pub01.jpg

Defensa antiaérea Alemana

Organización y despliegue de las fuerzas aéreas. Aviones de combate.

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Responder
Avatar de Usuario
V.Manstein
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 771
Registrado: Lun Jun 13, 2005 6:28 pm
Ubicación: Cantabria/Canarias

Defensa antiaérea Alemana

Mensaje por V.Manstein » Sab Abr 29, 2006 8:51 pm

Los servicios de información de la defensa antiaérea germana estaban integrados por una verdadera barrera que se extendía desde Dinamarca hasta Francia. En la primera línea se encontraban los puestos de observación, constituidos por servicios de radar y radio.
La más pequeña unidad de observación estaba integrada por un grupo de tres a seis hombres. Su misión consistía en informar, lo más aproximadamente posible, acerca de la presencia de aviones enemigos. El servicio de escucha de radio verificaba, durante las veinticuatro horas, las emisiones enemigas. Las mismas podían orientar acerca del número de aviones incursores, su probable rumbo y su objetivo.
Las informaciones remitidas por el cinturón de observadores se concentraban en centros especiales, constituidos por telefonistas que recibían los datos y oficiales que filtraban la información y transmitían los datos a los centros directamente conectados con la defensa antiaérea.
Con respecto a la aviación de caza es necesario destacar que, al comenzar las hostilidades, los alemanes poseían una poderosa aviación de caza. Sin embargo, los éxitos iniciales los llevaron a no fortalecer sus efectivos aéreos, retrasándose considerablemente en lo que respecta a investigaciones acerca de radares y elementos accesorios y aún primordiales en la lucha aérea. Hacia el año 1942, los cazas alemanes son perfeccionados con la incorporación a sus unidades del radar, instalado en los bimotores de caza nocturna. En el año 1943, la aviación de caza alemana cuenta con efectivos que alcanzan las 2.000 unidades, distribuidos de la siguiente forma: 1.000 aviones de caza diurna, 600 cazas nocturnos Me-110, 300 cazas nocturnos Fw-190 y 100 cazas nocturnos Me-109. Durante el año 1944 los efectivos totales sumaban 3.000 aviones de caza, entre diurnos y nocturnos.
A partir de mediados de 1944 la aviación de caza alemana fue virtualmente derrotada.
Soldat im 20.Jahrhundert

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensaje por beltzo » Dom Abr 30, 2006 9:04 am

Hola a Todos:

En Julio de 1940 el coronel Josef Kammhuber recibió el encargo de organizar un sistema de defensa contra los bombardeos nocturnos británicos, para este fin estableció 2 tipos de misiones:

1. La caza nocturna defensiva, limitada a los territorios fronterizos del oeste alemán.

2. La caza nocturna ofensiva de larga distancia, dirigida contra las bases de partida de los bombarderos ingleses.

Para el primer tipo de caza nocturna se dispuso de Bf 110 adaptados para caza nocturna, combinados con reflectores, denominada caza nocturna iluminada. Esta táctica ya se había ensayado en 1936 con resultados bastante dudosos y solo era viable con cielos despejados, por otra parte también los bombarderos necesitaban noches claras y despejadas para localizar sus objetivos por lo menos al principio.

A principios de 1942 debido a las reclamaciones de los Gauleiter ante Hitler y en vista de la poca efectividad del cinturón de luz (helle Gürtel) frente a las incursiones de centenares de bombarderos, los reflectores fueron cedidos a la artilleria antiaérea. La propia caza nocturna había mostrado la superior eficacia de la caza a oscuras (Dunaja) frente a la iluminada (Henaja). La noche ya no era impenetrable como al principio de la guerra; Würzburg y Freya eran los culpables, pero eso es ya otra historia posterior.

El segundo tipo de caza nocturna era en el que más esperanzas depositaba el general Kammhuber. Por medio de escuchas de radio los alemanes conocían los despegues de los bombarderos ingleses antes de que estos se realizaran y la situación de sus aeródromos era perfectamente conocida. Por tanto lo que se necesitaba era situar allí los cazas nocturnos, bien durante el despegue o mejor aún durante el aterrizaje cuando el balizaje luminoso debía estar por fuerza encendido. Un grupo de estos saldría también al encuentro de los bombarderos británicos en las rutas de aproximación que solían utilizar. Los encargados de llevar a cabo estas acciones eran los Do-17 y Ju-88. A pesar de contar siempre con muy pocos aparatos, no más de 20 o 30 aparatos operativos, esta modalidad fue la responsable de dos tercios de los derribos conseguidos por la caza nocturna en 1940-41.

A finales de 1941 Hitler ordenó la supresión de este tipo de caza nocturna por razones propagandísticas: el pueblo alemán quería ver como los que bombardeaban sus hogares eran derribados sobre sus propias cabezas. Los derribos logrados en suelo inglés tenían sin cuidado al ciudadano. Además necesitaba ese grupo en el Mediterraneo y pronto sería trasladado a Sicilia. Ninguna objeción que se le planteó le hizo cambiar de parecer.

Fue sin duda uno de los mayores dislates estratégicos de Hitler, la propia RAF estimó en retrospectiva que el hecho de poder operar desde finales de 1941 a 1945 desde aeródromos no atacados por la Luftwaffe fue uno de los factores decisivos que contribuyeron a la derrota nazi.

El general Kammhuber fue quien mejor expresó la idea:

"Cuando hay que fumigar un avispero no se debe ir atacando a los insectos uno por uno cuando están revoloteando, lo mejor es aprovechar cuando todos están dentro y fumigar los orificios de entrada".

Fuente: Pequeño y espero que afortunado resumen sobre los inicios de la caza nocturna del libro "La Luftwaffe" de Cajus Bekker

Saludos
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensaje por Calígula » Dom Abr 30, 2006 12:07 pm

Al comienzo de las hostilidades, la defensa sobre objetivos industriales en la misma Alemania, recaia principalmente sobre unidades de Flak de la Luftwaffe. Tan pronto como la RAF empezo sus bombarderos nocturnos sobre Alemania, en Mayo de 1940, se hizo evidente que los cañones antiaereos solos no serian suficcientes para contrarestrar la amenaza.
beltzo escribió:caza nocturna, combinados con reflectores, denominada caza nocturna iluminada... solo era viable con cielos despejados, por otra parte también los bombarderos necesitaban noches claras y despejadas para localizar sus objetivos por lo menos al principio.
El principal problema de la Helle Nachjagd era que todos los reflectores estaban situados cerca de las ciudades y esto significaba que los cazas alemanes no podian interceptar al enemigo antes de que este se encontrase sobre el objetivo.
Un dato de como se tomaba muy seria la defensa del Reich, es que habian apostados en Enero de 1943, 1.045 cazas para su defensa, mientras que en todo el frente oriental 445. Los alemanes tenian la gran penalidad de elegir entre proteger sus dominos o cobertura en el frente. Ambos excedian con creces la capacidad operativa de la amada Luftwaffe.
Heinrich Heine [i]Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas[/i]

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3172
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Mar Ago 08, 2006 9:46 pm

¿Los antiáereos moviles llegaron a formar parte de esas defensas alemanas en las grandes ciudades?

Avatar de Usuario
Harry Flashman
Miembro
Miembro
Mensajes: 151
Registrado: Mié Abr 05, 2006 8:29 pm
Ubicación: España

Mensaje por Harry Flashman » Mié Ago 09, 2006 4:10 pm

Hola, Francis.
Los antiaéreos sobre plataformas de vagones del ferrocarril sí que se usaban en la defensa de las ciudades y complejos industriales alemanes. De hecho los mejores artilleros eran destinados a estas fuerzas, en particular a las baterías sobre ferrocarril de 128 mm., que eran la élite de la Flak.
Respecto a antiaéreos sobre vehículos a motor, no tengo ninguna referencia sobre su uso en la defensa de ciudades o industrias.
Saludos.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9230
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensaje por José Luis » Mié Ago 09, 2006 6:25 pm

¡Hola a todos!

A los interesados en la defensa aérea del Tercer Reich les recomiendo la lectura de la obra del teniente coronel (USAF) Edward B. Westermann, “Sword in the Heavens”: German Ground-based Air Defenses, 1914-1945 (University of North Carolina, 2000). Son casi 400 páginas de muy valiosa y documentada información, de la cual expongo unos resúmenes a continuación.

Con respecto a la Zona-Oeste de Defensa Aérea (en el Muro del Oeste), Milch la ordenó crear en junio de 1938 como una línea secundaria de fortificaciones que incluía posiciones para cañones antiaéreos (flak), reflectores, y detectores que debían integrarse en las defensas del Muro del Oeste. Su intención no era construir una barrera impenetrable, sino una especie de “línea de recepción” destinada a dispersar a la aviación enemiga u obligarla a ganar mayores altitudes.

El esfuerzo inicial de la construcción de las defensas aéreas se concentró en la frontera oeste de la región industrial del Ruhr, a cuyo norte y sur el EMG de la Luftwaffe había ordenado el 22 de octubre de 1938 construir las defensas. En febrero de 1939 el mayor Freiherr von Hanstein, oficial del EMG, expuso la presentación de las defensas aéreas y terrestres occidentales, describiéndolas como una doble línea: la primera consistente de cañones flak de 20 mm y 37 mm, y la segunda con cañones flak pesados.

En el otoño de 1939 se habían construido 197 sitios para cañones flak pesados y 48 para flak ligeros a un coste de 400 millones de reichsmarks, permitiendo el empleo de 788 cañones de 88 mm ó 105 mm, y 576 de 20 mm ó 37 mm, con tres baterías para dar cuenta de cualquier simple objetivo volante a una altitud de hasta 22.750 pies.

Estas defensas aéreas debían servir para complementar la acción de los cazas, pues como había escrito antes de la guerra el coronel Alfred Schlemm, jefe de estado mayor del comandante de la Zona Oeste de Defensa Aérea, “el efecto de las baterías flak será complementado por los cazas, barrera de globos y reflectores”.

Tras la guerra, el general de Artillería Flak, Walther von Axthelm subrayó simplemente que “la Zona Oeste de Defensa Aérea no respondió a las expectativas que había levantado”. Westermann dice que el comentario de Axthelm es de alguna manera engañoso, pues la Zona Oeste de Defensa Aérea (ZODA) debe ser vista en el contexto de los tiempos. Dice Westermann: “Por ejemplo, la doctrina británica a través de la década de 1930 estipulaba el bombardeo diurno de objetivos desde aproximadamente 10.000 pies; desde esta altitud, las fuerzas flak de ZODA podían haber sido altamente eficaces tanto para combatir esa aviación como para obligarla hacia altitudes mayores. La RAF escogió simplemente ignorar el peligro representado por el fuego antiaéreo a una altitud de 10.000 pies y confió en la velocidad de la aviación para atravesar la zona flak rápidamente.”

El 1 de febrero de 1939 Göring había nombrado al general de Artillería Flak, Rüdel, “Presidente de la Comisión de la Luftwaffe”. El 11 de mayo de 1939 esa comisión elaboró un informe titulado “Organización de la Artillería Flak en Tiempo de Paz y Guerra”, donde se diferenciaba entre los requerimientos flak para las fuerzas del ejército en campaña y las fuerzas flak necesitadas para la defensa de la propia Alemania. La comisión calculó que serían necesarias 220 baterías flak pesadas, 205 flak ligeras, y 30 de reflectores para apoyar las operaciones de una fuerza terrestre compuesta de 150 divisiones. Lo que totalizaba 880 cañones de 88 mm, 675 de 37 mm, 1.530 de 20 mm y 270 reflectores. De igual forma, para la defensa de la patria se estimaba la necesidad de 75 baterías flak de 105 mm, 650 de 88 mm, 40 de 37 mm, 700 de 20 mm, y 200 reflectores de 150 cm. Esta fuerza incluía un total de 320 cañones de 105 mm, 2.800 de 88 mm, 500 de 37 mm, 9.000 de 20 mm, y 1.900 reflectores, lo que equivalía a unas cuatro veces el tamaño recomendado para el apoyo de las operaciones del ejército en campaña.

El 1 de septiembre de 1939 las fuerzas totales de flak y reflectores incluían 657 baterías flak pesadas, 560 ligeras, y 188 de reflectores, con un montante de 2.628 cañones flak de 88 mm y 105 mm, 6.700 de 20 mm y 37 mm, 1.692 reflectores de 150 cm, y 2.052 reflectores de 60 cm. Las fuerzas de defensa aérea también constaban de tres batallones de cañones flak sobre ferrocarril, y tres batallones de barreras de globos, así como siete batallones de cañones flak para la defensa de importantes puertos a lo largo de la costa alemana.

En términos de comparación, al estallido de la guerra las fuerzas antiaéreas británicas de defensa aérea constaban de unos 1.296 cañones antiaéreos pesados, 1.200 flak ligeros y unos 2.500 reflectores.

En fin, a Westermann os remito.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Responder

Volver a “Aviación de combate del Eje”

TEST