Isoroku Yamamoto

Todos los personajes de la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Responder
Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4499
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Isoroku Yamamoto

Mensaje por Kurt_Steiner » Dom Ago 07, 2005 5:34 pm

Isoroku Yamamoto nació en Nagaoka en 1884. Nació cuando su padre, un pequeño burgués de provincia, tenía ya 56 años, edad elevada incluso para un japonés y especialmente en 1884. El orgullo masculino de su padre, Sadakichi Takano, fue tal que le indujo a poner al hijo llegado con tanto retraso el nombre de Isoroku que significa cincuenta y seis en japonés.
A los 16 años Isoroku Takano entró en la academia naval de Hiroshima. Era el comienzo del siglo, y el Japón se asomaba al mundo moderno con la intención de asumir un papel de gran importancia entre las grandes potencias. El papel que reivindicaba era el de lider de Asia Oriental. El joven Takano era robusto y fornido con destacadas actitudes modernas. Le gustaban la comida, las chicas, los juegos de azar, la lengua inglesa y el deporte.
A los 21 años Takano era guardiamarina en el crucero Nishin, cuando recibió el bautismo de fuego en Tsushima. En el transcurso de la batalla, Isoroku Takano fue herido y perdió dos dedos por un cascote de granada. Poco después murieron sus padres y fue adoptado por la familia Yamamoto, de la que recibió el apellido.
A los 38 años fue enviado a Harvard, para permitirle perfeccionar su cultura. Dos años después volvió a su patria llevando ecos de la polémica que había seguido con interés en Estados Unidos sobre la necesidad de que la marina dispusiese de aviación propia. Entre las ideas que estaba ya fomentando se encontraba la intuición de la futura importancia de los portaaviones, también captada en America. La marina de ambos paises estaba llamada a actuar en el océano demasiado lejos de las bases aereas de tierra. "La nave mas importante del próximo futuro, será una naves capaz de llevar aeroplanos" decía Yamamoto y no tardaron en darle la razón y le nombraron director de una escuela de pilotos.
En 1925 Yamamoto volvió a Estados Unidos como agregado naval y se distingue como irreprochable diplomático, excelente jugador de poker y de bridge. En realidad Yamamoto tenía los ojos bien abiertos y se hizo una idea detallada y precisa de la marina norteamericana, de sus puntos fuertes y de los dábiles. Intuyó que en caso de guerra entre Japón y Estados Unidos, la flota japonesa tendría que asestar un golpe a la flota americana con una acción sorpresa.
Con vistas a una acción de este géneo procuró orientar el adiestramiento de los oficiales nipones, mientras volvía al Japón y alternaba misiones militares con misiones políticas.
Desde 1935 a 1940, la política nipona se hizo claramente agresiva. Una vez más Yamamaoto tuvo un papel decisivo, ya que fue el artífice principal de la modernísima marina de guerra nipona y en especial de la construcción de numerosos portaaviones. Cuando la guerra estuvo a punto de implicar al Japón fue nombrado comandante en jefe de la Flota Combinada.
Todo esto no debe inducirnos a error. Yamamoto no era un auténtico belicista o al menos partidario de una guerra demasiado precipitada. Estaba convencido de que el Japón y especialmente la marina no estaban todavía en situación de enfrentarse a Estados Unidos. "En el caso de una guerra, la marina japonesa será capaz de dañar gravemente al enemigo por seis meses o un año. Pero después no sé", dijo una vez en una reunión del Estado Mayor japonés.
Después de lograr el pacto de no agresión con la URSS, las autoridades japonesas se volvieron contra los Estados Unidos y Yamamoto empezó a realizar el golpe de mano contra Pearl Harbor. El 3 de noviembre de 1941 el plan fue aprobado por el Estado Mayor de la marina y por el consejo de guerra y a partir del 26 de noviembre la escuadra nipona al mando de Nagumo zarpó rumbo a Hawai.
El 7 de diciembre tuvo lugar el ataque antes de que el embajador entregue la declaración de guerra. Nagumo y Yamamoto se dieron cuenta del fracaso esencial de la misión porque no había ningún portaaviones en la base. La decisión de Nagumo de no buscar los portaaviones la pagaría muy cara la marina japonesa.
En pocas semanas el Japón inundo todo el área del Pacífico pero en junio de 1942 vendría la tragedia de Midway.
Una vez más, los planes habían sido elaborados por Yamamoto. Al no haber destruido los portaaviones en Pearl Harbor, debía jugarselo todo atacando Hawai con la intención de que Estados Unidos pidiese la paz. Nagumo tuvo el mando de los portaaviones, pero Yamamoto se reservó el mando de la flota izando su insignia en el Yamato. Aunque los americanos tuvieron perdidas, la perdida de 4 portaaviones obligó a Yamamoto a retirarse. Después de Midway, Japón se puso a la defensiva. El desembarco en Guadalcanal señaló que la iniciativa cambiaba de manos.
El 13 de abril de 1943 los americanos captaron un mensaje que venía del Yamato diciendo que el almirante Yamamoto haría una visita de inspección a algunas bases de las islas Salomón con vistas a lanzar una nueva ofensiva. Rápidamente la aviación estadounidense organiza una emboscada. El día 18 de abril de 1942 mientras vuela sobre el cielo de Ballale el avión de Yamamoto es interceptado por los cazas americanos y es derribado. El avión se estrella y se envía una columna de socorro a la isla. Encuentran los restos de aparato totalmente calcinados. Sólo se pueden distinguir dos cadáveres, uno de los cuales es el del almirante Yamamoto, todavía sentado en el asiento del avión con una bala en el pecho y agarrado a su espada de samurai.
Los restos son puestos en una urna y llevados a Truk. De allí a bordo del acorazado Musashi son llevados a Tokio. Hasta un mes después no se atreven los japoneses a dar la noticia de la muerte a la población. Los restos son enterrados en Nagaoka, su ciudad natal, junto a la tumba de su padre. A petición del almirante, la losa funeraria fue cortada con algunos centímetros menos que la de Sadakichi Takano, su padre.

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3175
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensaje por Francis Currey » Lun Ago 08, 2005 1:33 am

Algunas fotos

Sensacional tu topic amigo Kurt permiteme añadirle algunas imagenes

Imagen
fuente http://www.patriotspoint.org/news_event ... alport.jpg

Imagen
fuente http://images5.fanpop.com/image/photos/ ... 80-404.jpg

décadas después continúa el debate y la incógnita sobre qué piloto americano derribó realmente su avión de transporte
Imagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4499
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Mensaje por Kurt_Steiner » Lun Ago 08, 2005 3:53 pm

Magnificas fotos, Francis!

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3377
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensaje por minoru genda » Sab Jun 16, 2007 12:47 pm

Una magnífica biografia.
La hago más amplia si no os importa.
La que pondré ahora fue publicada y escrita por mí para Bravepages (os recuerdo que los administradores aprueban el uso de mis trabajos como y donde me parezca más oportuno) y creo que sin desmerecer la que ha puesto Kurt es algo más extensa y se adentra un poco más en la vida y "obra" del personaje, espero que os divierta su lectura tanto como a mi me ha divertido leer la que ha escrito nuestro compañero Kurt Steiner que no es poco :wink:
Isoroku Yamamoto
Nace en Nagaoka en 1884 cuando su padre, un pequeño burgués de provincia, tenía ya 56 años, edad aún elevada para un japonés en esos años. El orgullo masculino del padre, Sadakichi Takano, fue tal que le indujo a poner al hijo llegado con tanto retraso el singular nombre de "Cincuenta y seis". Ese es en realidad el significado de la palabra Isoroku, un nombre que el futuro gran almirante nipón trató de llevar con desenvoltura toda la vida.

De joven fue un fanático del estudio. Para concentrarse con mayor intensidad se iba quitando ropa poco a poco, para que el frío se encargara de ahuyentar su cansancio. Muchas noches heladas sus padres lo encontraron casi desnudo en su cuarto, absorto en algún libro de álgebra o geometría

A los 16 años Isoroku Takano entró en la academia naval de Hiroshima. Era el comienzo del siglo XX, y el Japón se asoma a la escena del mundo moderno con la firme intención de asumir un papel de gran importancia entre las grandes potencias. El papel que reivindicaba era el liderazgo de Asia Oriental. El joven Takano era un muchacho robusto y fornido con destacadas actitudes “modernas". Le gustaban la comida, las chicas, los juegos de azar, la lengua inglesa (indispensable pasaporte para salir de la "provincia" japonesa) y el deporte.

A los 21 años Takano era guardiamarina en el crucero Nishin cuando recibió, como suele decirse, el bautismo de fuego en las aguas de Tsushima. En el trascurso de la rapidísima batalla, durante la cual el almirante Togo logró echar a pique la flota del Báltico rusa, Isoroku Takano fue incluso herido, y perdió dos dedos por causa de un cascote de granada. Poco después murieron sus padres y fue adoptado por la familia Yamamoto de la que recibió su apellido.

La victoria sobre Rusia había llevado a Japón a una posición de preeminencia en el Extremo Oriente, y la Guerra Europea, debilitando el poder de las potencias coloniales, permitió a Japón adueñarse a buen precio de las colonias alemanas. Esto permitió al país del Sol Naciente sacar ventajas de la contienda sin comprometerse demasiado.

Cuando terminó la guerra El imperio del Sol Naciente se situaba entre las mayores potencias del mundo. Yamamoto estuvo entre los protagonistas principales de esta fase y pronto se impuso como uno de los artífices del nuevo Japón. A los 38 años fue enviado a Harvard (EE.UU), para permitirle perfeccionar su cultura. Dos años después volvió a su patria llevando ecos de la polémica que había seguido con interés en los EE.UU sobre la necesidad de que la marina dispusiese de aviación propia. Entre las ideas que estaba ya fomentando se encontraba la intuición de la futura importancia de los portaaviones, también captada en América. En realidad las razones que sugerían a los EE.UU disponer de portaaviones eran válidas también para Japón. La marina de ambos países estaban llamadas a actuar en el océano, demasiado lejos de las bases aéreas de tierra. "La nave más importante del próximo futuro - sostenía Yamamoto - será una nave capaz de llevar aeroplanos". Terminaron dándole la razón y le nombraron incluso director de una escuela de pilotos.

En 1925 Yamamoto vuelve a América como agregado naval a la embajada de su país en Washington, y se distingue como irreprochable diplomático, excelente jugador de póquer y sobre todo de bridge. En realidad Yamamoto tenía los ojos bien abiertos y se hizo una idea detallada y precisa de la Marina americana, de sus puntos fuertes y también de los débiles. Intuyó también en el curso de este periodo que, en caso de guerra con EE.UU, el Japón debería asestar un golpe a la flota americana, con una acción sorpresa contra la base de Pearl Harbor. Con vistas a una operación de este género, procuró orientar el entrenamiento de los oficiales nipones, mientras volvía a la patria y alternaba misiones militares y encargos políticos.

En los años 1932 y 1934 acude como delegado de Japón a las conferencias navales de Londres. Posteriormente fue nombrado Viceministro de Marina antes de ser nombrado Comandante en Jefe de la Flota

Desde 1935 a 1940, la política nipona se hizo claramente agresiva. Los tiempos estaban maduros para que el país se enfrentase decididamente contra toda intrusión americana de competencia, y extendiese su zona de influencia sobre China y sobre todo el Extremo Oriente. Una vez más, Yamamoto tuvo un papel decisivo, ya que fue el artífice principal de la modernísima marina de guerra nipona y especialmente de la construcción de numerosos portaaviones. Cuando la guerra estuvo a punto de implicar a Japón, Yamamoto fue nombrado Comandante en Jefe de la Flota Combinada “Rengo Kantai”)

Todo esto no debe inducir a error. Yamamoto nunca fue un verdadero belicista, o al menos partidario de una guerra demasiado precipitada. Estaba convencido de que Japón, y especialmente la marina japonesa, que debería haber tenido un papel de primer plano en el proyecto de expansión, no estaban todavía en situación de enfrentarse con la potencia americana.

"En caso de una guerra, la marina japonesa será capaz de dañar al enemigo por seis meses o un año. Pero después, no sé", dijo una vez en una reunión del Estado Mayor nipón.

Sin embargo, los planes habían sido elaborados, y a nivel político la crisis había llegado al punto de ruptura. Después que lograron firmar un pacto de no agresión con la URSS, las autoridades japonesas se volvieron decididamente contra los EE.UU, y Yamamoto fue encargado de elaborar y realizar el golpe de mano contra Pearl Harbor.

El plan de ataque a dicha base naval había sido concebido y propugnado por Yamamoto y en él volcó todos sus conocimientos, ya que Yamamoto era ante todo un japonés nacionalista convencido; que amaba a su Emperador y a su patria, y en su corazón guardaba las tradiciones de un verdadero samurai, pues ponía ante todo el deber. Yamamoto creía como la mayoría del pueblo Japonés, por aquel entonces, que su raza era la escogida por la providencia y según su modo de pensar, era perfectamente lógico que el Japón desempeñara un papel dominante en la comunidad de las naciones asiáticas.

Los japoneses habían soñado durante mucho tiempo en reforzar su imperio explotando los recursos de las tierras del sur: Filipinas, Malasia, y las Indias Orientales Holandesas. El mayor obstáculo para lograr estos objetivos era la marina de los EE.UU. Para que la operación tuviera éxito era necesario que dicha marina fuera anulada durante al menos los primeros meses: ¿como se podría lograr esto?.

Yamamoto planteó el problema de acuerdo con su preparación militar y su temperamento. Como ya sabemos era un pensador atrevido y original, aficionado al juego y además era un experto piloto. Le gustaba citar máximas y una de sus predilectas era “Si quieres los cachorros del tigre tienes que entrar a buscarlos a la guarida de la fiera" Como era de esperar sus ojos se le fueron a la guarida del tigre: Pearl Harbor en Hawaii, lugar donde la flota americana tenía su base.

Un día de enero entró en su camarote del buque insignia Nagato y escribió una carta a su amigo Takiyiro Onishi, que era uno de los pocos almirantes de la armada japonesa partidarios de la colaboración estrecha con el arma aérea. Comenzó por exigirle la más estricta reserva, para a continuación, y en una carta de tres páginas, exponer a grandes rasgos el plan del ataque aéreo por sorpresa a la base de Pearl Harbor. Finalizó la carta diciendo "Por favor, estudie cuidadosamente todos los problemas que entraña".

El almirante Onishi mandó llamar al comandante Genda oficial del portaaviones Kaga. No hubiera echo nada más eficaz. Genda era el aviador más brillante de la Armada Imperial; rostro aristócrata, de cejas espesas, nariz recta y firme mentón con unos ojos negros de mirada penetrante que casi infundía miedo. Tenia además ideas atrevidas, mucha imaginación y había influido ya considerablemente en la táctica y el planteamiento de la aviación naval.

Cuando leyó la carta enviada por Yamamoto quedó cautivado por el atrevimiento y la originalidad de la idea y comentó ”el plan es difícil pero no imposible".

Genda volvió al Kaga pensando y sacando nuevas ideas sobre el plan y se puso a trabajar en el plan inmediatamente. Dos semanas después le entregó a Onishi un plan completo del proyectado ataque.

Onishi aprobó casi todas las ideas de Genda agregó unas cuantas propias y a principios de marzo envió el plan de ataque a Yamamoto, plan que fue utilizado en definitiva. Al cabo de un mes se inició su ejecución, poniendo en práctica un concepto estratégico por el que venía abogando desde hacía tiempo la aviación de la marina.

Se formó la Primera Flota Aeronaval con 6 portaaviones escoltados cada uno por dos destructores. A este plan se opusieron enérgicamente los almirantes de acorazados que no tenían idea del plan de Pearl Harbor, y que además no lo hubieran aprobado de haberlo conocido. Yamamoto pasó por encima de todo sin pararse a mirar hacia atrás ni una sola vez, y a partir de ahí, Genda continuó trabajando con verdadero fervor en el perfeccionamiento del plan día tras día.

A Yamamoto le hubiera encantado mandar la flota personalmente, pero su presencia era necesaria en el puesto que estaba. El mando fue otorgado al almirante Chuichi Nagumo principalmente por razón de antigüedad. Marino de la vieja escuela, Nagumo tenía poca imaginación y adolecía de falta de iniciativa, aunque se le reconocía su autoridad en el arte de navegar y su habilidad en las maniobras navales, y cuando le informaron del plan quedó estupefacto, pensando que no se llevaría a cabo ya que el plan debería ser aprobado por el Estado Mayor de la Marina.

Y efectivamente el Estado Mayor se oponía a la ejecución del plan, pero encontraron en Yamamoto a un hombre decidido a seguir adelante con él.

Una fotografía de Yamamoto tomada en el apogeo de su poderío nos muestra un hombre bajo de estatura, medía 1,60, sus hombros, realzados por gruesas charreteras y su pecho lleno de medallas, la que resultarían ridículas de no ser por su rostro con labios gruesos, nariz recta, ojos grandes y pelo entrecano cortado casi al rape...... la cara de Yamamoto era la de un gran hombre.

Cuando se enteró de los rumores que corrían respecto al plan convocó a unos 50 comandantes de la flota para que comparecieran a bordo del Nagato. La reunión se llevó a cabo el 11 de octubre todos ellos fueron exteriorizando sus temores y recelos y los problemas que podían plantearse. Después de un día agotador y cuando ya comenzaba a caer la noche Yamamoto (que había tomado nota de todas las objeciones planteadas) se puso en pié y se empezó a hablar despacio, pero con una decisión firme e inequívoca y después de una larga disertación dijo " mientras yo sea comandante en jefe de la flota Pearl Harbor será atacada". Esta declaración despejó las dudas de una vez por todas y los almirantes entendieron que, de ahí en adelante no habría más quejas ni discusiones.

Pero el plan seguía chocando con la oposición del Estado Mayor de la Marina y ahí Yamamoto no trataba con subordinados sino con la máxima jerarquía naval. Como buen jugador de póquer a finales de octubre mandó un emisario al Estado Mayor. El emisario en cuestión fue el capitán Kameto Kuroshima al que dio un argumento definitivo en el caso de que otros no sirvieran.

Kuroshima se entrevistó con Sadatoshi Tomioka jefe de operaciones del Estado Mayor y no perdió el tiempo en tonterías diciendo: "el almirante Yamamoto insiste en la adopción de su plan y me ha autorizado a declarar que, si no se hace así, no podrá responder por la integridad del Imperio. No le quedará otra alternativa que renunciar, y con él toda su plana mayor".

Tomioka quedó perplejo y fue planteando al resto del Estado Mayor el ultimátum de Yamamoto.

Finalmente el 3 de noviembre de 1941, el plan de Yamamoto fue aprobado por el jefe de Estado Mayor de la Marina y por el Consejo de Guerra. El 17 por la tarde Yamamoto y su plana mayor abordaron el Akagi anclado en la bahía de Saeki para desear buena suerte a los jefes de la escuadra. Comentó que deberían estar preparados para una terrible resistencia por parte americana y posteriormente dijo "estoy convencido que la operación será todo un éxito".

A partir del 26 de noviembre la escuadra nipona, a las órdenes del almirante Nagumo, zarpó rumbo a las Hawai. Yamamoto envió un mensaje a la flota el 6 de diciembre diciendo "La suerte del imperio depende de ésta sola batalla. Espero que cada uno de ustedes ponga todo su empeño". El 7 de diciembre tuvo lugar el ataque, mientras el embajador japonés en Washington anunciaba la decisión de su gobierno de declarar la guerra a los EE.UU. Al principio el sensacional ataque pareció haber herido de muerte al enemigo, pero Yamamoto y el mismo Nagumo se dieron cuenta inmediatamente del fracaso esencial, porque los portaaviones americanos se habían (casualmente) salvado. La decisión de Nagumo de no buscar los portaaviones fue un error que la marina japonesa pagaría muy caro.

En las semanas siguientes al ataque los japoneses invadieron todo el área del Pacífico, pero a primeros de junio de 1942 la marina de los EE.UU dio un golpe decisivo en Midway, que supondría el comienzo del declive japonés.

Como anteriormente había sucedido con Pearl Harbor, Yamamoto planeó la batalla de Midway para llevar a una encerrona a los portaaviones americanos, que en Pearl Harbor no habían sido destruidos. El mando de los portaaviones fue atribuido a Nagumo y Yamamoto tenía el mando de la flota de ataque con su insignia en el acorazado Yamato.

En gran parte a causa de las indecisiones e incertidumbre de Nagumo, y debido también a la mala suerte, en Midway fueron los portaaviones japoneses los que sucumbieron, el plan japonés había fracasado y Yamamoto ordenó la retirada de la flota.

El 13 de abril de 1943 los americanos captaron un imprudente mensaje de radio japonés: el almirante Yamamoto realizaría una visita de inspección a las islas Salomón con vistas a preparar una nueva ofensiva. La aviación estadounidense organiza una emboscada y el avión que traslada a Yamamoto es derribado el 18 de abril sobre los cielos de Ballale resultando el genial almirante muerto.
Bibliografía
Crónica militar y política de la segunda guerra mundial de ediciones Sarpe
La segunda guerra mundial Reader Digest
La aventura de la historia nº 34
La guerra en el mar de ediciones San Martín
Heroismo en el Pacífico Editorial Ciudadela
http://www.de1939a1945.bravepages.com/p ... mamoto.htm
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4499
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya

Mensaje por Kurt_Steiner » Sab Jun 16, 2007 9:45 pm

Quizás me pase en mi elogio, pero siempre he creído que Yamamoto fue uno de los más grandes marinos de todos los tiempos.

Avatar de Usuario
minoru genda
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 3377
Registrado: Vie Jun 24, 2005 11:25 pm
Contactar:

Mensaje por minoru genda » Lun Jun 18, 2007 3:08 pm

No te pasas, aunque como todo ser humano que ha alcanzado lo que llamaríamos inmortalidad ha tenido sus luces y sus sombras como todo ser humano normal y corriente :wink:
No hay ningún viento favorable para quien no sabe a que puerto se dirige.
Schopenhauer
U-historia.com

Avatar de Usuario
Saint-Ex
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2540
Registrado: Sab Nov 10, 2007 12:29 am
Ubicación: Dakar

Isoroku Yamamoto

Mensaje por Saint-Ex » Jue Sep 30, 2010 1:16 am

Llegada de las cenizas del almirante Yamamoto a Kisarazu, el Japón, a bordo del acorazado musashi
Imagen
fuente : fxeuzet.free.fr

Saint-Ex
Les sanglots longs des violons de l'automne
Blessent mon coeur d'une langueur monotone.
[img]http://i328.photobucket.com/albums/l342 ... 0ivvmu.png[/img]
[img]http://i94.photobucket.com/albums/l95/hartmann_/47.gif[/img]
[img]http://i94.photobucket.com/albums/l95/hartmann_/64.jpg[/img]

Avatar de Usuario
Saint-Ex
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2540
Registrado: Sab Nov 10, 2007 12:29 am
Ubicación: Dakar

Isoroku Yamamoto

Mensaje por Saint-Ex » Jue Sep 30, 2010 1:21 am

el fuselaje de la aeronave derribada en la jungla de Bougainville, que transportaba al almirante Yamamoto.
Imagen

Fuente: fxeuzet.free.fr

Saint-Ex
Les sanglots longs des violons de l'automne
Blessent mon coeur d'une langueur monotone.
[img]http://i328.photobucket.com/albums/l342 ... 0ivvmu.png[/img]
[img]http://i94.photobucket.com/albums/l95/hartmann_/47.gif[/img]
[img]http://i94.photobucket.com/albums/l95/hartmann_/64.jpg[/img]

Avatar de Usuario
cetme
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 730
Registrado: Jue Feb 19, 2009 9:23 pm

Isoroku Yamamoto

Mensaje por cetme » Mié Oct 06, 2010 9:38 pm

http://www.documaniatv.com/historia/la- ... 5bb94.html" onclick="window.open(this.href);return false;
Mi aporte en forma de imagenes para este gran marino.

Avatar de Usuario
magón
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 540
Registrado: Lun Abr 09, 2007 8:59 pm
Ubicación: Isla Perejil

Re: Isoroku Yamamoto

Mensaje por magón » Lun Dic 13, 2010 9:42 pm

Acabo de ver un documental de Canal de Historia, sobre el el ataque contra el avion que llevaba a Yamamoto, y es muy interesante, se llama "La misteriosa muerte del almirante Yamamoto".
Por lo que cuenta la mision fue mas dificil de lo que parece ser y por las distancias del Pacifico, intervienen los 2 pilotos que supuestamente se le atribuye el derribo.

100 % recomendable

Avatar de Usuario
cv-6
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 2457
Registrado: Vie Sep 12, 2008 9:15 pm
Ubicación: España

Re: Isoroku Yamamoto

Mensaje por cv-6 » Dom Dic 19, 2010 9:50 pm

Por lo que yo he leído, Yamamoto tampoco debía ser el defensor acérrimo de la aviación naval que a veces nos pintan. Al menos hay un par de detalles que parecen demostrar que todavía consideraba fundamentales los acorazados como núcleo principal de la flota y la aviación naval sólo como un elemento accesorio:
1) La idea original de Yamamoto para Pearl Harbour era una misión suicida, ya que consideraba que los aviones (al igual que los submarinos de bolsillo que participaron en el ataque) eran medios "facilmente reemplazables" y por tanto, sacrificables. Fue Genda el que le convenció de que resultaba absurdo sacrificar a la primera flota aérea el primer día de la guerra y de que los aviadores navales eran cualquier cosa menos "facilmente reemplazables".
2) En Midway, la misión de destruir a la flota americana fue asignada a los acorazados, a pesar de que los portaaviones de Nagumo disponían del poder necesario para cumplir dicha misión, y a pesar también de que la flota de acorazados japonesa fue situada muy lejos del escenario principal del combate, al que debía llegar después de que los portaaviones japoneses hubieran atacado Midway y establecido contacto (y lanzado los primeros ataques) con la flota americana (vamos, que los portaaviones tenían que ganar la batalla para que luego llegasen los acorazados a colgarse las medallas de haber destruido a la flota americana)
My body lies under the ocean
My body lies under the sea
My body lies under the ocean
Wrapped up in an SB2C


Un poco de ciencia aleja de Dios, pero mucha ciencia devuelve a Él (Louis Pasteur)

Avatar de Usuario
von Thoma
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 3954
Registrado: Lun Feb 18, 2008 5:40 am

Isoroku Yamamoto

Mensaje por von Thoma » Dom Dic 19, 2010 10:23 pm

Adolf Hitler fué admirador devoto del Almirante Nipón,no en vano le concedió honoríficamente la Cruz de Caballero con Hojas de Roble y Espadas,Post Morten,al conocer las noticias sobre su derribo y muerte.
«El derecho de creer es el derecho de quienes no saben»

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 9799
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Isoroku Yamamoto

Mensaje por tigre » Sab Mar 14, 2020 9:33 pm

Hola a todos :-D; otra foto.............................

Almirante Isoroku Takano Yamamoto.

Imagen

Fuente: Die Japanische Kriegsmarine.

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Avatar de Usuario
tigre
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 9799
Registrado: Sab Ago 06, 2005 9:13 am
Ubicación: Argentina

Re: Isoroku Yamamoto

Mensaje por tigre » Mar Mar 17, 2020 2:44 pm

Hola a todos :-D; una foto de Yamamoto en sus comienzos.............................

Almirante Isoroku Takano Yamamoto.

Imagen
Teniente-Comandante Isoroku Yamamoto (izq.) junto a su amigo y mentor, el Comandante Hori Teikichi (der.)......................................

Fuente: https://encrypted-tbn0.gstatic.com/imag ... Mmj-lGPQ&s

Saludos. Raúl M 8).
Irse a pique, antes que arriar el pabellón. Alte G. Brown.

Responder

Volver a “Biografías”

TEST