Frank Wong: Un chino canadiense

Todos los personajes de la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Responder
Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3175
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Frank Wong: Un chino canadiense

Mensaje por Francis Currey » Lun Nov 19, 2007 1:23 am

Frank Wong: Un chino canadiense

La siguiente biografía se realiza a raíz de la entrevista realizada por Ramona Mar al propio Wong, publicado en la web http://www.vac-acc.gc.ca

Nacido en Vancouver, Frank Wong fue asignado a una unidad móvil de reparación. Luego fue enviado mientras prestaba servicio en la unidad a los campos de entrenamiento en Gran Bretaña, desde donde desembarco en las playa de Juno para acabar participando de forma triunfante en la liberación de Holanda.

Nacido en Vancouver en 1919, Frank era el segundo de siete hijos, La infancia de Frank Wong, como la de muchos de sus compañeros estuvo marcada por la pobreza. La vida en Vancouver quedaba reducida a una especie de gueto, donde se reunía la comunidad china. De modo que su padre decidió trasladarse junto con toda su familia a la pequeña aldea de pescadores de Alert Bay, en la isla de Vancouver, con el fin de prosperar. La aldea fue aislada, pero no inmune a los efectos de la guerra cuando fue bombardeado Pearl Harbour

Fue en los días que siguieron a Peral Harbor cuando Frank se planteo por primera vez su ingreso en el ejercito. Las imágenes y el profundo sentimiento de tristeza que recorría todo el país le movieron a replantearse su vida, en sus propias palabras: “Creí que era mi responsabilidad. Lo hice para demostrar al gobierno mi lealtad a mi país, esa fue probablemente la razón principal por la que ingrese en el ejército”

Después de una formación básica en Vernon, British Columbia, Frank recibió instrucción en el cuerpo de intendencia prestando servicio en Ottawa, se alistó en el Royal Canadian Ordinance Corps. En pocas semanas, Frank embarcó en el Queen Elizabeth. El viaje a Escocia duró cuatro días en los que Frank no tuvo tiempo para sus propios pensamientos.

Nada más llegar a tierra, Frank fue enviado a Catherham para unirse a su unidad, el Primer Taller de tropas del Ejército Canadiense. De aquellos días Frank recuerda lo siguiente: “Nuestra unidad ocupaba el segundo escalón en el taller. Nuestra función principal era la reparación de las piezas de artillería pesada. De 5,5 pulgadas, 7,2 pulgadas y de 155 milímetros, se reparaban cañones pero también nos ocupábamos de la reparación de todos los vehículos e instrumentos. Contábamos con un herrero. Teníamos una plantilla de unos 220 funcionarios en nuestra unidad. Se trataba de una unidad móvil estrictamente, incluso la oficina lo era, todo tenía ruedas. Siempre estabámos junto a la artillería. Cuando la artillería entraba en acción, nuestro trabajo era seguirles y permanecer junto a ellos, atentos para reparar cualquier pieza"

Durante el siguiente año y medio, la unidad de Frank se mantendría en Inglaterra, recibiendo una formación continua y en espera de órdenes para saltar en cualquier momento al continente.

Un mes después del Día D, Frank se encontraba en la bodega de un buque, el Liberty cruzando el estrecho hacía Francia. Desde allí, el propio Frank fue obligado a saltar en una lancha de desembarco para acercarse a las costa de Normandía que se encootraban congestionadas, por el transito de tropas. En las playas de Juno tras tomar tierra corrió hacia el interior abandonando la playa que aún recibía un incesane fuego enemigo, adentrándose tres o cuatro millas playa adentro.

Tras pasar la primera noche oculto en una trinchera cavada aceleradamente, la unidad de Wong comprobaba cada dos horas que todos los soldados se encontraban en sus pozos, el miedo a un ataque aéreo o un posible contrataque alemán se apodero de toda la unidad. Se dirigieron a Caen y de ahi a Holanda.

De su pasó por Caen sorprende el testimonio del propio Wong:
"Recuerdo que la ciudad estaba destruida completamente por la artillería, y recuerdo que había tantos muertos, ya sabes, sin enterrar, que me puse enfermo, al salir de allí descubrí que el olor al que me había acostumbrado era tan malo que comence a votimar.

Los alemanes se econtraban en plena retirada, Y me acuerdo de ir a través del campo. Fue muy emocionante porque en cada pueblo la gente salía y nos recibia con flores en sus manos y cuando nos deteniamos nos ofrecian su mejor vino y frutas. Tuvimos que seguir en movimiento. De vez en cuando permaneciamos en un pueblo durante unos cuantos días"

A finalizar la guerra, Frank se instaló en Holanda, donde fue testigo de la gratitud de los holandeses para con sus libertadores canadienses.

Avatar de Usuario
knut
Usuario
Usuario
Mensajes: 34
Registrado: Lun Abr 07, 2008 12:11 am
Ubicación: España

Mensaje por knut » Vie Abr 11, 2008 1:19 am

muy interesante, en las tropas alemanas destinadas a defender las playas en el dia d tambien se encontraban asiaticos e indues ¿sabes algo de la procedencia de dichas unidades? sobre todo de los chinos, saludos

Avatar de Usuario
Audie Murphy
Moderador
Moderador
Mensajes: 3707
Registrado: Dom Oct 09, 2005 7:38 am

Re: Frank Wong: Un chino canadiense

Mensaje por Audie Murphy » Dom Jun 16, 2013 7:29 pm

"El mal existe cuando las personas buenas no hacen lo que es correcto"

Responder

Volver a “Biografías”

TEST