pub01.jpg

Creer y Destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS- Christian Ingrao

Recensiones personales de libros leídos

Moderador: David L

Responder
Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2320
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Creer y Destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS- Christian Ingrao

Mensaje por David L » Lun Nov 20, 2017 6:44 pm

Imagen

Creer y Destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS, de Christian Ingrao.

Nº de páginas: 624 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: EL ACANTILADO
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788416748488
Año: 2017
Christian Ingrao es un historiador francés especialista en el nazismo y en particular, en los crímenes cometidos por el Tercer Reich en el Este de Europa. Hay una obra suya, desgraciadamente creo que sólo está editada en francés, reseñada también aquí viewtopic.php?f=87&t=15126&p=230986#p230986, la cual trata igualmente de un pormenorizado análisis de una unidad dedicada exclusivamente a la lucha anti partisana y a la caza y eliminación de los judíos. Un brillante trabajo sin duda. En el libro que vamos a reseñar, las matanzas en el Este siguen siendo el eje central de la obra, pero esta vez, aunque también son las SS las protagonistas, el enfoque va a ir dirigido hacia el papel representado por los intelectuales de las SS en el genocidio judío. Un ensayo editado magníficamente por la editorial El Acantilado.

Son numerosísimas las obras dedicadas a la investigación de los crímenes nazis en el Este durante la Segunda Guerra Mundial, hemos conocido los perpetradores, también descubrimos cómo eran los campos de exterminio y de qué manera estaban organizados aquellos terribles lugares, asimismo se ha explorado el papel de los jerarcas nazis en la Shoah, pero todavía hay mucho trabajo por delante para llegar a averiguar todos los recovecos de los asesinatos en masa cometidos por las hordas nazis. En este caso, es el momento de analizar la labor desarrollada por los intelectuales de las SS en el engranaje genocida. Christian Ingrao nos va abrir las puertas al conocimiento de unos personajes mucho más decisivos de lo que pudiéramos creer en el fomento y legitimación de los crímenes contra la humanidad acometidos contra millones de seres humanos.

En parte, estamos ante un estudio sociológico tomando como referencia la trayectoria de ochenta intelectuales de las mencionadas SS, jóvenes doctos que vivieron siendo unos niños el desastre de la Primera Guerra Mundial en sus hogares, una derrota que ancló en ellos una creencia en una más que posible desaparición traumática de Alemania derivando en una percepción apocalíptica del mundo, una visión donde la biología racial debería marcar el renacer de la nación germana. Así comenzó todo para los futuros hombres sabios de Alemania.

No hay duda de que a través de la universidad se fueron tejiendo las redes de una adhesión a las teorías nacionalistas y racistas que abocarían al nacionalsocialismo a dirigir sus acciones más violentas, estos jóvenes decidieron apostar por compatibilizar conocimiento con activismo, primando la germanística por encima de otras visiones historicistas. Trasforman en historia legitima el concepto Völkisch (etnonacionalista) y la convierten en ciencia de combate. La vida intelectual empieza a ser nazificada y todas las nuevas investigaciones radicadas en todos los ámbitos académicos acaban por ser adaptadas al concepto Völkisch. Christian Ingrao se cuestiona si no es precisamente esta sorda ansiedad que hace de su adolescencia y de sus años de estudio una cuestión militante finalizada solamente por la adhesión al sistema de creencias nazis. Un interrogante que encuentra respuesta en este trabajo.

Cuando el autor comenta esa peculiar percepción adquirida en la infancia y en sus años de estudios por estos intelectuales, se vuelve a preguntar si para estos la voluntad de exterminarles parecía implícita desde que acabó la Gran Guerra. Esa impresión generalizada animaba a una refundación socio-biológica que acabaría en dogma para esta generación. La sensación de opresión, de vivir encerrados, de contaminación racial sirvió para alimentar a estos grupos ultranacionalistas y les ofreció algo que no abandonarían nunca: el fervor. ¡Atención a este concepto! No es baladí menospreciarlo en el universo nacionalsocialista, el compromiso ideológico resultaba vital para avanzar en el ideario nazi, no bastaba solamente con ser competente había que ser un militante convencido. Los Juicios de Núremberg serían testigos de ese compromiso.

Ciertamente, el peligro de estos intelectuales comprometidos en la maquinaria de guerra germana venía dado por su base empírica legitimadora a la hora de aniquilar físicamente a sus enemigos. No apostaban, en general, por un antisemitismo extremo basado en la vulgaridad, tipo del alentado por el editor del diario antisemita Der Stürmer, Julius Streicher, la verificación empírica debía respaldar la ciencia nazi, no había lugar para frivolizar con un determinismo racial que debía llenar de contenido todos los ámbitos de la vida socio-económica germana.

Una vez comenzada la guerra ellos fueron los que propagaron el lema “Sangre y Suelo”, también idearon los grandes planes para asentar y germanizar todos los territorios comprendidos entre el Báltico hasta el sur de Ucrania pasando por Bielorrusia y la Galitzia de los Cárpatos. Animar, germanizar, crear el sentimiento de comunidad fueron los ejes del adoctrinamiento intelectual de las SS, todo ello con un grado de fervor que no debían rebajar de ninguna manera. Si hay otro aspecto atroz en el que fueron grandes protagonistas estos jóvenes titulados universitarios fue sin duda los Einsantzgruppen, los terribles grupos móviles de la muerte que llevaron a la práctica sobre el terreno las mayores matanzas en masa de la guerra. ¿Cuál fue su papel en ellos? Pues entre otros muchos la de organización y planificación de todas sus actividades asesinas, además de asumir un rol capital en la práctica discursiva que serviría de base legitima del genocidio, llevando hasta el mismo lecho de muerte de sus víctimas estas teorías dogmáticas que debían calmar las almas inquietas de los perpetradores.

Podríamos pensar que el discurrir de la guerra amainaría la doctrina de estos jóvenes intelectuales, nada más alejado de la realidad, vuelvo a insistir sobre el concepto mencionado anteriormente: el fervor. Esta “devoción” por mantener las creencias nazis no desfalleció tan fácilmente, su apego hacia una actitud de desrealización no será abandonada prácticamente hasta el final del conflicto. ¡Qué poderosas pueden llegar a ser las creencias cuando las interiorizas tan perseverantemente!

Fin de la guerra, cataclismo y teorías confirmadas sobre su evangelio apocalíptico de ocaso racial, defensa basada en la evitación de una culpabilidad de la que estaban convencidos, había una base científica en su construcción ideológica, todo ello con rigor científico……y sobre todo…..con fervor…mucho fervor.
Fuente imagen: https://www.casadellibro.com/libro-cree ... 88/5475906
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Garisded
Miembro
Miembro
Mensajes: 122
Registrado: Sab Ene 17, 2015 8:34 pm

Sobre un par de libros (Ingrao y Kamenski)

Mensaje por Garisded » Dom Dic 17, 2017 4:38 pm

INGRAO, Christian
Creer y destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS, Acantilado, 2017 (2010)

Un texto con pinta de tesis doctoral reciclada en libro. O sea, buen aparato de notas, documentación, referencias, etc. Sólido, bien escrito (o bien traducido, o ambas cosas), bien argumentado, ordenado, eficaz. A mí me gusta que la gente haga bien su trabajo, aunque no sea espectacular, y este es el caso. Está muy bien hecho.
Es un libro contra H. Arendt, aunque no esté planteado así. Las ideas de Arendt son muy conocidas: todos podemos ser malvados si la situación nos coloca en esa tesitura. Ingrao rastrea en las cúpulas del aparato nazi, pero a segundo nivel; no entre ministros, mariscales, sino entre directores, planificadores, gente que recibía directrices generales y las ponía en práctica, organizando los medios para conseguir fines. Y lo que plantea es que esta gente estaba intelectualmente muy preparada, tenían doctorados, amplia formación en leyes, historia, en disciplinas humanísticas y sociales, pero eran nazis convencidos y, desde antes de la eclosión del nazismo, ya eran supremacistas, ultranacionalistas, violentos muchos de ellos (no todos). En definitiva, que eran malvados antes de que la situación lo propiciara.
Creo que es un buen libro. No hay acción bélica, ni maniobras estratégicas. Pero los testimonios de los protagonistas son estremecedores, en ocasiones, aterradores (matanzas, brutalidades: genocidio). Eran eficaces gestores de la solución final.
Se nos dice mucho, en nuestros días, que lo importante no son las ideas en política, sino contar con buenos gestores. Este libro pone a las claras que esa idea no solo es falsa, sino que es nefasta. Los buenos gestores de un plan siniestro no dejan de ser buenos gestores, pero eso solo sirve para que el plan siniestro convierta el mundo en un infierno.

KAMIENSKI, Lukasz
Las drogas en la guerra. Una historia global, Crítica, 2017 (2016)

Por el título está claro que este texto va más allá (y más acá) de la Guerra Mundial. Ameno, desenfadado en el estilo (si el traductor ha sido fiel, cosa que doy por supuesta), es muy cómodo para leer, pero tiene montones de datos, aparenta rigor, y no pienso dudar de él, en principio.
En lo referente a la Segunda Guerra, nos pone ante claves chocantes para entender las cosas. Por ejemplo, el corte de guadaña alemán que llevó a su ejercito en un pispás de las Ardenas a Dunkerque tiene una nueva lectura: anfetaminas frente a vino. Mientras, alternando los efectos del vino (ánimo, sueño, resaca, valor, etc.), el ejército francés se apaña como puede, el ejército alemán, hasta las cejas de anfetaminas, es más preciso, menos confuso, más rápido y, además, no necesita descanso. El frente oriental no se comprende bien sin tener presente el vodka. La gesta de la RAF en la Batalla de Inglaterra comienza a entenderse mejor si incluimos las anfetaminas en el cóctel de patriotismo, coraje, moral, valor. La anfetamina no les quita mérito a los valientes, pero puede aumentar el rendimiento del valor, por así decirlo...
Un libro estupendo para unos días de vacaciones. O para empezar, a partir de aquí, estudios más amplios sobre un asunto de verdad interesante.

Espero que estas notas sean útiles.

Garisded.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9153
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Sobre un par de libros (Ingrao y Kamenski)

Mensaje por José Luis » Lun Dic 18, 2017 10:03 am

¡Hola a todos!
Garisded escribió:INGRAO, Christian
Creer y destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS, Acantilado, 2017 (2010)

Y lo que plantea es que esta gente estaba intelectualmente muy preparada, tenían doctorados, amplia formación en leyes, historia, en disciplinas humanísticas y sociales, pero eran nazis convencidos y, desde antes de la eclosión del nazismo, ya eran supremacistas, ultranacionalistas, violentos muchos de ellos (no todos). En definitiva, que eran malvados antes de que la situación lo propiciara.
Leí hace tiempo el libro de Ingrao en su edición inglesa (Polity Press, 2013), libro que originalmente se publicó en francés en 2010 como Croire et Détruire. Ingrao es un historiador francés (1970) que fue director del Institut d'histoire du temps présent, una organización que proviene del antiguo Comité d'histoire de la Seconde Guerre mondiale fundado en 1951, y que está formado por investigadores especializados en la historia de la IIGM y en la historia contemporánea. La especialidad de Ingrao es la historia del nazismo, y con anterioridad a este Croire et Détruire -que fue traducido al inglés, español, italiano, alemán como Hitlers Elite: die Wegbereiter des nationalsozialistischen Massenmords, y portugués, la editorial Perrin publicó en 2006 su Les chasseurs noirs. Essai sur la Sondereinheit Dirlewanger, traducida al inglés y polaco en 2011*.

Me ha gustado la reseña del compañero Garised, y sólo añadiré que esta situación de gente intelectualmente muy preparada en el aparato de organización de terror de la burocracia nazi se puede trasladar en cierta medida al aparato militar de la Wehrmacht. No es que los oficiales de las fuerzas armadas del Tercer Reich fuesen, en su conjunto, un cuerpo de élite intelectual, y menos entre el generalato, pero los oficiales de Estado Mayor General del OKH y de los estados mayores de las formaciones de combate eran todos ellos gente muy preparada, muchos con licenciaturas y doctorados. Y esta élite de oficiales de EMG fue imprescindible para que se pudiera llevar a cabo, por activa o por pasiva desde la esfera estrictamente militar, los crímenes de genocidio nazis en el Frente Oriental. Y como paradoja, también fue de esta élite de coroneles de donde surgieron y promovieron los planes para el asesinato de Hitler durante la guerra. La diferencia esencial entre esta élite de militares y la élite de los doctorados burócratas nazis de la SS está en su ideología antes y durante la guerra. Si de los primeros puede decirse que, en su conjunto, y pese a su juventud pertenecían al espectro político conservador clásico de la era guillermina, los segundos, en su conjunto, fueron jóvenes oportunistas que aprovecharon el auge y poder del nacionalsocialismo para medrar profesionalmente en sus profesiones y en el aparato del partido. Los segundos se caracterizaron también, y aquí a diferencia de los primeros, por una notable y asombrosa conducta amoral, propia del nazismo. Salvo contadas excepciones, en ambos grupos, incluyendo también aquí al cuerpo del generalato, había un profundo desconocimiento de la geopolítica.

En resumen, no creo que se pueda hablar con propiedad de maldad inherente en los intelectuales burócratas de la SS salvo como consecuencia de su aberrante ausencia de principios morales. En un estado amoral el fin justifica los medios.

* Véase https://fr.wikipedia.org/wiki/Christian_Ingrao

Garisded escribió:
Se nos dice mucho, en nuestros días, que lo importante no son las ideas en política, sino contar con buenos gestores. Este libro pone a las claras que esa idea no solo es falsa, sino que es nefasta. Los buenos gestores de un plan siniestro no dejan de ser buenos gestores, pero eso solo sirve para que el plan siniestro convierta el mundo en un infierno.
Es una observación brillante con la que estoy absolutamente de acuerdo. En la Alemania de Hitler se abolió dictatorialmente el debate de las ideas políticas y se impuso la gestión relativamente eficaz del nazismo, lo que condujo finalmente a la guerra y el crimen. En nuestros días, permítaseme el apunte extemporáneo, todo parece indicar que el debate de las ideas políticas y las diferentes visiones de gobernanza han sido sustituidos por un debate de gestión y gestores dirigido por los dictados del mercado y las finanzas. En otras palabras, parece que el imperio de la democracia, allí donde existía, ha sido abolido y sustituido por la dictadura de las finanzas. Ya veremos en qué acaba esto.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Garisded
Miembro
Miembro
Mensajes: 122
Registrado: Sab Ene 17, 2015 8:34 pm

Re: Sobre un par de libros (Ingrao y Kamenski)

Mensaje por Garisded » Mié Dic 20, 2017 1:08 am

Gracias por añadirte a este post. Nunca está de más un poco de conversación. Mi reseña tenía intenciones modestas, dar una idea de un libro para los que no son eruditos. Por las fechas que das de Ingrao, igual resulta que hasta mi intuición está medio acertada y esto fue su tesis doctoral. El otro texto que mencionas tiene una pinta tan siniestra que no sé si tengo moral para buscarlo y leerlo.¡Chasseurs noirs! ¡Da miedo! Suelo dormir bien, prefiero no leer algo con este aspecto si me va a quitar el sueño...

Lo de los gestores parece que es algo que compartimos. Esta idea bastante loca de que los gestores son inmaculados, que están libres hasta del pecado original y, por ende, la gestión es igual de inmaculada, no hay por dónde cogerla. Dices: "en resumen, no creo que se pueda hablar con propiedad de maldad inherente en los intelectuales burócratas de la SS salvo como consecuencia de su aberrante ausencia de principios morales." Pues eso. Viene a ser lo mismo, más que una cosa consecuencia de la otra. La maldad es la ausencia de principios morales, más o menos y sin entrar en filosofía, que creo que no viene al caso.

Lo bueno de hablar de gente como estos intelectuales, burócratas y asesinos de masas, conscientes de ello y perfectamente culpables, es que no hay que devanarse mucho los sesos y darle vueltas a las cosas. Por una vez, todo está claro: eran malvados perfectos. El perfecto ejemplo de la maldad. (Pero incluso así, dan que pensar, dan para estudiar, dan para escribir posts...)

G.

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2320
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Re: Creer y Destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS- Christian Ingrao

Mensaje por David L » Jue Dic 21, 2017 4:30 pm

Interesantes comentarios, he procedido a unir los temas en esta reseña para facilitar la dispersión de información.

El libro de Ingrao Les chasseurs noirs. La Brigade Dirlewanger,, gente marginal y muy peligrosa al mando de un hombre que cumplía todas estas características, Óscar Dirlewanger, también está reseñado en nuestro foro:

viewtopic.php?f=87&t=15126&p=231006&hil ... ao#p231006

Saludos.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Garisded
Miembro
Miembro
Mensajes: 122
Registrado: Sab Ene 17, 2015 8:34 pm

Re: Creer y Destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS- Christian Ingrao

Mensaje por Garisded » Vie Dic 22, 2017 12:38 am

Gracias por el trabajo de organización. No había visto tus comentarios, que hacen los míos un poco superfluos.

G.

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2320
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Re: Creer y Destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS- Christian Ingrao

Mensaje por David L » Mié Dic 27, 2017 3:49 pm

El problema, aparte de la amoralidad de estos intelectuales de las SS, radicaba en que estos hombres eran los encargados de verificar empíricamente todas aquellas utopías que rodeaban el pensamiento nazi, por lo que independientemente de sus ambiciones personales, eran ellos los que daban valor real a la política legitimadora que condujo al Holocausto. ¿Maldad inherente?, posiblemente no, pero tampoco creo que pueda explicarse su implicación en la maquinaria genocida nazi solamente por ambición profesional, hubo mucho compromiso ferviente en esta generación de jóvenes alemanes.

Saludos.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9153
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Re: Creer y Destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS- Christian Ingrao

Mensaje por José Luis » Vie Dic 29, 2017 8:45 am

¡Hola!

In an age of what critics call moral meltdown, when conventional codes governing private morality relax, the struggle between “good and evil” migrates to the political front”. (“En una época que los críticos llaman de colapso moral, cuando se relajan los códigos convencionales que gobiernan la moralidad privada, la lucha entre “el bien y el mal” se traslada al frente político”). Claudia Koonz, The Nazi Conscience (The Belknap Press of Harvard University Press, 2003), p. 274.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Plantigrado
Miembro
Miembro
Mensajes: 127
Registrado: Lun Sep 12, 2016 2:53 pm

Re: Creer y Destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS- Christian Ingrao

Mensaje por Plantigrado » Sab Dic 30, 2017 6:22 pm

Pensando en éste hilo que trata sobre los intelectuales de las SS no he podido evitar recordar una película que he visto hace pocos días, que creo que ya se ha mencionado brevemente en algún otro hilo y que me parece muy ilustrativa. Se trata de Paraíso de Andrei Konchalovsky.

https://www.filmaffinity.com/es/film732986.html

Película que me pareció muy interesante en tanto que me ha dado que pensar después de verla, aunque la sensación que tuve al verla fuera más bien deprimente, por lo triste del tema.

En ella uno de los principales personajes es un joven intelectual nazi de las SS. No se adecua bien al estereotipo de sádico pervertido como me puede parecer Amón Goeth, ni al de cínico oportunista dispuesto a medrar en un engranaje cruel como me puede parecer Adolf Eichmann.

El personaje que se retrata en la película de Konchalovsky es un joven sensible, idealista, generoso, amante de la música clásica y de los clásicos de la literatura rusa, de modales refinados, pero que se ha fanatizado, creyendo en una moral que exigía la crueldad en pro de lo que pensaba un Bien Mayor.

Es una buena persona al servicio de una Causa mala ( según mi parecer moral subjetivo).

¿Quizá otros nazis, como Albert Speer por ejemplo, lo fueron también en su momento?

Me recuerda también al personaje protagonista del curioso cuento de Jorge Luís Borges que se titula Deutsches Requiem,
que quiere entender ese destino, que no supieron llorar, ni siquiera sospechar, nuestros germanófilos que nada saben de Alemania.
Se dice que el camino hacia el infierno está empedrado de buenas intenciones. Así es posible suponer que algunos entre esos intelectuales al servicio del nazismo creían sinceramente que su causa era grande, hermosa y justa, siendo su intención construir un Paraíso sobre la Tierra, aunque (igual que ha pasado a lo largo de la Historia con tantos otros movimientos extremistas) lo que en realidad estaban construyendo era un Infierno.
" El enemigo está ya a 200 metros. Nos ha invitado, con altavoces, a que nos rindamos. Le hemos contestado riéndonos".
"No hemos probado bebida ni alimento desde hace 5 días. La moral es muy alta. Vamos a librar nuestro último combate".

General Tadamichi Kuribayashi, Iwo Jima, marzo de 1945.

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2320
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Re: Creer y Destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS- Christian Ingrao

Mensaje por David L » Dom Dic 31, 2017 9:08 pm

En el caso de los intelectuales nazis de las SS, como bien comenta Christian Ingrao, la adhesión en 1930 de estos estudiantes universitarios a las teorías nacionalistas y racistas eran ya todo un hecho, es más, no solamente han sido testigos sino también parte muy importante en la evolución hacia esta clase de tesis que conformarían el ideario nacionalsocialista. Por lo tanto, no puede extrañarnos que personajes como el que se que se retrata en la película de Konchalovsky fueran una realidad más común de lo que pudiéramos pensar. Los Juicios de Nuremberg dieron muestra de este tipo de militantes convencidos a los que no les suponía una quiebra moral sus posiciones tan extremas.

Saludos.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Avatar de Usuario
Grossman
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2152
Registrado: Lun Ene 28, 2008 10:46 pm
Ubicación: Valencia

Re: Sobre un par de libros (Ingrao y Kamenski)

Mensaje por Grossman » Lun Ene 15, 2018 1:24 pm

Garisded escribió: ... Por las fechas que das de Ingrao, igual resulta que hasta mi intuición está medio acertada y esto fue su tesis doctoral.
Así es: “Il est agrégé (1995) et docteur en histoire (2001), après avoir présenté sa thèse « Les intellectuels dans les services de renseignement de la SS 1900-1945 » à l’Université de Picardie” (https://fr.wikipedia.org/wiki/Christian_Ingrao)
Espérame y yo volveré, pero espérame mucho
Espérame cuando las tristes lluvias lleguen, y cuando el calor llegue no dejes de esperar
Espérame y yo volveré para que la muerte rabie
No comprenderán jamás los que jamás han esperado, cómo tú del fuego me salvaste
Es que sencillamente me esperaste como nunca nadie me esperó
****************** Konstantin Simonov ******************

Responder

Volver a “Reseñas”

TEST