¿y si Alemania no interviene en Grecia?

¿Qué pasaría si…?

Moderador: José Luis

Responder
Avatar de Usuario
Herman Hoth
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 667
Registrado: Mié Sep 05, 2007 10:17 pm
Ubicación: M.O.E

¿y si Alemania no interviene en Grecia?

Mensaje por Herman Hoth » Mié Sep 26, 2007 11:32 am

La resistencia griega es uno de los puntos clave en la derrota Alemana. Historiadores, como John Keegan, creen que la participacion alemana en Grecia demoro la operacion Barbaroja unas seis semanas. Hitler habia planificado el comienzo de la operacion para el 15 de mayo 1941, pero no comenzo hasta el 22 de junio. Este retraso fue decisivo, ya que obligó a las tropas alemanas a combatir en el infernal invierno ruso. El ejército alemán quedo a las puetas de Moscú, y su avance hacia el Cáucaso se retraso notablemente. Adolf Hitler, en una discusión con Leni Riefenstahl,segun conto ella misma, dijo "si los italianos no hubiesen invadido Grecia y pedido nuestra ayuda, la guerra podría haber tomado un rumbo diferente. Habríamos retrasado la llegada del invierno ruso varias semanas y conquistado Leningrado y Moscú. No habría habido ningún Stalingrado".
Antony Beevor, pretende que no fue la resistencia griega lo que retrasó la invasión, sino la lenta construcción de pistas de aterrizaje en el este de Europa.
Para Basil Liddell Hart, la causa fue el inesperado golpe de Estado del 27 de marzo de 1941 en Yugoslavia, de resustas del cual, paso de ser un aliado del eje a un enemigo.
Hitler decidió ese mismo día invadir Yugoslavia, retrasando asi la invasion planeada de Rusia.
¿vosotros que opinais? Grecia, Yugoslavia, o estaba condenada al fracaso la invasion desde un principio.
"Nadie se queda atras, todos volvemos a casa".
"El tanque del comandante al frente, como guía a seguir".
"El dolor es temporal. El orgullo dura toda la vida."
"Cuando golpeas al enemigo lo haces con el puño, y no con los dedos".
¡Por España! ¡Desperta ferro!
es mi lema, triunfar o morir.!
[url=http://img109.imageshack.us/i/escudomoe.gif/][img]http://img109.imageshack.us/img109/8744/escudomoe.gif[/img][/url]

WSChurchill
Usuario
Usuario
Mensajes: 20
Registrado: Vie Ago 31, 2007 12:37 am

Mensaje por WSChurchill » Mié Sep 26, 2007 6:51 pm

A mi modo de ver la intervención alemana en los Balcanes se hizo inevitable cuando a los pocos días de la entrada de Yugoslavia en el Pacto Tripartito un golpe militar en Belgrado establecía en el poder un gobierno proclive a los Aliados. Creo que difícilmente Alemania podía arriesgarse a iniciar Barbarroja, donde pondría casi todo loq ue tenía, teniendo una retaguardia balcánica inestable. Imaginemos que deja al gobierno yugoslavo intacto se lanza a Barbarroja y, pongamos por ejemplo, en el 43 las tropas aliadas que desembarcaron en Italia y Sicilia lo hubieran hecho en la costa dálmata. Y de paso que invadía Yugoslavia, Alemania creo que no tenía otra opción que acabar con los griegos, que no dejaban de ridiculizar al inoperante mando del ejército italiano.

En lo de retrasar Barbarroja yo creía lo mismo que tu, que la retrasó un mes. Pero otros autores, como Álvaro Lozano (Operación Barbarroja) y los de La guerra que había que ganar, comentan que dificilmente Barbarroja podría haber empezado antes. Vienen a decir que, efectivamente, lo ideal era el ataque alemán se iniciara en mayo para aprovechar al máximo el buen tiempo. Pero parece ser que en el 41 el tiempo se puso contra los alemanes: la época de lluvias y barros primaverales rusa se retrasó hasta comienzos de junio y las lluvias y primeros fríos otoñales se adelantaron sorprendentemente a septiembre. Incluso se presenta, creo que en Operación Barbarroja, una serie histórica climática de Rusia, mostrando lo relativamente inhabitual del año 41. Por eso no tengo claro hasta que punto la operación Marita en los Balcanes perjudicó la campaña de Barbarroja.

Seguro que otros foreros arrojan mucha mas luz al asunto.

Un saludo.

HPG
Usuario
Usuario
Mensajes: 41
Registrado: Mar Sep 06, 2005 3:42 am
Ubicación: Buenos Aires

Mensaje por HPG » Vie Oct 05, 2007 3:48 pm

Hola a todos:

No tengo a mi disposición los datos correctos de las fuerza empleadas por los alemanes en la incursión a Grecia, pero por lo que tengo entendido la cantidad de personal y material enviado a dicho país no fue condición necesaria para atrasar Barbarroja. Como manifestó WSCHURCHILL las lluvias de primavera llamadas “Raspusitas” no hacen apto el terreno para movimientos mecanizados a gran escala, movimiento principal de Alemania para tomar grandes extensiones de territorio.
Saludos Hernán

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9441
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Mensaje por José Luis » Vie Oct 05, 2007 9:23 pm

¡Hola a todos!

Contesté hace tiempo a esta pregunta en un topic ("Quince días", abierto por Maximus más abajo en este mismo subforo), en la segunda página. Repito lo escrito entonces:

El retraso de tres o cuatro semanas "por culpa de las operaciones en los Balcanes" tiene su origen en las frustraciones de Hitler durante los últimos días de su vida en el búnker de la Cancillería del Reich. En sus lamentaciones retrospectivas, Hitler estaba reinventando la historia.

Aunque no hubiese habido intervención alemana en Yugoslavia y Grecia, la Operación Barbarroja no habría podido comenzar antes de lo que lo hizo en la realidad, esto es, el 22 de junio de 1941 o por esas fechas.

El retraso invernal es cierto que imposibilitaba toda operación motorizada antes de mediados de mayo de 1941. Pero el factor decisivo fue el Programa Otto, las operaciones ferroviarias para desplegar las divisiones alemanas necesarias a las áreas de reunión de la frontera germano-soviética.

Aunque los antecedentes de Otto se remontan a un plan aceptado por el Reichsbahn y el coronel Rudolf Gercke el 25 de abril de 1940 (el plan buscaba el incremento de la capacidad diaria de cinco líneas ferroviarias completas desde Alemania hasta la frontera soviética a 48 trenes cada una al final del verano), y el OKW cursó máxima prioridad a Otto con su directriz de 27 de julio de 1940 (después de que Hitler hubiese puesto sus ambiciones en el Este) exigiendo que Otto estuviese listo a finales de año, lo cierto es que muy pronto se evidenció que esos plazos eran imposibles de llevar a cabo, y el plazo se pospuso para el 15 de abril de 1941.

La planificación detallada comenzó el 31 de octubre de 1940, mediante una reunión entre representantes del Reichsbahn y oficiales de la Wehrmacht que establecieron un plan inicial que requería la utilización de 15.000 trenes para apoyar el despliegue. En encuentros posteriores, esta cifra se elevó a 17.000. El Programa Otto estaba diseñado para hacer posible esos movimientos de trenes. Incluía la construcción de 80 estaciones nuevas; mejoras de comunicaciones y señales, entre ellas la creación de 270 bloques nuevos; la construcción de nuevos centros de reparación y locomotoras; y el refuerzo de vías y puentes. Cuando todo estuviera completo, las cinco líneas mayores del Ostbahn podrían manejar un total de 480 trenes por día. El programa encontró problemas desde el principio por problemas en el suministro de acero, porque el invierno fue muy duro y la nieve retrasó el trabajo hasta marzo de 1941, y porque, como afirmó Gercke, se trabajó bajo estándares de paz cuando estaban realmente en guerra. Otro gran problema fue la carencia de mano de obra. Cuando comenzó el programa, el Ministerio de Trabajo del Reich comprometió inmediatamente a todos los prisioneros de guerra disponibles en el área que cubría el proyecto, pero la demanda del mismo excedía la mano de obra suministrada, y las rivalidades existentes dentro del Reich dificultaron la solución.

Otto utilizó un total de 33.000 trenes: 11.784 se utilizaron para mover las formaciones de combate, mientras que el resto se encargó de las tropas de apoyo y suministros. El despliegue de cada división de infantería requería de unos 70 trenes, y entre 90 y 100 para las divisiones motorizadas y panzers. A medida que progresaba el despliegue se aumentó el número de trenes asignado a cada división por el aumento de vehículos de motor en las mismas.

La primera fase se completó entre el 25 de febrero y el 14 de marzo de 1941; involucró el cambio de divisiones entre el Este y el Oeste. Se movieron 12 trenes diarios, con 13 divisiones dejando el área y 8 transportándose al área. Además, se utilizaron 890 trenes de suministros, 200 para la Luftwaffe, 60 para ingenieros de combate, y 25 para tropas de línea-de-suministro, sumando un total de 2.500 trenes operando durante la primera fase.

La segunda fase comenzó a moverse el 20 de marzo de 1941, incrementando el ritmo de trenes diarios de 18 a 24. La tercera fase comenzó el 8 de abril, completándose el 20 de mayo. Durante esta fase se llevó a cabo el desvío de unidades a Yugoslavia y Grecia, y se utilizó un total de 1.400 trenes de tropas que desplegaron 17 divisiones.

La primera parte de la cuarta fase comenzó el 25 de mayo de 1941, durante la cual se desplegaron 9 divisiones más unidades de apoyo. La segunda parte se completó entre el 3 y el 23 de junio de 1941, e incluyó algunas de las divisiones que se retiraron a toda prisa de los Balcanes. En esta segunda parte se desplegaron 12 divisiones panzer y 12 divisiones motorizadas. Por último, el 21 de junio de 1941 se desplegaron otras 24 divisiones.

Durante las últimas fases de la operación, la Wehrmacht utilizó unos 2.500 trenes diarios.

Aunque Otto fue finalmente un éxito en su cometido esencial (no olvidemos que no sólo debía acometerse la dificultad logística de semejante traslado de formaciones y suministros, sino que había que hacerlo de tal modo que no despertase la alarma entre las tropas soviéticas fronterizas), el ataque a la Unión Soviética nunca podría haber comenzado antes de completarse la segunda parte de la cuarta fase (donde iban 24 divisiones móviles), es decir, nunca antes del 22 de junio de 1941 o unos pocos días antes.

Los problemas ferroviarios de la Operación Barbarroja, previos y posteriores, están muy bien tratados, entre muchas otras cosas, en el segundo volumen del Reichsbahn de Mierzejewski, del cual proviene la información sustancial anterior, esto es:

Alfred C. Mierzejewski, The Most Valuable Asset of the Reich: A History of the German National Railway Volume 2, 1933-1945 (The University of North Carolina Press, 2000), pp. 94-98

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Werto
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 807
Registrado: Mié Ago 17, 2005 5:19 am
Ubicación: Donde la consejería de eduación estime oportuno, Asturias, España

Mensaje por Werto » Sab Oct 06, 2007 1:23 am

Hola a todos.

Por no hablar de que la única forma que tenía Alemania mantener su estructura económica era asegurarse el control del petroleo rumano. El III Reich dependía absolutamente de los suministros soviéticos para mantenerse en guerra, y una vez atacada la URSS éstos cesarián, de manera que poner estos fuera del alcance de los británicos era requisito necesario antes de hacer nada (en realidad el Reich en 1941, ya antes de Barbarroja, estaba en una situación nada envidiable).

Saludos a todos.
Jonny coge el Bombardero,
y lo eleva por el cielo,
no hay cañón que alcance a Jonny,
ni rival que lo derribe...

Jonny no mata a la gente.
elimina el objetivo,
Jonny no es un asesino;
Jonny es frio..., y profesional.

Tal vez no veamaos en el ESTAIR, Supendereis.

Responder

Volver a “Historias alternativas”

TEST