¿Quién fue al abuelo de Hitler?

Todos los personajes de la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9143
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

¿Quién fue al abuelo de Hitler?

Mensaje por José Luis » Mar May 23, 2006 6:47 pm

¡Hola a todos!

Este topic no pretende dar respuesta a la pregunta del título. Probablemente, esta pregunta nunca tendrá respuesta, como escribió en su día Allan Bullock. La respuesta se la llevó a la tumba Maria Anna Schicklgruber, la madre de Alois Schicklgruber (el padre de Adolf Hitler), y nosotros sólo podemos especular. Por otra parte, no hay ninguna prueba conocida que demuestre que el abuelo de Adolf Hitler era judío. Pero veamos los hechos.

Para esta primera relación me sirvo del trabajo de Marlis Steiner, Hitler y el universo hitleriano (Ediciones B, S. A., 2004), páginas 17-22.

El 7 de junio de 1837, Maria Anna Schicklgruber, una soltera de 42 años, dio a luz a un varón, Alois, en la casa de un granjero (Johann Trummelschlager, que fue padrino del niño) de Strones, en el distrito de Zwette, al noroeste de Viena. Los padres de Maria Anna se llamaban Johann y Theresia Schicklgruber.

La madre de Maria Anna había muerto en 1821, y Maria Anna y su hijo Alois vivieron en la casa de su padre hasta que el niño cumplió cinco años. A los 47 años Maria Anna se casó con un obrero molinero itinerante, Johann Georg Hiedler (que ya había estado casado), natural de Strones. Cuando murió su primera mujer, Johann Georg Hiedler retornó a Strones. Sin embargo, Alois, que siguió llevando el apellido Schicklgruber, fue enviado a vivir con su tío Johann Nepomuk Hüttler, hermano de Johann Georg Hiedler (la grafía de los patronímicos no era fija en esa época), cuya casa se encontraba en Spital. Aquí, Johann Nepomuk vivía con su mujer, Eva Maria (de soltera Decker), con su madre, Anna Maria Hiedler, y sus tres hijas, Johanna, Walburga y Josefa.

Maria Anna Schicklgruber, la madre de Alois, murió en 1847, y el padrastro de Alois, Johann Georg Hiedler, reinició la vida nómada para regresar a Spital sólo mucho más tarde, donde murió en 1857.

Después de una breve permanencia en la escuela primaria, Alois Schicklgruber trabajó desde 1851 hasta 1853 en Spital como aprendiz de un zapatero de su familia; luego ejerció ese oficio en Viena. [“Pero aspiraba a una vida mejor, a una posición social más elevada, la de un funcionario del Estado. Entró primero como guardia forestal auxiliar en el Ministerio de Finanzas y fue confirmado en 1855. Después de un intenso entrenamiento y al término de un examen en el otoño de 1861, fue nombrado Finanzwach-Rezipient, el rango más alto de los escalones subalternos. Luego se sucedieron con regularidad promociones y desplazamientos: en 1862 lo encontramos en Saalfelden, cerca de Salzburgo; en 1864, se halla en Linz, con la categoría definitiva de funcionario. Siguieron más desplazamientos: en 1870 ocupa un puesto cerca de Passau, y es nombrado inspector de aduanas en Braunau am Inn en 1871”.].

En 1873, Alois Schicklgruber se casó con Anna Glassl, hija de un funcionario de aduanas, catorce años mayor que él (él había tenido antes un hijo con otra mujer). [“El matrimonio no parece haber sido feliz. Anna sufría de los pulmones –la madre de Alois había muerto de la misma enfermedad- y él le era infiel. Tuvo una relación con una sirvienta de la posada donde vivía con su mujer. Al mismo tiempo hizo venir a Klara Poelzl, la nieta de Johann Nepomuk Hüttler, nacida de la unión de su hija Johanna con Johann Poelzl, campesino de Spital. Parece ser que, durante varios años, existió entre Alois y las tres mujeres una suerte de ménage à quatre…”].

Por esta época es cuando tiene lugar el suceso que dará pie a todas las especulaciones futuras. En junio de 1876, Alois se presentó al párroco de Döllersheim acompañado de tres testigos: Josef Romeder (yerno de Johann Nepomuk, se había casado con su hija Walburga), Johann Breitender y Engelbert Paulch. [“Declaró al cura que el marido de su madre, Johann Georg Hiedler, era su padre, que después de su boda había reconocido su paternidad y expresado el deseo de legitimar a su hijo. Los tres testigos confirmaron sus dichos y firmaron una declaración conjunta. Para apoyar su demanda, el solicitante presentó un protocolo de legitimación, firmado el 6 de junio de 1876 ante un notario de Weitra, en el que, por una razón desconocida, el apellido de Hiedler era cambiado por el de Hitler. El cura de Döllersheim reemplazó entonces Schicklgruber por Hitler, aunque Johann Georg hubiese muerto hacía casi veinte años. Una correspondencia entre las administraciones religiosas y gubernamentales y la Dirección de Finanzas de Braunau confirmó esa legitimación per matrimonium subsequens, invocando un decreto del ministro del Interior del 12 de septiembre de 1868, cuyo texto preconizaba tales legitimaciones en la medida de lo posible”].

Parece ser que los rumores sobre que el abuelo de Hitler era judío brotaron en Alemania al comienzo de la década de 1920. Sin embargo, fue después de acabada la IIGM cuando aquellos antiguos rumores cobraron nueva vida en las memorias que Hans Frank escribió durante su estancia en la prisión de Nuremberg.

Joachim Fest en The Face of the Third Reich, cuenta que, de acuerdo con la declaración de Hans Frank, Hitler recibió una carta en 1930 de un pariente que lo chantajeaba con revelar los orígenes de la familia. Así que Hitler ordenó realizar a Frank una investigación reservada sobre su familia. Según Frank:

[“El padre de Hitler era el hijo ilegítimo de una cocinera llamada Schickelgruber (sic) de Leonding, cerca de Linz, empleada doméstica de una casa en Graz. Esta cocinera Schickelgruber, la abuela de Adolf Hitler, estaba trabajando para una familia judía llamada Frankenberger cuando dio a luz a su hijo (esto debería leerse “cuando ella quedó embarazada”). En ese momento, esto sucedió en la década de 1830, Frankenberger pagó a Schickelgruber en nombre de su hijo, entonces sobre diecinueve años, un complemento de paternidad desde el momento del nacimiento del niño hasta su decimocuarto año. Hubo siempre una correspondencia entre esos Frankenberger y la abuela de Hitler, cuya pauta general era el conocimiento común no expresado de los corresponsales de que el hijo de Schickelgruber había sido concebido en circunstancias que responsabilizaban a los Frankenberger a pagar una prestación por paternidad”.]

Claro, la posibilidad de que Hitler tuviese ascendencia judía sería realmente una noticia asombrosa, de ser cierta. Pero no hay prueba alguna que respalde esa teoría.

Ian Kershaw, en su célebre biografía de Hitler, examina tres posibilidades para explicar el cambio de nombre (Hitler por Hiedler), diciendo que “las dos primeras equivalen a poco más que si hubiese un pequeño escándalo oculto dentro de la familia Hiedler, mientras que la tercera posibilidad, que habría tenido históricamente cierta importancia, se puede desechar, teniendo en cuenta los datos de que disponemos”.

A nosotros nos interesa la tercera. Veamos qué dice Kershaw:

[La tercera posibilidad es que el abuelo de Adolf Hitler fuese judío. A principios de la década de 1920 circularon rumores en ese sentido por los cafés de Munich, rumores que fueron fomentados por el periodismo sensacionalista de la prensa extranjera durante la década de 1930. Se decía que el apellido “Hitler” era judío, se “ponía al descubierto” que los orígenes de Hitler podían remontarse hasta una familia judía de Bucarest apellidada Hitler, e incluso se afirmaba que su padre era hijo ilegítimo del barón Rothschild, en cuya casa de Viena había estado supuestamente sirviendo como criada su abuela un tiempo. Pero la hipótesis más seria sobre los supuestos orígenes judíos de Hitler se planteó después de la IIGM, y tiene su fuente directa en las memorias del destacado abogado nazi y general gobernador de Colonia Hans Frank, memorias que dictó en su celda de Nuremberg mientras esperaba al verdugo.

Frank aseguraba que Hitler le había llamado hacia finales de 1930 y le había enseñado una carta de su sobrino William Patrick Hitler (el hijo de su hermanastro Alois, que había estado casado durante un breve período con una irlandesa). William amenazaba con revelar que Hitler tenía sangre judía corriendo por sus venas. Esto se relacionaba con reportajes de prensa que circulaban por entonces sobre sus orígenes familiares. Frank, supuestamente encargado por Hitler de investigar la historia de la familia, decía haber descubierto que Maria Anna Schicklgruber había dado a luz a su hijo cuando trabajaba de cocinera en Graz, en casa de una familia judía apellidada Frankenberger. No sólo eso: Frankenberger padre había pagado al parecer cantidades regulares para mantener al niño en nombre de su hijo, de unos diecinueve años de edad en la fecha de su nacimiento, hasta que el niño cumplió los catorce. Se habían intercambiado supuestamente cartas durante años entre Maria Anna Schicklgruber y los Frankenberger. Según Frank, Hitler declaró que sabía, por lo que su padre y su abuela le habían dicho, que su abuelo no era el judío de Graz, pero que como su abuela y su posterior marido eran muy pobres habían engañado al judío haciéndole creer que era el padre para que pagara por el mantenimiento del niño.

Esta historia de Frank llegó a difundirse mucho en la década de 1950. Pero la verdad es que no se tiene en pie. No había ninguna familia judía que se apellidase Frankenberger en Graz durante la década de 1930. En realidad no había ningún judío en toda la Estiria en esa época, porque hasta la década de 1860 no les estuvo permitido a los judíos vivir en esa parte de Austria. Vivía allí una familia apellidada Frankenreiter, pero no era judía. No hay prueba alguna de que Maria Anna estuviese alguna vez en Graz, y menos aún que fuese la cocinera del carnicero Leopold Frankenreiter. No ha aparecido jamás correspondencia alguna entre Maria Anna y una familia llamada Frankenberger o Frankenreiter. El hijo de Leopold Frankenreiter y supuesto padre del niño (según la historia que contó Frank y aceptando que sólo hubiese confundido los apellidos) en nombre del cual se dice que Frankenreiter se mostró dispuesto a pagar por el mantenimiento del niño durante trece años, tenía diez cuando el niño nació. La familia Frankenreiter estaba además pasándolo tan mal que no habría podido afrontar el pago de ningún dinero a Maria Anna Schicklgruber. Carece asimismo de credibilidad el comentario de Frank de que Hitler hubiese sabido por su abuela que la historia de Graz no era cierta: en la época en que nació Hitler su abuela llevaba ya cuarenta años muerta. Y es también dudoso lo de que Hitler recibiese una carta de su sobrino chantajeándole en 1930. Si hubiese sido así, Patrick (que se convirtió repetidamente en un engorro para sus intentos de sacar dinero a costa de su famoso tío) tuvo suerte de sobrevivir los años siguientes, que pasó mayoritariamente en Alemania, y de poder abandonar el país para siempre en diciembre de 1938. Sus “revelaciones”, cuando aparecieron en un periódico de París en agosto de 1939, no contenían nada sobre la historia de Graz. Ni tampoco una serie de investigaciones diversas de la Gestapo sobre los antecedentes de la familia de Hitler efectuados en las décadas de 1930 y 1940 contenían alusión alguna a los supuestos antecedentes de Graz. No pusieron al descubierto en realidad ningún terrible secreto oculto. Las memorias de Hans Frank, dictadas en un momento en que estaba esperando al verdugo y pasando claramente por una crisis psicológica, están llenas de inexactitudes y deben abordarse con precaución. Lo que dicen respecto a la historia del supuesto abuelo judío de Hitler carece de valor. El abuelo de Hitler, fuese quien fuese, no era un judío de Graz] pp. 32-34

Las pruebas que presenta Kershaw invalidando el testimonio de Hans Frank son abrumadoras. Sin embargo, yo me pregunto: ¿por qué querría Frank inventar una historia así? ¿Por qué iba a inventar una historia falsa sobre la familia de Hitler un hombre que estaba esperando la horca? ¿Crisis psicológica como interpreta Kershaw? A mí me parece extraño. Si Frank quisiera vengarse de alguna forma de Hitler, tenía un montón de historias mucho más verosímiles que revelar sobre los crímenes de Hitler durante el Tercer Reich. ¿Por qué contó esa historia?

Es más probable que todos los intentos de Hitler de eliminar el rastro de los orígenes de su familia, en este aspecto que tratamos, tengan que ver con cuestiones más propias de la salud mental y la moral de la época. Quizás Hitler quería ocultar los casos de demencia y suicidios en su familia. O tal vez pretendía esconder la conducta inmoral de su padre.

Steiner lanza un dardo envenenado en este sentido:

[“Aparte de que es poco glorioso tener una abuela pecadora y un abuelo verosímilmente adúltero, podían descubrirse otros molestos hechos. Su madre, Klara Poelzl, la tercera mujer de Alois, era nieta de Johann Nepomuk. Alois la desposó después de la muerte de su segunda esposa, Franziska Matzelsberger, con la cual vivió después de separarse de Anna Glassl. Con Franziska tuvo un hijo, Alois, que legitimó en 1883, después de la muerte de Anna y de su boda con Franziska. Tuvo de ella otra hija, Angela. Poco después, Franziska cayó enferma y Klara Poelzl, que había sido repudiada, volvió junto al matrimonio. Se desempeñaba allí como sirvienta, niñera y amante del dueño de la casa (del que ella era, después de la legitimación, prima en segundo grado). Coincidiendo casi con el momento de la muerte de Franziska (a la edad de veintitrés años, el 10 de agosto de 1884), Klara se dio cuenta de que estaba embarazada. Para poder casarse con Alois, pariente cercano, necesitaba una dispensa pontificia, que le fue acordada. El 7 de enero de 1885 tuvo lugar la boda en su apartamento, situado en una posada de la periferia de Braunau. Si la hipótesis de Maser es correcta, Alois era hermanastro de su suegra y, por lo tanto, tío de su mujer (por otra parte ésta lo llamaba así).

Klara dio a luz a su primer hijo, Gustav, el 17 de mayo de 1885. Otra hija, Ida, llegó al mundo el 25 de septiembre de 1886. Un tercero, Otto, falleció poco después de su nacimiento. A fines de 1887, Gustav e Ida murieron de difteria. Después de tres años de matrimonio, a Klara no le quedaban más que los dos hijos de Franziska. Sólo el 20 de abril de 1889, a las cinco y media de la tarde, dio a luz un nuevo hijo. Recibió el nombre de Adolf.”].

En fin, las especulaciones no tendrán fin. Pero yo me sigo preguntando: ¿por qué inventaría Hans Frank una historia tan retorcida y, aparentemente, insostenible?

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensaje por Eckart » Mar May 23, 2006 8:56 pm

Estimado José Luis, permíteme que te felicite por exponer semejante cuestión de la manera tan estupenda que lo has hecho, independientemente de que la gran pregunta que planteas sea inalcanzale. ¡Menuda preguntita, José Luis!

Conociendo la mentalidad maniática e hipocondríaca de Hitler, no es nada aventurado dar por hecho que durante toda su vida, y dado sus poco comunes antecedentes familiares, le obsesionara de algún modo la posibilidad de tener algún antepasado judío. Existiendo en él semejante preocupación, no es desechable que encargara una investigación a un hombre de confianza, pero llegados a este punto me asalta la siguiente duda, ¿era realmente Frank ese hombre de confianza? ¿Por qué Frank y no otro? Más adelante, la Gestapo también recibió el encargo de investigar lo mismo. ¿Por qué dos investigaciones? Esto nos puede llevar a pensar dos cosas: que el resultado de las investigaciones de Frank no fue del gusto de Hitler, lo que encaja con las conclusiones a las que supuestamente llegó Frank, o que este nunca recibió tal encargo y que la posterior investigación de la Gestapo es la que realmente se realizó.

Sinceramente, yo no sé que pensar. Podemos creer a Frank en sus memorias, pensando que la carta del sobrino de Hitler sí que existió, como un elemento más de chantaje de los que ese hombre puso en juego por beneficio propio, y que Hitler encargó la investigación. Las conclusiones a las que Frank llegó en su estudio pueden ser no más que un error, inducido no sabemos por qué, aunque los errores se desvían demasiado de la realidad como para ser tomados en serio como simples equivocaciones. Por otro lado, imaginar que Frank se “equivocó” a conciencia en sus conclusiones es sencillamente inimaginable.

Si aceptamos que Frank mintió a plena conciencia en sus memorias, por mi parte la cuestión sigue abierta: ¿por qué semejante invención?

Un saludo
«El conocimiento es mejor que la ignorancia; la historia es mejor que el mito».
Ian Kershaw

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9143
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensaje por José Luis » Mar May 23, 2006 10:09 pm

Gracias, Eckart.

Con respecto a Hans Frank. Éste era abogado y, si no recuerdo mal, ya había llevado varios asuntos legales de Hitler. Pero situémonos.

Si creemos a Frank, éste llevó las investigaciones sobre los orígenes de la familia de Hitler en 1930 (a raíz del chantaje del sobrino de Hitler) o en 1931. En esos tiempos Hitler estaba mentalmente muy lejos de la coyuntura política que le depararon las elecciones del verano del año siguiente. Si Frank llegó a alguna conclusión en sus investigaciones en 1931, o al año siguiente, esto deja un margen de 13 ó 14 años hasta el momento que escribió sus memorias en Nuremberg.

Son muchos años para que la memoria no corra el riesgo de engañarse en los detalles, más aún si contamos que durante ese período de tiempo los nazis llegaron al poder en Alemania (toda una época llena de grandes "acontecimientos"), y, para colmo, los seis años precedentes vivieron una guerra mundial en la que Frank jugó su papel. Son, pues, muchos años llenos de tensión y de problemas en la cabeza de Frank, y no es de extrañar que su mente en Nuremberg (esperando, además, su ejecución) fuera un auténtico torbellino caótico.

De esta forma, es posible que su memoria no le fuera muy fiel en Nuremberg a la hora de recordar los detalles. Pero el fondo de la cuestión, que el abuelo de Hitler era judío, era algo de lo que no se podía olvidar, de ser cierto, claro. Y él así lo escribió.

Por último, si Hitler (siguiendo a Frank) se enteró en 1930 ó 1931 de su ascendencia judía, poco podía hacer por evitarlo en aquella época. Pero cuando, ya dictador de Alemania, anexionó Austria, entonces sí que tenía posibilidad de eliminar cualquier rastro o prueba del asunto. Sabemos que convirtió en campos de ejercicios militares algunos de los lugares ligados a su familia; así que también pudo eliminar muchas otras pruebas, ¿pero fue la cuestión judía la verdadera razón que lo motivó? Quizás nunca lo sabremos.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensaje por Calígula » Mar May 23, 2006 11:31 pm

José Luis escribió:Pero cuando, ya dictador de Alemania, anexionó Austria, entonces sí que tenía posibilidad de eliminar cualquier rastro o prueba del asunto. Sabemos que convirtió en campos de ejercicios militares algunos de los lugares ligados a su familia; así que también pudo eliminar muchas otras pruebas

Acaso el cementerio donde descansaba su abuela no fue utilizado como campo de pruebas para la artilleria?

José Luis escribió:Por último, si Hitler (siguiendo a Frank) se enteró en 1930 ó 1931 de su ascendencia judía ¿pero fue la cuestión judía la verdadera razón que lo motivó?

Albert Speer dijo "El odio de Hitler hacia los Judios fue la fuerza conductora y el punto central, incluso el unico elemento que lo movia. El pueblo aleman, la grandeza alemana, el Reich, todo eso significaba nada en un analisis final." Con un odio tan visceral hacia el pueblo hebreo, ¿Como podia vivir sabedor que el mismo tenia raices judias?
Heinrich Heine [i]Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas[/i]

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensaje por beltzo » Mié May 24, 2006 2:56 am

Hola a Todos:

También cabe la posibilidad de que Frank mintiera al explicar cuando y porque investigó los ascendientes judíos de Hitler, los lideres nazis en su afán por acumular poder se investigaban unos a otros y una información de este tipo podría dar mucho poder o constituir un seguro de vida para quien la tuviese, me viene a la memoria de que Canaris tras la muerte de Heydrich aseguró a sus colaboradores que tenía pruebas de que éste tenía ascendientes judíos y esta claro que no lo había investigado por encargo.

Para la posibilidad de que toda la historia de Frank sea un invento no hallo ninguna explicación convincente.

Saludos
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

carl albert
Miembro
Miembro
Mensajes: 61
Registrado: Sab Feb 21, 2009 6:24 am

¿Quién fue al abuelo de Hitler?

Mensaje por carl albert » Vie Mar 27, 2009 10:19 am

He de decir que cuando el rìo suena...
Y que el tema es interesante, asì que quedo suscrito a èl con este mensaje.

Un saludo
"He de ver pasar el fèretro de mis enemigos bajo mi ventana", sin hacer la guerra..

Avatar de Usuario
TRIBAL59
Usuario
Usuario
Mensajes: 27
Registrado: Lun Feb 11, 2008 6:09 am
Ubicación: Argentina

¿Quién fue al abuelo de Hitler?

Mensaje por TRIBAL59 » Mar Abr 07, 2009 3:05 pm

Mama mia ... perdon por la expresion muchas gracias Jose Luis estoy aprendiendo cada dia en este foro maravilloso otra vez gracias .

kalmado
Miembro
Miembro
Mensajes: 200
Registrado: Dom Nov 11, 2007 9:12 pm
Ubicación: Gasteiz

¿Quién fue al abuelo de Hitler?

Mensaje por kalmado » Mar Abr 07, 2009 5:01 pm

carl albert escribió:He de decir que cuando el rìo suena...


Claro también eso de "injuria y algo quedará..."
In principio...
Imagen
...amen.

Avatar de Usuario
CARLOS ANDRES
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 3819
Registrado: Lun May 19, 2008 5:56 pm
Ubicación: 04º 37’ 12” Lat N - 75º 38’ 20” Long O
Contactar:

¿Quién fue al abuelo de Hitler?

Mensaje por CARLOS ANDRES » Mar Abr 07, 2009 8:53 pm

...Hace ratito que no podía dedicarme con algo de tiempo al foro, y vaya que este tema es algo "espinoso". No se me habia pasado por la mente -quiza por ignorancia- explorar sobre la linea de sangre de Adolf, y que excelente tema ha resultado, claro -como siempre- explicado tan sutilmente de la mano magistral de vos José...aunque ese aporte de eckart (otro monstruo en esto) es muy bueno!!!
Un abrazo y gracias por enseñarnos cada día mas...

carl albert
Miembro
Miembro
Mensajes: 61
Registrado: Sab Feb 21, 2009 6:24 am

¿Quién fue al abuelo de Hitler?

Mensaje por carl albert » Mié Abr 08, 2009 3:28 am

kalmado escribió:
carl albert escribió:He de decir que cuando el rìo suena...


Claro también eso de "injuria y algo quedará..."


Evidente, pero hay muchos detalles expuestos por los otros foristas, que siembran una fuerte duda, que para otra gente se ha convertido en certeza.
Es muy interesante circular por esos ambientes y uno se queda estupefacto de lo que ve, escucha e intuye. Mi curiosidad me ha llevado a conocer en Europa, EU e Hispano Amèrica, las cèlulas comunistas, neo nazis, fascistas (mi abuelo lo fue, oficial italiano, y muriò por ello y uno hasta la fecha lo paga :sgm119: , por mis primitos, bueno ellos creen que lo son, jajaja), Falange, carlistas, franquistas, TFP, Opus Dei, Masonerìa, pràcticas de brujerìa africana, chamanismo y hasta banqueros :sgm115: : todo es polìtica y busqueda del Poder. Despuès de ese recorrer me he quedado con las maquetas, el scalextric, mucha tortilla y jamòn, que esas peleas no son para mi, que yo no tengo poder :twisted: .
O sea, que uno no lo dice solamente por libros, o fotos, que como se menciona en otro post que entre todos los dirigentes no se hace ni medio supuesto ario:
Sabèis que el apellido Rosenberg es netamente judìo y que èl es considerado el principal ideòlogo del nacionalsocialismo? Yo lo sabìa porque estuve en un colegio con judìos y algunos de ellos, siguen siendo mis amigos 45 años ya. Acabo de buscar en el internet y he encontrado pàginas muy interesantes.
Un gran saludo camaradas! :sgm42:
"He de ver pasar el fèretro de mis enemigos bajo mi ventana", sin hacer la guerra..

Avatar de Usuario
Mike
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 6324
Registrado: Jue Jun 19, 2008 10:09 pm
Ubicación: Buenos Aires - Argentina

¿Quién fue al abuelo de Hitler?

Mensaje por Mike » Mié Abr 08, 2009 9:39 pm

Excelente informacion, Jose Luis.
Cuanto habra de verdad, cuanto de ficcion...? con respecto a los estudios patronimicos (estudia la raiz de nombres y apellidos) puedo decir que no todos los apellidos "eminentemente" judios, lo son en realidad y otros que no lo parecen tienen ese origen. Ademas muchos judios conversos no alteraron ese apellido y la raiz se perdio en el tiempo.
Existe en la historia un afan por encontrar explicaciones psicologicas a ciertas actitudes de hombres que la escribieron y estas explicaciones se desarrollan muchas veces forzadamente, torciendo informacion, adulterandola.

Habra que continuar investigando sin la real certeza e llegar a una verdad.

Saludos a todos
ImagenImagenImagen
"Deutschland, Deutschland, Über Alles, Über Alles im der Welt..." - primer estrofa del himno aleman, escrito en 1841, censurada al finalizar la guerra y hasta hoy por los aliados
Imagen

SOM Gonzalez
Usuario
Usuario
Mensajes: 40
Registrado: Lun Sep 28, 2009 11:46 pm

Infancia y Adolescencia de Adolf Hitler

Mensaje por SOM Gonzalez » Jue Oct 22, 2009 9:53 pm

Bueno yo les queria dejar una texto sobre la Infancia y Adolescencia de Adolf Hitler

Infancia

Imagen

Hitler cuande era un bebe.

Adolf Hitler nació en Braunau am Inn, una pequeña aldea cerca de Linz en la provincia de la Alta Austria, no muy lejos de la frontera alemana, en lo que entonces era el Imperio Austrohúngaro. Nacido en una familia de clase media, su padre, Alois Hitler (1837–1903), fue un agente de aduanas. Su madre, Klara Pölzl (1860–1907), fue la tercera esposa de Alois. Hitler fue el tercer hijo de la pareja.Como los padres de Hitler eran primos, se tuvo que obtener una dispensación papal para el matrimonio. De los cinco hijos de Alois y Klara, sólo Adolf y su hermana Paula llegaron a la edad adulta. El padre de Hitler también tuvo un hijo, Alois Jr., y una hija, Angela, con su segunda esposa.

Su padre, Alois Hitler, fue un hijo ilegítimo, por lo que durante los primeros 39 años de su vida llevó el apellido de su madre, Schicklgruber. En 1876, el padre de Alois, Johann Georg Hiedler, finalmente lo reconoció. En el siglo XIX eran comunes en Austria las variantes del apellido Hüttler, Hiedler, Hittler y Hitler. La teoría del escritor Franz Jetzinger de que el apellido guarda relación con el checo Hidlar o Hidlarcek ha sido citada en la literatura en numerosas ocasiones, pero es actualmente rechazada: lo más probable es que todas esas variantes deriven de Hütte (choza), con lo que el apellido significaría algo así como «pequeño campesino» o «el que vive en una cabaña».

La propaganda de los Aliados explotó el apellido original de la familia de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Panfletos portando la frase «Heil Schicklgruber» fueron lanzados desde el aire sobre ciudades alemanas. Sin embargo, Adolf nació legalmente como Hitler; además, se encontraba también relacionado con Hiedler a través de su abuela materna, Johanna Hiedler.

El nombre Adolf viene del antiguo alto alemán y significa «lobo noble» (Adel=nobleza + wolf=lobo). De ahí que uno de los apodos de Hitler puestos por él mismo fuera Wolf o Herr Wolf —comenzó a usar este apodo a principios de los años 1920 y se le dirigían con él sólo los amigos íntimos (como «Tío Wolf» por los Wagner) hasta la caída del Tercer Reich. Los nombres de varios de sus cuarteles generales dispersos por toda Europa Continental (Wolfsschanze en Prusia Oriental, Wolfsschlucht en Francia, Werwolf en Ucrania, etc.) reflejan esto. Incluso Hitler sugirió a su hermana Paula que se cambiara de nombre durante los juegos Olímpicos en Garmisch y se mantuviera en estricto incógnito bajo el apellido Wolff, manteniendo su nombre si quería. Por sugerencia de Paula, se añadió el calificativo de Frau (Señora) para hacer menos sospechoso el cambio de nombre ante sus conocidos (haciendo ver que el cambio de nombre fuera debido a un matrimonio). Hitler era conocido como Adi por su familia y parientes más cercanos.

Hitler dijo que, de niño, era azotado a menudo por su padre. Años más tarde le dijo a su secretaria: «Entonces tomé la decisión de no llorar nunca más cuando mi padre me azotaba. Unos pocos días después tuve la oportunidad de poner a prueba mi voluntad. Mi madre, asustada, se escondió en frente de la puerta. En cuanto a mí, conté silenciosamente los golpes del palo que azotaba mi trasero».

La familia de Hitler se mudó a menudo, de Braunau am Inn a Passau, Lambach, Leonding y Linz. El joven Hitler fue un buen estudiante en primaria. Pero en sexto, en su primer año de enseñanza secundaria (Realschule) en Linz, fue suspendido y tuvo que repetir el curso. Sus profesores dijeron que no tenía «deseos de trabajar». No obstante, quedó cautivado por las lecturas pangermánicas del profesor Leopold Poetsch, quien influyó notablemente en la mente del joven.

En Mein Kampf, Hitler concluyó que su bajo desempeño en la educación fue una rebelión contra su padre, que quería que su hijo siguiera una carrera como agente de aduanas; en cambio, Hitler quería convertirse en pintor. Esta explicación se sostiene aún más por la posterior descripción de Hitler de él mismo como un artista incomprendido. Sin embargo, Alois Hitler deseaba que su hijo llegara a ser funcionario como él, empleo del que se sentía muy orgulloso y al que había llegado prácticamente sin una base académica. Pero al joven Hitler ese futuro no le seducía en absoluto, ya que estaba demasiado alejado de su objetivo, las artes. No obstante, después de la muerte de Alois el 3 de enero de 1903, el trabajo escolar de Hitler no mejoró. A la edad de 16 años, Hitler abandonó la educación secundaria sin un título.
Adolescencia en Viena y Múnich

Adolescencia en Viena y Múnich

Al morir su padre, su madre mudó la familia a un apartamento modesto en Urfahr, un suburbio de Linz. Poco antes de cumplir los 16 años, Hitler cayó enfermo de una enfermedad pulmonar, que lo obligó a suspender sus estudios en la secundaria por un año. Una vez recuperado, ingresó a una escuela estatal en Steyr. En septiembre de 1905 decidió abandonar la escuela, luego de haber sido calificado positivamente en la asignatura de dibujo y haberse convencido a sí mismo que su futuro estaba en la pintura. Durante tres años, Hitler se mantuvo en Linz sin buscar trabajo, muchas veces en compañía de August Kubizek, probablemente el único amigo que tuvo en su adolescencia; según Hitler, estos años serían los «mejores años de su vida». Aunque Hitler consideraba que su futuro estaba en la pintura o la arquitectura, era un voraz lector, prefiriendo obras de historia y mitología alemana. Para los dieciséis años, Hitler ya era un ferviente nacionalista pangermano, y aborrecía a los Hasburgo y a la diversidad étnica del Imperio Austrohúngaro.

Al cumplir diecisiete años, Hitler viajó a Viena por primera vez, quedándose en la ciudad por dos meses, gracias a la ayuda monetaria de parientes y su madre.Durante su estadía, visitó la Academia de Bellas Artes de Viena, donde consultó los requisitos para ser admitido, con el fin de convertirse en pintor. En octubre de 1907 regresó a Viena y se presentó la prueba de admisión; sin embargo, no logró ser admitido al no poseer el talento deseado, lo cual lo decepcionó mucho.Al año siguiente lo intentó de nuevo, con peores resultados. El rector de la Academia le aconsejó intentar en el campo de la arquitectura, pero como Hitler no se había graduado del colegio, era muy difícil que fuera admitido en la respectiva escuela. Sin embargo, en esos años jóvenes con «talento excepcional» eran admitidos en la escuela de arquitectura sin diploma de secundaria, pero se desconoce si Hitler intentó ingresar alguna vez.

A pesar de su fracaso, Hitler decidió quedarse en Viena, aunque por unos meses continuó viviendo en Linz con su madre, quien estaba agonizando por causa del cáncer de mama. Después de la muerte de su progenitora, el 21 de diciembre de 1908, Hitler viajó a Viena, donde inicialmente se ganó la vida gracias a diversos trabajos como barrer la nieve, cargar maletas en la estación de trenes y ser un obrero de construcción. Sin embargo, sus problemas económicos no terminaron, y un año después de haber llegado a Viena fue desalojado de su apartamento y tuvo que vivir en un miserable hostal, recurriendo a comedores de indigentes para poder aplacar el hambre.No obstante, para 1910 su situación económica era más estable, y se mantenía exclusivamente pintando cuadros. Viena, una ciudad cosmopolita, con mucha vitalidad intelectual y multicultural, le fue por completo incomprensible. Aunque en posteriores discursos Hitler afirmaría que Viena era «una perla ante mis ojos», Baldur von Schirach lo contradiría:
Hitler nunca amó a Viena. Odiaba a su gente.

Sin embargo, su estadía en Viena fue muy importante. De acuerdo a Hitler, su antisemitismo se formó en esta ciudad; aunque su amigo Kubizek lo contradice, ya que asegura que Hitler ya era un profundo antisemita en Linz. No obstante, de acuerdo al propio testimonio de Hitler, sus ideas políticas y raciales fueron formadas, o por lo menos moldeadas, en esa ciudad. Hitler mismo reconocería que la ciudad le enseñó todo lo que tenía que saber en la vida:
En este período tomó forma dentro de mí una imagen universal y una filosofía que se convirtió en la base de todos mis actos. Además de lo que entonces creé, he tenido que aprender poco, y he tenido que cambiar nada.

En 1913 se trasladó a Múnich, probablemente para eludir el servicio militar en su país, ya que aparentemente no deseaba servir junto con eslavos y judíos, aunque también siempre se había sentido atraído por la prosperidad y fortaleza que mostraba el Imperio alemán, en contraste con el decadente Imperio Austrohúngaro. Por su parte, Hitler declaró que abandonó Austria porque la mezcla de razas en Viena le causaba «repugnancia». No obstante, en 1914, fue localizado por las autoridades austríacas, quienes le exigieron que regresase a su país natal para el examen médico. Hitler viajó entonces a Salzburgo, donde fue examinado el 5 de febrero, pero fue declarado «no apto» para prestar servicio militar.

http://es.wikipedia.org/wiki/Adolf_Hitler <--------------------------- Eso esta bien


Gracias
Última edición por SOM Gonzalez el Sab Oct 24, 2009 2:03 am, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Infancia y Adolescencia de Adolf Hitler

Mensaje por Eckart » Vie Oct 23, 2009 1:52 am

Hay que indicar el enlace exacto del cual proviene el texto y la fotografía, compañero SOM . Por favor, añade esa información en tu post.

De paso, muevo el hilo a la sección de biografías.

Un saludo.
«El conocimiento es mejor que la ignorancia; la historia es mejor que el mito».
Ian Kershaw

SOM Gonzalez
Usuario
Usuario
Mensajes: 40
Registrado: Lun Sep 28, 2009 11:46 pm

Infancia y Adolescencia de Adolf Hitler

Mensaje por SOM Gonzalez » Sab Oct 24, 2009 2:05 am

Listo, creo que con eso esta bien


XD

Avatar de Usuario
Hundi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4234
Registrado: Dom Oct 18, 2009 10:36 pm
Ubicación: Guatemala
Contactar:

Infancia y Adolescencia de Adolf Hitler

Mensaje por Hundi » Dom Oct 25, 2009 10:03 pm

Saludos
Si es necesario mover mi post, por favor haganlo, encontre una foto de hitler cuando era un bebe, pero esta foto tiene un agregado de como los aliados percibian al bebe Hitler, esta imagen fue sacada del libro Unser Allern Hitler, tambien hay otras imagenes en su adultez, que muestran la forma en que los aliados y otros rivales lo ridiculizaban o hacian parecer una grotesco.

el link de la foto
http://www.germaniainternational.com/im ... tler07.jpg

el link de la pagina donde la encontre
http://www.germaniainternational.com/hitler.html

Imagen
http://www.germaniainternational.com/im ... tler07.jpg
[size=85]Hago de mi futuro una utopía, pues pretendo comprender, esta voluble vida...[/size]
[size=85][color=#FF0000]Una vida sin vicios es una vida sin virtudes.[/color][/size]

Responder

Volver a “Biografías”