pub01.jpg

La invasión italiana de Grecia

La guerra en el Continente Africano

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
Mariscal Von Oli
Miembro
Miembro
Mensajes: 210
Registrado: Lun Feb 16, 2009 12:32 am

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Mariscal Von Oli » Lun Mar 02, 2009 9:19 pm

Extraido de un artículo publicado por Sergi Vich en "Historia y Vida" nº 485

La vocación exterior de la Italia fascista era imperial. Así rezaba la propaganda del régimen que hacía de Mussolini un césar victorioso y del Mediterráneo el "Mare nostrum" de los italianos. Pero esta situación no era nueva, a la llegada del fascismo al poder, Italia ya tenía su imperio.

En 1923, tras unos incidentes en la frontera greco-albanesa, las fuerzas italianas ocuparon la isla de Corfú, aunque las presiones britanicas les obligarían a abandonarla de inmediato. Desde éste momento las relaciones entre Italia y Grecia no serían buenas. Los pequeños incidentes fronterizos se sucedían y en agosto de 1940 el crucero griego Helle resultaba hundido por el submarino italiano Delfino tras la orden de Cesare Maria de Vecchi, gobernador del Egeo. Resultaba evidente que tarde o temprano la situación desembocaría en un conflicto que Grecia no deseaba.

Mussolini temía que Grecia concediera bases a los británicos que pusieran en peligro sus ciudades y el tráfico marítimo con Libia, pero lo que más le preocupaba era que las acciones militares emprendidas hasta ese momento habían sido mediocres, cuando no un completo fracaso. Necesitaba una gran victoria para ofrecer a su pueblo y para dar un escarmiento a su arrogante aliado alemán que tantas veces había actuado a sus espaldas.

El 19 de octubre Mussolini redactaba una carta a Hitler anunciandole el ataque. Se envió a Berlín, pese a saber que el Führer se encontraba en Francia. El italiano quería ganar tiempo. La misiva se entregó le dia 25, y el dirigente alemán pedía al momento una reunión urgente con el Duce a fin de detenerlo. Demasiado tarde.

Continuara
"Muy pronto llegará el momento de decirle toda la verdad al pueblo alemán. No creo que esto conmueva a nadie pues el pueblo alemán sabe más de lo que creemos" Goebbels 1943

Avatar de Usuario
Mariscal Von Oli
Miembro
Miembro
Mensajes: 210
Registrado: Lun Feb 16, 2009 12:32 am

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Mariscal Von Oli » Lun Mar 02, 2009 9:34 pm

Extraido de un artículo publicado por Sergi Vich en "Historia y Vida" nº 485

Los dos ejercitos:

El plan italiano preveía la ocupación de la isla de Corfú y la región del Epiro, para dirigirse después a Salónica y Atenas, que debían caer en 3 semanas. Se requerían 22 divisiones. Sin embargo, el alto mando italiano comunicó al Duce que, dado el bajo nivel del ejercito griego sería suficiente con las 6 divisiones ya acantonadas de Albania al mando del general Sebastiano Visconti Prasca. No se estaban teniendo en cuenta varios factores fundamentales.

Para empezar, las plantillas de las unidades no estaban completas. La división acorazada Centauro, por ejemplo, tenía unos 4.000 hombres, cuando una división contaba normalmente con entre 10.000 y 15.000 hombres.

Por otro lado, sólo habían llegado 107 de los 1.750 camiones solicitados.

De los puertos albaneses sólo los de Valona y Durazzo eran útiles para el tránsito de material y refuerzos. A partir de ahí, soldados y suministros habrían de seguir por caminos precarios.

Tampoco existía el factor sorpresa. La propaganda italiana lo había frustrado. Tan sólo eran superiores en el espacio aereo con 400 apararos enfrentados a un centenar de anticuados aparatos griegos.

El ejercito griego disponía de 13 divisiones de infantería y 1 de caballería, mal equipadas y sin unidades acorazadas, y su amplio mosaico de armas ocasionales ocasionaba graves problemas de logística. Con todo, sus plantillas estaban completas y podían incorporar con rapidez a unos 400.000 reservistas. Pero el principal arma era el combatir en un terreno abrupto que favorecía la defensa, conocía el territorio y estaba dispuesto a luchar hasta el final.

Continuará
"Muy pronto llegará el momento de decirle toda la verdad al pueblo alemán. No creo que esto conmueva a nadie pues el pueblo alemán sabe más de lo que creemos" Goebbels 1943

Avatar de Usuario
Mariscal Von Oli
Miembro
Miembro
Mensajes: 210
Registrado: Lun Feb 16, 2009 12:32 am

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Mariscal Von Oli » Lun Mar 02, 2009 9:55 pm

Extraido de un artículo publicado por Sergi Vich en "Historia y Vida" nº 485

Comienza la batalla

A las 3 de la mañana del 28 de octubre, el embajador italiano en Atenas entregaba una misiva a Metaxas pidiendo paso libre a las tropas de su pais por suelo heleno. El premier griego lo rechazó y pidió ayuda a Londres. Tres horas después, los alpinos de la división Julia cruzaban la frontera.

Bajo una lluvia intensa, las fuerzas italianas avanzaban por la cordillera del Pindo sin hallar gran resistencia. Su objetivo era el paso de Metsovon, que se abría a la región de Tesalia, mientras una segunda columna paralela a la costa, intentaba tomar por la retaguardia a ciudad de Yánina, que controlaba el Epiro. Al mismo tiempo en Macedonia, se pasaba a la defensiva en el valle de Korce. La intención del operativo era impedir el despliegue del ejercito griego.

La lluvia constante impedía volar a los aviones, y tanques y camiones quedaban atascados en el barro. Solo hombres y caballos podían seguir avanzando. Pero la neutralidad de Bulgaria y Turquía había permitido al general griego Papagos concentrar en Macedonia, donde los italianos eran más débiles, el grueso de sus fuerzas, dispuestas la contraataque. La sorpresa sería mayúscula.
En poco tiempo comenzaba un retroceso de los italianos hasta territorio albanés, al tiempo que las unidades albanesas que luchaban junto a ellos se esfumaban.

Mientras las tropas de Visconti Prasca avanzaban hacia el Epiro, las de Papagos lo hacían en Macedonia. Una maniobra griega en el Epiro coparía a la mejor división italiana, la Julia, y daría al traste con este empate táctico. Falta de suministros la Julia logró romper el cerco en los días siguientes, a costa de perder parte de sus efectivos. Su jefe se quejó después de no haber recibido instrucciones. Solo las emisiones de la BBC, ¡la radio del enemigo!, la habían permitido tomar conciencia de su apurada posición. Al mando italiano la situación se le estaba escapando de las manos.

Continuará
"Muy pronto llegará el momento de decirle toda la verdad al pueblo alemán. No creo que esto conmueva a nadie pues el pueblo alemán sabe más de lo que creemos" Goebbels 1943

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1474
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Schwerpunkt » Mar Mar 03, 2009 12:44 am

Aunque en puridad la invasión italiana de Grecia tuvo lugar en el teatro del Mediterráneo y no Occidental he aquí una pequeña exposición de porque se perdió la campaña italiana en Grecia -y de paso la de Egipto-

viewtopic.php?f=7&t=2332&start=15

Avatar de Usuario
Mariscal Von Oli
Miembro
Miembro
Mensajes: 210
Registrado: Lun Feb 16, 2009 12:32 am

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Mariscal Von Oli » Mar Mar 03, 2009 9:42 am

Extraido de un artículo publicado por Sergi Vich en "Historia y Vida" nº 485

La campaña cambia de signo

Con sus fuerzas detenidas o en retirada y las primeras ayudas británicas comenzando a llegar para los griegos, Mussolini decidió apostar el máximo de fuerzas y creo el Grupo de Ejercitos Albania con 10 divisiones. Además Visconti Prasca fuer sustituido por el general Ubaldo Soddu, que acordó una retirada táctica para preparar una linea de defensa desde la que contraatacar.

Sin embargo, la retirada se convertiría en un caos. La coordinación brillaba por su ausencia y a los soldados les faltaba de todo: munición, comida y hasta calzado. Las congelaciones avanzaban y nadie remediaba nada. El desastre de Tarento, cuyo puerto se vio atacado por los británicos, había inutilizado a las mejores unidades de la Regia Marina, y los convoyes de suministro tardaban en llegar.

Papagos se sentía fuerte. Con una proporción de 2 a 1 atacó tanto Epiro como Macedonia. A finales de noviembre caía la ciudad de Coritza, en la que los griegos capturaron a más de 2.000 soldados y un centenar de cañones. Ya no se luchaba en territorio griego.

En Roma, el jefe del estado mayor Pietro Badoglio fue forzado a dimitir y Mussolini se vio forzado a los soldados desmovilizados un mes atrás. Pero el avance griego no se detenía. Por el norte se acercaba a Pogradec y por el sur se dirigía a Klisura. Ubaldo Soddu sugería la petición de ayuda a los alemanes y enviaba al frente todo lo que tenía. Sería relevado por Ugo Cavallero el también sustituto de Badoglio.

Las tropas griegas entraron en Argyrocastro entre los vitores de la población, pero también estaban al límite, lastradas por la falta de medios mecanizados, carencia que les impedia aprovechar la rotura de lineas del enemigo. Durante unos meses, con media Albania en manos griegas, iban a producirse numerosos avances y retrocesos de limitada envergadura. La guerra Italo-Griega había entrado en una fase de desgaste mutuo.

A finales de enero de 1941, Hitler comunicaba al Duce su intención de invadir Grecia. Mussolini en un último intento de adelantarse a los alemanes ordenó una ofensiva general, entre los rios Apsos y Aoos que fracasó estrepitosamente. Un golpe de mano en Belgrado, que derrocaba al proalemán regente Pablo en marzo precipitaría la invasión nazi de Yugoslavia y la declaración de guerra del Reich a Grecia. En apenas 2 semanas la esvástica ondeaba en Belgrado y en Atenas. Italia podía finalmente sentarse junto al vencedor.

Pese a todo, la campaña de Grecia fue el mayor fiasco del Duce hasta ese momento, con unos 20.000 soldados muertos, 40.000 heridos y 26.000 prisioneros. Pero había ocurrido algo peor, había provocado el fin de la confianza de los italianos en su régimen.
"Muy pronto llegará el momento de decirle toda la verdad al pueblo alemán. No creo que esto conmueva a nadie pues el pueblo alemán sabe más de lo que creemos" Goebbels 1943

kalmado
Miembro
Miembro
Mensajes: 200
Registrado: Dom Nov 11, 2007 9:12 pm
Ubicación: Gasteiz

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor kalmado » Mar Mar 03, 2009 10:58 am

Hola Mariscal von Oli, una pregunta sobre el autor: por casualidad, es familiar de Palerm Vich, director del organo de Catalunya en el exilio?
Gracias.
In principio...
Imagen
...amen.

Avatar de Usuario
Mariscal Von Oli
Miembro
Miembro
Mensajes: 210
Registrado: Lun Feb 16, 2009 12:32 am

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Mariscal Von Oli » Mar Mar 03, 2009 11:14 am

Amigo Kalmado, lamento no poder responder a tu pregunta. No se mucho acerca de la biografía de Sergi Vich Saez, tan sólo que es colaborador de la revista Historia y Vida, y normalmente es quien firma los artículos relacionados con la IIWW.

En relación con Ángel Palerm Vich, he estado buscando información sobre su vida y obra y en ningún lado he encontrado un listado de famliares, árbol genealógico ni ningún otro documento que pudiera arrojar luz sobre tu pregunta.

Reitero mil perdones, si averiguo algo más lo postearé

Saludos
"Muy pronto llegará el momento de decirle toda la verdad al pueblo alemán. No creo que esto conmueva a nadie pues el pueblo alemán sabe más de lo que creemos" Goebbels 1943

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1474
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Schwerpunkt » Mié May 13, 2009 12:20 am

La invasión italiana de Grecia fue un ejercicio de prepotencia, incompetencia, subestimación del adversario y matonismo político como pocos se han visto... y destruyó para siempre las posibilidades de la Italia de Mussolini en convertirse en una potencia de cierto rango, que no de primera clase, a lo que aspiraba el dictador italiano. Aunque Mussolini había unido ya su suerte a la del dictador alemán, si ambos hubieran tenido una cierta contención, consciencia de sus límites, posibilidades y prudencia política, Italia se hubiera podido convertir si no en una gran potencia, al menos en un país de cierta influencia sobre todo en el Mediterráneo.

Pero Mussolini era el "Supremo" dilettante en estrategia política y sobre todo militar. No sólo no prestó atención a las limitaciones materiales de la Italia fascista, su desesperada escasez de materias primas, de combustibles y su debilidad industrial, si no que a la hora de planificar las operaciones se comportó como un dictador bananero, banal y caprichoso.
Fue incapaz de concentrarse en perseguir un sólo objetivo y como consecuencia perdió ambos y su pequeño imperio. Recordemos que por aquellas fechas las fuerzas italianas habían penetrado 60 millas en Egipto con la intención, suponemos, de propinar un golpe terrible al dominio británico en el Mediterráneo.

Es verdaderamente increíble la secuencia de acontecimientos y decisiones que marcaron la entrada en guerra contra Grecia, país paupérrimo y sin ningún deseo de involucrarse en la II Guerra Mundial. Su dictador, Ioannis Metaxas, con aspecto mas de alcalde de villorrio que de máximo arbitro de la política griega, era paradójicamente un admirador de Italia, donde había residido algunos años. Durante los meses previos a la invasión italiana hizo lo imposible para aplacar los abusos italianos y evitar un "casus belli" a toda costa.

Lo peor es que Mussolini fue jaleado por su incompetente Ministro de Exteriores, el conde Ciano, en emprender una ofensiva que se presumía sería un paseo militar. No sólo le daría la gloria de ocupar un país que aumentara sus posesiones mediterráneas si no que de paso daría un aviso a Hitler de como se las gastaba... "Hitler siempre me presenta un fait accompli. Esta vez le voy a pagar con su propia moneda. Va a averiguar por los periódicos que he ocupado Grecia. De esta manera el equilibrio será reestablecido" le comentó a Ciano. Esos celos infantiles junto con su sensación de humillación de su prestigio por las grandes conquistas hitlerianas fueron fundamentales en su decisión de atacar Grecia, país que se juzgaba casi indefenso.

La decisión de atacar Grecia el 26 de octubre de 1940 fue tomada el 12 de octubre conferenciando con Ciano, apenas dos semanas antes de la fecha límite y sin haber tomado ningún preparativo previo. En rigor pocas veces una ofensiva que se presumía arrolladora se ha preparado tan torpemente por no decir nada en absoluto. Al día siguiente, día 13 informó a Badoglio sobre su decisión irrevocable. Badoglio parece que no puso objeción. El día 14 de octubre, Roatta, segundo jefe del Estado Mayor. Este objetó que se necesitarían al menos tres meses para transportar los efectivos y suministros necesarios para la ocupación de toda Grecia que él cifraba en unas veinte divisiones. El día 15 de octubre en el despacho de Mussolini en el Palazzo Venezia, fueron congregados diversos jefes militares: Ciano, Badoglio, Ubaldo Soddu y Roatta así como Jacomoni, gobernador de Albania que había llegado con Visconti Prasca, desde donde debía partir la triunfal ofensiva italiana a la conquista de Grecia. Roatta llegó tarde y los jefes de los estados naval y aéreo, Cavagnari y Pricolo ni siquiera fueron convocados. La reunión apenas duró una hora y media y fue de una superficialidad bochornosa.

Jacomini, gobernador de Albania, había estado enviando informes sesgados y falseados sobre el deseo de los albaneses en tomar parte en la operación así como la nula moral griega. Tan sólo hizo una mención a la pobreza de comunicaciones terrestres y a la escasa capacidad de los puertos albaneses para manejar el suministro desde Italia. Visconti Prasca fue aún más despectivo respecto a la capacidad de las tropas griegas. En general los líderes militares que deberían de haber planteado dudas ante la evidente falta de planificación, superficialidad, subestimación del enemigo o bien no plantearon más que alguna objeción tangencial o bien se entregaron a la adulación del líder supremo sin ninguna vergüenza. No se permitió ningún plazo adicional para reforzar las escasas fuerzas italianas en Albania. Como suprema concesión se retrasó un par de días una vez quedó claro que iba a ser imposible trasladar las fuerzas y suministros necesarios.

El escenario para el desastre militar estaba así pues servido…

Fuente:
Ian Kershaw: Fateful Choices: Ten Decisions that changed the World, 1940-1941 (pág. 169-172). Ed. Penguin Books 2007.

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3567
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Audie Murphy » Sab Ene 02, 2010 7:12 pm

obuses italianos 149/40 en la frontera greco-albanesa
Imagen
fuente: "Enciclopedia SGM de Sarpe", vol1 p

soldados griegos cerca de Berat, montaña albanesa
Imagen
fuente http://1.bp.blogspot.com/-UU2aQlkOZ7w/V ... 5682_n.png
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1474
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Schwerpunkt » Lun Mar 29, 2010 5:23 pm

Uno de los aspectos más ignorados de una campaña casi desconocida es que los italianos lograron merced a su desorganización quedar en inferioridad numérica frente a los griegos apenas comenzada la campaña. Se suponía que Italia con unas grandes fuerzas armadas marcharía contra un pequeño país dotado de un pequeño ejército mal equipado como el griego y lo vencería sin demasiados problemas. Sin embargo en el otoño de 1940 el gobierno fascista había desmovilizado más de un tercio de las fuerzas armadas, aproximadamente 600.000 hombres, para que tomaran parte en la recolección de la cosecha (1). Algunos de los generales italianos como Roatta con un mínimo sentido de la responsabilidad quedaron anonadados cuando Mussolini insistió a despecho de la situación el seguir adelante con la operación contra Grecia. La realidad es que en aquel momento en Albania el ejército sólo contaba con 8 divisiones y que además debido a lo diminuto de los puertos albaneses y a la pobreza de comunicaciones era imposible reforzarlo con más unidades antes del día D fijado el 28 de octubre de 1940.

Lo paradójico es que una vez el ejército griego se movilizó a mediados y finales de noviembre ya superaba en número a las fuerzas italianas dispuestas en Albania y en el territorio griego arañado penosamente. Hacia finales de noviembre casi 100 batallones griegos se enfrentaban a unos 50 batallones italianos. Los invasores no sólo habían fracasado tristemente sino que debido a su propia inferioridad numérica autoinfringida, las tropas griegas pudieron contraatacar y llegaron a infiltrarse y envolver a varias unidades italianas. Sólo una apresurada retirada italiana evitó el desastre total.

Sólamente en el plano material los italianos aventajaban a los griegos, en especial en carros de combate y aviación. Así los italianos disponían de unos 402 aparatos frente a 77 griegos en diciembre de 1940 (2). No obstante lo avanzado del año y por tanto el mal tiempo meteorológico redujo parte de esta ventaja y por si fuera poco, parte de los aparatos italianos tuvieron que ser dedicados a misiones de transporte, evacuación sanitaria y suministro ante el cariz catastrófico que tomaban estos apartados. Los carros de combate compuestos casi exclusivamente por las tanquetas L3/35 casi incapaces de atravesar el abrupto terreno y algunos M13/40 no ofrecían una ventaja cualitativa que compensara lo desastroso del despliegue operativo italiano.

Fuentes:
(1) MacGregor Knox: Hitler´s Italian Allies. Royal Armed Forces, Fascist Regime, and the War of 1940-1943. (Pág. 78-93) Cambridge University Press.
(2) http://www.sturmvogel.orbat.com/italpriorities.html: Datos extraídos de James Sadkovich: The Italo-Greek War in Context: Italian Priorities and Axis Diplomacy. Journal of Contemporary History, 28 (1993)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1474
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Schwerpunkt » Mar May 11, 2010 8:55 pm

Aunque ya apuntado anteriormente, el único apartado en el que los italianos eran completamente superiores a sus oponentes griegos, la aviación, quedó sin casi efecto debido a una concatenación de circunstancias.

En efecto, Mussolini y sus adláteres militares, no lograron ver que además de la superioridad numérica era muy importante el organizar una logística adecuada, asegurar los suministros, repuestos y mantenimiento técnico que garantizaran que esa superioridad numérica aplastante se transmitiera en capacidad de combate sobre el teatro bélico. Así pues, debido a que sólo había tres aérodromos con firme sólido en Albania, gran parte de los 400 aparatos destinados a la invasión de Grecia tuvo que operar desde aérodromos en Puglia, en la zona costera que se extiende entre Foggia a Lecce. Esto aumentaba bastante la distancia a la que los aparatos tenían que operar disminuyendo el tiempo y el radio de acción al que podían operar sobre espacio aéreo griego. Peor aún, debido a la falta de entrenamiento con vuelo con instrumentos y al pésimo tiempo atmosférico por ser bien entrado el otoño, los italianos comenzaron a tener un número desproporcionado de bajas operacionales debido a estos factores, a tener que tomar tierra en aérodromos de tierra batida sin instalaciones ni mantenimiento. Y por si fuera poco, gran parte de los efectivos aéreos de bombarderos tuvo que destinarse a otras misiones, en especial refuerzos y evacuación de heridos. Las rimbombantes, arrogantes y criminales órdenes de Mussolini para destruir todas las ciudades griegas de más de 10.000 habitantes pronto quedaron en papel mojado ante la miríada de compromisos que la Regia Aeronáutica adquirió para paliar el desastre en el frente greco-albanés.

Este último apartado cobró gran importancia al quedar el mando italiano en inferioridad numérica y necesitar desesperadamente infantería para contener a los griegos. Debido a lo paupérrimo de las instalaciones portuarias albanesas y a la falta de comunicaciones se emplearon muchos bombarderos para enviar infantería al frente albanés y evacuar heridos a través de los embarrados aérodromos albaneses. Finalmente Mussolini tuvo que tragarse su orgullo y recabar ayuda a la Luftwaffe. Hasta el final de la campaña, la Luftwaffe transportaría nada menos que 40.000 soldados italianos a través del Adriático, evacuaría 13.000 heridos mientras que la Regia Aeronautica se quedaría en cifras inferiores: 31.000 soldados y 8.000 heridos evacuados respectivamente. A principios de 1941 coincidiendo con el desastre sufrido en Libia, la Regia Aeronautica quedó reducida a la impotencia operativa.

El desastre que supuso la campaña albanesa supuso nada menos que 100 aviones perdidos en combate, 230 perdidos en accidentes y unos 570 puestos fuera de acción por la combinación de la acción enemiga y la falta de mantenimiento.

Fuente:
Artículo de Brian R. Sullivan (Pág. 160-163) en Why Air Forces Fail: The Anatomy of Defeat. Editado por Robin Higham y Stephen J. Harris. The University Press of Kentucky 2006.

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1474
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Schwerpunkt » Vie May 14, 2010 6:45 pm

Otros aspectos apenas tratados de esta guerra olvidada fueron las repercusiones que tuvo en la guerra naval. La invasión de Grecia por parte italiana complicó la situación de la Supermarina en el Mediterráneo más si cabe. Efectivamente, la declaración de guerra unilateral italiana significaba que a partir de aquel momento la Royal Navy dispondría de los puertos griegos a voluntad, de Creta en particular y suponía el aislamiento en la práctica del Dodecaneso italiano, archipielago colonial situado frente a Turquía. Y de rebote facilitaba bases aéreas a la RAF para el bombardeo de la peninsula italiana. Aunque la debilidad de medios de la RAF en aquel momento no permitía dar grandes golpes, si que era un signo ominoso del atolladero en el que la irreflexividad de Mussolini había metido al país.

Se suponía que la Regia Marina desembarcaría una división de infantería y el regimiento de infantería de marina San Marcos en Corfú en el marco de la ofensiva contra Grecia. Debido al mal estado del tiempo se tuvo que retrasar la operación y poco después la situación había empeorado tanto en el frente greco-albanés que el contingente para la misma fue desviado a Albania.

Y además los recursos navales italianos iban a sufrir una dispersión adicional debido a las dificultades en suministrar Albania y a la necesidad de proveer de escoltas a los mercantes que surcaban el Adriático. En estas circunstancias los británicos idearon una operación llamada MB.8 el 4 de noviembre de 1940 que consistía de diez grandes movimientos en el Mediterráneo. Los objetivos eran abastecer Malta y reforzarla desde el oeste y el este, reforzar las fuerzas navales británicas en el Mediterráneo, recobrar mercantes en lastre en Malta y en Grecia y escoltarlos a aguas más seguras y atacar la gran base naval de Taranto. Esencialmente se buscaba con esta miríada de movimientos el saturar la capacidad de reconocimiento italiana para provocar la confusión. Los italianos detectaron varios de estos movimientos pero no fueron capaces de interpretarlos en su conjunto. Peor aún, no detectaron al portaaviones Illustrious y a sus ocho escoltas (dos cruceros pesados, dos ligeros y cuatro destructores), gracias a que los Fulmars británicos dirigidos por el radar del portaaviones ahuyentaron a los aviones e hidroaviones de reconocimiento italianos.

El 11 de noviembre dos oleadas integradas por un total de 21 Swordfish en dos oleadas sorprendieron la base italiana y torpedearon al acorazado Littorio que quedó fuera de combate durante cuatro meses, a los cruceros de batalla Duilio que quedó fuera de combate seis meses y el Conte di Cavour que quedó fuera de combate durante toda la guerra.

Mientras tanto una división de cruceros italiana planeaba un bombardeo de la bahía de Suda en Creta. Y aprovechando estas circunstancias una fuerza combinada británica al mando del almirante Pridham-Wippel penetraba en el estrecho de Otranto el 12 de noviembre con tres cruceros ligeros (uno de ellos australiano) y dos destructores. Allí sorprendieron por la noche a cuatro mercantes italianos que regresaban en lastre a Brindisi de Valona, en Albania escoltados por tan sólo un crucero auxiliar y un torpedero. El crucero auxiliar huyó del encuentro, lo que motivó que el capitán se enfrentara a su llegada a puerto a un consejo de guerra mientras la torpedera con gran valor afrontaba ella sóla la defensa del convoy. Dada la tremenda disparidad de fuerzas, el resultado no se hizo esperar y los británicos hundieron a todos los mercantes con una pérdida de tonelaje mercante de unas 17.000 t y dañando gravemente al valeroso torpedero italiano. Los británicos tras hundir a los mercantes se reintegraron a la fuerza del Illustrious que regresaba tras su victoriosa acción de Taranto.

Tras esta acción nocturna los italianos se vieron obligados a incrementar el número de escoltas para sus convoyes del Adriático disipando todavía más sus fuerzas navales.

Fuente:
Vincent O´Hara: Struggle for the Middle Sea: The Great Navies at War in the Mediterranean Theater, 1940-1945 (Pág. 61-64) Naval Institute Press 2009.


Una vez las fuerzas italianas fracasaron estrepitosamente en el otoño de 1940 se fueron enviando refuerzos -con ayuda de la Luftwaffe que también evacuó numerosos heridos- de manera escalonada todo lo rápido que permitían los diminutos puertos albaneses.

De esta manera, las fuerzas italianas que a finales de octubre de 1940 estaban integradas por 6 divisiones de infantería, 1 acorazada y 1 división alpina (infantería de montaña) mas unidades sueltas que montaban un total de 150.000 hombres aumentarían hasta principios de abril de 1941 a nada menos que 22 divisiones de infantería, 1 acorazada y 5 de infantería de montaña por un total de 510.000 hombres. A pesar de que los italianos habían logrado en marzo de 1941 la superioridad numérica sobre los griegos que en aquel momento sólo tenían 14 divisiones en la zona de combate, no se logró prácticamente ningún éxito en la ofensiva italiana del 9 al 20 de marzo. Apenas una pequeña dentellada en la línea defensiva griega al precio de más de 12.000 bajas en una semana.

Uno se pregunta que demonios hacía esa división blindada en las montañas de los Balcanes en vez de apoyar a las fuerzas italianas que estaban siendo trituradas en el norte de Africa por aquellas fechas...

lavin76
Usuario
Usuario
Mensajes: 8
Registrado: Vie Abr 15, 2011 4:00 pm

Re: La invasión italiana de Grecia

Mensajepor lavin76 » Dom Abr 17, 2011 10:24 pm

Lo tònica en esta guerra,Alemania tenìa que completar y arreglar lo que no era capaz de hacer Italia,y que provocaba retrasos en las operaciones Alemanas en otros paises.

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1474
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Schwerpunkt » Jue Jun 23, 2011 1:17 am

lavin76 escribió:Lo tònica en esta guerra,Alemania tenìa que completar y arreglar lo que no era capaz de hacer Italia,y que provocaba retrasos en las operaciones Alemanas en otros paises.


Creo que esta crítica es injusta: Mussolini, es cierto, se comportó como un criminal dictador bananero así como un matón contra pequeños países a los que se juzgaba incapaces de defenderse fueran Abisinia, Albania o Grecia. Pero era un dictador que se movía según sus propia agenda política al igual que Hitler. Así pues Hitler no consultó a Mussolini sus planes de invasión de Polonia, Noruega, Dinamarca, Países Bajos, Francia y mas tarde la Unión Soviética. Mas bien con su falta de coordinación, consultas y política clara del papel que debía jugar Italia en su supuesta alianza se comportó con una increíble desconsideración hacia su aliado. Alianza que había buscado desde la época del Anschluss y que nunca analizó a fondo para ver como encajaba en sus propios planes. No es de extrañar que Mussolini le pagara con la misma moneda en el caso de Grecia, si bien la intentona tuvo desastrosos resultados dada la falta de preparación del ejército italiano, el dilettantismo de sus dirigentes políticos y militares y la realidad material de un país como Italia, que no pasaba de mediana potencia en los años treinta.

De cualquier manera lo que ejemplifica la aventura griega es además de la tremenda chapucería de los dirigentes italianos, su falta total de visión y realidad estratégica. Mientras un gran número de divisiones italianas se congelaban en las montañas albanesas y gran parte de su aviación se dispersaba en intentar minimizar el desastre, los británicos conquistaban gran parte del imperio africano italiano.

Ishkandar
Usuario
Usuario
Mensajes: 3
Registrado: Dom Mar 13, 2016 9:43 pm

Re: La invasión italiana de Grecia

Mensajepor Ishkandar » Dom Jun 26, 2016 1:30 pm

Muy cierto.
SE ha dicho muchas veces que la Campaña de Grecia retrasó Barbarroja (incluso Stalin llegó a agradecer en un mensaje radiado a los griegos su resistencia) pero, seguramente, debido a la estación de las lluvias, Barbarroja no podía haber empezado mucho antes.

Pero lo que sí es cierto es que, seguramente, la desastrosa decisión de Mussolini de dividir sus tropas entre Libia y Grecia, con la inesperada resistencia de los griegos, salvaron el Canal de Suez de una conquista en Septiembre 1940.

Repasen la hemeroteca de esas fechas. La invasión de Graziani de Egipto es saludada por la prensa afín al EJE (pueden consultar en España, ABC y la Vanguardia, por ejemplo) como el primer paso hacia la conquista del Canal de Suez y el cierre del Mar Rojo, y el Golfo.

Por mucha cautela que tuviera Graziani, no era un cobarde; en realidad tenía problemas logísticos para un mayor avance alejándose de sus lineas de comunicaciones, como ya han expuesto por ahí.

Pero, sin duda, si se hubiera visto bien suministrado, con todo o parte de las tropas despilfarradas en Albania, con la Regia Areonautica taponándoles el flanco mediterráneo, sin la RAF en Creta en Octubre hubiera seguido el ímpetu de Mussolini y hubiese atacado... y ya ha quedado expuesto en los comentarios anteriores la fragilidad de los aliados.


Volver a “Frente africano y mediterráneo”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados