Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Acontecimientos políticos, económicos y militares relevantes entre noviembre de 1918 y septiembre de 1939

Moderadores: José Luis, PatricioDelfosse

Avatar de Usuario
enrique falcon
Miembro
Miembro
Mensajes: 183
Registrado: Lun Sep 20, 2010 6:00 am
Ubicación: lima peru

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por enrique falcon » Mié Oct 12, 2011 9:46 pm

En el libro de Pierre Broué (historiador y militante trotskista francés) Los Procesos de Moscú,se pueden leer las declaraciones de Radek, en el segundo proceso, sobre el asesinato de Kirov:

RADEK: "(...) Así si me preguntan sobre mi responsabilidad,por ejemplo, en el asesinato de Serge Mironovich Kirov, debo decir que esta responsabilidad no empieza en el momento en que pasé a formar parte de la dirección del bloque, sino en el momento en que, en 1930, un hombre personalmente próximo a mí, Safarov, intentó convecerme, con cara compungida, de que el país caminaba hacia su perdición. Y no dije nada, ¿cuáles fueron las consecuencias? Safarov estaba ligado a Kotolynov; si yo hubiese dicho al Partido el estado de ánimo en que se encontraba Safarov, el Partido hubiese podido localizar al grupo de ex dirigentes de las juventudes comunistas de Leningrado, que más tarde se convirtieron en instigadores del asesinato de Kirov." (p. 78).
Luego Broué hace un pequeño resumen de las declaraciones de los acusados en el crimen de Kirov:
"Las declaraciones: los actos de terrorimo.
El asesinato de Kirov es el punto de partida de las acusaciones de terrorismo contra los viejos bolcheviques. La mayoría de los acusados del primer proceso reconoce haber participado directamente en su preparación.

Los asesinos de Kirov en 1936.
Seis acusados del proceso de agosto de 1936 admiten, en efecto, haberse reunido en casa de Kamenev, en Moscú, durante el verano de 1934 -Kirov sería asesinado en diciembre de ese año-, para preparar el asesinato de Kirov. Kamenev, a sugerencias de Evdokimov, encarga a Bakaiev la supervisión, en Leningrado, de los preparativos. Kotolynov confirmó a Bakaviev que Nikolaiev estaba dispuesto a llevar a cabo el acto terrorista. Declara haber dado cuenta de su misión a Kamenev y Zinoviev.El fiscal intenta precisar la responsabilidad de este último.

VYCHINSKI: Se puede afirmar que usted no sólo fue el organizador y el inspirador del asesinato de Kirov, sino también el organizador de la rápida realización de todo este plan terrorista.

ZINOVIEV: En aquel momento yo intentaba acelerarlo." (Broue. pp. 102-103).

LOS PROCESOS DE MOSCU
http://www,enxarxa.com/biblioteca/BROUE%20Los%20procesos%20de%20Moscu.pdf" onclick="window.open(this.href);return false;

Todas las demás declaraciones de los otros acusados se asemejan a los de los preparativos y ejecución del atentado; pero el golpe contundente lo daría Iagoda en marzo de 1938.
Son los testimonios de los personajes de las facciones de izquierda y de derecha dentro del Partido los que hablan en 1º persona de su participación en actos de sabotaje, terrorimo (asesinatos), conspiraciones con potencias extranjeras y otros crímenes contra el poder soviético para derrocarlo e instalar otro tipo de gobierno acorde con su ideología.Habían dos líneas para conseguir sus objetivos: frente a la crisis provocada por la colectivización de la agricultura y de los problemas de la industrialización acelerada, provocar una insurrección en el campo y hacerse del poder; y la otra, más siniestra, eliminar físicamente a la dirección del Partido. Ellos eligieron la segunda opción y pagaron las consecuencias de sus actos con total entereza.

Saludos cordiales.
Última edición por enrique falcon el Vie Oct 14, 2011 9:21 pm, editado 1 vez en total.

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 325
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por maxtor » Jue Oct 13, 2011 3:51 pm

Saludos cordiales.

Esos "enigmas" a los que hace referencia Enrique Falcon en su anterior escrito vienen resueltos especialmente en el libro de Alla Kirilina: "Nezvestnyi Kirov", Moscú, 2001. Nikoláiev tenía licencia de armas y el edificio donde fue sorprendido con la arma no era de máxima seguridad y lo dejaron libre ya que era miembro del Partido, lógicamente el diario fue confiscado a posteriori del asesinato no antes.

Y repito mi anterior pregunta, bueno no es mía sino de la historiadora Kirilina y de Adam Ulam, ¿por qué utilizar a un chapuzas algo perturbado cuando tenía Stalin a auténticos profesionales?.

En cuanto a la muerte de Borísov realmente sí que es sospechoso que tuviera un accidente de tráfico cuando lo llevaban a interrogar, pero de los estudios históricos efectuados y de los testigos parece claro que la mañana que buscaban a Borísov - guardaespaldas de Kírov - había una actividad frenética por encontrarle y casi todos los vehículos policiales recorrían la ciudad de punta a punta en una vorágine de registros domiciliarios y detenciones. Sólo quedaba un camión con un amortiguador roto para transportar a Borísov; se sentó al borde de la caja de carga y cuando el camión tomó una curva brusca cayó y se dió de cabeza contra una farola. ¿Conspiración?. Puede ser, pero el estado lamentable del camión y la reacción de asombro del conductor está de sobre atestiguados en archivos históricos.

Es cierto que algo andaba mal en la policía secreta y fue su incompetencia a la hora de proteger a Kírov, las únicas detenciones y juicios justificables - aparte del de Nikoláiev - fueron los hombres del NKVD que eran responsables de la seguridad de Kírov. Filip Medved fue detenido de inmediato; el 7 de diciembre su ayudante Iván Saporózhets fue igualmente arrestado, aunque se hallaba curándose de una fractura en la pierna en el Cáucaso cuando se produjo el asesinato, y no había estado en funciones desde el verano. Un total de 11 chequistas fuero condenados por "neglicencia criminal en el cumplimiento del deber", fueron detenidos por incompetencia y no porque hubieran conspirado con el Nikoláiev.

Por el momento, cumplieron breves condenas en la cárcel. Medved, Saporózhets y un colega, Fomin fueron enviados al extremo más lejano de la URSS, a Kolima, donde el jefe del gualg, Eduard Bersin, los trató bien, amén de recibir a sus espoas e hijos y comenzar su redención mediante trabajos forzados. Sólo fueron ejecutados cuando Bersin cayó en desgracia. Enigma resulto.

El tal Nikolaev pudo actuar solo en cuanto a cometer el asesinato y los otros 13 detenidos fueron parte de la honda expansiva que su acción produjo posteriormente, el depurar al personal de eguridad de Kírov puede tener alguna justificación, pero lo que ya no tiene sentido desde un punto de vista lógico y moral es la utilización que hizo Stalin de dicho atentado.

Stalin de vuelta al Kremlim en diciembre de 1934 empuñó un lápiz y dibujó un esquema: cualquier oponente a su persona fue adscrito a un "centro de Lenningrado" y a un "centro de Moscú", acusados de haber conspirado en el asesinato de Kírov. En esta ocasión – perfectamente documentada – había 33 personas en el despacho de Stalin, entre ellos figuras como Akúlov, fiscal general; su fiscal ayudante Krilenko; el inventivo legislador y profesor Andréi Vishinski.

Y dicha reunión fue el inicio de una locura de matanzas que afectó a parte del OGPU, del Partido, y sobre todo, de las Fuerzas Armadas, ¿todos conspiraban contra la vida de Stalin, o todos eran miembros de una conspiración internacional contra el paraíso comunista?.

Entre tanto Yagoda el 5 de diciembre procedió al arresto de una docena de hombres presuntamente vinculados a Nikoláiev, éste protestó contra la invención de “un grupo terrorista” e incluso se declaró en huelga de hambre y trató de quitarse la vida en dos ocasiones. Desde el furgón policial que lo trasladaba a sus interrogatorios gritaba: “Soy Nikoláiev. Se me está torturando. ¡No lo olvidéis! “. Por la lentitud de la investigación y por las acciones de Yagoda parece claro que no creía en conspiración alguna, Yezhov le indicó que Stalin deseaba que Zinóviev y Kámenev pasara a ser los nuevos blancos de su investigación. Como Yagoda no lograba presentar un testimonio adecuado, Stalin llegó a llamarle por teléfono y amenazarle directamente. Al cabo de 3 semanas de interrogatorios Nikoláiev se vio obligado a confesar sus relaciones con Trotski por medio del Consulado alemán; como su esposa, Milda Draule, era letona, también confesó su vinculación con el espionaje letón. Los demás detenidos eran partidarios de Zinóviev, es decir, leales al antiguo aparato del Partido en Lenningrado. El juicio declaró culpable a Nikoláiev y estableció una conexión a favor o en nombre de Zinóviev.

Lógicamente fue una opereta y una farsa jurídica, no ya la condena de Nikoláiev sino el establecer la conexión con Zinóviev.

Zinóviev Kámenev eran dos escritores que en 1934 esperaban pasar desapercibidos del odio de Stalin, no por ser terroristas o conspiradores contra el comunismo sino por haber criticado a Stalin. Stalin trataba a Kámenev con más sutileza, la relación que tuvieron con anterioridad se basaba en el regalo que Kámenev hizo a Stalin, de un ejemplar de El Príncipe de Maquiavelo; el último suspiro de libertad que Stalin concedió a Kámenev fue su prefacio al primer volumen de una nueva edición de Maquiavelo, cuando a Kámenev y a Zinóvieve se les acusó del asesinato de Kírov, se detuvo la producción de la edición de Maquiavelo, el volumen que contenía el prólogo de Kámenev fue triturado en pasta de papel.

Pasaron semanas antes de que a Zinóviev y Kámenev se les acusara formalmente, primero Stalin y Yagoda sustituyeron a los hombres del NKVD que habían caído en desgracia recurriendo a sus propios jefes en Moscú. Luego se libraron de Nikoláiev y a los desgraciados que tuvieron la mala suerte de caer con él. Yákov Agránov que llevaba inventando toda clase de conspiraciones desde 1921 fue el que llevó los interrogatorios con la ayuda de un fiscal veterano como Lev Sheinin, entre ambos hicieron pedazos a todo el que hubiera tenido la desgracia de trabar amistad o conocer tan sólo a Leonid Nikoláiev. También en los interrogatorios intervino Yezhov como miembro del Comité Central.

Stalin redactó personalmente la acusación de Nikoláiev y de sus presuntos cómplices, y según la acusación los acusados buscaban vengarse de Kírov por haber aplastado a los partidarios de Zinóviev. La Ley de 1 de diciembre se aplicó con efectos retroactivos, y el juicio comenzó a las tres menos veinte de la tarde del 28 de diciembre se dictó sentencia a las siete menos veinte de la mañana siguiente. Todo un alarde de garantía jurídica.

El día 25 el juez Vasili Úlrij había visitado a Stalin para averiguar qué sentencia debía dictarse. Los 14 acusados fueron ejecutados aquella misma mañana. Estas ejecuciones fueron el principio, en marzo fueron liquidados la mujer, la cuñada y el cuñado de Nikoláiev. A los funcionarios del Partido en Leningrado se les pidió que confeccionaran una lista de los que había apoyado a Zinóviev a lo cual contestaron que sería mucho más fácil enumerar uno por uno a los que no le habían apoyado. En Lenningrado comenzó un terror que no se cerró hasta la muerte de Stalin.

A lo largo de diciembre de 1934 y enero de 1935, en Leningrado el Partido fue purgado de todos aquellos elementos que habían trabajado a las órdenes de Zinóviev: 663 fueron exiliados a Siberia, 325 a otras ciudades de la Rusia europea. Prácticamente todos los bolcheviques que habían pertenecido a una determinada facción, antes incluso de la muerte de Lennin fueron expulsados: centenares de “centralistas democráticos” o de sindicalistas fueron trasladados a lugares muy remotos, a custodiar en efecto a los condenados que ingresaron en prisión. Tras el NKVD y el Partido de Leningrado les tocó el turno a los antiguos aristócratas, los funcionarios, los comerciantes y los burgueses que aún gozaban de libertad: varios trenes cargados hasta los topes salieron de Lenningrado a comienzos de 1935.

Tanto Kámenev como Kinóviev fueron detenidos de nuevo a mediados de enero de 1935 cuando un antiguo partidario de ambos en un interrogatorio se desmoronó y los acusó. El subsiguiente juicio, el primero contra la oposición izquierdista fue un simulacro incluso para los parámetros de Stalin. Al iniciarse el juicio a Kámenev se le indicó que si repetía ante el tribunal su confesión se le perdonaría la vida. Los investigadores a las órdenes de Yagoda no pudieron demostrar que el “centro de Moscú” hubiera incitado a nadie al crimen de Kírov, sin duda, fueron condenados como culpables asumiendo que ambos tenían que tener conocimiento de la trama. Úlrij condenó a Zinóviev a 10 años de cárcel, y a Kámenev a cinco. Posteriormente, Yagoda empleó tácticas más duras en los interrogatorios y Zinóviev y Kámenev tuvieron que afrontar acusaciones con pena de muerte. Entretanto, 77 presuntos miembros del “grupo opositor de Lenningrado, encabezado por Zinóviev” fueron encarcelados o condenados al exilio. Otros 12000 ciudadanos de las “clases explotadoras” fueron deportados lejos de Leningrado.

A la vez que Stalin liquidaba la oposición izquierdista barrió su propia casa. Los hombres de Yagoda peinaron el Kremlim y detuvieron a parte del personal de limpieza, a bibliotecarios, secretarios y guardias, acusándolos de tramar un complot para asesinar a Stalin, todo ello bajo el pretexto de que algunos familiares de Kámenev trabajaban en el Kremlim.

Stalin tenía otros motivos para lanzarse contra los enemigos a los que ya había derrotado ocho años antes, durante la operación de limpieza del Kremlin, Yagoda detuvo a Mijáil Present secretario del periódico Construcción Soviética. Present era un personaje de poca monta pero con la mala suerte de ser amigo de Abel Yenukidze – que fue una de las detenciones sorpresas de la operación Kremlim, ya que era amigo íntimo de Stalin – El diario de Present era una bomba y máxime cuando Yagoda se lo pasó a Stalin. Present conocía a Gorki, a Demian Bedni y a muchos trotskistas y reflejó en su diario muchas charlas con ellos, en algunos pasajes del diario se ensalzaba la inteligencia de Trotski y abundaban los sarcasmos contra Stalin.

Si la muerte de Kírvo fue una tragedia, el diario de Present fue la farsa que precedió a una masacre y la búsqueda de alguien que la perpetrase – ese diario es un tema importante ya que en el mismo no se reflejaba conspiración alguna para asesinar a Stalin o conspiración internacional de las potencias extranjeras, simplemente eran críticas políticas y comentarios personales contra Stalin, y esos comentarios les costó la vida a mucha gente – Esa era la auténtica razón de la depuración de Stalin, su locura paranoide y no conspiraciones reales que fueran contra él o su régimen asesino.

Los descuidos de Yagoda en sus tareas de vigilancia empezaron a descalificarlo y situarlo en el punto de mira de Stalin, los sustitutos reclutados para sustituir a los viejos bolcheviques depurados no tenían la historia y las cortapisas que podría tener un Yagoda, habían sido niños durante la guerra civil rusa y muchos de ellos eran huérfanos, Stalin era como su padre, el estalinismo era la única ideología que conocían, no veían nada sagrado en Bujarin o en Kámenes, ni veían descabellado que los adláteres de Lenin pudieran ser espías o saboteadores.

Stalin dispuso de un nuevo marco jurídico para sus fines genocidas, amén de la “ley de las cinco mazorcas” de 1932 – en virtud de la cual robar comida se consideraba traición – y del procedimiento acelerado para enjuiciar terroristas se empezó aplicar a los que abandonaban el país o que no regresaban de un viaje al extranjero como “traición a la madre patria”, ampliándose así el concepto de traición fuera de toda lógica jurídica. Los familiares de esas personas, compañeros de vivienda eran castigados a un exilio de cinco años. En 1935 era posible castigar con la pena de muerte incluso a los niños de 12 años ya fuera por robo o agresión.

Como siempre para que Stalin pudiera adoptar esas medidas otros debieron aplicarlas o mirar hacia otro lado, la abogacía rusa dio su mudo consentimiento a este estado de hechos que únicamente servía de tapadera para eliminar cualquier oposición a la figura de Stalin. Úlrij y otros jueces verdugos jamás pusieron en duda las sentencias dictadas, y en el caso de surgir alguna voz discrepante como Faína Niúrina al final era ajusticiada.

En definitiva a partir del asesinato de Kírov los juicios y las purgas de la vieja guardia bolchevique estuvo basada en pruebas arrancadas mediante la tortura - palizas, privaciones de sueño, amenazas de asesinar a los familiares de los detenidos, y sobre todo, el premio de salvar la vida o de sus familiares con el único objetivo de que el detenido incriminara a quien Stalin quisiera para poder seguir con su circo asesino -

Es cierto lo que comenta Jose Luis durante buena parte de la guerra fría los historiadores occidentales sólo podían vislumbrar parte de la verdad dado que los archivos de Europa del Este no estaban abiertos y muchos de los testimonios procedían de desertores o disidentes y los comunistas de todo el mundo los enfriaban precisamente por esa condición, pero como los nazis los soviéticos dejaron un montón de papeles incriminatorios. En 1989 los archivos soviéticos custodiados por la KGB se abrieron para investigadores extranjeros y soviéticos, incluso a principios de los noventa se descalificaron el Archivo Presidencial y los archivos del propio KGB, para la mayoría de los historiadores el Archivo del Estado de Historia Sociopolítica - antiguos archivos del Partido Comunista y posteriormente, Centro Ruso para la Conservación y el Estudio de los Documentos de la Historia moderna - y el archivo de la Federación Rusa han sido las fuentes más preciadas, aunque hasta hace pocos años parece ser que las autoridades rusas han cortado dicha fuente de información y el nuevo FSB sólo abre sus archivos a antiguos empleados y a las familias de los afectados por la represión.

El seso ideológico en las monografías e investigaciones históricas creo que es imposible evitarlo, pero los historiadores occidentales que obviamente tuvieron menos datos que los actuales como Robert Conquest, en su obra El Gran Terror, sigue siendo una obra de referencia ya que acertó en su interpretación de lo sucedido, Catherine Merridale en su libro Night of Stones demostró que los autores no rusos pueden ofrecernos una visión tan profunda como la de cualquier historiador nativo. La mayoría de los dictadores occidentales durante la guerra fría demonizaron a Stalin y su juicio fue acertado pese a la escasez de datos o su imposibilidad de entrar en determinados archivos, únicamente con los archivos occidentales o alemanes y de testigos sobrevivientes ha quedado claro que Stalin fue un monstruo criminal y que utilizó todos los medios a su alcance para perpetuarse en el poder asesinando a decenas de miles de sus conciudadanos.

Saludos desde Benidorm.

Avatar de Usuario
enrique falcon
Miembro
Miembro
Mensajes: 183
Registrado: Lun Sep 20, 2010 6:00 am
Ubicación: lima peru

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por enrique falcon » Jue Oct 13, 2011 8:50 pm

Maxtor en su requisitoria,utiliza los mismos argumentos de Robert Conquest para justificar sus opiniones contra el líder soviético J. Stalin,Toda su argumentación está cargada de pasión, he aquí un extracto de lo que escribe:

"En definitiva a partir del asesinato de Kírov los juicios y las purgas de la vieja guardia bolchevique estuvo basada en pruebas arrancadas mediante la tortura - palizas, privaciones de sueño, amenazas de asesinar a los familiares de los detenidos, y sobre todo, el premio de salvar la vida o de sus familiares con el único objetivo de que el detenido incriminara a quien Stalin quisiera para poder seguir con su circo asesino -"

Así pues se puede deducir que el NKVD estaba lleno de torturadores capaces de arrancarte los ojos y asesinar a tus hijos para arrancarte una confesión y encima se "compadece" de la "vieja guardia bolchevique" tan comunistas como el propio Stalin.

La "vieja guardia" bolchevique,para su conocimiento Sr., era experta en clandestinidad y experta en sabotajes.Lea Ud. Sr. cómo, en la construcción del socialismo, los sabotajes contra las líneas férreas se cobraban víctimas,cómo se saboteaba la producción minera,la construcción de viviendas,cómo se saboteaba el agro rotulando incorrectamente la tierra,cómo se saboteaba el envio de cabezas de ganado a las comunidades agícolas,lo mismo sucedia con los tractores,cómo se dejaba pudrir los granos de trigo porque se saboteaba la construcción de silos, cómo se saboteaba la industria metalúrgica,y para usar un término en boga, los daños colaterales, es decir, la muerte de obreros y campesinos.Y esto Sr. lo hacian viejos bolcheviques y no guardias blancos.Su requisitoria Sr. adolece de una falta de lectura,a saber, las confesiones de parte de quienes realizaban estos actos y que están escritas en los Procesos de Moscú.

Aquí un relato de sabotaje a menera de anécdota:

"El Partido industrial fue una organización de profesionales y técnicos dedicados al sabotaje que fue desmantelada en 1930. Estaba encabezada por Leonid Ramzin, un científico ruso, director del Instituto Termotécnico de Moscú que había intervenido en el Goelro, el plan de electrificación concebido por Lenin y era también miembro del Consejo Económico Supremo. Pusieron en marcha una campaña de sabotajes en la que participaban unos 2.000 técnicos, ingenieros, gerentes y administradores de la economía soviética. Pretendían boicotear el Plan Quinquenal y sembrar el descontento entre los trabajadores y campesinos bloqueando los suministros y abastecimientos como paso previo a una nueva intervención militar directa sobre suelo soviético en mejores condiciones que la de la guerra civil. El Partido industrial estaba dirigido por los servicios secretos franceses. En 1929 Ramzin se entrevistó en París con el coronel Joinville para exponerle sus planes, y éste, a su vez, le proporcionó contactos con varios agentes franceses en el interior que le podrían ayudar. En Londres Ramzin se reunió con Henry Deterding, el magnate de la Shell, y con Basil Zaharoff, presidente de Metro Vickers, el consorcio de construcción de armamento, un personaje con importantes intereses en la vieja Rusia zarista. El 28 de octubre de 1930 Ramzin fue detenido y la GPU registró las viviendas de varios eseristas, mencheviques, guardias blancos y un buen número de espías polacos, franceses y rumanos. Del 25 de noviembre al 7 de diciembre de 1930 se desarrolló en Moscú el proceso contra ocho acusados de formar parte del Partido industrial, que fue el primero en el que intervino Vychinski como fiscal. Las pruebas eran más que evidentes y los acusados confesaron su culpabilidad y la de sus mentores en el extranjero: el presidente francés Poincaré, Deterding, el coronel Joinville, Leslie Urquart... Los nombres de una larga nómina de capitalistas y políticos empeñados en destruir la URSS, salieron a relucir. De los acusados, cinco fueron condenados por traición a la pena de muerte y los otros tres a penas de 10 años de prisión. Dos días después del proceso, los cinco condenados a muerte solicitaron un indulto parcial, que fue aceptado por el Tribunal Supremo, que la conmutó por diez años de presidio. Una vez en prisión, Ramzin continuó su trabajo científico y en un año fue rehabilitado; siguió trabajando en la industrialización del país; en 1936 fue amnistiado y en 1943 llegó a obtener la orden de Lenin así como el premio Stalin por la invención de un turbo generador simplificado que fue considerado como el más avanzado de su época y que lleva su nombre."
Como se ve no siempre se fusilaba en ex URSS.
http://www.pcoe.net/libros%20digitales% ... alin-6.htm" onclick="window.open(this.href);return false;

¿Cuál es el argumento principal de su requisitoria? Respuesta: La locura paranoide de Stalin,monstruo criminal de un régimen asesino.Así escribe Ud. en su anterior post. Y utiliza el sambenito de la apertura de los archivos estatales de la ex URSS. Robert Conquest en su especie de libro sagrado sobre el comunismo,daba como cierta la cifra de ejecutados entre 7 y 8 millones; pero cuando se abrieron los archivos y se descubrió que la cifras de ejecutados no pasaban los 800.000 (cifra tremenda) prefirió mirar hacia otro sitio,hacia los "perversos musulmanes", y ni siquiera se dignó rectificarse.

Por otro lado, las comisiones rehabilitadoras de los condenados en los Juicios de Moscú, nunca encontraron pruebas, en los archivos estatales de la ex Unión Soviética, de la inocencia de los inculpados y durante 15 años estuvieron deambulando en la historia.

Sobre el asesino de Kirov,su argumentación deja mucho que desear,Ud. escribió:

"Y repito mi anterior pregunta, bueno no es mía sino de la historiadora Kirilina y de Adam Ulam, ¿por qué utilizar a un chapuzas algo perturbado cuando tenía Stalin a auténticos profesionales?."
Ya se ha probado hasta la saciedad que Stalin no tuvo absolutamente nada que ver en el esesinato de su camarada,pero Ud. lo repite como caja de mandolina.Luego agrega:

"Sólo quedaba un camión con un amortiguador roto para transportar a Borísov; se sentó al borde de la caja de carga y cuando el camión tomó una curva brusca cayó y se dió de cabeza contra una farola. ¿Conspiración?. Puede ser, pero el estado lamentable del camión y la reacción de asombro del conductor está de sobre atestiguados en archivos históricos."
Así que un amortiguador roto fue el causante de la "muerte" de Borissov. Hay vehículos que operan toda su vida útil sin amortiguadores y nunca se "estrellan".Pero en este caso -¡Oh coincidencia!- si sucedió.Esto si es digno de un Best Sellers.

Sigue Ud. argumentando,pero se olvida que parte de la formación de los cuadros comunistas era la conspiración,eran unos maestros.Los argumentos dados por los acusados en los Juicios de Moscú así lo prueban.Léalos.
Los atentados contra jefes comunistas del gobierno y del Partido eran pan de cada día,el mismo Stalin fue víctima de un atentado con balas cerca del Mar Negro.Lo de Kirov fue el corolario de un final dramático.

Ud. continua:
"¿todos conspiraban contra la vida de Stalin, o todos eran miembros de una conspiración internacional contra el paraíso comunista?."
Se conspiraba contra el poder soviético, contra el Estado mismo,contra la Revolución de Octubre y para ello los conspiradores acudieron a potencias extrajenras,¿para qué? pues para asegurarse fondos y fuerza militar para derrocar al gobierno soviético a cambio de territorios.Tal era la pérfida acción de la contrarrevolución.

Y ud. afirma Sr. que la depuración del Partido Comunista Bochevique de la URSS "fue el inicio de una locura de matanzas que afectó a parte del OGPU, del Partido, y sobre todo, de las Fuerzas Armadas,".Si fue una "locura de matanzas" todo se justificaba según su entender.
"Los demás detenidos eran partidarios de Zinóviev, es decir, leales al antiguo aparato del Partido en Lenningrado. El juicio declaró culpable a Nikoláiev y estableció una conexión a favor o en nombre de Zinóviev."
Decir que los partidiarios de Zinoviev eran leales al Partido en Leningrado no hace sino querer cofundir, los partidiarios de Zinoviev eran partidarios de Zinoviev. Y Zinoviev fue encontrado culpable de instigación y condenado a 10 años de prisión.

Por último, ud. hace una afirmación contundente:
" En Lenningrado comenzó un terror que no se cerró hasta la muerte de Stalin."
Eso es completamente falso,el terror rojo culminó en 1938. ¿Y por qué razón? Lenin advertía que el terror debe ser limitado de lo contrario sería como la revolución francesa que se tragó a sus hijos, los jacobinos.Lenin mismo puso fin al terror rojo al finalizar la guerra civil con el triunfo del Ejército Rojo contra las fuerzas contrarrevolucionarias.Stalin hizo lo mismo.

Por último, unos testimonios célebres:

"GRIGORI ZINOVIEV: Quisiera repetir que soy totalmente culpable. Soy culpable de haber sido el organizador, siguiendo a Trotsky, de ese grupo cuyo objetivo era el asesinato de Stalin.Fue el principal organizador del asesinato de Kirov. El Partido vio hacía dónde nos dirigiamos y nos avisó. Stalin nos avisó múltiples veces, pero no hicimos caso de sus advertencias.Nos unimos en alianza con Trotsky."

"LEV KAMENEV: Yo, Kamenev, junto a Zinoviev y Trotsky, organicé y dirigí esta conspiración. ¿Mis motivos? Me convencí que el Partido -la política de Stalin- tenía éxito e iba a triunfar. Nosotros, la oposición, contabamos con una división del Partido, pero esta esperanza era infundada (...) actuamos por odio y afán de poder." Agosto de 1936.

Saludos cordiales
Última edición por enrique falcon el Vie Oct 14, 2011 9:52 pm, editado 1 vez en total.

maxtor
Colaborador económico
Mensajes: 325
Registrado: Vie Dic 03, 2010 3:12 pm

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por maxtor » Vie Oct 14, 2011 7:26 pm

Saludos cordiales.

Creo que el debate sobre el asesinato de Kírov es un debate cerrado, se ha explicado perfectamente por Jose Luis con datos y referencias históricas más que suficiente, las argumentaciones y dudas que historiadores como Adam Ulam y Kirilina se hicieron dado sus investigaciones principalmente iban en el sentido de demostrar o no si detrás estaba Stalin, que fue la sospecha que mucha gente tuvo durante muchos años – y que todavía algunos tienes – sobre todo por la brutal reacción que siguió después del asesinato de Kírov por parte de Stalin.

Si los datos históricos no permiten imputar claramente la orden de asesinar a Kírov a Stalin no es por falta de indicios sino porque un historiador serio no puede basar sus aseveraciones con sospechas - aunque de todo hay en la viña del señor ya que algunos incluso argumentan con las declaraciones de los detenidos en los procesos de Moscú u otros similares –

La desaparición del único testigo ocular del asesinato como su guardaespaldas Borísov pudo favorecer a Stalin si fue el que instigó la muerte de Kírov o simplemente ser una pura anécdota desgraciada ya que accidentes por desgracia ocurren todos los días con o sin amortiguador en mal estado.

Yo creo que uno de los mejores estudios realizados sobre todo lo que rodea la muerte de Kírov es el de Alla Kirilina en su libro “Nezvestnyi Kirov”, Moscú, 2001, y se establece la posibilidad más que posible que Nikoláiev hubiera actuado solo.

Lógicamente prefiero utilizar los argumentos de un historiador como Robert Conquest que los del Partido comunista español entre otros. El historiador y escritor georgiano Donald Rayfield ha trabajado durante años en los archivos que anteriormente le comenté a usted, entre ellos el Archivo del Estado de Historia Sociopolítica y el Archivo del Estado de la Federación rusa, el Archivo Presidencial también ha sido muy valioso en investigaciones de historiadores de todo tipo aunque poco a poco va cerrando sus puertas de nuevo y como dije anteriormente únicamente acredita a antiguos miembros del KGB y a familiares de represaliados. Asimismo dicho autor estudió los Archivos Centrales del Estado de Georgia, el Archivo Estatal ruso de Arte y Literatura, así como algunas colecciones privadas como el archivo Lakoba recientemente adquirido por el Hoover Institute. Es una labor titánica e ingente y se necesitarían varias vidas para leer toda la documentación, pero dicho historiador si deja claro algo es que las víctimas superan la cantidad de 700.000 imputables a Stalin.

Hoy en día en las librerias soviéticas aparecen libros de historiadores que justifican las acciones de Stalin, y por cierto vemos que tienen su público y han calado en la rehabilitación de dicho dictador, y la mayoría de libros son de autores como del historiador Yu Mujin que incluso asegura que las matanzas de Katyn fueron obra de los nazis.

Respecto del resto de cuestiones e insinuaciones sobre falta de lecturas y demás argumentaciones basadas en las confesiones de los proceso de Moscú creo que se alejan del debate originario y sería más conveniente abordarlo en un nuevo post.

Saludos cordiales desde Benidorm.

Avatar de Usuario
enrique falcon
Miembro
Miembro
Mensajes: 183
Registrado: Lun Sep 20, 2010 6:00 am
Ubicación: lima peru

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por enrique falcon » Vie Oct 14, 2011 10:21 pm

No señor, no es necesario otro post, aquí se han expuesto teorías de las cuales Ud. ha tomado partido tildando al líder soviético de asesino, insinuando su participación en la muerte de su camarada Kirov valiéndose para ello en lecturas de escritores-investigadores diciendo que son ellos y no Ud. los que declaran esto.

A continuación escribe: "Lógicamente prefiero utilizar los argumentos de un historiador como Robert Conquest que los del Partido comunista español entre otros." Así pues queda claro, para Ud, que estamos en polos opuestos, respecto a hechos históricos de trascendencia mundial.

Para justificar a los que hurgan en los archivos de la ex URSS Ud. afirma que las víctimas achacadas a Stalin son 700.000 mil,cuando en realidad fueron cerca de 800,000. Pero eso es todo lo que Ud. tiene para darle un aspecto "científico" a sus afirmaciones, eso y nada más.Pero sobre la presunta inocencia de los que atentaron contra Kirov: NADA.
Y si pretende que el debate se cierre, me parece bien.Por mi parte no hay ninguna objeción.

Saludos cordiales.
Última edición por enrique falcon el Sab Oct 15, 2011 12:38 am, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por José Luis » Vie Oct 14, 2011 10:54 pm

¡Hola a todos!

Maxtor lleva toda razón al estimar que el debate sobre el asesinato de Kirov es un caso cerrado; es decir, no ha lugar para, aprovechando que se habla sobre este crimen, desviarse hacia otros asuntos de la política stalinista que no sean en el estricto contexto del asesinato de Kirov y con el objetivo del asesinato de Kirov. Es un hecho incuestionable que Stalin utilizó el crimen de Kirov para justificar las purgas que ordenó en los años siguientes, pero ello no debe servir para, soslayando el tema central del hilo, desviarse y centrar el hilo en el Gran Terror o en la propia naturaleza del régimen stalinista. Aquí no ha lugar y sí en otro hilo específico.

En cuanto al hilo, hubo y hay varias teorías que intentan demostrar que el asesino Nikolaev no actuó solo en el asesinato de Kirov, sino que fue tan solo el brazo ejecutor de una conspiración política cuyo origen algunos autores sitúan en el propio Stalin, mientras que otros autores siguen la teoría stalinista que colgó la autoría intelectual del asesinato en facciones políticas opuestas a Stalin.

Quienes hemos participado en este hilo hasta el momento hemos aportado el material suficiente para hacerse una idea de lugar sobre este sucesos y sus teorías, para seguir profundizando en el mismo con la bibliografía aportada y para sacar, al menos en principio, conclusiones propias.

En mi opinión personal, la clave de este debate no reside en descalificar fuentes o autores (ni por supuesto en descalificaciones personales de quienes aquí participamos), sino más bien en ponderar la fuerza de las “pruebas” y argumentos, enjuiciando en consecuencia. Para ello es fundamental diferenciar entre los rumores, suposicones, relatos de oídas de segunda y tercera mano, “confesiones” buscadas y sacadas bajo tortura en instrucciones carentes de las más mínimas garantías procesales, amenazas, propaganda, memorias...., por una parte, y los hechos constatables en la documentación oficial de los archivos estatales, esto es las pruebas obtenidas de fuentes primarias, por otra parte.

Lenoe, en la que intuyo es la obra más actual sobre el tema (que ya he mencionado, The Kirov Muder and Soviet History [2010]), dice en su introducción que la utilización por parte de Stalin de la muerte de Kirov para justificar el terror, propició en 1939 en Occidente a conjeturar que el propio Stalin había ordenado el asesinato, conjeturas que también ocuparon a los socialistas europeos. Y en las décadas siguientes, “las autoridades occidentales en asuntos soviéticos y los defensores soviéticos de la des-stalinización” fueron acumulando indicios que sugerían que Stalin estaba detrás del crimen. A principios de la década de 1970, “las especulaciones se habían convertido en certeza para ciertos especialistas occidentales como Robert Conquest y opositores soviéticos del stalinismo como Roy Medvedev”.

La mayoría de las narrativas que reclaman a Stalin como causante de la muerte de Kirov presentan elementos comunes. Según la mayor parte de las versiones, Stalin ordenó la muerte de Kirov porque éste había llegado a representar una facción relativamente moderada del partido que se oponía al terror de estado. En 1932, según esos proponentes, Kirov dirigía una coalición de miembros del Politburó que se habían opuesto a la petición de Stalin de ejecutar a Mikhail Riutin. En el 17º Congreso del Partido, algunos jefes provinciales del partido intentaron sustituir a Stalin por Kirov como primer secretario del partido, y Stalin se había visto obligado a falsificar el registro de los votos del congreso después de que cientos de delegados votaran contra su candidatura para el Comité Central. En cambio, se supone que el apoyo para la candidatura de Kirov fue casi unánime.

En dichas versiones, los dos motivos detrás del asesinato de Kirov fueron la moderación de Kirov y la determinación de Stalin de destruir a todos los potenciales oponentes políticos. También se incluyen en esas versiones como elementos incriminatorios a la policía de seguridad (NKVD), que supuestamente dio el arma asesina a Nikolaev y el pase que le había permitido entrar en el edificio Smolny. Dos veces (o tres o más) antes del crimen, la policía de Leningrado había arrestado a Nikolaev en la vecindad de Kirov, despojándolo del revólver, para liberarlo más tarde devolviéndole el arma. Y también se menta el caso de Borisov, que murió misteriosamente en un “accidente de coche”, y que según esas versiones fue asesinado porque era el único testigo presencial del asesinato de Kirov. También se introducen como algo sospechoso las sentencias relativamente suaves que recibieron los oficiales superiores del NKVD por su negligencia en la seguridad de Kirov, sugieriendo que la razón para tan leves sentencias fue su colaboración con las autoridades centrales para facilitar el asesinato. Estos son los elementos principales y claves en las teorías que involucran a Stalin en el asesinato de Kirov.

La muestra online de la Biblioteca del Congreso, “Revelaciones de los Archivos Rusos”, por ejemplo, “afirma sin reserva que Stalin estuvo detrás del asesinato de Kirov”, al igual que hicieron Conquest en 1989 (Stalin and the Kirov Murder), Tucker en 1990 (Stalin in Power), y Knight en 1997 (Who Killed Kirov?).

Sin embargo, ya antes del colapso de la Unión Soviética, unos cuantos académicos occidentales cuestionaron las versiones que entonces acusaban a Stalin de la muerte de Kirov, especialmente Getty en 1985 (Origins of the Great Purges), afirmando que las fuentes en que se basaban eran relatos de tercera y cuarta mano, cuando no meros rumores, y subrayando la parcialidad política de las investigaciones oficiales realizadas durante la era de Khrushchev. Getty también reiteró el escepticismo de Adam Ulam de que Stalin hubiera recurrido a una decisión tan arriesgada como un asesinato político para deshacerse de Kirov, quien, en opinión de Getty, no era rival para Stalin y sí, en cambio, un leal seguidor de segunda fila.

La apertura de los archivos soviéticos (algo que no es baladí por muy manido que sea, sino un hecho fundamental para la investigación histórica y para su revisión rigurosa) a principios de la década de 1990 tendió a reforzar los argumentos de Getty. Y dos académicos rusos, Alla Kirilina y Oleg Khlevniuk, utilizaron documentación nueva para desmontar muchos de los mitos creados acerca del asesinato de Kirov. Khlevniuk, agnóstico en cuanto a la implicación de Stalin en el asesinato de Kirov, reunió documentación del Comité Central para demostrar que Kirov nunca fue un rival de Stalin. Kirilina, utilizando archivos de Leningrado, fuentes del Comité Central y entrevistas de los testigos sobrevivientes, demostró que muchos detalles descritos en las versiones que incriminan a Stalin son falsos, argumentando que Nikolaev fue probablemente un asesino solitario.

Y debe tenerse en cuenta que estos dos académicos no son apologistas de Stalin, antes al contrario. Khlevniuk tildó el sistema soviético de “totalitario” y ha escrito muicho sobre las represiones del sistema del Gulag y el funcionamiento del Politburó en la década de 1930. Kirilina fue durante los años de la perestroika investigadora del Instituto de Leningrado de la Historia del Partido, y aunque siente nostalgia por ciertos aspectos de la era soviética, ha condenado la represión policial y el terror masivo de los años treinta. Ha definido a Stalin como un tirano y asesino de masas que dañó gravemente a la sociedad soviética. Su trabvajo se centra en la manipulación de Stalin del asesinato de Kirov para justificar el Terror.

Lenoe ha escrito este libro “para evaluar la narrativa recibida de la conspiración de Stalin para matar a Kirov”, utilizando documentos de los archivos del Comité Central, de las investigaciones de la era Khrushchev, expedientes de la KGB y documentos del partido, declaraciones escritas de los testigos, etc. Así se basa en:

1. Documentos previos al asesinato sobre las vidas de Kirov y Nikolaev.
2. El material de la investigación del asesinato realizada en 1934-35.
3. Documentos de la renovada “investigación” de los años del Gran Terror (1936-1939), muchos de los cuales son declaraciones de testigos dadas bajo tortura o amenaza de ella.
4. Memorias y comentarios publicados por emigrados rusos y desertores soviéticos durante el Gran Terror y después.
5. Material de la investigación del Comité Central de 1956-57.
6. Material de la investigación del Comité de Control del Partido de 1960-61 dirigida por Olga Shatunovskaya-
7. Documentos de la investigación del Comité de Control del Partido que siguió a la de Olga, desde 1961 a 1967.

Lenoe se suma a los Getty, Naumov, Ulam, Khlevniuk y Kirilina en descartar, en base a las pruebas históricas, la implicación de Stalin en el asesinato de Kirov. Su libro de casi 900 páginas es demasiado voluminoso para que me ponga a leerlo, al margen de que los detalles de esta historia no despiertan mi interés hasta tal extremo. Pero lo que he leído me basta para formarme un criterio, cuyos tres puntos cruciales (para mí) ya he referido en mi anterior intervención como las tres principales conclusiones de estos autores.

Finalmente, nadie va a cerrar este hilo; en todo caso se sancionará a quien vulnere la Normativa del Foro. Los juicios discrepantes (argumentados, mejor o peor pero argumentados) son parte natural de un debate; las descalificaciones personales, no. Debemos construir aunque estemos en desacuerdo, nunca destruir.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
enrique falcon
Miembro
Miembro
Mensajes: 183
Registrado: Lun Sep 20, 2010 6:00 am
Ubicación: lima peru

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por enrique falcon » Sab Oct 15, 2011 2:13 am

José Luís escribió:
"Para ello es fundamental diferenciar entre los rumores, suposicones, relatos de oídas de segunda y tercera mano, “confesiones” buscadas y sacadas bajo tortura en instrucciones carentes de las más mínimas garantías procesales, amenazas, propaganda, memorias...., por una parte, y los hechos constatables en la documentación oficial de los archivos estatales, esto es las pruebas obtenidas de fuentes primarias, por otra parte."
O sea,no se pueden considerar las "confesiones" como hechos constatables, por que según su interpretación jurídica no ofrecian "las más mínimas garantias procesales".Luego todo lo actuado es nulo y los condenados deben ser rehabilitados.

Si negamos la justeza de los Procesos de Moscú, pues no queda otro camino que el de andar por el limbo de las teorías,así el asesinato de un alto dirigente soviético queda a merced de especulaciones,pero solamente a dos:Stalin tuvo participación,Stalin no tuvo participación. El asesino actuó en solitario,el asesino no actuó en solitario.

Las conclusiones sobre los juicios, a las que llegan muchos escritores, son las siguientes:

— Stalin creó un gigantesco aparato represivo (policía, tribunales y cárceles) tanto para someter al conjunto de los ciudadanos soviéticos como para liquidar físicamente a sus oponentes dentro del Partido bolchevique

la policía y los tribunales actuaron de manera arbitraria, sin justificación alguna y condenaban sin pruebas, apoyándose en confesiones arrancadas gracias a salvajes torturas sobre los detenidos (*)
___________________________
(*) A veces las exageraciones no van tan lejos, y así André Fontaine sólo alude al empleo de métodos psicológicos especialmente eficaces (Historia de la guerra fría, Luis de Caralt, Barcelona, 1970, tomo I, pg.78)
--------------------------------------
Demás está decir que este tipo de interpretaciones eran antojadizas y con un claro propósito: despretigiar al Estado Soviético.

En su confesión, Radek dijo lo siguiente sobre su interrogatorio ante la policía: "Cuando llegué a la comisaría del pueblo de Interior, el funcionario que dirigía la investigación me dijo: ‘Usted no es un niño. He aquí quince testimonios contra Usted, no puede ignorar esta causa, y si es razonable, no puede pretender eso...’ Durante dos meses y medio atormenté a aquel investigador. Si aquí se nos pregunta si los investigadores nos han torturado, tengo que afirmar que no he sido yo quien ha sido torturado, sino yo mismo quien ha torturado a los investigadores, obligándoles a realizar un trabajo inútil."

"Los procesos de Moscú se celebraron con una absoluta transparencia para la clase obrera. Todos pudieron en su momento conocer los debates, las pruebas, las declaraciones y las condenas ya que las actas se publicaron íntegramente. Para celebrar sus sesiones se habilitó la sala Octubre de la Casa de los Sindicatos, en la que cabían unas 300 personas. A ellas asistieron gran número de extranjeros residentes en Moscú, especialmente diplomáticos, periodistas y escritores.

Entre el cuerpo diplomático acreditado en la capital, presenció las sesiones del juicio el embajador checo Zdanek Firlinger, quien insistió ante su gobierno en que se estaban respetando las normas jurídicas habituales en los procesos. También fue asiduo de las sesiones judiciales el embajador de Gran Bretaña. Otro de los que asistieron a las sesiones de juicio fue el embajador americano Joseph E. Davies, que luego escribió un famoso libro al respecto Misión en Moscú, imposible de localizar hoy día en la librerías, en el que confirma lo que ya entonces puso de manifiesto en sus informes a Roosvelt: que las acusaciones eran absolutamente fundadas, que el proceso se estaba desarrollando de una manera impecable y legalmente equitativa para los acusados.(...)

Entre los escritores presentes en las sesiones destacó el danés Martin Andersen-Nexö. En uno de los procesos, un grupo de escritores, entre ellos algunos tan poco sospechosos de comunismo como Miguel Zochtchenko y Boris Pasternak, el autor del Doctor Zivago, pidieron: Exijimos del tribunal... que aplique a los enemigos del pueblo la medida suprema de defensa social, es decir, la pena de muerte.

También presente en las sesiones de juicio, Leon Feuchtwanger escribió lo siguiente: Los hombres que se presentaron ante el tribunal en ningún caso podían pasar por seres martirizados, desesperados que afrontaban a sus verdugos. Los acusados estaban aseados, bien vestidos, de maneras dulces y llenas de ternura. Bebían té, tenían periódicos en sus bolsillos y de buena gana miraban hacia el público. De manera general, eso hacía pensar más bien en una discusión que en un proceso criminal. Un debate sereno entre gentes de buena compañía deseosos de que resplandezca la verdad.(...)

Ya durante el primer proceso contra Zinovev y Kamenev, tanto la Liga Internacional de los Derechos Humanos y la Asociación Jurídica Internacional, no sólo no pronunciaron crítica alguna sobre los procesos, sino que los apoyaron públicamente. La segunda de ellas era muy prestigiosa en aquella época porque formaban parte de ella personalidades como el laborista británico Harold Laski y el ministro de la República española Álvarez del Vayo, entre otros parlamentarios y ministros de todo el mundo, que envió una comisión para informarse, publicó un comunicado de apoyo, aprobado unánimemente".
LOS PROCESOS DE MOSCU
http://www.pcoe.net/Libros%20digitales% ... alin-6.htm" onclick="window.open(this.href);return false;

Y podría seguir llenando el post con el nombre de las personalidades que asistieron a los juicios y sus impresiones sobre el mismo. Pero, ¿Todos mentian? ¿Se falsicaba todo en la URSS? ¿Los acusados se pusieron de acuerdo para declarar lo que declararon? ¿Todo era un plan siniestro de Stalin para sacarse de encima a sus opositores reales o imaginarios? ¿La muerte de Kirov fue un truco negro para desatar una feroz cacería de brujas? ¿Dónde reside la verdad?

Saludos cordiales.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por José Luis » Sab Oct 15, 2011 7:28 am

¡Hola a todos!

Los juicios (farsa) de Moscú pudieron aparentar durante su celebración toda la legalidad del mundo, algo que yo no he puesto en tela de juicio. Pero las "confesiones" bajo tortura no se sacaron durante la celebración de los juicios, obviamente, sino en las instrucciones previas a los mismos; es decir, en los interrogatorios policiales de los acusados. Es en esta fase de la instrucción donde hablé de carencia de garantías procesales al estilo de las existentes en un estado de derecho en el que impera la ley. Pero en la Unión Soviética de Stalin, como en la Alemania de Hitler, no regía el imperio de la ley, sino la voluntad de un dictador, como resulta inherente a cualquier régimen autoritario con sistema totalitario. Con todo, nadie de los autores que he mencionado ha ignorado, durante el examen de las fuentes para el tema de su investigación, la documentación relativa a los juicios-farsa celebrados durante el Gran Terror, pero han mantenido en cuarentena todas las "confesiones" de los testigos o acusados sacadas bajo tortura, bajo amenaza de tortura o bajo amenaza de represalia contra sus familiares.

Por otra parte, las teorías que, siguiendo la acusación stalinista de la época, colocan la autoría intelectual del asesinato de Kirov en los círculos de Zinoniev y Kamenev es una teoría hoy en día insostenible a la luz de lo que ha evidenciado la apertura y examen de los archivos rusos ya referidos. Como ya he comentado, tanto Khlevniuk como Getty y Naumov han demostrado que en 1934 (y después) jamás hubo una oposición política a Stalin, y para el caso que nos concierne ninguna oposición por parte de Zinoniev y Kamenev. Y ningún historiador, que yo sepa, ha refutado estas demostraciones. Con ello se esfuma el motivo que han utilizado los defensores de dichas teorías, y que según su versión más extendida la muerte de Kirov fue un resultado de la conspiración política (Zinoniev y cía) que se oponía a Stalin. La única conspiración que hubo fue la que creó el propio Stalin después del asesinato de Kirov, y consistió en crear de la nada opositores políticos a su régimen (y aquí entraron los Zinoniev y cía) y conspiraciones para atentar contra su persona u otros dirigentes del Partido. Y para dar pábulo a tal argucia se aprovechó precisamente del asesinato de Kirov, que atribuyó a esos supuestos opositores y conspiradores. Así fabricó una excusa para sus purgas, excusa que desarrolló y refinó después con los métodos criminales de su policía de seguridad, culminando tal mascarada con los jucios farsa de 1936-38.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por José Luis » Sab Oct 15, 2011 8:44 am

¡Hola a todos!

En cuanto a las "confesiones" de acusados o testigos obtenidas bajo el régimen stalinista, creo conveniente copiar algunos fragmentos del "discurso secreto" de Khrushchev de 1956 (negrita mía):

[...] Stalin inventó el concepto de «enemigo del pueblo». Este término hizo automáticamente innecesario que los errores ideológicos de los hombres expresados en una controversia se comprobasen; este término hizo posible que se usaran los más crueles métodos de represión, violándose así todas las normas de la legalidad revolucionaria, cada vez que alguien estaba en desacuerdo con Stalin o que se sospechara en él una intención hostil o debido simplemente a que tenía una mala reputación. Este concepto de «enemigo del pueblo», finalmente, eliminó todas las posibilidades de que se desarrollaran luchas ideológicas o de que alguien pudiese dar a conocer su punto de vista respecto a cualquier problema, aunque ellos fuesen meramente de carácter práctico. En general y en realidad, la única prueba de culpabilidad valedera era la confesión y ella se usaba contra todas las normas de la legalidad, por cuanto se ha podido demostrar posteriormente que esas confesiones se obtenían presionando por medios físicos al acusado. Esto condujo a abiertas violaciones de la legalidad revolucionaria, y al hecho de que muchas personas enteramente inocentes, que antes habían defendido la línea del Partido, se transformaran en víctimas.

[...] La Comisión se ha familiarizado con una gran cantidad de material existente en los archivos de la N.K.V.D. y con otros documentos, y ha establecido muchos hechos que conciernen la fabricación de cargos contra comunistas, las falsas acusaciones y los descarados abusos de la legalidad socialista que tuvieron como consecuencia la muerte de gente inocente. Es obvio que muchas de las actividades del Partido, del Soviet y de la economía se tildaron en 1937-1938 de «enemigas», cuando en realidad no las realizaban ni enemigos ni espías ni saboteadores, etc., sino comunistas honrados. Se trataba de gente acusada injustamente, que - no pudiendo soportar tanta bárbara tortura - se autoacusaban, por orden de los jueces investigadores y de los falsificadores, de toda clase de crímenes graves e increíbles.

[...] Esta directiva fue la base de una serie de acusaciones en masa y de abusos contra la legalidad socialista. Durante muchos de los juicios fabricados se acusó a los reos de preparar actos de terrorismo; esto les privaba de la posibilidad de que sus casos fuesen reabiertos aun cuando ellos declararan ante el Tribunal que se les había hecho confesar a la fuerza o cuando, de un modo convincente, rechazaban las acusaciones esgrimidas contra ellos.

[---] Ahora bien, cuando se examinaron las acusaciones contra estos presuntos espías y saboteadores se encontró que se habían inventado sus crímenes. Las confesiones de culpabilidad de muchos de esos presuntos enemigos del pueblo se obtuvieron sometiéndolos a torturas inhumanas y crueles.

[...] Durante el examen a que fue sometido en 1955 el caso de Komarov, se supo lo siguiente acerca de Rosenblum: Cuando Rosenblum fue detenido en 1937, se le torturó en forma terrible y se le ordenó que confesara informaciones falsas respecto a su persona y a otras. Entonces se le llevó a la oficina de Zakovsky (alto oficial de la Policía Secreta), quien le ofreció su libertad a condición de que confesara ante el Tribuna lo que se había fabricado contra él en la N.K.V.D. en 1937, referente a sabotaje, espionaje y trabajo en un centro terrorista de Leningrado. (Agitación en la sala). Con cinismo increíble Zakovsky habló revelándome cómo operaba el vil mecanismo para la ingeniosa creación de complota antisoviéticos ficticios.

«Con el objeto de informarme al respecto -dijo Rosenblum- Zakovsky me insinuó varias posibles variantes de la organización del centro de Leningrado y sus sucursales. Después de explicarme la organización en detalle, Zakovsky me dijo que la N.K.V.D. estudiaría el caso de este centro, observando que el juicio sería público. Ante los tribunales se acusaría a cuatro o cinco supuestos miembros de este centro, a Chudov, Ugarov, Smorodin, Pozern, Shaposhnikova (esposa de Chudov) y otros, conjuntamente con dos o tres miembros de las sucursales de éste centro... Ud. mismo, dijo Zakovsky, no necesitará inventar nada. La N.K.V.D. preparará para Ud. una reseña respecto a cada sucursal del Centro; la tendrá que estudiar muy bien y recordar en detalle las preguntas y las respuestas que puedan surgir en el Tribunal. Este caso estará listo dentro de unos tres o cuatro meses o quizás medio-año.

Durante todo este tiempo Ud. ha de prepararse de modo que no comprometa ni la investigación ni a su persona. Su futuro dependerá del desenlace del juicio y sus resultados. Si Ud. comienza a mentir y atestiguar falsamente, cúlpese Ud. mismo. Si logra soportarlo, salvará su cabeza y nosotros lo alimentaremos, y vestiremos a expensas del gobierno hasta el día de su muerte.»

Este es el tipo de vileza que se practicaba en ese tiempo. (Agitación en la sala). Kamarov, un viejo bolchevique, fue liquidado en la gran purga y rehabilitado en 1955. Rosenblum cayó víctima de la gran purga


[...] Muchos miles de comunistas inocentes y honrados han muerto como resultado de estas monstruosas falsificaciones y como consecuencia del hecho de que se aceptó todo tipo de confesiones difamantes obtenidas por la fuerza y en las cuales existían autoacusaciones y acusaciones a otro

Véase el "discurso secreto", por ejemplo, de donde he copiado esos fragmentos:
http://www.marxists.org/espanol/khrushc ... rero25.htm" onclick="window.open(this.href);return false;

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
enrique falcon
Miembro
Miembro
Mensajes: 183
Registrado: Lun Sep 20, 2010 6:00 am
Ubicación: lima peru

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por enrique falcon » Sab Oct 15, 2011 8:11 pm

He aquí la madre del cordero,la fuente de la que abrevan muchos historiadores para denostar contra Stalin y el stalinismo, el famoso informe secreto presentado en el XX Cogreso redactado por él y sus incondicionales y leído en "sesión secreta" sin el consentimiento ni del Comite Central ni de ningún órgano de poder soviético.Una lectura a título personal.Lo que demuestra que la lucha por el poder continuaba sin cortapisa alguna.
Desestalinizar a la URSS era una tarea de primer orden de los revisionistas para implementar sus nefastas políticas contrarrevolucionarias, ¿y quién estaba a la cabeza de todo ello? Uno de los principales aduladores de Stalin: Nikita Jruschev.
Si se quería cambiar el rumbo de la economía y permitir el retorno del capitalismo,era necesario borrar de la faz de la tierra la imagen de Stalin y su política economica todavía en pie. Así, cualquier ataque estaba permitido.

Grover Furr, en su escrito: Discurso del anticomunismo,declara lo siguiente:
"El Discurso de Jruschev Fue una Mentira

El 26 de febrero de 1956, en el XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética celebrado en Moscú, Nikita Jruschev pronunció su famoso discurso "Sobre el Culto a la Personalidad y Sus Consecuencias". En términos de sus consecuencias, seguramente fue el discurso más importante del Siglo XX, y tal vez de todos los tiempos. Asestó un golpe mortal al movimiento comunista internacional, del que éste todavía no se ha recuperado.

Los académicos, periodistas, científicos políticos e historiadores todavía hablan de las "revelaciones" de Jruschev, la "exposición", etc. de los "crímenes" de Stalin en este discurso. Pero ¿cuántos saben que todas y cada una de las supuestas "revelaciones" pronunciadas por Jruschev en su discurso eran falsas? ¿No "algunas" o "la mayoría", sino todas y cada una? He pasado buena parte de los últimos años documentando este hecho.

Esas mismas "revelaciones" de Jruschev son la base sobre la que se ha construido la subsiguiente teoría marxista y comunista, así como la propaganda anticomunista. Y -debo decirlo una vez más- todas ellas son falsas.

Nadie puede dudar de que Jruschev y Cia. ciertamente odiaban a Stalin. Pero no podían hacer ninguna crítica sincera de Stalin, es decir, ninguna que se atrevieran a declarar en voz alta. En suma, detrás del "Discurso Secreto" conocido hay otro "discurso secreto" que nunca fue pronunciado, y que constituye el verdadero motivo del ataque contra Stalin. Para una descripción de los verdaderos motivos por los que Jrushchev y Cia. odiaban a Stalin, remito a mi artículo publicado en dos partes en "Cultural Logic" en el 2005, titulado "Stalin y la Lucha por las Reformas Democráticas". También he completado una monografía mucho más larga en la que examino las supuestas "revelaciones" de Jruschev presentadas en su famoso discurso --más de 50 de ellas-- y en la que documento, con pruebas procedentes de los archivos soviéticos antes secretos, que prácticamente todas y cada una de tales revelaciones son falsas.


¿Cuáles son las implicaciones para nuestra comprensión de la historia del movimiento comunista, del socialismo "realmente existente" y de la teoría marxista? Pues que todos ellos deben ser estudiados de nuevo, repensados de principio a fin. Uno de los mejores investigadores norteamericanos del período de Stalin en la URSS, J. Arch Getty, ha calificado a la investigación histórica realizada durante el período de la guerra fría como "productos de propaganda" --la "investigación" no puede limitarse a criticar o tratar de corregir sus partes individuales, sino que debe ser rehecha desde el principio. Yo estoy de acuerdo con Getty, pero añadiría que esta "investigación" tendenciosa, políticamente sesgada y deshonesta, todavía se está produciendo hoy en día y desgraciadamente es la dominante."

Así estamos.

Saludos cordiales.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por José Luis » Sab Oct 15, 2011 9:53 pm

¡Hola a todos!

No dejas de sorprenderme, Enrique. Hasta ahora has centrado el grueso de tus argumentos introduciendo autores de clara cultura comunista, y por tanto con una agenda política interesada. Y ahora traes a Furr, un profesor de inglés y literatura contemporánea (circunstancia que sólo menciono para indicar que no es historiador), profesión que, en principio, no lo invalida en absoluto para escribir sobre la materia si no fuera, ¡ay!, por su conocida agenda marxista y su apología de la figura de Stalin, entre otras posiciones ideológicas radicales. Y hago notar estos datos sin ningún ánimo crítico o de desdén hacia este caballero, que está en su pleno derecho de pensar y defender lo que quiera. Sin embargo, te pediría, si lo tienes a bien, que ceses en tu empeño de intoxicar este foro, intencionadamente o no, con tanta propaganda ideológica. Para evidenciar que Khrushchev tenía una clara agenda política en su "discurso secreto" de 1956 no hace falta recurrir a otros propagandistas; es algo de sentido común. Además, ya ha quedado más o menos claro en el resumen que hice del artículo de Lenoe. Pero los fragmentos que he copiado en mi anterior mensaje contienen todos ellos una verdad de fondo incuestionable: el uso de la tortura para sacar "confesiones" y la fabricación de "pruebas" y "casos criminales". Y esto está demostrado por los historiadores que he citado, incluido Getty, el académico que tanto alaba Furr.

En fin, esperemos que no llegue otra andanada de lo mismo.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Von Garzen
Expulsado
Mensajes: 145
Registrado: Dom Sep 02, 2007 8:55 pm
Ubicación: Balmaseda

Re: Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por Von Garzen » Dom Oct 16, 2011 12:52 am

Vamos a ver Jose Luis, a mi si que no dejas de sorprenderme o igual no. ¿O sea si se recuerren a fuentes comunistas o marxistas se quita razón a los argumentos expuestos? Pues para mi los que tienen una agenda política interesada son todos esos historiadores, cuenta historietas y revionistas de clara cultura capitalista, neoliberal y en muchos casos neofascista o como minimo neofranquista. Defensores de los mayores crimines que se comenten y se han cometido en la humanidad en nombre de la palabra mas prostituida de la humanidad despues de la palabra "amor", que es la palabra "democracia".

¿Entnces Enrique intoxica el foro con propaganda ideologica? Pero claro tu cuando exponen un articulo desde una postura tan ideologica como "las teorias sobre el asesinativo de Kirov" encima desde una postura muy cobarde porque claro, lo haces desde una postura en la que nisiquieras de "pringas ideologicamente", no estas para nada intoxicando el foro con propaganda ideologica. Y cuando en este foro se leen comentarios sobre "el buen hacer de la División Azul" tampoco se esta intoxicando el foro con propaganda ideologica, ¿no? Y cuando en general en este foro se tratan los temas del frente oriental desde una postura exculpatoria o como menos proalemana, tampoco se esta haciendo intoxicación ideologica, ¿no?

Existe la lucha de clases y esta claro que tu y este foro en general se ha posicionado en un bando, asi que no vengas de estar por encima del bien y del mal y desde una posición neutral. Tu haces apologia de la "democracia" liberal y del capitalismo, algo que algunos cosideramos un crimen contra la humanidad y que estos años más claro ha quedado con toda la misera que nos esta trayendo.

La Segunda Guerra Mundial, Jose Luis y tu lo sabes porque para eso sabes mucho de este tema, fue una guerra ideologica, una gran guerra de coche entre ideologias. Primero fue el coche entre el capitalismo y el comunismo y dentro del capitalismo entre el liberalismo angloamericano y nazifascismo. Por eso no se puede hablar de la Segunda Guerra Mundial y los periodos inmediatos sin hablar desde posturas ideologicas.

Que no gusta aqui la ideologia proURSS esta claro, no hay mas que leer cualquier entrada o comentario que no tenga nada que ver con operaciones militares o tecnologica militar, en todos los demas se intenta siempre de manera más o menos sutil hacer un ataque a la URSS o como mínimo compararla al regimen de Hitler. Cuando todos sabemos, bueno todos no, los que leer a los historiadores revisionesitas no lo saben, que la URSS gano la II Guerra Mundial con el sacrificio de no menos de 20 millones de ciudadanos soviéticos. Y guste o no guste el socialismo o el comunismo fue la ideologia que gano esa batalla y que sino fuera por las acciones desestabilizadoras por parte del OSS americano, en Francia y en Italia los comunistas ganarian las elecciones. Y sino fuera por que Stalin no era tan malo malisimo como dicen, Grecia tambien seria comunista, quien sabe si igual no estarian como estan ahora.

No tengo nada más que decir, ahora si quieres puedes sancionarme al igual que curiosamente has sancionado en el ultimo mes a otros dos foristas que han hecho una defensa de la Unión Soviética en este foro: IS2 y Eisenhower.

Avatar de Usuario
enrique falcon
Miembro
Miembro
Mensajes: 183
Registrado: Lun Sep 20, 2010 6:00 am
Ubicación: lima peru

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por enrique falcon » Dom Oct 16, 2011 3:01 am

Estimado José Luís, siento mucho no poder apoyarme,en mis intervenciones, en obras de escritores occidentales, y creo tener el derecho, quierase o no, de apoyarme en los escritos de personas que Ud. considera apologistas del comunismo, como si ser comunista estuviese vedado como en la época dictatorial de Francisco Franco o de la propia Alemania nazi,y además como si fuese un delito de lesa humanidad.

En aras de su talante democrático le pido no juzgue mi decisión de apoyarme en escritores que están "en su pleno derecho de pensar y defender lo que quiera(n)".

Ud. sabe Sr. José Luís que la II Guerra Mundial, en el Frente Oriental,no fue solamente una guerra ideológica, sino también
cultural (D.M. Glantz), no se trataba de ocupar un territorio y anexionárselo, se trataba de eliminar a un Estado (aspecto político) y a su población (aspecto cultural) y la colonización de los que quedasen con vida como mano de obra esclava, no se trataba pues de un regreso a la Edad Media,sino al de la Esclavitud en pleno siglo XX.Esto creó tensión en el gobierno soviético y asi a ello le sumamos sus luchas internas tenemos un cuadro propicio para un descenlace inimaginable.

Los años previos a la Guerra estuvieron cargados de acontecimientos políticos-ideológicos de envergadura nacional (España es un claro ejemplo de ello), ¿Por qué debería la URSS ser la excepción?

El asesinato de un miembro del Comite Central de Partido Comunista Bolchevique de la URSS, en 1934, fue el corolario de una lucha política e ideológica en su interior, y la reacción del Partido puede gustarnos o no,es un hecho concreto incontrovertible y lleno de dramatismo. A raiz de ello,la historiografía occidental (u oficial si Ud. prefiere) no ha hecho sino hechar sombras y dudas sobre el Stalinismo y los stalinistas y con ello enlodar al comunismo. ¿Por qué debería alinearme con ellos? ¿Es una necesidad sine qua non hacerlo,porque de lo contrario me convierto en un apologista intoxicador de mentiras?
Ud. se basa en escritores intachables de tener simpatias con Stalin, está bien, es su derecho y no por ello lo puedo acusar de ser pro-occidental, pro-capitalista o anticomunista.Las ideas,Sr., no se persiguen.

En una sociedad dividida en clases sociales,esperar una ideología imparcial es una pueril ingenuidad,es como pensar que las crisis económicas del sistema la van a pagar los ricos, le pido,por favor,no espere eso de mí.Desde la orilla opuesta a la de Ud. existe una verdad y es la que yo defiendo.Y espero, apelando a su posición democrática,levante la sanción al forista JS2 y a Eisenhower.

Saludos cordiales.
Última edición por enrique falcon el Dom Oct 16, 2011 8:53 pm, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por José Luis » Dom Oct 16, 2011 9:43 am

¡Hola a todos!
Von Garzen escribió: Vamos a ver Jose Luis, a mi si que no dejas de sorprenderme o igual no. ¿O sea si se recuerren a fuentes comunistas o marxistas se quita razón a los argumentos expuestos?
No, yo no pretendo quitar argumentos de historiadores que trabajan su disciplina desde desde la aproximación del materialismo hisórico por el hecho de hacerlo así. Pero una cosa es el materialismo histórico como una escuela de la historia y otra muy diferente es la propaganda y apología del marxismo-stalinista y de Stalin, o lo que viene a ser lo mismo: la propaganda y apología de un régimen político autoritario de sistema totalitario que se caracterizó fundamentalmente por su naturaleza criminal. Cuando un autor hace propaganda o apología de ello, para mí queda inmediatamente desautorizado como historiador. La labor esencial del historiador no es la de propagandista o apologista de nada, sino la de narrar y explicar la historia en base a las evidencias históricas, lo haga con una aproximación materialista, social, diplomática, biográfica, etc. La labor del historiador, ya sea enseñando o escribiendo, no puede estar marcada por una agenda política, porque entonces ya no estaría enseñando y escribiendo historia, sino enseñando y escribiendo sobre sus preferencias políticas e ideológicas, que es lo que hace, por ejemplo, Furr.
Von Garzen escribió: Pues para mi los que tienen una agenda política interesada son todos esos historiadores, cuenta historietas y revionistas de clara cultura capitalista, neoliberal y en muchos casos neofascista o como minimo neofranquista. Defensores de los mayores crimines que se comenten y se han cometido en la humanidad en nombre de la palabra mas prostituida de la humanidad despues de la palabra "amor", que es la palabra "democracia".
¿Y a qué viene esta deriva, por decirlo suavemente? ¿Estás aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid para hacer tu propia propaganda? A mí no me gusta andar por las ramas ni perderme en generalidades que no dicen nada. Yo he citado y usado en este hilo a varios historiadores. Si tienes alguna objeción contra ellos en el sentido que yo he expresado con Furr, hazla; pero de forma precisa y concreta, y no peleándote contra el mundo, contra la cultura capitalista, neoliberal, neofascista o neofranquista, o la que sea. Ni Getty, ni Naumov, ni Khlevniuk, ni Lenoe están motivados en el ejercicio de su profesión por ninguna agenda política o ideológica personal, como así lo atestiguan sus obras. Por supuesto que tendrán sus propias preferencias políticas e ideológicas, como todo el mundo, pero no supeditan el ejercicio de su profesión a esas sus preferencias, sino a la historia con el suficiente rigor académico y la debida honestidad intelectual.
Von Garzen escribió: ¿Entnces Enrique intoxica el foro con propaganda ideologica? Pero claro tu cuando exponen un articulo desde una postura tan ideologica como "las teorias sobre el asesinativo de Kirov" encima desde una postura muy cobarde porque claro, lo haces desde una postura en la que nisiquieras de "pringas ideologicamente", no estas para nada intoxicando el foro con propaganda ideologica. Y cuando en este foro se leen comentarios sobre "el buen hacer de la División Azul" tampoco se esta intoxicando el foro con propaganda ideologica, ¿no? Y cuando en general en este foro se tratan los temas del frente oriental desde una postura exculpatoria o como menos proalemana, tampoco se esta haciendo intoxicación ideologica, ¿no?
Yo no he escrito ningún artículo en este hilo (cuando lo hago en cualquier parte del foro, lo dejo muy claro en la exposición del mismo), sino una exposición del tema según lo han afrontado Getty/Naumov y Lenoe. Creo que está bien explícito en el hilo. Lo de achacarme una postura cobarde en la exposición del tema es una ofensa que no te admito, mientras que huelga decir que no necesito explicitar mi posicionamiento ideológico para hablar o escribir sobre el asesinato de Kirov. El resto de tu cita es inabordable en este hilo.
Von Garzen escribió: Existe la lucha de clases y esta claro que tu y este foro en general se ha posicionado en un bando, asi que no vengas de estar por encima del bien y del mal y desde una posición neutral. Tu haces apologia de la "democracia" liberal y del capitalismo, algo que algunos cosideramos un crimen contra la humanidad y que estos años más claro ha quedado con toda la misera que nos esta trayendo.
Te voy a explicar algo que es evidente pareces desconocer. La administración del foro tiene una política clara sobre las normas que deben gobernar la participación en el mismo y que se han articulado en la Normativa del Foro. Entre ellas se deja explícitamente prohibida la apología de regímenes políticos autoritarios y de sus líderes. Personalmente, no necesito hacer apología de los regímenes pluralistas o democráticos, ni me considero estar por encima del bien o del mal, o en una posición neutral. Mi trayectoria en el foro es visible a quienquiera leerla, y está en las antípodas de lo que tú afirmas. Lo que sí me he abstenido de hacer a lo largo de la misma es utilizar el foro con fines ideológicos o propagandísticos; en la medida de mis capacidades, lo que he hecho es una labor de divulgación histórica, con mayor o menor acierto. Pero no estoy en el foro para defender ningún régimen autoritario, ni del pasado ni del presente, ni para propagar mis preferencias políticas e ideológicas.
Von Garzen escribió: La Segunda Guerra Mundial, Jose Luis y tu lo sabes porque para eso sabes mucho de este tema, fue una guerra ideologica, una gran guerra de coche entre ideologias. Primero fue el coche entre el capitalismo y el comunismo y dentro del capitalismo entre el liberalismo angloamericano y nazifascismo. Por eso no se puede hablar de la Segunda Guerra Mundial y los periodos inmediatos sin hablar desde posturas ideologicas.
La IIGM fue muchas cosas, pero no voy a debatir aquí sobre este tema que no es el del hilo. Ya bastante estoy haciendo con recoger tu deriva.
Von Garzen escribió: Que no gusta aqui la ideologia proURSS esta claro, no hay mas que leer cualquier entrada o comentario que no tenga nada que ver con operaciones militares o tecnologica militar, en todos los demas se intenta siempre de manera más o menos sutil hacer un ataque a la URSS o como mínimo compararla al regimen de Hitler. Cuando todos sabemos, bueno todos no, los que leer a los historiadores revisionesitas no lo saben, que la URSS gano la II Guerra Mundial con el sacrificio de no menos de 20 millones de ciudadanos soviéticos. Y guste o no guste el socialismo o el comunismo fue la ideologia que gano esa batalla y que sino fuera por las acciones desestabilizadoras por parte del OSS americano, en Francia y en Italia los comunistas ganarian las elecciones. Y sino fuera por que Stalin no era tan malo malisimo como dicen, Grecia tambien seria comunista, quien sabe si igual no estarian como estan ahora.
De esto te digo lo mismo que lo anterior.
Von Garzen escribió: No tengo nada más que decir, ahora si quieres puedes sancionarme al igual que curiosamente has sancionado en el ultimo mes a otros dos foristas que han hecho una defensa de la Unión Soviética en este foro: IS2 y Eisenhower.
Las sanciones a esos dos foristas han sido publicadas y motivadas en su día. Tal como recoge el Apartado 3 del Artículo 15 de la Normativa del Foro, “el sancionado o cualquier otro miembro o usuario podrá presentar las alegaciones oportunas vía mensaje privado al Consejo de Administración”. Que yo esté enterado, tú no has presentado ninguna alegación en su momento; en cambio lo haces ahora vulnerando el reglamento.

En cuanto a lo de sancionarte, yo no gusto de ser juez y parte, así que me abstendré de enjuiciar, como moderador o administrador, tu intervención y tus posibles infracciones. Esto lo dejo al juicio independiente del resto de administradores del foro.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Las teorías sobre el asesinato de Kirov

Mensaje por José Luis » Dom Oct 16, 2011 10:44 am

¡Hola a todos!
enrique falcon escribió:Estimado José Luís, siento mucho no poder apoyarme,en mis intervenciones, en obras de escritores occidentales, y creo tener el derecho, quierase o no, de apoyarme en los escritos de personas que Ud. considera apologistas del comunismo, como si ser comunista estuviese vedado como en la época dictatorial de Francisco Franco o de la propia Alemania nazi,y además como si fuese un delito de lesa humanidad.
Te digo lo mismo que expresé a Von Garzen. Apóyate en el historiador que tú quieras, pero que sea un historiador y no un propagandista o apologista de nada ni de nadie.
enrique falcon escribió: En aras de su talante democrático le pido no juzgue mi decisión de apoyarme en escritores que están "en su pleno derecho de pensar y defender lo que quiera(n)".
Mi “talante democrático” no tiene nada que ver aquí. Estamos en un foro de historia gobernado por una normativa que, guste o no guste, ha de cumplirse escrupulosamente. En su articulado queda constancia de que no se permiten apologías de regímenes autoritarios y de ideologías afines a los mismos, ni el uso del foro para hacer propaganda de cualquier ideología política, partido político o líder político (Artículo 4, Apartado 3). Nadie te obliga a participar en este foro y eres completamente libre de hacerlo o no. Pero si lo haces, respeta las reglas del juego que tiene dadas. Y repito que no tengo inconveniente alguno en que te apoyes en los historiadores que desees; pero deja completamente al margen a propagandistas y apologistas.
enrique falcon escribió: Ud. sabe Sr. José Luís que la II Guerra Mundial, en el Frente Oriental,no fue solamente una guerra ideológica, sino también
cultural (D.M. Glantz), no se trataba de ocupar un territorio y anexionárselo, se trataba de eliminar a un Estado (aspecto político) y a su población (aspecto cultural) y la colonización de los que quedasen con vida como mano de obra esclava, no se trataba pues de un regreso a la Edad Media,sino al de la Esclavitud en pleno siglo XX.
¿Y qué tiene que ver esto aquí con el asesinato de Kirov?

enrique falcon escribió: El asesinato de un miembro del Comite Central de Partido Comunista Bolchevique de la URSS, en 1934, fue el corolario de una lucha política e ideológica en su interior, y la reacción del Partido puede gustarnos o no,es un hecho concreto incontrovertible y lleno de dramatismo. A raiz de ello,la historiografía occidental (u oficial si Ud. prefiere) no ha hecho sino hechar sombras y dudas sobre el Stalinismo y los stalinistas y con ello enlodar al comunismo. ¿Por qué debería alinearme con ellos? ¿Es una necesidad sine qua non hacerlo,porque de lo contrario me convierto en un apologista intoxicador de mentiras?
Yo no abrí este hilo para que sus posibles participantes se alinearan con ningún tipo de ideología, sino para exponer las conclusiones que diversos historiadores, y no sólo occidentales, han publicado con respecto a las teorías existentes que tratan de explicar dicho asesinato. Los historiadores que he citado no han necesitado definirse ideológicamente para investigar históricamente el asesinato de Kirov y publicar sus resultados. Sigamos su ejemplo.
enrique falcon escribió: Ud. se basa en escritores intachables de tener simpatias con Stalin, está bien, es su derecho y no por ello lo puedo acusar de ser pro-occidental, pro-capitalista o anticomunista.Las ideas,Sr., no se persiguen.
Eso me parece una burda simplificación de lo que he escrito. He escrito que los historiadores que he citado han concluido, entre otras cosas, que Stalin no estuvo implicado en el asesinato de Kirov, y he subrayado que no lo han concluido así en base a una supuesta postura pro-Stalin (que muchos, sin haber leído sus obras, podrían aventurar), sino a tenor de las evidencias históricas que han examinado. En cuanto a las ideas, todo el mundo tiene derecho a tener las suyas, sean éstas cuales sean. Pero te garantizo que la manifestación de algunas ideas no tiene cabida en este foro.
enrique falcon escribió: En una sociedad dividida en clases sociales,esperar una ideología imparcial es una pueril ingenuidad,es como pensar que las crisis económicas del sistema la van a pagar los ricos, le pido,por favor,no espere eso de mí.Desde la orilla opuesta a la de Ud. existe una verdad y es la que yo defiendo.Y espero, apelando a su posición democrática,levante la sanción al forista IS2 y a Eisenhower.
El foro no está para que sus usuarios defiendan “su verdad”, sea ésta la que sea, sino para escribir sobre la historia de la IIGM. Las discrepancias en la interpretación de un hecho histórico, como el que trata este hilo, se defienden con argumentos que deben sustentarse en la evidencia histórica, y no en la ideología personal de cada cual. De lo contrario el debate sobre un suceso histórico se convierte automáticamente en un debate político o ideológico que, como queda patente en este hilo (y muchos otros), se pierde en derivas y enfrentamientos ideológicos personales que no son tema de este foro. Mejor que se busquen otros foros políticos en Internet; aquí sobran estas actitudes.

Y en cuanto a las sanciones de usuarios, te digo lo mismo que a Von Garzen. Que yo sepa, no se ha recibido en su día ninguna alegación de tu parte contra la motivación de la sanción, o contra la sanción, a dichos usuarios. Lo haces ahora, otra deriva más, contraviniendo lo estipulado en la NdF.

Y con esto cierro mi intervención para comentar cualquier otra intervención que no se ciña, en forma y fondo, al tema del hilo.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Responder

Volver a “Temas generales”

TEST