Avia B.35

Organización y despliegue de las fuerzas aéreas. Aviones de combate

Moderador: Audie Murphy

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4541
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Avia B.35

Mensaje por Kurt_Steiner » Sab May 16, 2020 10:28 am

El Avia B.25 nació como sustituto exitoso B 534, que ya estaba obsoleto para 1936. Así, el Avia B.35/1 voló por primera vez en septiembre de 1938. Era un prototipo de un monoplano de ala baja con cabina cerrada monoplaza, diseñado por František Novotný. La planta alar del B.35/1 era estiptica, y tenia una estructura de madera recubierta de aluminio, mientras el fuselaje era de tubo de acero recubierto de planchas de aleación ligera en la sección delantera, y de madera detrás de la cabina. Las patas principales del tren de aterrizaje fijo cantilever tenia las ruedas carenadas.

Novotny decidió elegir el prometedor motor Air 12Y-1000.C, desarrollado sobre la base del motor español Hispano-Suiza V12 de 640 kW (860 hp). El trabajo en el nuevo caza comenzó con la prueba de varios modelos en el túnel de viento del instituto científico militar en Praga, que se ocupó de problemas de tecnología y aviación. A principios de 1937, estaba listo un modelo de madera a escala real del avión, en el que se elaboraron varias opciones de diseño. El motor Avia 12Y1000.C todavía no estaba listo, y en su lugar fue necesario instalar un HS12Ydrs menos potente (el mismo motor estaba en el biplano B 534).

A finales del verano de 1938, el primer caza salió del taller de ensamblaje de la fábrica en Čakovice, siendo elogiado por su elegancia y limpieza de formas. El prototipo, B 35.1, fue pintado con un camuflaje marrón-verde con superficies inferiores grises. El ala, de planta elíptica, tenía una estructura de madera y estaba revestida con madera contrachapada, y la parte de la raíz tenía revestimiento de duraluminio. Los alerones estaban cubiertos con un lienzo, y las aletas liberadas hidráulicamente eran de duraluminio. La unidad de cola consistía en un conjunto de poder de metal, enfundado en lona. El fuselaje de celosía de las tuberías de acero se cerró hasta el final de la cabina con paneles de aleación ligera y en la sección de cola con un paño. La capacidad de combustible de 350 litros se encontraba en tres tanques, uno debajo de la cabina y dos en el ala.

El 28 de septiembre de 1938, el piloto principal de la compañía, Rudolk Dalechki, realizó el primer vuelo de 18 minutos en B 35.1 y observó la buena capacidad de control de la máquina. En la etapa de las pruebas de fábrica, los pilotos militares también participaron en salidas. En noviembre, el B35.1 recibió un nuevo motor, HS12Ycrs, con la misma potencia, pero con la diferencia principal, un eje vacío a través del cual salió el cañón Ispano-Suiz HS 404 de 20 mm. Las pruebas continuaron, pero, desafortunadamente, hubo una catástrofe. Durante un vuelo de prueba a la velocidad máxima, el B 35.1 se estrelló contra el suelo. La velocidad más alta obtenida antes de esta accidente fue de 471 km / h a una altitud de 4.000 metros, pero Dalechki afirmó que la cifra de 485 km / h era más real. El programa de prueba de vuelo continuó con el segundo prototipo B 35.2, que Dalechki voló el 30 de noviembre. Teniendo en cuenta los resultados de los primeros vuelos, se realizaron una serie de mejoras en el diseño B 35.2. Hicieron la cabina un poco más espaciosa, aumentaron el área de las aletas y disminuyeron ligeramente el alcance y la cuerda de los alerones.

El destino del caza no se vio tan afectado por el desastre como la situación en Checoslovaquia. En marzo de 1939 Alemania ocupó el país y todo el trabajo en Avia quedó controlado por los alemanes. El Ministerio de Defensa checoslovaco ordenó una pequeña serie de 10 aviones, mientras los diseñadores trabajaban en la construcción de un tercer prototipo con tren de aterrizaje retráctil y probaban el B 35.2.

En B 35.2 con marcas de identificación alemanas aplicadas, probó varias hélices: Avia 232A y B, Letov HD 43 y el Hamilton Standard de tres palas. Durante un vuelo con la última hélice el 2 de noviembre de 1939, el piloto Zemanik hizo un aterrizaje brusco y se dio la vuelta. Después de que se reparó el B 35.2, dos pilotos búlgaros comenzaron a participar en los vuelos: el Capitán Popganchev y el Teniente Atanasov. Bulgaria necesitaba un nuevo caza para su fuerza aérea, y ya en febrero, su delegación de aviación observó las salidas de Dalechka en un segundo prototipo. Durante uno de los aterrizajes, el piloto búlgaro finalmente rompió B 35.2, y el avión tuvo que ser dado de baja.

El prototipo B.35/3 voló en agosto de 1939, con las patas del tren de aterrizaje retráctil hacia fuera hasta adosarse planas al intradós del ala. Fue también el primer prototipo que voló con el armamento original; un cañón Oerlikon de 20 mm montado en el motor y dos ametralladoras fijas y sincronizadas Modelo 30 de tiro frontal, en la en la sección delantera del fuselaje.

Al final, el Avia B-35 fue producido para la exportación como Avia B.135. Bulgaria fue el único país que pudo probar el aparato, bajo la autorización de Alemania, probando el prototipo B.35/2 en noviembre de 1939 y más tarde también el B.35/3. Los búlgaros compraron la patente y fabricaron doce ejemplares que fueron utilizados por la fuerza aérea búlgara durante la guerra.

Envergadura: 10.25 m; longitud: 8.50 m; altura: 2,60 m; área del ala: 17,23 m2
Peso (vacío) 1690; en despegue normal 2200 kgs
Planta motriz: motor Hispano-Suiza V12 de 640 kW (860 hp)
Velocidad máxima: 485 km/h; de crucer: 344 km/h
Alcance: 610 km
Techo: 8200m


Imagen
https://en.wikipedia.org/wiki/Avia_B.35

Responder

Volver a “Aviación de combate de los Aliados”

TEST