El tratado de Versalles

Acontecimientos políticos, económicos y militares relevantes entre noviembre de 1918 y septiembre de 1939

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4624
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

El tratado de Versalles

Mensaje por Eckart » Mié Ago 03, 2005 5:20 am

Me parece interesante dejar aquí algunos apuntes sobre el histórico tratado de Versalles, al cual tantas veces hacemos referencia al hablar sobre el pensamiento y política nacionalsocialista, así como de la situación del país en el periodo de entreguerras.

El Tratado de Versalles fue el acuerdo de paz firmado el 28 de junio de 1919 entre Alemania y las potencias aliadas vencedoras, tras la conclusión de la I Guerra Mundial, en la galería de los Espejos del palacio de Versalles. Fue negociado durante la conferencia de paz celebrada en Versalles, que comenzó el 18 de enero de 1919. En ella participaron Estados Unidos (representada por su presidente, Thomas Woodrow Wilson), Gran Bretaña (con su primer ministro, David Lloyd George, al frente de la delegación), Francia (representada por su primer ministro, Georges Clemenceau) e Italia (con su jefe de gobierno, Vittorio Emanuele Orlando, a la cabeza de la delegación, si bien su ministro de Asuntos Exteriores, Giorgio Sonnino, se ocupó de representar a su país en momentos clave). Alemania, que había adoptado un régimen republicano (la llamada República de Weimar) tras la disolución del II Imperio Alemán al final de la guerra, quedó excluida de las conversaciones.

La estructura del Tratado era esta:
  • - El Pacto de la Sociedad de Naciones.
    - Parte II: Las Fronteras de Alemania.
    - Parte III: cláusulas para Europa artículos.
    - Parte IV: Derechos e intereses alemanes fuera de Alemania.
    - Parte V: cláusulas militares, navales y aéreas.
    - Parte VI: Prisioneros de guerra y cementerios.
    - Parte VII: Sanciones.
    - Parte VIII: Reparaciones.
    - Parte IX: cláusulas financieras.
    - Parte X: cláusulas económicas.
    - Parte XI: Navegación aérea.
    - Parte XII: Puertos, vías marítimas y vías férreas.
    - Parte XIII: Organización Internacional del Trabajo.
    - Procedimientos.
    - Parte XIV: Garantías.
    - Parte XV: Previsiones misceláneas.
La primera sección del Tratado recogía el Pacto de la Sociedad de Naciones, cuyo objetivo era garantizar el cumplimiento de los términos de varios convenios acordados después de la I Guerra Mundial con el fin de lograr una paz duradera. Estados Unidos no lo ratificó, pero firmó con Alemania por separado el 2 de julio de 1921 el Tratado de Berlín.

Desarme y reparaciones
Según lo estipulado en el Tratado de Versalles, que seguía en lo básico los Catorce puntos, o directrices pautadas en enero de 1918 por el presidente estadounidense Wilson, Alemania tuvo que suprimir el servicio militar obligatorio, reducir su Ejército a 100.000 hombres, desmilitarizar todos los territorios situados en la margen oriental del río Rin y los de la margen occidental en una franja de 50 km de ancho, dejar de importar, exportar y prácticamente producir material de guerra, limitar sus fuerzas navales a 36 buques de superficie (no se le permitió mantener submarinos) y el personal naval a 15.000 hombres, quedándole prohibida la aviación militar. Alemania también aceptó que el ex emperador Guillermo II fuera juzgado por un tribunal internacional bajo la acusación de haber cometido "un delito supremo contra la moralidad internacional", pero el juicio nunca llegó a celebrarse.

En la Conferencia de Londres (1920) se fija el monto total de las reparaciones: 140.000 millones de marcos-oro. En la Conferencia de Spa (1920) se fija el porcentaje que recibiría cada país del montante total de las reparaciones: Francia 52%, Gran Bretaña 22%, Italia 10%, Bélgica 8%. Surgieron dificultades a la hora de efectuar la recaudación de los pagos, en tanto que la modalidad y cuantía de los mismos no quedó ajustada definitivamente hasta la Conferencia de Lausana de 1932.

Además de las reparaciones en metálico, se entregaron naves, trenes, ganado y valiosos recursos naturales. La cuenca carbonífera del Sarre pasó a ser administrada por la Sociedad de Naciones y explotada económicamente por Francia durante 15 años.

Modificaciones territoriales
Asimismo, el Tratado de Versalles abrogó los acuerdos de Brest-Litovsk y Bucarest, de marzo de 1918 y agosto de 1913, respectivamente. Alemania reconoció la soberanía incondicional de Bélgica, Polonia, Checoslovaquia, así como la de Austria, y perdió aproximadamente 71.000 km2 de su territorio, esto es, algo más de un 13% de sus dominios europeos. El área fronteriza de Alsacia-Lorena fue restituida a Francia, y la región del Sarre quedó bajo la administración de una comisión de la Sociedad de Naciones durante quince años. Bélgica recibió los pequeños distritos de Eupen, Malmédy y Moresnet.

En 1920 se celebraron dos plebiscitos para determinar la situación política de las zonas norte y central de Schleswig: la primera, que comprendía 3.981 km2 fue cedida a Dinamarca, mientras que Alemania conservó la segunda, que se convertiría en parte del estado de Schleswig-Holstein. Grandes áreas de las provincias de Posen (actual Poznan, en Polonia) y Prusia Occidental pasaron a manos de Polonia. Los plebiscitos celebrados en 1920 en Prusia y Marienwerder (un distrito del sureste) permitieron su permanencia en Alemania. El convocado en la Alta Silesia en 1921 también otorgó la mayoría a Alemania, pero el Consejo de la Sociedad de Naciones, que había sido invitado a mediar en la disputa, asignó la parte más rica de esta región a Polonia. Una parte de la Alta Silesia (en la actualidad perteneciente a la República Checa) fue cedida a Checoslovaquia en 1920. La ciudad portuaria de Memel (la actual Kláipeda) y su territorio adyacente fue declarado bajo la protección de la Sociedad de Naciones hasta que pasara definitivamente a Lituania, lo que tuvo lugar en 1923. El puerto de Danzig quedó bajo el control de las principales potencias aliadas y sus asociadas, que reconocieron a Danzig (en la actualidad Gdansk) como una ciudad libre administrada por la Sociedad de Naciones, pero supeditada al dominio de Polonia en lo que se refería a aduanas y representación en el extranjero.

Alemania pierde todas sus colonias, que son repartidas como mandatos de la Sociedad de Naciones entre el Imperio Británico y Francia. Bélgica y Japón se anexionaron territorios muy pequeños.

Las duras condiciones del Tratado, en especial la pérdida de los territorios del este europeo, levantaron duras críticas en Alemania que calificó el Tratado de paz como diktat ("imposición").

Cualquier comentario o aportación será bien recibida.
Saludos.

Avatar de Usuario
David L
Administrador
Administrador
Mensajes: 2364
Registrado: Mar Oct 11, 2005 4:23 am
Contactar:

Mensaje por David L » Mié Oct 19, 2005 8:46 am

Nadie va a negar la eterna rivalidad franco-alemana tras guerras como Sedán y la IGM, pero en dónde se cuajo una futura guerra fue en la composición de las fronteras alemanas en el este. Los alemanes nunca olvidarían que Polonia les arrebatará parte de sus territorios( aunque esos territorios fueran polacos en otro momento, para los alemanes eran suyos) y Polonia sabía perféctamente que Alemania no olvidaría esa afrenta, de ahí el interés polaco del periodo de entreguerras por mantener alianzas con Francia e Inglaterra, éstos debían ser sus salvaguardianes ante el acoso alemán, de hecho todos sabemos cuándo y cómo se declaró la 2GM.

Un saludo.
Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra.

Winston Churchill a Chamberlain.

Ragnarok
Usuario
Usuario
Mensajes: 1
Registrado: Jue Oct 27, 2005 8:31 pm

Mensaje por Ragnarok » Jue Oct 27, 2005 8:40 pm

Sobre este tema acaba de aparecer un libro imprescindible:

McMillan, Margareth:

"París, 1919. Seis meses que cambiaron el mundo".

Ed. Tusquets, col. Tiempo de Memoria, Nº 49. Barcelona, octubre de 2005 (primera edición inglesa, 2001) 693 páginas.

Blitzkrieg
Miembro
Miembro
Mensajes: 121
Registrado: Jue Feb 16, 2006 10:16 am
Ubicación: España

Mensaje por Blitzkrieg » Jue Feb 16, 2006 11:07 am

El Entente falló y de que manera al culpabilizar de los destrozos de una guerra y de las perdidas personales y materiales a Alemania, con la consiguiente deuda economica, Se le despojo de territorios, la represion en las calles alemanas por parte de las naciones vencedoras era dura, la inflacion estaba por las nubes, y el tratado y sus condiciones dejaron a Alemania en la ruina, era logico, se sabia lo que ocurriria después, y mas cuando Hitler levanto al pais del caos, era logico que lo siguieran, La segunda guerra mundial solo tuvo un culpable y esos fueron el tratado de Versalles y Los aliados de la primera guerra mundial.

Demostrado está ya que en la postguerra de la WWII se cuidaron mucho de no abandonar a Alemania y de controlar la reconstruccion y organizacion del pais.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensaje por José Luis » Jue Feb 16, 2006 2:14 pm

¡Buenos días a todos!
Blitzkrieg escribió: La segunda guerra mundial solo tuvo un culpable y esos fueron el tratado de Versalles y Los aliados de la primera guerra mundial.
¡Hola, Blitzkrieg!

La afirmación de tu frase no resiste, en mi opinión, un análisis serio. Es cierto que las cláusulas demasiado rigurosas del Tratado de Versalles, muy especialmente las obligaciones económicas impuestas a Alemania, no fueron un acierto político de cara a la estabilidad política futura de Alemania y, con ello, a la estabilidad política futura de una parte de Europa. Pero de ahí a señalar el Tratado de Versalles como el causante de la IIGM hay un abismo insalvable. ¿Por qué? Porque Hitler se encargó, con el "beneplácito" de Francia y Gran Bretaña, de eliminar con creces el Tratado de Versalles mucho tiempo antes de que comenzase la IIGM. Los siguientes hechos lo confirman:

* A finales de 1934, Hitler retira a Alemania de la Sociedad de Naciones

* En marzo de 1935, Hitler denuncia el Tratado de Versalles

* En marzo de 1936, Hitler invade y remilitariza la Renania.

* En marzo de 1938, Hitler invade y anexiona Austria

* En septiembre de 1938, se firma el Pacto de Munich, que da "satisfacción" a las demandas de Hitler sobre Checoslovaquia.

A esas alturas, a comienzos del otoño de 1938, el Tratado de Versalles había dejado de existir absolutamente, y Alemania (Hitler) había conseguido mucho más en la política exterior alemana de lo que sus mayores optimistas podían esperar una década atrás.

Si desde su llegada al poder al finalizar enero de 1933, Hitler pudo llevar a cabo una política exterior agresiva de "reconquista", esto fue por una doble razón: primero, porque tanto los gobiernos francés y británico querían evitar una nueva guerra (de ahí su política de appeasement), y segundo porque reconocían (especialmente los británicos; el tratado naval anglo-alemán de 1935 era la confirmación de ese reconocimiento) que las cargas que se habían impuesto a Alemania en Versalles en junio de 1920 habían sido demasiado rigurosas. A pesar de la lógica renuencia (miedo) francesa a las "legítimas" demandas alemanas, los mismos políticos franceses entendían que cualquier gobierno alemán que se preciase debía trabajar por liquidar la insoportable carga del tratado de paz de Versalles. De ahí la política de appeasement franco-británica de mediados de la década de 1930.

Por ello, después del Pacto de Munich, Alemania nada tenía que reclamar de cuestiones derivadas del TdV; o para decirlo en otras palabras, el TdV sólo quedaba para los libros de historia.

La causa de que se comenzase la guerra europea de septiembre de 1939 sólo se puede encontrar en Hitler. Él fue el auténtico culpable de esa guerra que había de mundializarse un par de años más tarde.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensaje por beltzo » Jue Feb 16, 2006 7:32 pm

Hola a Todos:

En mi opinión las causas principales de la SGM están compartidas por el Tratado de Versalles y por Hitler. Creo que el segundo no hubiera llegado al poder en Alemania sino hubiese habido antes un Tratado de Versalles, aunque también es cierto que el tratado por si sólo no tenía porque conducir a una nueva guerra, pero la combinación de ambos fue, a mi parecer, lo decisivo en esta cuestión.

Saludos
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
ignasi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1192
Registrado: Jue Jun 16, 2005 3:50 am
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Mensaje por ignasi » Jue Feb 16, 2006 7:50 pm

También hay que tener en cuenta que, pese a que las condiciones del Tratado de Versalles eran muy duras, Alemania también recibió inversiones extrangeras, y la situación general tampoco no era tan mala a mediados de la década de los 20. Pero tras el crack de la Bolsa del 29, las inversiones se volatilizaron de la noche a la mañana, lanzando a millones de trabajadores al paro y creando un caldo de cultivo perfecto para los extremismos (de un lado y del otro); por lo que, si la situación económica se hubiese mantenido, el NSDAP no hubiese pasado de ser un partido marginal.

Un saludo,

Ignasi

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensaje por wilhelm heidkamp » Jue Feb 16, 2006 7:56 pm

A mí particularmente me hubieran interesado más las cuestiones derivadas del epígrafe V: cláusulas militares, navales y aéreas.

Evidentemente, cada uno tiene sus propias inquietudes. Como debe ser.

Saludos.
http://tecnica-militar.fateback.com
http://tecnicamilitar.forum.ijijiji.com

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensaje por José Luis » Jue Feb 16, 2006 8:21 pm

Estimado Beltzo, yo traté concretamente lo comentado por el compañero Blitzkrieg, en su afirmación de que "el TdV fue el causante de la IIGM". No se trata de cuáles fueron los factores o las circunstancias que hicieron posible que Hitler y su partido llegaran al poder. El matiz no es baladí, pues de lo contrario nos retrotraeríamos en el tiempo a través de una interminable cadena de causa-efecto, y cada cual podría situar la causa original a través de un proceso secuencial desencadenante del efecto final de forma más o menos arbitraria, hasta el punto de que podríamos situar la causa original de la IIGM en un momento anterior a la IGM, o incluso en la guerra franco-prusiana de 1870. Esto no es serio.

El desencadenante de la IIGM fue, sin ninguna duda, Hitler, y en su decisión (proceso que alumbró mucho tiempo antes del 1 de septiembre de 1939) para nada coadyuvó el TdV, tratado que él mismo se encargó de denunciar y eliminar completamente mucho tiempo antes de invadir Polonia.

Pero por mi parte no tengo inconveniente en tratar y discutir las circunstancias que hicieron posible que Hitler llegara al poder en 1933, donde el compañero Ignasi ha tocado muy acertadamente, en mi opinión, el punto clave. Sólo que en este caso, he de dejar absolutamente clara la diferencia entre explicar las causas de la llegada de Hitler al poder y la causa del comienzo de la guerra europea de 1939, causa que fue Hitler.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensaje por beltzo » Jue Feb 16, 2006 9:11 pm

Hola José Luis:

Mi intención era aclarar que en mi opinión, el Tratado de Versalles también tuvo mucho que ver con la SGM, quizá no he dejado suficientemente claro que el principal causante, no fue otro que Hitler como no podía ser de otra manera. Los motivos de la llegada de Hitler al poder fueron múltiples, Versalles, la depresión, la propia república de Weimar... pero Versalles y sus humillaciones le dieron la coartada para muchas de sus actuaciones, la remilitarización, la reocupación del Sarre y los Sudetes, Checoslovaquia, Austria... todo ello proporcionó a Hitler un enorme prestigio ante su pueblo y parte del ejercito que luego le permitieron llegar hasta donde llegó. No pretendo explicar toda la influencia de Versalles, ni todas las causas de la SGM, porque son mucho más complejas aún, lo único que quería dejar claro es que a mi parecer Versalles jugó uno de los papeles fundamentales, siempre por detrás del papel principal únicamente achacable a Hitler.

Saludos
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensaje por beltzo » Jue Feb 16, 2006 9:21 pm

Hola otra Vez:

En cuanto a lo que comenta wilhelm heidkamp sobre las cláusulas militares, navales y aéreas. Las expongo aquí más de manera más detallada sacadas de http://www.historiasiglo20.org/TEXT/versalles2.htm
Cláusulas militares, navales y aéreas

Con el fin de hacer posible la iniciación de una limitación general de, armamentos de todas las naciones, Alemania se compromete a observar estrictamente las siguientes cláusulas militares, navales y aéreas:

Sección Primera: Cláusulas militares.

CAPITULO PRIMERO

Efectivos y cuadros del ejército alemán

Artículo 159. Las fuerzas militares alemanas serán desmovilizadas y reducidas según las condiciones que se insertan a continuación:

Artículo 160.

(…) Desde ese momento, la totalidad de los efectivos del ejército que constituyen a Alemania no deberá exceder de 100.000 hombres, incluidos los oficiales y depósitos, y será destinado exclusivamente al mantenimiento del orden en el territorio y a la policía de las fronteras (…)

El gran estado mayor general alemán y las organizaciones similares serán disuel tas y no podrán reconstituirse en forma alguna.

CAPITULO SEGUNDO

Armamento. Municiones. Material

Artículo 164. Hasta la época en que Alemania sea admitida como miembro de la Sociedad de Naciones, el ejército alemán no deberá poseer un armamento superior a las cifras que se fijan en el cuadro número 2, anejo a la presente Sección (…).

Artículo 169. Dentro del plazo de dos meses, a partir de la entrada en vigor del presente Tratado, las armas, las municiones y el material de guerra alemán, incluso el destinado a la defensa contra aeronaves, existentes en Alemania y que excedan de las cantidades autorizadas, deberán ser entregados a los gobiernos de las principales Potencias aliadas y asociadas para que sean destruidos o inutilizados. (…)

Artículo 170. Estará estrictamente prohibida la importación en Alemania de armas, municiones y material de guerra, sea cual fuere su naturaleza.

Lo mismo ocurrirá respecto a la fabricación y exportación, con destino a países extranjeros, de armas, municiones y material de guerra, sea cual fuere su naturaleza.

Artículo 171. Estando vedado el empleo de gases asfixiantes, tóxicos o similares, así como los líquidos, a materias o procedimientos análogos (…)

También será igualmente prohibida la fabricación e importación en Alemania de carros blindados, tanques y otros artefactos similares que puedan servir para fines de guerra.

CAPITULO TERCERO

Reclutamiento e instrucción militar

Artículo 173. Quedará suprimido en Alemania todo servicio militar universal obligatorio.

El ejército alemán sólo podrá constituirse y reclutarse por medio de enganches voluntarios (...).

CAPITULO CUARTO

Fortificaciones

Artículo 180. Todas las fortalezas y obras fortificadas de campaña, situadas en territorio alemán a occidente de la línea trazada a 50 kilómetros al este del Rhin, serán desarmadas y desmanteladas.

Sección Segunda: Cláusulas navales

Artículo 181. Pasados dos meses desde la entrada en vigor del presente Trata do, las fuerzas de la flota alemana de guerra no deberán exceder, en buques armados, de (…)

En dichas fuerzas no se deberá comprender ningún barco submarino.

Artículo 190. Queda prohibido a Alemania construir o adquirir otros buques de guerra que los que se destinen a reemplazar a las unidades armadas previstas en el presente Tratado(…)

Sección Tercera: Cláusulas referentes a la aeronáutica militar y naval.

Artículo 198. Las fuerzas militares de Alemania no pueden tener aviación militar y naval (...)"
Sólo añadir que los ingleses intentaron quedarse con la flota germana retenida en Scapa Flow desde noviembre de 1918, sin embargo estos prefirieron hundirla antes que entregarla cosa que hicieron en la propia Scapa Flow el 21 de junio de 1919.

Saludos
"Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero sino, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío". Albert Einstein

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensaje por José Luis » Jue Feb 16, 2006 9:47 pm

Perdecto, Beltzo, pero justo ahí está el meollo de todo. Me explico.

Un nacionalista conservador o de extrema derecha alemán podía perfectamente llevar a cabo la misma política exterior de Hitler (cuya base y objetivo era el trabajo paulatino de dejar el TdV finalmente sin efecto, en el plazo de tiempo más breve). Hubiera contado, al igual que contó Hitler en la realidad, con el apoyo de las fuerzas vivas de la sociedad alemana y del Reichswehr. No viene al caso para este supuesto que lo consiguiera por los métodos que utilizó Hitler o por otros métodos con los mismos resultados finales. La diferencia, la abismal diferencia, entre Hitler y nuestro hipotético nacionalista conservador o de extrema derecha es que este último se hubiera detenido en las ambiciones de su política exterior una vez hubiese conseguido sus demandas principales (que repito buscarían la eliminación del TdV). Y este fue precisamente el error de los gobiernos de Francia y Gran Bretaña, que confundieron a Hitler con nuestro hipotético nacionalista. Por ello, su appeasement, porque creían que una vez satisfechas las "legítimas" demandas alemanas, habría ya lugar a la paz. Evidentemente no supieron apreciar las verdaderas intenciones de Hitler.

La conclusión obvia es que una política exterior alemana basada en la eliminación completa del TdV no tenía por qué conducir necesariamente a la guerra. Si Hitler no estuviera completamente poseído por su ideología de "espacio vital" y otros prejuicios innombrables, podía perfectamente haberse detenido en el otoño de 1938. Pero además, incluso atrapado como estaba en una política económica de rearme acelerado que iba camino de la quiebra total, todavía estaba a tiempo de reconvertir esa política económica en la dirección que previamente había aconsejado Schacht.

Es en Hitler donde está toda la diferencia. Él, desde su llegada al poder, preparó a Alemania para llevarla invariablemente a la guerra, a pesar de que esa guerra no era en absoluto necesaria para Alemania. Nuestro hipotético nacionalista se habría detenido en Munich, por ejemplo, pero Hitler no se detenía ante nada. Ni siquiera se detuvo tras derrotar a Francia en 1940.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

wilhelm heidkamp
Miembro
Miembro
Mensajes: 311
Registrado: Lun Jul 25, 2005 7:56 pm
Ubicación: Comunidad Valenciana (España)
Contactar:

Mensaje por wilhelm heidkamp » Jue Feb 16, 2006 10:07 pm

beltzo escribió:Hola otra Vez:

En cuanto a lo que comenta wilhelm heidkamp sobre las cláusulas militares, navales y aéreas. Las expongo aquí más de manera más detallada sacadas de http://www.historiasiglo20.org/TEXT/versalles2.htm
Gracias Beltzo, ha sido todo un detalle por tu parte.

Un saludo.
http://tecnica-militar.fateback.com
http://tecnicamilitar.forum.ijijiji.com

Blitzkrieg
Miembro
Miembro
Mensajes: 121
Registrado: Jue Feb 16, 2006 10:16 am
Ubicación: España

Mensaje por Blitzkrieg » Vie Feb 17, 2006 3:09 am

Hola José Luis es esto a lo que me referia con mi anterior post, el compañero beltzo explica mejor mi punto de vista con respecto a lo que conllevó el tdv de mi post anterior, en el que a lo mejor no me explique bien.

Versalles y sus humillaciones le dieron la coartada para muchas de sus actuaciones, la remilitarización, la reocupación del Sarre y los Sudetes, Checoslovaquia, Austria... todo ello proporcionó a Hitler un enorme prestigio ante su pueblo y parte del ejercito que luego le permitieron llegar hasta donde llegó.

Alemania desde mi punto de vista vio a Hitler como el salvador de la patria despues de tanta miseria y lo siguieron hasta el final.

Un saludo a todos

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4624
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensaje por Eckart » Vie Feb 17, 2006 4:33 am

Perfectamente expresado por José Luis:
José Luis escribió:La conclusión obvia es que una política exterior alemana basada en la eliminación completa del TdV no tenía por qué conducir necesariamente a la guerra. Si Hitler no estuviera completamente poseído por su ideología de "espacio vital" y otros prejuicios innombrables, podía perfectamente haberse detenido en el otoño de 1938. Pero además, incluso atrapado como estaba en una política económica de rearme acelerado que iba camino de la quiebra total, todavía estaba a tiempo de reconvertir esa política económica en la dirección que previamente había aconsejado Schacht.

Es en Hitler donde está toda la diferencia. Él, desde su llegada al poder, preparó a Alemania para llevarla invariablemente a la guerra, a pesar de que esa guerra no era en absoluto necesaria para Alemania. Nuestro hipotético nacionalista se habría detenido en Munich, por ejemplo, pero Hitler no se detenía ante nada. Ni siquiera se detuvo tras derrotar a Francia en 1940.
Sin capitulación y sin Versalles, el Hitler político y su programa no hubieran sido posibles; la intrusión de Hitler en el mundo de la política es producto de Versalles. Pero todo debería de haber acabado en Munich, pues el concepto de "espacio vital" nada tiene que ver con las restricciones de Versalles.

Un saludo.
«El conocimiento es mejor que la ignorancia; la historia es mejor que el mito».
Ian Kershaw

Responder

Volver a “Temas generales”

TEST