pub01.jpg

Las raíces rusas del nazismo

Acontecimientos políticos, económicos y militares relevantes entre noviembre de 1918 y septiembre de 1939

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

soljenitsin
Usuario
Usuario
Mensajes: 2
Registrado: Mar Jul 27, 2010 5:25 am

Las raíces rusas del nazismo

Mensaje por soljenitsin » Dom Ago 01, 2010 9:21 pm

al fuhrer no le daba empacho el aprovechar para sus fines las ideas y lecciones aunque estas hayan sido expuestas por un judio en el caso de trotski o un eslavo como lenin,....el mismo hitler se lo hizo ver asus colaboradores al mencionarles que habia aprendido mucho de los libros de trotski

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9230
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las raíces rusas del nazismo

Mensaje por José Luis » Mar Ago 03, 2010 11:19 am

¡Hola a todos!

Tras un viaje de tres semanas desde Kiev a Berlín, Shabelskii-Bork (junto con sus camaradas el coronel Vinberg y el teniente Taboritskii) se estableció en Berlín a finales de enero de 1919, y ahí comenzó a diseminar sus ideas anti-bolcheviques y antisemitas. La capital alemana reunió al grupo más numeroso de emigrados blancos, comunidad que en 1920 alcanzó la cifra de 600.000 en toda Alemania. En agosto de 1919, Vinberg fundó el Prizyv, un periódico monarquista en el exilio que buscaba establecer unas relaciones estrechas y amistosas entre Alemania y Rusia, estados que debían restaurar sus monarquías. Taboritskii actuó como editor y Shabelskii-Bork preparó las principales noticias rusas del periódico. Los tres apelaron a los nacionalistas rusos y alemanes para combinar fuerzas contra la supuesta conspiración mundial judeo-masónica-bolchevique. En la edición de marzo de 1920 del periódico de Dietrich Eckart, Auf gut deutsch: Wochenschrift f¨ur Ordnung und Recht, el mentor de Hitler pidió a los nacionalistas alemanes que prestaran gran atención al periódico de Vinberg.

El contacto völkisch alemán más importante de Vinberg era el líder de la Asociación contra la Presunción de la Judería, Ludwig Müller von Hausen, que leía ruso y traducía al alemán varias piezas del Prizyv, como la de la edición de noviembre de 1919 titulada "Satánicos del Siglo Veinte", ensayo que aseguraba que Trotskii y otros de sus seguidores habían rezado al demonio para que les ayudara a vencer a los Blancos, y que Trotskii había ordenado ejecutar al miembro del Ejército Rojo que había denunciado este ritual satánico. También tradujo un artículo de la edición de 6 de febrero de 1920 titulado "Un Documento Interesante", que versaba sobre el Documento Zunder, una pieza de literatura antisemita que circuló ampliamente entre las fuerzas Blancas durante la Guerra Civil Rusa. Supuestamente, el documento era una carta del Comité Central de la Liga Internacional Israelita que había sido hallada junto el cadáver de Zunder, un líder bolchevique judío. Esta falsificación hablaba de los "Hijos de Israel" que en su búsqueda por la dominación mundial habían puesto al "pueblo ruso bajo el yugo del poder judío". Hausen imprimió el Documento Zunder en su periódico Auf Vorposten.

Antes de convertirse en el periódico oficial Nacionalsocialista, el Völkisch Beobachter también imprimió el Documento Zunder el 25 de febrero de 1920 bajo el título "Un Documento Secreto Judío", refiriendo la fuente de su información la edición del periódico de Vinberg de 6 de febrero de 1920. El Völkisch Beobachter afirmaba al respecto: "Los objetivos más secretos del Judaísmo emergen manifiestos en esta circular secreta de los judíos en Rusia". Para muchos alemanes völskich, ese documento venía a demostrar que los judíos habían lanzado la Revolución Bolchevique y buscaban erradicar a los líderes nacionalistas rusos.

Como ya he comentado en mi última intervención, Hausen publicó en alemán los Protocolos, por primera vez en 1919, asegurando que esta obra había sido escrita originalmente en hebreo y luego traducida al francés. Hausen se encontraba en muy buena posición para diseminar la ideología de los emigrados blancos, especialmente en la forma de los Protocolos, desde Berlín a Munich, cuna del movimiento nacionalsocialista. Ocupaba una posición prominente en la Germanenorden, una organización secreta dedicada a proteger la "sangre aria". Esta organización había fundado una extensión en Munich en agosto de 1918, la Thule Gesellschaft o Sociedad Thule, de la que ya se ha hablado en alguna parte del foro. El objetivo de Thule era servir como "guardián y reanimador del espíritu völkisch". El nombre derivaba de un viejo término referido a Islandia, donde los pueblos germánicos habían hallado refugio del Cristianismo. Tenía como símbolos una esvástica y una espada, y contaba con unos 200 miembros en 1919.

Thule compró el Münchener Beobachter, que contaba con unos 1.000 lectores en octubre de 1918. Bajo el nombre de Völkisch Beobachter se distribuyó una edición del periódico por toda Alemania por vez primera en agosto de 1919, mientras que el Münchener Beobachter continuó distribuyéndose localmente. A principios de octubre de 1919, el Münchener Beobachter había conseguido 9.000 subscriptores, mientras que el Völkisch Beobachter tenía una tirada de 8.800.

Hausen envió los Protocolos, que conseguirían una gran resonancia en Alemania y el mundo, al Völkisch Beobachter en noviembre de 1919. Una edición de abril de 1920 de este periódico publicó un artículo en portada titulado "Los Secretos de los Sabios de Sión", recomendando el libro que Hausen había publicado por la editorial de su periódico en 1919. El Völkisch recibió duras críticas por publicar partes de los Protocolos; un artículo de junio de 1920 en ese mismo periódico señalaba que los judíos habían negado enfáticamente la autenticidad de los Protocolos. Admitiendo que los orígenes de los mismos eran sospechosos, el artículo afirmaba que aunque no fuesen históricamente auténticos, sus contenidos eran ciertos, eran una "reflexión del apetito judío por el poder, avaricia y espíritu de subversión".

Dietrich Eckart y Alfred Rosenberg, ambos involucrados en Thule en Munich, supieron de la traducción de Hausen de los Protocolos a finales de 1919, incluso antes de que el Völkisch publicara partes de la misma. Ambos comenzaron su colaboración con Hitler a finales de 1919, y fueron estos dos hombres quienes adoctrinaron a Hitler en el pensamiento völkisch y quienes lo introdujeron en el pensamiento apocalíptico y antisemita de los emigrados blancos, en particular la idea de que una siniestra conspiración judía internacional controlaba el capitalismo financiero y el bolchevismo como herramientas para conseguir la dominación mundial.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9230
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las raíces rusas del nazismo

Mensaje por José Luis » Mar Ago 03, 2010 1:18 pm

Kellogg comenta que la literatura histórica ha pasado por alto la figura de Dietrich Eckart. Según cuenta, sólo hay una obra en inglés que examina su carrera en cierto detalle en la forma de una disertación doctoral, el Dietrich Eckart and the Genesis of Nazism (1971) de Ralph Engelmann, mientras que el único libro alemán no-nacionalsocialista que se concentra en la ideología antisemita de Eckart es Auf dem Weg zu Hitler: Der “völkische” Publizist Dietrich Eckart (1970) de Margarete Plewnia. Kellogg cree que la influencia de Eckart en las ideas anti-bolcheviques y antisemitas de Hitler, junto con la de Rosenberg, merece una mayor atención.

Eckart, cuenta Kellogg, disfrutó de una moderada influencia como publicista; había trabajado como periodista en Berlín antes de co-publicar un periódico nacionalista durante la guerra en Munich, el Unser Vaterland, que se oponía a los elementos derrotistas de Alemania, y había solicitado artículos del teórico völkisch Houston Stewart Chamberlain. En diciembre de 1918, Eckart usó fondos de la Sociedad Thule para lanzar un ataque contra las fuerzas revolucionarias de la izquierda judía al fundar un periódico político de derechas llamado En Claro Alemán, ya citado en este hilo. Distribuyó 2.500 copias por toda Alemania. A través de las páginas de este periódico Eckart postuló la ideología völkisch pidiendo a los alemanes que negaran la afirmación mundial judía. Siguió las teorías völkisch de Arthur Schopenhauer, Richard Wagner y Chamberlain, quienes expresaban que los alemanes necesitaban trascender la corruptora influencia del materialismo judío.

Eckart conoció a Rosenberg en la Sociedad Thule a finales de 1918, haciéndose muy pronto estrechos colaboradores. Cuando Eckart se sumió repetidamente en periodos de inactividad en 1919-1920, Rosenberg se ocupó en gran medida del periódico. Ambos encontraron a Hitler a finales de 1919, cuando este último era un oscuro agitador del Deutsche Arbeiterpartei, una organización subsidiaria de la Sociedad Thule y precursor del Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (NSDAP), que fue fundado en febrero de 1920. Según el secretario de Eckart, Hitler encontró a Eckart en un pequeño bar de Munich en el otoño de 1919. Más tarde, Rosenberg también recordó haber encontrado a Hitler en compañía de Eckart en un pequeño bar de Munich en el otoño de 1919. A esas alturas Hitler ya sabía de los escritos de Eckart y Rosenberg en En Claro Alemán.

En otra ocasión ya seguiré con esto.
Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

maximus

Las raíces rusas del nazismo

Mensaje por maximus » Mié Ago 04, 2010 8:52 am

De extremo interés todo lo que refiere José Luis a partir del libro del señor Kellog.

Me llamó la atención esto:
Eckart postuló la ideología völkisch pidiendo a los alemanes que negaran la afirmación mundial judía. Siguió las teorías völkisch de Arthur Schopenhauer, Richard Wagner y Chamberlain, quienes expresaban que los alemanes necesitaban trascender la corruptora influencia del materialismo judío.
Me llamó la atención lo de las teorías völkisch de Schopenhauer, que nunca había oído que se interesara por el nacionalismo alemán. Gracias a Google (Dios bendiga a Google) buscando "Schopenhauer" + "völkisch" uno puede encontrar el mismo libro del señor Kellog. Pero en la página 20 y 21 de este libro uno no encuentra filosofía "völkisch" schopenhaueriana, sino que Schopenhauer juzga la filosofía judía como materialista en comparación con el idealismo del Nuevo Testamento, y, desde luego, no hay nada de nacionalismo ni de racismo en la filosofía de Schopenhauer. Schopenhauer se interesó mucho (y muy correctamente) por la filosofía de las religiones, siendo notable su aproximación al budismo. Hago esta anotación porque algunos pueden confundirse si han conocido el dato biográfico de Hitler de que durante la guerra él leía a Schopenhauer. No hay que olvidar, sin embargo, que Hitler todavía no era nazi durante la primera guerra mundial. Que Dietrich Eckart aprovechase las opiniones del filósofo contra aspectos de la filosofía del judaísmo no es de extrañar, por otra parte. Pero eso es peor aún que los más justificables intentos de vincular al nazismo con Nietzsche (al cual la política, el nacionalismo y la violencia sí que le interesaban)..

Por lo demás, lo de las "raíces rusas del nazismo" también podemos verlo desde un punto de sociológico, y nos ayuda a recordar el origen de todo movimiento fascista. Exiliados rusos (el mismo Alfred Rosenberg lo era), desclasados sociales como Hitler, soldados derrotados, periodistas demagogos, pequeños burgueses resentidos... El mundo de los "rusos blancos" en el período de entreguerras no podría ser más representativo de este mundo tan literario, entre la novela existencial y la novela picaresca.

El otro día, volviendo a ver el biopic sobre Knut Hamsun (con Max Von Sydow en el papel del Premio Nobel noruego) presté atención al dato de que también la esposa de Vidkun Quisling era rusa.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9230
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las raíces rusas del nazismo

Mensaje por José Luis » Mié Ago 04, 2010 11:19 am

¡Hola a todos!

Ya se ha dicho algo de la Aufbau en el primer mensaje de este hilo. Los miembros de esta organización secreta de conspiradores, fundada a finales de 1920, eran personajes ricos de entre los alemanes anti-bolcheviques y los emigrados Blancos (en especial, rusos, ucranianos y alemanes bálticos). Personas pertenecientes a otras nacionalidades podían ingresar en la organización como miembros extraordinarios en el caso de que pudieran demostrar su determinación para ayudar a conseguir los objetivos de la Aufbau. Los miembros ordinarios debían pagar 100.000 marcos en el momento de su admisión y 20.000 marcos anuales; los miembros extraordinarios, 10.000 y 50.000 marcos, respectivamente.

Hitler conoció a Scheubner-Richter (primer secretario y presidente de facto de la Aufbau) en noviembre de 1920 a través de Rosenberg. En su discurso de 19 de noviembre de 1920, Hitler expresó su acuerdo con las ideas anti-bolcheviques y antisemitas de la Aufbau. Pocos días después, Scheubner-Richter escuchó el discurso de Hitler de 22 de noviembre de 1920, ingresando en el NSDAP poco después.

Scheubner-Richter se ganó al barón Theodor von Cramer-Klett para el puesto de presidente oficial de la Aufbau. Con una inmensa fortuna, empresas industriales y tierras agrícolas, Cramer-Klett estaba muy bien relacionado con las altas esferas tanto dentro como fuera de Alemania. Fue el mayor activo financiero de la organización, entregando grandes sumas de dinero a cambio de futuras concesiones en un planeado estado ucraniano nacionalista e independiente. Cramer-Klett tenía parentesco político con el general Ludendorff y mantenía una estrecha amistad con el príncipe Ruprecht von Wittelsbach de Baviera, al que Scheubner-Richter previó inicialmente como futuro Kaiser alemán.

El general Biskupskii, que había representado políticamente en Berlín al Ejército de Voluntarios Occidental y había apoyado el Putsch de Kapp, sirvió en la Aufbau como su vicepresidente, consiguiendo influencia militar y financiera para la misma. Tuvo un papel destacado en la comunidad de emigrados Blancos de Munich y utilizó sus habilidades sociales para establecer relaciones entre la Aufbau y prominentes aristócratas, terratenientes, industriales y militares de Baviera. Biskupskii llegó a establecer una estrecha relación con el propio Hitler y consiguió, junto con Scheubner-Richter, que el general Ludendorff se uniera a la Aufbau. Ludendorff fue presentado por Scheubner-Richter a Hitler en el marco de la Aufbau en marzo de 1921. La colaboración política que se inició desde entonces entre estos tres personajes culminaría en el Putsch Ludendorff/Hitler de noviembre de 1923.

Otro colaborador importante de la Aufbau fue Arno Schickedanz, antiguo "hermano" de Scheubner-Richter en la Fraternidad Rubonia de Riga, un veterano de la Intervención Latvia de 1919 y entusiasta nacionalsocialista. Sirvió como director suplente de la Aufbau y secretario de su vicepresidente Biskupskii. También ayudó a Scheubner-Richter en el semanario oficial de la Aufbau, originalmente titulado Aufbau: Zeitschrift für wirtschafts-politische Fragen Ost-Europas, que pronto pasó a llamarse Wirtschafts-politische Aufbau-Korrespondenz uber Ostfragen und ihre Bedeutung für Deutschland, muchas de cuyas ediciones se preservaron posteriormente en los archivos del NSDAP.

Además de Schickedanz había otros miembros que eran comunes a la Aufbau y al NSDAP de Hitler, como Max Amann, secretario del NSDAP y segundo secretario de la Aufbau. Y por supuesto Rosenberg y Otto von Kursell, también colegas de la Fraternidad Rubonia y colaboradores de Dietrich Eckart, que tuvieron cargos destacados en la Aufbau y el NSDAP. Rosenberg era el principal ideólogo del NSDAP después de Hitler. Kursell dijo a principios de la década de 1930 que aunque no había ingresado oficialmente en el NSDAP hasta 1922, ya había comenzado a trabajar en la vanguardia del movimiento en 1919 mediante su cooperación con Scheubner-Richter, Eckart y Rosenberg. También sirvió como presidente del departamento muniqués de la Baltenverband (Liga Báltica).

El coronel Ivan Poltavets-Ostranitsa, que había colaborado con el ejército alemán durante su ocupación de Ucrania en la IGM, se unió a la Aufbau en 1921, tras llegar a Munich procedente de Berlín. Lideraba la facción ucraniana de la Aufbau y trabajaba para ampliar su liga militar -la Organización de los Cosacos Ucranianos- dedicada a la independencia ucraniana.

El coronel Boris Brazol era otro emigrado Blanco miembro de la Aufbau con valiosas conexiones americanas y residencia en Nueva York, donde jugó un papel principal en la Russkoe natsionalnoe obschestvo (Sociedad Nacional Rusa), organización que apoyaba al Gran Príncipe Kirill Romanov como candidato a Zar, apoyo que reforzó la Aufbau. Brazol también trabajaba en el periódico antisemita del industrial y político Henry Ford, The Dearborn Independent. Otros miembros de la Aufbau con importantes lazos americanos fueron Vladimir Keppen, primo de Biskupskii, que había heredado 500.000 $ de un pariente americano, poniendo gran parte de su fortuna a disposición de la Aufbau, y el general Konstantin Sakharov, oficial zarista que había sido jefe del EM del ejército Blanco del general Aleksandr Kolchak en Siberia durante la Guerra Civil Rusa. Incapaz de conseguir que la Entente le permitiera viajar a Europa, se marchó a América y en 1921 llegó a Munich, donde rápidamente ingresó en la Aufbau.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9230
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las raíces rusas del nazismo

Mensaje por José Luis » Jue Ago 05, 2010 10:53 am

¡Hola a todos!

Si la Aufbau convenció a Hitler de la naturaleza complementaria de los intereses anti-República de Weimar, anti-bolchevique y antisemita de rusos y alemanes, en cambio no consiguió unir en un frente común a todos los emigrados blancos dentro y fuera de Alemania a pesar de lo que pareció indicar inicialmente el Congreso Monárquico celebrado en Bad Reichenhall en Baviera durante mayo-junio de 1921. En este congreso se estableció el Consejo Monárquico Supremo de Markov II, que durante 1921-23 tuvo una visión diferente a la de la Aufbau sobre cómo derrocar al bolchevismo. La Aufbau promovía la colaboración de los emigrados Blancos y nacionalsocialistas para colocar al Gran Príncipe Kirill Romanov a la cabeza de una monarquía rusa que estaría aliada con los estados autónomos de Ucrania y el Báltico. El Consejo de Markov II se oponía a estos planes de la Aufbau para reorganizar el Este; aunque operaba desde Berlín, el Consejo de Markov II apoyaba cada vez con más fuerza al Gran Príncipe Nikolai Nikolaevich Romanov, primo de Kirill, para candidato a Zar. Nikolai vivía en París y había establecido estrechos lazos con el gobierno francés, y el Consejo de Markov II contaba con la ayuda militar francesa para derrocar al régimen bolchevique. Además, al contrario que la Aufbau, el Consejo de Markov II era partidario de una Gran Rusia en la que Ucrania y el Báltico le estarían sometidas.

Hitler se posicionó del lado de la Aufbau en esta lucha intestina entre los emigrados Blancos, aliándose con la candidatura de Kirill a cambio de un importante apoyo financiero de Kirill para el NSDAP. Los principales ideólogos de la Aufbau, Max von Scheubner-Richter, Alfred Rosenberg, Fedor Vinberg, y su colega völkisch Dietrich Eckart proporcionaron una base teórica para la colaboración nacional-socialista/emigrados Blancos contra el Bolchevismo y la Judería en liga con Kirill. A principios de la década de 1920, los tres primeros convencieron a Eckart y al propio Hitler de la necesidad de establecer una cooperación antre alemanes y rusos nacionalistas para acabar con la preponderancia judía en el mundo. Presentaron una visión de la historia en la que la Alemania Imperial y el Imperio Ruso nunca deberían haberse hecho la guerra, sino aliarse entre sí contra Gran Bretaña y Francia. Razonaban que los conspiradores judíos habían enemistado a ambos imperios para debilitarlos, abriendo así el camino a una dictadura judía internacional. En los comienzos de su carrera política, Hitler urgió repetidamente a los nacionalistas alemanes y rusos a cooperar para derrocar lo que él percibía como "judeo-bolchevismo". En agosto de 1921 Hitler declaró en un discurso:

The war turned out especially tragic for two countries: Germany and Russia. Instead of entering into a natural alliance with one another, both states concluded sham alliances to their detriment. Thus, Germany had to bleed for an incompetent Austria-Hungary, and Russia had to pull the chestnuts out of the fire for the Entente.

En abril de 1923 declaró en una vena similar que los alemanes no habían tenido razón para movilizar a la Alemania Imperial en 1914 contra el Imperio Ruso, sino los judíos. Dijo que aunque los judíos sabían que eran absolutos dominadores en otros estados, permanecían:

antitheses in only two more states: in Germany and Russia. They knew that as long as a monarch was in existence, the state would not be entirely at the mercy of the parliamentary economy. Thus the Jews became revolutionaries at the moment in which they knew that the revolution would bring the rise of their own power.

Y ya en julio de 1920. Hitler había declarado que:

Our deliverance will never come from the West. We must seek friendship with national, anti-Semitic Russia. Not with the Soviet [one] . . . The Jew rules there.

Declaraciones similares volverían a aparecer en el Mein Kampf unos años después.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Responder

Volver a “Temas generales”

TEST