pub01.jpg

"Operación Roble": cómo Hitler rescató a Mussolini

Recensiones personales de libros leídos

Moderador: David L

Responder
Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

"Operación Roble": cómo Hitler rescató a Mussolini

Mensaje por Antonio Machado » Vie Dic 28, 2012 1:42 am

Imagen

Uploaded with ImageShack.us


Título en Inglés: "Hitler's raid to rescue Mussolini" ("La Operación de Hitler para rescatar a Mussolini")
Autor: Greg Annussek.
Editorial Da Capo Editorial
Año de publicación: 2005.
Pasta: dura
ISBN-10: 0-306-81396-3
Idioma Inglés. No ha sido traducida al Castellano.



El libro consiste de 14 capítulos y 263 páginas de texto, 42 páginas de notas, 8 páginas de bibliografía, 34 fotos blanco y negro. Yo diría que la obra podría dividirse en tres áreas claramente diferenciadas:

(1) Contexto histórico-político previo al rescate
(2) planificación de la operación y
(3) descripción del rescate propiamente dicho.


En general, el libro es una narración intensa y muy estimulante, alcanzando el clímax en sus últimas cuarenta páginas en las cuales se describe la operación de rescate paso a paso con abundancia de detalles.


El autor comienza describiendo la forma en que -Julio de 1943- Mussolini fue separado del poder por el Rey Víctor Emmanuel III y de inmediato puesto bajo arresto; Badoglio constituye de inmediato un nuevo gobierno y se enfrenta al crucial dilema: debe Italia continuar como aliada de Alemania ? o debe abjurar de esa alianza y rendirse incondicionalmente a las fuerzas aliadas que ya han capturado Sicilia casi en su totalidad y amenazan con una inminente invasión del territorio italiano ?


La caída del Gobierno de Mussolini llegó en el peor momento para los Nazis: justo después del colapso del Sexto Ejército en Stalingrado y de la catástrofe militar en el Norte de Africa. La Batalla del Atlántico enviaba muy malas señales y en cuanto a bombardeos, en 1943 los aliados dejaron caer 200.000 toneladas de bombas sobre territorio alemán, lo cual quintuplicaba el tonelaje del año anterior; el 27 de Julio los aliados bombardearon Hamburgo creando un infierno cuya temperatura llegó hasta los 1400 grados Farenheit, asesinando decenas de miles de civiles y literalmente aplanando más de ocho millas cuadradas de la ciudad, un área similar a la isla de Manhattan.


Ante la posibilidad de que el nuevo Gobierno se decidiera por la segunda opción, Hitler desarrolla una estrategia de doble eje: por una parte continuar las relaciones diplomáticas con el nuevo Gobierno italiano presionándolo para continuar combatiendo al lado de Alemania y por otra reforzar la presencia de tropas alemanas en Italia, específicamente en el Norte italiano por si no se lograra lo anteriora; Hitler teme que el nuevo Gobierno italiano entregue a Mussolini a los aliados como parte de las negociaciones previas a su rendición y éstos lo exhiban en todo el mundo como su principal prisionero de guerra, por lo cual ordena elaborar planes para su posible rescate: ése es el origen de la "Operación Roble" ("Operation Oak"), una de las más excitantes operaciones comando de la Segunda Guerra Mundial.


En efecto, el Gobierno de Badoglio comienza a explorar la posibilidad de negociar con los Aliados, por medio de contactos diplomáticos en Portugal -país neutral- y buenas razones tenía para ello pues desde el momento en que los aliados invadieron Sicilia, temían que Alemania estuviera usando a Italia como parachoques y como carne de cañón para desgastar a los aliados y conservar intactas las fuerzas alemanas para defender el territorio alemán.


Temerosos de que Hitler pudiera rescatar a Mussolini, trasladan a éste a diversos lugares sucesivamente, en el mayor secreto posible. Sin embargo, como buenos mediterráneos, los italianos encuentran difícil guardar secretos y ello facilita la labor de los Servicios de Inteligencia alemanes; además, una parte de la población continuaba simpatizando con Mussolini. El tiempo -sin embargo- estaba en contra de los Nazis, pues los sentimientos de los italianos se alejaban cada día más del fascismo.


Enmedio de ese juego entre el gato y el ratón, las informaciones que recibe el Alto Mando Alemán no son absolutamente claras, al grado de que luego de descartar decenas de posibles lugares de confinamiento, afinan las labores de inteligencia y se limitan a tres posibles ubicaciones; más allá les resulta imposible penetrar la secretividad que del gobierno italiano.


Previniéndose de lanzar una operación de rescate que resultara fallida por no encontrarse Mussolini en el sitios seleccionado, el Alto Mando Alemán considera la posibilidad de llevar a cabo tres operaciones de rescate simultáneamente, cubriendo los tres lugares que les ofrecen las máximas posibilidades de acierto.


La idea de Hitler era rescatar a Mussolini de manos de sus captores (el Rey Víctor Emmanuel III y el Gobierno de Badoglio) y restaurar un gobierno fascista en Italia.

Esta "Operación Roble" formaba parte de un conjunto de cuatro operaciones alemanas en Italia, siendo las otras tres:

• La "Operación Estudiante" para tomar Roma y capturar al Rey (de 73 años de edad), a Badoglio y a todo su Gabinete de Gobierno.
• La "Operación negro" para ocupar todo el territorio italiano y
• La "Operación Eje" para capturar la Flota Italiana y evitar que cayera en manos de los Aliados.


Badoglio -vacilante, inseguro, indeciso- le propone a Hitler una reunión en territorio italiano, Hitler rehúsa.


Hitler llama a seis candidatos a sus cuarteles generales en "La guarida del lobo" y selecciona personalmente a Otto Skorzeny como el líder del comando de rescate. Dado que varios altos militares alemanes en Italia simpatizaban con el Gobierno de Badoglio (entre ellos el Mariscal Alberto Kesserling, el máximo Jefe de las Fuerzas Alemanas en Italia) Hitler ordena a Skorzeny no informarles nada sobre la "Operación Roble". Inclusive Rommel tuvo momentos de optimismo ante el nuevo gobierno italiano: en una carta a su esposa le dice "No es imposible que el nuevo gobierno italiano continúe luchando a nuestro lado".


Casi por una casualidad, los alemanes reciben la confirmación definitiva del lugar en que preciso en el cual mantienen secuestrado a Mussolini: el Hotel Emperador, en lo alto de una remota montaña.


El 8 de Septiembre cae la bomba: a las 6:30 p.m. el Alto Mando Alemán escucha la radio "Este es el General Dwight D. Eisenhower, Comandante en Jefe de las Fuerzas Aliadas. El Gobierno Italiano ha rendido sus Fuerzas Armadas incondicionalmente. Como Supremo Comandante en Jefe, yo le he garantizado un Armisticio Militar. Todos los italianos que dea hora en adelante ayuden a expulsar al agresor alemán contarán con la asistencia y la ayuda de las Naciones Unidas". A las 7:45 p.m., Badoglio habla por la radio confirmando la capitulación de Italia.


El 12 de Septiembre de 1943, luego de una acelerada -frenética- planificación, despegan doce planeadores DFS230 modificados, cada uno con capacidad para 9 tropas de combate y sus equipos (además del piloto), tirados por aviones Henschel Hs126s. La hora programada inicialmente para el aterrizaje de los planeadores en el Hotel era las 7:00 horas, lo cual había sido cuidadosamente decidido: por una parte la sorpresa para los guardias sería mayor a una hora tan temprana y por otra los planeadores llegarían enmedio de los característicos vientos suaves de principios de la mañana. Sin embargo por diversas razones la operación se pospuso varias horas hasta que finalmente los planeadores despegaron a las 13:00 horas. En total levantaron vuelo 120 hombres.


A una altitud de 9.843 pies, Skorzeny desconectó su planeador del avión remolcador, con el Hotel Emperador a la vista y descendió lentamente hasta el nivel de 7.000 pies. A esa altura, dió varias vueltas alrededor del Hotel estudiando el terreno alrededor del Hotel y le ordena al piloto de su planeador aterrizar lo más cerca posible del edificio. El planeador desciende rápidamente y poco antes de tocar tierra despliega el paracaídas para frenar de golpe lo más posible y aterriza exitosamente a solo 50 pies de la esquina derecha trasera del edificio del Hotel.


En uno de los planeadores iba un Alto Oficial Italiano para prevenir que los custodios de Mussolini lo ejecutaran al percatarse de la Operación de Rescate, se trataba del General Fernando Soleti: su sola presencia causaría confusión en los guardias italianos, al tiempo que Soleti les ordenaría a éstos no disparar a los alemanes; ello facilitaría la operación, además de darle unos instantes más al equipo alemán para encontrar a Mussolini dentro del Hotel.


Otto Skorzeny volaba en el planeador que iba al frente del grupo, fue el primero en aterrizar.

Estas dos fotos corresponden a la elevación posterior del "Hotel Emperador", los planeadores aterrizaron justo en este sitio:

Imagen

Uploaded with ImageShack.us
(Fuente: strikehold.net)

Imagen

Uploaded with ImageShack.us
(Fuente: strikehold.net)

Mussolini describió ese momento: "Eran exactamente las 2:00 de la tarde y yo estaba sentado con los brazos cruzados frente a mi ventana abierta en el segundo nivel cuando de repente ví un planeador aterrizar a solamente cien pies de mí. La alarma sonó. El Coronel Faiola irrumpió en mi habitación y me gritó amenazante "Cierre la ventana y no se mueva!".".


Skorzeny y sus comandos corrieron rápidamente hacia el Hotel mientras el General Soleti les gritaba en italiano a los guardias "No disparen! no disparen!". Skorzeny entra al Hotel y encuentra a un guardia desprevenido y en total sorpresa, paralizado por el espectáculo, le ordena "Manos en alto!" y entra a la primera habitación que encuentra, en donde mira a un soldado italiano trabajando en su radio transmisor, le patea la silla y lo tira al suelo y destroza el radio transmisor con la culata de su metralleta.


Skorzeny busca desesperadamente una entrada más directa al Hotel pero no encuentra ninguna en esa área, por lo cual sale de regreso y corre inspeccionando la parte de atrás del Hotel sin encontrar ni una entrada. Corre al frente del edificio y mira la entrada principal al Hotel, pero lo separa de ella cierta distancia pues el edificio tiene forma semi-circular. Dirige su vista hacia una ventana del segundo nivel y mira un rostro: es el Duce.

Mussolini recuerda la escena: "Al frente del comando venía Skorzeny; los guardias del Hotel (carabinieri) ya habían preparado sus armas para disparar, cuando ví entre el grupo de rescate al General Soleti, comencé a gritar fuerte "No disparen! no ven que viene un General Italiano con ellos?"."

Skorzeny le grita a Mussolini: "Duce, apártese de la ventana!" y entra al Hotel con su comando, ponen manos arriba al resto de carabinieri y llegan hasta la habitación de Mussolini, custodiado por los últimos dos guardias a quienes también ponen con las manos en alto. Habían pasado cuatro minutos desde el aterrizaje del primer planeador, los últimos planeadores del grupo continuaban aterrizando, sus ocupantes tomaron posiciones alrededor del edificio. Ni una sola bala se había disparado. Pocos minutos más tarde, los italianos rindieron oficialmente el edificio a los alemanes.


Esta es la elevación principal del Hotel, a la cual el Comando Alemán llegó corriendo luego de bordear el edificio. Mussolini apareció en una de las ventanas del segundo nivel:

Imagen

Uploaded with ImageShack.us


Skorzeny le dice a Mussolini "Duce: el Führer me ha enviado a rescatarlo" y éste le contesta "Yo sabía que mi amigo Adolfo Hitler nunca me abandonaría".

Foto de Skorzeny con Mussolini, inmediatamente después de concluir el rescate, aún están en el Hotel Emperador:

Imagen

Uploaded with ImageShack.us


Uno de los planeadores había chocado estrepitosamente al momento de aterrizar, sus ocupantes heridos fueron atendidos en el Hotel por médicos alemanes e italianos: ninguno de ellos sufrió heridas mortales.


En el aire aún estaba sobrevolando en círculos el Capitán Heinrich Gerlach, al mano de un Fieseler 156 Stork, esperando la señal convenida: los comandos alemanes agitaron sábanas blancas en las ventanas del Hotel indicándole el éxito de la operación y que podía aterrizar.


Foto de un avión Fieseler 156 "Stork" como el utilizado en la "Operación Roble":

Imagen

Uploaded with ImageShack.us


En ese avión -siempre pilotado por Gerlach- voló Mussolini hacia la libertad, acompañado de Skorzeny, hicieron una escala en Pratica di Mare y cambiaron su avión por un Henkel 111 y volaron hacia Austria en donde aterrizaron a las 11:00 p.m.

En la siguientes dos fotos pueden ver a Mussolini dirigiéndose al avión Fieseler 156 "Stork", acompañado de Skorzeny:

Imagen

Uploaded with ImageShack.us


Imagen

Uploaded with ImageShack.us


Foto del Coronel Skorzeny:

Imagen

Uploaded with ImageShack.us


Inmediatamente después de que llegaron al Hotel Imperial, Mussolini llamó por teléfono a Hitler y lo saludó brevemente; luego se retiró a dormir.


El conmutador telefónico se congestionó de llamadas dirigidas a Skorzerny: Himmler, Goering, Keitel y todos los principales líderes Nazis lo felicitaron por su triunfo. Finalmente Hitler lo llamó desde "La guarida del lobo" para felicitarlo: "Este día Usted ha llevado a cabo exitosamente una operación que pasará a la Historia. Usted me ha traído a mi viejo amigo Mussolini y yo le estoy entregando a Usted la Cruz de Caballeros y promoviéndolo a Mayor".

La siguiente foto muestra a Hitler felicitando a Skorzeny por el éxito de la "Operación Roble" al haber rescatado a Mussolini:

Imagen

Uploaded with ImageShack.us


Poco tiempo después, Goering condecoró a Skorzerny con la "Medalla de Oro de la Fuerza Aérea" y Mussolini con la "Orden de los Cien Mosqueteros".


El historiador Alan Bullock dice "Tomado junto al éxito alemán en haber ocupado la mayor parte de Italia y mantener a raya a los aliados muy al Sur de Roma, el rescate de Mussolini significó un final triunfante a la crisis del Verano de 1943, la cual amenazaba dejar la frontera Sur de Alemania directamente expuesta a un ataque aliado".


Japón expresó públicamente sus felicitaciones a Alemania: "Todo el pueblo japonés se siente extremadamente felíz por el rescate de Mussolini".

El "New York Times" -en cambio- minimizó la importancia de la operación: "Una pequeña victoria enmedio de muchas derrotas en Tunisia (Túnez), Russia, Sicilia e Italia".

El día siguiente Mussolini se reunió con su familia en Munich y un día después se reunió con Hitler en "La guarida del lobo". A pesar de que en público ambos aparecen sonrientes y cordiales, durante la reunión privada el ambiente fue denso y mucho menos amable: Hitler esperaba ver a Mussolini con su característica energía diabólica pero éste lucía deprimido y falto de ánimo. Hitler lo exhortó a tomar una ejemplarizante venganza en contra de Ciano Galeazzo (yerno de Mussolini, estaba casado con Edda Mussolini) y de los traidores que habían votado en su contra y precipitaron su caída del poder, muchos de los cuales -incluyendo a Ciano- permanecían en poder de los alemanes. Mussolini titubeó ante la idea de ejecutar al esposo de su propia hija.


Después de la reunión, Goebbels escribió en su Diario: "Mussolini, al rehusar castigar a sus detractores, mostró sus limitaciones: no es un revolucionario sólido como Hitler o Stalin. Al fin y al cabo, Mussolini es un italiano y no puede despojarse de esa condición heredada".


Luego Hitler recibió otra decepción de parte de Mussolini, cuando éste le expresó su deseo de la vida pública y retirarse a vivir tranquilamente en su amada región de Romagna, argumentando que no deseaba provocar una guerra civil entre sus compatriotas. Hitler rechazó de plano tal idea y Mussolini terminó retractándose.


Ambos dictadores estaban mutuamente decepcionados. La historiadora Elizabeth Wiskemann comenta: "Una Italia fascista fuerte y Nietzcheniana había sido parte importante en la estructura psíquica de Hitler. Ahora se veía obligado a reconocer que Italia no había sido mejor en esta guerra que en la anterior y que Mussolini era excesivamente italiano: su mentor y su compañero en la imagen mundial de superhombre resultaba ahora ser un perfecto hombre común".


Hay algo irónico en todo ésto: para el pueblo alemán el rescate de Mussolini significaba un motivo de orgullo y satisfacción y renovada fe en el futuro; para Hitler significó una desilusión.


Rachel Mussolini -esposa del Duce- lo describe: "Luce cansado, resignado y deprimido; cuando se refiere a sí mismo dice "el Mussolini difunto" y decía que su principal misión como Jefe de Estado era proteger a su pueblo de la venganza alemana".


Mussolini estableció su Gobierno en la orilla del Lago Garda, al Norte de Italia. A pesar de que nominalmente él era el Jefe de Gobierno, Alemania era quien imponía su voluntad: bajo presión de Hitler, Mussolini finalmente accedió a llevar a Corte a seis de los traidores entre ellos a Ciano. Las aprehensiones y vacilaciones de Mussolini terminaron cuando Ciano y cuatro más del grupo fueron ejecutados por un Escuadrón de Fusilamiento; el sexto del grupo fue sentenciado a largos años de prisión.


Mussolini y su familia se radicaron en la Villa Feltrinelli; Claretta Petacci -la amante del Duce- fue instalada en una casa cercana. Mussolini pasaba el tiempo interpretando en su violín diversas obras de Beethoven y Verdi, leyendo a Platón y a Goethe y quejándose de insomnio y de su mala salud. Recordemos que Mussolini era un hombre muy culto, hablaba con fluidez varios idiomas y cotidianamente hablaba sobre Arte, sobre los Clásicos Griegos y Romanos, etc.)


La última reunión entre Hitler y Mussolini tuvo lugar el 20 de Julio del '44 en "La Guarida del Lobo", pocas horas después de que Hitler sufriera un atentado que estuvo a punto de terminar con su vida. En esa reunión, además de la tensión provocada por el atentado, los principales lugartenientes de Hitler (Goering, Doenitz y Ribbentrop) comenzaron a culparse mutuamente por la caótica situación militar alemana; Mussolini -para entonces un fantasma de sí mismo- se limitó a escucharlos en absoluto silencio mientras saboreaba una porción de pastel.


Poco tiempo después, mientras el Duce viajaba junto a su amante Claretta Petacci, ambos fueron capturados por Partisanos italianos en la Villa de Dongo, en la región del Lago Como; el 28 de Abril fueron ejecutados, sus cadáveres fueron trasladados a Milán en donde fueron vejados por muchedumbre enardecida y colgados de los tobillos en la Plaza Loreto.

Terrible imagen de los cadáveres de Mussolini junto a su amante Claretta Petacci, poco después de haber sido asesinados por la turba:

Imagen

Uploaded with ImageShack.us

Imagen

Uploaded with ImageShack.us
Fuente: avles-theamberpath.blogspot.com


Imagen

Uploaded with ImageShack.us
Fuente: stormfront.org


En cuanto a Skorzeny, pasó varios años en campos de concentración aliados, se escapó y vivió en diversos países. Murió de cancer en Madrid, España en 1975.


Estimados amigos: espero que esta recensión haya sido de vuestro interés y agrado.

Saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado. :sgm65:
Última edición por Antonio Machado el Mié Abr 10, 2013 2:57 am, editado 15 veces en total.
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

hador
Miembro
Miembro
Mensajes: 92
Registrado: Jue Nov 22, 2012 11:22 pm
Ubicación: Olot, Girona, Catalunya

Re: La Operación de Hitler para rescatar a Mussolini.

Mensaje por hador » Sab Dic 29, 2012 12:30 pm

Gran reseña Antonio, la verdad es que yo pensaba que Skorzeny había participado en esta misión simplemente como observador e intentó aprovecharse del éxito de la misión, saliendo en todas las fotografías que pudo y corriendo a coger el avión que trasladaba al Duce. Tenía entendido que los que realmente habían realizado la misión realmente habían sido los fallsmichjägger de Student y que todo había sido una operación de propaganda de las SS dando lugar al mito de Skorzeny.
Después de leer esta obra ¿que opinión te has creado al respecto estimado Antonio? porque según como lo describes parece que Skorzeny participó activamente en la misión. Gran trabajo Antonio. :sgm120:
"Mi palabra es mi honor y mi honor es mi vida" Sturm Brightblade

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: La Operación de Hitler para rescatar a Mussolini.

Mensaje por Antonio Machado » Dom Dic 30, 2012 9:36 pm

hador escribió:Gran reseña Antonio.

La verdad es que yo pensaba que Skorzeny había participado en esta misión simplemente como observador e intentó aprovecharse del éxito de la misión, saliendo en todas las fotografías que pudo y corriendo a coger el avión que trasladaba al Duce. Tenía entendido que los que realmente habían realizado la misión realmente habían sido los fallsmichjägger de Student y que todo había sido una operación de propaganda de las SS dando lugar al mito de Skorzeny.


Después de leer esta obra ¿que opinión te has creado al respecto, estimado Antonio? porque según como lo describes parece que Skorzeny participó activamente en la misión.

Gran trabajo Antonio. :sgm120:
Hola Hador, estimado amigo:

Muchas gracias por tu interés en el hilo y por tus amables conceptos hacia mi trabajo.

Efectivamente, el General Kurt Student (de la Lutwaffe) tuvo un papel muy importante en la planificación y supervisión de la "Operación Roble".

Desde el momento en que Hitler seleccionó personalmente a Skorzeny, le dió instrucciones muy claras sobre a quién debería reportarse: el General Kurt Student, de la Lutwaffe.

En su libro "Misiones secretas" Skorzeny relata lo que su Führer le dijo en esa entrevista privada: "Tengo una misión de la más alta importancia para Usted, Skorzeny: el día de ayer Mussolini -mi amigo y fiel aliado en esta lucha- fue traicionado por su Rey y puesto bajo arresto por algunos de sus propios compatriotas. Ahora no puedo ni quiero abandonar al más grande de los italianos en su hora de peligro. Mussolini no es menos que un moderno César, pero quienes han tomado el poder en Italia no son confiables. Con el Duce fuera del camino, esperamos que el nuevo régimen de Badoglio cambie de bando en la guerra. Mussolini debe de ser rescatado de sus captores y rápidamente: de otra forma lo entregarán a los aliados. Le encargo a Usted esta misión, la cual debe de permanecer en absoluto secreto, al grado de que aparte de Usted solamente cinco personas en mi gobierno conocen de su existencia. Mientras dure esta misión Usted estará al mando del General Kurt Student de la Lutwaffe, quien se encuentra volando hacia Roma -con algunas de sus tropas paracaidístas especializadas- para planificar y supervisar la Operación".

El General Kurt Student tenía a su cargo la Segunda División de Paracaidistas, una fuerza élite de 20.000 paracaidistas altamente entrenados y considerados entre las mejores tropas del III Reich.

Además, por consejo personal de Himmler, Skorzeny buscó -y obtuvo- ayuda de las SS Nazi en Roma, específicamente Herbert Kappler y Eugen Dollmann, al igual que de la Gestapo la cual también estuvo íntimamente involucrada en la fase de planificación. El General Kurt Student luego escribiría "A lo largo de toda la etapa de búsqueda y detección (de Mussolini) Kappler y su eficiente Servicio de Inteligencia proveyeron la más valiosa ayuda."

Como vemos, fueron varios los organismos involucrados en los preparativos del audaz plan de rescate. No obstante, Student siempre estuvo a cargo de la operación, él fue el responsable máximo de la misma; y en un muy cercano segundo lugar Skorzeny. La responsabilidad y colaboración entre ambos fue tan cercana que el autor de esta obra frecuentemente se refiere a ambos personajes conjuntamente "Student and Skorzeny...", "Student y Skorzeny..."; inclusive en el libro la palabra "Skorzeny" aparece mencionada más veces que la palabra "Student", lo cual ilustra el hecho de que se trató de una co-responsabilidad, un co-protagonismo, no de una acción llevada a cabo individualmente por Skorzeny.

Un factor circunstancial que coadyuvó a que Skorzeny cobrara un mayor protagonismo personal fue el siguiente: cuando los doce planeadores DFS230 se soltaron de sus aviones remolcadores y se formaron en fila, el planeador puntero (al frente del grupo) estaba al mando del Capitán Gerhard Langguth quien estaba a cargo de guiar el convoy hacia el Hotel Emperador; sin embargo se suscitó un incidente que cambió inesperadamente el orden preconcebido, pues Langguth decidió cambiar de rumbo justo al penetrar un banco de nubes, lo cual impidió que fuera visto por el resto de los pilotos de los planeadores, quienes continuaron avanzando hacia adelante siguiendo el rumbo prefijado; cuando la nubosidad se despejó, Skorzeny y su piloto (cuyo planeador había sido hasta ese momento el segundo de la columna) se dieron cuenta de que Langguth simplemente había desparecido del mapa y ellos estaban así de repente al frente de una columna descabezada; el piloto miró directamente a Skorzeny urgiendo instrucciones y éste le gritó "Nosotros estamos ahora al frente, a partir de este momento nosotros estamos tomando la dirección del grupo!", debido a lo cual el planeador de Skorzeny fue el primero en aterrizar y él fue el primero en salir de todos los planeadores, saltar a tierra y correr hacia el Hotel, guiando al resto.

Finalmente, otro factor que coadyuvó a la celebridad individual de Skorzeny como el héroe de la jornada, fue el siguiente: una vez liberado Mussolini y luego de que el avión Fieseler 156 Stork piloteado por Capitán Heinrich Gerlach había aterrizado atrás del Hotel y estaba listo para transportar a Mussolini hacia su libertad, Skorzeny tomó la decisión de acompañarlo -a pesar de que con ello sobrecargaría pequeño el avión.

Según el plan original, luego de liberar a Mussolini de sus captores sería trasladado en el teleférico (funicular) que comunica el Hotel con el pie de la montaña, desde donde sería trasladado por tierra hasta un pequeño aeropuerto cercano, en el cual abordaría el avión que lo llevaría hasta Vienna. Una segunda opción era que Mussolini, después de bajar de la cabina del sistema de teleférico, abordaría un pequeño avión Stork; sin embargo también se consideraba (como última opción) el transportarlo directamente desde el patio trasero del Hotel por avión.

Gerlach le expresó a Skorzeny su oposición a esa idea, explicándole los peligros adicionales que implicaba: las dimensiones extremadamente cortas de la pista, el aire ralo a esa altura, el terreno montañoso, todo ello era ya muy riesgoso; y si además sobrecargaban el Stork con el peso de Skorzeny, el vuelo podría resultar en una catástrofe. Sin embargo Skorzeny sabía ser muy persuasivo y luego de convencer a Gerlach ambos fueron a convencer a Mussolini.

Este último no mostraba interés en volar en ese Stork (con o sin Skorzeny) pero finalmente accedió y se acomodó lo mejor que pudo junto a su salvador.

Además de haber planificado la "Operación Roble" conjuntamente con el General Kurt Student, ésos fueron los tres factores que lo convirtieron en el héroe del rescate: el haber guiado la columna de planeadores hasta su aterrizaje, el haber dirigido la operación de rescate personalmente y el haber volado junto a Mussolini en su trayecto hasta Vienna.

Finalmente, cabe comentar el siguiente aspecto: en el fascismo la exaltación del heroísmo individual es un factor muy importante como inspirador de las masas. Debido a ello, para Himmler resultaba siempre más conveniente priorizar la bravura individual, la intrepidez personal, que el esfuerzo de una rama de gobierno.

Himmler -a propósito- de inmediato se dedicó a explotar publicitariamente esta hazaña de guerra, refiriéndose siempre a Skorzeny como el protagonista de la misma. Desde entonces, y a lo largo de las décadas que han transcurrido desde la SGM, el apellido Skorzeny se ha convertido en un sinónimo de esta audaz y exitosa Operación de rescate.

En cuanto al General Kurt Student, -quien recibió las "Hojas de Roble" para su "Cruz de Caballero, Cruz de Hierro" como reconocimiento a su papel en esta Operación- él nunca estuvo de acuerdo en que Skorzeny gozara de toda esa preeminencia, sin embargo desde el principio se hizo convenientemente a un lado sabiendo que de nada le serviría luchar en contra de Goering y Himmler para lograr su propia porción de prestigio.

No obstante lo anterior, la fama mundial de Skorzeny continuó siendo fuente de irritación para Student: de acuerdo a Charles Whiting -quien lo entrevistó en 1970- Student siempre vivió consumido por la celebridad otorgada exclusivamente a Skorzeny, confiando en que "La Historia hará justicia". El General Kurt Student murió a los 88 años de edad en Westfalia (Alemania) en 1978, tres años después de Skorzeny.

Saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado.
Última edición por Antonio Machado el Jue Feb 21, 2013 7:31 pm, editado 2 veces en total.
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

hador
Miembro
Miembro
Mensajes: 92
Registrado: Jue Nov 22, 2012 11:22 pm
Ubicación: Olot, Girona, Catalunya

Re: "Operación Roble" Hitler rescata a Mussolini de sus capt

Mensaje por hador » Dom Dic 30, 2012 11:22 pm

Excelente comentario amigo Antonio, sintetizando argumentos de diversas fuentes y que clarifica como se desarrolló la operación Roble. Te agradezco tu trabajo que me ha hecho un poco más sabio. :sgm120:
No he leído nada de Skoreny, pues tenía una idea preconcebida bastante consistente, pero con tu comentario... quizás me lo repiense y adquiera alguna obra de este tipo. Gracias de nuevo.
Saludos
"Mi palabra es mi honor y mi honor es mi vida" Sturm Brightblade

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: "Operación Roble": cómo Hitler rescató a Mussolini

Mensaje por Antonio Machado » Mié Ene 09, 2013 9:45 pm

Hola todos !

Navegando por la Internet encontré este interesante artículo sobre Otto Skorzeny, es una reseña de su biografía en la cual, naturalmente, se comenta "in extenso" su participación en la "Operación Roble".

Ha sido publicada en http://www.mundohistoria.org, aquí el link:

http://www.mundohistoria.org/temas_foro ... s-alemanes

Saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado.
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

hador
Miembro
Miembro
Mensajes: 92
Registrado: Jue Nov 22, 2012 11:22 pm
Ubicación: Olot, Girona, Catalunya

Re: "Operación Roble": cómo Hitler rescató a Mussolini

Mensaje por hador » Jue Ene 10, 2013 12:16 am

Saludos compañer@s foristas
Estimado Antonio, has completado el círculo con esta búsqueda, creo que a tod@s (al menos l@s que no conocíamos con exactitud estos hechos) nos has ayudado a clarificar la "Operación Roble" y no podemos dejar de agradecerte tu esfuerzo por la búsqueda del conocimiento que a su vez nos ilustra y nos obliga a replantearnos antiguos conceptos o ideas preconcebidas.
Por una mezcla de curiosidad e ignorancia (ya que no he leído nada de Skorzeny) me atreveré a lanzar esta pregunta a l@s compañer@s que si hayan leído a Skorzny (entre l@s cuales seguro que te encuentro amigo Antonio :wink: , ávido lector donde los haya): ¿Cómo relata esta operación en sus escritos (pues me imagino que alguno de sus libros narra esta operación)?
¿Se ajusta a la realidad?
Agradeciendo de antemano la respuesta me despido cordialmente.
"Mi palabra es mi honor y mi honor es mi vida" Sturm Brightblade

luis_alfredd
Usuario
Usuario
Mensajes: 5
Registrado: Jue Nov 24, 2011 3:57 am
Ubicación: Argentina

Re: "Operación Roble": cómo Hitler rescató a Mussolini

Mensaje por luis_alfredd » Dom Ene 20, 2013 4:05 am

Hola estimado Antonio !
Rebuscando en los libros me pareció encontrar un material ademas de interesante que abarca a unos de los protagonistas que se menciona mas adelante, lamentablemente no hay referencia de quien es el entrevistador, pero nos da una simple y clara visión de lo acontecido después de finalizada la guerra.

Entrevista con el General Kurt Student, jefe de los paracaidistas alemanes durante la segunda guerra mundial:
-General Student, Otto Skorzeny se atribuyó todo el mérito de la empresa del Gran Sasso. ¿Por qué, entonces, aquella misión fue llamada " Operación Student"?
-Por el motivo que fuera respecto al nombre de Skorzeny, éste fue siempre llamado "libertador de Mussolini". Ahora quiero aclarar con firmeza que Skorzeny no liberó a Mussolini. La paternidad de esa operación corresponde por derecho únicamente al que elaboró el plan y al que guió las tropas para la ejecución del mismo plan.
Skorzeny no tuvo nada que ver con ese plan. Skorzeny participó en la empresa del Gran Sasso, es verdad, pero atribuirle la liberación de Mussolini es una falsedad histórica.
-¿Por qué en la versión que se da hoy de la "Operación Student" no figura nunca el nombre del comandante Mors?
-La acción militar del Gran Sasso fue del comandante Mors que mandaba el batallón de paracaidistas destinado en el lago de Nemi. El fue encargado por mí de liberar a Mussolini..
-¿Se puede pensar que usted y el comandante Mors fueron sacrificados por la propaganda nazi para que todo el mérito fuera a las SS?
-Exactamente. Poco después de la empresa surgieron por todas partes comunicados de prensa que exaltaban la misión de las SS y del capitán Skorzeny, el "libertador de Mussolini." Decían también que la operación del Gran Sasso había producido gravísimas pérdidas y que se había luchado mucho, y otras mentiras de ese género.
-si tuviese usted que hacer un juicio sobre Otto Skorzeny, ¿qué diría?
-Que es un hombre dotado de gran vitalidad, inteligencia y valor. Y que también tiene una amplia fantasía. ¡Pero que en realidad no liberó a Mussolini!
-¿Protestó contra la propaganda alemana que atribuía todos los méritos a Skorzeny?
-Protesté firme e inmediatamente. Fui en avión a Berlín, a ver a Goering, jefe de la Luftwaffe. Después de que le hube explicado como habían ocurrido de verdad las cosas, Goering dijo: "Ya, es precisamente lo que también pensaba yo".
Luego añadió:"¡Pero no podemos desmentir ahora lo que ha dicho el Fuhrer!".
-¿Tuvo algún contacto con Skorzeny después de aquella operación?
-Lo encontré unos meses después en el Cuartel General del Fuhrer, en Rastenburg, y le reprendí ásperamente. Después Skorzeny me escribió una carta.
Decía:"Yo, Skorzeny, no he dicho nunca que haya liberado a Mussolini. Fueron otros lo que lo dijeron".
-¿Por qué motivo, también después de la guerra, ha permanecido viva la leyenda Skorzeny?
-Porque ciertos fenómenos se repiten siempre. Goebbles afirmaba:" Decid insistentemente una mentira y se convertirá en verdad". Así pasó con Skorzeny. Cuando una leyenda queda enraizada en la fantasía popular, luego es difícil negarla.

Título: Una falsedad histórica
Editorial: S.A.R.P.E
ISBN:84-499-3213-0
Página nro: 1194
Fecha de Edición: abril 1978, 2ªedición enero 1979, 3ªedición abril 1979

hador
Miembro
Miembro
Mensajes: 92
Registrado: Jue Nov 22, 2012 11:22 pm
Ubicación: Olot, Girona, Catalunya

Re: "Operación Roble": cómo Hitler rescató a Mussolini

Mensaje por hador » Lun Ene 21, 2013 12:58 am

Saludos compañer@s foristas
Interesantísima transcripción de esa entrevista compañero Luis_alfredd, si mi memoria no me falla creo que hay una entrevista colgada en youtube con el general Student, en la que comenta esas mismas cuestiones, intentaré realizar una búsqueda y colgar el link. Gracias por compartir amigo Luis.
Saludos
"Mi palabra es mi honor y mi honor es mi vida" Sturm Brightblade

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: "Operación Roble": cómo Hitler rescató a Mussolini

Mensaje por Antonio Machado » Lun Ene 21, 2013 1:13 am

Hola Luis_Alfredd, estimado amigo !

Muchas gracias por participar en este Hilo !

Me parece que has hecho un interesante aporte, Luis, esa entrevista es muy elocuente, muy ilustrativa de lo que en realidad ocurrió con el rescate de Mussolini.

Aunque toda la entrevista es muy interesante, quisiera referirme específicamente a lo que dice Hermann Goering:
luis_alfredd escribió:-¿Protestó contra la propaganda alemana que atribuía todos los méritos a Skorzeny?
-Protesté firme e inmediatamente. Fui en avión a Berlín, a ver a Goering, jefe de la Luftwaffe. Después de que le hube explicado como habían ocurrido de verdad las cosas, Goering dijo: "Ya, es precisamente lo que también pensaba yo".
Luego añadió:"¡Pero no podemos desmentir ahora lo que ha dicho el Fuhrer!".
Este diálogo me parece muy significativo, en primer lugar porque deja ver que desde el principio se supo la verdad, es decir, que los altos líderes Nazis sabían exactamente lo que había ocurrido; y en segundo lugar porque confirma la sumisión que esos altos personajes Nazis (incluyendo a Goering, el segundo de Hitler) observaron siempre ante su Führer, sin osar contradecirlo ni privadamente ni mucho menos públicamente.

Muy interesante entrevista, Luis_Alfredd, muchas gracias por compartir !

Saludos cordiales desde Nueva York hasta Argentina,

Antonio Machado.
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2320
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Re: "Operación Roble": cómo Hitler rescató a Mussolini

Mensaje por David L » Lun Ene 28, 2013 7:48 am

Pues sí, parece que Skorzeny se atribuye un papel desmedido en la liberación de Mussolini. No conozco mucho del personaje, sí leí sus libros de memorias, pero también parece que hay que leerlas con prudencia. No recuerdo muy bien dónde lo leí, pero creo recordar que Skorzeny en una entrevista con el periodista español David Solar le afirmó que a pesar de las críticas hacia su participación en la Operación Roble nadie podía negarle que él estuvo ahí con Mussolini. Las fotografías al menos no mienten.

Un saludo y gracias a Antonio por la reseña
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: "Operación Roble": cómo Hitler rescató a Mussolini

Mensaje por Antonio Machado » Jue Ene 02, 2014 7:38 pm

Hola estimado David L., hola estimados amigos !

David L escribió:Pues sí, parece que Skorzeny se atribuye un papel desmedido en la liberación de Mussolini.

(...)

Un saludo y gracias a Antonio por la reseña

Por cortesía de un buen amigo forista, me ha llegado este interesante artículo titulado "Skorzeny ha mentido; a Mussolini lo he liberado yo", es la traducción de una parte de la obra "Crónica militar y política de la II guerra mundial" escrita por Arrigo Petacco, creo que vale la pena leerlo, aquí el link para vuestra consideración:


http://antirrevisionismo.wordpress.com/ ... berado-yo/


Como vemos, el tema continúa abierto, el debate sobre lo ocurrido exactamente antes, durante y después del espectacular rescate ofrece muchas variantes y versiones.



Saludos cordiales desde Nueva York,


Antonio Machado :sgm65:

"In libris libertas" ("En los libros está la libertad")

"Omnia cum Honore, Omnia cum Decorum" ("Todo con honor, todo con decoro")

“La religiosidad es una enfermedad infantil colectiva: las religiones son el sarampión de la Humanidad. Con el tiempo y la razón, las supersticiones religiosas desaparecerán de la imaginación humana.” Sigmund Freud.

"Hace 300 años me hubieran quemado vivo en la hoguera cristiana de la Santa Inquisición, hoy las hordas nazis solamente queman mis libros: algo hemos avanzado". Frase pronunciada por Sigmund Freud, en tiempos en los cuales aún no se sabía del Holocausto, ese horror desatado por los Nazis del en contra de la admirable raza Judía.

"Las religiones son el opio de los pueblos". Karl Marx.

"Tú no vengas a rezar a mi casa, yo no iré a pensar a tu iglesia..."

"Odi profanum vulgus at arceo" ("Odio la vulgaridad y la mantengo a distancia"). De las "Odas" de Homero.

"Quien mira hacia afuera sueña, quien mira hacia adentro despierta" (Karl Gustav Jung, Filósofo y Psiquiatra Suizo, 1875-1961)
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Responder

Volver a “Reseñas”

TEST