pub01.jpg

La noche de los cristales rotos

La vida cotidiana en la Alemania del Reich

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

La noche de los cristales rotos

Mensajepor Francis Currey » Dom Jun 19, 2005 1:25 am

La noche de los cristales rotos

El 09 de Noviembre de 1938, pasara a la historia como la denominada noche de los critales rotos. De forma clara y sin la menor ocultación, los nazis mostraron su brutalidad contra el pueblo judío. Esa noche en toda Alemania se dejo sentir el inicio de la barbarie. Se quemaron sinagogas, se destrozaron comercios, se profanaron las escrituras sagradas, se humillo y torturo a mujeres hombres y niños simplemente por tener sangre judía. Iniciamos este topic para recoger la mayor cantidad de información referente a esa noche, con la siguiente directiva entregada a las oficinas principales de la policía del estado

Mensaje de SS-Grupenführer Heydrich a todas las oficinas principales y a las oficinas de campo, de la policía del estado.
Respeto: Medidas contra judíos esta noche.

a) Solamente tales medidas pueden ser tomadas que no comprometen vida o la característica alemana (por ejemplo, la quema de sinagogas solamente si no hay peligro de los fuegos para las vecinos alemanes).

b) Los establecimientos de negocio y los hogares de judíos pueden ser destruidos pero no saqueados. Han mandado a la policía supervisar la ejecución de estos directorios y arrestar a los saqueadores.

c) En las calles donde se hallen negocios se ha de prestar un cuidado especial para con los establecimientos no judios, los cuales serán salvaguardados en todo el coste del daño.

Tan pronto como los acontecimientos de esta noche permitan el uso de los oficiales señalados: tantos judíos, particularmente los ricos, pues las cárceles locales sostendrán, deben ser arrestados en todos los distritos. Inicialmente solamente los judíos masculinos sanos, no demasiado viejos, deben ser arrestados. Después de que se hayan realizado las detenciones el campo de concentración apropiado debe entrar en contacto inmediatamente con objeto de un rápido traslado de los judíos a los campos

10 de Noviembre de 1938

Avatar de Usuario
Mazer Rackham
Usuario
Usuario
Mensajes: 12
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:28 pm
Ubicación: España (Barcelona)

Mensajepor Mazer Rackham » Dom Jun 19, 2005 10:46 pm


Qué nos enseña la historia a 63 años de la Kristallnacht


Dr. Andreas Nachama



Contexto histórico que explora como se desemboca en la “Noche de los cristales rotos”, dónde se volvió visible la muerte, el traslado a campos de concentración y las deportaciones masivas. La memoria activa, la Alemana actual.


El tema que nos convoca hoy es lo sucedido en Alemania el 9 de noviembre de 1938. Quisiera comenzar por plantear estos hechos en el contexto de la historia del siglo XX, puesto que sólo así podremos comprender lo que estos significaron. Esa historia comenzó en 1918, con el final del Imperio del Kaiser y el nacimiento de la República de Weimar. Fue ésta una república débil, y a ello contribuyeron diversos factores. Las condiciones del Tratado de Versalles, inaceptables para todo un sector de la población, el asesinato del ministro de relaciones exteriores Walter Rathenau en 1922 (asesinado posiblemente por ser de origen judío), la acusación de los generales a la revolución que había obligado a abdicar al Kaiser, (es decir, a la República), de ser la responsable de la derrota de Alemania, la falta de trayectoria y experiencia de esa democracia, todo contribuyó a configurar una situación muy frágil que se fue intensificando a través de los enfrentamientos y la violencia callejera, hasta desembocar, cinco años después de la fundación de la República, el 9 de octubre de 1923, en la marcha de los nacionalsocialistas. Esta vez todavía pudo imponerse la democracia; pero, como comenta el historiador Sebastian Haffner, los tribunales que juzgaron a Hitler en esta oportunidad seguían estando muy apegados a la ideología del Imperio, y la condena que le aplicaron fue sumamente moderada, una especie de pacto entre caballeros; en su confortable reclusión Hitler terminó de redactar Mi lucha. Pero mucho más grave que esta laxa condena fue el hecho de que la República de Weimar nada hizo para defenderse de sus enemigos, para detenerlos o poner un punto final a sus intentos. La democracia no sólo no se defendió, sino que comenzó a establecer un diálogo crítico, pero diálogo al fin, con el Partido Nacionalsocialista, y éste aprovechó esos años para consolidarse ideológicamente. Las instituciones nada hicieron ante los encuentro anuales de los nazis y los ataques contra la democracia que constituian los discursos en esas oportunidades. No hubo reacción. Así que, cuando a fines de la década del veinte comenzaron a ingresar los primeros diputados y representantes nacionalsocialistas en los Parlamentos Regionales y también en el Parlamento Nacional, estos aprovecharon todos lo privilegios y fueros parlamentarios sólo para atacar lo que ellos llamaban “el sistema”, o sea la democracia. Si hay algo que aprender de la Historia es que si un 20% de la población apoya activa o pasivamente a sectores golpistas el sistema político marcha al colapso. Porque la mayoría, el 80%, no actúa, no participa ni se defiende activamente; entonces, con un 20% decidido, el sistema colapsa. Esto es lo que pasó en la Revolución Francesa, las revoluciones en torno a 1848, también en la Revolución de Octubre (puesto que los bolcheviques eran una minoría), y por útimo en Alemania, donde una minoría hizo caer el sistema. Porque los sistemas democráticos son lentos, se preocupan por defender la legalidad, etc., y esa lentitud finalmente promueve el colapso.

En las elecciones sucesivas los nazis no alcanzaron inmediatamente la mayoría; de hecho cuando en 1933 llegaron al poder sólo alcanzaron a tener un 30% de representación parlamentaria. Paradójicamente todo lo que lograron estos sectores antidemocráticos se basó en la utilización de todos los recursos que brindaba la democracia para imponer sus fines. Demasiado conocidas son las etapas que siguen: exclusión de comunistas y socialistas, incendio de Reichstag, boicot a los negocios judíos, quema de libros, etc. Uno de los errores trágicos de la República de Weimar fue considerar a los nacionalsocialistas como un partido más, y a las personas que integraban ese partido como ciudadanos comunes y no como opositores y enemigos. Y cuando en 1933 esa minoría tomó el poder y comenzó a destruir sistemáticamente todas las instituciones democráticas de Alemania, tampoco los otros gobiernos europeos consideraron a los nazis como enemigos, sino que consideraron que era factible sentarse a negociar y tener con ellos acuerdos de caballeros. A escala europea y en la política exterior volvió a repetirse lo que había sucedido en la política interior de Alemania entre 1923 y la toma del poder. Lo trágico de esta repetición fue que llevó a un error de apreciación a los que se habían quedado (los opositores al régimen ya habían emigrado, estaban presos o en campos de concentración, o habían sido asesinados) y observaban los hechos de manera pasiva: basándose en la experiencia de la República de Weimar pensaban que el gobierno de los nacionalsocialistas acabaría pronto, y además se caería solo. Por otra parte, todas las verdades que desde el exterior trataban de difundirse sobre el trato a los enemigos del régimen, a los judíos y a otros grupos que serían excluidos, eran calificadas por el gobierno como ataques propagandísticos de los enemigos del pueblo. Por último, los Juegos Olímpicos de 1936 mostraron a una Alemania ordenada, homenajeada por las naciones extranjeras.

Dos años más tarde, en vísperas del 9 de noviembre de 1938, vigésimo aniversario de la fundación de la República de Weimar, comenzó a generarse dentro del partido la demanda de que debía darse una clara señal de que las cosas habían cambiado, que se había terminado definitivamente esa “república de los judíos”, como solían llamarla. Entonces los nazis tuvieron la idea de tomar como objetivo a los judíos polacos que habían perdido su nacionalidad a consecuencia del Tratado de Versalles y habían optado por Alemania porque sentían su pertenencia a ese país. Esta fue la primera campaña que llevaría a las deportaciones masivas; en una acción masiva organizada con gran precisión decenas de miles de personas fueron trasladadas a las comisarías y luego, en trenes y ómnibus, a la frontera polaca; las autoridades de Polonia les impidieron ingresar a ese país y así, muchos de ellos murieron durante las primeras noches que pasaron a la intemperie en esa tierra de nadie. La diplomacia europea se mostró consternada pero no hizo nada. Fue entonces cuando el joven hijo de una de esas familias abandonadas a su suerte, Hershel Grynszpan, atentó contra la vida del tercer secretario de la embajada alemana en París, Ernst von Rath, para llamar la atención de la opinión pública mundial acerca de lo que estaba ocurriendo. Al conocerse la noticia de la muerte de von Rath ya estaba preparada la reacción: del 9 al 10 de noviembre fueron atacados negocios y domicilios de ciudadanos judíos, sinagogas y numerosas personas. Durante esa noche, llamada luego Noche de los Cristales Rotos, fallecieron más de 200 personas y más de mil fueron trasladadas a los campos de concentración de Sachsenhausen y Buchenwald.

Las consecuencias de la Noche de los Cristales no han sido investigadas exhaustivamente hasta el día de hoy. Ciertamente fue un punto de inflexión porque ya no eran libros lo que se quemaba; ahora había edificios y sinagogas en llamas, gente encarcelada y asesinada, es decir, se volvía visible lo que estaba pasando. Pero de lo que estaba pasando no hay demasiada documentación ni testimonios. Existe el acta de una reunión en el Ministerio de la Fuerza Aérea del Reich en la que Goering enumera las consecuencias y los daños ocasionados por la Noche de los Cristales y termina lamentando que los judíos asesinados no hubieran sido 500 en lugar de 200. En esa misma reunión se dispuso, con la inconcebible lógica que caracterizó a los nazis, que la comunidad judía de Alemania debía pagar al Reich mil millones de marcos por los daños ocasionados, como si ellos mismos no hubieran sido los únicos perjudicados. Hay que decir que se registraron algunas reacciones en defensa de las sinagogas u otros lugares, como ocurrió con Kritzfeld, un vigilante de barrio que impidió la destrucción de una sinagoga de Berlín con el argumento de que era un monumento nacional. La Noche de los Cristales causó cierta irritación en la población, porque no se admitía que fueran atacados lugares religiosos. Esa irritación tuvo como consecuencia que el genocidio del pueblo judío se organizara y se llevara a cabo en forma secreta, porque se temían reacciones de solidaridad como las que habían existido durante la Noche de los Cristales.

Para concluir quisiera plantear cómo es posible conmemorar lo que sucedió esa noche. Y quisiera traer a colación cuáles fueron las reacciones después de 1945. En el otoño de ese año, en el primer recordatorio, Werner, el jefe de gobierno de Berlín, hizo votos para que en el futuro la comunidad judía estuviera protegida de esos ataques, y para que se aprendiera del pasado, para que se aprendiera de la Historia. Y es bajo este lema, aprender del pasado para que nunca más se repitan estos hechos, que se desarrollan todas las conmemoraciones de la Noche de los Cristales en Alemania. El año pasado, por ejemplo, el presidente alemán habló ante 250 000 personas reunidas ante la Puerta de Brandenburgo, y volvió a subrayar la importancia de lo que en Estados Unidos se ha dado en llamar “Holocaust Education”. Se sabe que nadie nace nazi, nadie nace nacionalsocialista, la gente se hace nacionalsocialista porque le faltó educación y porque le faltó ilustración. Los que nos ocupamos de este pasado consideramos que, más que en recordatorios pasivos, monumentos, esculturas y placas conmemorativas, hay que pensar en una memoria activa, en crear centros educativos donde se aprenda qué fue el Holocausto. Cada vez quedan menos testigos de la época, por lo que habrá que pensar cómo podrán las generaciones futuras saber lo que pasó y por qué pasó. Hay que mencionar que los planes de estudio de la escuela alemana disponen que los estudiantes vean este tema tres veces a lo largo de su paso por las aulas. Hay, además, toda una serie de exposiciones educativas generadas por las instituciones más diversas: archivos de las ciudades, comunidades religiosas, etc. Una interesante iniciativa de un grupo de doce ciudadanos berlineses ha fructificado, en septiembre de este año, en la inauguración del Museo Judío de Berlín, acaso el más grande dedicado a la cultura judía.

Actualmente hay una comunidad judía de 100 000 personas en Alemania, y existe una actitud por parte del gobierno que subraya esta presencia en la vida pública alemana y reconoce este legado. Es importante destacar que hay una nueva actitud en esta nueva Alemania. También las iglesias cristianas desean acercarse a las sinagogas y compartir la vida actual y cotidiana con la comunidad judía. En cuanto a la cuestión del antisemitismo en la Alemania de hoy, quisiera decirles que para cualquier político alemán, hacer cualquier manifestación antisemita equivale a una condena a muerte. Si las cosas hubieran sido así hace cien años la historia habría sido diferente.
I've seen things you people wouldn't believe.

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Lun Jun 20, 2005 6:48 am

Quisiera comentar algunos de los precedentes y algunos de los acontecimientos que tuvieron lugar horas antes del gran pogromo, ya que la "Kristallnacht" fue una consecuencia explosiva y predecible del odio engendrado y contenido por un sector de la población alemana que en 1938 se encontraba ya ávida de acción efectiva, y consecuencia también de la rápida campaña de agitación e invitación velada al pogromo que Goebbels perpetró en las horas previas a la desgracia.

El proceso de "arianización" que se inició casi con la llegada de Hitler a la cancillería, tuvo en el 1938 su año culminante con la tensión creciente provocada por los hombres de la SA, espoleados por las campañas de agitación de Goebbels; con los acontecimientos de Viena, donde el terror antijudío se adueñó de la calle y donde Eichmann forzó exitosamente la emigración de la población judía, y con la imposición en el Reich de ciertas medidas legales enfocadas a señalar y excluir a los ciudadanos judíos. En el mes Julio se obligó por decreto a todos los judíos a añadir los nombres "David" o "Sara" a su nombre auténtico y, bajo pena de cárcel, a utilizarlos a efectos oficiales. En Octubre, se les obligó a llevar una letra J estampada en el pasaporte. Si previamente, por virtud de la Ley para la Ciudadanía del Reich, habían sido excluídos de oficios concretos, ahora se les comenzaba a "marcar" para que estuvieran al alcance de cualquier instancia oficial.

Si en Mayo Hitler había obligado a Goebbels a frenar la escalada de violencia que se había iniciado en Berlín a finales de mes para salvar la imagen de Alemania en el exterior, esta vez, las medidas legislativas aprobadas, estuvieron acompañadas por más violencia sin que se pusiera freno a la situación. Durante el verano, miembros del partido nazi atacaron de manera localizada sinagogas, cementerios e incluso a civiles judíos. Desde el partido seguía fomentándose una creciente tensión en contra de los judíos, de la cual se intentó desvincular a Hitler, quien, ya en Septiembre, plenamente inmerso en la crisis de los sudetes checos, prohibió de manera expresa que se hiciese propaganda de la reciente aprobación de la quinta oredenanza de aplicación de la Ley para la Ciudadanía del Reich, la cual excluía ahora a los abogados judíos.

El ya comentado asesinato de Vom Rath (que fue disparado el 7 de Noviembre, pero que no murió hasta el día 9) por un joven judío, fue la excusa perfecta que Goebbels y el partido necesitaban, más aun cuando dos años y medio antes, el asesinato del dirigente nazi de Suiza Wilhelm Gustloff a manos de otro joven judío no pudo ser "vengado", pues la situación de Alemania aconsejaba prudencia ante tal posibilidad. El día 8 de Noviembre, la prensa alemana y líderes importantes nazis se encargaron de preparar el terreno para el desencadenamiento de la violencia. Ese mismo día, por la noche, ya tuvieron lugar altercados y saqueos de comercios judíos en Munich y Hesse.

El día 9, decimoquinto aniversario del golpe de 1923, llegó la noticia del fallecimiento de Vom Rath. Goebbels dio esa noche un discurso agresivo e incendiario informando de la muerte del diplomático, haciendo saber el inicio de altercados en algunos puntos de Alemania e incitando a la violencia sin decirlo expresamente pero sí dejándolo bastante claro. Tras ello, en charla personal con Hitler, Goebbels recibió la confirmación de que "las manifestaciones debían seguir" y de que "la policía se retirase": la "Stosstrupp Adolf Hitler" se lanzó a la calle en Munich de manera salvaje para demoler la sinagoga de Herzog-Rudolf-Strasse, Goebbels dio personalmente órdenes por teléfono para que se demoliera la sinagoga de Fasasenstrasse en Berlín. Unas cien sinagogas fueron demolidas en todo el Reich, varios centenares más fueron quemadas, más de 8.000 comercios judíos fueron atacados y gran cantidad de viviendas saqueadas. La Gestapo había ordenado detener al menos entre 20.000 y 30.000 judíos. Dos días antes, cuando se conoció la noticia de que Vom Rath había sido disparado por un joven judío en París, Goebbels había anotado en su diario: "Ahora ya está".

Saludos.

WHA
Expulsado
Mensajes: 91
Registrado: Lun Jun 20, 2005 11:26 pm
Ubicación: A orillas del Mediterraneo

Mensajepor WHA » Mar Jun 21, 2005 6:58 pm

Tengo una tesis sobre la Reichskristallnacht. Pero antes de soltar aqui el texto, quiero advertir algo, para que despues no me trateis de nazi, o algo parecido. Mi tesis se basa en que no existen fuentes que aseguren que Hitler ordeno aquel atropello antisemita, bien es cierto que cuando sucedio todo, ordeno que las "manifestaciones espontaneas" continuaran, y que la policia no interviniera. Pero ya veremos como el 10 de Noviembre Hess mano un telex a todos los organismos del partido (orden del partido numero 174) para que aquella orgia destructiva cesara (BDC File, 240/I)

Estoy preparando un articulo al respecto, que publicare aqui proximamente.

Saludos Cordiales

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensajepor Francis Currey » Dom Jul 10, 2005 6:07 pm

Orden enviada, por Heinrich Müller, a todos los comandantes regionales y locales del policía del estado, fechada el 9 de noviembre de 1938

1.- Las operaciones contra judíos, en detalle contra sus sinagogas comenzarán muy pronto a través de Alemania. No debe haber interferencia. Sin embargo, las medidas se deben tomar, en coordinación con el general de la policía, para evitar el saqueo y otros excesos.

2.- Cualquier material de archivo que resultará vital y que pudiera estar en los Sinagogas se debe asegurar por los medios más rápidos posibles

3.- Las preparaciones se deben hacer para la detención a partir de 20.000 a 30.000 judíos dentro del reich. En judíos particulares, afluentes está ser seleccionado. Otros directorios serán próximos durante el curso de la noche.

4.- Si encuentran a los judíos en la posesión de armas durante las operaciones inminentes las medidas más severas debe ser tomado. Los SS Verfuegungstruppen y los SS generales se pueden llamar a las operaciones totales. La policía del estado debe bajo todas las circunstancias mantener el control de las operaciones tomando medidas apropiadas

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Mar Oct 11, 2005 8:09 am

Unas imágenes en color de la "Kristallnacht", son del incendio de la Nueva Sinagoga de Bielefeld:

Imagen

Imagen

Imagen

Saludos.

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Mar Oct 11, 2005 8:34 am

Otras imágenes de la Kristallnacht:

Imagen
Arresto masivo

Imagen
Sinagoga Ohel Yaakov, Munich.

Imagen
Sinagoga de la Fassanenstrasse, Berlín.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Daños en los comercios

Saludos.

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Vie Dic 09, 2005 7:33 am

Procedo a transcribir un texto de un ex miembro de la Hitlerjugend, Fritz Langour, quien tenía once años cuando ocurrió la fatídica Kristallnacht. El texto fue publicado en los años setenta en la enciclopedia “Das III Reich”, editada en España en 1974 por la editorial Noguer con el título “Historia del III Reich”. Transcribo sólo parte del texto, la que se centra más en el caso que nos ocupa:
____________________________________________________________

El diez de noviembre de 1938 desayuno con mis padres. Los dos parecen cansados, ninguno habla. Comen sin ganas. Al fin pregunto si pasa algo.
-Nada –responde mi padre impaciente.
-Esta noche han destruido las viviendas de los judíos –dice mi madre.
-¿Quién? –pregunto yo.
-Hombres de las SA y de las SS –contesta mi madre.
-Ni una palabra más sobre el asunto –prohíbe mi padre.
-¿Por qué? –vuelvo a preguntar yo.
-Porque tu madre ha llamado a la policía previniéndola de lo que pasaba, por eso no quiero oír ni una palabra más ¿te parece suficiente?

En Darmstadt dimos un rodeo por la Rheinstrasse, donde estaban los comercios. La gente se dedicaba al saqueo. Policías y miembros de la SA nos obligaron a tomar las calles adyacentes en dirección del colegio. Pero la sinagoga era camino obligado, y le habían prendido fuego. La gente contemplaba el incendio impasible, quieta, con los cuellos del abrigo levantados para defenderse del frío. Los bomberos lanzaban agua a las casas vecinas. La sinagoga seguía ardiendo. Todos nos quedamos mirando. Nadie se acordó ya de la escuela.

De pronto apareció uno de nuestros maestros. Sin decir una palabra nos propinó una bofetada a cada uno de los que estábamos allí y nos mandó a la escuela. Yo apenas reaccioné al recibir lo que me correspondió, pese a que nada odiaba tanto como que me pegaran en la cara. Ya en la clase nos dijo el mismo que nos había pegado:
-Esa ha sido la obra de unos bárbaros. El Führer se encargará de hacer justicia. Es una vergüenza para todo el país. No quiero oír ni una palabra sobre esa barbarie

El maestro jamás volvió a pronunciarse sobre cuestiones políticas. La mañana transcurrió con terrible lentitud. Durante el recreo hablamos sobre lo poco que sabíamos de los sucedido la noche anterior. La mayor parte opinaba que los judíos se lo habían merecido. Algunos habían visto o sabían que hombres y mujeres, con el camisón tapándoles el rostro, habían sido perseguidos a bastonazos por la calle.

En el tren de vuelta volví a mirar los departamentos para judíos, estaban vacíos. En casa comí sin ganas. Luego pedí permiso a mi padre para dar una paseo en bici. Me lo dio, a cambio de que no pasara cerca de las casas de los judíos o de las sinagogas. También la de Eberstadt había sido incendiada la noche anterior

Durante los días y semanas anteriores nos enteramos con alivio de las causas que habían provocado la noche de los cristales; el asesinato del secretario de legación, Ernst von Rath, delitos económicos, traición, sabotaje, conspiración del judaísmo mundial contra Alemania, estafas, falsificaciones y delitos raciales. Y todo ello adornado con los epítetos de anti alemanes, irresponsables, bandidos, perversos, codiciosos. Nos acostumbramos a que los judíos llevaran su estrella amarilla.

Durante la fase de la justificación se abundó más en las acusaciones que en la de los preparativos. Poco a poco la estrella amarilla fue desapareciendo de las calles. Para nosotros, próximos a los doce años, se solucionó un problema en la medida en que nos tuvimos que enfrentar menos con él, visualmente. Y los mayores tuvieron buen cuidado de no despertar nuestros recuerdos. Terminamos por olvidarlo. Más tarde volvieron a recordárnoslo. Fue después de la guerra, cuando ya teníamos dieciocho, o diecinueve, o veinte años. De pronto se cargó sobre nuestras espaldas la herencia de una culpa.
¿Fuimos culpables?

Fritz Langour
____________________________________________________________

Saludos.

Avatar de Usuario
Erich Hartmann
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 3649
Registrado: Lun Jun 13, 2005 4:15 am
Ubicación: Deutsches Reich
Contactar:

Mensajepor Erich Hartmann » Dom Dic 25, 2005 12:47 am

Imagen

Berlín, la gran sinagoga en llamas

Imagen

Destrucción de un almacén judío

Imagen

Sinagoga ardiendo en Baden-Baden

Imagen

Sinagoga ardiendo en Frankfurt

Imagen

Tienda judía destrozada tras la Kristallnacht

Saludos cordiales
ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Mensajepor Francis Currey » Jue Ago 10, 2006 6:21 am

El baile de cifras de la noche negra

Los datos que barajaba Reinhard Heydrich: 36 muertos y 36 heridos, además de la destrucción de 815 comercios, 171 casas, 276 sinagogas y 14 monumentos. Presentados a Goering el 12 de Noviembre de 1938 en una reunión para evaluar el impacto ecónomico de la noche de los cristales rotos.

Las cifras más acertadas a mi entender son:

101 sinagogas y casi 7.500 negocios. Arrestaron 26.000 judíos, 91 murieron. Estos datos figuran en: Enciclopedia del tercer Reich de Louis Snyder, Paragon House, 1989

Avatar de Usuario
Barbarossa
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 550
Registrado: Vie Mar 24, 2006 11:00 pm
Ubicación: España

Así se organizó la "Reichskristallnacht"

Mensajepor Barbarossa » Dom Sep 03, 2006 7:13 pm

El Pogrom del mes de noviembre de 1938 (más conocido en Alemania como la Reichskristallnacht o la Reichspogromnacht) fue instigado y organizado por el régimen nazi con el fin de destruir las vidas y las propiedades de la población judía de todo el Reich alemán (no sólo, por tanto, en Alemania, sino también en Austria).

El resultado fue que, entre los días 7 y 13 de noviembre de 1938, fueron asesinadas unas 400 personas, y 30.000 judíos fueron internados en campos de concentración, donde, en poco tiempo, centenares de ellos morirían por ejecución o por las propias condiciones del internamiento. Además, la práctica totalidad de las sinagogas y cementerios judíos de Alemania y Austria fueron incendiados o destruidos.

Internamiento de judíos en el KZ de Buchenwald tras la "Noche de los cristales rotos":
Imagen

Destrucción de la sinagoga de Berlin:
Imagen
fuente http://www.zukunft-braucht-erinnerung.d ... cht_02.jpg

Destrucción de la Sinagoga de Frankfurt:
Imagen
fuente http://www.frankfurt.frblog.de/wp-conte ... 50x249.jpg

Quema pública de objetos de culto judíos:
Imagen

Destrucción de comercios y tiendas de judíos:
Imagen
fuente http://www.schulelaupen.ch/nationalsozi ... bild11.jpg

Imagen
fuente http://www.zukunft-braucht-erinnerung.d ... cht_01.jpg

Al margen de tales consecuencias, la verdadera importancia de la “Noche de los cristales rotos“ radica en haberse convertido en el punto de inflexión de la política nacionalsocialista respecto de la población judía. Si a partir de 1933 ésta se caracterizó por la adopción de medidas de discriminación y segregación, tras la Reichskristallnacht el camino quedó ya expedito para la persecución sistemática que, a su vez y en apenas tres años, sería sustituida por la “Solución Final del problema judío“.

La organización de este gigantesco Pogrom tuvo varias etapas, la primera de las cuales se consumó en la mañana del 8 de noviembre de 1938, cuando el Völkischer Beobachter (periódico oficial del NSDAP) publicó el siguiente editorial:

humillación publica en Viena
Imagen
fuente http://1.bp.blogspot.com/-koJTdPI3KIQ/U ... /Juden.jpg

“Es evidente que el Pueblo Alemán ha de asumir las consecuencias que se derivan de este nuevo hecho [se refiere al asesinato del Secretario de la Embajada Alemana en París, von Rath, a causa de los disparos efectuados por un judío]. Resulta inadmisible que, dentro de nuestras fronteras, decenas de miles de judíos se hayan hecho dueños de las calles, acampen por las zonas de descanso y, como dueños extranjeros que son de nuestros edificios, acaben embolsándose el dinero que les pagan los inquilinos alemanes, todo ello mientras sus “colegas de raza“ del exterior incitan a la guerra contra Alemania y atacan a nuestros diplomáticos.

Los disparos en la Embajada Alemana de París no sólo deben significar el comienzo de una nueva actitud hacia el problema judío, sino también y afortunadamente, una señal dirigida a todos aquellos extranjeros que hasta ahora no se habían percatado de que la convivencia entre los distintos Pueblos sólo se ve obstaculizada por el judaísmo internacional“.


Para garantizar el éxito del Pogrom, el entonces SS-Gruppenführer Reinhard Heydrich impartió la siguiente Circular que debía ser cumplida por todas las Fuerzas de Seguridad del Tercer Reich:

Imagen

Imagen

Imagen

Copia

T e l e t i p o

Urgente. Múnich 47 767 - 10 noviembre 1938 - 0120

A todas las Jefaturas de Policía y Comisarías de Policía, y a todas las delegaciones del Servicio de Seguridad (SD)

-¡Urgente, Acuse recibo de inmediato!-

Para entrega inmediata a los Jefes o a sus Delegados

Asunto: Medidas a adoptar contra los judíos en la noche de hoy

Con motivo del atentado contra el Secretario de Embajada von Rath acaecido en París, se espera que a lo largo de esta noche (9 y 10 de noviembre de 1938) se desarrollen por todo el Reich manifestaciones contra los judíos.

En previsión de tales hechos, habrán de adoptarse las siguientes disposiciones:

1.- Tras la recepción de este mensaje, los Jefes de las Comisarías de Policía o sus Delegados deberán, cada uno en sus distritos, ponerse en contacto por vía telefónica con los responsables políticos -Gauleiter y Reichsleiter- para mantener una conversación, con presencia de los Inspectores o Comandantes responsables de la Ordnungspolizei (Policía para asuntos de Orden), en la que se tratará acerca del modo en que habrán de desarrollarse tales manifestaciones.

En dicha conversación, la dirección política habrá de ser informada sobre las disposiciones que el Reichsführer der SS y Jefe de la Policía ha impartido a la Policía Alemana, todo ello con el fin de que, por parte de la dirección política, se tenga conocimiento de la conveniencia de adoptar las siguientes medidas:

a) Únicamente se autorizarán aquellos actos que no comporten peligro para la vida o el patrimonio de ciudadanos alemanes (por ejemplo, el incendio de las sinagogas sólo será admisible si no existe riesgo de propagación a los edificios colindantes).

b) Los negocios y las viviendas de los judíos podrán ser destruidos, pero en ningún caso saqueados. Los agentes de policía deberán ser instruidos para vigilar el cumplimiento de esta disposición y arrestar a los saqueadores.

c) En las zonas comerciales habrá que impedir que los negocios de propietarios no judíos sufran cualquier clase de daño.

d) Los ciudadanos extranjeros, aun cuando sean judíos, no deben ser molestados.

2.- Siempre que se respeten las directrices indicadas en el apartado 1), la Policía deberá abstenerse de intervenir en las manifestaciones salvo para vigilar el cumplimiento de tales directrices.

3.- En cuanto se reciba esta comunicación, se procederá a la confiscación policial de todos los archivos depositados en las sinagogas y lugares de culto comunitario, con el fin de que no sean destruidos en el curso de las manifestaciones. Esta disposición se aplicará, igualmente, a los objetos de valor histórico y las declaraciones fiscales que puedan hallarse. El material así decomisado se pondrá a disposición de los responsables del Servicio de Seguridad - SD.

4.- El control de la correcta aplicación de las medidas policiales relativas a las manifestaciones contra los judíos se hará desde las inmediaciones de las dependencias de la Policía, de manera que los Inspectores de la Policía de Seguridad puedan impartir instrucciones al efecto. Para la ejecución de las medidas adoptadas por la Policía de Seguridad, los funcionarios podrán recabar el auxilio de la Kriminalpolizei (Policía de lo Criminal), del SD (Servicio de Seguridad), de las Verfügungstruppe (Waffen SS) y de las Allgemeine SS (SS generales).

5.- A medida que, con la finalización de los incidentes de esta noche, vayan quedando disponibles los funcionarios asignados a estas labores, se procederá, en todos los distritos, al arresto de tantos judíos -especialmente de los adinerados- como quepan en los centros de detención. Se arrestará únicamente a varones judíos sanos, nunca a ancianos. Practicadas estas detenciones, se procederá de inmediato a internar a los judíos en campos de concentración. Es de suma importancia asegurar que los judíos arrestados no sean maltratados.

6.- Las instrucciones contenidas en esta Orden habrán de comunicarse a los inspectores y comandantes de la Ordnungspolizei (Policía para asuntos de Orden) así como de los departamentos del Servicio de Seguridad (SD), indicando que la misma ha sido dictada por el Reichsführer SS y Jefe de la Policía Alemana. El Jefe de la Policía del Orden impartirá estas instrucciones también a la Policía de extinción de incendios. El cumplimiento de las instrucciones impartidas habrá de hacerse en la más estrecha coordinación entre la Sicherheitspolizei (Policía de Seguridad) y la Ordnungspolizei (Policía para asuntos de Orden).

Una vez recibido este Teletipo por los Jefes de la Policía del Estado o por sus representantes, habrá de comunicarse el acuse de recibo, por igual medio, a las oficinas de la Gestapo (Policía Secreta del Estado) a la atención del SS-Standartenführer Müller.

H e y d r i c h SS-Gruppenführer


Facsímil:
http://www.h-ref.de/

Traducciones de Barbarossa

Imágenes:
http://www.schulelaupen.ch/nationalsozialismus/text.htm
http://www.shoa.de/
http://names.yadvashem.org/
http://www.salzburg.com/nachrichten/wel ... gen-81667/

Avatar de Usuario
Landzer
Usuario
Usuario
Mensajes: 36
Registrado: Sab Jul 22, 2006 3:14 am
Ubicación: Monterrey Nuevo Leon México

Mensajepor Landzer » Mar Dic 26, 2006 1:06 am

Nota
No quiero que tomen que mi comentario sea Racista por lo cual pido disculpas si ofendo a alguien por mi siguiente comentario haciendo saber que en ningun momento apruebo el antisemitismo

volviendo al tema
creo que algo me he dado cuanta atravez de lecturas de libros de historia que la persecucion de los Judios siempre a sido en la historia de la Humanidad algo comun desde antes de babilonia hasta la segunda guerra mundial
lo que se me hace curioso es que nunca se revelaran a sus opresores con exepcion de Masada o Varsovia
por que al ver las señales tan claras de el odio por parte de los Nacionalsocialistas no huyeron del pais a tiempo? o por que al llegar a los campos de exterminio nunca se revelaron a los guardias y se dejaban matar como animales ?
no es comparacion ni quiero que se tome a si pero a un perro le pegas o corre o te muerde pero no se queda para que lo lastimes
me imagino que ha de ser horrible ser apuntado por un arma de fuego pero preferiria morir pelendo que morir gaseado
la indiferencia que tuvieron durante tanto tiempo ante las señales enviadas por Hitler o Goebbels en la radio y prensa no los hizo pensar de que algo horrible los esperaba?
actualmente ya no es lo mismo con los hijos de israel
pero que triste es ver cuantas vidas se perdieron por una causa tan erronea

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Mar Dic 26, 2006 9:50 am

Hola, Landzer. Tenemos abierto un tema al respecto, puedes continuar allí con el debate:
http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?t=3356

Un abrazo.
«El conocimiento es mejor que la ignorancia; la historia es mejor que el mito».
Ian Kershaw

Avatar de Usuario
Francis Currey
Administrador
Administrador
Mensajes: 3156
Registrado: Vie Jun 10, 2005 8:50 am
Ubicación: España
Contactar:

Las indemnizaciones

Mensajepor Francis Currey » Sab Dic 30, 2006 11:40 am

Las indemnizaciones

Los nazis culparon a los propios judíos de los incidentes acaecidos, imponiendo una multa de mil millones de reichsmarks. El Reich confiscó todos los pagos que las compañías aseguradoras debían hacer a los propietarios judíos cuyos negocios y casas habían sido saqueados o destruidos

Avatar de Usuario
Eckart
Miembro fundador
Miembro fundador
Mensajes: 4626
Registrado: Sab Jun 11, 2005 9:07 pm
Ubicación: Valencia (España)
Contactar:

Mensajepor Eckart » Sab Oct 06, 2007 4:51 pm

El documento original enviado la noche del pogromo por Heydrich a todas las comisarías de policía del Reich, en el que se indicaba como facilitar el desarrollo de los actos vandálicos y se daban otras órdenes de carácter general:

http://www.ushmm.org/museum/exhibit/onl ... night1.htm

Un saludo.
«El conocimiento es mejor que la ignorancia; la historia es mejor que el mito».
Ian Kershaw


Volver a “La Alemania nazi”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado