La Revolución Cultural Nazi- Johann Chapoutot

Recensiones personales de libros leídos

Moderador: David L

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2359
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

La Revolución Cultural Nazi- Johann Chapoutot

Mensaje por David L » Jue Ago 08, 2019 10:48 am

Imagen[/url]
Codigo THUMBNAIL HTML:

La Revolución Cultural Nazi, de Johann Chapoutot.

Colección: Alianza Ensayo
Publicación: 11 de octubre de 2018
I.S.B.N.: 978-84-9181-242-5
Páginas: 296
Edición: 01ª edición

Uno de los mejores libros que he leído sobre la ideología nacionalsocialista, son apenas 300 páginas, pero todas ellas de un gran interés. El profesor Johann Chapoutot comienza con una sorprendente, pero no por ello claramente evidente, afirmación: las ideas del nazismo no tuvieron mucha necesidad de difusión o apropiación, estaban ahí y habían sido escritas por filósofos, pedagogos o productores del saber hacía mucho tiempo. La gran virtud nazi fue conseguir moldearlas con cierta coherencia y a su vez lograr aplicarlas rápidamente en la sociedad germana del momento. Volver a los orígenes, a unos incipientes tiempos donde el ser germánico estaba intrínsecamente ligado a la naturaleza. La filosofía griega sería la base del ideario nazi, su estudio del canon griego que será a partir de entonces básico para la construcción del nuevo hombre germánico tendrá en Platón al “hombre nórdico completo”. Su lucha contra la “sofística”, ligada ésta a un individualismo a ultranza, será el ejemplo a seguir entre la juventud que deberá entregarse en cuerpo y alma a la lucha colectiva encarnada en el Estado.

El sofismo se convierte para los nazis en algo extraño al ser germano, una ideología que prima el individualismo y que acaba por contaminar el pilar de la filosofía griega acabando por contaminar a la propia raza. El sofismo es pues una ideología “impregnada de espíritu no helénico”. Atención al punto 19 del programa del NSDAP publicado en 1920: “Exigimos la sustitución del derecho romano, que sirve al orden mundial materialista, por un derecho comunitario alemán”. Existe, según los nazis, un derecho germánico de los orígenes que podría sustituir al derecho romano. Hay que fijarse muy detalladamente en el término “materialista”, el derecho romano será materialista por ser judío y viceversa. Este mismo derecho romano es acusado de individualismo y de ser contrario al principio de comunidad, la propiedad de la tierra no puede estar ligada al derecho individual, pertenece a la colectividad. Es la comunidad del pueblo lo que le confiere esencia, sentido y existencia al individuo, así lo afirman los nazis.
El “Derecho Internacional” no existe, en todo caso será el “Derecho de los Pueblos”, ellos no podían entender que existiesen leyes que pudiesen ser aplicadas por igual a todos los habitantes del mundo, la cuestión racial entra ya de pleno en este punto. Hitler ya afirmó con rotundidad que el nazismo era “biología aplicada”, así que estábamos ante una ciencia empírica indiscutible no afecta a discusión. El Tratado de Versalles, por destacar el ejemplo más evidente, sería pues deslegitimado desde el punto de vista jurídico nacionalsocialista.

Poligamia, término que los nazis defendían con ahínco, la naturaleza germánica era libre para procrear, solamente la influencia judeo-cristiana basada en una moralina devastadora había impedido seguir con este hecho natural que alentaría la demografía germana. De esta manera, y gracias a este aumento de la natalidad, la raza germana dominará el mundo y podrá con garantías aniquilar a los judíos y someter a la esclavitud a los eslavos. Siempre temerosos de su inferioridad demográfica, los nazis buscaban “soluciones” drásticas.


El culto al jefe también es una máxima entre el nazismo, a partir de entonces el tribunal de la razón desaparecerá, ya no será ésta la base legisladora que marcará la acción, trabajar en la dirección del Führer será el destino de todo buen ciudadano del Tercer Reich. El Volk será el único legislador, la ley emanará del pueblo y siempre tendrá como objetivo la protección de la comunidad, el individualismo será castigado si afecta al conjunto. La ley será “formular correctamente los intereses del pueblo”……..

Los nazis entenderá el “pueblo” como una entidad cultural-natural, al contrario de los demócratas, marxistas o católicos, sólo los pueblos con Estado gozarán de derechos, eximiendo a “la humanidad”, concepto calificado como vaporoso y de una realidad inexistente. Este “derecho” será suficiente para afirmar que sólo la naturaleza legislará, siendo a su vez particular para cada pueblo diferente. El derecho germánico será pues, por oposición al alentado por el cristianismo, el verdadero derecho natural oponiéndose de esta manera a los prejuicios burgueses que desnaturalizan la convivencia. Como tal, el “Lebensraum o espacio vital” será un principio básico ligado a las ciencias naturales y connaturales a la propia naturaleza misma. Esta misma visión servirá para afrontar “la amenaza biológica” que suponían los judíos, su uso propagandístico tendría efectos devastadores para estos últimos.

En definitiva, para el autor la idea principal del ideario nacionalsocialista fue ante todo una promesa, una promesa de liberación que sólo podría asentar la raza germana deshaciéndose del hombre viejo judeocristiano, humanista, universalista y liberal. La herencia “nefasta” debería ser erradicada para volver al “primor del origen”.

Fuente imagen: https://www.alianzaeditorial.es/libro.p ... col=100513
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Responder

Volver a “Reseñas”

TEST