Los Comandos Británicos

Grupos de Ejércitos, Ejércitos, Cuerpos de Ejércitos, Divisiones, Brigadas, Regimientos…Cuerpos especiales, órdenes de batalla

Moderador: Antonio

Avatar de Usuario
gerkamp
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 3798
Registrado: Mar Ene 25, 2011 6:57 am
Ubicación: Argentina

Los Comandos Británicos

Mensaje por gerkamp » Dom Oct 09, 2011 11:18 pm

SAINT NAZAIRE

''Quien piense siquiera que puede hacer esto merece la Orden de Servicios Distinguidos''

Frase de un miembro del Cuartel General de Operaciones Combinadas

''Esto no es una incursion ordinaria, es una operación de guerra''.

Lord Louis Mountbatten, 13 de marzo de 1942


Se ha dicho que St. Nazaire fue la mayor de todas las incursiones. Realmente fue la más desesperada. Perseguía como objeto principal la destrucción de las grandes puertas del unico dique seco, la ''Forme Ecluse'', en la costa atlantica de Francia, que era capaz de alojar al acorazado alemán ''Tirpitz''. Otro fin secundario, pero de todos modos importante, era ocasionar el mayor daño posible en los refugios para los submarinos y en los diques.

El ''Bismarck'', hermano del ''Tirpitz'', había sido hundido el 27 de mayo de 1941 cuando se dirigía a St. Nazaire. A principios de 1942 el ''Tirpitz'' estaba en aguas noruegas, pero se sospechaba, por los informes recibidos, que se preparaba para llevar a cabo una correría por el Atlantico. El Almirantazgo, ignorando las reacciones del Fuhrer a causa de la incursión de Vaagso, no podía saber que los alemanes estuvieran lejos de pensar en un crucero del ''Tirpitz'' que le llevase a las proximidades de St. Nazaire.


El planteamiento de la operación presentó dificultades peculiares. No solamente se encontraba el objetivo a 250 millas de Falmouth, el puerto británico más cercano, sino que tambien estaba situado a 10 kilometros de la desembocadura del río Loira. Además no existían playas.

La fuerza militar seleccionada para la incursion estaba constituida por el Comando Nr. 2 (teniente coronel A. C. Newman) y por 18 grupos de demolicion escogidos de los Comandos Nrs. 1, 3, 4, 5, 9 y 12, adiestrados y conducidos por el capitán W. H. Pritchard.

El planeamiento comenzó en febrero, con lo cual existía tiempo para efectuar, en cierta medida, el adiestramiento, que se llevó a cabo con el maximo secreto. Los grupos de demolición se reunieron con el pretexto de realizar un curso de instrucción, y cuando finalizó su especial adiestramiento, fueron concentrados a bordo del buque de desembarco ''Princess Josephine Charlotte'', en Falmouth.

El Comando Nr. 2, cuyo cuadro procedía de las Compañías Independientes, tenía ahora una existencia de dos años, y había recibido un adiestramiento muy completo en acciones nocturnas, en tecnicas para superar toda clase de obstaculos con rápidez, orientarse en la marcha, provocar incendios durante la noche y otras habilidades vitales para el incursor. Su comandante era un rudo oficial del Ejercito Territorial con una mentalidad original. Como culminación al adiestramiento la fuerza hubo de efectuar una excursión en lanchas de motor a las Islas Sorlingas, con tan mal tiempo que hasta los hombres más duros se marearon.

La última observación con fotografías aéreas mostraba la instalación de cuatro nuevas posiciones artilleras de defensa de costas en el centro de la zona del dique. Para ocuparse de ellos se añadieron a la fuerza 30 soldados de los Comandos, con lo cual se totalizaron 265 hombres de todos los empleos. Newman realizó una visita al Cuartel General de Operaciones Combinadas, en Richmond Terrace, el 13 de marzo, y tras una reunión con Mountbatten y su Estado Mayor salió para Flamouth en un coche oficial. Llegó a Tavistock el mismo día, y ''pasó una noche intranquila encerrado en la habitación del hotel con todos los planes''. Abandonó Londres un tanto preocupado, pero al llegar a Falmouth encontró a su gente con un elevado espiritú y el adiestramiento casi finalizado.

''Mapa del puerto''
Imagen
http://mundosgm.com/operaciones-especia ... 8c8835a33b" onclick="window.open(this.href);return false;

Aún había tiempo para efectuar un ensayo general, un ejercicio ''para probar las defensas'' del arsenal de Davenport. Toda la fuerza, excepto el destuctor ''Campbelltown'', tomó parte en él, y a tal fin los defensores recibieron el refuerzo de la guardia metropolitana local. Practicamente todo salió mal, con gran júbilo por parte de los defensores.

Entretanto se desarrollaba el plan de encubrimiento. La fuerza se denomino 10° Fuerza Antisubmarina de Ataque, y se dió discretamente a entender que se iban a llevar a cabo búsquedas antisubmarinas más alla de las zonas occidentales de acceso a las Islas Britanicas. Se hizo correr el rumor de que la fuerza operaría en alta mar y, a escondidas, se embarcaron salacots contra el sol, atavios tropicales y cosas por el estilo. No se puede decir lo que de todo esto trascendió a los alemanes. Se acortaron las chimeneas del ''Campbelltown'' para asemejarle a los torpederos alemanes de la clase Möwe. Las últimas fotografías aereas recibidas antes de salir la expedición mostraban 4 torpederos de esta clase fondeados en el preciso lugar del dique que Newman había escogido para su puesto de mando. El capitán de fragata R. E. D. Ryder, comandante de la fuerza naval, sugirió que la reserva de Newman, compuesta de 12 hombres, se encargara de ellos. Newman no tuvo en cuenta esta observación.

La fuerza abandonó Falmouth el 26 de marzo, navegando a 14 nudos en tres columnas. La del centro, estaba formada formada por los destructores de la clase Hunt, HMS ''Atherstone'' y ''Tynedale'', el viejo destructor norteamericano ''Buchanan'', llamado ahora ''Campbelltown'' y la lancha cañonera MGB 314. Las columnas de babor y estribor las constituían lanchas de motor ML. Al principio el tiempo era bastante malo para estas, pero el viento decayó gradualmente y la noche quedó en calma, un poco cargada de neblina pero con luna.

Durante el viaje solo hubo dos incidentes. Al segundo día se avistó un submarino alemán en superficie. El ''Tynedale'' abrió fuego y despues se lanzaron cargas de profundidad. La expedición llevaba rumbo a La Pallice y, ciertamente, Ryder tuvo que meditar la posibilidad de que el submarino comunicara la presencia de la fuerza. ¿Debería regresar? No se decidió por esto, y por lo que ahora se sabe, el submarino solamente informó la presencia de los destructores. Es de creer que las lanchas de motor eran demasiado bajas y sobresalían poco del agua como para que los observadores de aquel las viesen. Posteriomente se encontraron unos pesqueros franceses. Uno, ''Le Slack'', fue inspeccionado, y aunque no se observaron circunstancias que levantasen sospechas, su dotación se hizo pasar a bordo del ''Atherstone''.

Al hacerse de noche y no haber sido descubierta la fuerza, a las 20:00 hs se maniobró para que la plana mayor embarcase en la MGB 134. A las 22:00 hs se avistó a estribor una luz proveniente del submarino HMS ''Sturgeon'', que actuaría de baliza durante la navegación. Posteriormente la fuerza, con la bandera alemana izada, se dirigió a su objetivo. La MGB 134 navegaba en cabeza seguida del ''Campbelltown'', y detras de este 14 lanchas motoras en dos columnas; cerraba la marcha la lancha torpedera 74. Mientras, los bombarderos de la RAF atacaban St. Nazaire volando entre nubes bajas; podían verse las estelas de los proyectiles trazadores alemanes remontandose hacia el cielo.

Despues de que la expedición lograra eludir los bajos de fango, a las 01:22 hs, se sintió amenazada por el súbito encendido de los proyectores de ambas orillas. El señalero Pike, disfrazado de suboficial alemán, dió el indicativo de una lancha torpedera germana, tomado del libro de códigos que se capturó al ''Fohn'' en Vaagso. Pidió que no hicieran fuego las baterías costeras, añadiendo, en lenguaje corriente, que las embarcaciones venían con averías debido a una acción contra el enemigo, por lo que se solicitaba permiso para dirigirse al puerto sin retraso. Con esto, los pocos cañones que abrieron fuego lo suspendieron, aunque los de la orilla norte no permanecieron en silencio por mucho tiempo. Entonces, la MGB 134 transmitió la señal internacional que significa buques sometidos a la acción artillera de fuerzas amigas.

Estos engaños, todos perfectamente legitimos, proporcionaron a la fuerza cinco magnificos minutos, y cuando a las 01:27 hs los alemanes advirtieron su error, el diligente ''Cambelltown'' había pasado ya la linea de las baterías pesadas. Arrió la bandera alemana e izó la enseña inglesa abriendo el fuego simultaneamente. Los proyectiles trazadores comenzaron a volar en todas direcciones, y un buque de vigilancia alemán fue hundido, alcanzado repetidas veces por ambos bandos. El fuego de la flotilla britanica era extremadamente efectivo, y al cabo de 3 o 4 minutos comenzó a declinar el de los alemanes. ''Un triunfo'', como dijo Ryder, ''de los artilleros de las lanchas motoras y del Campbelltown''.

Ahora nada podía detener al viejo destructor, y a las 01:34 hs, cuatro minutos despues, se lanzó contra las puertas del dique a 19 nudos de velocidad. Fue un choque vertiginoso en el que la proa se clavó en los grandes cajones de la compuerta. Se había logrado el objetivo principal de la incursión antes siquiera de que un solo soldado de los Comandos pusiera pie en tierra.

''HMS Campbelltown estrellado contra las puertas del dique''
Imagen
http://en.wikipedia.org/wiki/St_Nazaire_Raid" onclick="window.open(this.href);return false;

Comenzó entonces una lucha de increible complejidad a medida que los grupos de asalto y demolición se afanaban en cumplir sus variados cometidos. En lineas generales, el plan de Newman consistía en lograr una cabeza de puente y cortar los accesos entre el arsenal y la ciudad.

Un grupo, al mando del sargento mayor Moss, tenía el encargo de tomar el puesto de mando seleccionado por Newman, pero la lancha que transportaba este grupo fue hundida. El sargento se dirigió hacia la costa, remolcando a algunos de sus hombres en un flotador, pero su valiente esfuerzo finalizó cuando un proyector los enfocó y todo el grupo quedo borrado por una ametralladora. Cuando el coronel Newman y los 8 hombres de su grupo desembarcaron de la MGB, éste desconocía, naturalmente, la suerte del grupo del sargenro porque ''las maderas que volaban por los aires, el humo, las chispas y las llamas impedían ver con claridad''. Al dirigirse a su puesto de mando Newman ''literalmente se dió un coscorrón con un alemán'', que se rindió inmediatamente. Por éste se enteró el coronel que el edificio seleccionado para establecer su puesto de mando estaba aun en manos de los alemanes. Envió al prisionero a decir a sus camaradas que se rindiesen, pero en este instante un cañón abrió fuego a tiro directo, obligando a los comandos a cubrirse. El pequeño grupo de mando quedó bajo el fuego denso procedente de dos buques fondeados en la darsena interior, dos cañones del techo de un refugio de submarinos y una batería de la orilla sur del río que se unió a los anteriores. Llegó el sargento mayor Haines con parte de la fuerza especial del capitán Hooper, cuya tarea principal consistía en destruir dos cañones entre el rompeolas antiguo y la entrada antigua. Abrió fuego con un mortero de 2 pulgadas y logró silenciar los cañones del techo del refugio de submarinos durante cierto tiempo.

''Refugio de submarinos''
Imagen
http://segundaguerramundial.forogratis.es/portal.php" onclick="window.open(this.href);return false;

Uno de los grupos de demolición, bajo el mando del alferez H. Pennington (Comando Nr. 4), no pudo llegar a tierra, pero los otros no perdieron tiempo en afanarse en sus múltiples tareas. El teniente Stuart Chant resultó herido por un casco de metralla en el brazo derecho y en la pierna izquierda cuando aún estaba a bordo del ''Campbelltown''. Este oficial apreció que alrededor del 75% de los que estaban en la cubierta de buque habían resultado heridos antes de que se lanzara contra las puertas del dique. Con sus hombres trepó desde la proa, usando las escaleras, y corrieron como demonios hacia la estación de bombeo. El grupo de asalto del capitán R. Roy dió buena cuenta de los artilleros del tejado. Los hombres de Chant volaron la cerradura de la puerta de acero y bajaron por las escaleras metalicas para colocar sus cargas a 40 pies bajo el suelo. Posteriormente Chant describió el episodio:

''Me había cortado las manos con unos pequeños cascos de metralla y me era muy molesto manejar las cargas, pero el sargento Dockerill estaba conmigo en caso de que mis heridas me impidiesen hacerlas estallar; mientras, ordené al resto del grupo que trepara por las escaleras para protegerse ante la proximidad de la explosión.

Corrimos afuera y nos echamos al suelo, completamente expuestos, sobre el pavimento de cemento. Afortunadamente nos desplazamos otros 10 metros y un segundo depsues la explosión levantó por los aires enormes bloques de cemento que zumbaban peligrosamente cerca.

Despues de la explosión pusimos los explosivos sobrantes en nuestras mochilas y regresamos a la estación de bombeo para completar el trabajo de destrucción volando los motores electricos y las instalaciones''
.

Encontraron los motores caidos a causa de la sacudida sufrida: ''Así hicimos un silencioso destrozo con mazos, martillos e incendios''.

Mientras, el teniente Smalley y su grupo destryeron por completo la estación de maniobra del dique situada en las instalaciones. Estas explosiones sonaban como musica en los oidos del coronel, el cual, con su grupo de mando, se situó en el lugar previsto para proteger a los grupos de demolicion durante su paso de regreso por el puente que les conduciría al rompeolas antiguo. En estos momentos las demoliciones proseguían en todas partes. A Newman se les unió el comandante Copland, que le sucedía en el mando, procedente del ''Campbelltown''. Informó que de un grupo de asalto, solamente el comandante, el capitán Burn, había logrado llegar a nado a tierra desde una destrozada lancha motora. Se había salvado de morir ahogado gracias al cabo Arthur Young, quien lo había agarrado por el pelo y remolcado hasta el rompeolas. Newman decidió retirar al grupo del capitán Roy, que estaba formando una cabeza de puente en la parte de la comunicación entre la entrada antigua y dársena de St. Nazaire. A pesar de la densidad de fuego, el cabo Harrinton, tan tranquilo como si estuviera en un ejercicio de adiestramiento, llegó hasta donde estaba el capitán Roy para entregarle el mensaje del coronel.

Chant, retirandose con su grupo hacia el rompeolas antiguo, llegó al puente de hierro que estaba cuierto por un cañón situado en un edificio proximo.

''Por eso ordené a mis hombres que se valiesen de las manos y que, balanceandose, como los manos, saltasen por las vigas situadas debajo del puente. Así conseguimos cruzar el puente sanos y alvos sin ser descubiertos.

Lllegamos a unas vías de ferrocarril situadas entre los almacenes, y nos unimos a otros grupos que tambien regresaban. Entonces estalló la bomba; el coronel Newman nos dijo: ''Por aqui se va a casa. Todas las embarcaciones han sido destruidas o han regresado''
.

Con Newman había en ese momento 70 hombres incluidos los oficiales, pero más de la mitad estaban heridos. Todos se comportaban magnificamente y no era cuestion de rendirse. Mantuvo un pequeño intercambio de opiniones con sus oficiales. Alguien sugirió tripular algunos remolcadores y escapar río abajo.

''Otro plan'', escribió Chant, ''era deslizarse junto al muelle y nadar o vadear, río arriba, hasta alejarse de los defensores alemanes. El coronel Newman, sin embargo, decidió que el mejor camino era abrirnos paso entre los almacenes en dirección este hasta alcanzar el puente''.

La idea del coronel era que los supervivientes se dividieran en pequeños grupos para dirigirse hacia la frontera española. Les ordenó que no se rindiesen hasta que hubiesen agotado toda la munición y mientras pudiesen evitarlo. La mayor probabilidad, dijo, residía en encontrar un camino que les llevase a campo abierto.

Conducidos por el capitán Roy y un grupo de asalto, avanzaron hasta alcanzar el muelle sur de la dársena de St. Nazaire. Aquí Chant fue herido en una rodilla por una bala rebotada. Sus hombres le llevaron durante un corto trecho, pero luego les ordenó que le abandonaran.

''Yo observaba como se dirigía al sur el resto del grupo, hacia la parte antigua de la ciudad, para torcer a la derecha y cruzar velozmente el puente giratorio. Era una clara noche de luna y podía verlos perfectamente. Fueron hostigados desde unas pilas de cajas y edificios cercanos al puente; pude ver otras tropas, creía que eran alemanes, trepando sobre los techos de aquellos edificios''.

El grupo principal, una mermada banda, avanzó saltando paredes, atravesando jardines, e irrumpiendo a traves de las casas retirandose hacia la carretera.

Un coche blindado alemán paso velozmente ''disparando desde su torreta contra todo el mundo, ingleses y alemanes''. Los hombres de Newman enfilaron por una callejuela. La situación era cada vez más confusa. Fueron muertos el conductor y y acompaante de una motocicleta germana con sidecar.

Fortuitamente, Newman, con unos 20 hombres que aún estaban con él, se cubrieron en un ''refugio contra las incursiones aereas, muy confortable y provisto de colchones''. Pensaba permanecer alli hasta la noche proxima para que los hombres se dirigieran en parejas hacia campo abierto.

''Tambien decidi que si eramos descubiertos en el sótano me rendiría, porque los heridos estaban en muy mal estado, y porque una sola granada de mano lanzada escaleras abajo daría cuenta de todos nosotros''.

Un tiempo despues llegó un grupo alemán que aceptó la rendicion de Newman. Sus hombres fueron llevados al puesto de mando germano y transportados en camiones a un café de La Boule, donde fueron concentrados todos los prisioneros.

''Prisioneros britanicos reunidos en el café La Poule''
Imagen
http://www.commandoveterans.org/cdoGall ... 2.jpg.html" onclick="window.open(this.href);return false;

Chant, al que se le unió un soldado de otro grupo, fue encontrado por tres alemanes armados con subfusiles MP-40. ''¡Heraus!, ¡heraus!'', gritaron. ''El soldado que me acompañaba quedó quieto y levantó las manos. Fue asesinado a tiros desde una distancia de un metro por los 3 soldados''. Estos vieron que Chant estaba herido, y lo llevaron a un café donde había otros soldados del Comando tambien heridos.

La parte más adversa de la lucha recayó sobre los grupos desembarcados desde el ''Campbelltown'' porque las lanchas motoras tuvieron tuvieron muy mal tiempo durante su entrada. Las de la columna de babor tenían que desembarcar sus hombres en el rompeolas antiguo. Solamente una llegó indemne, y unicamente un puñado de hombres alcanzó la costa. El teniente de navío Henderson, voluntario de la Reserva Naval, incapaz de atracar la ML 306 al rompeolas, se dirigió a la entrada antigua y al no poder desembarcar alli a los Comandos, inició el regreso. Algunos kilometros río abajo mantuvo un desigual duelo con una lancha torpedera alemana. El sargento Durrant, que manejaba un montaje doble de ametralladoras Lewis, fue acribillado a balazos, pero mantuvo el fuego de su arma hasta que cayó sobre los cañones del arma, muerto por las heridas. Con su comandante tambien muerto y el resto de los hombres a bordo muertos o heridos, la lancha fue obligada a rendirse.

De la columna de estribor solamente la sexta, ML 177, consiguió llevar a su grupo a tierra más o menos intacto. El soldado Haines desembarcó en la entrada antigua y ''trabajó valientemente durante toda la operación''. Otros soldados trataban de nadar sin armas hacia tierra, desde embarcaciones abandonadas.

Tres ML (156, 270 y 446) y la MGB 314, con sus cubiertas resbaladizas a causa de la sangre, alcanzaron el lugar de reunión con el ''Atherstone'', situado unas millas frente al estuario del Loira.

Entretanto, el ''Tynedale'' mantuvo una indecisa accion con 5 lanchas topederas alemanas, siendo alcanzado dos veces. La dotación de la ML 156 y los heridos de la MGB 314 fueron trasladados al ''Atherstone'', mientras que los de las ML 270 y 446 lo fueron al ''Tynedale''. Los dos destructores, escoltados por aviones del Mando Costero, llegaron sin novedad a Falmouth. Las ML 160, 307 y 443, al mando del teniente de navío Platt, lograron regresar por sus propios medios. Apenas tenían 5 litros de combustible. Aunque parezca inaudito derribaron un avión alemán y averiaron otro.

Al hacerse de día, despues de aquella noche salvaje en St. Nazaire, apareció el ''Campbelltown'' empotrado en las compuertas del dique. Paulatinamente se reunieron oficiales alemanes para contemplar aquel insolito espectaculo, mientras los soldados especulaban sobre las razones que habían impulsado a los ingleses para llevar a cabo tan extraordinaria operación. Hacia el mediodia, cuando había unos 40 oficiales a bordo y quizá unos 400 mirones en tierra, hivieron explosión las 5 toneladas de explosivos situadas en la proa del ''Campbelltown''.

Hubo más explosiones, a las 16:30 y 17:30 hs, cuando estallaron los torpedos de acción retardada lanzados por la MTB 74 hacia la dársena de St. Nazaire a traves de la entrada antigua. Se sucedieron escenas de tremenda confusión; soldados alemanes presos del panico dispararon contra obreros franceses del dique, de los que más de 300 resultaron muertos; parece ser que entre ellos había miembros de la Organización Todt. Se dice que el pánico se extendió hasta Nantes, donde las esposas y amigas de los oficiales alemanes corrieron asustadas por las calles vociferando que había comenzado la invasión de Europa.

''Prisioneros. Uno de estos dos hombres, Michael Burn, sería confinado en la prisión de alta seguridad de Colditz.''
Imagen
http://www.telegraph.co.uk/news/obituar ... -Burn.html" onclick="window.open(this.href);return false;

En esta incursión la Marina Real perdió 31 oficiales, 751 suboficiales y 178 soldados de otros empleos. Cinco de los cuales pudieron regresar a Inglaterra a traves de España. Fueron el cabo Wheeler; los cabos provisionales Douglas, Howarth y Sims, y el soldado Harding. Su éxito dice mucho de la tenacidad e iniciativas adquiridas durante el adiestramiento de los Comandos.

En esta desesperada acción se concedieron 5 Cruces Victoria: al capitán de fragata Ryder, al capitán de corbeta Beattie, del ''Campbelltown''; al teniente coronel Charles Newman, cuyo resuelto espiritú llevó a su unidad a un grado increible de osadía y lealtad; en grado postumo al marinero patentado Savage y al sargento Durrant.

El acorazado Tirpitz, cuya amenaza potencial motivó la organización de la incursión, permaneció en los fiordos de Noruega hasta septiembre de 1944, fecha en que 5.500 kilos de bombas, lanzadas desde los Lancaster de la RAF, le hicieron darla vuelta cerca de Tromso.
Libro ''Comando'' de Peter Young. Serie ''Armas'', editorial San Martin
ImagenImagenImagen
''Si vis pacem, para bellum''

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3718
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Los Comandos Británicos

Mensaje por Audie Murphy » Dom Feb 12, 2012 1:55 pm

En la BBC se emitió hace un par de semanas un documental de 60 minutos sobre Achnacarry Estate, el castillo escocés convertido en academia de entrenamiento paramilitar de los comandos ingleses.

Castle Commando
http://www.bbc.co.uk/programmes/b01bfl4x

Paddy Mayne escribió:el libre en español Conejo Blanco hablan del incidente.
El autor de Conejo Blanco, un agente del SOE logró conocer a varios autralianos....
el libro relata las hazañas de Yeo Thoma, lanzado en paracaídas sobre Francia el 26 de febrero de 1943, pero está escrito por Bruce Marshall

editado por Javier Vergara en su colección "libros de guerra"
Imagen
fuente http://2.bp.blogspot.com/_OKCHbe7WB-s/T ... rgara).jpg

en inglés se publicó en 2012 "Churchill's White Rabbit: The True Story of a Real-Life James Bond" por Sophie Jackson


Los comandos ingleses bajo mando de Lovat realizaron un pequeño raid de reconocimiento (operación Abercrombie) sobre Hardelot (zona del Paso de Calais) en la noche del 19-20 abril 42. Por errores de navegación las tropas canadienses no pudieron unirseles. Era la primera vez que se usaba las LCS http://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Abercrombie

Imagen
fuente http://gallery.commandoveterans.org/cdo ... delot1.jpg
Última edición por Audie Murphy el Mar Ene 22, 2013 10:53 pm, editado 1 vez en total.
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3718
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: Los Comandos Británicos

Mensaje por Audie Murphy » Mié Dic 06, 2017 2:32 pm

Operation Checkmate , 7 hombres del No. 14 (Arctic) Commando consiguen hundir con minas magnéticas limpet un dragaminas germano en el puerto noruego de Haugesund (abril 43). Mientras esperaban contactar con su transporte de regreso a UK son capturados. Trasladados a los campos de Sachsenhausen y Belsen acaban todos muertos, uno de tifus y el resto asesinados bajo la infame orden de Hitler de pena de muerte para no respetar la vida de cualquier comando aliado capturado ("Kommandobefehl", 18 octubre 42, http://en.wikipedia.org/wiki/Commando_Order). El teniente John Godwin, RNVR, consiguió arrebatarle la pistola al alemán al frente de su ejecución, matándolo de un tiro antes de sucumbir al fuego alemán.
http://en.wikipedia.org/wiki/Operation_ ... do_raid%29
http://ww2today.com/2-february-1945-bri ... hsenhausen


estuche con los detonadores de las minas limpet, cada color significa un distinto retardo, pj con las rojas la explosión se producía 9,5h después si el agua estaba a 10ºC
http://www.brunel.ac.uk/~acsrrrm/kayak/ ... impet.html
http://www.warfaremagazine.co.uk/articl ... ll-Raid/81


Operation Ambassador 14-15 julio 1940, ataque con 140 hombres en la recién ocupada isla del canal Guernsey. Fue el 2º raid llevado a cabo por los commandos. Increiblemente y con tantos soldados entre uno y otro bando, no hubo un solo disparo y la operación fue un desastre logístico y operacional. 4 Ingleses fueron capturados al no poder volver a nado a las naves.

Más info en
https://www.docdroid.net/99pj7Mi/operat ... pdf#page=5
https://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Ambassador



3 Commando Brigade inglés en la campaña de Arakan 1945
https://www.docdroid.net/0MiFRT6/battle ... 012020-pdf
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 9821
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Los Comandos Británicos

Mensaje por tigre » Sab Ene 26, 2019 2:40 pm

Hola a todos :-D; complementando el tema un texto referido al mismo y escrito a mediados de 1942 (actual en aquel tiempo) pero seguro le faltan detalles del diario del Lunes..............

Commandos.

Durante mucho tiempo ha sido un principio aceptado que la defensa por sí sola no puede ganar una guerra; así que en los últimos meses, cuando las Naciones Unidas han estado forzosamente a la defensiva en la mayor parte del mundo, las hazañas ofensivas de los Commandos británicos han sido un tónico bienvenido. Después de Dunkerque y el colapso de Francia, Gran Bretaña se quedó con poco o nada de armas y equipo y se enfrentó a la amenaza de una invasión temprana. Tal perspectiva bien podría haber intimidado a la nación más firme, pero bajo el liderazgo dinámico del Sr. Winston Churchill, los británicos decidieron que el ataque era la mejor forma de defensa. Obviamente, era imposible lanzar un ataque en vigor, ya sea rápido o durante un tiempo considerable, pero se determinó que por muy pequeña que fuera la fuerza, los ataques aún debían realizarse.

Después de considerarlo, quedó claro que en vista de la debilidad numérica de cualquier fuerza británica en comparación con los alemanes, los ataques tendrían que ser al estilo de las bandas guerrilleras; y debido a la situación geográfica de Gran Bretaña, los guerrilleros tendrían que ser anfibios. Varios nombres fueron considerados para estas bandas guerrilleras antes de que se seleccionara "Commandos". Durante la guerra de Sudáfrica, los Boers formaron bandas guerrilleras, llamadas "Comando" en holandés. Estos lucharon con extrema valentía y un considerable grado de éxito contra los británicos, y el nombre se asoció para siempre en la mente británica con las audaces bandas guerrilleras. Así fue el nombre elegido, y es interesante recordar que Jan Smuts, ahora Mariscal de Campo en el Ejército Británico, fue el líder de uno de los Commandos Boer más exitosos.

En la Campaña en Noruega en 1940, los británicos habían utilizado, con marcado éxito, algunas "Compañías Independientes" para hostigar a los alemanes que avanzaban. De estas compañías se formó un Cuartel General, y se seleccionaron algunos Comandantes y algunos otros oficiales. Luego fueron llamados voluntarios de todas las unidades del ejército británico. De estos voluntarios, los oficiales en jefe seleccionaron personalmente a los oficiales que querían, y ellos a su vez seleccionaron a sus suboficiales y soldados. Así desde el principio se fomentó el espíritu de familia en cada commando.

Una de las condiciones para unirse a los Comandos es que el Comandante en Jefe tiene el derecho de devolver a cualquier hombre a su Regimiento ordinario en cualquier momento sin dar ninguna explicación. Esto es esencial para que a ningún individuo, por muy bueno que sea, se le permita alterar el espíritu de equipo de la unidad, que es tan necesario. De la misma manera, cualquier hombre puede reclamar regresar a su unidad anterior en cualquier momento siempre que lo notifique con suficiente antelación.

El Cuartel General que conduce a los Commandos es responsable de su capacitación ante el Jefe de Operaciones Combinadas, que es el jefe de la Organización de Servicios Conjunto para las operaciones anfibias. La administración de los Commandos permanece, sin embargo, bajo la Oficina de Guerra.

Cada commando se organiza en una sede y una serie de tropas que, a su vez, se dividen en secciones. El tamaño de estas tropas se basa en la capacidad de los botes de desembarco que deberán usar para que las unidades completas puedan desembarcar desde cualquier embarcación.

La paga de un oficial u hombre en un Commando es la misma que para el resto del Ejército, pero se encontró que en la mayoría de los lugares donde los Commandos estaban estacionados; no había alojamiento adecuado para todo el grupo; por lo que las tropas reciben un subsidio de 8/6 peniques ($ 1.75) por día con el cual encontrar su propia comida y alojamiento. Este método tiene tres ventajas principales. En primer lugar, inculca un espíritu de autosuficiencia que es lo más importante. En segundo lugar, garantiza que ningún hombre tenga una queja sobre su comida o alojamiento, que si no fuera bueno, solo él tiene la culpa. En tercer lugar, permite que el Commando se mueva sin comentarios ni especulaciones interesantes como las que ocurrirían si de repente abandonaran un cuartel.

Contrario a muchas historias, los Commandos usan exactamente el mismo uniforme que el resto del Ejército Británico, excepto que algunos de ellos adoptaron un gorro de color caqui en el estilo escocés, mientras que como todas las Unidades británicas tienen un símbolo en la manga de su chaqueta.

Imagen
Uniforme, armamento y equipo de los Commandos británicos, 1942.................................
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/ ... l_1942.jpg

Fuentes: Military Review. July 1942. Vol XXII. Nro 85.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 9821
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Los Comandos Británicos

Mensaje por tigre » Sab Feb 02, 2019 1:47 pm

Hola a todos :-D; algo más..............

Commandos.

Básicamente, el entrenamiento de los oficiales y los hombres de los Comandos es el mismo que para el resto del Ejército, es decir, lo primero es que sean soldados realmente buenos. Después de la selección, los hombres se someten a un examen médico muy riguroso. Ninguna forma posible de debilidad puede pasar. Por ejemplo, cualquier signo de pies planos o una tendencia a la diarrea es suficiente para que un hombre sea rechazado. Después de pasar el examen médico, un hombre es reclutado por el Commando Depot (centro de recepción y adiestramiento) y puesto en un escuadrón de acuerdo con el Comando para el que está destinado. Este es siempre el comando del oficial que lo seleccionó, lo que fomenta el espíritu de la unidad desde el principio.

El curso en el centro de Commando comienza con un programa de fortalecimiento. Ejercicios físicos extenuantes. marchas largas y natación forman parte del programa que está intercalado con la lectura práctica de mapas y una considerable cantidad de práctica de tiro. Muy temprano en el curso se presentan dos elementos de vital importancia que juegan un papel cada vez más importante a lo largo de su entrenamiento. Estos son el trabajo nocturno y la mentalidad marína. Una gran mayoría de las operaciones de Comando tienen que llevarse a cabo en la oscuridad que es esencial que sean tan eficientes en la oscuridad como en la luz del día. A medida que avanza el entrenamiento, se trabaja más y más por la noche hasta que los hombres desarrollan casi un segundo sentido. La necesidad de este sentido nocturno se ha demostrado una y otra vez en las operaciones, así como en el entrenamiento, y solo se puede lograr mediante la práctica constante y continua de vivir y pelear en condiciones nocturnas.

De la misma manera, la mentalidad marina solo puede ser obtenida por contacto cercano con barcos, y se invierte un tiempo considerable en acostumbrar a los hombres a todo tipo de barcos y condiciones del mar. Su entrenamiento comienza con instrucción en botes de remos, que también es un excelente método para endurecer a los hombres, y continúa con el manejo de botes de vela y los botes especiales de desembarco del tipo Higgins. Además, los hombres se embarcan en barcos y viven en ellos, acostumbrándose así a la vida naval, las expresiones navales y los problemas navales. Esta parte del entrenamiento es extremadamente importante, ya que durante una operación, la vida de muchos hombres a menudo dependerá de la comprensión rápida y completa que existe entre la tripulación naval y el soldado de infantería.

Moverse sin ser visto es un tema en el que se requiere un estándar muy por encima del promedio, y la instrucción teórica de acecho y camuflaje se combina con ejercicios prácticos. También hay que aprender a escalar colinas rocosas, escalar acantilados y cruzar brechas causadas por la demolición de puentes. Se ha desarrollado un método para cruzar brechas utilizando una toggle rope (*), y todos los rangos deben ser competentes en esto. La técnica de la lucha callejera es otro tema en el que se da instrucción, ya que este es un tipo de guerra que requiere mucho entrenamiento y práctica, y en el que el tiempo disponible para la instrucción en unidades ordinarias, es demasiado escaso.

A medida que avanza el curso, se practica la forma "dura" de vivir, es decir, marchas forzadas, poco o nada de comida; el agua o el sueño, se vuelven cada vez más escasos. Vivir duro por un período de algunos días es una necesidad vital para un Comando, y la capacidad de hacerlo solo puede obtenerse mediante la práctica continua. Trabajar y luchar con pocas raciones, sin dormir adecuadamente, es en gran medida una cuestión de acostumbrarse a tales condiciones.

Al completar el curso básico, los hombres son asignados al "Holding Wing" (donde son mantenidos como reserva para unidades existentes o para crear nuevas), donde se continúa su entrenamiento y se amplían hasta que esté disponible una vacante en su propio comando. Este entrenamiento adicional incluye aprender a usar los tipos de armas que usa el enemigo, un ligero conocimiento de los explosivos y los métodos para usarlos, así como cursos en temas especializados. Cada hombre tiene que ser realmente hábil en el semáforo (sistema de señales usando brazos o banderas) antes de unirse a su Comando.

(*) era una cuerda de 1,8 metros de largo que tenía una cabilla en un extremo y un "ojo" (lazo) en el otro y era parte del equipamiento estándar de los commandos y tropas paracaidistas británicas en la SGM.

Imagen
Cruzando un río mediante un puente hecho con toggle rope....................................
https://en.wikipedia.org/wiki/Toggle_ro ... bridge.jpg

Fuentes: Military Review. July 1942. Vol XXII. Nro 85.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 9821
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Los Comandos Británicos

Mensaje por tigre » Sab Feb 09, 2019 1:04 pm

Hola a todos :-D; algo más..............

Commandos.

Después de unirse a su Comando, el entrenamiento como unidad es el tema más importante, aunque la capacitación individual aún continúa. Cada oficial al mando, de hecho, cada comandante de tropa, es libre de entrenar a sus hombres con el método que considere mejor, sujeto solo a que los hombres alcancen el nivel requerido. Son juzgados por resultados y no por métodos. Los cursos más avanzados se llevan a cabo en el Centro de Capacitación Especial y los ejercicios entre Comandos son frecuentes. Además, unidades enteras viven a bordo de un buque durante días, y los desembarcos se practican constantemente.

Los especialistas, como el personal de comunicaciones y los ingenieros, después de abandonar el Depósito reciben capacitación especial y cuando se produce una vacante, se unen a su grupo de especialistas en el cuartel general. La planificación de una operación se lleva a cabo en el Cuartel General de operaciones combinadas. Es bueno enfatizar aquí que organizar una incursión requiere mucho tiempo y trabajo. Todo debe ser planeado hasta el más mínimo detalle y no puede dejarse al azar, con el resultado de que las incursiones no se pueden realizar de un momento a otro.

En primer lugar, el objetivo se selecciona como resultado de la inteligencia obtenida de los departamentos de servicio. Luego se considera el proyecto y se toma una decisión sobre si es factible. Una decisión afirmativa a menudo puede estar sujeta a condiciones, como la disponibilidad de suficiente cobertura aérea. Luego, el estado mayor examina la inteligencia disponible, solicita cualquier otra información adicional requerida y recomienda las fuerzas necesarias para llevar a cabo la operación.

La información adicional requerida puede incluir información sobre las fases de la luna, las mareas, las corrientes y los bajíos, la pendiente de las playas, el número y la ubicación de los cañones de defensa costera y las unidades enemigas. incluyendo reservas, fábricas, transporte, moral o un número de otros puntos. Ahora se puede trazar un plan esquemático. Tan pronto como el plan esquemático sea aprobado, los comandantes de las fuerzas son designados, así como un comandante superior.

En esta etapa, el programa especial de entrenamiento para la fuerza se pone en funcionamiento, mientras se prepara el plan detallado, el plan de comunicaciones, etc. Tan pronto como el plan detallado esté listo. Se emiten órdenes conjuntas a los Comandantes de la Fuerza por parte del Comandante Superior. Sobre la base de las órdenes del Comandante Superior, se lleva a cabo un ensayo de la Operación en detalle. Este y los ensayos posteriores pueden mostrar fallas en las órdenes y planes o sugerir mejoras, y luego se realizan y ensayan las modificaciones necesarias.

Hay una serie de puntos que determinan la fecha y la cantidad de tiempo en tierra que está disponible para una fuerza incursora. Si se desea obtener una sorpresa, es necesario hacer el acercamiento en la oscuridad. Igualmente, es necesario que el grupo incursor esté dentro del rango de cobertura de caza en su viaje de regreso a la luz del día. El primer requisito fija el momento más temprano en el que el grupo puede desembarcar, mientras que el último requisito fija el momento en el que deben abandonar la costa enemiga. Generalmente, se encontrará que el período que queda para llevar a cabo la tarea en tierra es automáticamente un mínimo.

El estado de la marea, las fases de la luna y la pendiente de la playa se deben tener en cuenta al seleccionar la fecha de una operación. Como todos los factores deben ser los correctos en el mismo momento, está claro que el número de días en cualquier mes en que la operación sea factible se restringen enormemente mientras que incluso en los pocos días adecuados el clima puede ser tal que se descarte cualquier operación de desembarco.

Imagen
Los comandos simulan un desembarco anfibio desde una embarcación simulada en un pozo poco profundo lleno de agua .......................................
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/ ... A14350.jpg

Fuentes: Military Review. July 1942. Vol XXII. Nro 85.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 9821
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Los Comandos Británicos

Mensaje por tigre » Sab Feb 23, 2019 12:08 pm

Hola a todos :-D; algo más..............

Commandos.

Puede ser de interés describir el sistema de comando en una Operación de Comando. El comandante supremo es responsable de decidir si la fuerza navegará en absoluto y establece, como guía para los comandantes de la fuerza naval y militar, ciertos principios para ayudarlos durante todo el pasaje. Durante el trayecto el comandante naval y militar viaja en el mismo barco. El mando naval es responsable de decidir si, desde un punto de vista puro y naval, está preparado para desembarcar las tropas, mientras que el Comandante Militar es igualmente responsable del punto de vista Militar. Si cualquiera de los dos opina que sería injustificado intentar desembarcar, se le ordenará a la nave que regrese a la base.

Se da un tiempo fijo por el cual los soldados deben volver a embarcarse y cualquier extensión de este tiempo solo puede ser realizada por el Comandante Naval a solicitud del Comandante Militar. La decisión de prolongar la operación es por lo tanto naval. Acompañando a cada grupo de asalto, va un Oficial de Inteligencia para interrogar, mientras regresan a las bases, a los prisioneros que hayan sido tomados, enfrentándolos en el momento psicológico en el que aún están vulnerables por su captura y su moral está en su nivel más bajo.

Se realizan arreglos para garantizar una bebida caliente a los incursores lo antes posible después de que se hayan alejado de la costa enemiga - contenedores de té dulce caliente a menudo se transportan en la lancha de desembarco - y al llegar a su base se preparan todos los arreglos posibles de antemano para darles una comida y una cama inmediatamente a su llegada.

Mientras tanto, se debe emitir un comunicado a la prensa lo antes posible para prevenir los rumores y los informes falsos emitidos por el enemigo. Por lo tanto, tan pronto como sea posible, la fuerza reportará por radio si la operación ha sido exitosa, parcialmente exitosa, o una falla. Durante el pasaje de retorno, los Comandantes también dan un breve resumen que se pasa al Cuartel General de Operaciones Combinadas inmediatamente cuando llegan a su base. Los informes detallados se realizan tan pronto como han descansado, pero mientras tanto se puede emitir la esencia de la operación.

Imagen
Adiestramiento básico anfibio............................. .......................................
http://www.commandoveterans.org/book/export/html/1156

Fuentes: Military Review. July 1942. Vol XXII. Nro 85.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
chilreu
Usuario
Usuario
Mensajes: 16
Registrado: Mié Nov 27, 2013 5:17 pm
Ubicación: Cartago Nova

Re: Los Comandos Británicos

Mensaje por chilreu » Lun Mar 02, 2020 10:53 pm

Hola.
En la actualidad antes de realizar un desembarco anfibio en una costa,unidades de guerra naval especial realizan un reconocimiento hidrográfico, que consiste en conocer el gradiente de la playa,obstaculos sumergidos, conocer la sonda ( profundidad) y el tipo de terreno sumergido.

En la 2GM antes de realizar un desembarco anfibio a gran escala. Alguna unidad commando ( army, royal marines o royal navy) tenia asignada esta labor especifica?

Un saludo
Las carencias, la pobreza y la escasez son la mejor escuela del soldado.

Responder

Volver a “Formaciones de combate de los Aliados”

TEST