pub01.jpg

Relatos de Dunkerque

La guerra en el oeste de Europa

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
leytekursk
Expulsado
Mensajes: 234
Registrado: Mié Dic 27, 2006 4:00 am
Ubicación: Talcahuano, Chile
Contactar:

Mensajepor leytekursk » Jue Nov 29, 2007 3:44 am

"En las proximidades de Dixmude, el teniente Alexander Lyell repasaba una orden recibida del Cuartel General de la división en la cual se le hacía una advertencia desconcertante. Lo mismo que habían hecho en Holanda, los paracaidistas alemanes se lanzaban a tierra disfrazados de monjas. La misma orden aclaraba, que tales monjas podían ser descubiertas a simple vista por las marcas que dejaban las correas de los paracaídas en la parte posterior de los germanos.

A pesar de lo absurda que pudiera parecer la noticia, se trataba de un hecho real.

En la madrugada de aquel día, el artillero William Brewer y cuatro camaradas, que se retiraban hacia Dunkerque, se hallaban tomando una taza de té en una granja cuando penetró en ella el soldado Geordie Allen, pálido y desencajado.

- Habéis visto alguna vez en vuestra vida una monja afeitándose...?

Avanzando cuerpo a tierra sobre las verdes praderas, los cinco hombres lograron convencerse de la realidad de lo que hasta entonces habían creído la más descabelladas de las mentiras: dos paracaidistas alemanes, con sendas tocas blancas a sus pies y crucifijos colgando de sus pechos, se afeitaban al amparo de un montón de heno recién segado.

Segundos más tarde, aquellas "pobres monjas" morían acribilladas por el fuego de los fusiles británicos y amplias manchas de sangre teñían los oscuros hábitos.


Op. Cit. pag. 83


Saludos

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3567
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Relatos de Dunkerke

Mensajepor Audie Murphy » Vie Dic 25, 2009 12:47 am

Unas historias increibles

"Al oeste de la ciudad de Steene, los tanques del general Von Kleist avanzaban sin tregua, hasta que el alcalde de la localidad, Jean Duriez, fabricante de vinos, concibió una idea feliz. Vació sus enormes depósitos de alcohol sobre los terrenos inundados que rodeaban a la ciudad. Más de dos millones de litros del líquido inflamable quedaron flotando por encima de la superficie de las aguas. Duriez se cruzó de brazos y esperó a que cayese el primer proyectil. Al estallar, envolvió en llamas los alrededores de Steene, condenando de este modo a la inacción a los tanques enemigos. Fascinado y, a la vez, sorprendido por su propia hazaña, Duriez contempló cómo dos de los tanques de Von Kleist caían víctimas de su ingenioso plan. El avance desde el oeste había sido paralizado"

"Ni siquiera los tanques de Von Kleist pudieron proseguir su avance. Los pocos que se decidieron a ello, despistados por el humo de los incendios por el bombardeo artillero alemán, terminaron por sumergirse en las aguas del Canal. El ataque de la infantería cedió asimismo en Bergues, aunque hasta las nueve de la noche los Loyals no pudieron emprender la retirada hacia Dunkerque, entre un terrorífico fuego graneado de mortero. Muchos de aquellos hombres, por orden del general de división Harry Curtis, dejaron sus fusiles colocados de modo perfecto en sus posiciones. Por medio de un ingenioso sistema de gomas elásticas, pesas y velas de lenta combustión, las armas disparaban a intervalos regulares, dando la impresión de que aún se mantenía una fuerza considerable en defensa de la ciudad"

Imagen
fuente http://www.nationalarchives.gov.uk

"Cinco kilómetros al este, estaba el regimiento East Lancashire. Con todas las municiones agotadas, su 1.er Batallón, al mando del capitán Harold Ervine-Andrews, llegó a Dunkerque reducido a 40 hombres, con los que logró cubrir un frente de 1Km durante su retirada. Andrews, un irlandés robusto y tosco, era venerado por sus hombres debido a sus maneras sencillas e informales. Durante su estancia en la India y en China, sus juergas llegaron a adquirir caracteres de verdaderas leyendas y sus excentricidades se hicieron famosas: por una apuesta de cinco libras, cubrió una distancia de 80 Kms y por una suma aproximada, se metió en la selva, cobró un antílope negro y regresó a su puesto con el animal cargado al hombro.
En el transcurso de aquella noche, Andrews y sus hombres persistieron tumbados sobre el suelo de un granero, a fin de ampararse contra un fuego artillero aniquilador, horas antes se habían visto ya obligados a desalojar su posición en una granja vecina. Ahora, por segunda vez, su refugio era devorado por las llamas. Mientras se trasladaban a un seto, envueltos en nubes de humo y de cenizas, distinguieron a infantes alemanes avanzando a escasos metros.
Andrews arengó a sus hombres: "fijaos, son más de quinientos. Nosotros, sólo treinta y seis. Dejad que se acerquen un poco más y saldremos a su encuentro".
Hizo sonar su silbato y saltó el seto para dirigirse contra el enemigo. El griterío de aquellas treinta y seis gargantas sorprendió a los alemanes de tal forma que retrocedieron para buscar protección.
Más tarde, encaramado al tejado de un establo, armado con un simple fusil, Andrews abatió a diecisiete alemanes. Cuando se decidió a bajar, tomó un «Bren» y se lanzó al ataque.
El soldado John Taylor expresó posteriormente aquella acción con estas palabras:"luchamos como ninguno se hubiese creído capaz de hacerlo. Cuando las municiones se agotaron, nos defendimos a patadas, a puñetazos, incluso a mordiscos"
Después de quince largos y sangrientos minutos, los alemanes, desconcertados, optaron por retroceder. El frente se mantuvo intacto, pero Andrews, después de evacuar hacia la retaguardia a sus heridos, se encontró con la amarga sorpresa de que no le quedaban sino ocho hombres.A la cabeza de su reducida partida, avanzó a campo través, cruzó medio kilómetro de tierras inundadas y logró alcanzar Dunkerque. Fue el primer oficial que ganó la Cruz Victoria en la SGM


Imagen

relatos extraidos del libro "Las arenas de Dunkerque" de Richard Collier

http://coleccionesmilitares.blogspot.co ... erque.html
Última edición por Audie Murphy el Dom Sep 16, 2012 3:05 pm, editado 1 vez en total.
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3567
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Mensajepor Audie Murphy » Sab Ene 23, 2010 11:16 pm

Francis Currey escribió:Sensacional aportación amigo sería genial poder ver las cintas, ¿están editadas en España?


Ahora ya están disponibles en castellano estos documentales

Imagen
fuente docuzone.net

http://www.docuzone.tv/index.php?topic=5400.0


Dunkirk silent sound of defeat Вritain at War (febrero 2016), imágenes que hablan por sí solas
https://www.docdroid.net/oWc3E7Y/dunkir ... 6.pdf.html


Imagen


atacados por la aviación, los infantes ingleses responden con tiro de fusileria
Imagen
fuente: enciclopedia "La Segunda Guerra Mundial" de Códex, p108

Imagen
fuente: "Enciclopedia SGM" de Sarpe, volumen 1 p.134
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
Juan M. Parada C.
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 7680
Registrado: Jue Ene 20, 2011 12:18 am
Ubicación: Ejido-Estado Mérida-Venezuela.

Re: Relatos de Dunkerque

Mensajepor Juan M. Parada C. » Dom Mar 06, 2016 4:20 am

He aqui estos interesantes pasajes sobre lo acontecido en este hecho bélico:

"La historia ha revistido al episodio de Dunkerque de una dignidad que,a ojos de los que participaron en el,no fue tan evidente". John Horsfall,comandante de una compañía de los reales fusileros irlandeses que comentaría también a uno de sus jóvenes oficiales,lo siguiente: "Espero que se dé cuenta de la distinción de la que es objeto: En estos momentos está usted participando del mayor grado de caos militar jamás logrado por el ejército británico".Agrega Horsfall,al mismo tiempo,que a su grupo se unió un elegante personaje que era miembro de los jinetes del Horse Artillery,como salido de otra época,el cual portaba sus finos pantalones de montar confeccionados en Savile Road y con su gorra escarlata y dorada,que les dijo: "Yo ya estoy curado de espantos,muchachos: ¡Estuve en Mons en 1914!" Extractos del libro "Say Not The Struggle" de John Horsfall publicado en 1977.

Saludos y bendiciones a granel.
"¡Ay,señor! Tú sabes lo ocupado que tendré que estar hoy.Si acaso te olvido por un instante,tu no te olvides de mi". Sir Jacob Astley antes de la batalla de Edge Hill el 23 de octubre del año de nuestro señor de 1642


Volver a “Frente occidental”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado