Tragedia en Bari

La guerra en el Continente Africano

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Tragedia en Bari

Mensajepor beltzo » Mar Jun 24, 2008 5:34 pm

El objetivo de Richthofen

El bombardeo de Bari fue una de las más exitosas acciones emprendidas por la Luftwaffe, tanto es así, que los norteamericanos suelen referirse a esta acción llamándola su segundo Pearl Harbor.

A finales de 1943, los aliados están plenamente convencidos de la incapacidad de la Luftwaffe para efectuar misiones de importancia en Italia, los aeródromos han sido machacados sin descanso, la mayor parte de los cazas se han retirado a Alemania y los bombarderos de mayor alcance únicamente se han aventurado en Italia en ocho ocasiones desde mediados de octubre, incluyendo cuatro acciones sobre Nápoles. El dos de diciembre el vicemariscal del aire Arthur Coningham asegura a los periodistas: “Consideraría un insulto y una ofensa personal que la Luftwaffe intentara una acción significativa en nuestra zona”.

Para desgracia de Arthur Coningham casi al mismo tiempo que tentaba al destino, un Me-210, pilotado por el teniente Werner Hahn, sobrevuela a 22.000 pies de altura en misión de reconocimiento el puerto de Bari, al suroeste de Italia, sin que las defensas aéreas aliadas reaccionen, incluso tras hacer una segunda pasada sobre la ciudad. Los ingleses se han acostumbrado a los aviones de reconocimiento de la Luftwaffe y ya ni siquiera se molestan en hostigarles, ¿para qué desperdiciar munición?

El informe del teniente Werner Hahn será favorable y pondrá en marcha un importante raid aéreo de la Luftwaffe cuya génesis ha sido una reunión de planificación entre la Luftwaffe y el ejército donde se ha hablado de muchos objetivos, sin embargo, el dominio aéreo de los aliados es aplastante y los recursos de la Luftwaffe muy escasos, lo que se necesita es encontrar un único objetivo que haga el mayor daño posible a los aliados asumiendo unos riesgos aceptables. Wolfram von Richthofen, comandante de la Luftflotte 2, propone el puerto de Bari como la mejor opción.

Richthofen cree que si consiguen paralizar el puerto, el avance del VIII ejército británico se ralentizara y la ofensiva aérea de la naciente XV Fuerza Aérea del general Doolittle sobre Alemania se retrasara. Richthofen refiere a Kesselring que rascando aquí y allá quizá consiga 150 JU-88 para la misión. Finalmente tendría que conformarse con 105 aparatos, pero la sorpresa será la que juegue a su favor. La mayor parte de aparatos proceden de Italia, pero Richthofen, en una jugada calculada también trae aparatos de los Balcanes, con un poco de suerte los aliados pensarán que ataque procedió de allí y su aviación dedicara más atención a los Balcanes.

En Bari, después de atravesar el Atlántico sin novedad, esta el John Harvey desde el 26 de noviembre, se trata de un Liberty con una carga muy especial, tan especial que los marineros y oficiales desconocen oficialmente lo que llevan en sus bodegas aunque la presencia en el buque de un equipo especializado en sustancias tóxicas les da una buena pista. Se trata de 1350 toneladas de bombas rellenas de gas mostaza. Dado el secretismo del cargamento nadie dio prioridad a su descarga por lo que el dos de diciembre aún se encuentra en la dársena 29 del muelle exterior, amarrado casco con caso junto a otros 14 cargueros.
Última edición por beltzo el Mié Jun 25, 2008 2:06 pm, editado 1 vez en total.
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Mar Jun 24, 2008 5:39 pm

El ataque

Los alemanes han planeado dirigirse hacia el Adriático para después girar y atacar desde el suroeste ya que los aliados probablemente esperaran que cualquier ataque aéreo provenga del norte. Cuando Doolittle que se encuentra repasando unos informes en su despacho escucha motores de aviones piensa que son más C-47 en misiones de transporte, probablemente lo mismo pensaron las baterías antiaéreas. Eran en ese momento las 19.20.

Los dos primeros aparatos sobrevuelan Bari lanzando una carga en apariencia inofensiva, tiras de aluminio llamadas Duppel o window, con el objeto de cegar los radares, aunque realmente la principal antena de radar situada en el tejado de la Via Vittorio Emmanuelle hace días que esta averiada.

Poco después, en medio de un ruido ensordecedor, en vuelo rasante a apenas 100 pies de altura, hace acto de presencia la primera oleada compuesta por 20 aparatos que comienzan el ataque guiados por las luces del puerto y sus propias bengalas. La respuesta antiaérea es débil, cegados por las bengalas se limitan a disparar de oído. Las primeras bombas caen sobre la ciudad, la puerta y ventanas del despacho de Doolittle saltan por los aires quien limpiándose el polvo exclama: “Están dándonos una paliza”.

En efecto, las explosiones en el puerto se suceden, una de las bombas causa la rotura de un oleoducto provocando que el fuego se propague por el puerto y los muelles. El Joseph Wheeler es alcanzado por una bomba que hace saltar por los aires el lado de estribor provocando la muerte de sus 41 tripulantes. Luego le llega el turno al John Bascom donde una explosión se lleva la mitad el puente y provoca el incendio del cargamento y el combustible de modo que queda al garate y va a impactar contra el John L. Motley cargado con 5.000 tm de munición que estallan tras chocar contra el dique provocando la muerte de sus 64 tripulantes, la explosión origina una lluvia de fragmentos incandescentes que cae sobre los muelles y provoca el hundimiento de una parte de la popa del Bascom, lo que supone su golpe de gracia.

El Fort Athabaska recibe un impacto en las cubiertas inferiores que mata a 46 de sus 56 tripulantes. El Samuel J. Tilden es ametrallado, recibe una bomba en la sala de máquinas y resulta alcanzado por los disparos de las baterías antiaéreas que disparan a ciegas, el barco queda a la deriva y poco después un torpedero británico se encarga de hundirlo definitivamente para evitar que incendie a otros barcos. El carguero polaco Lwow encaja dos bombas que provocan un incendio en cubierta.

En el John Harvey la situación es dramática, no ha resultado alcanzado por ningún impacto directo pero ha resultado incendiado, la tripulación trata desesperadamente de sofocar el fuego pero sin previo aviso el buque estalla matando a sus 77 tripulantes, la explosión eleva hacia el cielo un surtidor de llamas que alcanza los 300 metros. La tremenda explosión que resulta más violenta que la del John L. Motley parte en dos al Testbank matando a sus 70 tripulantes y arranca los marcos de las compuertas del Aroostook cargado con 1900 barriles de combustible para aviación, también se deja sentir en la ciudad, las ventanas del cuartel general de Alexander saltan por los aires y sus restos aparecen a doce km de distancia, a decir de testigos presénciales, la onda expansiva no dejó ni una sola teja en Bari. Un viento abrasador recorre el muelle seguido de una ola que se extiende por todo el puerto arrastrando toda clase de restos y empapando a los hombres de agua de mar contaminada con sulfuro de dicloretileno

El ataque que ha durado apenas media hora desde que Doolitlle escuchó los motores de los aviones, ha sido de una precisión quirúrgica y ha superado las expectativas más optimistas. 17 buques aliados han resultado hundidos, cinco norteamericanos, cuatro británicos, tres italianos, tres noruegos y dos polacos, otros 8 buques han quedado dañados, seis de ellos de manera severa. Se han perdido 38.000 toneladas de cargamentos, entre ellos 10.000 tm de planchas de acero destinadas a los aeródromos, el puerto permanecerá cerrado durante 3 semanas y no será hasta febrero cuando podrá reanudar plenamente sus actividades, por su parte la XV fuerza aérea apenas si podrá intervenir durante ese tiempo. En cuanto al costo humano el ataque ha causado más de 1.000 bajas mortales entre militares y marinos, entre la población civil se añaden otras 1.000 bajas según las estimaciones más conservadoras.
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Mar Jun 24, 2008 5:43 pm

Misterio

Pasado el ataque comienza el misterio, muertes inexplicables y extraños incidentes empiezan a sucederse, la primera pista es el extraño olor a ajo que algunos han detectado, el olor característico del gas mostaza.

En el Brindisi, buque de la marina real que ha recogido decenas de refugiados cubiertos de petróleo, se extiende en cuestión de horas una epidemia de vómitos e inflamación de los ojos. El Bistra que ha puesto rumbo a Tarento con 30 refugiados a bordo logra amarrar allí de milagro, durante el viaje toda la tripulación ha quedado prácticamente ciega.

En los hospitales la situación no es mucho mejor, los médicos están perplejos, pacientes con lesiones menores presentan situaciones de shock extremo, al amanecer los hospitales se hallan llenos de hombres con dificultades respiratorias e incapaces de abrir los ojos, los propios médicos que desconocen a lo que se enfrentan pronto se ven operando con los ojos llorosos. En la mañana del viernes aparecen grandes ampollas en la piel de los afectados y los pacientes son diagnosticados con dermatitis T.N.D. (todavía no diagnosticada).

Las misteriosas muertes hacen sospechar a los médicos que los alemanes hayan podido usar algún agente químico y envían un mensaje al cuartel general en Argel donde el comisario cirujano, general Blesse, decide enviar a investigar al teniente coronel Francis Alexander, un experto en guerra química.

Con el John Harvey en el fondo del mar, y su tripulación muerta, pocos son los que conocen la naturaleza del cargamento, a las 14.15 se reúnen en conferencia quienes si lo conocen, 6 oficiales británicos y otros 6 norteamericanos deciden que el secreto debe seguir siéndolo y por tanto no se dará ningún aviso. Se verterá una tonelada de lejía para desinfectar la dársena 29 y se colocaran carteles con el aviso: “Peligro Humos”.

Poco antes de que se celebre la reunión en que se decide mantener el secreto, el teniente coronel Alexander empieza a estar razonablemente seguro de que la dermatitis T.N.D. se trata en realidad de exposición al gas mostaza, la sospecha se transforma en certeza cuando se recupera del fondo del puerto un fragmento de carcasa de una bomba identificada como M47A1: la escogida por el ejército norteamericano como posible portadora de gas mostaza.

Se empiezan a tomar medidas efectivas pero el mal estaba hecho, el empecinamiento en guardar el secreto provoca muertes que hubiesen sido fácilmente evitables si se hubiesen tomando medidas elementales desde el principio, como por ejemplo, desnudar y desinfectar a los pacientes ya que los afectados (y los que estaban alrededor) habían pasado horas inhalando gases tóxicos de sus propias ropas contaminadas.

Hubo un mínimo de 167 bajas provocadas por el gas con 83 muertes confirmadas, sin embargo los investigadores reconocen muchas más que no pueden ser rastreadas. Las bajas entre los civiles italianos siguen siendo un misterio pero muy probablemente fueron bastante mayores ya que ellos nunca supieron a lo que se enfrentaban realmente.
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Mar Jun 24, 2008 5:47 pm

Aquí no ha pasado nada

Todo lo referente a las consecuencias del ataque es objeto de una férrea censura, un memorando del 8 de diciembre decía: “con el fin de guardar el secreto, todos estos casos han sido diagnosticados como dermatitis T.N.D.” A mediados de diciembre el Washington Post publica un artículo sobre el ataque más costoso desde Pearl Harbor donde no se hace la menor alusión al gas mostaza. Cuando los periodistas preguntan al secretario de estado Stimson si la respuesta en Bari había sido más bien laxa su respuesta es: “¡No! No voy a hacer comentarios sobre esto”.

Corrieron rumores de que los alemanes habían usado gas mostaza pese a que desde un primer momento en las altas esferas se sabía que no era así, una comisión secreta designada por Eisenhower confirmó en marzo de 1944 que toda la responsabilidad recaía en el cargamento del John Harvey. En sus memorias, Eisenhower reconocería el hundimiento de un buque cargado con gas mostaza en Bari, pero cuidándose bien de asegurar que no se había producido ninguna victima por esta causa.

Churchill fue un acérrimo defensor del secretismo, para él era embarazoso que el ataque se hubiese producido bajo jurisdicción británica y además pensaba que su divulgación era dar bazas a la propaganda alemana. Pese a que en los registros norteamericanos se conservaron al menos algunas referencias, los registros británicos fueron purgados de toda referencia a victimas provocadas por el gas mostaza y en su lugar se computaron a quemaduras

Durante años las dimensiones de la catástrofe permanecieron en el misterio y siguió estando oscuro pese a la desclasificación del episodio en 1959, hasta que en 1967, el instituto naval de EEUU público un trabajo, seguido de un libro sobre el tema, escrito por Glenn B. Innfield en 1971. Los oficiales británicos negaron durante mucho tiempo tener ningún conocimiento del cargamento del John Harvey, sin embargo en 1986 el Times de Londres informó de que 600 marineros británicos contaminados en Bari percibirían pensiones con efectos retroactivos.

El secretismo quizá engañara a la opinión pública y a los propios soldados aliados, pero no a los alemanes, la división Hermann Goering y otras unidades intensificaron su entrenamiento químico, por su parte, el alto mando alemán emitió un memorando advirtiendo que: “Los aliados podrían empezar la guerra química mañana mismo”, mientras la propagandista alemana Axis Sally cloqueaba por las ondas: “Chicos, veo que os están rociando con vuestro propio gas venenoso”.

Finalmente salió algo bueno del incidente, las autopsias hechas en Bari mostraron que el gas había atacado los glóbulos blancos y el tejido linfático, con estos datos, dos farmacéuticos contratados por el gobierno norteamericano demostraron al poco de acabar la guerra, que podía utilizarse una variante del gas mostaza para tratar cánceres de las glándulas linfáticas.




“El día de la batalla (La guerra en Sicilia y en Italia, 1943-1944)”, Rick Atkinson, Ed. Critica, 2008
Articulo escrito por Eric Niderost en la revista World War II disponible aquí: http://www.historynet.com/world-war-ii- ... -bari.htm/
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Jorge Romo Perez
Miembro
Miembro
Mensajes: 363
Registrado: Jue Abr 27, 2006 2:15 am
Ubicación: 52º 12' 24" N, 15º 06' 30" E

Mensajepor Jorge Romo Perez » Mar Jun 24, 2008 8:45 pm

Un tema muy interesante y poco difundido Beltzo, Me motivò a aprender mas de èsto..
En lo particular no recuerdo haber leìdo algo al respecto, con la profundidad que se trata en el presente.. ¿Existe alguna bibliografìa adicional recomendable?
Felicidades y gracias!! :P
"Cuando regreses a casa, dile a tus hijos, que a cambio de su futuro, ofrendamos nuestro presente".
John Maxwell Edmonds (1875 -1958) inscrito en el Kohima 2nd Division Memorial
Imagen

Avatar de Usuario
eduardo_e_s
Miembro
Miembro
Mensajes: 93
Registrado: Mar Abr 08, 2008 7:05 pm
Ubicación: Madrid, España

Mensajepor eduardo_e_s » Mar Jun 24, 2008 9:23 pm

¡Hola!

¡Muy interesante!. Y lo delicado de como trartar por parte de los mandos el tema de la guerra quimica.

Solo un par de detalles. Creo que este post corresponde al subforo del frente Mediterraneo ¿no? :wink:

Y por otro lado, me ha costado un poquito deducir que la acción sucedió en 1943, no se menciona en ningún sitio.

Saludos

Avatar de Usuario
Klaus
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 744
Registrado: Dom Mar 25, 2007 1:43 pm
Ubicación: Asturias

Mensajepor Klaus » Mar Jun 24, 2008 9:53 pm

Apenas habia oido nada de dicha operacion, no me sorprende no conocerla hasta ahora tratandose de que son los vencedores los que escriben la historia a su manera, lo cual me resulta verdaderamente lamentable. El secretismo de los aliados solo sirvio para incrementar el daño
Gracias por el articulo
Imagen
"Grita: devastacion! y suelta los perros de la guerra" William Shakespeare

<<Klaus Berger>>

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Mié Jun 25, 2008 2:04 pm

Hola a Todos:

¿Existe alguna bibliografía adicional recomendable?


Recomendable sería hacerse con alguno de los que creo que son los dos únicos libros que tratan de manera monográfica el tema, el ya mencionado trabajo de Glenn B. Infield “Disaster at Bari” o el más reciente “Nightmare in Bari: The World War II Liberty Ship Poison Gas Disaster and Coverup” de Gerald Reminick, por supuesto no existen ediciones en castellano.

Solo un par de detalles. Creo que este post corresponde al subforo del frente Mediterraneo ¿no?


Personalmente siempre he considera Italia dentro de teatro occidental de la guerra, pero técnicamente, quizás encajara mejor en el frente del mediterráneo.

Y por otro lado, me ha costado un poquito deducir que la acción sucedió en 1943, no se menciona en ningún sitio.


Cierto, di por hecho que se comprendería perfectamente el año en que se sitúa la acción, error por mi parte que paso a corregir para que nadie más tenga ese problema.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Jorge Romo Perez
Miembro
Miembro
Mensajes: 363
Registrado: Jue Abr 27, 2006 2:15 am
Ubicación: 52º 12' 24" N, 15º 06' 30" E

Mensajepor Jorge Romo Perez » Mié Jun 25, 2008 6:19 pm

Perdòn se duplicò el mensaje.
Última edición por Jorge Romo Perez el Mié Jun 25, 2008 6:31 pm, editado 1 vez en total.
"Cuando regreses a casa, dile a tus hijos, que a cambio de su futuro, ofrendamos nuestro presente".

John Maxwell Edmonds (1875 -1958) inscrito en el Kohima 2nd Division Memorial

Imagen

Avatar de Usuario
Jorge Romo Perez
Miembro
Miembro
Mensajes: 363
Registrado: Jue Abr 27, 2006 2:15 am
Ubicación: 52º 12' 24" N, 15º 06' 30" E

Mensajepor Jorge Romo Perez » Mié Jun 25, 2008 6:21 pm

Wikipedia menciona el incidente: http://en.wikipedia.org/wiki/Poison_gas deafortunadamente, nos remite a las mismas fuentes ya mencionadas por beltzo, no hay mas luz al respecto.
Hay otro titulo disponible: "Poisonous Inferno"
World War II Tragedy at Bari Harbour
Autor: George Southern

http://www.britain-at-war.org.uk/html/new_books.htm

El mismo vinculo arriba indicado menciona de esta obra a como una de las muy pocas fuentes de datos impresas y existentes en el mercado, hasta el momento.

Ni hablar, habrà que conseguir estos tìtulos, por lo pronto... y volver a practicar el inglès :wink:
Última edición por Jorge Romo Perez el Mié Jun 25, 2008 8:26 pm, editado 1 vez en total.
"Cuando regreses a casa, dile a tus hijos, que a cambio de su futuro, ofrendamos nuestro presente".

John Maxwell Edmonds (1875 -1958) inscrito en el Kohima 2nd Division Memorial

Imagen

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8924
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Mié Jun 25, 2008 7:17 pm

¡Hola a todos!

Aparte del SS John Harvey, también había cargamento tóxico en el SS Samuel L. Tilden, según Gerald Reminick (Nightmare in Bari).

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Jue Jun 26, 2008 1:12 pm

Hola de Nuevo:

Yo no he leído el libro de Reminick ¿refiere el tipo de cargamento tóxico? La pregunta la hago porque John Gorley Bunker en su libro “Lyberty ships” dice que el Samuel L. Tilden llevaba un cargamento de gasolina y municiones.

The Samuel Tilden, which had just arrived at Bari, had a bomb go down her stack and explode in the engine room. Incendiaries set fire to her cargo of gasoline and ammunition. Men went overboard to escape the flames.


http://www.armed-guard.com/ag81.html

Lo que si recuerdo haber leído por alguna parte es que el Lyman Abbott que resultó dañado llevaba un cargamento de productos químicos.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8924
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensajepor José Luis » Jue Jun 26, 2008 1:16 pm

beltzo escribió: ¿refiere el tipo de cargamento tóxico?


Gas mostaza. La información es indirecta, es decir, de otro autor que cita el libro y página de Reminick como fuente.

JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Jorge Romo Perez
Miembro
Miembro
Mensajes: 363
Registrado: Jue Abr 27, 2006 2:15 am
Ubicación: 52º 12' 24" N, 15º 06' 30" E

Mensajepor Jorge Romo Perez » Jue Jun 26, 2008 5:13 pm

Lo que si es evidente es que èste caso es uno mas de los seguramente clasificados como "expedientes X" por el gobierno norteamericano, desde su origen: :roll:
Reafirmando lo expuesto por Beltzo previamente:

(Extractos tomados de wikipedia en http://en.wikipedia.org/wiki/Poison_gas#World_War_II)

..The presence of the gas was highly classified, and authorities ashore had no knowledge of it —.....
The whole affair was kept secret at the time and for many years after the war
...
Se puede añadir que hasta el momento, donde por lo menos tiene muy poca difusiòn :P

Por otra parte es interesante analizar el origen (o excusas?) de algunos autores por la presencia de èstos cargamentos en puertos de Italia:

Rick Atkinson, in his book The Day of Battle, describes the intelligence that prompted Allied leaders to deploy mustard gas to Italy. This included Italian intelligence that Adolf Hitler had threatened to use gas against Italy if she changed sides, and prisoner of war interrogations suggesting that preparations were being made to use a "new, egregiously potent gas" if the war turned decisively against Germany. Atkinson concludes that "No commander in 1943 could be cavalier about a manifest threat by Germany to use gas."


Indudablemente Beltzo, un tema apasionante, fresco y motivo de una investigaciòn a fondo. De mi parte, felicidades nuevamente!!

Ni hablar, èsto es, lo que la guerra realmente es..... :?
"Cuando regreses a casa, dile a tus hijos, que a cambio de su futuro, ofrendamos nuestro presente".

John Maxwell Edmonds (1875 -1958) inscrito en el Kohima 2nd Division Memorial

Imagen

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Jue Jun 26, 2008 7:31 pm

Hola de Nuevo:

Por otra parte es interesante analizar el origen (o excusas?) de algunos autores por la presencia de èstos cargamentos en puertos de Italia:


Atkinson es uno de los autores que yo conozca que menos trata de excusar a su gobierno, ni a sus tropas, en sus actuaciones durante la guerra (no creo que nadie que haya leído la primera obra de esta trilogía “un ejército al amanecer” pueda dudar de Atkinson en este aspecto).

El hilo trata sobre el ataque a Bari no únicamente sobre las armas químicas que podía, o no, haber allí, por ello no quise perderme demasiado en ese entramado (cuando escribo siempre tengo en cuenta que no estoy escribiendo una tesis, solo un relato cuyo tema creo que pueda tener un mínimo interés e intento ser lo más claro y ameno posible). Dado tu interés voy a resumirte lo que dice Atkinson y pondré en negrita y textualmente una duda que flota en el aire, no es una duda personal de Atkinson sino que la toma de otra fuente, pero si su afán hubiese sido de exculpación norteamericana desde luego que no la habría incluido.

Así, Atkinson dice que en el norte de África los aliados no habían encontrado ni rastro de armas químicas alemanas y sus servicios de inteligencia consideraban improbable que fueran a utilizarlas excepto si la situación era desesperada y el recurso podía ser decisivo. Sin embargo a finales de agosto los servicios secretos italianos avisaron a Marshall que Berlín había amenazado con usarlas en caso de que Italia abandonara el eje y de los interrogatorios de prisioneros se deducía que los alemanes estaban intensificando su preparación para llevar ataques químicos.

En este contexto, en agosto, el presidente Roosevelt advirtió públicamente a los alemanes que un ataque químico sería respondido con una “venganza en especie, completa y rápida”. Ya hacía tiempo que los aliados habían autorizado el establecimiento de grandes depósitos químicos en el mediterráneo, para garantizar la venganza rápida anunciada por Roosevelt, se acordó acumular en el mediterráneo una reserva de armas químicas para 45 días, entre ellas más de 200.000 bombas de gas mostaza. La Casa Blanca también autorizó la creación en Foggia de una gran almacén secreto cuyo primer envío era el que se hallaba en las bodegas del John Harvey. Nunca se ha explicado debidamente cómo habrían podido ser disuadidos los alemanes si los métodos de disuasión permanecieron en secreto.

Saludos
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen



"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein


Volver a “Frente africano y mediterráneo”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado