La División Azul

Grupos de Ejércitos, Ejércitos, Cuerpos de Ejércitos, Divisiones, Brigadas, Regimientos…Cuerpos especiales, órdenes de batalla

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3175
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Uniformes de la División Azul III

Mensaje por Francis Currey » Lun Jul 18, 2005 8:06 pm

Uniformes de la División Azul III


Imagen

1. Sargento de ingenieros

2. Artillero

3. Teniente del escuadrón aéreo espedicionario


Imagen

1. Infantería

2. Sargento del Ski coy

3. Grupo de reconocimiento

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3175
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Lili Marlen también en la División Azul

Mensaje por Francis Currey » Lun Jul 18, 2005 11:14 pm

Ya sabíamos que la popular Lili Marlen se entono en todos los frentes en todos los ejércitos, la Divisón Azul realizo su propia adaptación de la letra de Lale Andersen:

Al salir de España
sola se quedó
llorando mi marcha
la niña de mi amor.
Cuando partía el tren de allí,
e dijo así mi corazón:
Me voy pensando en ti.
Adiós, Lilí Marlen.

Aunque la distancia
vive entre los dos,
yo siempre estoy cerca
de tu claro sol;
pues cuando tu carta llega a mí,
se alegra así mi corazón,
que sólo pienso en ti,
soñando con tu amor.

Cuando vuelva a España
con mi División,
llenará de flores
mi niña su balcón.
Yo seré entonces tan feliz
que no sabré
más que decir:
Mi amor, Lilí Marlen,
mi amor es para ti

Avatar de Usuario
pby5
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 634
Registrado: Dom Jul 17, 2005 12:30 am
Contactar:

Mensaje por pby5 » Mié Jul 20, 2005 4:55 am

Waffen,se me hace raro que no hayas aportado nada a este tema!
¡¡¡CITEN LAS FUENTES!!!
ImagenImagenImagenImagenImagenImagen
Blog de Sandglass Frikináutico
www.salvemoscuatrovientos.com
«La juventud de hoy en día es decadente e indisciplinada. Los jóvenes no respetan a a los mayores y desoyen sus consejos; el fin de los tiempos está próximo»
Anonimo caldeo 2000ac.

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3175
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Sanidad lamentable

Mensaje por Francis Currey » Mié Ago 17, 2005 4:31 pm

Sanidad lamentable

La organización sanitaria de la división azul fue a todas luces, deficiente. Falló el factor técnico-sanitario, en parte por la precariedad de medios hospitalarios a su alcance; pero también naufragó el elemento humano. En ella se produjo la confrontación Falange-Ejército en el ámbito de la enfermería, donde el falangismo hubo de seguir las directrices emanadas de la jefa de enfermeras militares, la enérgica Mercedes Milá, apoyada por los mandos médicos.

Por su parte, muchos de éstos fueron acusados de abandono de sus obligaciones; su jefe, tras haber pasado un mes en el frente, sólo apareció dos veces por el hospital de la División; el subjefe optó por quedarse en un hospital alemán de retaguardia, en detrimento del servicio de cirugía, fundamental en la atención de los heridos.

La desorganización debió ser tan escandalosa al punto de que fue necesario el internamiento en cinco hospitales distintos, en un períplo que sólo duro un mes y medio, para que un soldado , herido de metralla en un brazo y la región escapular, fuera declarado inútil. En el caso de las evacuaciones, se llegó al caos: hubo heridos que perdieron el tren que los había de transportar a retaguardia.

Los alemanes lograron paliar tan lamentable situación, por medio de la generalización de la llamada: Cédula de acompañamiento de heridas- pequeña cartulina donde constaban los datos médicos más significativos- y su traslado a hospitales de Alemania. donde los divisionarios fueron asistidos por médicos, enfermeras y monjas extraordinariamente capacitados.


Fuente: La Aventura de la Historia, N°73 mes de Octubre de 2004, página:47

Avatar de Usuario
MENCEY
Miembro
Miembro
Mensajes: 274
Registrado: Sab Jun 11, 2005 2:23 am
Ubicación: ESPAÑA

Mensaje por MENCEY » Sab Sep 10, 2005 11:56 pm

En la organizacion de la Division al salir para el frente ruso noto un pequeño error.

¿Grupo de cañones,531 hombres?

Se debe de referir sin duda al Grupo de Exploracion 250, creado en Grafenwohr el 25 de Julio de 1941.Se estructuraba en Plana mayor, 2 escuadrones ciclistas y una seccion anticarro con 4 piezas de 37mm.


saludos.
Me parece señor, que es ir a un Puente muy lejano.....
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
ignasi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1192
Registrado: Jue Jun 16, 2005 3:50 am
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Mensaje por ignasi » Mar Sep 13, 2005 2:23 am

Imagen
El General Agustín Muñoz Grandes, primer jefe de la División Azul, recibe su Cruz de Caballero (las hojas de roble las recibió del propio Hitler)
Última edición por ignasi el Mar Sep 13, 2005 2:31 am, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
ignasi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1192
Registrado: Jue Jun 16, 2005 3:50 am
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Mensaje por ignasi » Mar Sep 13, 2005 2:30 am

Imagen

El General Esteban Infantes (derecha, luciendo la Medalla Militar), 2º Jefe de la División Azul (12 de marzo de 1943)

GoRSH
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 822
Registrado: Lun Ago 29, 2005 6:38 pm
Ubicación: Madrid, España.

Mensaje por GoRSH » Dom Oct 16, 2005 5:29 am

Dejo unas fotos de la División Azul y sus voluntarios, espero que os gusten! 8)

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Foto de un caído de la División 250 de la Division Azul, observad que no se inscriben runas como se hacía en el ritual germánico de las SS (Lógico jeje)

Imagen
"Es genial comprobar que todavía tienes la capacidad de sorprenderte a ti mismo..."

ImagenImagenImagenImagen

Medina
Miembro
Miembro
Mensajes: 317
Registrado: Jue Jun 16, 2005 6:41 am
Ubicación: Malaga, España

Mensaje por Medina » Sab Oct 22, 2005 3:09 am

Repasando mis archivos he encontrado este interesante relato publicado en El Mundo hace ya tiempo.

LOS AFRICANISTAS QUE CORTARON DEDOS ENEMIGOS.
Por Eduardo Font

El cáncer que tenía enquistado en su garganta no le impidió a Joaquín Font, mi abuelo –este no es su nombre auténtico, lo he cambiado por censuras familiares-, relatar el contenido de sus pesadillas. Lo hizo ya pasados los 80 años, siempre a petición mía. Desde que dejó los campos nevados de Rusia en 1943 con la División Azul, los malos recuerdos reflejaban datos inconexos, nombres de aldeas apenas recordados –Possad, Sitno, el río Volchow...-, fechas que bailaban en el calendario. Estas imágenes imprecisas del pasado se alternaban con descripciones detalladísimas de un pelotón de soldados entregados a la esquizofrenia del odio, a la matanza sin cuartel, a la tortura, historias terribles de muerte y venganza de unos fantasmas que tintaron la nieve de color sangre y violaron todas las reglas escritas y no escritas de la guerra. Él insistía: “No me hagas hablar de esto. Ya sabes que no me gusta recordar lo que pasó”. Si abría las cicatrices de la memoria, esa noche no dormía.

Hace algo más de un mes, cuatro periodistas del Toledo Blade (un pequeño diario estadounidense) destaparon las tropelías de un sanguinario pelotón de la 101 División Aerotransportada en los arrozales de Vietnam. La lectura de este artículo rescató del olvido aquellas historias que contaba el abuelo: “Legionarios españoles asaltando trincheras enemigas con cuchillos entre los dientes, heridos rematados con saña, interrogatorios donde los dedos de los prisioneros eran amputados para hacerles cantar, compañeros horrorizados, soldados devueltos a las líneas ene-migas con una mano seccionada para que no pudieran volver a disparar...”.

Desde que mi abuelo murió hace unos meses, me he preguntado si su relato se encuentra en un punto indeterminado entre lo vivido y lo soñado. Los protagonistas son un grupo de legionarios fanáticos, 25 ó 30 hombres, curtidos en las sangrientas contiendas de Marruecos y en la Guerra Civil, que decidieron alistarse en la División Española de Voluntarios para combatir a los comunistas en Rusia durante la II Guerra Mundial. De Ceuta salieron 1.682 soldados y 63 oficiales que, por su experiencia en combate, tenían muy poco que ver con el resto de las fuerzas expedicionarias –la mayoría, voluntarios falangistas-.

Este pequeño pelotón africanista, al que pertenecía mi abuelo, fue incluido en el regimiento 269 y participó en las principales operaciones de ataque y defensa de las tropas españolas en el frente ruso. Según decía, se trataba de un grupo de elite, “extremista, que iba por libre”. Al representar el conjunto más veterano y homogéneo, fue colocado en la vanguardia de los contraataques más feroces cerca del río Volchov. Por su desprecio hacia la muerte, las patillas que les cercaban el rostro, los largos cuchillos que usaban para degollar al enemigo, eran temidos por sus propios compañeros de armas, por su jefe García Rebull e incluso por los soldados alemanes, camaradas de armas en su lucha contra un enemigo común. “Llevábamos el cinturón del Tercio, no aquella hebilla alemana en la que se leía la leyenda Gott mit uns –Dios con nosotros-. En las guerreras portábamos los escudos de la Legión. Eso les molestaba, incumplía las reglas sobre cómo llevar el uniforme de la Wehrmacht, pero nadie tenía valor para castigarnos por ello”, recordaba.

En su pesadilla siempre aparecía una fecha -27 de diciembre de 1941- y un lugar: “La posición intermedia”, un reducto español que defendía el sector entre Lubkowo y Udarnik sumergido tras las líneas soviéticas. El coronel Esparza ordenó cubrir aquella elevación a una sección a las órdenes del alférez Rubio Moscoso. “Todos los españoles fueron asesinados de una forma brutal”, contaba Joaquín Font. “30 ó 40 muertos desparramados, desnudos, machacados contra la nieve”. Busco aquel episodio en un libro titulado La división española de Hitler. Habla de atrocidades cometidas por los dos bandos. Los autores, Gerald Kleinfield y Lewis Tambs, comienzan por el Ejército rojo: “Cuando la patrulla española coronó la cresta, sonaron gritos de rabia y angustia. Los rusos habían hecho su tarea. Los españoles murieron clavados al suelo con picos de los que utilizaban los soviéticos para romper el hielo. Uno de los picos brillaba en el centro de la frente de un guripa”.

La descripción del relato es exacta. Mi abuelo no omitió ni muertos ni nieve. Casi 60 años después, aún sentía la expresión de espanto de su amigo Ramón “con un machete metido en la boca, muy abierta, porque habían clavado su nuca a la tierra endurecida por el frío. Los cadáveres estaban rematados y congelados a casi 40 grados bajo cero”.

La respuesta no se hizo esperar. “Nos llamaron, conociendo nuestra experiencia en las guerras de África con la Legión y lo que allí habíamos aprendido, para realizar un contraataque rápido apoyados por el resto del regimiento 269”, dice una de las notas que pude tomar de su relato. Salieron de sus trincheras a vengar el asesinato de sus camaradas sonriendo de una manera feroz, con gritos de “¡Arriba España!” y “¡Viva la Legión!”. Pero se les fue la mano. Mi abuelo habló de más de mil muertos rusos en aquella operación de castigo. Él mismo se sorprendió diciendo: “Al primer prisionero ruso le voy a comer las entrañas”.

Cuando atravesaron el campo de batalla en sombras se acercaron a la Vieja Capilla, sacaron los cuchillos y las bayonetas y se lanzaron a un combate cuerpo a cuerpo. Él lo recordaba así: “Nos metimos en sus trincheras y los sacamos a bayonetazos. Después corrieron sobre la nieve gritando “Vojna kaputt” [la guerra se acabó] y los abatimos a placer. Primero uno, luego otro. Sin prisioneros. Sin supervivientes. Y nosotros a lo nuestro. Muchos muertos, deformados por los culatazos, eran una mezcla de hueso y carne. En sus bolsillos llevaban los objetos que habían robado a los españoles”.

Para corroborar el relato, leo en el mismo libro: “Los rusos fueron desalojados de las colinas en las que se habían atrincherado. La acción duró menos de 12 horas. Según recuento de los cadáveres, las pérdidas rusas ascendieron a 1.080 muertos. Sin prisioneros; los españoles: tres oficiales muertos y cuatro heridos”. La historia encaja. Un grupo de 25 ó 30 hombres dedicados a no dejar un sólo ruso con vida, sin ninguna piedad con los heridos, rematando a cuchillo, tajando miembros a todo el que se moviera. Este relato no tiene nada que ver con la División Azul. Sólo aquellos hombres fueron los responsables de este horror. “Tras la batalla, alguno se dedicó a cortar los dedos de sus víctimas y a enseñarlo a los compañeros en las trincheras españolas a los como si fueran un botín de guerra”. Y el abuelo mostraba las palmas de sus manos igual que lo hacían sus compañeros, como si aún llevara los dedos seccionados en su interior. “Después, la mayoría de nosotros, cegados por el horror y cansados, respirábamos con dificultad, mirábamos al suelo y callábamos”.

Otro de los supervivientes de aquella acción, el joven divisionario Carlos María Ydígoras –tenía 17 años-, dejó su visión del campo de batalla plasmada en su libro Algunos no hemos muerto: “Debía asustar vernos contemplar la bayoneta, acariciarla como si se tratase de una reliquia... Lo que ocurrió cuando nos abalanzamos sobre los rusos entra dentro de los ámbitos del delirio... Los que se rendían, los que aún luchaban o intentaban huir, eran abatidos igualmente de una manera salvaje”.

En otro párrafo, había horrorizado de uno de los soldados del grupo de africanistas, de como se ensañó con los muertos: “Arrastrando un fusil a modo de bastón, uno de ellos se acercó a un cadáver y, como presa de un repentino ataque de locura, levantó el arma. La bayoneta se quedó cimbreando sobre el vientre del muerto. Después le golpeó, le pisoteó el rostro... Se agachó y, como quien recoge una margarita, tomó otra arma rusa, llegó a otro muerto y repitió la operación. Y así hasta una docena de veces”. De nuevo, similar pesadilla, el mismo relato que contaba Joaquín Font en sus últimos años de vida.

Aunque resultó el combate más sangriento, el grupo volvió a actuar con la misma furia en otras escaramuzas, sobre todo contra los partisanos. “Podíamos capturar 15 ó 20 guerrilleros de una vez. Para que no volvieran a disparar, algunos compañeros míos les cortaban una mano y así se aseguraban de que no volvieran a combatir”. En febrero de 1943, cuando ocupaban posiciones frente a Leningrado, y disminuidos por las bajas de la compañía, se encontraron de nuevo en el contraataque español contra los asaltantes soviéticos en la sangrienta batalla de Krasni Bor. La historia, la venganza, la saña contra los soldados rusos borrachos de vodka dista poco de la anterior. Las cifras: 3.000 españoles muertos y más de 8.000 soviéticos.

Llamo a la Hermandad de la División Azul para localizar a alguno de los 30 participantes de aquella sangría –debe estar en torno a 85 años-. Me dicen que no fue una venganza, sino una acción defensiva. Y no conocen a nadie. Hablo con un superviviente de la División. Me dice que no lo saque de contexto. “Son cosas de la guerra y de ese pelotón. No tienen nada que ver con el resto de divisionarios”. Es cierto, mi abuelo nunca me dijo que fuera una práctica común al resto de guripas, cuyo comportamiento fue noble en la victoria y en la derrota, con los prisioneros y los civiles, con los vivos y los muertos”.

Da miedo pensar que su relato pueda ser cierto. Que él, una persona que no hizo daño a nadie durante su vida, se implicara en aquella experiencia sangrienta. En cualquier caso, si lo hizo, se llevó el secreto a la tumba.
ESPAÑA, MI NATURA.
ITALIA, MI VENTURA.
FLANDES, MI SEPULTURA.

ImagenImagenImagenImagen

GoRSH
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 822
Registrado: Lun Ago 29, 2005 6:38 pm
Ubicación: Madrid, España.

Mensaje por GoRSH » Sab Oct 22, 2005 3:49 am

Vaya relato...espeluznante, en este tipo de lecturas es cuando te das cuenta que la guerra es más que un mero conflicto.
Los soldados españoles en Rusia lo debieron pasar francamente mal...en una tierra desconocida y tan fría, además del imparable avance de los rusos, que debió de ser bastante fulminante, además teniendo en cuenta que muchos "voluntarios" de ellos se escogieron con el típico método de "dar un paso al frente" y cuando había menos de los que debían se escogían al azar...
Supongo que la violencia cruenta que explicas de los rusos no es muy justificable por esos métodos de colgarlos con picos y exhibirlos como trofeos, me parece una salvajada. Sin embargo los alemanes también hicieron de las suyas en la guerra aniquilando millones de sus compatriotas e invadiendo su pais, cosa que tampoco hay que olvidar.
"Es genial comprobar que todavía tienes la capacidad de sorprenderte a ti mismo..."

ImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3645
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensaje por Erich Hartmann » Lun May 15, 2006 8:07 pm

Curioseando por ahí me encontrado 15 mapas relacionados con la División Azul, aquí están:



Acantonamiento de la División en Grafenwöhr



Marchas y situaciones de la División desde Julio de 1.941 a Noviembre de 1.943



Situación general del frente ruso en Agosto de 1.941



Despliegue inicial en el sector de Nowgorod



Frente del Wolchow (invierno)



Lago Ilmen (compañía de esquiadores)



Bolsa del Wolchow



De Nowgorod a Puschkin (cambio de frente)



Despliegue inicial (frente de Leningrado)



Despliegue del Bon. español en el combate de Poselok (sur del lago Ladoga) días 22 y 23 de Enero de 1.943



Despliegue propio y enemigo correspondiente al 1 de febrero de 1.943



Batalla de Krasny Bor



Conjunto del despliegue propio y enemigo en 1º de Octubre de 1.943



Dispositivo de la División al sur de la bolsa de Oraniembaum en los
días que precedieron a su repatriación




Cautiverio: cárceles de prisioneros españoles en Rusia

Saludos cordiales

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3175
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Hoja de instrucción para los soldados españoles.

Mensaje por Francis Currey » Jue Sep 06, 2007 10:25 pm

Mando de la Estafeta Nr. 39 302

Hoja de instrucción para los soldados españoles.

¿En que ha de fijar su atención el soldado español en Alemania?

1) El soldado español representa – este es el concepto general de la población civil de Alemania- a su Patria. Por su conducta personal es también juzgada su Patria. En cada ocasión por eso el soldado español, ha de tener en cuenta que representa y ha de guardar el honor de su país

2) Después de haber recibido el uniforme alemán sólo ha de llevar este. No se permite, por eso, de llevar por parte uniforme alemán y por otra parte uniforme español. Esto rige para todos los pertenecientes a la División Azul.

3) Es deber absoluto el llevar traje correcto. El uniforme ha de llevarse siempre cerrado; por eso, por ejemplo, no se debe llevar desabrochada la guerrera. Fuera del cuartel ha de llevarse siempre correaje. El tahalí se lleva en el lado izquierdo, algo hacía atrás, nunca por delante. Han de llevarse gorro y gorra de modo que la escárpela se encuentre en medio. Las manos en los bolsillos indican falta de instrucción militar.

4) Es de suma importancia la conducta en la publicidad. Se prohíbe en el ejército alemán andar por la calle con las manos en el bolsillo del pantalón o de la guerrera, pasar por la calle cogido del brazo con mujeres o chicas, cantar en la calle, especialmente de noche, estar sin correaje fuera del cuartel. Llevar el uniforme desordenado.

5) El buen comportamiento frente a las mujeres alemanas pide el tacto propio al español educado. Para los jóvenes menores de 18 años de ambos seos rige la ley según la cual después de las 21:00 no deberán encontrarse en la calle sin ser acompañados por sus padres o personas autorizadas de su educación. Soldados españoles que acompañan a tales jóvenes después de caer la noche (después de las 21:00 horas) corren el riesgo de que estos jóvenes sean detenidos por la policía. En este caso. Su policía procede según las prescripciones de la Ley de Protección a la Juventud; han de seguirse en absoluto sus disposiciones. Puede suceder también jóvenes mayores de 18 años sean controlados de noche. La policía esta autorizada para ello. Quedar terminantemente prohibido de pasar la noche con mujeres y muchachas alemanas en hoteles, fondas o casas particulares. La policía y todos los hoteles tienen instrucciones de avisar enseguida a las autoridades conforme a las leyes alemanas. Se castigarán también en estos casos a las mujeres. El Mando de la Estafeta espera, por eso, de todos los españoles especialmente en este punto, una alta disciplina para no ofender la dignidad de la Nación Española.

6) Ningún soldado podrá marchar con un transporte al frente sin ser vacunado, haberse sometido a la prueba del grupo sanguíneo, poseer careta, haber probado su careta en la cámara de gas. Esto rige para todos los pertenecientes a la División, también para los asistentes que particularmente tienen que cumplir con todas las prescripciones.

7) El permiso de salida se regulará como sigue:

Para los soldados normalmente hasta las 22 horas, para los sargentos y brigadas hasta las 24 horas. A estas horas cada individuo debe estar ya en el cuartel. Para un permiso mas largo hace falta solicitarlo al Jefe de la Representación Española. Se entregará en este caso un pase especial válido sólo para el correspondiente día y que pasado ese día pierde su validez. En ningún caso se da permiso para quedar fuera del cuartel por una noche. Asistentes que tienen un servicio especial para los oficiales, recibirán un pase especial para el correspondiente día. No se permiten pases para toda la duración de la estancia de la guarnición.

8) Saludo militar.

En el ejército alemán cada subalterno está obligado a saludar a los superiores de todos los grados y de todos los cuerpos. Por eso, el soldado y el cabo saludan al sargento, al brigada así como a todos los oficiales españoles como alemanes.
Entre grados iguales rige el saludo de camarada. De igual manera que en España, el más educado saluda al primero

Se saluda en forma marcial, en porte disciplinado. La población civil juzga al soldado muchas veces conforme a su saludo. Sin gorro o gorra se saluda con el brazo levantao y estirado. Si el soldado lleva equipaje, saluda por un movimiento rápido de cabeza hacia el superior En locales se saluda quedando sentado pero poniéndose en porte militar mirando al superior, Levantarse luego es costumbre en Alemania. Al entrar en locales y al salir de ellos se saluda por levantar el brazo estirado. En este caso, se lleva la gorra en el brazo izquierdo

9) Abastecimiento

El soldado español recibe la misma alimentación como el soldado alemán. Por lo que se refiere al pan, recibe 100 gramos más al día. En carne recibe el soldado tres veces más cantidad que la población civil, en pan la doble cantidad.

Se prohíbe vender y comprar víveres sin tickets, En cafés, los pasteles solo pueden ser vendidos con los tickets correspondientes.

Se espera de cada soldado, alemán y español que no perjudica a la población civil tratando de recibir víveres sin tickets. La ración del soldado es tan abundante que basta en absoluto. Nadie puede vender artículos sin la entrega de tickets. No molestar a los empleados. Ha de evitarse cada desperdició de víveres. Restos de comida han de tirarse en los recipientes destinados para ello, para poder emplearlos para otros fines.

10) Equipo

Alemania sostiene un ejército de muchos millones de hombres. Se entiende por si mismo que necesitan para ellos cantidades enormes de material de guerra. Hay diferentes materias primas que no se pueden ya importar del extranjero; por eso se han dispuesto rigurosas medidas de economía. Estropear o destrozar objetos del equipo será considerado como sabotaje y se castigara severamente. Asimismo queda prohibida terminantemente toda venta de objetos del equipo a camaradas o a personas civiles.

Cada soldado español debe tener presente que se trata en esta guerra de ser o no ser y que no solamente es necesaria la disciplina en la lucha misma, sino también, ya en la guarnición. Si la Patria española espera de sus soldados que guardan el honor de España en cada respecto, también Alemania unida por amistad con ella, espera que el soldado español se muestre digno de los altos sentimientos que unen los dos pueblos y le juzga no solamente no solamente según su valor en la lucha sino también según su conducta en la guarnición. En el frente os admiran los camaradas alemanes por vuestra bravura en la pelea, haced que os admiren también en retaguardia por vuestra disciplina y conducta correctísima.

Avatar de Usuario
GONZALO
Miembro
Miembro
Mensajes: 113
Registrado: Dom Ene 15, 2006 4:06 am
Ubicación: Madrid (España)
Contactar:

Mensaje por GONZALO » Sab Sep 08, 2007 11:17 am

Historia de un Campo de Instrucción - Grafenwöhr
Imagen
Grafenwöhr es una ciudad bávara fundada en el siglo IX. Su primer nombre fue en realidad "Woerth" (defensa). El asentamiento de tres condes en la zona configuró un nombre similar al actual al anteponer el "Grafen" (conde). En 1361 el emperador Carlos IV le confirió el estatuto de villa. La guerra de los Treinta años y la peste del XVII desolaron la villa, desolación que completó durante la primera mitad del siglo XVIII la Guerra de Sucesión española primero y la austriaca después. A mediados del siglo XIX la villa apenas alcanzaba el millar de habitantes. La autonomía bávara contaba con ejército propio y en 1907 el regente de Baviera, el principe Leopoldo I, escogió la zona para instalar la sede del III Cuerpo de Ejército, iniciando la construcción de un gran campo milltar en los alrededores de la villa.
Las obras de acondicionamiento de la zona dieron lugar a la construcción emblemática del conjunto destinado a abastecer el campo; la "torre de agua" con capacidad en sus dos depósitos para albergar 600 metros cúbicos del preciado líquido. Durante la Primera Guerra Mundial el campo fue utilizado como lugar de concentración de prisioneros. En los años de entreguerras fue el centro de instrucción del pequeño ejército tolerado a Alemania por el humillante Tratado de Versalles.
La llegada de Adolfo Hitler al poder y la puesta en marcha de una politica de rearme dieron nueva vida al viejo campamento. En primer lugar fue ampliado en sus instalaciones pra poder albergar cómodamente a toda una División. Un segundo campamento fue construido cerca de Vilseck (campamento Sur). La ciudad experimentó un notable crecimiento económico. Tras la anexión de los territorios alemanes de Checoslovaquia y el subsiguiente fin de esta nación, el campo sirvió para guardar el equipo del ejército checo. En aquel campamento recibieron instrucción entre otras: unidades de las SA, del Afrika Korps, del mítico "Leibstandarte Adolf Hitler" y las Divisiones San Marco (italiana) y Azul (española). Las incursiones áereas ailadas de la primera semana de abril de 1945 acabaron con el conjunto afectando al 80 por 100 de sus construcciones. A finales del mismo mes la 90 División del Ejército de los EE.UU. ocupaba la zona demoliendo uno de los vestigios más importantes de la vieja ciudad pues no permitía el paso de los tanques la Puerta Baja (1608).
Grafenwörh se transformó en campo de prisioneros. A partir de 1947 el mando norteamericano empieza su labor de conversión. En 1948 una zona del viejo campo fue habilitada para la instrucción de carros de combate.
En 1949 pasó a ser el "Centro de Instrucción del 7º Ejército" y en 1959 se convertiría en el "Cuartel General del Centro de Instrucción del 7º Ejército". Bajo el mando norteamericano se procede a la continua expansión del campo que acabaría convirtiendose en el mayor de la extinta Alemania Occidental. Grafenwöhr, Hofenfels y Vilseck permiten a los americanos la instrucción combinada de todo tipo de armas. En 1967 se anexionó al centro el área de Wildflecken con lo que se podían utilizar hasta misiles "Honest John" en los entrenamientos con fuego real a gran escala. Desde 1971 acoge también el Centro de Instrucción de Armas Combinadas (USAREUR). En 1974 todo el complejo pasó a denominarse "Centro de Instrucción de Armas Combinadas del 7º Ejército" siendo en aquel entonces uno de los centros más modernos del complejo defensivo de la OTAN.
Refª: Francisco Torres
Imagen
Pronto se vieron las casas del pueblo y la torre de la Iglesia. Un poco más lejos a la izquierda, los edificios del campamento. La carretera de entrada en la ciudad militar entre dos garitas con centinelas. La más pura arquitectura rural alemana se diseminaba a uno y otro lado de un trazado cuadrangula de calles asfaltadas.
De los pabellones salieron camaradas llegados en la expedción anterior, saludando a los recién venidos. Agustín reconoció a uno del SEU de Derecho, al que llama a gritos. El muchacho llegó corriendo con los brazos abiertos y hablando deprisa:
-Esto es hermoso. Ya veréis que cuartel. Un pabellón por compañía con habitaciones para cada pelotón. Tendréis cerca una cantina para vuestro batallón, donde el medio litro de cerveza cuesta tan sólo unos céntimos...
El batallón guiado por dos enlaces, que habían venido con el oficial aposentador días antes y que conocían el campamento como si hubiera nacido en él, llegó a una plazoleta rectangular donde hizo alto.
La plaza estaba enmarcada por cuatro pabellones de dos pisos, dos a cada costado, para las compañías del batallón, y en un extremo, formado el trazo pequeño de U regular, el comedor y la cantina. Al fondo, y hacia el Sur, un bosque de pinos que dejaba ver entre sus troncos claros el agua azul de un lago con gaviotas.
La Compañía entró en su pabellón. Comenzaba una nueva etapa impaciente. Al pelotón de Agustín le cupo en suerte un cuarto de la segunda planta. Había seis literas de dos pisos, doce armarios, una mesa, doce banquetas, un sacabotas, un jarro de aluminio y una estufa de carbón. Una bombilla de pantalla verde y dos amplias ventanas al bosque contemplaban el conjunto.
Refª. Antonio José Hernández Navarro. Ida y Vuelta. Espasa-Calpe.
http://visantain.iespana.es/visantain/periodo.htm
Un saludo.
"Dame otra vez las flechas de la guerra,
que no quiero la paz sin alegría;
la esperanza es más ancha que la tierra,
la Patria es un combate cada día."

Avatar de Usuario
GONZALO
Miembro
Miembro
Mensajes: 113
Registrado: Dom Ene 15, 2006 4:06 am
Ubicación: Madrid (España)
Contactar:

Mensaje por GONZALO » Sab Sep 08, 2007 11:23 am

Imagen
La bandera española, que había sido enviada por Franco, en el acto de la Jura en Grafenwöhr el día 31 de julio de 941. La empuña el alférez Manuel Herrador Cespedosa, medalla militar en la GCE. A su lado, el teniente coronel D. Fernando Cárcer Disdier y el comandante D. Gonzalo de la Lombana.

Os agradezco la participación de sangre, que es la que vale. le decía el general Cochenhausen a Muñoz Grandes el día 17 de juluio de 1941, a su llegada al campamento.
Un oficial alemán Leía la formula del Juramento mientras el coronel José María Troncoso la repetía en español; todas la fuerzas levantaron el brazo mientras decían: ¡Sí, juro!
Dicha fórmula había levantado algunas polémicas: la División sólo juraría obediencia al jefe supremo del ejército alemán para combatir al comunismo.
Los capellanes castrenses habían expresado sus reservas ante el acto de la Jura, ya que sobre el ncionalsocialismo pesaba una condena vaticana.
El discurso del general Muñoz Grandes en Grafenwöhr es una pieza en tono de arenga sin concesión alguna a la vinculación con el Tercer Reich, ni tan siquiera de cortesía.
Las palabras "luchar contra el comunismo y mostrar el valor de mi raza" debieron ser muy bien anotadas por los eficaces servicios alemanes, aunque hoy olvidadas por quienes analizan las intenciones del general.
Aquel "decidle al Führer que estamos listos" debió sonar a reto al general Fromm, quien preveía para l División un más largo período de instrucción.
La formula del Juramento utilizada por la División española fue muy distinta a la empleada por otras unidades voluntarias, cosa que se olvida hoy bastante de comentar.
Un saludo.
Última edición por GONZALO el Vie Nov 09, 2007 8:07 pm, editado 2 veces en total.
"Dame otra vez las flechas de la guerra,
que no quiero la paz sin alegría;
la esperanza es más ancha que la tierra,
la Patria es un combate cada día."

Avatar de Usuario
GONZALO
Miembro
Miembro
Mensajes: 113
Registrado: Dom Ene 15, 2006 4:06 am
Ubicación: Madrid (España)
Contactar:

Mensaje por GONZALO » Sab Sep 08, 2007 1:11 pm

DISCURSO DE MUÑOZ GRANDES, TRAS EL JURAMENTO
Imagen
¡Voluntarios españoles!
¡Soldados de honor de mi Patria!
Es uno de los momentos más felices de nuestra vida y ante las gloriosas banderas de Alemania y España, habéis jurado morir antes de tolerar que la barbarie bolchevique prosiga aquella obra de odio y destrucción que ensangrentó nuestra Patria y que hoy, criminalmente quiere imponer a toda Europa.
Frente a esa obra brutal y materialista, que a fuerza de heroísmo está rompiendo el Ejército alemán en la mas grande batalla que registra l Historia, vosotros los voluntarios españoles, lo mejor y más selecto de mi raza, os habéis alzado gallardamente, y abandonando cuanto os era más querido, las aulas de vuestras universidades, vuestro talleres y vuestros campos, anudando el corazón y dejando a vuestras santas madres, os lanzáis resueltamente al combate, en el que seguros de la victoria y en abrazo estrecho con vuestros camaradas alemanes, no aspiráis a conquistar riquezas ni botines y sí sólo a destrozar ese monstruo, azote de la Humanidad, y a que en su propia guarida, allá en las estepas siberianas, al lado de los alemanes, unas modestas tumbas españolas, regadas con sangre joven , fuerte y vigorosa, proclame al mundo entero, con la fraternidad de esos dos pueblos, la pujanza de nuestra raza.
Estas, sólo éstas, mi general, son las ilusiones que el Ejército español, enriquecido con la potente savia de la Falange, ha traído a vuestra tierra.
Decidle al Führer que estamos listos y a su orden, decidle el juramento prestado, y decidle, en fin, que lo que mi pueblo jura lo cumple.
¡Soldados de España! Por mejor servir a Franco, y con la memoria puesta en los que al luchar cayeron dándolo todo por la Patria, gritad conmigo.
¡Viva el Führer!
¡Viva el Ejército alemán!
¡Viva Alemania!
"Dame otra vez las flechas de la guerra,
que no quiero la paz sin alegría;
la esperanza es más ancha que la tierra,
la Patria es un combate cada día."

Responder

Volver a “Formaciones de combate del Eje”

TEST