pub01.jpg

Werner Hartenstein y el incidente del Laconia

Flotas de superficie. Navíos de guerra.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Werner Hartenstein y el incidente del Laconia

Mensajepor Erich Hartmann » Vie Jul 29, 2005 12:01 am

El caballero del mar

Werner Hartenstein pasará a la historia de la guerra submarina por ser el último comandante que dio auxilio y recogió a los náufragos de un buque atacado.

Imagen

Hartenstein fue el comandante del U-156, un submarino del tipo IX-C con el que realizaría 5 patrullas (294 días) con un total de 20 buques hundidos (97.205 tn) y 4 buques dañados (20.001 tn).

Nació el 27 de Febrero de 1908 en Plauen (Alemania) y murió en combate el 8 de Marzo de 1943 a bordo del U-156 al este de las islas Barbados en posición 12.38N, 54.39W, Grid EE9 por las cargas de profundidad lanzadas desde un bombardero Catalina de los USA.

La tragedia del Laconia.

La noche del 12 de Septiembre de 1942, Hartenstein torpedeó el transporte de tropas británico Laconia que evacuaba a militares y sus familias, junto con algunos prisioneros de guerra, de la África inglesa. A bordo iban 463 tripulantes británicos, 286 militares británicos, 80 civiles (algunas mujeres y niños), 1.800 prisioneros italianos y 103 guardias polacos. En cuanto Hartenstein oyó gritos de socorro se puso a recoger víctimas del agua. <<Hasta ahora 90 rescatados>>, radió al cuartel general de submarinos. <<Solicito instrucciones>>. Dönitz sabía que torpedear a soldados italianos podría tener un efecto muy grave sobre las relaciones de Alemania con su compañero del Eje.

Destinó dos submarinos de Freetown, Sierra Leona, a la escena; los italianos mandaron uno de sus propios submarinos, y los franceses de Vichy en Dakar despacharon tres buques de guerra para ayudar a recoger a los supervivientes.

Sin embargo, el U-156 de momento se hallaba solo. Toda la noche la nave no paró de rescatar a gente del mar sin importar su nacionalidad. Los submarinos estaban penosamente mal equipados para enfrentarse a tales situaciones:

Abajo apenas había suficiente espacio para albergar a la dotación, mucho menos a pasajeros adicionales, además, los supervivientes distribuidos en la cubierta se ahogarían si la nave se veía obligada a la inmersión. A las 4 de la madrugada del día siguiente Hartenstein envió un mensaje por radio en inglés de petición de auxilio a los barcos internacionales en la banda de 25 metros y en la frecuencia de onda comercial de 600 metros: <<SI ALGÚN BARCO AYUDA A LA TRIPULACIÓN ZOZOBRADA DEL LACONIA, NO LO ATACARÉ SIEMPRE QUE NO ESTÉ SIENDO ATACADO POR FUERZAS DE MAR O DE AIRE. HE RECOGIDO 193 HOMBRES, 4º52`S, 11º26’W. SUBMARINO ALEMÁN. No acudió ningún barco. Pero ahora el enemigo conocía la posición del U-156.

Durante dos días Hartenstein se afanó por mantener juntos los botes y los supervivientes. En lo que a él concernía, la operación de rescate no era una cuestión de utilidad militar, sino de servicio humanitario. Por ese entonces en el U-156 se apiñaban 310 personas: alemanes, británicos y polacos. Un médico italiano atendió a los enfermos y a los heridos, usando los vendajes, las medicinas y opio alemanes. Algunos de los italianos tenían heridas de bayoneta de luchar con sus guardias polacos para escapar de la bodega prisión del Laconia. Otra gente mostraba graves heridas producidas por mordiscos de tiburones.

Al fin arribaron los submarinos de Freetown, el U-506 y el U-507. Recogieron a algunos de los supervivientes del U-156 y a otros de los botes salvavidas. Ahora Hartenstein tenía a 55 italianos y a 55 británicos a bordo incluyendo cinco mujeres, y les había salvado la vida a unas 400 personas. Las dotaciones de las otras naves se comportaron con igual entrega, dispensando sopa y café, y dándole sus literas a las mujeres y a los heridos. Los submarinos empezaron a reunir botes salvavidas para el encuentro con los buques de guerra que los franceses de Vichy.

Mientras el U.156 estaba así ocupado el cuarto día después de que el Laconia fuera torpedeado, el desastre se abatió desde un cielo azul y despejado.

A las 11:25 de la mañana, mientras las cubiertas del U-156 estaban atestadas de supervivientes y muchos mas que eran remolcados en cuatro botes salvavidas, un vigía informó haber oído unavión. Avistaron un bombardero B-24 Liberator de cuatro motores con emblemas americanos que se acercaba desde el nordeste. Hartenstein, ansioso por demostrarle al piloto sus intenciones pacíficas, ordenó que extendieran una gran e improvisada bandera de la Cruz Roja sobre el cañón de 105-mm, y le dijo a la dotación alemana del cañón antiaéreo que había detrás del punte que se echara sobre la cubierta. Al mismo tiempo le ordenó a un experto en señales que le enviaran al avión un mensaje en Morse en inglés: << AQUÍ SUBMARINO ALEMÁN CON NÁUFRAGOS BRITÁNICOS A BORDO. ¿TIENEN A LA VISTA BARCO DE RESCATE?>> Cuando el piloto no respondió, un oficial británico le preguntó a Hartenstein si él podía enviar un mensaje con el foco de señales, ya que quizá así lo entendieran mejor. Recibió autorización y le transmitió el mensaje al piloto americano: << OFICIAL DE LA RAF HABLANDO DESDE EL SUBMARINO ALEMÁN. SUPERVIVIENTES DEL LACONIA A BORDO, SOLDADOS, CIVILES, MUJERES, NIÑOS >>. Un marinero británico recordó la escena con horror. <<Él más miope de los pilotos no podría haber dejado de percibir la verdad>>, dijo. <<Ahí había un submarino con cuatro botes a remolque llenos de supervivientes, el primero a tan sólo 20 metros de la nave. >> Pero una vez más el piloto no respondió, y entonces se marchó... a recoger cargas de profundidad en Freetown, tal como luego se supo.

A las 12:32 el Liberator regresó y realizó una pasada a baja altura. Al descender, Hartenstein se quedó perplejo al ver que tenía abierto el compartimiento de las bombas. Soltó dos al mar muy cerca de ellos. Los alemanes, británicos, italianos y polacos, momentáneamente unidos contra un enemigo común aunque inesperado, gritaron execraciones contra el avión americano.

En la segunda pasada del Liberator, un marinero alemán cortó el cabo de remolque de los botes con un golpe de hacha. Era demasiado tarde. Una bomba voló una de las embarcaciones, matando a algunos pasajeros. Entonces los tripulantes alemanes corrieron hacia el cañón antiaéreo, pero Hartenstein gritó: <<¡Que ni un solo hombre se acerque al cañón!>>.

El avión una vez mas se dirigía hacia ellos. Una carga de profundidad explotó justo bajo la sala de control. Las mujeres y los niños gritaban, y se dijo que la sala de control y el compartimiento de proa empezaron a recibir agua. Hartenstein no tenía otra alternativa: Debía salvar su nave. <<¡Que todos los británicos abandonen en el acto el submarino!>>, gritó. Luego se informó que las baterías soltaban cloro; para despejar la nave de todo menos la tripulación que podía manejar esa emergencia, también hubo de ordenar la expulsión de los italianos.

Por entonces el avión ya había gastado todas sus bombas, y abandonó la escena. El U-156 estaba tan dañado que Hartenstein decidió que debía suspender el rescate y regresar a la base. No fue hasta el 17 de septiembre, cinco días después del hundimiento, cuando dos buques de guerra de los franceses de Vichy al fin arribaron al punto de encuentro, donde recogieron a los últimos supervivientes de los botes salvavidas.


Así terminó uno de los episodios más notables de la campaña de submarinos de la Segunda Guerra Mundial. La cuenta final de supervivientes fue de 450 de 1.800 italianos, 588 de 829 británicos, 73 de 103 polacos. De los submarinos que formaron parte en el rescate, todos fueron hundidos en misiones posteriores. Hartenstein murió en el U-156 en marzo de 1943. Años después se descubrió que el piloto americano había interpretado correctamente la escena de rescate alrededor del U-156, pero la base antisubmarina de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en la isla Ascensión le había ordenado de todas formas llevar a cabo el ataque, en razón de que el submarino seguía siendo un peligro para los barcos de la zona.Quedaba muy claro que el humanitarismo ya no era posible en la guerra de submarinos. Como resultado del ataque del Liberator contra el U-156, Dönitz tomó una decisión trascendente. <<Nunca más...>>, juró, <<...deben los submarinos quedar expuestos a los peligros de una operación de rescate>>. A todas las naves les radió una orden que iba a ser famosa:

<< TODO INTENTO DE RESCATE DE LAS TRIPULACIONES DE LOS BARCOS HUNDIDOS CESARÁ A PARTIR DE ESTE INSTANTE. ESTA PROHIBICIÓN SE APLICA POR IGUAL A LA RECOGIDA DE HOMBRES EN EL AGUA Y A PONERLOS A BORDO DE UN BOTE SALVAVIDAS, AL ENDEREZAMIENTO DE LOS BOTES VOLCADOS Y AL ABASTECIMIENTO DE COMIDA Y AGUA. ESAS ACTIVIDADES SON UNA CONTRADICCIÓN DEL PRINCIPAL OBJETIVO DE LA GUERRA, A SABER, LA DESTRUCCIÓN DE LOS BARCOS ENEMIGOS Y SUS DOTACIONES.

La orden en versión original:

A b s c h r i f t.

Hauptquartier, den 7.10.43.
Ordenung No. 56
Der Oberste Befehlshaber
B.d.U


1) JEGLICHE RETTUNGSVERSUCHE VON ORDER ANGEHÖRIGEN VERSENKTER SCHIFFE, ALSO AUCH DAS AUFFISCHEN SCHWIMMENDER UND ANBORDGABE AUF RETTUNGS- BOOTE, AUFRICHTEN GEKENTERTER RETTUNGSBOOTE, ABGABE VON NAHRUNGSMITTELN UND WASSER HABEN ZU UNTERBLEIBEN. RETTUNG WIDERSPRICHT DEN PRIMITIVSTEN FORDERUNGEN DER KRIEGSFÜHRUNG NACH VERNICHTUNG FEINDLICHER SCHIFFE UND DEREN BESATZUNGEN.

2) DIE BEFEHLE ÜBER DAS MITBRINGEN VON KAPITÄNEN UND CHEFINGENIEUREN BLEIBEN BESTEHEN.

3) SCHIFFBRÜCHIGE NUR DANN RETTEN, WENN IHRE AUSSAGEN FÜR DAS BOOT VON WICHTIGKEIT SIND.

4) BLEIBT HART. DENKT DARAN, DAS DER GEGNER BEI SEINEN BOMBENANGRIFFEN AUF DEUTSCHE STÄDTE KEINE RÜCKSICHT AUF FRAUEN UND KINDER NIMMT!

DÖNITZ
GROßADMIRAL.




Werner Hartenstein y los tripulantes del U-156 encontraron la muerte a ser atacados, seis meses después, el 8 de marzo de 1943, cuando se encontraba de patrulla en las cercanías de Barbados. Un avión atacó con cargas de profundidad hundiendo al submarino con toda la tripulación.


Fuente: Von Bulow

Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3346
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Mié Ago 03, 2005 7:37 pm

Algun detalle sobre lo ocurrido tras el hundimiento.
Las mujeres y los niños fueron subidos a bordo del submarino U-505 cuyo comandante era Harro Schacht .
Una de esas mujeres, que habia perdido a su hija durante las maniobras de abandono del Laconia (la habia entregado a un marinero para subir a bordo del bote) pregunto por ella y el comandante alemán se comporto amablemente llamandola a la torreta cada vez que se divisaba un bote prestándole los prismáticos para que pudiera comprobar si en él se encontraba la niña.
Los submarinos que acudieron al rescate se portaron de maravilla con los naufragos dándoles de comer, los cocineros tenían mucho trabajo.
El incidente con el avión B-24 fué insólito por cuanto los alemanes habian desplegado la bandera de la cruz roja tal y como Hartmann comenta más arriba, pero aquí mis datos difieren ligeramente de los suyos pues el avión llevaba armamento antisubmarino; el avión no atacó de inmediato y recibió, tal y como Hartmann también cuenta, mensajes tanto de los alemanes como de los naufragos británicos, el piloto pidió instrucciones y recibió orden de atacar porque el jefe de escuadrón desconocia que el Laconia habia sido hundido, (eso no disculpa una acción contra personas indefensas y en este caso todos estaban indefensos incluso el submarino y sus tripulantes por la naturaleza de la situación) una carga cayó entre los botes cuyos supervivientes cayeron al agua por efecto de la explosión, otra cayó cerca del submarino causando averías; a pesar de ello y de que al dia siguiente el mismo avión volvió a atacar a otro de los submarinos, estos siguieron ayudando a los naufragos hasta que un buque de la Francia de Vichy se acercó y subió a bordo a los supervivientes.
También tal y como comenta Hartmann los supervivientes que se encontraban en el agua fueron atacados por tiburones (navegar por aguas tropicales es lo que tiene, si caes al agua no sabes cuando un bicho de esos te va a elegir de bocadillo) los submarinos subieron a bordo a todos los que pudieron algunos de ellos con mordeduras.
A bordo del Laconia iban 2700 personas y sobrevivieron 1100 pero sin duda de no ser por la humanidad de Harstenstein y la ayuda de otros submarinos el número de muertos hubiera sido mayor.
El grave error aliado al atacar a fuerzas enemigas durante una operación de rescate, tuvo sus graves consecuencias y muchos inocentes pagaron con su vida la ineptitud de unos pocos insensibles que, no debian de saber cuan dura es la supervivencia en el mar.
La orden de Dönitz (también Hartmann la comenta) como consecuencia del incidente es dura y cruel pero la actitud de quienes provocaron esa orden fue peor.
La pregunta sería ¿hay algo mas heroico y humano que salvar la vida de un semejante, que además es enemigo arriesgando la propia?.
Personalmente creo que no porque si salvar a cualquier semejante arriesgando la propia vida es un acto de gran heroismo hacer lo mismo con aquel que ademas se opone de algún modo a tus fines es más grande.
Sigo intentando saber, quien era el soldado alemán fusilado en Holanda por sus camaradas al negarse a fusilar a su vez a un grupo de inocentes rehenes como represalia.
Fué incluido en el grupo a fusilar lo malo de todo es que considero el acto de mucha valentia y no encuentro nada sobre el asunto, para mi es un ejemplo a seguir en una guerra porque una bomba puede matar a inocentes, pero quien la lanza no tiene la oportunidad de ver sus caras y en muchos casos no es su objetivo matar a esas personas, es lo que tiene una guerra.

ToKoTo
Miembro
Miembro
Mensajes: 203
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:40 pm
Ubicación: 41º 37' 12" N, 0º 37' 47" E
Contactar:

Mensajepor ToKoTo » Mié Ago 03, 2005 8:31 pm

Y luego aparecen películas como el U-571... que aparte de mentir sobre el robo de la máquina Enigma representan a los marineros alemanes como sanguinarios y sin compasión
Cerebro, tu no me agradas y yo no te agrado, así que sácame de esta y después te sigo matando con cerveza.

Piensa mal... y acertarás

ImagenImagen

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3346
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensajepor minoru genda » Mié Ago 03, 2005 8:43 pm

De todo hay en una guerra por parte y parte.
El problema reside en que según pasa el tiempo la cosa se va envileciendo, los mandos quieren acabar la guerra, los soldados tambien, los políticos lo mismo y entre todos van surgiendo aquellos que están hartos, junto a las malas personas, cuando ya la cosa parece que está acabando es cuando se producen las mayores atrocidades si cabe porque van apareciendo los oportunistas que no se apuntan a nada pero se aprovechande todo y.....ya sabemos todo se contagia menos la hermosura.
Pero en fin corramos un estúpido velo (no es así pero pal caso es lo mismo el velo que tapa la indecencia es estúpido)

Avatar de Usuario
Von Bulow
Usuario
Usuario
Mensajes: 19
Registrado: Jue Jun 23, 2005 11:03 pm

Mensajepor Von Bulow » Dom Ago 07, 2005 4:10 am

El denominado "ultimo caballero" :lol:

Pues asi es,perrerias hacen todos.Los alemanes ametrallaron y los britanicos tambien lo hicierotn.Ya publicaré por aqui la historieta del comandante que torpedeo a un mercante alemán en Malta y tras ordenar ametrallar a los naufragos,dijo literalmente " los submarinos ingleses,no hacen nunca prisioneros",algo que en cierta medida es la realidad dado que en verdad no pueden recoger mas que dos o tres hombres.Pero entre eso y no dejar supervivientes

Aqui se ven las diferencias entre vencedores y vencidos,puesto que dicho comandante seria despues condecorado con honores recomendado por el almirante jefe de la Home Fleet,el Almirante Sir George Tovey.Los comandantes alemanes que hacian estas crueldades,de salir a la luz,eran considerados criminales de guerra e iban a la horca(si es que no los habian hundido con cargas de profundidad antes,claro)

Un saludo.

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Dom Ago 14, 2005 12:12 am

Erich Hartmann escribió: TODO INTENTO DE RESCATE DE LAS TRIPULACIONES DE LOS BARCOS HUNDIDOS CESARÁ A PARTIR DE ESTE INSTANTE. ESTA PROHIBICIÓN SE APLICA POR IGUAL A LA RECOGIDA DE HOMBRES EN EL AGUA Y A PONERLOS A BORDO DE UN BOTE SALVAVIDAS, AL ENDEREZAMIENTO DE LOS BOTES VOLCADOS Y AL ABASTECIMIENTO DE COMIDA Y AGUA. ESAS ACTIVIDADES SON UNA CONTRADICCIÓN DEL PRINCIPAL OBJETIVO DE LA GUERRA, A SABER, LA DESTRUCCIÓN DE LOS BARCOS ENEMIGOS Y SUS DOTACIONES


Años mas tarde la orden Laconia, fue utilizada en los juicios de Nuremberg, como argumento para condenar al Almirante Doenitz por crímenes de guerra, a pesar que los submarinos estadounidenses, en el Pacífico, operaban bajo las mismas órdenes. Finalmente Doenitz fue condenado a 11 años 6 meses en la prisión de Spandau.
ImagenImagenImagenImagen
Heinrich Heine Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas

Tumansky
Usuario
Usuario
Mensajes: 13
Registrado: Jue Jun 16, 2005 5:45 am
Ubicación: España

Mensajepor Tumansky » Sab Oct 01, 2005 6:59 pm

El comandante del submarino aliado que atacó al cañón y ametralladoras a indefensos naúfragos alemanes en dos ocasiones distintas fue el Lieutenant Commander ACC Anthony Miers, dándose la paradoja de que posteriormente fue condecorado con la Victory Cross.Estaba al mando del submarino HMS Torbay.


http://www.oocities.org/pentagon/camp/3166/


Saludos.

Avatar de Usuario
Cpt_Morgan
Usuario
Usuario
Mensajes: 30
Registrado: Vie Jun 23, 2006 7:40 pm
Ubicación: Murcia-España

Mensajepor Cpt_Morgan » Mar Jun 27, 2006 7:57 pm

las opciones de los aliados eran estas...

o recoger a los naufragos en sus barcos de los submarinos, y que despues desaparecieran... y al tiempo se repitiera la historia, o atacar y hundir a una nave de guerra enemiga...
no es una facil decision...

depues del caso laconia, el BDU ordeno a todos su buques la prohibicion de recoger prisionero alguno, a excepcion de oficiales a los que se pudiera interrogar para conseguir informacion...

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3567
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: Werner Hartenstein y el incidente del Laconia

Mensajepor Audie Murphy » Vie Ene 14, 2011 11:47 pm

"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: Werner Hartenstein y el incidente del Laconia

Mensajepor Eriol » Jue Abr 26, 2012 1:36 pm

Hola!

En mi blog puse esta entrada y para no crear un tema hablando de lo mismo lo dejo aqui:

El hundimiento del Laconia

Al mismo tiempo que se llevaba a cabo una exitosa ofensiva contra la costa este norteamericana salieron ,entre los días 16 y 19 de agosto,desde Lorient varios sumergibles con un destino totalmente distinto. Eran los U-68,U-156,U-172 y U-504 todos del tipo IX c de largo alcance y el U-459 del tipo XIV ideado especialmente para el reabastecimiento,todos ellos parte del denominado grupo Eisbar . Su objetivo era potencialmente atractivo y había sido relativamente poco atacado: Ciudad del Cabo en Sudáfrica.

Era una decisión lógica para este tipo de sumergibles que llevaban una buena carga de torpedos,hasta 22 peces metálicos, combinado con una autonomía excelente,mas de 10.000 millas. Estas cualidades en conjunto hacia que pudieran operar por un buen periodo en la costa de Sudáfrica y la adhesión al grupo del U-459 no haria sino alargar los ataques contra el trafico enemigo que se preveía fuera considerable en la zona.

En ruta estaban cuando el U-156 ,mandado por el LK Werner Hastenstein ,diviso el día 12 de septiembre al transatlántico mixto Laconia ,Británico de 19.695 T ,cargado con mas de 1.400 prisioneros de guerra italianos,268 soldados británicos con permiso,80 mujeres y niños y tripulado por 436 hombres.

Imagen
RMS Laconia
Fuente: http://commons.wikimedia.org/wiki/File: ... uselang=es

Tras esperar la llegada de la noche el sumergible alemán emergió y disparo consiguiendo impactar al buque ingles cuando se encontraba a unos130 km al Norte-Noreste de Ascension en el Atlántico central. Rápidamente el Laconia emitió un S.O.S. Pidiendo auxilio. Lo que no se imaginaban era que el primer buque en auxiliarlos seria el propio U-156 que al oír voces en italiano en el agua decidió acudir en ayuda de los náufragos y pidió ordenes al cuartel general en la Francia ocupada sobre la manera de proceder.

Veamos que nos dice Doenitz al respecto en sus memorias:

“Al recibir esta comunicación tome una decisión que contradecía las normas fundamentales de la guerra marítima en todas las naciones,en las cuales los objetivos bélicos se anteponen siempre a los de salvamento,solo debe realizarse este si la misión bélica de una barco de guerra no se ve limitada por la presencia de náufragos...

En este caso decidí,sin embargo ,proceder de otra forma”


Imagen
Isla Ascension,la A en morado. Unos 130 km al norte-noreste el U-156 hundió al Laconia. En rojo Ciudad del cabo donde operaron después los integrantes del grupo Eisbar.

Doenitz ordeno a los sumergibles que se dirigían hacia Ciudad del Cabo que suspendieran la misión y pusiesen rumbo hacia las coordenadas del hundimiento para ayudar en las tareas de salvamento. El único en no hacerlo fue el U-459 que se encontraba muy lejos hacia el sur y continuo rumbo. También se mando hacia la zona al U-506 y U-507,del tipo IX c ,y al sumergible italiano Capellini,tras la aprobación del Jefe de los submarinos italianos en Burdeos, desde su zona de operaciones en torno a Freetown todos. Ademas desde Dakar,territorio de la Francia de Vichy acudirían mas barcos para recoger a los supervivientes.

Mientras tanto en la zona del hundimiento el U-156 radiaba en ingles que tenia a bordo a supervivientes del Laconia,193 hombres, y ofrecía a cualquier barco enemigo una tregua para acercarse a ayudar con la tareas siempre y cuando el mismo sumergible alemán no fuera atacado.

A pesar de las advertencias de Hitler de que las naves alemanes implicadas no corrieran peligro Doenitz decidió seguir adelante con la operación de rescate a riesgo propio cambiando no obstante la ordenes para el grupo Eisbar haciendo que estos pusieran proa de nuevo hacia Ciudad del Cabo. Todos menos el U-156 que eventualmente estaba ya metido de lleno en las operaciones de rescate.

En la noche del 14 al 15 llegaría a la zona los U-506,al mando del LK Ferdinand Wunderman, recojiendo a 132 de los mas de 200 supervivientes que abarrotaban ahora la cubierta del U-156.La mañana del 16 el mismo sumergible de Wunderman tenia ya a bordo a mas de 200 náufragos.

Imagen
Náufragos del laconia a bordo del U-506
Fuente: http://www.estudiomar.org.es/Cronicas%2 ... agios.html

Mientras tanto el día 15 el U-507,capitaneado por el KK Harro Schacht , se encontró 4 botes cargados de náufragos que remolco hasta llegar ese mismo día al lugar del hundimiento. Allí subió a bordo a 164 soldados italianos y 2 oficiales británicos .

Las operaciones seguían esta senda con los sumergibles del eje cargados de supervivientes cuando el 16 de septiembre aparece un cuatrimotor con distintivo americano que tras sobrevolar los restos y las naves allí estacionadas se aleja tras establecer contacto con un oficial británico a bordo del U-156. Una hora después otro aparato del mismo tipo apareció y ataco al sumergible alemán con cargas de profundidad impactando una de ellas sobre uno de los botes que se estaba remolcando y haciendo volcar otro. Por si se repetía la situación Hastenstein ordeno cortar los las cuerdas que unían los botes con la nave alemana .Tras otro ataque Hastenstein traslado los supervivientes de abordo a las lanchas y abandono la zona rumbo oeste dañado para poder realizar reparaciones.

La madrugada del 17 Doenitz,en previsión de nuevos ataques ordeno que los sumergibles del eje estuvieran en disposición de sumergirse rápidamente en caso de que apareciese otro avión aliado.

El 17 de septiembre por la mañana al fin aparecieron las naves francesas,el crucero Gloire y el destructor Annamite a donde se empiezan a trasladar los supervivientes del naufragio. Durante el proceso también fue atacado el U-506 que tuvo que realizar una inmersión de emergencia cuando tenia a bordo aun 198 prisioneros. Tras esto se termino de trasladar a los náufragos a los buques franceses. El U-506 y 507 volvieron a su zona de operaciones al igual que el Capellini. El U-156 efectuaría reparaciones de emergencia y podría continuar son su misión actuando al oeste de Freetown.

De los 2.732 tripulantes del Laconia 1.111 serían rescatados. Pronto veremos que consecuencias tuvo este hundimiento y el posterior rescate.

Fuentes y enlaces de interés
http://lakriegsmarineencastellano.blogs ... conia.html
“10 años y 20 dias” K.Doenitz
http://www.u-historia.com/uhistoria/his ... storia.htm

Saludos
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8696
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

Re: Werner Hartenstein y el incidente del Laconia

Mensajepor Eriol » Mar May 15, 2012 12:09 am

¡Hola!

Vamos con la segunda parte del Incidente del Laconia que prometi hace tiempo

El hundimiento del Laconia:consecuencias

Ya vimos como se desarrollaron los acontecimientos tras el hundimiento del Laconia y como los sumergibles alemanes acudieron en ayuda de los pasajeros ,tanto italianos como ingleses,siendo después atacados por aviones aliados pero veamos ahora las consecuencias.

Doenitz hizo llegar a sus comandantes la siguiente orden el 17 de septiembre de 1942:

“Toda tentativa de salvamento de personal de buques hundidos ,así como el rescate de nadadores y recogida a bordo de pasajeros de botes de salvamento,remolque de los mismos,asistencia con comida y agua quedan suprimidos. El salvamento contradice las exigencias mas primitivas de la ejecución bélica que consiste en la destrucción de los barcos y las tripulaciones enemigas”

No hay que menos preciar el calado de esta orden. Se les estaba diciendo a los comandantes de los U-boat que ignorasen por completo a sus propias victimas. A pesar de lo duro que pueda parecer es una postura,militarmente hablando ,correcta para los intereses alemanes. Si cada sumergible alemán de una jauría de lobos se paraba a recoger a los supervivientes de uno de sus hundimientos la guerra submarina no habría tenido lógica por si misma. No solo se hubieran puesto en peligro ,como en el caso del Laconia,al hacerlo sino que hubieran ido llenando sus naves de prisioneros que podrían liberarse y tomar la nave y que como mínimo consumirían suministros acortando el tiempo de misión de la nave.

Doenitz fue acusado durante los juicios de Nuremberg por esta orden. En sus memorias nos cuenta:

“En el proceso de Nuremberg se me quiso cargar por la acusación inglesa esta prohibición como una orden de asesinato que exigía de los comandantes matar a los náufragos premeditadamente ”

Ciertamente una de las principales causas por la que Doenitz se libro de este cargo fue la declaración jurada del almirante norteamericano Chester Nimitz de que en su ofensiva submarina contra el Japón entre 1943-1945 la US Navy tampoco había recogido supervivientes y habían adoptado una guerra total sin restricciones contra el trafico marítimo enemigo.

Imagen
Banquillo de los acusados en el juicio de Nuremberg.Doenitz esta en 2ª fila en la parte superior
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Juicios_de_N%C3%BAremberg

Fuentes y enlaces de interés
“10 años y 20 dias” K.Doenitz
http://www.u-historia.com/uhistoria/his ... storia.htm

Saludos
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7283
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Werner Hartenstein y el incidente del Laconia

Mensajepor tigre » Mié Ene 18, 2017 1:47 am

Hola a todos :-D; algo más, bueno si leemos el hilo A saga do U507 en Brasil veremos un punto de vista diametralmente opuesto a las actividades realizadas en este caso, aquí va otra faceta del U-507..........

Submarinos al rescate - El U-507 en el incidente del Laconia.

Imagen
Naúfragos del Laconia en la cubierta del U-507...................................................

Fuente: U Boats to the Rescue – http://www.u-boote.fr/laconia.htm

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.


Volver a “Marina de guerra del Eje”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados