10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de Stalin

Acontecimientos políticos, económicos y militares relevantes entre noviembre de 1918 y septiembre de 1939

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Cerrado
Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3727
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por Audie Murphy » Lun Sep 08, 2014 8:12 pm

steppenwolf escribió:Al respecto rescato una opinion que me parece de gran valor ........
Resulta innecesario cualquier comentario adicional de mi parte.
Busquemos mejor en el foro


intervención del usuario mark » Dom Oct 02, 2011 7:35 pm

viewtopic.php?f=53&t=14520&start=120

Hasta 23 naciones extranjeras han reconocido el Holodomor como genocidio, entre las cuales se encuentra España.

- Andorra
- Argentina
- Australia
- Brasil
- Canadá
- Chile
- Ciudad del Vaticano
- Colombia
- Ecuador
- Eslovaquia
- España
- EEUU
- Estonia
- Georgia
- Hungría
- Italia
- Letonia
- Lituania
- México
- Paraguay
- Perú
- Polonia
- Rep. Checa
En el mismo sentido se han unido parlamentos y gobiernos regionales como el País Vasco (2003), Cataluña, Asamblea regional de Sicilia, Alcalde de nU, Cámara de Diputados del Chaco (Argentina), municipio de Roma, Municipalidad de Apostoles (Argentina), Cámara de Representantes en la provincia de Misiones (Argentina), Asamblea del Báltico ...
http://canada.mfa.gov.ua/en/ukraine-%D1 ... ecognition
Mientras tanto el Gobierno Ruso se vale de su posición de poder en las Naciones Unidas, para bloquear cualquier Resolución que reconozca tal crimen como genocidio www.promes.org/en/s51/1828.html
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Krasny
Usuario
Usuario
Mensajes: 11
Registrado: Vie Ene 17, 2014 6:19 pm

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por Krasny » Mié Sep 10, 2014 12:33 am

Busquemos mejor en el foro


intervención del usuario mark » Dom Oct 02, 2011 7:35 pm

viewtopic.php?f=53&t=14520&start=120

Hasta 23 naciones extranjeras han reconocido el Holodomor como genocidio, entre las cuales se encuentra España.

Me permito insistir sobre una reflexión que ya expresé anteriormente, a cuenta del valor probatorio que en la discusión histórica (es decir, científica) pueden tener los pronunciamientos de instituciones políticas. Si mañana la asamblea general de la ONU proclamase por unanimidad que Aníbal conquistó la ciudad de Roma ¿qué validez le concederíamos a semejante afirmación? Yo prefiero seguir confiando en los buenos viejos argumentos razonados y respaldados por la aportación de fuentes de calidad.

Avatar de Usuario
steppenwolf
Expulsado
Mensajes: 253
Registrado: Jue Jul 11, 2013 7:59 am

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por steppenwolf » Mié Sep 10, 2014 10:24 am

193/28=x
Última edición por steppenwolf el Lun Sep 22, 2014 5:34 am, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3727
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por Audie Murphy » Mié Sep 10, 2014 11:37 am

steppenwolf escribió: Tengo entendido que el gobierno ruso no bloquea tal reconocimiento, sino el intento de hacerlo aparecer como una medida específicamente destinado contra los ucranianos y politizar (aún más) el conflicto actual.

“We had a difficult diplomatic standoff with the Ukrainian neighbors said Vitaly Churkin, Representante Permanente de Rusia ante las Naciones Unidas.
http://www.promes.org/en/s51/1828.html



Eso es imposible porque tal iniciativa bloqueada en la ONU, data de hace más de 6 años atrás, julio 2008. Es anterior en el tiempo http://en.ria.ru/world/20080712/113827915.html


Memorial en Kiev a las víctimas
http://memorialholodomors.org.ua/en

Imagen
fuente http://ukraineatacrossroads.com/images/ ... r-pic1.jpg
"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4768
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por mark » Mié Sep 10, 2014 3:38 pm

Krasny escribió:Busquemos mejor en el foro


intervención del usuario mark » Dom Oct 02, 2011 7:35 pm

viewtopic.php?f=53&t=14520&start=120

Hasta 23 naciones extranjeras han reconocido el Holodomor como genocidio, entre las cuales se encuentra España.

Me permito insistir sobre una reflexión que ya expresé anteriormente, a cuenta del valor probatorio que en la discusión histórica (es decir, científica) pueden tener los pronunciamientos de instituciones políticas. Si mañana la asamblea general de la ONU proclamase por unanimidad que Aníbal conquistó la ciudad de Roma ¿qué validez le concederíamos a semejante afirmación? Yo prefiero seguir confiando en los buenos viejos argumentos razonados y respaldados por la aportación de fuentes de calidad.
Precisamente este reconocimiento del Holodomor como genocidio de nada menos que 23 países y otras instituciones está relacionado con las investigaciones y datos que han salido a la luz tras la caída del régimen soviético, no son declaraciones caprichosas.

En mi opinión la entidad de las instituciones que realizan este reconocimiento como representantes de los ciudadanos elegidos democráticamente en sus respectivos países es suficientemente importante como para ser apuntada y tenida en cuenta en el tema del que trata este hilo. Si además, como en el caso de España, la proposición es aprobada por unanimidad y por partidos políticos de ideología muy diversa, la importancia de esta declaración tiene una dimensión aún mayor.

Por ejemplo, cito extracto del orden del día en el que se aprobó en el Parlamento Vasco para que se me entienda mejor:

"2º. - Debate y resolución definitiva de la
proposición no de ley formulada por los
Grupos Parlamentarios Euzko Abertzaleak-
Nacionalistas Vascos, Eusko Alkartasuna y
Mixto-Ezker Batua/Izquierda Unida/Berdeak,
en recuerdo y condena del 70 aniversario de
la hambruna genocida de Ucrania 1932- 33
."

(http://www.parlamento.euskadi.net)

Por otro lado antes de criticar o de infravalorar, hay que leer y argumentar. Yo animo al que lo desee, a que lea la propuesta aprobada por el Congreso de los Diputados en España y que luego argumente en qué no está de acuerdo, ¿en que no existió la hambruna?, ¿en que no puede considerarse genocidio?, así que me permito dejar aquí un extracto:

"En los años 1932 y 1933 Ucrania sufría el acontecimiento
más trágico de su historia contemporánea más
allá incluso del ya de por sí dramático accidente nuclear
en Chernobyl.
En 2007 y 2008 Ucrania y la comunidad internacional
van a conmemorar el 75 aniversario de la gran hambruna
artificial sufrida a principios de la década de los
años 30 del pasado siglo.
Es un hecho probado que dicha hambruna produjo la
muerte de millones de seres humanos inocentes, exterminando
prácticamente a una cuarta parte de la población
rural de dicho país, entre 4 y 10 millones de personas.
Igualmente es un hecho hoy en día probado que un alto
porcentaje de los ciudadanos de Ucrania y de los territorios
poblados por ucranianos al norte del Cáucaso, murieron
de hambre durante la hambruna de los años 1932
y 1933 a causa de la colectivización forzosa y del embargo
del grano efectuado por el régimen estalinista, que pretendía
así aniquilar a la población que se oponía al régimen y
a su vez controlar la actividad agrícola ucraniana.
En las regiones donde no se cumplía con las cuotas
establecidas de entrega de grano, se prohibía todo tipo
de comercio en las aldeas, y se impedía el abastecimiento
de productos alimenticios, persiguiéndose y
condenando a penas de prisión o fusilamiento cualquier
forma de utilización del grano para remunerar el trabajo
de los campesinos.
El análisis de unas treinta resoluciones del Comité
Central Ejecutivo del Partido Comunista (bolchevique),
del Comité del Consejo Soviético de la RSSU y de la
URSS, publicadas entre los años 1929 y 1933 prueba
una premeditada creación de las condiciones de vida
para la población rural que condujeran a un total aniquilamiento
físico de la misma. Resulta asimismo probado
que el Gobierno de la URSS, bajo el dictado de
Stalin, conocedor de la situación de hambruna, intensificó
la esquilmación de todo el producto agrícola, propiciando
la muerte por hambre de la población.
En el año 2003, con motivo del 70 aniversario de la
Gran Hambruna, en la 58.a Sesión de la Asamblea General
de las Naciones Unidas fue aprobada una Declaración
Común en la cual la Gran Hambruna fue reconocida
como tragedia nacional del pueblo ucraniano y por primera
vez fue introducido en el diccionario político internacional
el término «Golodomor» (hambruna artificial).
El 28 de noviembre de 2006, el Parlamento ucraniano
aprobó la Ley sobre la Gran Hambruna de los años
1932-1933 en Ucrania. Dicha Ley reconoce la Hambruna
como un genocidio contra el pueblo ucraniano,
prohíbe la negación pública de la misma, y califica
como humillación contra el pueblo ucraniano cualquier
tipo de burla contra la memoria de los millones de víctimas
de la tragedia.
Por todo ello, el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència
i Unió) presenta la siguiente
Proposición no de Ley
«El Congreso de los Diputados, en el 75 aniversario
de la hambruna ucraniana, planificada y ejecutada por
el régimen stalinista:
— Honra a los millones de víctimas inocentes causadas
por la misma.
— Recuerda la brutalidad totalitaria del régimen
stalinista, que despreció constantemente los derechos
humanos y produjo millones de víctimas.
Condena el desprecio porla vida humana, los
derechos humanos y las manifestaciones de identidad
nacional que caracterizaron al régimen de Stalin, así
como a otros regímenes totalitarios.
— Declara que la hambruna artificial ucraniana de
1932-1933 constituye un auténtico genocidio que encaja
en la definición de la Convención de las Naciones
Unidas sobre Genocidios.
"
(http://www.congreso.es/public_oficiales ... /D_551.PDF)

Saludos
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
steppenwolf
Expulsado
Mensajes: 253
Registrado: Jue Jul 11, 2013 7:59 am

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por steppenwolf » Mié Sep 10, 2014 11:22 pm

la llamada “Revolución naranja”, hace casi 10 años.
.
Última edición por steppenwolf el Lun Sep 22, 2014 5:33 am, editado 1 vez en total.

Krasny
Usuario
Usuario
Mensajes: 11
Registrado: Vie Ene 17, 2014 6:19 pm

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por Krasny » Mié Sep 10, 2014 11:26 pm

mark escribió:Yo animo al que lo desee, a que lea la propuesta aprobada por el Congreso de los Diputados en España y que luego argumente en qué no está de acuerdo, ¿en que no existió la hambruna?, ¿en que no puede considerarse genocidio?
Mis reservas a esas afirmaciones son de dos tipos: de datos y de concepto.
El texto de los diputados españoles dice que es "un hecho probado" que en Ucrania murieron "entre cuatro y diez millones de personas", y califica el hecho de "genocidio". Pero, por dar un ejemplo, obtenido en una rápida búsqueda en Internet, en una entrevista de Rafael Poch al historiador Viktor Zemskov, publicada en La Vanguardia el 3 de junio de 2001 (que no creo que se pueda considerar precisamente una publicación criptocomunista) ese historiador, preguntado por las víctimas mortales de la colectivización en los años treinta, dice que “En la bibliografía se dan cifras absurdas de 6 a 10 millones de muertos, entre ellos de 3 a 7 millones en Ucrania” y añade que “esa misma situación se dio entre la población del Cáucaso del Norte, la región del Volga y Kazajstán, donde hubo hambrunas".
Es una muestra de que existen investigadores que discrepan de las cifras ofrecidas. Pero aún más trascendental me parece el problema conceptual. Si las víctimas de una determinada política se reparten entre distintas etnias, ¿por qué se consagra la idea del genocidio ucraniano? ¿Donde está la demostración de que los dirigentes soviéticos -que también incluían a ucranianos- buscasen deliberadamente la extinción de la población ucraniana? ¿Hablaríamos del genocidio judío de los nazis si en vez de aniquilar premeditadamente a unas determinadas personas por su adscripción étnica, hubiesen aplicado unas medidas económicas que hubiesen conllevado la muerte de gran parte de judíos pero a la vez que muchos otros alemanes no judíos?
No se trata de poner paños calientes sino de hablar con rigor, y por muy despiadado que pueda parecer, establecer las gradaciones que pueden existir entre desgracias azarosas, medidas equivocadas, políticas criminales y genocidios. De otro modo acabaremos ahormando los hechos a la visión que más nos complace, y paradójicamente, banalizando la gravedad de los más graves, al equipararlos arbitrariamente.
En cuanto al crédito que me merece la valía como historiadores de sus señorías del Congreso de los Diputados y otros parlamentos, diré que de los escarmentados nacen los avisados, y hemos tenido ejemplo, con ocasión de hechos mucho más cercanos y accesibles que las hambrunas soviéticas de los años treinta, como para mantener el escepticismo.

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 325
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por maxtor » Jue Sep 11, 2014 2:28 pm

Eckart escribió:
Maxtor: Los polacos. El capítulo sobre los polacos y ucranianos. Las detenciones y sentencias de muerte arbitrarias sin ningún tipo de juicio. Las detenciones a ciegas para cumplir con los cupos de detenidos y asesinados (otro tipo de cupos). Ese capítulo que explica la liquidación de parte de la población polaca étnica de Ucrania. Ese capítulo que habla de la supuesta conspiración polaca para acabar con la URSS, conspiración que se decidió extinguir mediante baño de sangre. Revísalo y cuéntanos.

Steppenwolf: ¿qué opinión te merece el régimen de la antigua Unión Soviética y qué opinión te merece Stalin?

Un saludo.
Saludos cordiales a todos.

El capítulo específico sobre el trato dispensado a polacos y ucranianos es tratado por S. Snyder en el capítulo 3 “Terror nacional”, tras tratar la hambruna y el posterior terror de clases con las operaciones contra los kulaks.

Las personas pertenecientes a ciertas minorías nacionales fueron puestas en el punto de mira, durante el desarrollo del Gran Terror de Stalin. En 1937 y 1938, un cuarto de millón de ciudadanos soviéticos fueron ejecutados básicamente por motivos étnicos. La URSS de finales de los años 30 fue una tierra de persecuciones sin parangón. Mientras el Frente Popular presentaba a la URSS como el hogar de la tolerancia, Stalin ordenaba el exterminio de varias nacionalidades soviéticas. La minoría étnica europea más perseguida en la segunda mitad de la década de 1930 no fueron los aproximadamente cuatrocientos mil judíos alemanes sino los seiscientos mil polacos soviéticos. Stalin fue pionero de los asesinatos en masa de nacionalidades y los polacos fueron las víctimas principales entre las nacionalidades soviéticas. A la minoría nacional polaca como a los kulaks se les culpó de los fracasos de la colectivización. La justificación para ello se inventó durante la hambruna de 1933, y se aplicó después del Gran Terror de 1937 y 1938.

En 1933, el jefe del NKVD en Ucrania, Vsevolod Balytskyi, explicó las muertes de hambre masivas como la provocación de un grupo de espías al que llamó la “Organización Militar Polaca”. Según Balytskyi, esta organización se había inflitrado en la rama ucraniana del partido comunista y había respaldado a los nacioalistas ucranianos y polacos, que sabotearon la cosecha y después utilizaron los cadáveres de los campesinos ucranianos como propaganda antisoviética. Se suponía que dicho grupo había inspirado la “Organización Militar Ucraniana” nacionalista y que realizaba la misma actividad que la polaca y compartía con ella la responsabilidad de la hambruna. (Snyder, “Sketches, 115-132).

En realidad fue una invención inspirada en la historia. En los años treinta no exitía ninguna organización militar polaca en la Ucrania soviética ni en ninguna parte. Existió una vez, durante la guerra polaco-bolchevique de 1919-1920, como grupo de reconocimiento del ejército polaco. Dicha organización fue sofocada por la Cheka y quedó disuelta en 1921. Balytskyi conocía bien la historia, puesto que había tomado parte en su desarticulación y destrucción. En los años 30 los espías polacos no tuvieron ningún papel político en Ucrania. No habían tenido capacidad de actuación ni siquiera en 1930 y 1931, cuando al URSS era más vulnerable y aún podían enviar agentes a través de la frontera, y no tenían intención de hacerlo tras el pacto de no agresión soviético – polaco iniciado en enero de 1932. Después de la hambruna, perdieron la confianza que pudiera quedarles en entender al sistema soviético, y menos de cambiarlo. Precisamente porque no había amenaza alguna polaca en 1933, Balytskyi había podido manipular los símbolos del espionaje polaco a voluntad. Era típico del estalinismo: siempre resultaba más fácil sacar provecho de las supuestas acciones de una organización fictícia. (Snyder, Sketche, 115-116. La idea de la “Organización Militar Polaca”, se originó, al parecer, en 1929, cuando un agente soviético fue puesto a cargo de la comisión de seguridad del Partido Comunista de Polonia; véase Stro´nski, “Represje”, 210).

La organización militar polaca (OMP), según Balytskyi, se había infiltrado en la URSS con innumerables agentes que se hacían pasar por comunistas huidos de la persecución en su Polonia natal. En realidad, el comunismo era marginal e ilegal en Polonia, y los comunistas polacos veían a la Unión Soviética como un refugio natural. Aunque la inteligencia militar polaca sin duda intentó reclutar comunistas polacos, la mayoría de los izquierdistas de ese país acudieron a la URSS como simples refugiados políticos. Los arrestos de exiliados políticos polacos en la URSS comenzaron en julio de 1933. El dramaturgo polaco comunista Witold Wandurski fue encarcelado en agosto de 1933 y obligado a confesar su pertenencia a la Organización Militar Polaca. Una vez documentado el vínculo entre el comunismo y el espionaje polacos en los protocolos del interrogatorio, más comunistas polacos fueron arrestados en la URSS.

La OMP fue la coartada para convertir a los polacos en chivo expiatorio de los fracasos políticos soviéticos. Después de la firma de la declaración de no agresión germano – polaca de enero de 1933, los polacos fueron acusados no sólo de la hambruna sino también del empeoramiento de la posición internacional de la Unión Soviética. Ese mes, Balytskyi acusó a la OMP de la pervivencia del nacionalismo ucraniano. En marzo de 1934, 10.800 ciudadanos soviéticos de nacionalidad polaca o alemana fueron arrestados en Ucrania. En 1935, mientras que el nivel de actividad del NKVD decrecía en el conjunto de la URSS, seguía creciendo en la Ucrania soviética, co especial atención hacia los polacos. En febrero y marzo de 1935, 41.650 polacos, alemanes y kulaks fueron reasentados desde el este al oeste de Ucrania. Entre junio y septiembre de 1936, 69.283 personas, la mayoría polacos soviéticos fueron deportados de Ucrania a Kazajistán. Los diplomáticos polacos estaban confusos, ya que Polonia seguía una política de equidistancia entre la URSS y la Alemania nazi: acuerdos de no agresión con ambos, alianzas con ninguno de ellos. (Stronski, “Represje, 226-227. Sobre los motivos y las cifras de deportaciones posteriores, véase Kupczak, “Polacy”, 324).

La OMP conjurada durante la hambruna de 1933 se mantuvo como pura fantasía burocrática en la Ucrania soviética, y después se adaptó para justificar el terror nacional contra los polacos en toda la URSS. Stalin dio la primera pista en 1934 al pedir que el polaco Jerzy sosnowski fuera expulsado del NKVD. Sosnowski, que mucho tiempo atrás fue miembro de la OMP real, había sido reformado por la Cheka y trabajó productivamente para los soviets durante más de una década. La propia NKVD había sido fundada por un comunsita polaco, F. Dzierzynski, y muchos de sus oficiales eran polacos. Yezhov, el jefe del NKVD vió una amenaza en éstos oficiales veteranos y situaba a Polonia en la cúspide de todas las conjuras anti-soviéticas. La investigación de Sosnowski, arrestado en diciembrede 1933, hizo que Yezhov se fijara en la OMP; éste siguió la campaña antipolaca de Balytskyi en Ucrania y después reformuló el concepto. Balytskyi informó desde Kiev que la OMP había sido refundada en Ucrania, pero Yezhov declaró que dicha organización era un peligro aún mayor de lo que aseguraba Balytskyi, amplió la amenaza a toda la Unión Soviética y a Balytskyi el invento se le fue de las manos y lo pagaría con su vida. Pronto se tuvo una confesión del comunista polaco Tomasz Dabal, quien afirmó haber sido el director de la organización en toda la URSS. (Stronski, “Represje, 227; Snyder, “Sketches”, 119-120).

Gracias a la iniciativa de Yezhov, la OMP perdió todo resto de sus orígenes históricos y regionales y se convirtió en una amenaza para la URSS. El 16 de enero de 1937, Yezhov le presentó a Stalin su teoría de una gran conspiración y después purgó el NKVD de agentes polacos. Esto le costó el puesto a Balytskyi, ya que si la OMP era tan importante, preguntó Yezhov, ¿por qué Balytskyi no había estado más atento?. Balytskyi se convirtió en víctima de su propia creación. El 7 de julio, fue arrestado bajo la acusación de espionaje al servicio de Polonia y ejecutado en noviembre. (Nikol´s´kyi, “Represynva”, 337; Stronski, “Represje”, 227). Así Yezhov, introdujo la amenaza de la no menos irreal OMP, igual que la justificación contra los kulaks, la justificación de la acción contra los polacos permitía reescribir la historia soviética de modo que la responsabilidad de todos los problemas políticos recayera sobre sus enemigos, para Yezhov la OMP había estado activa en toda la Unión Soviética desde el principio y había penetrado no sólo en el Partido Comunista sino también en el ER y en el NKVD. Había permanecido invisible gracias a su envergadura: tenía agentes en las altas esferas.

El 11 de agosto de 1937, Yezhov emitió la orden 00485 con el mandato de que la NKVD se encargara de “la total liquidación de las redes de espías de la OMP”, fue una orden que radicalizó notablemente el Gran Terror, a diferencia de la orden 00447, dirigida contra enemigos ya familiares y que, al menos en teoría, eran enemigos de clase (como los campesinos ricos), la 00485 trataba a un grupo nacional como enemigo del estado. La orden antikulaks, desde luego, también incluía a los criminales y fue aplicada a nacionalidades y enemigos políticos de diversas clases, pero por lo menos tenía una débil aureola de análisis de clases. Los kulaks como grupo podían describirse en términos marxistas, pero declarar que ciertas naciones de la URSS eran enemigas del proyecto soviético suponía algo más: parecía el abandono de la premisa socialista básica de fraternidad entre los pueblos (para el texto de la orden 00485, Leningradskii martirolog, 454-456).

...///...

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 325
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por maxtor » Jue Sep 11, 2014 2:31 pm

El plurinacionalismo de la URSS no era fachada y los crímenes étnicos convulsionaron el sistema soviético. Incluso aunque Stalin y Yezhov hubieran estado convencidos de la existencia de una profunda penetración polaca en las instituciones soviéticas, la simple idea no bastaba para fundamentar los arrestos individuales. La verdad era que no había nada parecido a una vasta trama polaca en la URSS, y los agentes del NKVD se encontraron con pocas opciones. Las conexiones entre Polonia y los acontecimientos en la Unión Soviética serían difíciles de documentar incluso empleando grandes dosis de ingenio. Los dos grupos más sospechosos de ciudadanos polacos, los diplomáticos y los comunistas, no servían para fundamentar una acción de aniquilación en masa. El auge del espionaje polaco en la URSS se había producido mucho tiempo atrás, y el NKVD ya sabía todo lo que había que saber acerca de los polacos que lo habían intentado a finales de los años veinte y principios de los treinta.

Sin duda los diplomáticos polacos habrían intentado recoger información, pero eran pocos y en constante vigilancia. Yezhov le dijo a Stalin que los exiliados políticos polacos eran el “mayor suministro de espías y elementos provocadores dentro de la URSS”. Muchos de los comunistas polacos más destacados estaban ya en la URSS, y algunos ya habían muerto. Setenta y nueve de los cien miembros del comité central del partido polaco fueron ejecutados en la URSS. La mayoría de los restantes permanecían entre rejas en Polonia. Yezhov autorizó el arresto de elementos nacionalistas y de miembros de la OMP “todavía no descubiertos”. Estas categorías eran tan vagas que los agentes del NKVD podían aplicarlas a casi cualquier persona de etnia polaca o que tuviera relación con Polonia.

Los agentes del NKVD que deseaban demostrar el celo adecuado en el cumplimiento de la operación tendrían que ser bastante imprecisos en cuanto a los cargos contra esas personas. Las acciones anteriores de Baltystskyi contra los polacos habían creado una reserva de sospechosos que bastaría para unas cuantas purgas, pero distaba mucho de cubrir los objetivos. Los agentes locales del NKVD tendrían que tomar la iniciativa, no revisando ficheros, sino creando nuevos rastos documentales, y lógicamente, la tortura tuvo un papel estelar en los interrogatorios. Los procedimientos legales fueron algo diferentes de los seguidos en la operación contra los kulaks, pero no menos escuálidos. Después de varios días, Yezhov informó a Stalin de que ya se habían realizado 23.216 arrestos en la operación antipolaca. Stalin expresó su satisfacción: “¡ Espléndido! Sigan escarbando y limpiando esa escoria polaca. Elimínenla por el interés de la Unión Soviética”.

En las primeras etapas de la operación antipolaca, muchos de los arrestos se hacían en Leningrado, donde el NKVD tenía grandes oficinas y donde vivían miles de polacos en un perímetro reducido. La ciudad había sido tradicionalmente lugar de asentamiento de polacos desde los días del Imperio ruso. Personas que no tenían nada que ver con ninguna clase de espionaje polaco, ni de cualquier otro tipo, eran la “escoria” que se refirió Stalin. (Naumov, NKVD, 299-300. Stronski, “Represje”, 233, 246).

La poeta rusa Anna Ajmátova, que vivía por entonces en Leningrado, perdió a su hijo en el Gulag durante el Terror, ella recordaba una “Rusia inocente” que se retorcía “bajo las botas sangrientas de los ejecutores, bajo las ruedas de los furgones policiales”. La Rusia inocente era un país plurinacional, Leningrado era una ciudad cosmopolita y sus minorías nacionales eran las que corrían mayor riesgo. En 1937 y 1938, en Leningrado, los polacos tenían 34 veces más posibilidades que el resto de ciudadanos soviéticos a ser detenidos, y una vez detenido en Leningrado, un polaco tenía muchas más posibilidades de ser ejecutado; el 81 % de los sentenciados en la operación antipolaca en esta ciudad fueron ejecutados, en su mayor parte dentro de los díez días posteriores a su arresto. En toda la URSS el promedio de personas ejecutadas en la operación antipolaca fue del 78 % de los detenidos. El resto, por supuesto, no fueron liberados: la mayoría de ellos cumplieron sentencias de ocho a diez años en el Gulag. (Ilic, “Leningrad”, 1522).

La industralización y colectivización habían esparcido a los polacos por todo el país, la mayoría de los polacos soviéticos no vivían en ciudades de Rusia como Leningrado o Kunstevo, sino más al oeste, en Bielorrusia y Ucrania, tierras que los polacos habían habitgado durante siglos. Estos territorios habían formado parte de la antigua mancomunidad de Polonia – Lituania en los s. XVII y XVIII. En el curso del s. XIX, cuando ya habían pasado a ser las regiones occidentales del Imperio Ruso, los polacos perdieron buena parte de su estatus, y en muchos casos habían empezado a asimilarse a las poblaciones ucranianas y bielorrusas con las que convivían. La política soviética inicial de los años veinte con respecto a las nacionalidades había tendido a convertir en polacos a estas personas, enseñándoles el idioma literario en escuelas de habla polaca. Ahora, durante el Gran Terror, la política soviética volvía a distinguir a esas gentes, pero de manera negativa, sentenciándolas a muerte o al Gulag.

En la Bielorrusia soviética, el Terror coincidió con una purga masiva de la jefatura del partido en Minsk realizada por el comandante del NKVD Boris Berman, más tarde que en Ucrania, pero con casi los mismos argumentos, el NKVD presentó a la OMP como el cerebro de la supuesta deslealtad bielorrusa. Los ciudadanos soviéticos de la región fueron acusados de ser “nacionalfascistas bielorrusos”, “espías polacos”, o ambas cosas. El asesinato en masa en Bielorrusia soviética incluyó la eliminación deliberada de las personas instruidas representativas de la cultura nacional bielorrusa, se destruyó la flor de la intelectualidad bielorrusa. No menos de 218 de los escritores más destacados del país fueron asesinados. Berman les dijo a sus subordinados que sus carreras dependían de que cumplieran con prontitud la orden 00485: “La rapidez y calidad del trabajo de descubrir y arrestar espías polacos será la primera consideración a tener en cuenta en la evaluación de cada líder”. (Sobre la purga nacional, véase Naumov, NKVD, 262-266; cita sobre la flor de la intelectualidad en 266. Cita de Berman: Michniuk, “Przeciwko Polakow”, 115. Sobre los 218 escritories, Mironowicz, “Bialorús”, 88-89).

Berman y sus hombres operaban en uno de los mayores centros de exterminio de la URSS, realizaban sus ejecuciones en el bosque de Kurapaty, a doce km al norte de Minsk. Los bosques eran conocidos por sus flores blancas, y los cuervos negros evolucioinaban entre las flores blancas día y noche, en tales cantidades que pavimentaban el estrecho camino de grava, al que la población local llamaba “la carretera de la muerte”. En el bosque se habían despejado quince hectáreas de pinos en las cuales se cavaron cientos de fosas. Una vez condenados, conducían a los ciudadanos soviéticos a través de las verjas de acceso, y dos hombres los escoltaban hasta el borde de las tumbas, y les disparaban en la cabeza. (Goujon, “Kurapaty”, Marples “Kurapaty”, 513, 517). De las 19.931 personas arrestadas en la operación antipolaca de la república bielorrusa, 17.772 fueron condenadas a muerte. Algunos eran bielorrusos, otros judíos, pero la mayoría eran polacos, que además eran arrestados tambien en la acción antikulak de Bielorrusia y en otras purgas. En total, y como resultado de las ejecuciones y sentencias de muerte, el número de polacos de la bielorrusia soviética se redujo en más de 70.000 durante el Gran Terror. (Para la cifra de 17.772 sentencias, véase Petrov, “Pol`skaia operatsiia”, 168. Sobre el número total de muerte (61.501), véase Morris, “Polish Terror”, 759).

La operación antipolaca fue más amplia en la Ucrania soviética donde habitaba aproximadamente el 70 % de los setecientos mil polacos de la URSS. 55.928 personas fueron arrestadas en Ucrania en la operación, de las cuales 47.327 fueron ejecutadas. Era en la Ucrania soviética, donde la hambruna había dado pie a la teoría de la OMP, donde Balytskyi había perseguido a los polacos durante años, y donde su antiguo adjunto, Izrail Leplevskii, tuvo que demostrar su celo después de que ejecutaran a su antiguo jefe, aunque tampoco le sirvió de mucho ya que también fue arrestado y ejecutado, incluso antes de que terminara la operación polaca de Ucrania – su sucesor A.I. Uspenskii, tuvo la intuición de que podría pasarle algo y desapareció en septiembre de 1938, pero lo encontraron y también lo ejecutador – (Jansen, Yezhov, 258. Sobre Uspenskii, comp. Parrish, Lesser Terror, 6, 11, y Kuromiya, “Freedom and Terror”, 240).

En octubre y noviembre de 1937, antes de que los campos y asentamientos especiales se llenaran, las esposas eran deportadas a Jazajistán, después de que sus maridos fuesen ejecutados. Durante esas semanas, el NKVD secuestraba a menudo a los niños polacos de hasta diez años y se los llevaba a orfanatos. De este modo se aseguraban de que no fueran educados como polacos. A partir de diciembre de 1937, cuando ya no quedaba mucho sitio en el Gulag, las mujeres, por lo general, no eran deportadas y se quedaban solas con sus pequeños. La operación antipolaca en Ucrania fue más feroz en Ucrania, en las mismas tierras donde las políticas de exterminio por hambre habían matado a millones de personas sólo unos pocos años atrás.

...///...

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 325
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por maxtor » Jue Sep 11, 2014 2:33 pm

En septiembre de 1938, los procedimientos de la operación antipolaca se igualaron con los de la operación antikulak cuando el NKVD recibió el poder de sentenciar, ejecutar y deportar sin supervisión formal. En septiembre de 1938 había más de cien mil casos por examinar y se crearon troikas especiales para leer los archivos acusatorios en el lugar de origen. Las troikas se componían de un jefe local del partido, un jefe local del NKVD y un fiscal local, que a menudo eran los mismos que se habían ocupado de la operación antikulak. En tres semanas, las troikas especiales se pusiero al día y sentenciaron a muerte a unas 72.000 personas. En el campo ucraniano operaban de la misma forma que en la operación antikulak, sentenciando y matando a la gente en grandes cantidades y a toda prisa.

La operación antipolaca fue en muchos aspectos el capítulo más sangriento del Gran Terror en la URSS. No fue la operación más amplia, pero sí la segunda después de la acción antikulak. Tampoco fue la operación con el mayor porcentaje de ejecuciones entre los arrestados, pero se acercó mucho, y otras acciones letales comparables fueron de escala mucho menor. De las 143.810 personas arrestadas bajo acusación de espionaje a favor de Polonia, 111.091 fueron ejecutadas; no todas ellas eran polacas, pero sí la mayoría. Los polacos también fueron perseguidos de forma desproporcionada en la acción antikulak, especialmente en la Ucrania soviética. Si tomamos en cuenta el número de muertos, el porcentaje de sentencias de muerte en relación con las detenciones y el peligro de arresto, la etnia polaca sufrió más que cualquier otro grupo de la URSS durante el Gran Terror.

Según una estimación moderada, unos 85.000 polacos fueron ejecutados entre 1937 y 1938, lo que significaba que una octava parte de las 681.692 víctimas mortales del Gran Terror eran polacas. Es un porcentaje lacerante, dado que los polacos eran una minoría ínfima en la Unión Soviética, menos del 0.4 % de la población general. Los polacos tenían unas cuarenta veces más probabilidades de morir durante el Gran Terror que los ciudadanos soviéticos en general. (Para la cifra de 111.091, Petrov, “Pol´skaia operatsiia”, 32. Para la estimación de ochenta y cinco mil ejecuciones de polacos soviéticos, véase Petrov, “Polish Operation”, 171. Jansen, “Executioner”, 99, extrae una conclusión similar. Naumov calcula las muertes de polacos en 95.000, “NKVD”, 299. También Schlögel, “Terror”, 636).

En total, las operaciones contras las nacionalidades, incluyendo la antipolaca, significaron la muerte de 247.157 personas. Estas operaciones se dirigieron contra grupos nacionales que, en conjunto, representaban no sólo el 1.6 % de la población soviética, pero supusieron no menos del treinta y seis por ciento de las bajas del Gran Terror. Las personas de las minorías nacionales perseguidas tenían más de veinte veces más probabilidades de morir en el Gran Terror que los ciudadanos soviéticos corrientes. Los arrestados en las acciones nacionales también tenían muchas probabilidades de morir; en la operación antipolaca el porcentaje de ejecuciones era del 78 %, y en el total de las operaciones la cifra era del 74 %. Mientras que un ciudadano soviético arrestado en la acción antikulak tenía un cincuenta por ciento de posibilidades de ser sentenciado al Gulag, uno arrestado en una acción contra las nacionalidades tenía tres posibilidades contra una de ser pasado por las armas. Esto pudo ser a un hecho cronológico y es que el grueso de los arrestos en la acción antikulak se realizó antes de las acciones contra las nacionalidades y los campos ya estaban a tope, y por tanto, había más posibilidades de ser ejecutado durante el Gran Terror cuanto más tarde uno fuera arrestado.

Stalin recelaba especialmente de la etnia polaca por una cuestión de la seguridad soviética, es interesante la interacción entre muchas de las medidas del Gran Terror por la percepción estratégica y diplomática que Stalin realizó respecto al percibido por él como cerco capitalista. Durante el Gran Terror fueron arrestadas más personas como espías polacos que como espías alemanes o japoneses, pero ninguna (o casi ninguna) tuvieron relación con el espionaje polaco. En 1937 – 1938 Varsovia seguía una cuidadosa política de equidistancia entre la URSS y Alemania, Polonia no albergaba planes en cuanto a una guerra ofensiva con la Unión Soviética. Stalin estaba en lo cierto al pensar que Polonia no se uniría con la URSS en una guerra contra Alemania, Polonia tenía como misión imposible ser neutral en una guerra que enfrentara a la URSS y Alemania, tendría que enfrentarse a Alemania y ser vencida, o bien aliarse con Alemania e invadir la URSS. En cualquiera de ambos escenarios el ir a por la nacionalidad polaca no perjudicaría a la URSS.

En aquellos años del Frente Popular, los asesinatos y deportaciones soviéticos pasaron inadvertidos en Europa. El Gran Terror, por lo que se conocía de él, era una cuestión de juicios públicos y de purgas en el partido y en el ejército, pero la esencia del Gran Terror fueron las operaciones antikulak y contra las nacionalidades que motivaron 625.483 de las 681.692 ejecuciones por crímenes políticos realizadas en 1937 y 1938. Ambas operaciones provocaron algo más de nueve décimas partes de las sentencias de muerte y tres cuartas partes de las sentencias al Gulag. (Khlevniuk, “Gulag”, 147. Cita de cifras en Binner, “S etoj”, 207. Martin indica 386.798 muertes bajo la Orden 00447; véase “Origins”, 855).

Así pues, el Gran Terror fue ante todo una acción antikulak, que tuvo su mayor impacto en la Ucrania soviética, más una serie de acciones contra las nacionalidades, la más importante de ellas contra los polacos, y en la que también fue Ucrania la región más afectada. De las 681.692 sentencias de muerte registradas durante el Gran Terror, 123.421 se ejecutaron en Ucrania, sin contar a los nativos de la región que fueron ejecutados en el Gulag. La república de Ucrania perdió un porcentaje más alto de población que el resto de la URSS y, dentro de la república de Ucrania, los polacos perdieron el porcentaje más alto de vidas. (La Ucrania soviética representaba el 22% de la población y sufrió el 27% de las condenas; véase Gregory, “Terror”, 265. Sobre las 123.421 sentencias de muerte, Nikol´s´kyi, “Represyvna”, 402; en la p. 340 se indican las proporciones nacionales de arrestados durante 1937-1938 en la Ucrania soviética: ucranianos 53.2 % (78.2 % de la población), rusos 7.7 % (11.3 % de la población), judíos 2.6 % (5.2 % de la población), polacos 18.9 % (1.5 % de la población) y alemanes 10.2 % (1.4 % de la población).

El Gran Terror significó la tercera revolución soviética. Mientras que la revolució bolchevique trajo un cambio de régimen político a partir de 1917 y la colectivización un nuevo sistema económico después de 1930, el Gran Terror de 1937-1938 supuso una revolución de mentalidades. Stalin dio cuerpo a la teoría de que el enemigo sólo podía ser desenmascarado mediante los interrogatorios. Su cuento sobre agentes extranjeros conspiraciones internas se contó en cámaras de tortura y se escribió en protocolos de interrogatorios. Si se puede decir que los ciudadanos soviéticos participaron en algún modo en la alta política de finales de 1930, fue precisamente como meros instrumentos de una narración. Para que la gran historia de Stalin perviviera, a veces las historias y las vidas de las personas debían llegar a su fin. El Gran Terror reafirmó el poder de Stalin. Después de ordenar un alto en las operaciones masivas en noviembre de 1938, Stalin volvió a sustituir a su jefe del NKVD, Beria sucedió a Yezhov, que más adelante fue ejecutado (trabajo ingrato donde los haya). El mismo destino aguardó a muchos altos cargos del NKVD, acusados de excesos que habían sido, en esencia, la sustancia de la política de Stalin. Al reemplazar a Yagoda por Yezhov, y a éste por Beria, Stalin demostraba estar por encima del aparato de seguridad, y como había sido capaz de emplear el NKVD contra el partido y al partido contra el NKVD, demostraba ser el líder incontestable de la URSS. El socialismo soviético se convirtió en una tiranía en la que el sátrapa demostraba su poder a través del dominio de los políticos de su corte. (Khlevniuk “Party and NKVD”, 23, 28; Binner, “Massenmord”, 591 – 593).

Saludos a todos desde Benidorm.

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4768
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por mark » Jue Sep 11, 2014 2:58 pm

Krasny escribió:Mis reservas a esas afirmaciones son de dos tipos: de datos y de concepto.
El texto de los diputados españoles dice que es "un hecho probado" que en Ucrania murieron "entre cuatro y diez millones de personas", y califica el hecho de "genocidio". Pero, por dar un ejemplo, obtenido en una rápida búsqueda en Internet, en una entrevista de Rafael Poch al historiador Viktor Zemskov, publicada en La Vanguardia el 3 de junio de 2001 (que no creo que se pueda considerar precisamente una publicación criptocomunista) ese historiador, preguntado por las víctimas mortales de la colectivización en los años treinta, dice que “En la bibliografía se dan cifras absurdas de 6 a 10 millones de muertos, entre ellos de 3 a 7 millones en Ucrania” y añade que “esa misma situación se dio entre la población del Cáucaso del Norte, la región del Volga y Kazajstán, donde hubo hambrunas".
Es una muestra de que existen investigadores que discrepan de las cifras ofrecidas.
Yo no sé si La Vanguardia es un periódico criptocomunista o no, lo que sí sé es que Viktor Zemskov es un historiador bastante seguido en forocomunista y otros espacios similares en internet. Haz otra rápida búsqueda.

Pero no creo que sea ésta la cuestión. Hay historiadores que niegan el Holocausto, ¿por ello debemos dar nula importancia a las declaraciones y condenas instucionales que distintos gobiernos hayan podido realizar a lo largo de la historia con relación al Holocausto? por supuesto que no. El hecho de que 23 países y otras instituciones hayan condenado el Holodomor como genocidio no hace más que respaldar las investigaciones que una mayoría de historiadores ha realizado sobre este aberrante y despreciable hecho histórico, (historiadores que al parecer tú ignoras), y me parece algo a tener muy en cuenta.
Krasny escribió:Pero aún más trascendental me parece el problema conceptual. Si las víctimas de una determinada política se reparten entre distintas etnias, ¿por qué se consagra la idea del genocidio ucraniano?
Vamos a ver. Creo haber trasladado varias veces esta definición de la RAE aquí:

- Genocidio: 1. m. Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad.

(http://lema.rae.es/drae/srv/search?key=genocidio)

Reflexiona y nos dices por qué no puede considerarse genocidio.
Krasny escribió:En cuanto al crédito que me merece la valía como historiadores de sus señorías del Congreso de los Diputados y otros parlamentos, diré que de los escarmentados nacen los avisados, y hemos tenido ejemplo, con ocasión de hechos mucho más cercanos y accesibles que las hambrunas soviéticas de los años treinta, como para mantener el escepticismo.
Por supuesto no voy a valorar este comentario, pero sí te voy a recordar que la proposición no de ley fue aprobada por unanimidad, y que partidos políticos de ideologías muy dispares aprobaron otras proposiciones similares en gobiernos autonómicos y en 23 países.

Saludos.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 325
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por maxtor » Jue Sep 11, 2014 3:22 pm

Krasny escribió:
mark escribió:Yo animo al que lo desee, a que lea la propuesta aprobada por el Congreso de los Diputados en España y que luego argumente en qué no está de acuerdo, ¿en que no existió la hambruna?, ¿en que no puede considerarse genocidio?
Mis reservas a esas afirmaciones son de dos tipos: de datos y de concepto.
El texto de los diputados españoles dice que es "un hecho probado" que en Ucrania murieron "entre cuatro y diez millones de personas", y califica el hecho de "genocidio". Pero, por dar un ejemplo, obtenido en una rápida búsqueda en Internet, en una entrevista de Rafael Poch al historiador Viktor Zemskov, publicada en La Vanguardia el 3 de junio de 2001 (que no creo que se pueda considerar precisamente una publicación criptocomunista) ese historiador, preguntado por las víctimas mortales de la colectivización en los años treinta, dice que “En la bibliografía se dan cifras absurdas de 6 a 10 millones de muertos, entre ellos de 3 a 7 millones en Ucrania” y añade que “esa misma situación se dio entre la población del Cáucaso del Norte, la región del Volga y Kazajstán, donde hubo hambrunas".
Es una muestra de que existen investigadores que discrepan de las cifras ofrecidas. Pero aún más trascendental me parece el problema conceptual. Si las víctimas de una determinada política se reparten entre distintas etnias, ¿por qué se consagra la idea del genocidio ucraniano? ¿Donde está la demostración de que los dirigentes soviéticos -que también incluían a ucranianos- buscasen deliberadamente la extinción de la población ucraniana? ¿Hablaríamos del genocidio judío de los nazis si en vez de aniquilar premeditadamente a unas determinadas personas por su adscripción étnica, hubiesen aplicado unas medidas económicas que hubiesen conllevado la muerte de gran parte de judíos pero a la vez que muchos otros alemanes no judíos?
No se trata de poner paños calientes sino de hablar con rigor, y por muy despiadado que pueda parecer, establecer las gradaciones que pueden existir entre desgracias azarosas, medidas equivocadas, políticas criminales y genocidios. De otro modo acabaremos ahormando los hechos a la visión que más nos complace, y paradójicamente, banalizando la gravedad de los más graves, al equipararlos arbitrariamente.
En cuanto al crédito que me merece la valía como historiadores de sus señorías del Congreso de los Diputados y otros parlamentos, diré que de los escarmentados nacen los avisados, y hemos tenido ejemplo, con ocasión de hechos mucho más cercanos y accesibles que las hambrunas soviéticas de los años treinta, como para mantener el escepticismo.
Saludos cordiales.

Es cierto que no existe consenso en la historiografía en cuanto al tope máximo de víctimas mortales causadas por la Hambruna, no sólo en Ucrania, sino en toda la URSS, pero sí que parece haber más consenso en una estimación media de víctimas entre 3.3 y 4 millones de personas. La proyección demográfica retrospectiva viene efectuada por ejemplo en Vallin, "New Estimate", 252, quien calcula en 2.6 millones de muertes excepcionales en la Ucrania soviética entre 1928 y 1937. El estudio gubernamental de enero de 2010, viene resumido en Dzerkalo Tyzhnia, 15-22 de enero de 2010. La estimación de en torno a 2.5 millones sobre la base solamente de las muertes registradas en Kul´chyts´kyi, "Trahichna", 73-74. El historiador Ellman calcula entre 9 y 12.3 millones de muertes por hambre en toda la URSS en 1933 y 1934 ("Note on the Number", 376). Maksudov calcula la pérdida de 3.9 millones de ucranianos entre 1926 y 1937, y Graziosi hace una estimación de entre 3.5 y 3.8 millones en la Ucrania soviética (" New Interpretation, 6").

En este tipo de debates, donde subyace un drama humano terrible, a mí particularmente me gusta aportar más versiones. El historiador Orlando Figes, en su libro "Los que susurran", p. 168 (y no creo que nadie pueda acusarle de pro-stalinista) se decanta por no atribuir intención a la hambruna ucraniana. Señala que después de las cosechas de 1930, las de 1931 y 1932 fueron pésimas. Aun así, las requisas de grano se basaron en la buena cosecha de 1930 y en posteriores cifras infladas por los funcionarios locales ansiosos por demostrar su éxito. La cosecha real de 1932 fue por lo menos un tercio menor que lo reflejado por los números oficiales (de hecho fue la cosecha más pobre desde la hambruna del año 1921).

El resultado inevitable fue la rápida extensión del hambre, que comenzó en la primavera de 1932 y terminó para la misma fecha un año después, cuando 70 millones de personas (casi la mitad de la población de la Unión Soviética) vivían en zona de hambruna. El número de muertos es imposible de calcular, y gran parte de las muertes nunca fueron registradas, pero las mejores estimaciones demográficas sugieren que entre 1930 y 1933 murieron de hambre entre 4.6 y 8.5 millones de personas (de nuevo vemos el baile de cifras). Las regiones más golpeadas fueron Ucrania y Kazajstán, donde la resistencia campesina a la colectivización era particularmente fuerte, y las levas de grano eran también particularmente altas y frecuentes. Esta coyuntura ha llevado a algunos historiadores – como Robert Conquest – a afirmar que la hambruna “fue deliberadamente inflingida”, que fue una masacre de hombres, mujeres y niños causada por la ideología comunista. Según O. Figes, eso no es enteramente cierto. Es innegable que el régimen es culpable de la hambruna, pero sus políticas no equivalen a campaña de “terror – hambre” y menos aún de genocidio, como pretenden Conquest y otros historiadores (M. Tauger, “The 1932 Harvest and The Soviet Famine of 1932-33”, Slavic Review, vol 50, nº 1 (primavera de 1991); Davies y Wheatcroft, “The Years of Hunger”, pp. 181-224, 411, 415; Conquest, “Harvest of Sorrow”, p.3, 196, 272-273, 441. Los cargos de genocidios son también presentados por J. Mace, “The Man-Made Famine of 1933 in the Soviet Ukraine: What Happened and Why?”,en I. Charny (ed), Toward The Understanding and Prevention of Genocide: proceedings of the international Conference on the Holocaust and Genocide (Boulder, 1984), p. 67, y “Famine and Nationalism in Soviet Ukraine”, Problems of Communism,vol.33, nº 3 (mayo – junio de 1984), p. 39).

Creo que el régimen es responsable de lo que ocurrió, es posible que la hambruna les pillara desprevenidos o por sorpresa, y no dudó en entregar y dejar morir al campesinado y de paso lograba un doble objetivo; saldar cuentas con ellos como grupo social rebelde y que fue el único que les plantó cara y por otro lado, no cedía y no traslucía una imagen de que habían fallado. Se continuaron con las requisas de grano en las áreas más afectadas por la hambruna y sólo redujo sus cuotas en el otoño de 1932, poco y demasiado tarde. Cuando el hambre arreció, el gobierno trató de frenar a los que huían de las zonas devastadas hacia las ciudades del norte. Con unas simples medidas podría haber salvado millones de personas; suspensión de exportaciones de alimentos por unos meses, o liberar las reservas de grano, o simplemente, haber permitido que los campesinos accedieran a los almacenes de grano locales.

Stalin, decidió de forma criminal agravar de forma criminal y negligente una situación que llevó a la muerte a personas que de otro modo podrían haber sobrevivido... intención?. En derecho penal, para poder determinar si una acción es merecedora de reproche penal se suele utilizar - en casos de dudas - la teoría de la imputación objetiva, esto es, ver qué acción ha incrementado el riesgo de que se produzca un determinado resultado. Las medidas de Stalin, con sus decretos y órdenes, ya referidos de forma cronológica en el libro de Snyder, hacen deducir claramente que hubo intención en aprovechar - por lo menos - la hambruna y que matara a cuantos más campesinos mejor.

Avatar de Usuario
steppenwolf
Expulsado
Mensajes: 253
Registrado: Jue Jul 11, 2013 7:59 am

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por steppenwolf » Jue Sep 11, 2014 11:30 pm

[quote]escribió:
mismo.
Última edición por steppenwolf el Lun Sep 22, 2014 5:31 am, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4768
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por mark » Vie Sep 12, 2014 10:56 am

steppenwolf escribió:Ah, ya entiendo, las investigaciones de Viktor Zemskov no valen por ser seguido por comunistas, pero las investigaciones de T. Snyder si valen por ser seguidas por anticomunistas,… la eterna vara de dos medidas,
Te rogaría que no afirmes cosas que yo no he dicho. ¿Dónde he dicho yo que las investigaciones de Viktor Zemskov no valgan? Más bien al contrario, he restado importancia a este hecho en el debate que sostenía con otro miembro del foro:
mark escribió:Pero no creo que sea ésta la cuestión
y tengo una gran curiosidad por saber a quién llamas tú anticomunistas...
steppenwolf escribió:Esta no es una cuestión de votos, pero obedeciendo a tu lógica, ¿no te parece que si 23 paises (8.4% de los representados en la ONU) lo reconocen, seria mas significativo que otros 170 paises (91.6%) no lo hacen?
En absoluto me parece más signifactivo. Es absurdo. Si tú no haces una condena de los crímenes estalinistas, ¿debo pensar que los defiendes?, ¿es obligatorio que todos los miembros del foro hagan una condena explícita?, por supuesto que no. En todo caso habría que ver qué países han manifestado públicamente estar en contra de que el término genocidio se aplique al Holodomor.
steppenwolf escribió:El Holomodor no puede ser considerado como Genocidio por no haber sido sancionado como tal por un tribunal calificado para el efecto. El tribunal en este caso seria la Corte Penal Internacional, la cual es muy clara en sus principios al respecto:

Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional
PARTE III. DE LOS PRINCIPIOS GENERALES DE DERECHO PENAL
Artículo 22.- Nullum crimen sine lege
1. Nadie será penalmente responsable de conformidad con el presente Estatuto a menos que la conducta de que se trate constituya, en el momento en que tiene lugar, un crimen de la competencia de la Corte.
2. La definición de crimen será interpretada estrictamente y no se hará extensiva por analogía. En caso de ambigüedad, será interpretada en favor de la persona objeto de investigación, enjuiciamiento o condena.
http://www.un.org/spanish/law/icc/statu ... 28s%29.pdf (Pg.15)
...y esto ya es lo que me faltaba por leer. Tu intento por eliminar el término "genocidio" de este debate ha llegado a extremos insospechados.

Es decir, que un tribunal creado el 17 de julio de 1.998 tras los acontecimientos del genocidio yugoslavo es la única instancia capaz de sancionar como "genocidio" el Holodomor, sucedido casi 70 años antes de su existencia. Y te quedas tan ancho. Bueno, pues como la Corte Penal Internacional no ha sancionado el Holocausto como genocidio, debemos pensar que no lo es.

Realmente deprimente. Como dijo el historiador Stéphane Courtois:

"Los crímenes leninistas, estalinistas y maoístas y la experiencia camboyana plantean, por lo tanto, a la humanidad –así como a los juristas y a los historiadores – una cuestión nueva: ¿cómo calificar el crimen que consiste en exterminar, por razones político-ideológicas, no ya a individuos o a grupos limitados de opositores, sino a segmentos masivos de la sociedad? ¿Hay que inventar una nueva denominación? Algunos autores anglosajones así lo piensan y han creado el término «politicidio». ¿O es preciso llegar hasta el punto, como lo hacen los juristas checos, de calificar los crímenes cometidos bajo el régimen comunista de simplemente «crímenes comunistas»?"

(“El libro negro del comunismo” de Stéphane Courtois, Nicolas Werth, Jean-Louis Panné, Andrzej Paczkowski, Karen Bartosek, Jean-Louis Margolin (Páginas 33-34) – Ediciones B – Barcelona 2010)

Llámalo como quieras, Steppenwolf, llámalo como quieras.
steppenwolf escribió:No confundamos, la “(in)tolerancia” con la Justicia legal, que no son lo mismo.
Eso es lo que yo debo decir del sistema que defiendes.

Saludos.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Grossman
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2157
Registrado: Lun Ene 28, 2008 10:46 pm
Ubicación: Valencia

Re: 10 millones de muertos por el hambre en la Ucrania de St

Mensaje por Grossman » Vie Sep 12, 2014 12:51 pm

¡Hola!

A ver si logramos debatir sin acritud. No se trata de defender posiciones sino esclarecer la verdad hasta donde sea posible.

Como ya se ha señalado a lo largo del hilo, hay 2 núcleos principales del debate serio. Uno es sobre la cifra de víctimas y el otro sobre la calificación de este crímen. Me gustaría detenerme en este último aspecto: ¿fue un crimen contra la humanidad, de limpieza étnica, o un genocidio? Como varias tesis sostienen que fue un genocidio, quiero poner bajo juicio esta afirmación.

Defender que fue genocidio porque una serie de gobiernos u organismos así lo han afirmado constituye un argumento de autoridad no desdeñable, pero ¿resiste una confrontación con los hechos conocidos y un análisis lógico de los argumentos? Para comprobarlo hay que resolver, en primer lugar, cómo definimos el término “genocidio”. La definición que da la RAE es: exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad.

Con esto y antes de continuar y para quien desee participar en esta discusión la cuestión de si fué un genocidio: ¿alguien pone en duda esta definición o conoce otra más apropiada o considera que debe matizarse?

Un saludo
Espérame y yo volveré, pero espérame mucho
Espérame cuando las tristes lluvias lleguen, y cuando el calor llegue no dejes de esperar
Espérame y yo volveré para que la muerte rabie
No comprenderán jamás los que jamás han esperado, cómo tú del fuego me salvaste
Es que sencillamente me esperaste como nunca nadie me esperó
****************** Konstantin Simonov ******************

Cerrado

Volver a “Temas generales”

TEST