Fall Blau

La guerra en el este de Europa

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Fall Blau

Mensajepor José Luis » Dom Nov 08, 2009 9:28 am

¡Hola a todos!

Ante la amenaza de cerco al 62º Ejército, Stalin ordenó a Gordov que acelerara la formación de los ejércitos de tanques 1º y 4º y luego los lanzara para rescatar al ejército de Kolpakchi. Pero a estas alturas, el 13º Cuerpo de Tanques de Tanaschishin, que había sido designado para formar parte del nuevo 1º Ejército de Tanques de Moskalenko, ya estaba combatiendo contra la 16ª División Panzer al norte de Manoilin, si bien sólo con sus brigadas de tanques 166ª y 169ª, con la 163ª muy a retaguardia en la reserva del 62º Ejército. Por su parte, el 28º Cuerpo de Tanques del general Rodin, que también debía formar parte del 1º ET, estaba todavía en la orilla oriental del Don cerca de Kalach, en la misma área general del 23º Cuerpo de Tanques de Khazin. Finalmente, el 22º Cuerpo de Tanques de Shamshin, que se suponía formaría parte del 4º ET, aún estaba reuniéndose en el sector del 63º Ejército al norte del Don. En estas circunstancias, el 62º Ejército sólo podía comenzar sus contraataques con parte del cuerpo de Tanaschishin, cuya misión era romper a través de las defensas de la 16ª Panzer y rescatar al grupo de Zhuravlev. Pero como Zhuravlev no tenía comunicaciones con Kolpakchi, ordenó a su grupo cercado romper en dirección norte hacia Kletskaia.

A principios del 25 de julio, Kolpakchi organizó otro contraataque para apoyar al 13º CT y detener y expulsar a la pinza septentrional del 6. Armee antes de que alcanzara Kalach. Tras entregar el sector del ala izquierda de su ejército a la 229ª División de Fusiles del 64º Ejército, la 196ª División de Fusiles y el 649º Batallón de Tanques tenían que atacar en dirección norte a lo largo del Liska hacia Skvorin, 25 kilómetros al noroeste de Kalach, para cortar el avance de los panzers y ayudar a los tanques de Tanaschishin al rescate del Grupo Zhuravlev. Al día siguiente a primera hora, Gordov ordenó al 28º CT de Rodin que se uniera al contraataque cruzando el Don y atacando hacia el norte desde Kalach con todo lo que pudiera de su cuerpo. Sin embargo, todos esos contraataques tácticos fueron demasiado discontinuos como para resultar en un genuino contraataque operacional con alguna perspectiva de éxito.

Durante el 25 y 26 de julio, contra una resistencia soviética en alza y a pesar de la escasez de combustible, las divisiones móviles del XIV PK, desplegadas de izquierda a derecha (este a oeste), 3ª y 60ª motorizadas y 16ª Panzer, consiguieron formar un frente medio coherente de tanques e infantería blindada desde el Don al norte de Kalach en dirección oeste a Skvorin en el valle del Liska. Sin embargo, en la retaguardia de Wietersheim, la 100ª Jäger y la 113ª División de Infantería del VIII AK, tenían que llevar a cabo una ardua tarea triple: contener a las dos divisiones del 62º Ejército que se habían retirado a la cabeza de puente de Sirotinskaia y Kremenskaia al sur del Don, derrotar y destruir al cercado Grupo Zhuravlev y, al mismo tiempo, lidiar con las fuerzas soviéticas que intentaban rescatar al Grupo Zhuravlev.

Los esfuerzos soviéticos aumentaron los problemas de Paulus. El 25 de julio, el 13º CT y la 196ª División de Fusiles, reforzados al día siguiente por las brigadas de tanques 55ª y 56ª del 28º CT de Rodin (que entraron en acción al norte de Kalach), continuaron atacando en dirección norte a lo largo de todo el frente desde Manoilin en dirección este hacia el Don. El resumen operacional del Estado Mayor General del Ejército Rojo refleja la ferocidad del combate:

La 192ª y 184ª [divisiones de fusiles] y la 40ª [brigada de tanques] del 62º Ejército, junto con unidades del 1º Ejército de Tanques, continúan un intenso combate defensivo a lo largo de la línea Zakharov (17 kilómetros suroeste de Kletskaia), Tsimlovskii y Majorovskii (13-27 kilómetros sur de Kletskaia). El resto de unidades del ejército continúa manteniendo sus posiciones previas.

1º Ejército de Tanques. Tras superar la resistencia enemiga en la región “10º Año de Octubre” (12 kilómetros noreste de Kalach en el Don), el 28º [cuerpo de tanques] estaba avanzando lentamente al norte. Las unidades del 13º CT contraatacaron hacia Manoilin y capturaron este punto a las 18:00 horas. Las fuerzas del 62º Ejército y 1º Ejército de Tanques han destruido 120 tanques enemigos y hasta 2.000 soldados y oficiales enemigos durante el periodo del 22 al 25 de julio.


Estos contraataques soviéticos detuvieron en seco el avance de vanguardia del XIV PK hacia Kalach. La 16ª Panzer reportó que una fuerza de 60 tanques soviéticos, al parecer del 13º CT de Tanaschishin, había conseguido penetrar en su área de retaguardia, y la 3ª y 60ª motorizadas afirmaron que estaban siendo atacadas por 200 tanques soviéticos al norte de Kalach. Al final del 26 de julio, el ejército de Kolpakchi se aferraba con tenacidad a una cabeza de puente de 65 kilómetros de anchura y 32 de profundidad sobre la orilla occidental del Don desde el norte de Kalach hacia el sur hasta Nizhne-Chirskaia.

Para empeorar la situación de Paulus, la férrea resistencia del 64º Ejército de Chuikov al sur del Chir evitaba que la pinza meridional de su ejército cruzara el río cerca de Nizhne-Chirkaia y llegara a Kalach desde el sur. En dos días de dura lucha, la 24ª Panzer del XXIV PK y la 297ª y 71ª de infantería del LI AK, atacando al sur del Chir, y la 44ª División de Infantería, atacando ahora hacia el este a lo largo de la orilla septentrional del río, presionaron a las divisiones de infantería 229ª y 214ª y la 137ª Brigada de Tanques del 64º Ejército en dirección este hasta los alrededores occidentales de Surovikino y el bajo Chir cerca de Nizhne-Chirskaia. Las fuerzas de vanguardia consiguieron capturar una pequeña cabeza de puente en el bajo Chir, pero las fuerzas de Chuikov frustraron cualquier avance ulterior, quedando un agujero de 35 kilómetros de anchura entre las puntas de las dos pinzas de Paulus.

Así pues, al 26 de julio estaba claro que las dos pinzas de Paulus no podían cerrar y completar el cerco del 62º Ejército a no ser que recibieran refuerzos sustanciales. El jefe del estado mayor de Paulus reportó al jefe del estado mayor del HG B que se estaba desarrollando una cierta crisis. Pero no fue Paulus quien recibió los refuerzos, sino Kolpakchi (1º y 4º ejércitos de tanques). Se estaba preparando un contraataque a nivel operacional contra el ejército de Paulus, asunto que veremos en otra ocasión.

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Fall Blau

Mensajepor José Luis » Dom Nov 08, 2009 9:00 pm

Intentando explotar los más de 600 tanques con que contaban el 1º y 4º ejércitos de tanques, el 26 de julio a las 20:00 horas, Gordov ordenó a los dos ejércitos de tanques, junto con la infantería de los ejércitos 21º, 62º y 64º y la aviación del 8º Ejército Aéreo, montar un contraataque operacional coordinado contra la pinza septentrional del 6. Armee. De tal manera que:

1) Los cuerpos de tanques 13º y 28º, la 158ª Brigada de Tanques y la 131ª División de Fusiles del 1º Ejército de Tanques [Moskalenko] atacarán desde la marcha desde la región de Kalach hacia Verkhne-Buzinovka a finales del 27 de julio. Posteriormente, el ejército atacará hacia Kletskaia. Comienzo del ataque a las 03:00 horas del 27 de julio.

2) El 22º Cuerpo de Tanques y la 133ª Brigada de Tanques del 4º Ejército de Tanques [Kriuchenkin] cruzarán la orilla occidental del Don en la noche del 27-28 de julio y atacarán de mañana en dirección oeste desde la línea de Trekhostrovskaia y Peskovatka para alcanzar la región Verkhne-Golubaia al final del día. En cooperación con el 1º Ejército de Tanques destruirá al enemigo en ataques sucesivos hacia Verkhne-Buzinovka y restaurará la situación en el ala derecha del 62º Ejército.

3) El 21º Ejército [Danilov] atacará hacia Kletskaia y Evstratovskii con tres-cuatro divisiones de fusiles para destruir al enemigo opuesto y cortar sus rutas de comunicaciones a retaguardia. Posteriormente, evitará que el enemigo penetrante se retire al oeste.

4) El 62º Ejército [Kolpakchi] mantendrá sus posiciones actuales y evitará que el enemigo amplíe el frente de penetración en su ala derecha.

5) El 64º Ejército [Chuikov] destruirá al grupo enemigo en la orilla izquierda del Chir y evitará que sus fuerzas crucen a la orilla derecha del río. A tal fin es necesario retirar la 212ª División de Fusiles y la 137ª Brigada de Tanques de la línea Surovikino y Eritskii y desplegarlas a lo largo de la orilla izquierda del Chir; deben trasladarse la 66ª Brigada de Infantería Naval y los tres regimientos de estudiantes del ejército a la región de Rychkovskii y emplearlos como reserva del ejército.

Este contraataque operacional de Gordov entrañaba el uso de tres cuerpos de tanques y dos brigadas de tanques equipados con más de 450 tanques, dos tercios de los cuales eran nuevos modelos medios o pesados, y cinco divisiones de fusiles, más toda la aviación del 8º Ejército Aéreo, que debía apoyar al 1º Ejército de Tanques. Sin embargo, esos dos ejércitos de tanques estaban lejos de estar a punto; de acuerdo con la orden de Stalin para crearlos, el 1º ET debía estar listo para el combate el 28 de julio, mientras que el 4º ET tenía previsto estarlo el 1 de agosto. En cambio, ahora debía entrar en acción el 26 de julio. Por ello:

Los ejércitos de tanques no estaban listos para operaciones de combate coordinadas. Se acababan de formar y no tenían la suficiente cohesión de combate. Durante los cuatro días en que estuvieron levantando sus cuerpos de tanques, los comandantes y estados mayores de los ejércitos no tuvieron oportunidad de familiarizarse con sus fuerzas. Las comunicaciones eran inadecuadas en los cuerpos de tanques y especialmente en los ejércitos. Sólo dispusieron de seis horas y media, durante la noche, para preparar el contraataque. En esas circunstancias no sólo era imposible organizar la coordinación y el mando y control, sino también asignar a las fuerzas sus misiones de combate sobre el terreno.

Además, el 13º CT de Tanaschishin ya había tenido grandes pérdidas en su lucha contra la 16ª División Panzer y probablemente no alineaba más de 80 tanques operacionales. Más aún, las dos brigadas de tanques en pleno del 28º CT de Rodin ya estaban combatiendo al norte de Kalach, y el apoyo logístico de ambos ejércitos era débil o inexistente.

Así las cosas, sólo el 1º ET de Moskalenko, la mayor parte del cual ya había estado combatiendo, renovó sus ataques a la hora señalada, 03:00 horas del 27 de julio, mientras que el grueso del 4º ET de Kriuchenkin sólo pudo entrar en combate dos días después, e incluso entonces de manera fragmentada y descoordinada. Por ejemplo, a las 17:00 horas del 27 de julio, el 22º CT de Shamshin había perdido la mayoría de sus 180 tanques por problemas mecánicos, y sólo 17 tanques cruzaron el Don y llegaron a sus posiciones de arrancada asignadas.

Seguiremos mañana
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1472
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Fall Blau

Mensajepor Schwerpunkt » Dom Nov 08, 2009 9:48 pm

Con el permiso de Jose Luis me permito hacer un inciso sobre la guerra aérea, faceta que en general está tratada muy superficialmente en los libros de David M. Glantz.

Una de las razones fundamentales del éxito alemán durante el mes de julio fue la superioridad aérea que logró establecer la Luftwaffe desde el comienzo de la ofensiva. Entre el 28 de junio y 24 de julio de 1942 la VVS (Fuerza Aerea Soviética) perdió 783 aparatos frente a tan sólo 175 aparatos perdidos por todas las causas por la Luftflotte 4. Vemos pues que se repite el ratio de 4 ó 5 aparatos soviéticos perdidos frente a cada alemán durante la campaña de 1942.

La Luftwaffe no sólo estaba en condiciones de realizar misiones de apoyo a las puntas acorazadas alemanas sino que ejercía numerosas misiones de ataque contra formaciones mecanizadas enemigas e incluso interdicción de centros ferroviarios soviéticos como Yelets y ya en las profundidades de la retaguardia rusa en Tambov y Povorino como varios ataques devastadores realizados por el KG 76 el 9 de julio.

Los problemas de suministro sufridos por las columnas acorazadas alemanas llevaron a que se utilizara de manera intensa el transporte aéreo de combustible, lubricantes y munición, empresa muy peligrosa si no se disfrutaba de un dominio aéreo. Así el 12 de julio los Ju 52 de transporte con bombarderos He-111 utilizados para la ocasión transportaron 200 t de combustible a las unidades alemanas de vanguardia detenidas por falta de suministros.

No obstante el mayor obstáculo para las operaciones sostenidas de la Luftwaffe no eran las bajas en combate -de hecho relativamente ligeras para la magnitud de la ofensiva- sino el desgaste operacional motivado por el elevado ritmo operacional y el rápido avance que hacía que hubiera que trasladarse de un aérodromo a otro. El 20 de julio el informe de efectivos de la Luftflotte 4 anotaba que el número de aparatos en servicio había disminuído a un 45% de sus efectivos originales de 1.640 aparatos, o sea que tan sólo 718 aviones estaban en servicio operativo. El escaso número de cazas operativos llevó a que en alguna ocasión los Stukas del StG 2 fueran escoltados por Macchi C. 200 del contingente aéreo italiano en Rusia.

Para los que tengan curiosidad sobre la fase inicial de la campaña aérea en Stalingrado podéis ver el siguiente hilo:

viewtopic.php?f=15&t=10810

Avatar de Usuario
Hundi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4234
Registrado: Dom Oct 18, 2009 10:36 pm
Ubicación: Guatemala
Contactar:

Fall Blau

Mensajepor Hundi » Lun Nov 09, 2009 2:05 am

Gracias maestros por tan maravilloso topic, me costo mucho trabajo encontrar info sobre fall blau, pero les agradezco, porque aqui esta casi todo, y asi no tengo que estar juntando partes de otros temas relacionados que hacen que mi archivo se haga enredo.

Saludos.

:sgm111: :sgm111:
ImagenImagenImagen
Hago de mi futuro una utopía, pues pretendo comprender, esta voluble vida...
Una vida sin vicios es una vida sin virtudes.

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Fall Blau

Mensajepor José Luis » Lun Nov 09, 2009 8:52 pm

¡Hola a todos!

El 1º ET atacó al amanecer del 27 de julio en dirección norte a través de un frente de aproximadamente 45 kilómetros de ancho desde la región de Manoilin dirección este hacia el Don al norte de Kalach. A su izquierda desplegó al 13º CT, ahora con sus tres brigadas, la 196ª División de Fusiles en el centro, y todo el 28º CT a su derecha. La Luftwaffe atacó sin piedad el avance de Moskalenko, realizando más de 1.000 salidas el 27 de julio, razón por la cual las fuerzas de Moskalenko sólo consiguieron ganancias limitadas durante ese día:

62º Ejército: Las divisiones de fusiles 192ª y 184ª y la 40ª Brigada de Tanques se retiraron a una línea desde los alrededores septentrionales de Svechinikovskii (23 kilómetros sur de Kletskaia) a Polovoi Stan (22 kilómetros suroeste de Kletskaia) bajo fuerte presión enemiga.

La 33ª División de Fusiles de Guardias, con un regimiento de la 181ª División de Fusiles y la Escuela de Krasnodar [escuela de infantería], continuó combatiendo duramente para recuperar las posiciones clave perdidas en la región de Kalmykov sobre el ala derecha de la división. El combate continuaba por la posesión de Kalmykov (35 kilómetros suroeste de Kletskaia) [y 10 kilómetros oeste de Manoilin].

Las divisiones de fusiles 181ª y 147ª defendieron sus posiciones previas.

La 196ª División de Fusiles alcanzó la línea Marker 146.0, Marker 111.6, y Skvorin [25 kilómetros noroeste de Kalach]

El 1º Ejército de Tanques, como resultado del combate ofensivo, alcanzó las [siguientes] posiciones:

El 28º CT, con un regimiento de la 131ª División de Fusiles, Lipo-Lebedevskii-Lipo-Logovskii [20-23 kilómetros norte de Kalach y 5 kilómetros este de Skvorin];

El 13º CT, con una brigada de tanques, estaba situado en la región de Evseev (40 kilómetros sur de Kletskaia); una segunda brigada de tanques al este y sureste de Manoilin, y su tercera brigada de tanques aproximándose a la Colina 189.9 (46 kilómetros suroeste de Kletskaia).


Como se puede observar, el resumen anterior del EMG del ER nada dice del 4º ET, pues todavía tenía que cruzar el Don. Sin embargo, al anochecer, los tanques del 13º CT de Tanaschishin había abierto una profunda cuña a través de las defensas delanteras de la 16ª División Panzer de Hube, obligando a parte de la división a atrincherarse a lo largo del río Dobraia en Manoilin, con otro grupo retirándose hacia el oeste para unirse a los elementos delanteros de la 113ª División de Infantería. Al este, la 196ª División de Fusiles y el 28º CT de Rodin hicieron retroceder a las divisiones motorizadas 3ª y 60ª unos 5 kilómetros a nuevas posiciones defensivas. Los ataques de Tanaschishin de 27 de julio sobre la 16ª Panzer fueron especialmente feroces y dañinos:

Numerosos tanques rusos estaban atacando las posiciones alemanas en frente de su cabeza de puente desde el sur y suroeste, haciendo imposible que se unieran a la 24ª División Panzer llegando desde el sur. Eran T-34 en continua sucesión en Kalach en el Don hacia el oeste y en el norte de Kletskaia sobre el Don hacia el sur, cortando la ruta de retorno y suministros para el XIV PK, e intentando cerrar al cuerpo en el “saco del Don” y destruirlo.

KG [Kampfgruppe] Reinisch, que fue enviado al norte a Roshka para asegurar los flancos, estaba haciendo frente a un duro combate en la principal línea de bloqueo rusa entre Kalmykov y Manoilin. En Manoilin solo, los rusos estaban atacando el 27 de julio con una armada de 200 tanques. Los alemanes consiguieron destruir 77 vehículos de combate en la dura lucha. Al norte de Kalmykov, KG Krumpen quería romper a través de la línea de bloqueo rusa en Bol'shoi Osinovskii. Los rusos estaban atacando desde el norte con fuerzas superiores y lograron cercarlo en un Kessel [bolsa]. Todas las fuerzas disponibles se estaban moviendo hacia este punto de peligro. La división fue dividida en tres partes, con todas ellas involucradas en duros combates y aisladas de cualquier suministro. ¡Un verdadero momento de prueba! KG Lattmann y Witzleben fueron suministrados con combustible desde el aire por los bombarderos He-111. Cercado por 45 tanques, KG Witzleben tuvo que retirarse desde Ostrov a Gureev y finalmente a Eruslanovskii. Rechazado por las divisiones de infantería alemanas, ahora el enemigo estaba atacando incluso desde el oeste
.

Con la fuerza del XIV PK de Wietersheim reducida por el desgaste a unos 100 tanques, la arremetida de más de 200 tanques soviéticos hizo virtualmente imposible para los panzer alemanes la continuación de su avance, a pesar del devastador trabajo de apoyo prestado por los Stukas. La situación no mejoró el 28 de julio, según el resumen diario del EMG del ER, que reza:

El 62º Ejército, cooperando con las unidades del 1º ET, continuó combatiendo duramente con los tanques y la infantería enemiga de penetración.

El 13º CT, atacando a lo largo del eje de Manoilin y Maiorovskii en la mañana del 28 de julio, contactó con la 40ª BT y unidades de las divisiones de fusiles 192ª y 184ª a las 15:00 horas. El cuerpo estaba combatiendo en las cercanías de los extrarradios de Verkhne-Buzinovka, Erik (40 kilómetros sur de Kletskaia), y Evseev, tras avanzar 15-18 kilómetros. Tanques e infantería motorizada enemigos están enfrente del cuerpo.

El 28º CT y la 196ª DF rechazaron dos contraataques del enemigo el 28 de julio, poniendo fuera de combate y destruyendo hasta 40 de sus tanques.

El 23º CT cruzó la orilla occidental del Don en la vecindad de Kalach en el Don.

La 204ª DF concentrada en la región de Kalach en el Don, con un regimiento en la orilla occidental del Don......

El 4º ET continuó cruzando el Don con sus unidades. Las unidades del ejército se estaban moviendo hacia la región de Verkhne-Buzinovka y fueron situadas a lo largo de la línea Khmelevskaia (52 kilómetros sureste de Kletskaia)-Verkhne-Golubaia-Evlampievskii-Malonabatovskii (60 kilómetros sureste de Kletskaia) en la mañana del 28 de julio.

Las unidades de vanguardia del 22º CT capturaron las regiones de Ventsy (15 kilómetros noreste de Verkhne-Buzinovka) y Os'kinskii (13 kilómetros este de Verkhne-Buzinovka) a las 15:00 horas del 28 de julio.

La 176ª BT estaba marchando sobre la región de Vertiachii
.

Una vez más, la 16ª División Panzer fue la más afectada por la carga de Moskalenko y Tanaschishin:

En el norte, comenzó el fuego de artillería. Aquí el KG Krumpen estaba combatiendo en Verkhne-Buzinovka. El 27 de julio, el kampfgruppe que estaba aislado en Bol'shoi Osinovskii consiguió liberarse y, a la mañana siguiente, se movió al sureste vía Rybinskii y Zymkov con el propósito de unirse a las tropas del KG Lattmann en Sukhanov. En el puente en la entrada suroccidental de Verkhne-Buzinovka, quedó parado. Un regimiento ruso con 11 tanques consiguió cogerlos por sorpresa, entrar en el pueblo desde el oeste y, en el proceso, atacó al 50º Regimiento de Infantería de la 100ª División Ligera, que estaba manteniendo allí el fortín y lo destruyó. Ahora se estaba enfrentando al grupo de combate [ruso] que se aproximaba. Consiguió rechazar el ataque inicial. Krumpen ordenó la formación de una defensa. Cuando comenzaba a oscurecer, comenzó a oírse de nuevo el ronco sonido de las sirenas de los [tanques] rusos; el ataque se descompuso bajo el fuego combinado. Sobre las 22:30 horas avanzaron sigilosamente hacia las posiciones de fuego de la 5ª Batería del 16º Regimiento de Artillería.

Mañana más.
Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Fall Blau

Mensajepor José Luis » Mar Nov 10, 2009 10:47 am

¡Hola a todos!

Al anochecer del 28 de julio, el 13º CT de Tanaschishin consiguió contactar y rescatar al Grupo Zhuravlev, aunque para ello, debido a su carencia de apoyo aéreo y artillero, tuvo que pagar un alto precio en tanques, perdiendo todos salvo 40. La noche siguiente perdió incluso más tanques, tras recibir previamente los tanques de la 40ª Brigada de Tanques. Entretanto y al sureste, el 28º CT de Rodin hizo recular a las divisiones motorizadas 3ª y 60ª otros 2-3 kilómetros hacia el norte de Kalach.

Desesperado, Paulus reforzó el VIII AK con la 376ª División de Infantería y ordenó a las divisiones de vanguardia del cuerpo, 100ª Jäger y 305ª de Infantería, virar en dirección sur hacia Verkhne-Buzinovka, reforzar a la asediada 16ª División Panzer, y bloquear cualquier intento del Grupo Zhuravlev y del 13º CT de retirarse hacia el este. Pero con ello el VIII AK tenía que dejar una fuerza de cobertura muy débil, reforzada por el KG Strehlke de la 16ª División Panzer, para afrontar cualquier ataque soviético hacia el sur fuera de su cabeza de puente en Kremenskaia y Sirotinskaia, el sitio preciso donde iba a atacar el 22º CT de Shamshin.

Durante los últimos días de julio, la 16ª División Panzer volvió a sufrir el grueso de la batalla peleada entre el XIV PK y los ejércitos de tanques 1º y 4º. El diario de la 16ª División Panzer reporta el difícil trance en que se vio envuelta. El 29 de julio de mañana, los rusos avanzaron hacia los flancos del KG Krumpen, atacando sin cesar. Se recibió un mensaje de radio de la división ordenando a todas sus unidades que se reunieran en el área de Sukhanov, pero la llegada de 24 tanques soviéticos hacia Verkhne-Buzinovka hacían imposible la huida. El KG Reinisch fue atacado por los tanques soviéticos y, aunque logró llegar hasta Sukhanov y Osinovskii, de momento era imposible unir a todas las partes de la división.

Se enfrentaban por ambos bandos (XIV PK y 1º y 4º ejércitos de tanques) una gran fuerza de tanques, rodeándose entre sí e intentando escapar unas de otras sobre un terreno de operaciones de 100x100 kilómetros, donde no había frente. Como una batalla en el mar: "Como fuerzas de destructores y cruceros en el mar, los tanques estaban combatiendo en las aguas arenosas de la estepa, luchando por favorables posiciones de cañones, acorralando a la oposición, manteniendo el fortín durante horas o lugares durante días, liberándose, dando vueltas y persiguiendo al enemigo". Y al tiempo del combate de tanques en el suelo, tenía lugar una batalla aérea en el cielo despejado del Don.

La 16ª Panzer parecía que iba a ser derrotada por los soviéticos, no viviendo nunca antes una situación tan crítica. Parecía imposible llevar a cabo el contacto con otras unidades. En la noche del 29-30 de julio lo intentó el 2º Batallón del 64º Regimiento Panzer-Grenadier, bajo el capitán Mund (más tarde Batsche). Se creyó que la carretera principal estaba despejada, pero pronto cayó bajo el fuego de los tanques soviéticos que, apareciendo de repente, dispararon a corta distancia sobre el destacamento alemán, causando estragos. Perdió la vida el teniente Kleinholz, comandante de compañía en el 16º Batallón Panzer-Jäger. Parte del convoy consiguió reagruparse, pero sólo para ser nuevamente atacado. El resto consiguió zafarse y unirse al KG Lattmann en Sukhanov.

Se le ordenó a Krumpen que formara defensa a oeste y noroeste y esperar la llegada de apoyo. También en el área de Sukhanov la situación se tornaba crítica. El 30 de julio los soviéticos atacaron al 16º Batallón de Motocicletas del capitán Dörnemann. "En el norte los tanques rusos estaban posicionados en Nizhne-Buzinovka. El Panzer-Abteilung von Strachwitz y la 2ª Compañía del 16º Batallón Panzer Grenadier consiguieron destruir 15 tanques, poner 28 cañones fuera de combate y capturar 600 prisioneros en el curso de un contraataque". Al este de Sukhanov, partes del KG Reinisch consiguieron establecer una defensa de erizo cerca de Osinovskii, y en su borde oriental el teniente Grimberg, de la 1ª Compañía del 16º Batallón de Ingenieros, consiguió avanzar con todo su batallón.

El 1 de agosto, los ingenieros blindados del teniente Günter Schmitz (KG Strehlke) consiguieron sorprender a los soviéticos y ponerlos en fuga. El día anterior, el KG Krumpen consiguió por fin su misión. Parte de la 60ª Motorizada intentaba atacar en Verkhne-Buzinovka, aunque tuvo que quedar unos dos kilómetros fuera de la ciudad por su incapacidad para cruzar el río. Pero ese movimiento distrajo a los soviéticos, que pusieron a 40 de sus tanques a cubierto, por lo que el KG Krumpen pudo avanzar ahora hacia la ciudad, que fue capturada al anochecer, anque no totalmente abandonada por los soviéticos. Allí permanecían los siberianos, que tuvieron que ser desalojados de sus madrigueras uno a uno en combate cuerpo a cuerpo. Tal dureza no impidió, sin embargo, el acoplamiento de la 16ª Panzer. Los soviéticos se retiraron.

Continuaremos
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Fall Blau

Mensajepor José Luis » Mar Nov 10, 2009 4:51 pm

Tampoco iban bien las cosas en la pinza meridional de Paulus al finalizar el 28 de julio. Si bien el XXIV PK y el LI AK consiguieron ampliar su cabeza de puente en el bajo Chir unos tres kilómetros de profundidad, sin embargo fueron incapaces de superar la tenaz resistencia del 64º Ejército de Chuikov y avanzar hacia Kalach. Y sin que Paulus lo supiera, el Frente Stalingrado estaba sacando de su reserva al 23º CT de Khazin para reunirlo cerca de Kalach. Si Khazin y Shamshin, con más de 200 tanques en conjunto, hubieran sido capaces de avanzar con suficiente rapidez, entonces la pinza septentrional de Paulus se enfrentaría realmente a un potencial desastre. Pero esto, como dice Glantz, es un gran y problemático “what-if”.

A pesar de los problemas de Paulus, el Stavka y Gordov no estaban satisfechos con los resultados de su supuesto contraataque operacional. Se reconocía que se habían cometido errores en la organización del contraataque, se subrayaban los problemas en las operaciones de combate soviéticas causados por la actividad de la Luftwaffe. No había suficiente organización y control de las fuerzas. La Luftwaffe dificultó continuamente las comunicaciones entre las formaciones y sus cuarteles generales, al tiempo que los cuarteles generales no emplearon hábilmente sus radios.

El 62º Ejército de Kolpakchi y más de la mitad del 1º Ejército de Tanques de Moskalenko consiguieron rechazar a la pinza septentrional de Paulus y mantuvieron con firmeza sus posiciones en la cabeza de puente sobre la orilla occidental del Don durante los últimos días de julio. Pero el Grupo Zhuravlev y los restos del 13º CT de Tanaschishin tuvieron que seguir combatiendo una batalla desigual contra el cerco en la región entre Verkhne-Buzinovka y Manoilin. Atrapado entre elementos de la 100ª Jäger y la 305ª de Infantería (VIII AK), atacando desde el norte y este, y la 113ª de Infantería y 16ª Panzer atacando desde el oeste y sur, Zhuravlev no tuvo más camino que intentar romper hacia el este, operación que se vio dificultada por los 500 heridos y la falta de combustible y munición. El 29 de julio, Zhuravlev ordenó atacar en dirección noreste a través de Verkhne-Buzinovka para enlazar con el 22º CT de Shamshin, del que se suponía ya estaba avanzando para rescatarlos.

Utilizando el resto de tanques de Tanaschishin en vanguardia, Zhuravlev combatió durante dos días con elementos de la 100ª Jäger, 16ª Panzer y 113ª de Infantería antes de alcanzar finalmente las líneas del 4º Ejército de Tanques cerca de Os'kinskii y Verkhne-Golubaia el 31 de julio al final del día. A estas alturas la fuerza de Zhuravlev se había reducido a sólo 5.000 hombres con 66 tanques y dos regimientos de artillería.

Explicando parcialmente por qué una parte del Grupo Zhuravlev consiguió escapar, el resumen operacional del OKW anotaba el 30 de julio: “Al norte de esa región [noroeste de Kalach], unos 40 tanques rusos han penetrado desde el oeste y destruido el PM [puesto de mando] del XIV PK. Se están organizando esfuerzos para destruir a esta fuerza enemiga”. La 16ª Panzer reportaba con más realismo la lucha desesperada pero confusa. Afirmaba que los rusos habían atacado con 40 tanques a primeras horas del 31 de julio, aunque consiguieron frenar el ataque en todas partes, destruyendo 8 tanques. Luego atacaron los Henschel y Ju-88 hacia Maiorovskii y Eruslanovskii, asegurando que los rusos padecieron grandes bajas y fueron destruidos. Y así del tenor.

Al día siguiente los alemanes reportaron la destrucción de 66 tanques soviéticos y la captura de 2.000 prisioneros. Pero entre este súbito optimismo, Halder anotaba en su diario una perspectiva más negra al reconocer que se estaba librando una batalla salvaje en el sector del 6. Armee en el arco del Don oeste de Stalingrado, y que todavía carecía de un cuadro preciso de su desarrollo. El poder de combate del 6. Armee, reconocía, estaba paralizado por dificultades en los suministros de combustible y munición.

Si Zhuravlev no consiguió escapar con todo su grupo, este fracaso fue el resultado directo de la ineficacia del 4º ET y, en particular, del 22º CT de Shamshin. Con sus 180 tanques, Shamshin, de haber empleado más hábilmente su cuerpo, debería haber jugado un papel decisivo en la derrota de la pinza septentrional de Paulus. Pero cuando Shamshin lanzó a su cuerpo al combate, el 29 de julio, sus dos brigadas de tanques 182ª y 173ª sólo pudieron desplegar 96 tanques operacionales porque sus restantes 36 ya se habían averiado. Por otra parte, retuvo a su tercera brigada, la 176ª con sus 29 tanques operaciones, en reserva, y a la 133ª Brigada de Tanques Pesados (tanques KV) y a la reforzada 22ª División de Fusiles Motorizada en el bosque al oeste de Trekhostrovskaia en el Don, sobre su ala derecha extrema.

Por otra parte, Shamshin lanzó sus tanques al combate sin llevar a cabo un reconocimiento previo y sin apoyo de infantería. En estas circunstancias, fracasaron miserablemente los dos primeros intentos de las brigadas de tanques 182ª y 173ª para capturar Ventsy y la cercana Mukovninskii (6 kilómetros al noreste de Verkhne-Buzinovka) contra la 100ª Jäger, la 113ª de Infantería y un kampfgruppe de apoyo de la 16ª Panzer. Y costó a ambas brigadas la pérdida de 13 tanques (11 T-34 y 2 T-70). El 30 de julio reanudaron su ataque, esta vez con la 176ª BT atacando hacia Osinovskii sobre el ala izquierda del cuerpo, pero todavía con la 133ª BTP y la 22ª DFM paradas en la orilla oriental del Don. Las tres brigadas de tanques juntas perdieron otros 41 tanques (25 T-34, 11 T-70 y 5 T-60) y al comandante de la 176ª BT. Durante este combate contactaron finalmente con Shamshin los restos del 13º CT de Tanaschishin. Con los 66 tanques restantes del 13º CT se formó una nueva brigada de tanques, la 169ª, en el 22º CT. A partir de entonces, el cuerpo de Tanaschishin, junto con las divisiones de fusiles 184ª y 192ª, continuaron sus ataques diarios contra las defensas del VIII AK al sur de la cabeza de puente de Kremenskaia y Sirotinskaia, pero con un efecto claramente decreciente.

Con la próxima entrega habré terminado este resumen.
Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Fall Blau

Mensajepor José Luis » Mar Nov 10, 2009 7:38 pm

Mientras se libraba esa dura batalla en la pinza septentrional de Paulus, también se combatía intensamente en el sur, a lo largo de los frentes de los ríos Chir y Don, donde el 64º Ejército de Chuikov estaba deteniendo a la pinza meridional de Paulus. El 28 de julio -al capturar y ampliar una cabeza de puente sobre el Chir en Nizhne-Chirskaia- la 24ª División Panzer (XXIV PK) y las divisiones de infantería 297ª y 71ª (LI AK) representaban una amenaza doble para los soviéticos: en primer lugar sobre los flancos contiguos de los ejércitos 62º y 64º, y en segundo lugar sobre la misma Stalingrado, pues la cabeza de puente y la línea ferroviaria conectada estaban situadas en la ruta más directa a la ciudad. A las 16:45 horas del 28 de julio, el Stavka reaccionó ante esas amenazas ordenando lo siguiente al Frente Stalingrado:

Al tiempo de continuar las operaciones para destruir completamente al enemigo en la región de Verkhne-Buzinovka, la misión principal del frente en los siguientes días es, a toda costa, derrotar al enemigo que ha alcanzado la orilla occidental del Don al sur de Nizhne-Chirskaia no más tarde del 30 de julio mediante operaciones activas de las fuerzas del 64º Ejército y el empleo de las divisiones de fusiles 204ª y 321ª y el 23º Cuerpo de Tanques, que han alcanzado la región de Kalach, y restaurar completamente las defensas aquí a lo largo de la línea de Stalingrado, al tiempo de expulsar al enemigo a través del río Tsimla.

La orden requería a Gordov reforzar el sector suroccidental de las defensas de Stalingrado y le instruía sobre la mejor manera de emplear nueve frescas divisiones de fusiles enviadas a su reserva. Ese mismo día el Stavka ya había tomado medidas para proteger el flanco izquierdo del Frente Stalingrado y también, por extensión, el eje suroccidental del avance hacia la ciudad de Stalingrado combinando el Frente Meridional y el Frente Cáucaso Norte en una única entidad, un nuevo Frente Cáucaso Norte bajo el mando de Budenny, con Malinovsky y Cherevichenko como sus suplentes. Con su CG en Armavir, el expandido frente de Budenny no sólo debía detener el avance alemán desde la región de Rostov en dirección sur desde el Don, sino también echar a las fuerzas alemanas de Bataisk a través del Don.

Anticipándose a la orden del Stavka, Gordov ya había ordenado un contraataque a las siguientes formaciones: 204ª y 321ª divisiones de fusiles de su propia reserva, 163ª Brigada de Tanques del 1º ET y, más tarde, todo su 23º Cuerpo de Tanques y la 204ª División de Fusiles, la 229ª y 214ª divisiones de fusiles del 62º Ejército, y el 8º Ejército aéreo. Pero este contraataque pronto se descompuso debido al poco tiempo habido para coordinarlo y controlarlo con propiedad. En medio de esta operación, el 30 de julio Gordov reemplazó a Chuikov como comandante del 64º Ejército por el teniente general M. S. Shumilov, nombrando a Chuikov su segundo (de Gordov).

Todos esos combates de los últimos ocho días de julio supusieron para los ejércitos 62º y 64º y los ejércitos de tanques 1º y 4º la pérdida de más de la mitad de sus 1.239 tanques, la mayoría debido a averías mecánicas. El XIV PK reportó la destrucción de 482 tanques soviéticos (y el 6. Armee en conjunto más de 600). El 13º CT de Tanaschishin perdió 86 de sus 152 tanques, y el 28º CT de Rodin más de dos tercios de sus 178 tanques. El 6 de agosto, el 22º CT de Shamshin tenía el 80 por ciento de sus 180 tanques fuera de combate, y el 23º CT de Khazin derrochó más de dos tercios de sus 178 tanques durante el mismo periodo que Shamsin. El 62º Ejército de Kolpakchi perdió la mayor parte de los 320 tanques asignados a sus dos brigadas de tanques y seis batallones de tanques independientes durante finales de julio y principios de agosto. Stalin reconoció esta sangría citando las pérdidas desastrosas de los ejércitos de tanques 1º y 4º como evidencia de su incompetencia o por sabotaje de los comandantes y soldados del ER:

Nuestras unidades y formaciones de tanques sufren a menudo pérdidas más grandes por averías mecánicas que por causa de la batalla. Por ejemplo, en el Frente Stalingrado, donde teníamos una sustancial superioridad en tanques, artillería y aviación sobre el enemigo, durante seis días de batalla, doce brigadas de tanques perdieron 326 de 400 tanques, de los cuales unos 200 se perdieron por problemas mecánicos. Muchos de los tanques fueron abandonados en el campo de batalla. Ejemplos similares pueden observarse en otros frentes.

Ya que semejante alta incidencia de defectos mecánicos es inverosímil, el Stavka ve en ello sabotaje
............

A pesar de estas grandes pérdidas de tanques sufridas por el Frente Stalingrado durante su defensa del Gran Arco del Don, todavía era una fuerza de combate poderosa el 1 de agosto. Todavía conservaba 500 tanques, más del doble que los dos cuerpos panzer de Paulus, y la industria soviética estaba enviando con regularidad nuevos tanques al frente. Así, el 8 de agosto, aunque había sido diezmado en los contraataques de julio, el 13º CT de Tanaschishin, con nuevas brigadas de tanques, levantaba 136 tanques (120 T-34 y 16 T-70), mientras que la 133ª BT contaba con 40 tanques KV.

Por su parte, la pinza septentrional de Paulus pagó un alto precio por unos éxitos que no dejaron de ser modestos. Además de perder más de la mitad de sus 150 tanques operacionales, aunque muchos sólo de forma temporal, las tres divisiones móviles del XIV PK no consiguieron alcanzar Kalach desde el norte. La pinza meridional, XXIV PK y LI AK, estaba clavada en la pequeña cabeza de puente del Chir, cerca de Nizhne-Chirskaia, y tampoco había alcanzado Kalach desde el sur. En otras palabras, acabando julio había fracaso el intento de Paulus de cercar a todas las fuerzas soviéticas al oeste del Don, con lo que también se iba al garete el plan de Hitler de capturar Stalingrado mediante un ataque sorpresa blindado desde la marcha. Y lo peor de todo, para los alemanes, era que la situación de tablas a la que se llegó a finales de julio entre Paulus y Gordov se tenía que romper a favor del segundo a menos que el primero recibiera refuerzos de Hitler. Así se reconocía en el OKW y el OKH. Fue el 28 de julio en una conferencia de situación en el OKW cuando Jodl pronunció su famosa sentencia: “El destino del Cáucaso será decidido en Stalingrado, y, en vista de la importancia de la batalla, sería necesario desviar fuerzas del HG A al HG B”. Halder, en el OKH, era feliz de que, por fin, se hiciera lo que él llevaba tiempo pidiendo. Así que Hitler iba a alterar el curso de la batalla, decidiendo destinar al HG B, en detrimento del HG A, el XXXXVIII PK y IV AK del 4. Panzerarmee (junto con su CG). Por primera vez Stalingrado era un objetivo prioritario.

Fuente: Glantz & House, To the Gates of Stalingrad (Lawrence: University Press of Kansas, 2009), pp. 219-248

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
Torifune
Miembro
Miembro
Mensajes: 90
Registrado: Dom Ago 10, 2008 7:51 pm
Ubicación: ESPAÑA

Fall Blau

Mensajepor Torifune » Lun Nov 16, 2009 10:19 am

Hola a todos, queridos amigos, SALUTEM PLURIMAM
he leído con muchísina atención todo cuanto habéis vertido aquí sobre Caso Azul pues, inexplicablemente, es una de las operaciones más importantes de toda la guerra en el Este, y aún de toda la IIGM, y apenas se le dedica algunas líneas en las historias y estudios sobre la IIGM. Efectivamente, en Caso Azul se va gestando el camino a Stalingrado. Sólo quería añadir que una operación casi igual a la que los nazis plantearon ya se les ocurrió a franceses e ingleses, sobre todo a franceses, cuando la URSS atacó Finlandia, en el invierno del 39, ganándose así la enemistad de todo el mundo. Curioso, ¿no?. Francia acariciaba la idea de un desembarco de tropas en las costas del Mar Negro ( posiblemente cerca de Tuapse ) seguida de una rápida conquista de toda la cuenca petrolífera de Bakú, así como de la zona de Maykop, etc... También eran conscientes de la necesidad no sólo de efectuar la conquista sino de controlar asimismo la desembocadura del Volga y la península de Crimea, que quedaba a retaguardia. En fin como dice nuestro Gonzalo de Berceo, "para facer este pan faltábales farina". Posteriormente, Francia, que, dada la inminencia de la guerra contra ella misma, deseaba sacar de los teatros de operaciones sus territorios, empezó a acariciar la idea de una operación en Noruega con el pretexto de enviar tropas para ayudar a Finlandia. De hecho, fue Francia una de las que más insistió en la resistencia à outrance de Finlandia prometiéndole el envío de una cantidad desorbitada de tropas y material, cosa que nunca se produjo. Provocando, así, que la heroica Finlandia se desangrase más de lo necesario y exasperando, de paso, al feroz Stalin.
Bueno, yo quería hacer una pregunta referente a la necesidad de Fall Blau: ¿ había alguna solución alternativa ?. ¿ Había algún otro plan posible para desbloquear la guerra en el Este ?, ¿ había alguna " pequeña solución ", al estilo de la operación sobre Aquisgrán que propusieron algunos generales alemanes frente a la enormidad del plan de Las Ardenas ?
Ya sé que Hitler sabía que el tiempo corría en su contra y que no había lugar para "pequeñas soluciones" ( incluso para Kursk también había una pequeña solución, consistente en atacar partiendo del saliente Sur sobre el Donetz, junto a Vorochilovgrado ). En fin, ¿ qué creéis ?, ¿ podía haberse planteado el Estado Mayor Alemán alguna otra operación diferente de gran alcance estratégico ?, ¿ manejaba el OKW operaciones alternativas a Blau ?, ¿ o bien era la única estratégicamente posible ?
Un abrazo a todos, queridos amigos.
Torifune

jesus2
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 561
Registrado: Mar Ago 09, 2005 10:49 pm
Ubicación: España, Deutschland, United Kingdom

Fall Blau

Mensajepor jesus2 » Jue Dic 10, 2009 12:26 pm

Buenos días a todos, en especial a mi viejo amigo virtual José Luis. Hacía unos dos años que no posteaba por aquí, por diversos. Y desgraciadamente no podré estar por aquí con frecuencia. Veo que mi "baja" ha sido bien cubierta por otros foreros, de lo cual me alegro, y aprovecho para escribir mis opiniones en este tema, sobre el cual estuve esperando a que se contestara en su momento viendo si alguien me daba la razón en mi post... o no.

En fin, al tema. José Luis ya ha desgranado lo que era el Caso Azul tal como lo vieron y diseñaron los alemanes en su planificación previa. La gran cuestión es ese Blau IV que José Luis comenta muy de pasada, pues muy de pasada se dejaba medio entrever en el Título I. Plan General.

El gran objetivo es, por tanto, el Cáucaso y más allá. Limpiar la zona comprendida entre el Donets y el Don para, totalmente controlado el cuarto río más largo de Europa, lanzarse sobre el Cáucaso, sus pasos y sus campos petrolíferos. Si se quiere controlar totalmente el petroleo de la zona y expulsar totalmente al Ejército Rojo de la misma es condición obligatoria el dominar totalmente la frontera con Turquía ( conquista de Batumi, Bakú ). Tal golpe resultaría devastador, no tanto a nivel de recursos humanos sino de, además de los petrolíferos, los mineralógicos ( hierro, estaño, zinc... ). Además, el Cáucaso siempre ha sido considerada la segunda Ucrania en la antigua URSS: una gigantesca mina, establo y granero, por así escribirlo, siendo las operaciones militares en el área Donets-Don una "operación" previa, lejana pero necesaria.

Para ello las operaciones previas al Caso Azul son de total importancia. La segunda batalla de Jarkov le vino a los alemanes al dedo. Y sobre todo las dos operaciones previas en la Península de Crimea, la conquista de Sebastopol y el control de la Península de Kerch, liberaron a los ejércitos alemanes en el continente y sobre todo al 11º de von Manstein en Crimea de misiones defensivas de flanco, por así decirlo. Se pueden lanzar, en especial las tropas de von Manstein, a la toma y conquista del Cáucaso.

A continuación viene el desarrollo del Plan Azul, que ya ha desgranado José Luis con sus tres pasos previos ( Blau I, II y III ). El problema es que tras Blau III... no hay plan. Se supone que los ejércitos soviéticos en la zona han sido totalmente destruídos, y que el Ejército Rojo no tiene potencial para poder darles vida o crear nuevas unidades que reemplacen a las ya existentes. Este detalle doble, la falta de plan posterior y la resistencia del Ejército Rojo tras el Caso Azul sumado a las injerencias de Hitler ( sacar del sector sur a la 9 y 11 Panzer, a la LSSAH, la GD, etc mas el 11º ejército entero, convertir Stalingrado en el objetivo principal, etc. ) supusieron el fin de las posibilidades de éxito de la Operación Azul.

Mi opinión es la siguiente. A los alemanes les faltaba otro "caso", por así decirlo. Es decir, planificar de antemano las operaciones militares tras el desarrollo total y completo del Caso Azul. Un Caso Negro, por ejemplo, en referencia al color del petróleo en donde se siga la línea continuista del Caso Azul, dando carpetazo al citado "caso": convertir el Don en la línea del frente defensivo, permitir la formación de dicho frente con la ocupación y atrincheramiento de los ejércitos del Eje en la zona a nivel defensivo. Y dejar bien clarito que nadie se mueve. Al ofensivo, se supone que los ejércitos alemanes han ganado cabezas de puente en el área Kalach-Rostov y el ejército de von Manstein está presente en masa en la Península de Kubán y más allá. Por tanto, se delimitan los objetivos ofensivos y líneas de avance de los 1º y 4º Ejércitos blindados, así como el 11º y 17º de infantería. Una vez conseguidos estos objetivos es entonces cuando Hitler se puede permitir el lujo de mover unidades al área de Moscú, Francia, Leningrado, etc. para seguir con el curso de las operaciones.

Al final, como no se preveía la resistencia soviética, este "segundo plan" nació sobre la marcha, y las directrices de Hitler, en especial la creación del Grupo de Ejércitos A para continuar el avance en el Cáucaso son una buena prueba de ello.

Espero opiniones.

Un saludo.
ImagenImagenImagen
En la vida no existe la Suerte, ni siquiera la buena o mala suerte, como dicen los que dicen que saben de ella. Existe el Destino. Y sobre todo, el Destino que cada uno quiera labrarse para sí mismo. ( Yo mismo )

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Fall Blau

Mensajepor José Luis » Jue Dic 10, 2009 1:16 pm

¡Hola a todos!

jesus2 escribió:Espero opiniones.


La primera es manifestar mi inmensa alegría de saber de ti aquí :-D (por el tiemo que dure o que permitan tus circunstancias).

La segunda es que comparto tus reflexiones en líneas generales. Es decir: objetivo estratégico claro y planificado, economía de fuerzas y concentración de esfuerzos. Otrosí: todo lo que no hizo el antiguo "agitador de cervecerías".

Un abrazo
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1472
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Fall Blau

Mensajepor Schwerpunkt » Sab Ene 16, 2010 2:41 pm

Siempre me ha apasionado la génesis y desarrollo de esta operación y de como descarriló debido a las intromisiones continuas de Hitler. Realmente es una de las operaciones claves de toda la guerra y una de las que paradójicamente ha engendrado menos literatura si exceptuamos Stalingrado por supuesto. Pero Stalingrado no era más que uno de los objetivos del plan y realmente fue más un "efecto colateral" que la raison d´être de la operación. El motivo verdaderamente subyacente en toda la estrategia hitleriana era la conquista de los yacimientos petrolíferos. Hitler ya lo confesó meridianamente a sus generales mientras se pergueñaba el plan: "Wenn ich das Öl von Maikop und Grosny nicht bekomme, dann muss ich diesen Krieg liquidieren", o sea "Si no consigo el petróleo de Maikop y Grozny entonces tengo que terminar esta guerra"...

La verdad es que esta fue la última vez que los alemanes tuvieron la posibilidad aunque fuera lejana de concluir la guerra en el Este, si no con una victoria aplastante, al menos con un golpe que dejara sin aliento a la economía de guerra soviética y permitiera al menos concluir un armisticio con la Rusia soviética de Stalin. Envueltos en una guerra planetaria donde llevaban todas las de perder, los alemanes al menos hubieran recuperado el resuello y hubieran tenido alguna posibilidad de resistir a las potencias anglosajonas. Esta es la razón por la que esta operación siempre me ha apasionado.

Tengamos en cuenta que los yacimientos del Cáucaso soviético eran mayores en la época que todos los de Oriente Medio que estaban concentrados en Irak e Irán y bajo dominio británico. No estaban en explotación los gigantescos yacimientos de Arabia Saudita, Kuwait y otros países de la región. Aunque los alemanes se apoderaran del Cáucaso era muy probable que las explotaciones quedaran saboteadas y destruídas, como de hecho ocurrió en Maikop, pero se contaba con que se podrían poner en condiciones de explotación en unos pocos meses. Al margen de que esto era una estimación tremendamente optimista, la conquista del Cáucaso sería un golpe demoledor para la Unión Soviética pues no sólo se perdería el 82% del petróleo de toda la URSS sino gigantescos yacimientos minerales (manganeso, cobre, zinc, plomo) de los cuales Alemania no estaba precisamente sobrada. En el peor de los casos se denegaría el uso y explotación de esos recursos a los soviéticos. Además del petróleo el manganeso era fundamental porque el otro gran yacimiento de la Unión Soviética, en Nikopol en el recodo del Dnieper había caído en manos alemanas en el otoño de 1941. Y finalmente como apunta Jesus2, el Cáucaso era una zona productora de cereales cuya importancia había cobrado mayor relieve al caer Ucrania en poder alemán. Otra cuestión a considerar era que la ruta de Irán y por tanto el Mar Caspio era una de las puertas de entrada del material angloamericano del Préstamo y Arriendo. Su clausura introduciría aún más tensión en un sistema sobrecargado por la guerra y que además se encontraría en la tesitura de tener que recibir entregas enormes de combustibles en un plazo récord al quedar privado de las fuentes propias.

Se ha argumentado hasta la saciedad sobre la conveniencia o no de lanzar la ofensiva hacia el Cáucaso como alternativa a una gran batalla de envolvimiento en la zona central de Rusia para conseguir la destrucción del grueso del Ejército Rojo. Pero una de las razones que condenó al fracaso del Caso Azul fue la parquedad de medios para conseguir sus objetivos. Esta escasez de medios hubiera sido más acusada si Hitler hubiera dirigido su ofensiva hacia el sector central del frente. Para hacernos una idea de los medios, a 28 de junio de 1942 el IV Ejército Panzer, el VI, el XVII y el I Panzer contaban con tan sólo 1.635 carros frente a 2.959 soviéticos los cuales además contaban con una reserva estratégica mucho mayor en la zona de Moscú. Los medios humanos eran aún más parcos pues sólo se contaban con 950.000 soldados alemanes y 300.000 húngaros, rumanos e italianos para hacer frente a 1.715.000 soldados soviéticos .(1) Y esa inferioridad era un poco menos acusada después de haber infringido unas 650.000 bajas al Ejército Rojo en los desastres de Kerch, Sebastopol y Kharkov entre mayo y junio de 1942. Solamente en el aire la Luftwaffe tenía superioridad numérica. Aunque estas cifras fueran matizables debido a la maestría en la guerra de maniobra y a la superioridad táctica de las formaciones móviles e infantería alemanas, una vez desencadenada la ofensiva, el Stavka dirigiría un sinfín de refuerzos. Los alemanes, por contra, no tenían apenas reservas de importancia en especial móviles.

La alternativa era una gran batalla en la zona central -y alrededores de Moscú que hubiera sido el premio gordo de la operación- donde el Ejército Rojo hubiera tenido que librar una batalla móvil en la que era inferior tácticamente y donde hubiera sido destruido, al menos según esperaban los alemanes que ocurriera. Pero los medios materiales especialmente acorazados con los que contaban los soviéticos eran superiores a los que había en el sur de Rusia con lo que el avance alemán no hubiera sido un paseo. Y además estaba la gran pregunta, ¿hubiera supuesto la previsible derrota soviética y caída de Moscú la salida de la Unión Soviética de la guerra ? ¿O más bien una nueva derrota que los soviéticos hubieran encajado con estoicismo mientras contraatacaban con nuevas levas a los agotados alemanes después de este esfuerzo supremo...?

Y sin embargo, a la luz de lo ocurrido, es posible que los alemanes hubieran capturado el Cáucaso despues de todo gracias sobre todo a los errores iniciales de apreciación soviéticos y a la excelencia táctica y operacional alemana. Que a pesar de los errores múltiples de Hitler que despojó dos veces de fuerzas y suministros a las fuerzas encargadas de conquistarlo, éstas se quedaran a tan sólo 80 km de Grozny muestra lo que una dirección y estrategia adecuada hubieran podido conseguir. Posiblemente Bakú estaba en cualquier caso demasiado lejos para la logística alemana e incluso aunque hubieran llegado se hubieran encontrado con un erial de pozos y explotaciones devastadas. A pesar de todo la desaparición de la mayor fuente de crudo de todo el país hubiera tenido consecuencias devastadoras para el Ejército Rojo por no hablar de pérdida del control del Mar Negro. No comento los posibles efectos políticos en países como Turquía o zonas controladas por los británicos como Irán e Irak por no entrar en el terreno de la pura especulación. Pero no cabe duda de que hubiera supuesto un cierto beneficio para los alemanes y un mazazo para la moral soviética y de rebote aliada.

jesus2 escribió:Mi opinión es la siguiente. A los alemanes les faltaba otro "caso", por así decirlo. Es decir, planificar de antemano las operaciones militares tras el desarrollo total y completo del Caso Azul. Un Caso Negro, por ejemplo, en referencia al color del petróleo en donde se siga la línea continuista del Caso Azul, dando carpetazo al citado "caso": convertir el Don en la línea del frente defensivo, permitir la formación de dicho frente con la ocupación y atrincheramiento de los ejércitos del Eje en la zona a nivel defensivo. Y dejar bien clarito que nadie se mueve. Al ofensivo, se supone que los ejércitos alemanes han ganado cabezas de puente en el área Kalach-Rostov y el ejército de von Manstein está presente en masa en la Península de Kubán y más allá. Por tanto, se delimitan los objetivos ofensivos y líneas de avance de los 1º y 4º Ejércitos blindados, así como el 11º y 17º de infantería. Una vez conseguidos estos objetivos es entonces cuando Hitler se puede permitir el lujo de mover unidades al área de Moscú, Francia, Leningrado, etc. para seguir con el curso de las operaciones.

Al final, como no se preveía la resistencia soviética, este "segundo plan" nació sobre la marcha, y las directrices de Hitler, en especial la creación del Grupo de Ejércitos A para continuar el avance en el Cáucaso son una buena prueba de ello.


Bueno, con tanta disquisición, casi se me olvida contestar al amigo Jesus2... Coincido en lo fundamental de lo expuesto con una matización: No había un plan militar sólido de consolidación de las conquistas y su repercusión estratégica. En otras palabras, ¿cual era el corolario de una posible operación éxitosa ? Porque incluso de una manera velada se asumía que a pesar de la previsible derrota soviética, no era razonable suponer un derrumbe inmediato del Ejército Rojo y que todo lo más se podría efectuar alguna operación limitada, como la conquista de Leningrado. En cualquier caso se veía como casi seguro que habría un segundo invierno de guerra en el Frente Oriental, en mejores condiciones sin duda que el primero, pero en cualquier caso sin la esperanza de una rápida y total victoria. No olvidemos que unos dos tercios del Ejército Rojo estaban apostados en el sector norte y central del frente y que por tanto quedarían disponibles para la continuación de la guerra.

Además no había una idea clara de la capacidad de generación de fuerzas y reemplazos soviética, lo cual era lamentable cuanto ésta ya había probado que era capaz de equipar y encuadrar un tremendo flujo de fuerzas en condiciones aparentemente desesperadas como el otoño de 1941 había puesto de manifiesto. Esto en la práctica significaba que los alemanes no sabían si esas pérdidas podían ser absorbidas o no y les privaba de saber cuan grande tenía que ser el golpe para que fuera mortal.

Tampoco había un análisis profundo de las repercusiones económicas para la URSS de la conquista de estos territorios, ni tan siquiera había un planteamiento sobre la conveniencia de negar estas riquezas a sus enemigos aunque las fuerzas propias no las pudieran explotar por encontrarse las infraestructuras destrozadas y saboteadas.
Y siguiendo con el plano económico no había ningún plan logístico de que hacer con esas riquezas fuera del deseo voluntarista y genérico de su explotación. Se planteaba la conquista del Cáucaso y en particular de sus yacimientos petrolíferos pero había muy poco planeado para ver como se iban a explotar y reparar cuando previsiblemente cayeran en manos alemanas con grandes destrozos. Es cierto, que se había creado la famosa "Mineralölbrigade" pero sus medios de ingeniería eran escasos y los de transporte aún más. Peor aún, no había un plan sólido de como se iban a transportar las riquezas conquistadas. Creo haber leído hace bastante tiempo un fragmento de un estudio del Estado Mayor alemán donde se calculaba que en el mejor de los casos se podrían transportar unas 10.000 t mensuales de productos petrolíferos al Reich desde el Cáucaso, o sea una miseria para las necesidades alemanes. No tengo acceso a la fuente así que no la puedo utilizar como argumento pero incluso durante la vigencia del pacto germano-soviético las cantidades de petróleo entregadas por la URSS fueron bastante magras. A riesgo de parecer categórico, me da la impresión de que en el improbable supuesto de que los alemanes hubieran conquistado los yacimientos intactos sólo hubieran podido aprovechar una fracción de los mismos. La respuesta es la logística, esa asignatura del arte de la guerra tan olvidada... Si sencillamente con la red ferroviaria y el material rodante disponible el Ostheer no tenía suficiente para atender a los dos grupos de ejército en el verano y principios de otoño de 1942, se me escapa como además de ello se iban a transportar millones de toneladas de minerales, petróleo o suministros a lo largo de enormes distancias...


(1) Fuente: David M. Glantz: To the Gates of Stalingrad. Vol. I (pág. 121) Kansas University Press 2009.

jesus2
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 561
Registrado: Mar Ago 09, 2005 10:49 pm
Ubicación: España, Deutschland, United Kingdom

Fall Blau

Mensajepor jesus2 » Lun Ene 18, 2010 2:24 am

El problema tal como lo veo para el buen fin de la Operación Azul radica bajo mi punto de vista en una cuestión de "Física": se trata de una cuestión espacio-tiempo, como si se tratara de un problema de Física Cuántica o de la Teoría de la Relatividad de Einstein, tan relativa que hoy en día se está demostrando no ser del todo válida.

Como ya ha comentado Schwerpunkt, faltaban medios para poder llevarla a cabo. Los aéreos eran los adecuados, los blindados también podrían resultar los adecuados. El problema era la infantería necesaria para seguir a las unidades móviles, escasa y sobre todo lenta. La lentitud de movimientos es una característica de la infantería, a no ser que sea moto/mecanizada. Aun así y todo, la infantería alemana, debido a su falta de motorización, era más lenta de lo normal comparada con los ejércitos occidentales, e incluso con el soviético, aunque esto último es bastante relativo y habría que ir unidad por unidad. Además de ser lenta, su escasez tuvo que ser compensada con las tropas de los ejércitos satélites, añadiendo con ello una cantidad y al mismo tiempo una falta de calidad que fue uno de los factores por los que el Caso Azul acabó en catástrofe.

La falta de cantidad y de velocidad de la infantería alemana se vio reflejada en la bolsa de Millerovo, en donde las tropas alemanas consiguieron cercar los machacados restos de 5 ejércitos soviéticos. Pero la infantería no sigue a las unidades móviles alemanas, y entre estas hay grandes huecos por los que se cuelan los ejércitos soviéticos embolsados. En esta fallida operación de cerco se difuminó buena parte, sino toda, posibilidad de éxito total y final del Plan Azul.

Los problemas logísticos son otro factor añadido clave. Hitler nunca prestó especial atención a los mismos, y eso se pagó caro con mucha frecuencia. Divisiones enteras e incluso cuerpos de ejército blindados se quedaron parados durante días por falta de gasolina. La falta de carreteras y ferrocarriles adaptados al ancho de vía alemán se estaban cobrando su peaje, restando más velocidad si cabe al avance. Y sobre todo restando capacidad logística a las tropas de vanguardia.

Vuelvo a la frase inicial: espacio-tiempo. Para un fin exitoso del Plan Azul era necesario ocupar determinados territorios ( espacio ) con la mayor rapidez posible ( tiempo ). Para conseguir rupturas tácticas, explotaciones operacionales y embolsamientos estratégicos que dieran un golpe mortal al Ejército Rojo desde el sur de Orel hasta Rostov. El Ejército Rojo se habría recuperado de este tremendo golpe, pero habría necesitado unos 2-3 meses para ello para organizar una línea defensiva en el Don. Mientras, los ejércitos del Eje se consolidan en el río, e incluso superan el famoso itsmo Don-Volga, posiblemente conquistando Stalingrado con fuerte lucha y gran esfuerzo, pero desde luego mucho menos del llevado a cabo en la realidad. Y mientras los alemanes se lanzan a por la conquista de Rostov, las defensas de la península de Tamán sufren un debilitamiento necesario para cubrir otras partes del frente. Momento propicio para que el 11 Ejército de von Manstein, protegido por la Luftwaffe, cruce el estrecho de Kerch y se lance a por Novorosiisk y los pasos del Cáucaso. Este último movimiento habría sido letal para el Ejército Rojo en la zona, y con las divisiones blindadas lanzadas a la carrera superado Rostov y el Don dichas tropas se habrían tenido que retirar, de poder hacerlo, por la Estepa Calmuca en pleno verano y acosadas por los alemanes... de poder conseguirlo. Superada la barrera del Cáucaso y con las tropas soviéticas totalmente derrotadas en todo el sector sur y extremo sur del frente, se habría podido llegar a Batumi y Bakú por septiembre, quizás en octubre a más tardar. A esto le llamo espacio-tiempo.

Queda por último la otra parte de la moneda, la cual con frecuencia se olvida: la reacción soviética. Según David Glantz ( quién si no ) en su After Stalingrad: The Red Army´s Winter Offensive 1942-1943 entre noviembre del 42 y mayo del 43 los soviéticos lanzaron la friolera cantidad de 50 operaciones ofensivas a lo largo de todo el frente, exceptuando el extremo norte ( Finlandia ) y sin contar las relacionadas con Stalingrado. Ofensivas de todos los gustos y colores, algunas potentes pero simplemente locales ( como la sufrida por la División Azul en Krasny-Bor ), algunas totalmente estratégicas y muchas de ellas enmarcadas en el contexto de operaciones de mayor calado, subderivaciones ofensivas u ofensivas locales que complementan a otras de mayor potencia y contexto estratégico. Pero en esta ocasión los problemas logísticos son del Ejército Rojo. Con el petróleo del Cáucaso en manos alemanas dichas operaciones habrían sido menos, y menos potentes ( quitemos todas las de la región del Cáucaso ). ¿ Cuántas no se habrían llevado a cabo por falta de gasolina y de medios de combate ? ¿ Cuál habría sido el retraso a la hora de lanzarlas por falta de gasolina y de recursos tras una aplastante victoria alemana en el Caso Azul ?

Por último, el principal factor a la hora de ponderar el fracaso del Caso Azul, aun a pesar de sus debilidades estructurales de inicio, fueron las injerencias de Hitler. Con estas, ahí sí, se fueron todas las posibilidades de victoria final alemana.

Comentaré el comentario de Schwerpunkt:

Schwerpunkt escribió:No olvidemos que unos dos tercios del Ejército Rojo estaban apostados en el sector norte y central del frente y que por tanto quedarían disponibles para la continuación de la guerra.


E incluso más unidades del Ejército Rojo si tenemos en cuenta las tropas encuadradas más allá de los Urales, tanto a las ya constituídas como a las reservas o en fase de formación. Pero si los alemanes consiguen destrozar a todos los Frentes soviéticos encuadrados entre el área de Orel, Stalingrado, el Volga y el Cáucaso ( y con una infantería lo suficientemente numerosa y móvil lo habrían conseguido ) el tirón al que tanto las reservas de la STAKVA como la unidades en el área central se habrían visto sometidas habría sido tan brutal que dichas unidades se habrían tenido que conformar con restablecer la defensa y el contacto con el enemigo más que con contraatacar al mismo.

Habría sido en invierno cuando los soviéticos habrían lanzado sus ofensivas, pero nunca de la potencia y magnitud de las reales.

Schwerpunkt escribió:Además no había una idea clara de la capacidad de generación de fuerzas y reemplazos soviética, lo cual era lamentable cuanto ésta ya había probado que era capaz de equipar y encuadrar un tremendo flujo de fuerzas en condiciones aparentemente desesperadas como el otoño de 1941 había puesto de manifiesto. Esto en la práctica significaba que los alemanes no sabían si esas pérdidas podían ser absorbidas o no y les privaba de saber cuan grande tenía que ser el golpe para que fuera mortal.


En el mismo mes de julio del 42, tras haber sido deshechos todos los ejércitos comprendidos entre el Donetz y el Don en el propio mes de julio, empiezan a aparecer en este último río nuevos ejércitos, que más tarde se harían muy famosos: el 62, 63, 64... Claro ejemplo de la capacidad, demostrada durante toda la guerra, del Ejército Rojo para absorver las derrotas y crear nuevas unidades. Otra cosa es que Hitler y su gente no hicieran caso de la realidad y siguieran ciegos ante la misma.

Schwerpunkt escribió:Tampoco había un análisis profundo de las repercusiones económicas para la URSS de la conquista de estos territorios, ni tan siquiera había un planteamiento sobre la conveniencia de negar estas riquezas a sus enemigos aunque las fuerzas propias no las pudieran explotar por encontrarse las infraestructuras destrozadas y saboteadas.


A esto yo siempre lo he llamado el "coste de oportunidad", que aunque no se trate de tal concepto al 100% sí que se aproxima bastante al mismo. Aunque solo fuera por obligar a los soviéticos a destruir sus infraestructuras y neutralizar sus recursos en la zona merecía la pena lanzar el Caso Azul. Si los alemanes no podían usarlos, por lo menos los soviéticos tampoco.

Schwerpunkt escribió:Y siguiendo con el plano económico no había ningún plan logístico de que hacer con esas riquezas fuera del deseo voluntarista y genérico de su explotación. Se planteaba la conquista del Cáucaso y en particular de sus yacimientos petrolíferos pero había muy poco planeado para ver como se iban a explotar y reparar cuando previsiblemente cayeran en manos alemanas con grandes destrozos.


Me temo que en esta ocasión se trata de una visión a largo plazo. Se pretendía neutralizar la zona primero para negársela a la URSS, y más adelante reconstruirla sobre la marcha para, con la URSS fuera de la guerra ( se supone ), explotarla dando a Alemania unos recursos estratégicos de primer orden ante los cuales daba igual la duración del conflicto, la resistencia de Gran Bretaña o la entrada en guerra de USA. Hitler y los suyos veían la conquista del Cáucaso ( y no solo su petroleo, como bien has apuntado ) más a medio y largo plazo que a corto.

Schwerpunkt escribió:La respuesta es la logística, esa asignatura del arte de la guerra tan olvidada... Si sencillamente con la red ferroviaria y el material rodante disponible el Ostheer no tenía suficiente para atender a los dos grupos de ejército en el verano y principios de otoño de 1942, se me escapa como además de ello se iban a transportar millones de toneladas de minerales, petróleo o suministros a lo largo de enormes distancias...


Es hora de explorar la capacidad logística de camellos y dromedarios. :mrgreen: De hecho, hasta cierto punto, fue lo que se hizo... :sgm117:

De todos modos, el detalle de la logística es una de las claves del Caso Azul. Es más, los alemanes tuvieron una suerte enorme de haber destrozado a los ejércitos soviéticos en el área Don-Donetz. De no haber sido así, en agosto las tropas en el Cáucaso lo podrían haber pasado mal, muy mal...

Un saludo.
ImagenImagenImagen
En la vida no existe la Suerte, ni siquiera la buena o mala suerte, como dicen los que dicen que saben de ella. Existe el Destino. Y sobre todo, el Destino que cada uno quiera labrarse para sí mismo. ( Yo mismo )

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 8930
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

Fall Blau

Mensajepor José Luis » Lun Ene 18, 2010 12:53 pm

¡Hola a todos!

Al hilo de lo manifestado por mis dos distinguidos compañeros quisiera indicar que el problema esencial alemán fue el fuerte desequilibrio entre los objetivos asignados al Ostheer y los medios a su disposición. En la Operación Barbarroja se asignó a tres grupos de ejércitos, con el apoyo de la fuerza aérea, la destrucción del grueso del Ejército Rojo, al oeste de los ríos Dvina y Dnieper, y el consiguiente (que se creía) colapso del estado soviético. Para conseguir este objetivo estratégico se planificó una campaña militar que tenía que tener una duración máxima de cuatro meses. Esos presupuestos se basaron a su vez en dos premisas construidas sobre la soberbia alemana: que el Ejército Rojo no era rival para la Wehrmacht y que el estado soviético era un coloso con pies de barro. La campaña militar comenzó el 22 de junio de 1941; menos de dos meses después de su inicio ya estaba fracasada en su concepción estratégica. El Ejército Rojo no era entonces, efectivamente, rival para la Wehrmacht, pero el estado soviético, a diferencia de lo imaginado por el liderazgo alemán, era un auténtico coloso capaz de movilizar a tiempo todas sus enormes reservas humanas y materiales para reemplazar las terribles pérdidas sufridas a lo largo de la campaña. Un teatro de guerra increíblemente vasto con escasas infraestructuras modernas y abundantes obstáculos naturales rindió insuperable el desafío logístico alemán tan pronto como las formaciones de combate que encabezaron la ofensiva alemana penetraron en las profundidades del territorio ruso. Simplemente, dados los medios a su alcance, los objetivos estratégicos asignados al Ostheer eran completamente inviables. A finales de julio-principios de agosto la ofensiva alemana prácticamente había alcanzado su punto de culminación.

El objetivo estratégico de Azul era de otra naturaleza conceptual que el de Barbarroja. Este último obedecía a una estrategia de guerra corta, ilusión que se desmoronó completamente en el otoño de 1941. Ahora, con Azul, se trabajaba una estrategia de guerra prolongada; se pasaba de querer ganar la guerra contra la URSS en una campaña corta en 1941 a prepararse para combatir una guerra de desgaste contra la URSS y una guerra prolongada, que ya no se podía ganar militarmente, contra la URSS y sus aliados, para lo cual era imprescindible convertir el Tercer Reich en auto-suficiente en materias primas cruciales, como el petróleo. Así que los terrenos petrolíferos del Cáucaso y destruir el grueso de las fuerzas soviéticas desplegadas en el ala meridional del frente oriental eran los objetivos estratégicos de Azul. Pero la máquina de guerra alemana del verano de 1942 ya no era la misma que la de un año antes; había quedado irremediablemente dañada en la campaña de otoño de 1941 e invierno de 1941-1942. Ya nunca se podrían reemplazar satisfactoriamente las enormes pérdidas sufridas durante esos períodos, a diferencia de lo acontecido en el bando soviético, que no sólo se recuperó de sus devastadoras pérdidas, sino que fue reconstruyendo un Ejército Rojo mucho más poderosos y experimentado que el de junio de 1941. Lo hizo a costa de un terrible sacrificio, no sólo de vidas sino también de privaciones, pero lo hizo porque tenía los recursos y la inquebrantable e implacable voluntad de hacerlo.

En el plano operacional, Azul era una operación cuya única posibilidad de éxito pasaba porque la operación se desarrollara conforme a lo planificado: por fases. Era un hecho reconocido por los planificadores alemanes que, por falta de medios suficientes, no se podían conseguir los objetivos operacionales de Azul de forma simultánea. Pero eso fue precisamente lo que ordenó hacer Hitler cuando comenzó la tercera fase de Azul, lanzando al HG B hacia Stalingrado (pero con Voronezh pendiente como una espada de Damocles) y al HG A hacia el Cáucaso, en desarrollo divergente. Y nuevamente se repitió la cantinela clásica, con los alemanes queriendo desvestir a un santo (HG B o HG A) para vestir a otro (HG B o HG A).

En cuanto al problema de la infantería de a pie tras las huellas de las fuerzas móviles de vanguardia, éste fue un problema práctico que ya se había demostrado teóricamente irresoluble en los debates doctrinales de los teóricos alemanes de preguerra, mucho antes de que se formaran las primeras divisiones panzer. Sólo se podía resolver satisfactoriamente con una motorización general que estaba completamente fuera del alcance de la economía alemana. A pesar de la enorme cantidad de prisioneros capturados en las grandes operaciones de envolvimiento del Ostheer durante Barbarroja, ya entonces se había demostrado la imposibilidad de cerrar completamente los cercos de forma que no pudiera escapar ninguna de las formaciones soviéticas embolsadas, bien porque la infantería de a pie no llegaba a tiempo, bien porque no había la cantidad suficiente de infantería necesaria para tal fin. Así, pese a que se lograron éxitos increíbles de capturas de prisioneros embolsados, fueron muchas las tropas soviéticas que escaparon de los cercos y continuaron combatiendo al Ostheer, bien sumándose a los partisanos, bien alcanzando las líneas de seguridad soviéticas. Y en Azul se repitió esta historia, sólo que con mucho mayor alcance. En primer lugar, los alemanes no contaban con el potencial del que disponían un año antes; en segundo lugar, muchas formaciones de infantería y alguna que otra panzer no pudieron comprometerse en las operaciones de envolvimiento alemanas porque estaban clavadas defendiendo sectores comprometidos (como Voronezh) o porque tenían que hacer frente a los incesantes contraataques soviéticos. Así que en no pocas ocasiones el problema ya no era que no llegasen a tiempo para cerrar el cerco o romper las defensas soviéticas, sino que no podían llegar o no podían sumarse al ataque. Pero además había una notoria escasez de formaciones panzer o motorizadas para romper los mayores nudos de resistencia soviética, y de ahí el continuado ejercicio alemán de desvestir a un santo para vestir a otro. Al final se hacía evidente la realidad aritmética: los alemanes no tenían los medios suficientes para triunfar de forma simultánea en tres ejes estratégicos diferentes y divergentes: Voronezh y Stalingrado, por una parte, y el Cáucaso por la otra.

Y recuérdese que el objetivo estratégico de Azul no era ganar la guerra, sino conseguir los recursos geográficos para explotar materias primas cruciales para poder sostener el esfuerzo de guerra.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1472
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Fall Blau

Mensajepor Schwerpunkt » Mar Mar 09, 2010 1:41 am

José Luis escribió:Al hilo de lo manifestado por mis dos distinguidos compañeros quisiera indicar que el problema esencial alemán fue el fuerte desequilibrio entre los objetivos asignados al Ostheer y los medios a su disposición.


Efectivamente, los medios aprestados para la ofensiva por el Ostheer eran parcos en extremo y la superioridad numérica y material soviética hacían difícil el triunfo alemán. Fue una concatenación de circunstancias la que puso a Hitler en disposición de conseguir si no todos los objetivos pergeñados en la operación Blau, al menos varios de ellos. En primer lugar, Manstein consiguió unos grandes éxitos en Crimea, que además de conquistar la peninsula y liberar varias divisiones alemanas para su empleo en otro lugar, supuso la eliminación de unos 300.000 soldados soviéticos. En segundo lugar, la ofensiva de primavera soviética en el Donbass, y que terminó tan desastrosamente supuso la eliminación de unos 270.000 más. Paso por alto, las operaciones preliminares alemanas (Wilhelm y Fridericus II) ye ncaminadas a conseguir posiciones ventajosas desde la zona de partida para la ofensiva y que además se tradujeron en la eliminación de otros 80.000 soldados rusos. Y en tercer lugar, el error de cálculo de Stalin, convencido que la ofensiva de verano alemana en el sur era un "bluff" Cuando se dió cuenta que efectivamente la ofensiva alemana principal estaba teniendo lugar en el sur del frente, tanto su Frente de Woronezh como el Frente del Sudeste habían sufrido unas bajas terribles y los alemanes habían conseguido irrumpir en profundidad en el dispositivo soviético.

Sin embargo, estas ganancias -inesperadas hasta cierto punto- fueron dilapidadas por Hitler con sus continuos cambios de prioridades y ejes de ataque. Ya hemos visto en otro topic de como los recursos aéreos fueron arrastrados de un lado a otro, en especial en el Cáucaso:

viewtopic.php?f=15&t=10033

José Luis escribió:Y recuérdese que el objetivo estratégico de Azul no era ganar la guerra, sino conseguir los recursos geográficos para explotar materias primas cruciales para poder sostener el esfuerzo de guerra.


Uno no puede más que preguntarse, si el Cáucaso, verdadero objetivo inicial de la ofensiva, no hubiera caído pese a todo si el bando alemán hubiera dispuesto de recursos para ello.

Leyendo "Armaggedon in Stalingrad" por David M. Glantz, no puedo evitar preguntarme como pensaba Hitler conquistar el Cáucaso en el otoño de 1942 con aproximadamente 200 carros de combate y unas 12-15 divisiones. La disparidad de medios para la magnitud de la empresa es simplemente grotesca...

Al final parece que Hitler hubiera podido conquistar el Cáucaso pese a todo.... El problema es que no podía emprender unas operaciones simultáneas para conquistar el Cáucaso y Stalingrado al mismo tiempo. Al final no pudo ni una cosa ni otra y dejó a las fuerzas del Eje peligrosamente extendidas y con un tenue hilo logístico. Lo curioso fue como una ofensiva pensada para hacerse con los recursos petrolíferos de la Unión Soviética y convertirse en autosuficiente se convirtió en una especie de pugna por una ciudad situada a cientos de kilómetros, que al margen de sus instalaciones industriales y situación en el Volga, apenas había sido mencionada en los planes iniciales.


Volver a “Frente oriental”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado