Conexión en Bastogne 1944.

La guerra en el oeste de Europa

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Responder
Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 9820
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Conexión en Bastogne 1944.

Mensaje por tigre » Lun May 18, 2020 1:47 am

Hola a todos :-D; un buen artículo sobre el tema........................

Punta de lanza a Bastogne.

Justo antes de que oscureciera el día después de la Navidad de 1944 (26 de diciembre), elementos de la 4ta División Blindada del Teniente General George S. Patton, Jr., atacando desde el sur, lograron contactar a los asediados estadounidenses en Bastogne. La 101a División Aerotransportada rodeada había ocupado esa ciudad belga de vital importancia durante varios días, rechazando categóricamente las demandas alemanas de rendición.

La dramático conexión de las dos fuerzas rompió el asedio de Bastogne y fue uno de los grandes puntos de inflexión en la Batalla de las Ardenas. Este evento legendario a menudo se ha descrito en las historias de la Segunda Guerra Mundial, pero hay una trama secundaria fascinante en la historia que es poco conocida.

Le tomó a la 4ta División Blindada cinco días de lucha amarga y costosa para romper el anillo de unidades alemanas que rodeaban a la 101a, pero solo seis días antes del enlace, elementos de esa misma división habían estado en Bastogne el día en que la misma fue cercada. De hecho, durante ese movimiento anterior en la ciudad, esas fuerzas habían llegado a un kilómetro del mismo lugar al que regresarían seis días después, tras intensos combates. ¿Cómo pudo pasar esto?

Para comprender este enigma, debemos volver al 08 de diciembre de 1944, el día en que la 4ta División Blindada fue retirada de los intensos combates después de llegar a la Línea Maginot, en un punto un poco más de nueve millas de la frontera alemana. Era hora de reacondicionar el material y descansar para que la división estuviera mejor preparada para cruzar la frontera y continuar su asalto hacia el este. El desplazamiento al área de descanso no solo fue bienvenida y merecida, sino necesaria. Los hombres de la división estaban exhaustos después de una lucha incesante durante las fuertes lluvias récord de noviembre. El clima, el enemigo y el lodo pegajoso se combinaron para hacer que las condiciones fueran deplorables y causaron graves daños a los hombres y sus vehículos a orugas. Tales pausas prolongadas en la lucha eran raras, y los espíritus estaban altos.

En ese momento, el autor estaba al mando del 8º Batallón de tanques con el Comando de Combate B (CCB) de la 4ta División Blindada, comandado por el Brig. General Holmes E. Dager. Durante el período de descanso de la división, el puesto de mando del batallón estaba en Domnon-les-Dieuze, un pequeño, húmedo, fangoso y deprimente pueblo francés a unas 40 millas al noreste de Nancy. Casi de inmediato, la ciudad se llenó de repuestos de tanques y equipos de todo tipo. Sin saber cuánto tiempo estaríamos allí, los hombres no perdieron el tiempo en abordar sus tareas.

Al cuarto día, las tropas quedaron emocionadas y energizadas por la visita del Comandante del Tercer Ejército, el General Patton, quien se detuvo en la localidad para una breve visita. Llegó a gran velocidad en su jeep, con una amplia y torcida mueca y todas sus estrellas brillando. Estaba alegre, animado e interesado en cómo estábamos. Después de saltar de su jeep, se abrió camino a lo largo de toda la pequeña ciudad. Se detuvo en cada vehículo, habló con cada grupo de soldados y tuvo algo que decirles a cada uno: una pregunta, una palabra de aliento o aprecio, un cumplido, un chiste, una buena predisposición. Era un maestro en este tipo de acercamiento. Sus visitas fueron breves y siguió moviéndose. Pero en aproximadamente 30 minutos, había logrado su magia: había "tocado" prácticamente a todos los hombres en ese batallón.

Pronto supimos que el 8º Batallón de Tanques era el único batallón en la división que había visitado. Aunque las tropas no tenían idea de los acontecimientos trascendentales que se avecinaban, Patton aparentemente era consciente de que un ataque podría estar en el horizonte. Después de visitar las otras tres divisiones del XII Cuerpo ese día, escribió en su diario que había decidido poner la 6ta División Blindada y la 26º División de Infantería en el III Cuerpo porque "si el enemigo ataca al VIII Cuerpo del Primer Ejército", como es probable, puedo usar el III Cuerpo para ayudar ".

Imagen
Ruta de marcha y combates de la 4ta DB............................................................
https://storage.googleapis.com/raremaps ... /55105.jpg

Fuente: A veteran of the Battle of the Bulge tells the story of the 4th Armored Division's Combat Command B and the relief of the encircled city. Brig. Gen. Albin F. Irzyk, U.S. Army (ret.)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 9820
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Conexión en Bastogne 1944.

Mensaje por tigre » Dom May 24, 2020 10:41 pm

Hola a todos :-D; algo más........................

Punta de lanza a Bastogne.

El 18 de diciembre es un día que siempre recordaré como el día más confuso de toda la guerra. Esa mañana temprano me dijeron que asistiera a una reunión en el Cdo de la división, pero antes de partir para la reunión se suspendió. El día anterior me habían dicho que un movimiento era inminente y que mis tropas estuvieran listas para moverse a corto plazo.

A las 10:45 horas del día 18, el CCB fue puesto en alerta durante una hora. Continué con mis preparativos para el desplazamiento al día siguiente hacia el este, así como el posterior ataque hacia Alemania, enviando grupos de alojamiento hacia vanguardia para obtener lugares para que el batallón ocupe al final de la marcha hacia la frontera.

A las 17:00 horas la alerta de una hora fue cancelada. Poco después, también recibí la noticia de que el traslado hacia el este al día siguiente estaba suspendido. Recordé mis partidas de alojamiento. Sin orden para el día siguiente, los hombres se acomodaron para la noche después de la cena.

Luego, de repente, a las 23:00 horas El 8º de Tanques recibió la orden del CCB de estar preparado para moverse de inmediato. Esa directiva fue seguida rápidamente con instrucciones para cruzar el punto inicial - PI (aún no se ha designado), a las 00:50 horas y luego moverse en una dirección totalmente diferente: ¡al norte! Nos desplazaríamos a la zona del III Cuerpo (donde sea que fuera) para ayudar a detener un fuerte contraataque alemán en ese sector.

El cambio radical en la misión, la confusión que lo había precedido, la falta de información, la incertidumbre, la partida apresurada en la oscuridad total y el momento muy inusual del movimiento, 50 minutos después de la medianoche, se combinaron para indicar que estábamos involucrados en algo serio. Una nube de aprensión se cernía sobre todo el batallón.

Según lo ordenado, el 8º Batallón de Tanques cruzó el PI a las 00:50 horas del 19 de diciembre. No teníamos información sobre la situación ni sobre el enemigo. Las órdenes del CCB eran desplazarse a un área cercana a Longwy, Francia, muchas millas al norte. La 4ta División Blindada, previamente agregada al XII Cuerpo, ahora fue asignada al III Cuerpo.

Fuente: A veteran of the Battle of the Bulge tells the story of the 4th Armored Division's Combat Command B and the relief of the encircled city. Brig. Gen. Albin F. Irzyk, U.S. Army (ret.)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 9820
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Conexión en Bastogne 1944.

Mensaje por tigre » Dom May 31, 2020 8:26 pm

Hola a todos :-D; algo más........................

Punta de lanza a Bastogne.

El Comando de Combate B, con su 8º Batallón de Tanques al frente, lideró el avance de la división. El Comando de Combate A (CCA) sería el próximo en salir, nueve horas detrás del CCB y por la misma ruta. Por lo tanto, el 8º condujo a la odisea hacia el norte hacia la fría noche negra, reforzada con los semi-orugas del 10º Batallón de Infantería Blindada. A la cabeza del 8º estaba mi tanque, convirtiéndolo en el elemento de vanguardia del Tercer Ejército en su avance hacia el norte.

Sorprendentemente, el Comando de Combate solo tenía un mapa, y el mismo estaba en poder del General Dager. Durante nuestros rápidos movimientos en Francia ese verano y otoño, ocasionalmente tuvimos que depender de los mapas de carreteras de Michelin para la orientación. Pero estar completamente sin mapas fue una experiencia nueva.

Una vez que la columna estuvo en el camino, rodamos milla tras milla hacia lo desconocido. Fui guiado y dirigido por el General Dager en una variedad de formas. Transmitió instrucciones por radio desde su jeep, su Estado Mayor transmitió mensajes de radio, a veces viajaba junto a mí para gritar direcciones en mi torreta, y en las intersecciones difíciles desmontó y señaló el camino.

Las horas y las millas pasaron, y Longwy se acercó. El final estaba a la vista. Pero entonces nuestros espíritus fueron destruidos. Cuando llegamos a Longwy, nos saludaron y rodamos por la ciudad sin perder el ritmo. Nuestros cañones de tanques seguían apuntando hacia el norte, y ahora, por primera vez en la guerra, estábamos en Bélgica. Pasamos por Arlon y cambiamos de dirección hacia el noroeste, aún sin reducción de velocidad.

Comenzamos nuestro viaje en la oscuridad e íbamos a terminarlo en la oscuridad, cuando la noche volvió a caer sobre nosotros. Una situación difícil se volvió considerablemente más difícil, ya que ahora teníamos que viajar en condiciones de oscurecimiento, y nuestro progreso se ralentizaría enormemente. Además de eso, no teníamos ni idea de lo que nos esperaba, y esperábamos que el enemigo nos disparara en cualquier momento.

Fuente: A veteran of the Battle of the Bulge tells the story of the 4th Armored Division's Combat Command B and the relief of the encircled city. Brig. Gen. Albin F. Irzyk, U.S. Army (ret.)

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Responder

Volver a “Frente occidental”

TEST