak. Ebay Auction. (Finalizada)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 11871
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Mensaje por tigre » Dom Jun 05, 2022 6:52 pm

Hola a todos :-D; algo más.........................

El entierro en la zona de combate.

Los miembros caídos de la Wehrmacht siempre recibían un entierro con todos los honores militares (en la medida de lo posible). Durante la guerra, se proporcionarían portadores de ataúdes, portadores de medallas, portadores de coronas y, si era posible, una banda de música. Además, se usaría una bandera de guerra del Reich para el ataúd, si había una, como alternativa se podía utilizar un saco de dormir o papel de embalaje. También estaban previstas las tres salvas obligatorias frente a la tumba. Los muertos fueron enterrados con todo su uniforme, aunque hacia el final de la guerra se dio la orden de quitar las botas y otras prendas útiles y devolverlas a las tropas.

Los cadáveres debían ser enterrados en el lugar de la muerte o en sus cercanías, y no sólo por razones de higiene. La devolución de los cuerpos suponía un esfuerzo logístico muy elevado, por lo que se prohibió el traslado de los cadáveres de los soldados. Idealmente, los soldados deberían ser enterrados en sus propios cementerios alemanes, separados de los de otras naciones. En caso de emergencia, se permitían tumbas de campaña, por ejemplo, en las entradas de las ciudades, pero no en zanjas y cráteres de bombas. La tumba debía excavarse a una profundidad de 1,20 metros. Si es posible, los caídos debían reposar en un ataúd, pero en cualquier caso en una sola fosa, no en fosas comunes. En el entierro de los caídos, la mitad inferior de la placa de identificación debía quitarse de los muertos. Cada soldado tenía que llevar su placa de identificación alrededor del cuello en todo momento. La mitad inferior fue arrancada por quienes realmente enterraron a los muertos e informaron el lugar del entierro. La otra mitad permaneció con el difunto para su posterior identificación. Si no había etiquetas de identificación, se registraron los datos personales y se enterró al muerto junto con una botella de vidrio en la que luego se colocaron los datos personales.

Las lápidas debían estar permanentemente inscritas con información como nombre, apellido, rango, fecha de nacimiento y muerte, número de feldpost o unidad. Las pautas para diseñar las tumbas de los caídos proporcionaron cruces de muestra y plantillas para las inscripciones de las tumbas. Pronto se prohibió adjuntar el número del feldpost porque existía el temor de que si el enemigo avanzaba, el número del feldpost o la unidad de tropa podrían revelar la posición o los movimientos de la misma. Si no fue posible una cruz sobre la tumba, se debía usar una estaca de madera con toda la información y se debía marcar la tumba con el casco de acero del difunto. La tumba fue fotografiada y enviada a los familiares con toda la información.

El entierro de los caídos presentó a las tropas grandes dificultades. A menudo faltaba tiempo y material para enterrar adecuadamente a los muertos, si es que había algún cuerpo que enterrar. Durante las constantes operaciones de combate, los muertos podían quedarse atrás o los caídos no podían ser enterrados adecuadamente debido a las duras condiciones climáticas, como las heladas y la nieve. Las tumbas que ya habían sido utilizadas y excavadas a poca profundidad se perdieron debido a los depredadores, las inundaciones, los efectos de la batalla o los soldados enemigos. Si los informes de bajas con el lugar del entierro fueron destruidos por las batallas o si se escribió mal el nombre de un soldado muerto, ya no se podrían encontrar estas tumbas.

Los soldados que enterraban a los muertos en escuadrones funerarios trabajaban en condiciones físicas y psicológicas difíciles; a menudo se les daba una asignación especial de alcohol y tabaco. Por falta de tiempo, a menudo no era posible tomar las fotografías obligatorias de las tumbas, a pesar de las muchas cartas y solicitudes de los dolientes. La creciente severidad de la guerra significó que los oficiales de tumbas y sus ayudantes a menudo no pudieran cumplir con sus deberes correctamente; la realidad real en el frente y en la tumba se alejó visiblemente de la teoría requerida del entierro digno de los héroes.

Imagen
Entierro de un oficial en un ataúd por un capellán de la Wehrmacht, que probablemente también fue un oficial militar (frente con una cruz alrededor del cuello). Un entierro adecuado, con un ataúd elaborado y una delegación de ocho o más miembros de la Wehrmacht era una rareza para los soldados muertos, especialmente en el frente oriental.....................................................

Fuentes: Von Toten und Helden. Die gefallenen Soldaten der Wehrmacht während des Zweiten Weltkriegs. Nina Janz
Aus der Arbeit zweier Gräberoffiziere an der Ostfront 1941–1944. Nina Janz
700 WWII GERMAN PHOTO s fm ALBUM plane tank cannon flak. Ebay Auction. (Finalizada)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 11871
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Mensaje por tigre » Dom Jun 12, 2022 3:55 pm

Hola a todos :-D; algo más.........................

Suicidas, condenados, ejecutados.

La Wehrmacht eximió a los suicidas, prisioneros y condenados a muerte de los derechos de entierro que eran algo natural para los miembros de la Wehrmacht. En el caso de los suicidios, según el motivo del suicidio (honroso o deshonroso), el comandante decidía un entierro con honores militares o una celebración breve y no visible. El pastor decidió sobre el funeral en la iglesia. La notificación al doliente del suicidio de un familiar se dio con veracidad.

Un informe sobre el suicidio de un soldado también llegaba al NSDAP, por lo que la Wehrmacht no solo registró la pérdida del "poder de combate", sino que las autoridades del NS también tomaron nota de ello. Las familias afectadas podían ver reducidas o anuladas sus prestaciones, o eran abiertamente discriminadas porque su familiar había abandonado la "comunidad de destino del pueblo alemán" como consecuencia de su "muerte deshonrosa".

Además de los suicidas, los prisioneros de la Wehrmacht y los ejecutados formaban otros grupos especiales de personas. Dependiendo de los hechos del caso, la Wehrmacht concedió a los que estaban en los campos de prisioneros un entierro honorable o deshonroso. Si los honores militares fueron otorgados por el comandante de la prisión, la lápida del convicto no indicaba la unidad de prisioneros, sino la unidad original. Este último homenaje hizo que el difunto volviera a formar parte de la comunidad de la Wehrmacht. Sin embargo, si al reo se le negaban estos honores, el tratamiento era el mismo que para los suicidas, es decir, su tumba estaba ubicada apartada del resto del cementerio militar y solo podía contener una simple cruz con su nombre, fecha de nacimiento y defunción.

Si bien los suicidas y los convictos podían "ganar" honores militares o recuperarlos, según el delito o mediante la libertad condicional (en el caso de los convictos), los miembros de la Wehrmacht condenados a muerte no recibieron honores militares. A los ejecutados no se les permitía descansar en los cementerios de guerra, sino que debían ser enterrados en cementerios civiles, con una simple cruz de madera como lápida en lugar del símbolo militar de la Cruz de Hierro. Se debía incluir con el cadáver una botella de vidrio (generalmente utilizada solo en ausencia de placas de identificación o en el caso de un cadáver muy descompuesto), que contenía el nombre, el rango y una referencia a la pena de muerte. Incluso después de la muerte, los muertos debían seguir siendo reconocibles como "indignos del servicio militar".

Fuentes: Von Toten und Helden. Die gefallenen Soldaten der Wehrmacht während des Zweiten Weltkriegs. Nina Janz
Aus der Arbeit zweier Gräberoffiziere an der Ostfront 1941–1944. Nina Janz
700 WWII GERMAN PHOTO s fm ALBUM plane tank cannon flak. Ebay Auction. (Finalizada)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 11871
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Mensaje por tigre » Dom Jun 19, 2022 4:06 pm

Hola a todos :-D; algo más.........................

Entierro de »enemigos muertos« y prisioneros de guerra.

Según la Convención de Ginebra, la Wehrmacht también estaba obligada a enterrar a los soldados enemigos. Un reglamento de servicio para el entierro de soldados alemanes también debía usarse para "muertos enemigos"; el entierro debía "realizarse en la misma forma digna y con el mismo cuidado" que con los propios muertos, al mismo tiempo que las normas se refieren a las directrices internacionales. Los soldados enemigos, como pilotos derribados o prisioneros de guerra, también debían ser enterrados adecuadamente. Aquí, sin embargo, se hizo una distinción de acuerdo con la ideología racial nacionalsocialista: los llamados soldados occidentales, principalmente de Gran Bretaña, Francia, Italia y los Estados Unidos, debían ser enterrados con coronas y una delegación militar, con un clérigo y una tumba. Una cruz, si es posible, por ejemplo en campos de prisioneros de guerra. Esto es diferente con los prisioneros de guerra de Europa del Este, que fueron clasificados por la Wehrmacht como "infrahumanos" en contraste con la "raza germánica". Un entierro de prisioneros de guerra fallecidos de Polonia o la Unión Soviética debía realizarse sin un clérigo, sin corona y sin honores militares. La Wehrmacht siguió discriminando a los prisioneros de guerra, principalmente a los de la Unión Soviética, durante su entierro y después de su muerte, en violación del derecho internacional de guerra.

Para los soldados aliados (por ejemplo, de Italia), se proporcionaron diferentes marcadores de tumbas según su afiliación religiosa. Al enterrar a los "mahometanos", por ejemplo, sus cuerpos debían ser enterrados con la cabeza mirando hacia el este y el sur, y bajo ninguna circunstancia debían ser incinerados. Por otro lado, los "aviadores terroristas" derribados deben ser "entregados a tierra" en cualquier caso "sin honores militares" discretamente en las primeras horas de la mañana. Esta regulación fue promulgada en base a las reacciones de la población. Los civiles alemanes no entendieron que el personal militar enemigo que había llevado a cabo ataques aéreos ("ataques terroristas") contra ciudades alemanas también deberían recibir honores militares si morían. De acuerdo con las nuevas directrices, por lo tanto, los miembros de las fuerzas enemigas siempre debían ser enterrados en silencio en las primeras horas de la mañana, lejos de los observadores civiles. Se evitarían banda militar, saludo fúnebre y la colocación de una ofrenda floral. Sin embargo, en casos especiales, como accidentes, se podría invitar a representantes de la Cruz Roja Alemana y de la embajada respectiva. Además, se permitieron cremaciones, por ejemplo, para prisioneros de guerra indios. La Wehrmacht toleró las diferentes costumbres y afiliaciones religiosas de aliados y oponentes (aparte de los judíos y los soldados del Ejército Rojo), al menos en el papel.

En el caso de los prisioneros de guerra de fe cristiana, la Wehrmacht permitió la participación de clérigos (prisioneros de guerra) en el campo de prisioneros de guerra. Si no se podía proporcionar un capellán del campo, la administración del campo nombraba un capellán de la Wehrmacht o un capellán civil. Los prisioneros de guerra de otras denominaciones debían ser enterrados de "manera sencilla y digna". Los prisioneros encontraron su último lugar de descanso en los cementerios especiales de los campos de prisioneros de guerra, de lo contrario, en los cementerios civiles locales, por ejemplo, en instalaciones más pequeñas para prisioneros de guerra sin sus propios cementerios. Se aplicaban diferentes regulaciones a los prisioneros de guerra soviéticos, y el entierro debía llevarse a cabo en la "forma más simple". Los prisioneros de guerra judíos debían ser enterrados en cementerios judíos.

Hay informes del WGO que, además de la recuperación de cadáveres alemanes, también se ocupaban de la recuperación de personal militar enemigo. Un WGO informó sobre la costosa recuperación de dos cuerpos del ejército británico en el archipiélago griego del Dodecaneso. Se cree que los dos soldados sudafricanos pisaron una mina y murieron. El comando de salvamento alemán y el WGO primero tuvieron que desactivar más minas para poder recuperar los cuerpos. Los caídos fueron enterrados en el Cementerio Inglés de Santa Quarante en Alinda. Sin embargo, estos casos sólo pueden aplicarse como excepciones. A la mayoría de los soldados enemigos, los prisioneros de guerra y aún los muertos alemanes no se les concedió un entierro adecuado.

Fuentes: Von Toten und Helden. Die gefallenen Soldaten der Wehrmacht während des Zweiten Weltkriegs. Nina Janz
Aus der Arbeit zweier Gräberoffiziere an der Ostfront 1941–1944. Nina Janz
700 WWII GERMAN PHOTO s fm ALBUM plane tank cannon flak. Ebay Auction. (Finalizada)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 11871
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Mensaje por tigre » Dom Jun 26, 2022 5:48 pm

Hola a todos :-D; algo más.........................

Muerte en casa y en las zonas conquistadas. Cementerios de héroes y arboledas de honor - los lugares de entierro para los soldados muertos.

Durante la Primera Guerra Mundial y en la posguerra se crearon cementerios y tumbas de los soldados muertos, que fueron elevados a lugares de peregrinaje para el pueblo alemán. La Wehrmacht también trató de hacer cumplir este estatus simbólico para los lugares de descanso de los soldados recién caídos para celebrar el culto nacional de los muertos por la Patria. El Departamento de Bajas de la Wehrmacht planeó los llamados bosques de honor como lugares de entierro para los soldados muertos. Los caídos deben "descansar juntos donde sacrificaron sus vidas por la grandeza, el honor y la libertad de Alemania".

Los militares en el 'Tercer Reich' comenzaron a planificar cementerios y lugares de descanso eterno para sus caídos desde el principio. Se dieron pautas de diseño y órdenes para las instalaciones de los llamados cementerios de guerra a las unidades de combate en todas partes de Europa y el norte de África. Después de largas batallas, las divisiones y los ejércitos establecieron grandes sitios de recolección para sus muertos. Los comandantes coordinaron la planificación y el diseño con el WGO y el Departamento de Bajas de la Wehrmacht y los comandantes locales. En el transcurso de la guerra, el número de bajas creció constantemente, el WGO ya no pudo poner a todas las bajas alemanas en cementerios de guerra "dignos". A partir de 1942, el Departamento de Bajas de la Wehrmacht se ocupó con mayor prioridad de la planificación y construcción de cementerios colectivos en el Este. Incluso los cementerios en el área del Reich tuvieron que ampliarse constantemente o comprar nuevos terrenos o incluso confiscarlos, ya que la "situación bélica [...] hizo necesarios más cementerios de guerra". También en el frente, las tropas que luchaban activamente reaccionaron a las feroces batallas y las pérdidas asociadas: se prepararon largas y profundas filas de tumbas en los sitios de recolección en previsión de nuevas y muchas pérdidas.

El diseño de las tumbas y terrenos estuvo regulado por pautas y órdenes, desde la lápida hasta la siembra durante las diferentes estaciones. Con el decreto "Diseño de cementerios de guerra alemanes" del 16 de marzo de 1941, también se nombró a un representante especial como oficial general de construcción, el arquitecto Wilhelm Kreis. Como Generalbaurat, reportaba directamente a Hitler. Sus tareas incluyeron inspecciones y propuestas para futuros cementerios, diseñando los cementerios y supervisando el diseño artístico en consulta con Hitler. La responsabilidad se refería a todos los cementerios de guerra para los caídos de la guerra actual y también a los cementerios que fueron establecidos por otros organismos como la Comisión Alemana de Tumbas de Guerra, por ejemplo. Las unidades de la Wehrmacht enviaron sugerencias de ubicaciones al Generalbaurat y, junto con el OKW, enviaron sugerencias detalladas a Hitler, quien fue responsable de la aprobación final.

Imagen
Cementerio de guerra del Infanterie-Regiments 385 - Aprarin, Rusia, en 1942.........................

Fuentes: Von Toten und Helden. Die gefallenen Soldaten der Wehrmacht während des Zweiten Weltkriegs. Nina Janz
Aus der Arbeit zweier Gräberoffiziere an der Ostfront 1941–1944. Nina Janz
700 WWII GERMAN PHOTO s fm ALBUM plane tank cannon flak. Ebay Auction. (Finalizada)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 11871
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Mensaje por tigre » Dom Jul 03, 2022 7:50 pm

Hola a todos :D; algo más.........................

Los cementerios como “lugares de consagración especiales para el heroísmo alemán”

Los sitios de recolección aprobados por Hitler se crearían como "cementerios de héroes" y "arboledas de honor" permanentes. Estos debían irradiar "dignidad" y "sencillez de soldado". La Wehrmacht utilizó las instalaciones como lugares de peregrinaje. Los militares hicieron todo lo posible para diseñar y construir; Los profesionales con dedicación exclusiva realizaron viajes de servicio e inspecciones, los soldados fueron adscritos a la expansión, se invirtió tiempo, materiales y esfuerzos en la creación de arboledas de honor en estos lugares. El OKW y el Consejo General de Construcción insistieron en un diseño simple para estos futuros santuarios. La arquitectura pomposa o heroica debía evitarse por completo durante la guerra y, en cambio, solo debía expresarse la "simplicidad del soldado". Estos cementerios no solo se consideraban el lugar de descanso final de los muertos, sino que los militares usaban los cementerios para desfiles y conmemoraciones en los días de duelo nacional o los días conmemorativos de la iglesia en noviembre. Durante la guerra, las unidades de la Wehrmacht depositaron ofrendas florales en todos los cementerios de honor de los países ocupados, así como en el teatro de operaciones, e izaron allí la bandera de guerra del Reich.

Además de la construcción de cementerios de guerra, ya había consideraciones y planes durante la guerra para el cuidado y mantenimiento después del final de la guerra. Las "fortalezas de los muertos" de Robert Tischler que han sobrevivido hasta el día de hoy pueden demostrar cómo deberían haberse planificado y lucido los cementerios y las arboledas conmemorativas después de la guerra. El Departamento de Bajas de la Wehrmacht calificó altamente la importancia de las tumbas.

El departamento de Bajas de la Wehrmacht nunca se cansó de enfatizar la importancia del cuidado, mantenimiento y fotografía de las tumbas. El cuidado de las tumbas en el Reich, así como en el frente, estaba relacionado con el estado de ánimo interno de la familia y el "pueblo". Una tumba limpia y hermosa podría dar a los que se quedaron en casa la impresión de que la Wehrmacht tenía suficientes recursos para el servicio funerario y servir como un signo de gratitud a los padres que sacrificaron a sus hijos por la patria. Las imágenes de las tumbas estaban destinadas a lograr precisamente este efecto, también para tranquilizar a las familias y mostrarles que su esposo o hijo caído estaba "bien cuidado" a la distancia. Dado que en la mayoría de los casos los familiares no podían acudir al lugar de descanso de la persona caída, la imagen de la tumba también jugaba un papel importante en el duelo personal, por lo que los familiares podían estar cerca del ser querido a través de la imagen. La preparación de las fotografías de las tumbas significó un esfuerzo costoso y elevado para el servicio funerario, pero el Departamento de Bajas de la Wehrmacht y el OKW reconocieron las "afirmaciones morales de los familiares" y apoyaron las fotografías de las tumbas adicionales. El Servicio de Tumbas consideró que la actitud de la gente hacia la guerra dependía del estado de las tumbas en la "patria" y en el frente.

Los cementerios "sencillos y dignos" diseñados por la Wehrmacht debían diseñarse sin una "acumulación de ornamentos sin sentido y sin gusto". Algunas unidades se esforzaron mucho en la construcción del cementerio y su diseño; erigieron monumentos, tallaron figuras artísticas y lápidas. Este esfuerzo no se podía garantizar en todos los frentes según la situación.

Imagen
Cementerio de guerra de una unidad alemana en el frente oriental...................................

Fuentes: Von Toten und Helden. Die gefallenen Soldaten der Wehrmacht während des Zweiten Weltkriegs. Nina Janz
Aus der Arbeit zweier Gräberoffiziere an der Ostfront 1941–1944. Nina Janz
700 WWII GERMAN PHOTO s fm ALBUM plane tank cannon flak. Ebay Auction. (Finalizada)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 11871
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Muertos de la Wehrmacht en la SGM.

Mensaje por tigre » Sab Nov 19, 2022 3:37 pm

Hola a todos :-D; algo más.........................

Cementerio de Brest-Litowsk 1939.

Imagen
Funeral de soldados de la 10. Pz. Div.................................................

Fuentes: Beerdigung 10.PD Soldaten Friedhof BREST-LITOWSK Polen 1939 Sanitäter.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Responder

Volver a “Historia general”

TEST