Otto Carius

Todos los personajes de la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

jesus2
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 559
Registrado: Mar Ago 09, 2005 10:49 pm
Ubicación: España, Deutschland, United Kingdom

Visita a Otto Carius

Mensaje por jesus2 » Jue Ene 28, 2010 1:34 am

¿ Y cómo has conseguido una cita con él ? :sgm119: Hombre, la próxima vez lo haces público y entre todos te podemos asesorar... y prepararte un cuestionario de preguntas. :mrgreen:

Personalmente yo no estoy en contacto con ningún veterano. Aunque sí tengo personas allegadas a mí que están en contacto con ex miembros del Heer, de las SS, los Fallschirmjáger...

Primero, antes que nada, por si hay alguien que no conoce al personaje. Otto Carius fue miembro primero de la 20 Panzer. Cuando se creó el 502 Schwere Panzer Abteilung fue asignado a dicha unidad, y a partir de ahí inició una carrera meteórica en la Panzerwaffe, hasta el punto de ser el segundo comandante de carros más exitoso de la guerra, con 162 carros destruídos, sólo superado por Kurt Knispel con 168. Acabó la guerra como comandante de una compañía del Schwere Panzerjäger abteilung.

Algunos comentarios:
Lupus escribió:Precisamente ahora estoy inmerso en la lectura de Tigers in the mud.
Pues lo siento pero te adelanto alguna cosilla. :mrgreen:
TercioGranCapitan escribió:También nos habló del Jadgtiger, el cual no le convencía en absoluto.
Pues ciertamente... no. Le parecía lo que era: lento, muy lento. Pesado, muy pesado. Con muy poca movilidad, difícil de transportar y de mover a través de un puente. Y algo que los comandantes de carros valoran mucho: la silueta del vehículo. Cuanto más baja, mejor. No era el caso del Jagdtiger, el cual por su tamaño se comía todos más impactos de los normales.
TercioGranCapitan escribió:Nos contó que conoció a Guderian y a Model.
Lo de Guderian ahora no lo recuerdo. A Model lo conoció una vez, quizás dos, no recuerdo ahora si pudo verlo en la futura bolsa del Ruhr. La primera fue a finales de enero o primeros de febrero del 44. Los soviéticos habían lanzado la ofensiva que alejaría la guerra de Leningrado para siempre. El 16 y 18 Ejércitos alemanes se retiran a la línea de la ciudad de Narva y la zona del lago Peipus. El 502 Schwere Panzerabteilung cubre la retirada de las unidades alemanas sobre el río Narva. Y de repente, un coche de Estado Mayor se acerca a Carius y sus hombres. Es el Mariscal Model en persona, que acaba de ser nombrado Comandante del Grupo de Ejércitos Norte. Se baja del coche, y le dice a Carius en tono severo y firme, muy de jefe militar que la posición sobre el Narva debe ser mantenida a toda costa. Hay que detener la ofensiva soviética como sea. Y él, el Mariscal Model, confía en los Tiger para esa tarea. Le hace responsable del mantenimiento del frente en el río Narva a él y los Tiger en general. Como ha venido, se sube a su coche y se va. Carius y los suyos, en medio de columnas de granaderos que avanzan hacia el oeste, se queda con la boca abierta, estupefacto.

Siempre me dio la impresión de ser una persona amable y simpática, parece ser que es así.

Cuéntanos más y quizás podamos ahondar un poco más en las batallas de Carius.

Un saludo.
En la vida no existe la Suerte, ni siquiera la buena o mala suerte, como dicen los que dicen que saben de ella. Existe el Destino. Y sobre todo, el Destino que cada uno quiera labrarse para sí mismo. ( Yo mismo )

TercioGranCapitan
Usuario
Usuario
Mensajes: 30
Registrado: Jue Feb 19, 2009 10:48 am

Visita a Otto Carius

Mensaje por TercioGranCapitan » Jue Ene 28, 2010 11:48 am

jesus2 escribió:¿ Y cómo has conseguido una cita con él ? :sgm119: Hombre, la próxima vez lo haces público y entre todos te podemos asesorar... y prepararte un cuestionario de preguntas. :mrgreen:

Personalmente yo no estoy en contacto con ningún veterano. Aunque sí tengo personas allegadas a mí que están en contacto con ex miembros del Heer, de las SS, los Fallschirmjáger...

Primero, antes que nada, por si hay alguien que no conoce al personaje. Otto Carius fue miembro primero de la 20 Panzer. Cuando se creó el 502 Schwere Panzer Abteilung fue asignado a dicha unidad, y a partir de ahí inició una carrera meteórica en la Panzerwaffe, hasta el punto de ser el segundo comandante de carros más exitoso de la guerra, con 162 carros destruídos, sólo superado por Kurt Knispel con 168. Acabó la guerra como comandante de una compañía del Schwere Panzerjäger abteilung.

Algunos comentarios:
Lupus escribió:Precisamente ahora estoy inmerso en la lectura de Tigers in the mud.
Pues lo siento pero te adelanto alguna cosilla. :mrgreen:
TercioGranCapitan escribió:También nos habló del Jadgtiger, el cual no le convencía en absoluto.
Pues ciertamente... no. Le parecía lo que era: lento, muy lento. Pesado, muy pesado. Con muy poca movilidad, difícil de transportar y de mover a través de un puente. Y algo que los comandantes de carros valoran mucho: la silueta del vehículo. Cuanto más baja, mejor. No era el caso del Jagdtiger, el cual por su tamaño se comía todos más impactos de los normales.
TercioGranCapitan escribió:Nos contó que conoció a Guderian y a Model.
Lo de Guderian ahora no lo recuerdo. A Model lo conoció una vez, quizás dos, no recuerdo ahora si pudo verlo en la futura bolsa del Ruhr. La primera fue a finales de enero o primeros de febrero del 44. Los soviéticos habían lanzado la ofensiva que alejaría la guerra de Leningrado para siempre. El 16 y 18 Ejércitos alemanes se retiran a la línea de la ciudad de Narva y la zona del lago Peipus. El 502 Schwere Panzerabteilung cubre la retirada de las unidades alemanas sobre el río Narva. Y de repente, un coche de Estado Mayor se acerca a Carius y sus hombres. Es el Mariscal Model en persona, que acaba de ser nombrado Comandante del Grupo de Ejércitos Norte. Se baja del coche, y le dice a Carius en tono severo y firme, muy de jefe militar que la posición sobre el Narva debe ser mantenida a toda costa. Hay que detener la ofensiva soviética como sea. Y él, el Mariscal Model, confía en los Tiger para esa tarea. Le hace responsable del mantenimiento del frente en el río Narva a él y los Tiger en general. Como ha venido, se sube a su coche y se va. Carius y los suyos, en medio de columnas de granaderos que avanzan hacia el oeste, se queda con la boca abierta, estupefacto.

Siempre me dio la impresión de ser una persona amable y simpática, parece ser que es así.

Cuéntanos más y quizás podamos ahondar un poco más en las batallas de Carius.

Un saludo.
Hola Jesús:
Respecto al Jadgtiger, aparte de ser muy pesado, nos comentó que en campo a través se iba hacia la izquierda y era muy difícil mantenerlo recto.Además, al ser un cazacarros sin torreta, había que girar todo el vehículo para apuntar, y según nos dijo, la transmisión sufría muchísimo.¿La cita? Simplemente lo llamamos por teléfouo y le dijimos que íbamos a ir a verlo.Él no habla inglés, pero tiene una farmacéutica que se defiende en inglés. Le resultó sumamente agradable que fuera gente de España a verle. Os puedo asegurar que es una persona entrañable y muy simpática.

Un saludo

jesus2
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 559
Registrado: Mar Ago 09, 2005 10:49 pm
Ubicación: España, Deutschland, United Kingdom

Visita a Otto Carius

Mensaje por jesus2 » Vie Ene 29, 2010 12:41 am

TercioGranCapitan escribió: Respecto al Jadgtiger, aparte de ser muy pesado, nos comentó que en campo a través se iba hacia la izquierda y era muy difícil mantenerlo recto.Además, al ser un cazacarros sin torreta, había que girar todo el vehículo para apuntar, y según nos dijo, la transmisión sufría muchísimo.
Es más o menos lo que dice su biografía. El problema de la transmisión se multiplicaba efectivamente por el peso y el movimiento de todo el vehículo al tener que cambiar de posición para el disparo. Problema inherente a todo cañón de asalto, pero el acoplamiento de alguien que lleva toda la vida manejando carros de combate multiplicaba el problema.
TercioGranCapitan escribió: ¿La cita? Simplemente lo llamamos por teléfouo y le dijimos que íbamos a ir a verlo.Él no habla inglés, pero tiene una farmacéutica que se defiende en inglés. Le resultó sumamente agradable que fuera gente de España a verle. Os puedo asegurar que es una persona entrañable y muy simpática.
Curioso. Supongo que no debe haber muchos Otto Carius en Alemania. :mrgreen:

Hay un foro en alemán ( Panzer-Archiv ) que tienen un subforo dedicado en exclusiva al 503 Schwere Panzerabteilung. Algunos de los miembros del foro se pusieron en contacto con Alfred Rubbel y le hicieron una visita. Le regalaron incluso un Tiger en forma de maqueta o diorama. Le podrías hacer una llamadita, a ver qué tal. :mrgreen:

Los abueletes requieren atención y que la gente se acuerde de ellos. Veo que Carius no es una excepción. 8)

Un saludo.
En la vida no existe la Suerte, ni siquiera la buena o mala suerte, como dicen los que dicen que saben de ella. Existe el Destino. Y sobre todo, el Destino que cada uno quiera labrarse para sí mismo. ( Yo mismo )

Avatar de Usuario
arturo arado
Miembro
Miembro
Mensajes: 104
Registrado: Dom Oct 19, 2014 4:51 pm
Ubicación: Aragón -España-.
Contactar:

Re: Muertes recientes de miembros de la Wehrmacht (2004-2012

Mensaje por arturo arado » Dom Ene 25, 2015 2:14 am

A mis camaradas de armas
de la 2ª Compañía del Schwere Panzer Abteilung 502,
para honrar la memoria de los caídos
y como un recuerdo permanente de nuestra camaradería eterna e inolvidable
para los que aún viven.

Otto Carius, dedicatoria de su Tiger im Schlamm, 1950.

Imagen
Fuente: http://www.tiger-apotheke.de/

Se pueden expresar condolencias, que serán bien recibidas, en kontakt@tiger-apotheke.de .

De Tiger im Schlamm hay un hilo en este foro (viewtopic.php?f=87&t=17203&p=341574&hil ... us#p298783 , su primera publicación en alemán fue en 1950, no 1960 como indica...). Estas líneas persiguen una finalidad distinta; ante la muerte de Otto Carius, el farmacéutico de Herschweiler-Pettersheim, en Renania-Palatinado, estamos obligados a dedicarle un recuerdo, un recuerdo quizás distinto, puesto que será él, mayoritariamente, el que hablará a través de su palabra escrita, y no este modesto forero, que se limitará a extractar poco a poco algunas frases de su Tigres en el barro. La finalidad no es describir hechos de armas, sino acompañarle en su viaje sin retorno con algunos detalles de su personalidad.

GOTT MIT UNS:

Carius fue un ejemplo de un alemán que luchó con toda su alma por su Heimat, por su Vaterland. Es un ejemplo perfecto de los miles y miles de soldados, que diferenciaron entre "Gobierno" y "Patria", y lucharon hasta el final por su país, sin ser nacionalsocialistas. Carius dió sobrados ejemplos de su amor a la Whermacht y su recelo por las SS. Digo esto porque da aún más valor a lo que más adelante transcribiré, recelo que no ocultó en su jornada, que incluyó un distendido cara a cara, con Himmler, en la entrega de las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero:
"[...] No abrigaba ninguna ilusión después de todo lo que había escuchado acerca de Himmler, y tampoco ayudaba el que yo no sintiera demasiada afinidad por las SS"
Pregunta de Himmler: "...¿qué opina de la actitud de la gente en casa?" Respuesta de Carius: "[...] ...a mucha gente, entre la que yo mismo me incluyo, le irritan los jactanciosos discursos de cierta gente del partido que siempre actúa como si la guerra estuviera ganada y la victoria en el bolsillo [...]."
Cuando Himmler le tienta para entrar en las SS, Carius rehúsa, indicando que "Mi educación conservadora me impide abandonar el barco", y le manifestó al Reichfüher SS su reticencia a que las Waffen SS tenían siempre el mejor material, lo que provocaba resentimiento. Himmler lo achacó a la intransigencia a algunos generales de la Whermacht, a lo que Carius escribe: "Esta observación de Himmler me dejó satisfecho, pues me demostraba que nuestros generales tenían más redaños de los que habitualmente se creía. La introducción del "saludo alemán" después del 20 de julio me había dejado extremadamente disgustado... [...]"

Eso no quiere decir que no admirara el espíritu de las Waffen SS en el frente, con los que convivió y luchó en Narva, de los que destacó, como le dijo el propio Brigadeführer Fritz von Scholz, "general" de división en Narva "...son realmente increíbles y tienen un sentido del compañerismo que no verás en ningún otro lugar...", comentario que tiene valor ya que von Scholz procedía del Heer, era un viejo soldado trasplantado a las Waffen, que tenía el puesto de mando de división en un autobús, muriendo en acción en Dunabürg.

PREFACIO de Tiger im Schlamm, 1950.

"[...]...solo pensaba compartirlas [mis memorias] con los integrantes del 502 Schwere Panzer Abteilung.
>Cuando este libro comenzó a tomar forma continué escribiendo para reivindicar la memoria del soldado alemán de primera línea. Tanto en Alemania como en el extranjero se ha llevado a cabo abierta y sistemáticamente una campaña de difamación contra el soldado alemán desde 1945, ya fuera de forma intencionada o involuntaria. No obstante, el público tiene derecho a saber cómo fueron la guerra y los soldados alemanes que participaron en ella.
>Sin embargo, este libro se irige sobre todo, a mis antiguos compañeros del arma blindada en un intento de recordarles aquellos tiempos difíciles. Nos limitamos a hacer lo mismo que nuestros camaradas de todas las demás armas: ¡cumplir con nuestro deber!"


PRÓLOGO de Otto Carius en 2011 a la edición española (en la que me baso, Ediciones Platea).

La combatividad y la claridad de ideas que expresaba en el párrafo anterior seguía totalmente intacta más de sesenta años después, cuando muy amablemente hace el prólogo a la edición española:
"[...] ...los antiguos integrantes de la Whermacht estamos muy agradecidos a las editoriales internacionales por la publicación de libros sobre la IIGM. Gracias a este tipo de publicaciones, la campaña de difamación hacia el soldado alemán llevada a cabo en el cine, la televisión y la prensa, así como hacia la imagen de la Whermacht, pueden verse a través de un prisma más objetivo con la ayuda de diversas fuentes. Nuestro agradecimiento crece cuando se trata de recordar a nuestros camaradas caídos en combate que, junto a los voluntarios de todos los países de Europa Occidental, lucharon contra el comunismo, pues su memoria ha quedado mancillada por diversas difamaciones. Aún guardo buenos recuerdos de las operaciones llevadas a cabo por los integrantes de la "División Azul" española...[...] .
>Desgraciadamente, contemplamos cada día cómo en nuestro propio país se dañan y destruyen los memoriales de guerra mientras en ciudades como Bremen, Hamburgo y Bonn se dedican e inauguran solemnemente monumentos al "desetor desconocido" (es interesante notar que hasta el 3 de diciembre de 1944 se registró un total de 1408 desertores entre los cerca de siete millones de miembros que tuo la Whermacht durante cinco años de guerra). Un comportamiento tan vergonzoso es inimaginable en el resto de las naciones.
>Nunca se ha mentido a un pueblo con tanta audacia y, lo que me resulta vergonzoso, con tanto éxito como a los alemanes de 1945. A pesar de la aparición de nuevas fuentes la imagen histórica no se ha corregido. Con ayuda de muchos de los antiguos propagandistas del III Reich, la "reeducación" fue un éxito completo. Las tradiciones se ridiculizan y nuestros antiguos oponentes reconocen los logros de la Whermacht y del pueblo alemán, llegando incluso a maravillarse por ellos [...] "


-Seguiremos-
Saludos.
Última edición por arturo arado el Dom Ene 25, 2015 4:04 pm, editado 2 veces en total.
Spero Lucem Post Tenebras
Lema de Juan de la Cuesta, impresor,
primera edición de El Quijote, Madrid, 1605.

Avatar de Usuario
arturo arado
Miembro
Miembro
Mensajes: 104
Registrado: Dom Oct 19, 2014 4:51 pm
Ubicación: Aragón -España-.
Contactar:

Re: Muertes recientes de miembros de la Wehrmacht (2004-2012

Mensaje por arturo arado » Dom Ene 25, 2015 3:14 am

Seguimos en homenaje a Otto Carius, dando pinceladas a su personalidad.

SUS PRIMEROS PASOS en la Whermacht

En el tren hacia Posen, destinado a infantería, con 18 años:
"[...] ...-a mí también me gustaría saber qué pretenden hacer con este enano...- [...] ...con "este enano" se referían a mí... [...] ... Sin duda alguna no lo habían dicho en serio, y, de hecho, era algo comprensible, pues me habían rechazado dos veces tras presentarme voluntario: <<No apto para el servicio por peso insuficiente>>..."
En algunos aspectos su trayectoria se parecía a la de Rudel, cuyos primeros pasos aéreos no fueron precisamente habilidosos ni afortunados...

Pasó a Panzertruppen por las ganas de librarse de él...:
[...] ...Supongo que la soberbia se apoderó de mí el día en que el comandante de la compañía buscaba doce voluntarios para el cuerpo Panzer. Se suponía que sólo los mecánicos podían presentarse, pero el comandante, mostrándome una sonrisa comprensiva que, probablemente, indicaba lo mucho que se alegraba de librarse de mí, me permitió unirme a la fila de doce voluntarios...[...]

IN KAMPF

Siempre al norte del Ostfront, Carius con sus compañeros, al bordo de sus Panzer38(t) absolutamente inermes frente a cualquier antitanque por pequeño que fuese, cruza Lituania:
[...] ...La población lituana nos saludaba con entusiasmo en todas partes. Nos veían como libertadores. Quedamos bastante conmocionados al ver que los negocios judíos habían sido saqueados y destruídos por doquier justo antes de nuestra llegada, pues pensábamos que cosas así sólo eran posibles durante la <Kristallnacht> en Alemania. Nos irritó bastante y sólo pudimos condenar la ira de la muchedumbre...[...]
Bálticos y ucranianos especialmente, especialmente contrarios al régimen soviético por distintas causas, de modo general identificaban éste con los judíos, al estar formados en partes variables pero importantes y en bastantes casos mayoritariamente por judíos los cuadros del partido comunista local a distintos niveles, y de las distintas y numerosas organizaciones administrativas que representaban al estado y que implantaron a sangre y más sangre el bolchevismo en esos pueblos en la década de los años veinte y treinta. Ello unido a los viejos prejuicios cristianos contra el judaísmo. Pero nos vamos del tema...

Sigue la lucha
Ya Unteroffizier, se presenta y suspende el curso de ascenso a oficial:
[...] ...Estaba claro que [...] no me lo había tomado con la seriedad requerida. Además hubo una pregunta que no debí haber formulado: pensé que tenía la ocasión de confiar mis dudas a los instructores, sin embargo mis superiores no encontraron graciosa en absoluto la pregunta <¿los oficiales de la reserva son también humanos?>.

ACHTUNG! TIGER!

Es trasladado al 500 Batallón de Reemplazo a Paderborn, donde tras diversas vicisitudes curiosas, consigue ser nombrado para junto a otros compañeros testar y entrenar con los Tiger, en un schloss de Bretaña.

-Seguiremos-
Saludos.
Última edición por arturo arado el Lun Ene 26, 2015 6:36 pm, editado 2 veces en total.
Spero Lucem Post Tenebras
Lema de Juan de la Cuesta, impresor,
primera edición de El Quijote, Madrid, 1605.

Avatar de Usuario
arturo arado
Miembro
Miembro
Mensajes: 104
Registrado: Dom Oct 19, 2014 4:51 pm
Ubicación: Aragón -España-.
Contactar:

Re: Muertes recientes de miembros de la Wehrmacht (2004-2012

Mensaje por arturo arado » Dom Ene 25, 2015 10:53 am

Seguimos en homenaje a Otto Carius, dando pinceladas a su personalidad.

IN FRANKREICH

En su estancia en Bretaña practican con los TIger. Su visión de la relación con la población:

" [...]... me propuse conseguir algunas balas de paja para mis hombres, pero en la granja vecina se negaron a darme nada sin un recibo del puesto de mando local. Así que me fuí al cuartel de la ciudad pero cuando llegué ya habían cerrado la oficina. Rápidamente le extendí al granjero un certificado de mi puño y letra, para que pudiese presentar una reclamación contra él. Y con la misma rapidez, desde el batallón, nos cayó una buena reprimenda. Si no nos hubiéramos marchado al Frente Oriental poco después, probablemente me habrían acusado de saqueo o de algo parecido. Después de la guerra recordaría a menudo aquel episodio al ver con qué facilidad cubrían las tropas de ocupación francesas sus necesidades a nuestra costa..."

Pasó por París:" [...]... la actitud de los franceses se me antojó admirable, pues aunque Dios sabe que habían perdido la guerra, nadie decía nada en contra de sus soldados. Así mismo, se abstenían de criticarnos a nosotros; por lo visto, la costumbre de ensuciar el propio nombre después de perder una guerra es un rasgo propio de los alemanes..."

-seguiremos-
Saludos.
Última edición por arturo arado el Lun Ene 26, 2015 6:38 pm, editado 2 veces en total.
Spero Lucem Post Tenebras
Lema de Juan de la Cuesta, impresor,
primera edición de El Quijote, Madrid, 1605.

Avatar de Usuario
arturo arado
Miembro
Miembro
Mensajes: 104
Registrado: Dom Oct 19, 2014 4:51 pm
Ubicación: Aragón -España-.
Contactar:

Re: Muertes recientes de miembros de la Wehrmacht (2004-2012

Mensaje por arturo arado » Dom Ene 25, 2015 11:15 am

Seguimos en homenaje a Otto Carius, dando pinceladas a su personalidad.

LAS NORMAS Y CARIUS

Carius transcribe un par de páginas interesantísimas sobre la técnica en el Tiger, que transcribiremos en el lugar adecuado de este foro, si no lo están ya. Añade también:

"[...]... alguien había tenido la consideración de proveer a cada comandante Tiger con una carga de demolición. Se encontraba atada en posición vertical en un receptáculo cerca de la mano derecha del comandante, junto al asiento de la torreta. Gracias a esto el cañón podría destruirse sin ningún esfuerzo. Las cargas de demolición, junto a las granadas de mano de que disponía el comandante, constituían novedades de las que hubiera prescindido con mucho gusto. Si a un carro le asestaban el golpe definitivo adecuado, entonces el comandante tendría la certeza de que el tanque no caería en manos rusas, o al menos ya no sería reconocible..." ¿Qué hizo Carius con ese hueco para la carga de demolición?: "Yo utilicé finalmente ese hueco para guardar una botella de Schnaps. Para los cinco hombres a mi cargo ¡resultaba más tranquilizador que cualquier carga de demolición!"
Según Carius, el coste de un Tiger era de casi un millón de Reichmarks, y las armas de los soldados no eran suyas, sino de la Whermacht, con graves penas en caso de abandono, la tripulación no debía abandonar su panzer si había alguna posibilidad de recuperación y de aguantar hasta la noche para que vinieran los tractores a sacarlos, salvo cuando veía que era inevitable que cayera en manos enemigas, entonces debía destruirlo; en caso de abandono, se iniciaba un proceso de investigación y las penas podían ser muy graves para la tripulación.

Otro ejemplo de su templanza:

En una de las atascadas Rollbahn, con tráfico espeso, "[...]... de repente alguien comenzó a tocar el claxon como un loco detrás de mí. Se suponía que debía apartarme y dejarlo pasar ya que era obvio que el otro era un vehículo más potente y que su conductor tenía aún más prisa que yo..." Carius no se aparta a pesar de que ve que es un vehículo con bandera de Estado Mayor, ya que si se aparta luego le costaría horas volver a poder incorporarse al tráfico y quería llegar a la línea de frente. Al final un atasco les obliga a detenerse, y el Haputmann que viajaba en el vehículo de atrás le abronca y le obliga a presentarse a su superior, Lindemann (bajo cuyo mando estaba también la 250 Whermacht Division), su enfado se incrementa cuando Carius le dice que su presencia allí era igual de importante que la suya y que no podría viajar por esa carretera si no fuera por los hombres que aguantaban en el frente.
Al día siguiente ante Lindemann, la buena estrella de Carius vuelve a sonreirle, ya que había conocido a su padre en el muro del oeste, por lo que la conversación fue amena...

-Seguiremos
Saludos.
Última edición por arturo arado el Dom Ene 25, 2015 3:46 pm, editado 1 vez en total.
Spero Lucem Post Tenebras
Lema de Juan de la Cuesta, impresor,
primera edición de El Quijote, Madrid, 1605.

Avatar de Usuario
arturo arado
Miembro
Miembro
Mensajes: 104
Registrado: Dom Oct 19, 2014 4:51 pm
Ubicación: Aragón -España-.
Contactar:

Re: Muertes recientes de miembros de la Wehrmacht (2004-2012

Mensaje por arturo arado » Dom Ene 25, 2015 3:26 pm

Seguimos en homenaje a Otto Carius, dando pinceladas a su personalidad.

EL INVIERNO RUSO Y EL SOLDADO ALEMÁN

Enlaza aquí con el tema expresado por él en el prólogo, ante el modo en el que aguantaron los soldados el primer invierno, sin posiciones preparadas, sin buena equipación, "...con los miembros congelados, y estaban medio muertos de hambre y emocionalmente destrozados...":
"[...]... ¡Y ahora se les pregunta a los soldados que aguantaron el primer invierno en el Frente Oriental, y quizá uno o dos más, que por qué no sienten compasión por aquellos que fueron castigados con severidad o terminaron en un campo por sedición, sabotaje y otros delitos similares durante la guerra, esos que en la posguerra serían homenajeados como héroes o mártires! ¿Acaso los soldados se mantuvieron firmes por su mero amor a la muerte? [...] ...Dios sabe que nadie podrá vender la historia de que nos mantuvimos firmes porque la mirada de Hitler, la voz de Goebbels o el uniforme de Göring nos resultaran atractivos. ¿Como pueden compararse los términos de "gobierno" y "patria"? Mantuvimos nuestras posiciones e hicimos todo lo que pudimos porque la ley lo mandaba. Y cuando ya no podíamos pensar más en ello, ya que estábamos medio locos por las privaciones, el frío y el hambre, nos mantuvimos firmes por efecto del miedo y del instinto. Sí, seguimos nuestro instinto, que nos hacía creer que un gran peligro procedente del este nos amenazaba a nosotros y al conjunto de la sociedad occidental."
Prosigue: " [...]... quizás sea ése el espíritu del soldado alemán, que muchos tratan de ensombrecer a menudo: exigirse rendimiento a uno mismo, aparentemente aún sabiendo que se comete un error, algo que contribuye a conseguir éxitos inesperados, y que a menudo transforma derrotas casi seguras en victorias."

-Seguiremos-
Saludos.
Última edición por arturo arado el Dom Ene 25, 2015 3:47 pm, editado 1 vez en total.
Spero Lucem Post Tenebras
Lema de Juan de la Cuesta, impresor,
primera edición de El Quijote, Madrid, 1605.

Avatar de Usuario
arturo arado
Miembro
Miembro
Mensajes: 104
Registrado: Dom Oct 19, 2014 4:51 pm
Ubicación: Aragón -España-.
Contactar:

Re: Muertes recientes de miembros de la Wehrmacht (2004-2012

Mensaje por arturo arado » Dom Ene 25, 2015 3:38 pm

Seguimos en homenaje a Otto Carius, dando pinceladas a su personalidad.

CARIUS CUMPLIENDO ÓRDENES A DISGUSTO

Bajo posiciones y fuego directo de Iván, los ingenieros, al mando de su Hauptmann, debían haber reforzado el puente que cruzaba un arroyo para soportar las 60 toneladas de los Tiger. Sin embargo, no lo hicieron, indicando a Carius que podían vadear perfectamente por la derecha del puente.
Al llegar al lugar en su Tiger, Carius y su experiencia rápidamente vieron que se hundirían en el cieno hasta la torreta, por lo que se negó a meterse (todo ello bajo la vista y el fuego de bienvenida de los rusos).
Sigue Carius: "[...] ...es comprensible que no quisiera reforzar el puente justo delante de la línea de visión del enemigo, pero a mí no me entusiasmaba la idea de quedarme atrapado en la zanja y de remolcar los vehículos delante de los rusos. El Hauptmann no tardó en aparecer para ordenarme que iniciase el ataque de inmediato. Una palabra llevó a la otra y los rusos acompañaron nuestras duras palabras con un poco de fuego "amigo".
>Cuando al final el capitán empezó a acusarme de hacerme el enfermo, de cobardía y otras cosas, me arranqué abruptamente la Cruz de Hierro de la guerrera
[la de Primera Clase, la de segunda sólo se llevaba la cinta en el ojal de la guerrera] y se la arrojé a los pies, me monté en el carro y arrancamos. En seguida me hundí en el barro, tan firme y profundo que podía alcanzar el suelo con un pequeño salto desde la torreta... [...] ...Iván había observado atentamente nuestra absurda operación."
Rescatado por el Tiger de su excelente amigo y comandante de otro Tiger Oberfeldwebel Zwetti, aún tuvo que pagar con una herida de metralla en el rostro. "[...]...aquella tarde el capitán de ingenieros me devolvió mi condecoración junto con una carta disculpándose y asegurándome que el puente sería transitable a la mañana siguiente."

-Seguiremos-
Saludos.
Spero Lucem Post Tenebras
Lema de Juan de la Cuesta, impresor,
primera edición de El Quijote, Madrid, 1605.

Avatar de Usuario
magón
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 540
Registrado: Lun Abr 09, 2007 8:59 pm
Ubicación: Isla Perejil

Re: Muertes recientes de miembros de la Wehrmacht (2004-2012

Mensaje por magón » Vie Feb 13, 2015 1:48 am

El periodista de El pais, Jacinto Anton le dedica un articulo, tan ameno como siempre, al recien fallecido Otto Carius

Otto Carius, el último as de los ‘panzer’ de la II Guerra Mundial
Al tanquista alemán, fallecido el sábado a los 92 años, se le atribuye la destrucción de 150 blindados enemigos


Es autor de un célebre libro de memorias, ‘Tigres en el barro’

El sargento Don Collier, ficticio protagonista de Fury (Corazones de acero) encarnado por Brad Pitt, y toda la tripulación de su Sherman, dormirían hoy más tranquilos. Ha muerto Otto Carius, el célebre tanquista alemán que fue uno de los mayores ases de los panzer de la II Guerra Mundial, con 150 blindados aliados —principalmente soviéticos— destruidos en su lista oficial.

Carius, uno de los pocos supervivientes de la élite del arma acorazada alemana, cuyo índice de bajas era altísimo, falleció el pasado sábado con 92 años en Herschweiler-Pettersheim, donde regentaba una farmacia, a la que le había puesto el nostálgico —para él, aunque seguramente desconcertante para los clientes— nombre de Tiger Apotheke.

Leyenda viva (hasta ahora) de la II Guerra Mundial, poseedor de la muy exclusiva Cruz de Caballero con hojas de roble, Carius era una fuente excepcional para los historiadores y sus memorias de combate, Tigres en el barro (Tiger im Schlamm, 1960, publicada en castellano en 2012 por Platea), constituyen uno de los testimonios personales más importantes de la guerra de blindados (aunque sus páginas no deparan precisamente buena literatura).


Junto a consideraciones tácticas, observaciones técnicas (la disposición original de la escotilla de la cúpula del Tiger favorecía que te volaran la cabeza) y descripciones de luchas devastadoras, hay anécdotas como que los tanquistas no se cambiaban a menudo de ropa interior o que estaba muy reglamentada la bajada del tanque a aliviarse, a causa de los francotiradores. Siempre existía el peligro de que te aplastara tu propio tanque si te descuidabas. A Carius casi le pasa al dormirse y caerse de la torreta.

Menos jaleados por la propaganda nazi que sus camaradas de la aviación y hoy menos conocidos del gran público que los ases del aire, los grandes tanquistas alemanes (de los que no hay que olvidar en estos días de Auschwitz que lucharon por un régimen asesino) protagonizaron episodios tremendos y mostraron a menudo, no puede negarse, un coraje extraordinario. Sin duda había que tenerlo para luchar en sus máquinas, que a menudo se convertían en ardientes ataúdes de acero dispensando una muerte atroz a los tripulantes. Otros de los grandes carristas alemanes la sufrieron, esa muerte, como el as de ases Kurt Knispel, al que se atribuyen casi 200 tanques destruidos, y que cayó cuando trataba de escapar de su King Tiger en llamas, o el más mítico de todos los tanquistas, Michael Wittmann, que en Villers Bocage, en Normandía, destruyó 27 blindados británicos ¡en menos de cinco minutos!, y fue cazado luego por un Sherman Firefly que hizo volar la torreta de su Tiger a varios metros; a Wittman se le reconoció por los dientes postizos. Más suerte tuvo el crac de los Panther Ernst Barkmann, que sobrevivió a la guerra, incluidas Kursk y las Ardenas, para devenir… bombero.

No parecía destinado a ser un héroe: fue rechazado dos veces por enclenque
Carius, de rostro aniñado y aspecto enclenque, no parecía destinado a convertirse en un héroe de guerra. De hecho, cuando se quiso alistar al empezar la guerra lo rechazaron dos veces por falta de peso. Aceptado al final en infantería en 1940, se pasó como voluntario a los panzer, algo que le había prohibido expresamente su padre, oficial en el Ejército. “Nunca me arrepentí”, escribe en sus memorias. Sus primeras experiencias bélicas las tuvo en la invasión de la URSS como cargador a bordo de un P-38 t de factura checa. En su libro anota la impresión que le causó el primer ruso muerto. La primera herida —metralla en la cara y dientes rotos— ya la sufrió en julio de 1941 al recibir su tanque un impacto de un contracarro ruso que le voló un brazo a su operador de radio.

Carius explicaba la fea sorpresa que se llevaron los alemanes al toparse con los primeros T-34, su acceso en 1943 a los Tiger, esos monstruos de 60 toneladas y cañón de 88mm, a los que veneraba (un capítulo del libro se titula Elogio al Tigre) y con los que despegó su carrera de tanquista, que llegó a su cénit en el 502º Batallón de Carros Pesados. El frente norte, con Leningrado y la sangrienta batalla de Narva son los principales escenarios de Tigres en el barro, por cuyas páginas atraviesan Model o el conde de los tanques graf Hyazinth (¡) Strachwitz. Carius fue alcanzado varias veces más, en su Tiger y, la ocasión más dramática, en una motocicleta cuando hacía un reconocimiento en una granja rusa: lo acribillaron, incluidas cuatro balas en la espalda, y un oficial soviético trató de rematarlo con otro tiro en el cuello. Tras restablecerse en un hospital, sirvió en un batallón de Jagtiger, el pesado cañón de asalto alemán, contra los estadounidenses (a los que denuesta como malos combatientes), en la Bolsa del Ruhr. Luego, en la defensa del Rin, se rindió a Estados Unidos.

Hombre con suerte, Carius no solo sobrevivió él sino que lo hicieron también su padre y hermano militares. De la popularidad de Carius da fe que uno de los modelos de la conocida firma de maquetas Tamiya es su Jagtiger personalizado. También hay un cómic japonés que traslada a las viñetas sus memorias.

Anticomunista furibundo y defensor a ultranza del “honor del soldado alemán”, al que consideraba vilipendiado tras la guerra (“lo dimos todo por Alemania”), Carius conservaba intacta su devoción por la Wehrmacht y los panzer (añoraba el “aroma de carro” a gasolina y aceite usado), y aseguraba que él había sido un soldado “apolítico”, que luchaba por la patria y los camaradas y no por el Gobierno y Hitler. Que —pese a las novelas de Sven Hassel— a alguien crítico con el régimen no le hubieran dejado conducir un Tiger es obvio, como lo es cuando lees sus memorias que Carius no fue un hombre muy sensible al horror de la guerra ni a las atrocidades que se veían por doquier en el frente del Este. En cambio se pone a llorar por la pérdida de “tres de mis fieles Tiger”: triste por tres Tigres, qué cosa.

En realidad, Carius habla muy ambiguamente de los oficiales del complot del 20 de julio, y le vemos conversar en su libro amigablemente con Himmler cuando este le impone la Cruz de Caballero. Es cierto que no aceptó su oferta de pasarse a las Waffen SS y que en un episodio en Vilna se declara “conmocionado” por la destrucción de los comercios judíos. También parece que, ya mayor, no toleraba las visitas a su farmacia —en la que hablaba amigablemente de tanques— a los que iban con afanes fachas o neonazis. De natural modesto, el viejo tanquista reconocía que en realidad no había destruido mucho más de un centenar de tanques. En fin, Tigres al barro, y polvo al polvo

FUENTE :http://cultura.elpais.com/cultura/2015/ ... 28358.html

Responder

Volver a “Biografías”

TEST