El Memorándum Walther

La guerra en el este de Europa

Moderadores: José Luis, Audie Murphy

Responder
Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9349
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

El Memorándum Walther

Mensaje por José Luis » Mar Dic 16, 2014 10:51 am

Hola a todos!

Si los jefes del OKH -Brauchitsch y, especialmente, Halder- hubieran tomado en consideración el Memorádum Walther de 10 de octubre de 1940 -un documento preparado especialmente para presentar a Halder- y hubieran tenido el coraje moral de presentárselo a Hitler durante sus reuniones de principios de noviembre de 1940, poco antes de la visita de Molotov a Berlín, entonces es posible que Hitler reconsiderase sus planes de guerra contra la URSS y tratase de sentar un entendimiento con Molotov. Más aún, si el general Thomas, jefe del Departamento de Economía y Armamento de guerra del OKW, conocedor del documento de Walther, hubiese tenido en cuenta su contenido cuando preparó su famoso memorando sobre las cuestiones económicas relacionadas con la Operación Barbarroja, memorando fechado el 13 de febrero de 1941 y entregado finalmente a Hitler el 20 de febrero, es posible que incluso la propia Operación Barbarroja se hubiera cancelado o, al menos, se hubiese reconsiderado radicalmente en sus medios y fines. Las ideas preconcebidas, sin fundamento sólido alguno, que tenían Hitler y sus más estrechos colaboradores militares, como Halder, sobre la Unión Soviética como un “coloso de barro” que pronto “colapsaría” ante los primeros golpes militares asestados por los alemanes, o de un régimen político que se vendría abajo inmediatamente sin ningún apoyo de la población, esos prejuicios y otras ilusiones sobre las ganancias económicas que se obtendrían en la URSS posiblemente se vendrían abajo si Hitler hubiera conocido, y tomado en consideración, el citado memorándum.

Antes de resumir este documento, cuyo contenido original completo facilitaré al final de esta exposición, será conveniente poner en perspectiva su gestación. Aquí entra en juego el círculo de la “vieja” guardia diplomática involucrado en la oposición civil y militar iniciada contra Hitler en el verano de 1938 (en la cual estaba metido Halder como cabeza simbólica del círculo militar) y su reacción ante el conocimiento de la decisión de Hitler de atacar a la Unión Soviética (Hitler tomó esta decisión el 31 de julio de 1940, aunque no la formalizó hasta el 18 de diciembre de 1940). Fue precisamente Halder quien informó a Hasso von Etzdorf de la decisión de Hitler. Cuatro personajes merecen especial atención: el ya citado Etzdorf, el embajador alemán en Moscú Friedrich-Werner Graf von der Schulenburg, el Secretario de Estado del Ministerio de Exteriores Ernst Heinrich Freiherr von Weizsäcker, y el Secretario de la embajada (Botschaftssekretär) alemana en Moscú Gebhardt von Walther, autor del documento que lleva su nombre.

Weizsäcker había nombrado a Etzdorf representante de su ministerio en el OKH con el objetivo extraoficial de estar en contacto con Halder como enlace entre éste y la oposición. Cuando Etzdorf se enteró por Halder de la decisión de Hitler, se puso a buscar y reunir toda la información solvente a su alcance sobre la Unión Soviética. Hasta el 1 de octubre de 1940 consiguió información sobre el poderío militar soviético y su red ferroviaria. Durante ese periodo se encontró con Walther en la Wilhelmstrasse en Berlín, quien trabajaba en la embajada alemana en Moscú y era ayudante personal del embajador Schulenburg, quien a su vez era totalmente contrario a un ataque contra la URSS. Etzdorf le preguntó a Walther qué efectos podría tener un ataque alemán contra la URSS. Como el encuentro tuvo que suspenderse, poco tiempo después Walther le remitió un documento con su respuesta, el ahora conocido como Memorándum Walther de 10 de octubre de 1940.

El documento comienza resumiendo y analizando el desarrollo del estado soviético hasta 1940, su política exterior, donde Walther declara que Stalin no tiene ninguna intención de iniciar una guerra con Alemania, sino todo lo contrario, intenta evitarla a toda costa; pero que si Alemania ataca a Rusia, entonces todo el pueblo soviético se levantaría en apoyo de su gobierno. Explica que no existiría oposición al régimen porque su burocracia estaba completamente centralizada y dominada por Stalin, y porque la policía secreta ya había dado cuenta de los potenciales líderes de los grupos nacionalistas opositores al régimen. Finalmente advierte, algo que debiera ser muy relevante para los optimistas nazis, que la ocupación de los Estados Bálticos, Bielorrusia y Ucrania, algo muy factible inicialmente bajo condiciones meteorológicas favorables, supondría más una carga que una ayuda para la posición económica alemana. En este punto tan importante dice literalmente (subrayo en negrita lo anterior):

In einem deutsch-sowjetischen Kriege würden bei einigermaßen günstiger Wetterlage zweifellos zunächst die Ukraine, Weißrußland und die baltischen Staaten verloren gehen; andererseits dürfte es schwer sein die rumänischen Ölfelder vor einem Luftangriff der sowjetischen Flugwaffe zu schützen. Trotzdem wäre wahrscheinlich die Übernahme der obengenannten Gebiete für die wirtschaftliche Lage Deutschlands eher eine Belastung als eine Erleichterung. (p. 339, apdo. III).

Y explica por qué. Porque en la superpoblada Ucrania la producción agrícola, también a largo plazo, se reduciría a cero incluso de forma mucho más rápida que en la última guerra, pues una explotación ventajosa, debido a la peculiar estructura agrícola (granjas estatales y colectivas combinadas con centros de motor y tractores, basadas en una administración central bajo una mecanización 100%, en la que las máquinas para el cultivo y la cosecha no son de las empresas agrícolas, sino que son asignadas por el control central a empresas individuales; una muy alta demanda de combustible) sólo es posible para la propia Unión Soviética. Las grandes plantas industriales sería destruidas probablemente...:

In der stark übervölkerten Ukraine würde die landwirtschaftliche Produktion noch stärker als im letzten Kriege auch auf längere Sicht auf Null sinken, denn eine vorteilhafte Ausnützung ist infolge der eigenartigen Struktur der Landwirtschaft (Sowchose und Kolchose verbunden mit Motor- und Traktor-Stationen, basierend auf zentralistischer Verwaltung unter 100%iger Motorisierung, wobei Bestellungs- und Erntemaschinen nicht zum landwirtschaftlichen Betrieb gehören, sondern von der Zentrale den einzelnen Betrieben zugeteilt werden; sehr starker Treibstoffbedarf), nur der Sowjet-Union möglich. Die großen industriellen Anlagen würden voraussichtlich vernichtet werden...

E igualmente las áreas de Bielorrusia no producirían renta económica alguna:

Ebenso würden die armen Gebiete Weiß-Rußlands irgendwelche wirtschaftlichen Erträge nicht bringen.

Sólo se podría obtener algún beneficio de las Estados Bálticos, debido a la voluntad de su población de colaborar con los alemanes:

Nur in den baltischen Staaten würden wirtschaftliche Resultate für uns zu erwarten sein, da die Bevölkerung gewillt wäre mit den Deutschen zusammen zu arbeiten.

Este documento fue publicado originalmente por Robert J. Gibbons en la Vierteljahrshefte für Zeitgeschichte, 23 (1975), número 3 de Julio, con el título “Opposition gegen 'Barbarossa' in Herbst 1940. Eine Denkschrift aus der deutschen Botschaft in Moskau” (“Oposición a 'Barbarroja” en otoño de 1940. Un Memorándum de la Embajada Alemana en Moscú”), disponible en http://www.ifz-muenchen.de/heftarchiv/1975_3.pdf

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Responder

Volver a “Frente oriental”

TEST