pub01.jpg

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Historia económica

Moderador: Schwerpunkt

Mannerheim
Miembro
Miembro
Mensajes: 403
Registrado: Vie Jul 20, 2007 4:29 pm
Ubicación: Zaragoza

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Mannerheim » Mié Nov 12, 2008 1:49 am

Muchas gracias José Luis, una vez mas, por aportar nuevos datos y sintetizar los ya existentes. Yo creo que ya había quedado claro que el Reich sufrió gran escasez de combustible durante toda la guerra, pero que tu nos recuerdes ademas cuales eran los objetivos que se habían marcado nos revela la utopía en la que vivían los planificadores nazis.

Después de fracasar en vencer a la URSS en 1941, al acabar el año las reservas de combustible alemanas se habían reducido a unas 900.000 toneladas, es decir, lo que se gastaba en un mes. A pesar de este dato, bajo la dirección de Speer, no se volvió a potenciar la producción de gasolinas sintéticas hasta que no quedo claro que no se iba a tomar Baku, como tu indicas. No se que les hacia ser mas optimistas en 1942 que en 1941 cuando ademas ya podían imaginarse que no iban a capturar las instalaciones intactas.

Me resulta sorprendente que Speer calculara que en 1944 Alemania se iba a apañar solo con el combustible producido en las plantas de hidrogenación. No tenia en cuenta la posibilidad de que se abriera un nuevo frente? Predecía ya que ese año la Luftwaffe y la Kriegsmarine no iban a necesitar ya casi combustible porque prácticamente iban a dejar de existir? Acaso las necesidades de combustible no iban a crecer exponencialmente dadas "sus estupendas" cifras de producción?

Desde luego si realmente pensaba que Alemania podía suministrarse sola, Speer perjudicó gravemente las posibilidades del Reich de alargar la guerra con su decisión de posponer hasta bien entrado 1943 los proyectos de construir nuevas plantas de hidrogenación.

Un cordial saludo.
"Haga la guerra con todo el mundo, pero la paz con Inglaterra"

El duque de Alba a Felipe II

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9121
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor José Luis » Mié Nov 12, 2008 11:06 am

¡Hola a todos!

Mannerheim escribió:Después de fracasar en vencer a la URSS en 1941, al acabar el año las reservas de combustible alemanas se habían reducido a unas 900.000 toneladas, es decir, lo que se gastaba en un mes. A pesar de este dato, bajo la dirección de Speer, no se volvió a potenciar la producción de gasolinas sintéticas hasta que no quedo claro que no se iba a tomar Baku, como tu indicas. No se que les hacia ser mas optimistas en 1942 que en 1941 cuando ademas ya podían imaginarse que no iban a capturar las instalaciones intactas.


¡Hola, Mannerheim!

La Operación Barbarroja es el meollo de toda la guerra, el "turning point" de la IIGM. Es necesario, pues, entender su verdadera razón de ser estratégica para comprender porqué su fracaso final suponía el fracaso alemán en la guerra. Había razones ideológicas (el "espacio vital" ya expuesto en Mein Kampf) y políticas (la decisión británica de seguir en guerra y la incapacidad alemana para derrotarla directamente) en Hitler que podían explicar su decisión para la invasión de la URSS. Sin embargo, su "paranoia anti-judía" y su antigua obsesión por el "Lebensraum" no eran razones estratégicas prácticas suficientes en el verano-otoño de 1940 para invadir la URSS. Y tampoco iba a vencer, con absoluta certeza, la voluntad del gobierno británico de permanecer en la guerra derrotando a la Unión Soviética, por mucho que él mismo así lo justificara ante sus generales. Su verdadera razón era la amenaza de Estados Unidos.

La férrea voluntad de Churchill de seguir en la guerra en el verano de 1940 descansaba fundamentalmente en Roosevelt, quien ya en julio de 1940 había proyectado la producción anual de 50.000 aviones de combate de cara a su inevitable compromiso futuro en la guerra. Hasta que Estados Unidos no pudiese entrar en la guerra (tanto por razones políticas como por el estado de preparación de sus fuerzas), Roosevelt estaba dispuesto a mantener a Gran Bretaña en la guerra mediante el suministro de armamento de guerra. Hitler ya conocía esta situación en el verano de 1940 y sabía que, económicamente, Alemania no podía hacer frente al poderío anglonorteamericano en una guerra prolongada. Este fue el verdadero motivo por el que decidió abrir un segundo frente con su ataque a la URSS. Ahora necesitaba urgentemente ese "Lebensraum" en el Este para hacer de Alemania una potencia autosuficiente en el terreno de las materias primas y poder, de esta forma, enfrentar una guerra continental. Por ello necesitaba derrotar a la URSS antes de que Estados Unidos pudiese desplegar su potencial ofensivo en Europa, momento que Hitler había calculado con gran acierto se daría entre 1942 y 1943. Hasta que Hitler no consiguiese vencer a la URSS, objetivo que esperaba conseguir en 1941, Alemania debía abstenerse completamente de provocar a Estados Unidos, o responder a sus provocaciones (que fueron muchas).

Lo anterior no quita para que Hitler estuviese firmemente convencido de que venciendo a la URSS, Gran Bretaña claudicaría o el gobierno Churchill sería destituido. E incluso pensaba que la victoria contra los soviéticos cortaría de raíz la intención de Roosevelt de entrar en la guerra (aquí, en la mente de Hitler, Japón jugaría su parte).

Estos eran los presupuestos en Hitler para la razón de ser estratégica de Barbarroja. Y los objetivos operacionales finales de la misma (Leningrado, Moscú y Rostov), supuestamente a conseguir en una campaña relámpago, serían suficientes, con las derrotas impuestas al Ejército Rojo por el camino, para derrumbar todo el sistema soviético. De esta forma, en una campaña planificada para un mínimo de 9 semanas y un máximo de 17 semanas, Alemania solventaría definitivamente su dependencia de materias primas primordiales que no tenía para soportar una guerra, caso de que GB continuase porfiando, contra el imperio anglonorteamericano.

Sin embargo, las dificultades sobrevenidas e inesperadas con el desarrollo operacional de Barbarroja hicieron ver a Hitler que su principal objetivo, derrotar a la URSS en 1941, estaba escapándosele de las manos. Smolensk fue el primer "turning point" de Barbarroja. Precisamente en esa época, principios de agosto, Hitler sorprendió a Goebbels, que le cursaba visita, diciéndole que estaba considerando seriamente la idea de sondear la paz con Stalin. Y también fue en esa época cuando pesaron en sus decisiones las advertencias anteriores del general Thomas, en especial que la Wehrmacht se quedaría sin combustible entre agosto y octubre. En el memorando económico que había confeccionado antes de la invasión, Thomas concluía que "El área al sur de los estuarios del Don y el Volga, incluyendo el Cáucaso, deberían incluirse entre los objetivos de la operación. La producción de petróleo en la región del Cáucaso sería esencial para la explotación de cualquier territorio ocupado en Rusia". [R. Gordon Grant, Barbarossa: The German Campaign in Russia-Planning and Operations 1940-1942 (Trafford Publishing, 2006), p. 21]. No cabe duda que si ya desde un principio Moscú era un objetivo difuso para Hitler, en agosto de 1941 los motivos económicos fueron determinantes en su decisión para la continuación estratégica de la campaña, entendiéndose, así, su obsesión por Leningrado y Rostov.

Sea como fuere, el fracaso estratégico final de Barbarroja produjo la debacle total de la gran estrategia de Hitler. Sus presupuestos estratégicos de verano-otoño de 1940 se habían ido simple y llanamente al garete en el otoño de 1941. La guerra que Hitler luchaba en 1940 contra el imperio de Gran Bretaña (y la ayuda material estadounidense) se había convertido al finalizar 1941 en una guerra mundial contra Gran Bretaña, la Unión Soviética y Estados Unidos. Ni militar ni económicamente podía el Tercer Reich ganar esa guerra. Lo único que podía hacer Alemania, en la lógica criminal de Hitler, era luchar para poder continuar la guerra. Necesitaba pasar ahora de una economía de guerra corta a una economía de guerra prolongada mediante la movilización total de sus recursos, y el petróleo era el motor indispensable para poder poner en marcha esa movilización total. El Caso Azul era la respuesta operacional a ese objetivo estratégico, el petróleo.

Así pues, la diferencia sustancial entre Barbarroja y Azul era que en el primer caso se pretendía ganar la guerra o estar en disposición de ganarla, mientras que en el segundo sólo se luchaba para poder mantenerse en ella. Si Barbarroja fue el "turning point" estratégico de la guerra, Caso Azul fue el "turning point" operacional de la misma. Fue entonces cuando entró en juego el verdadero éxito de Speer, no su "milagro del armamento", sino su buscado "milagro de la propaganda". Con lo que pasamos a la siguiente cuestión de Mannerheim.

Mannerheim escribió: Me resulta sorprendente que Speer calculara que en 1944 Alemania se iba a apañar solo con el combustible producido en las plantas de hidrogenación. No tenia en cuenta la posibilidad de que se abriera un nuevo frente? Predecía ya que ese año la Luftwaffe y la Kriegsmarine no iban a necesitar ya casi combustible porque prácticamente iban a dejar de existir? Acaso las necesidades de combustible no iban a crecer exponencialmente dadas "sus estupendas" cifras de producción?

Desde luego si realmente pensaba que Alemania podía suministrarse sola, Speer perjudicó gravemente las posibilidades del Reich de alargar la guerra con su decisión de posponer hasta bien entrado 1943 los proyectos de construir nuevas plantas de hidrogenación.


A mi juicio, la clave está en lo que Speer verdaderamente creía y lo que quería hacer creer. Su antecesor, Todt, ya había concluido en noviembre de 1941 que Alemania no podía ganar militarmente la guerra, y había pedido a Hitler que le pusiera fin políticamente. De igual forma pensaba Roland, el jefe del comité principal de producción de tanques, que estaba presente cuando Todt hizo esas declaraciones a Hitler. E igual pensaba Fromm, el comandante en jefe del Einsatzheer. Y lo mismo Thomas, el jefe de la Oficina Económica de la Wehrmacht (Thomas le dijo a Keitel el 2 de enero de 1942 que había que presentar el verdadero cuadro de la situación, pues algún día alguien tendría que dar cuentas.Tooze, 307), Albert Voegler y los principales especialistas industriales y económicos alemanes.

Sin embargo, Speer trabajó para el futuro del Führer, no para el de Alemania. En 1943 estaba claro que cualquier incremento en la producción de armamentos y combustibles no podía hacer frente a la aplastante superioridad en los mismos términos de los aliados, y jamás podría alterar el curso de la guerra y su resultado final. Sólo podía aplazarlo a costa de la destrucción total de Alemania. Así que Speer consiguió incrementar y mantener, intermitentemente, la producción de armamentos a costa de la explotación criminal de una mano de obra forzosa, que en 1944 superó los 7 millones.

Speer se libró de la horca, inmerecidamente.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9121
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor José Luis » Mié Nov 12, 2008 4:45 pm

¡Hola a todos!

Roy escribió:Si, la famosa conferencia del 29 de Noviembre. ¿Realmente dijo eso Todt?


¡Hombre, yo no estuve allí! Pero sí Walther Rohland, que es la fuente que se utiliza. Y la que yo he dado es la versión que escribió Rohland en sus memorias, según recogen la mayoría de autores (pues yo no las he leído) que han tratado el tema.

Es además la versión (la que yo he dado) y fuente (Rohland) que recoge la historia oficial alemana, Germany and the Second World War en su Volumen IV, The Attack on the Soviet Union de Horst Boog et al. En concreto, Klink Y Müller tal como referencio a continuación:

En la Parte II (The War against the Soviet Union until the Turn of 1941/1942), Capítulo I (The Conduct of Operations), Subcapítulo 1 (The Army and Navy, escrito por Ernst Klink), Apartado (g) (The Repulse of the Winter Offensive of the Red Army), Epígrafe (i) (Assessment of the situation and directives for the winter war), página 703, y

Capítulo VI (The Failure of the Economic “Blitzkrieg Strategy", escrito por Rolf-Dieter Müller), Subcapítulo 5 (Economic Causes and Consecuences of the Failed Blitzkrieg), página 1.180.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9121
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor José Luis » Mié Nov 12, 2008 7:50 pm

Roy escribió:Hola Jose.

En todo caso seria realmente interesante hacerse con el documento que menciona Stolfi en su libro, y compararlo con la version de Rohland. Si Todt dijo eso, deberia aparecer en el protocolo. La reunion tuvo lugar de 12:00 a 14:00 PM. Pero es posible que ese comentario se lo hiciera a Hitler en un aparte, o que hubiera una segunda reunion por la tarde. Quien sabe.

¿Alguien tiene el mail de Stolfi?

Roy,


Roy, no creo que ese tipo de comentarios fuese recogido en el protocolo. Poco después de esa reunión "pública", Todt y Hitler mantuvieron un aparte los dos solos. Sé que especulo, pero no es descabellado suponer que Todt le contara, después, a Rohland sus impresiones. En todo caso, si ese comentario de Todt a Hitler apareciese en el protocolo, sería igualmente citado como fuente, además de Rohland. Cosa que yo no he visto jamás.

Incluso aunque Rohland recreara en posguerra el comentario literal de Todt, el significado esencial no varía. Hay comentarios de Hitler a Jodl, según las memorias de éste (que conozco indirectamente por Schramm), que sugieren que ya sabía en diciembre de 1941 que no podía ganar la guerra. Además, está la posición de Fromm, que no descansa sólo en el Diario de Halder, sino que existe el memorando donde así se expresa. Está el propio comentario de Hitler a Goebbels en agosto (tentativa de pedir la paz a Stalin).

¿Has leído el "Segundo Libro" de Hitler? Leyendo sus vaticinios de 1927-28 sobre el enorme poderío de Estados Unidos, que él ya consideraba la mayor amenaza para Europa y la potencia destinada a dominar el mundo, no es difícil imaginar lo que podía sentir realmente en diciembre de 1941.

En todo caso, nos desviamos un poco del tema.

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9121
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor José Luis » Mié Nov 12, 2008 10:34 pm

¡Hola a todos!

Roy escribió:*Añado: Interesantemente, la fecha de las primeras invitaciones para la conferencia de Wannsee son del dia... 29 de Noviembre.


Y ahora ata hilos, Roy. Su conferencia de 30 de enero de 1942 en el Sportpalast, el "cumplimiento de la profecía".
:wink:

Saludos cordiales
JL
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Schwerpunkt » Jue Nov 13, 2008 1:32 am

Estimados Jose Luis y Mannerheim:

Desgraciadamente estoy de viaje y no puedo echar mano de la bibliografía para justificar mis afirmaciones y opiniones pero creo que no voy muy desencaminado en lo siguiente...

José Luis escribió:La Operación Barbarroja es el meollo de toda la guerra, el "turning point" de la IIGM. Es necesario, pues, entender su verdadera razón de ser estratégica para comprender porqué su fracaso final suponía el fracaso alemán en la guerra. Había razones ideológicas (el "espacio vital" ya expuesto en Mein Kampf) y políticas (la decisión británica de seguir en guerra y la incapacidad alemana para derrotarla directamente) en Hitler que podían explicar su decisión para la invasión de la URSS. Sin embargo, su "paranoia anti-judía" y su antigua obsesión por el "Lebensraum" no eran razones estratégicas prácticas suficientes en el verano-otoño de 1940 para invadir la URSS. Y tampoco iba a vencer, con absoluta certeza, la voluntad del gobierno británico de permanecer en la guerra derrotando a la Unión Soviética, por mucho que él mismo así lo justificara ante sus generales. Su verdadera razón era la amenaza de Estados Unidos.


Efectivamente, la invasión de la Unión Soviética junto al hecho de que el Imperio Británico siguiera invicto fue el que que verdaderamente selló el desenlace de la guerra. Jose Luis tiene toda la razón. Pero no podemos poner la invasión de la Unión Soviética como un hecho aislado y totalmente diferenciado. Es cierto, que era la guerra que siempre quiso Hitler -a diferencia de la guerra con el Imperio Británico que en principio no deseaba y con el que esperaba al menos el llegar a algún tipo de armisticio o pacto- pero hay que ponerla en el contexto de las decisiones que tomaron el resto de implicados en el conflicto global, en especial el Japón y Estados Unidos.

Por no alargarme entrando en el análisis geopolítico de estas circunstacias diré simplemente que Alemania no disponía de petróleo para sostener una guerra mundial. Tenía como mucho el mínimo imprescindible para ir conquistando pequeñas potencias y con suerte alguna potencia mediana como Francia pero no para sostener una guerra total contra los poderes mayores de la Tierra. El derrumbe de algunos de los países atacados por Hitler -en particular Francia y algunas zonas de la Unión Soviética que cayeron en las primeras semanas- proporcionó un botín inesperado de combustibles y otros suministros esenciales que no hubieran caído en manos alemanas si no hubiera sido por lo rápido de su conquista.

Además el Imperio de Hitler era deficitario en una serie de materias primas y minerales esenciales para poder sostener ese esfuerzo de guerra total. En concreto:
- Era deficitario en alimentos (cereales, grasas vegetales y animales, etc...) en un 10% apróximadamente. El que el Reich no pasara hambre fue en esencia por la decisión de saquear Europa del Este y otros países y condenar al hambre a millones de personas. Parte de esta imposibilidad en producir alimentos era subproducto de su insuficiente suministro de petróleo al hacer que gran parte de los tractores agrícolas no pudieran trabajar y que no se pudieran producir suficientes abonos nitrogenados.
- Era deficitario en caucho en casi el 100% con la excepción de pequeños envíos a través de la Unión Soviética y algunas entregas de contrabando que atravesaron el bloqueo británico. La goma Buna fue el "Ersatz" desarrollado en unión de los procesos de hidrogenación de carbón (Fischer-Tropsch y Bergius para gasolinas de alto octanaje) para intentar superar ese fatal déficit.
- Era notoriamente deficitario en metales esenciales para aleaciones y en particular volframio, manganeso, cromo, zinc y algunos mas.
- Tenía déficits no tan grandes pero importantes en cobre, mercurio y plomo.
- Tenía un suministro muy vulnerable de mineral de hierro.

En suma no podía sostener una guerra de la escala colosal en la que Hitler se había metido. Si se hubiera aumentado la producción alemana de guerra antes, la economía habría sentido antes las limitaciones de materias primas esenciales -a menos claro que se hubieran podido mantener la mayor parte de la Europa ocupada y ECONOMICAMENTE PRODUCTIVA- Ya hemos visto que la posesión de un territorio no es garantía de la explotación y aprovechamiento de los recursos que contiene.

Mannerheim
Miembro
Miembro
Mensajes: 403
Registrado: Vie Jul 20, 2007 4:29 pm
Ubicación: Zaragoza

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Mannerheim » Jue Nov 13, 2008 2:03 am

José Luis escribió:Así pues, la diferencia sustancial entre Barbarroja y Azul era que en el primer caso se pretendía ganar la guerra o estar en disposición de ganarla, mientras que en el segundo sólo se luchaba para poder mantenerse en ella. Si Barbarroja fue el "turning point" estratégico de la guerra, Caso Azul fue el "turning point" operacional de la misma. Fue entonces cuando entró en juego el verdadero éxito de Speer, no su "milagro del armamento", sino su buscado "milagro de la propaganda". Con lo que pasamos a la siguiente cuestión de Mannerheim.


Hola José Luis,

estoy de acuerdo contigo en que al no poder tumbar a la URSS en 1941 Alemania perdió cualquier posibilidad de ganar la guerra y que los objetivos de Azul solo le permitirían recursos para seguir en ella mas tiempo, y que ésto Hitler lo sabía. Lo que quería decir es que me parece un error muy gordo, desde el punto de vista del regimen nazi de continuar la guerra a cualquier precio para perpetuarse lo máximo posible, no reanudar inmediatamente en 1942 los planes para nuevas plantas de combustible sintético. Creo que era necesario intentar hacer algo para parchear la situación, pero el alcance de Azul (llegar a Baku) era tan utópico, mas aún para los medios de que se disponía en 1942, que no estaba de mas tener el plan B(máximo posible de combustible sintético) en marcha.

Sobre la figura de Speer, cuando empecé a interesarme por la historia de la IIWW y descubrí a este sujeto, la verdad es que cautivó muchísimo. El tecnócrata arrepentido que no sabia nada de crímenes e hizo estupendamente su trabajo. A medida que voy descubriendo nuevos datos sobre su figura y su trabajo, siento una rabia tremenda porque ademas de librarse de la pena capital, es que todavía es una persona reconocida y admirada por el publico en general como ejemplo del nazi bueno.

Un cordial saludo.
"Haga la guerra con todo el mundo, pero la paz con Inglaterra"



El duque de Alba a Felipe II

Avatar de Usuario
José Luis
Administrador
Administrador
Mensajes: 9121
Registrado: Sab Jun 11, 2005 3:06 am
Ubicación: España

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor José Luis » Jue Nov 13, 2008 11:40 pm

¡Hola a todos!

José Luis escribió: Hay comentarios de Hitler a Jodl, según las memorias de éste (que conozco indirectamente por Schramm), que sugieren que ya sabía en diciembre de 1941 que no podía ganar la guerra.


En concreto, copio y traduzco a continuación a Percy Ernst Schramm, Hitler: The Man & the Military Leader (Chicago: Academy Chicago Publishers, 1999), pp. 26-27:

[There was no getting around the fact that during the winter of 1941-42 the war had entered a new phase. Hitler, who was precisely informed about events, was fully and deeply aware of this, no matter how he tried to think otherwise. When General Alfred Jodl, Chief of the Operations Staff of the High Command of the Wehrmacht, finally was free to speak at the end of the war, he made a revealing statement. On May 15, 1945, shortly after Hitler's suicide, he said at a staff conference in Mürwik in Schleswig-Holstein that it had become clear to Hitler and himself, after the catastrophe of the winter of 1941-42, that "victory could no longer be achieved" (7)

(7) After the German capitulation early in May 1945, the High Command of the Wehrmacht was permitted to function at the headquarters established at Mürwik near Flensburg in Schleswig-Holstein for another two weeks, providing continuity in the transfer of control to the victors. The staff conference records kept by Major Joachim Schultz-Naumann report General Alfred Jodl as having said on May 15, 1945, that although the General Staff accepted Hitler's argument that the war against the Soviet Union was necessary, yet "we all.....entered this war against Russia with anxiety at the thought of its outcome." Jodl added that it was clear, in particular to Hitler and himself, that when the catastrophe of the winter of 1941-42 occurred, when the German armies were stopped before Moscow, "victory could no longer be achieved. The point of culmination had been passed, and the new and initially successful attempt to turn the hand of fate in the summer of 1942 also failed."]

[No había forma de evitar el hecho de que durante el invierno de 1941-42 la guerra había entrado en una nueva fase. Hitler, que estaba informado con precisión sobre los hechos, estaba completa y profundamente enterado de esto, independientemente, por lo demás, de cómo intentara pensar. Cuando el General Alfred Jodl, Jefe del Estado Mayor de Operaciones del Alto Mando de la Wehrmacht, se vio finalmente libre de hablar al final de la guerra, hizo una declaración reveladora. El 15 de Mayo de 1945, poco después del suicidio de Hitler, dijo en una conferencia de estado mayor en Mürwik, en Schleswig-Holstein, que se había hecho evidente para Hitler y él mismo, después de la catástrofe del invierno de 1941-42, que "ya no se podía conseguir la victoria". (7)

(7) Después de la capitulación alemana a principios de mayo de 1945, se permitió al Alto Mando de la Wehrmacht trabajar en el cuartel general establecido en Mürwik, cerca de Flensburg, en Schleswig-Holstein, durante otras dos semanas, dando continuidad a la transferencia del control a los vencedores. Las minutas de la conferencia de estado mayor conservadas por el mayor Joachim Schultz-Naumann reportan al General Alfred Jodl habiendo dicho el 15 de mayo de 1945 que aunque el Estado Mayor General aceptó los argumentos de Hitler de que era necesaria la guerra contra la Unión Soviética, empero "todos nosotros......entramos en esta guerra contra Rusia con ansiedad de pensamiento sobre su resultado". Jodl añadió que estaba claro, en particular para Hitler y él mismo, que cuando tuvo lugar la catástrofe del invierno de 1941-42, cuando los ejércitos alemanes fueron detenidos ante Moscú, "ya no se podía lograr la victoria. Se había pasado el punto de culminación, y el nuevo e inicialmente exitoso intento de darle vuelta al destino también fracasó".]

Saludos cordiales
José Luis
"Dioses, no me juzguéis como un dios
sino como un hombre
a quien ha destrozado el mar" (Plegaria fenicia)

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Schwerpunkt » Dom Ago 30, 2009 12:28 am

Estimados contertulios:

Aunque en realidad no aporta nada a lo que ya sabemos del permanente déficit de petróleo en el III Reich, os adjunto un gráfico que ayuda a ver la disparidad de recursos entre los diversos contendientes.


Es interesante reseñar que en la época, Africa prácticamente no producía una gota de cruda al no estar descubiertos los gigantescos yacimientos de Libia y Argelia y que la producción de Oriente Medio era bastante menor en proporción que en la actualidad. No olvidemos que los grandes yacimientos de Sumatra y Borneo estaban bajo el dominio de Holanda y que el Imperio Británico controlaba en mayor o menor medida los yacimientos de Oriente Medio y tenía participación en la explotación, refino y distribución de yacimientos de otras zonas. El mayor productor con mucho era EE.UU. que además era el mayor consumidor por ser la sociedad más motorizada del mundo. En cuanto a los yacimientos de la URSS aunque no deglosados en el gráfico, un 83% del volumen extraído se realizaba en el Cáucaso. Se comprende el interés de Hitler para conseguir la independencia energética de su imperio apoderandose de esos yacimientos. Otra cuestión es si con una guerra por medio hubiera podido explotarlos e integrarlos en su economía.

No hay más que ver el gráfico para ver la terrible pobreza de recursos petrolíferos de las potencias del Eje en vísperas de la guerra.

Avatar de Usuario
Eriol
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 8693
Registrado: Dom Ago 17, 2008 10:51 pm
Ubicación: Ciudad Real

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Eriol » Lun Ago 31, 2009 4:55 am

Hola!

No habia leido hasta hoy este tema pero debo felicitaros a todos por vuestro analisis del problema del petroleo aleman.Todos haceis aportaciones interesantes y documentadas que verdaderamente hacen de este tema un estudio en toda regla sobre el petroleo en alemania.

Solo puedo felicitaros una vez mas y pediros que por el bien de la comunidad no bajeis el nivel

Saludos camaradas!
Una vision; un propósito;un sueño...Siempre.

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Schwerpunkt » Mar Mar 30, 2010 12:56 am

Leyendo el libro de MIchael A. Barnhart sobre los intentos del Japón por llegar a la autosuficiencia económica y aunque se salga estrictamente del tema que nos ocupa, no pude evitar la siguiente reflexión: el programa de producción de combustibles sintéticos alemán era además de un programa de inversión a escala colosal, un programa técnicamente complejísimo y que en la época suponía la posesión de una tecnología química-industrial punta. Sencillamente los países de la época no tenían la tecnología y la base industrial para afrontar semejante programa industrial. Baste como ilustración el que en la época sólo dos países del mundo disponían de dicha tecnología: Alemania y EE.UU. Estados Unidos no le dió una escala industrial por la sencilla razón de ser la mayor productora de crudo del mundo y no valer la pena.

El Japón si que lo intentó aunque los resultados fueron completamente decepcionantes. El Japón paradójicamente dependía de las importaciones de petróleo norteamericano al 80% de su demanda e incluso con porcentajes superiores para las gasolinas de cierto octanaje. En su búsqueda de la autarquía económica el Japón intentó desarrollar su propio programa de fabricación de combustibles sintéticos. Sin embargo, la tecnología necesitada era norteamericana puesto que Alemania se encontraba demasiado lejos y el estallido de la II Guerra Mundial en Europa cortó los posibles suministros alemanes. Sin embargo las necesidades de máquinas-herramienta de cierta complejidad combinado con las necesidades de unas inversiones a escala gigantesca detraían las escasas existencias de divisas de la economía japonesa y su escasa producción de acero.

Así en 1938 el programa que contemplaba la producción de casi medio millón de t, tan sólo consiguió la ridícula cifra de 11.000 t y en los años siguientes sólo llegó a una insignificante fracción de las necesidades totales.

Sinthetic oil production Japan.jpg
Sinthetic oil production Japan.jpg (18.46 KiB) Visto 3784 veces

Fuente:
Michael A. Barnhart: Japan prepares for Total War: The Search for Economic Security, 1919-1941 (Pág. 146) Cornell University Press 1988.

La paradoja es que el Japón necesitaba más importaciones de máquinaria y procesos tecnológicos norteamericanos así como aumentar la importación de chatarra americana para producir más acero y construir las plantas y de esa manera disminuir la dependencia de Estados Unidos. Era una situación casi esquizofrénica: el Japón necesitaba las importaciones norteamericanas para construir la flota y aviación con la que emprender una guerra contra sus proveedores...

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Schwerpunkt » Mar Sep 13, 2011 11:38 pm

¡ Saludos a todos !

Volviendo a la cuestión que nos ocupa, Alemania era un país que tenía una dependencia exterior de los combustibles líquidos tremenda. Se hicieron economías draconianas para asegurar que el escaso stock disponible estuviera a disposición de la Wehrmacht y la Luftwaffe. A pesar de estas drásticas economías Alemania tenía una dependencia absoluta de las importaciones para sus suministros petrolíferos.

La paradoja es que el país que iba a conquistar casi toda Europa mediante la guerra motorizada tenía un nivel de motorización muy escaso en la época en la que Hitler llegó al poder. Veamos cual era el consumo medio de gasolina por habitante en la Alemania de 1934 comparado con otras potencias de la época (*)

- Alemania: 40 l
- Francia: 85 l
- Gran Bretaña: 144 l
- EE.UU: 609 l

En otras palabras, Francia tenía un índice de motorización doble que la propia Alemania. Los esfuerzos de Hitler por motorizar a las fuerzas armadas y algo a la sociedad civil tuvieron el efecto paradójico de aumentar la dependencia exterior de Alemania de las importaciones de petróleo, que en su mayor parte provenían de EE.UU. y Latinoamérica. Aunque se intentara diversificar la importación de petróleo hacia otros países mas "controlables" como Rumanía o intensificar la producción en las zonas ocupadas, el problema era insoluble.

El problema era insoluble porque debido al aumento de la motorización de las fuerzas armadas y al alto consumo que la guerra aérea demandaba, las reservas que se encontraban en las fronteras de la Gran Alemania y sus territorios ocupados no eran ni remotamente suficientes. Se hicieron esfuerzos titánicos para aumentar la producción en los minúsculos campos petrolíferos de Austria, Alsacia, la Galicia polaca e incluso la destilación de esquistos bituminosos en Estonia. Como veremos mas tarde a pesar de aumentar la producción, estos campos tenían sencillamente unas reservas demasiado pequeñas para las necesidades de Alemania y la Europa ocupada. El programa de combustibles sintéticos producía a un coste exorbitante combustibles líquidos que sólo alcanzaba para producir el mínimo indispensable para las fuerzas armadas. Así y todo no bastaba para todos los servicios como por ejemplo la Kriegsmarine y por descontado no alcanzaba para suministrar a la economía civil y a los menesterosos confederados alemanes y países ocupados.

Fuente:
(*) Dietrich Eichholtz: Krieg um Öl: Ein Erdölimperium als deutsches Kriegsziel (1938-1943) (Pág. 8) Leipziger Universitätsverlag GmbH.

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Re: El Petróleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Schwerpunkt » Dom Abr 29, 2012 2:30 pm

¡ Saludos a tod@s !

Ya sabemos que Alemania era completamente dependiente de la importación de petróleo para el mantenimiento de su economía y la operatividad de sus fuerzas armadas. La conquista alemana de Europa Occidental si bien llevó al dominio de grandes territorios industrializados hizo que el déficit en suministros petrolíferos se engrandeciera más todavía. En lo tocante a carbón, hierro, aluminio la situación alemana mejoró con la conquista de esos países si bien eso creaba importantes -y nunca resueltos del todo- problemas de transporte. Pero en el caso del petróleo lo único que se consiguió fue aumentar la pobreza absoluta y relativa del bloque territorial dominado por el III Reich.

¿Qué posibles respuestas o soluciones podían enfrentar este tremendo déficit de suministro de petróleo para las necesidades de una Europa ocupada de unos 200 millones de personas ? Sabemos que Hitler optó por un ataque gigantesco a la Unión Soviética que además de destruir al enemigo ideológico proporcionara los recursos y materias primas necesarias. Entre las materias primas fundamentales figuraba como no, el petróleo en primer lugar seguido de otras materias primas fundamentales para la industria y economía como manganeso, cereales, semillas oleaginosas, etc. Hitler asumía que el control territorial sería suficiente para proporcionar el petróleo y otras materias primas de las que la Europa central y occidental carecía.

Sin embargo parece que en el ambiente de caos político-administrativo generado por el III Reich las cosas iban por otros derroteros en las cabezas de los expertos económicos. En el verano de 1940 y tras la caída de Francia los expertos alemanes en la industria petrolífera realizan un estudio muy poco conocido pero que muestra a las claras la situación casi imposible de la Europa ocupada para ajustar la demanda a la escasa oferta existente. El informe redactado por Alfred Bentz, plenipotenciario de Göring para el suministro petrolífero y Ernst Fischer, otro de los expertos de la explotación de la industria petrolífera el 24 de julio de 1940 es muy interesante y revelador al respecto. Bien, el informe tenía el claro título de “Aseguramiento del consumo del petróleo europeo" y analizaba las necesidades de la Europa ocupada en una hipotética posguerra así como las fuentes que desde un punto de vista práctico podían y debían ser explotadas.

La demanda de la Europa ocupada incluyendo a la aliada Italia se cifraba en unas 40 millones de t. Ahora bien los únicos suministros controlados por Alemania o sus aliados eran aproximadamente 5,8 millones de t extraídas en Rumanía y unas 3,4 millones de t producidas por medios sintéticos sobre todo en Alemania. Además de eso se disponía de algunas pequeñas explotaciones en Austria, Hungría, Alsacia y Galitzia Occidental en Polonia que sumaban en total unas 0,6 millones de t más. En resumidas cuentas se disponía de tan 9,8 millones de t frente a una demanda cuatro veces mayor. Y en tiempos de guerra debido al consumo de la aviación, marina y fuerzas móviles era previsible que esta demanda fuera incluso mayor que esta previsión.

Lo interesante de este estudio es que además de reconocer que la capacidad petrolífera rumana no sólo era insuficiente sino que además disminuiría por agotamiento de los yacimientos, no consideraba practicable la importación a gran escala del petróleo soviético debido a una serie de factores:
- Problemas de transporte y refino del crudo soviético en cantidades suficientes a la Europa Occidental.
- La producción de la URSS era de unas 32 millones de t anuales pero la mayor parte de ellas eran empleadas por la propia economía soviética, por tanto las cantidades a exportar no serían muy grandes.
El escepticismo de los autores del informe en cuanto a las posibilidades del petróleo soviético se amplificaba ante la certeza de que la explotación de los pequeños yacimientos en Austria, Alsacia, Hungría y Galitzia polaca no iban a suponer una gran diferencia. Por tanto según ambos autores, el petróleo de Oriente Medio era la única manera de asegurar el suministro a la demanda de la Europa ocupada.

Como bien sabemos, los alemanes no pudieron siquiera atisbar el petróleo de Oriente Medio y apenas tocar el soviético. Es cierto que realizando economías draconianas y mediante la importación de nada menos que el 50% de la producción rumana se pudieron mantener operativos los tres servicios de las fuerzas armadas mientras no hubiera operaciones móviles de gran envergadura sostenidas en el tiempo. Pero fue al precio de tener las economías francesa o de otros países ocupados languideciendo por falta de petróleo y sin poder extraer todo su potencial económico.

En un próximo post intentaré profundizar en el análisis de este interesante informe...

Fuente:
Dietrich Eichholtz: Krieg um Öl: Ein Erdöliimperium als deutsches Kriegsziel (1938-1943) Leipziger Universitätsverlag GmbH 2006

Tomas Mark Garden
Miembro
Miembro
Mensajes: 75
Registrado: Lun Feb 13, 2012 8:14 pm

Re: El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Tomas Mark Garden » Sab May 05, 2012 2:48 am

Aunque no hubiesen yacimientos petrolíferos en la Europa ocupada,podría haberse hecho mano a el carbon que efectivamente podía ser transformado en petróleo, a no ser que el proceso fuese demasiado ineficiente o que simplemente no hubiese suficiente carbon para todas las necesidades del eje.

Schwerpunkt
Moderador
Moderador
Mensajes: 1498
Registrado: Mar Oct 21, 2008 9:08 pm

Re: El Petroleo en Alemania 1939-1945

Mensajepor Schwerpunkt » Lun May 07, 2012 12:01 pm

Estimado Tomas:

Te recomiendo que leas los primeros posts de este hilo y verás como efectivamente Alemania utilizó y mucho el carbón a su disposición para sintetizar combustibles líquidos. De hecho Alemania no hubiera podido sostener su guerra mundial sin el empleo masivo de esta tecnología además de las vitales entregas de petróleo rumano.

Aproximadamente por cada tonelada de combustible había que quemar o emplear unas 4-6 toneladas de carbón de buena calidad con lo que se puede ver que no era ninguna broma el empleo de esta tecnología. Además se necesitaban unas instalaciones enormes y muy costosas para producir las enormes presiones y temperaturas que la tecnología demandaba. Y después había que refinar y craquear los componentes obtenidos para conseguir productos de aplicación industrial o militar. Los alemanes invirtieron millones de t de acero en construir estas instalaciones. Acero que como comprenderás era sustraído al resto de la economía bélica o civil lo que se traducía en una menor producción de otros productos, infraestructura industrial o armamento.

La cuestión es que para que la Europa de Hitler hubiera quedado como autosuficiente en combustibles líquidos hubiera necesitado del orden de 160-240 millones de t de carbón de un total de las 360 millones de t aproximadamente que se producían. Además se hubieran necesitado muchos millones de t de acero adicionales (*) para construir los combinados industriales donde se procesaba el carbón para fabricar los combustibles sintéticos. En fín una empresa imposible... El Japón por ejemplo que tenía bosquejado un programa similar ni siquiera lo intentó en serio ante lo imposible de la empresa para los magros recursos nipones:

Cita sacada del hilo:

viewtopic.php?f=28&t=15371

Nota: (*) Comentado anteriormente. Cito textualmente: "En octubre de 1941 mientras se realizaban las deliberaciones que concluirían en el comienzo de la guerra del Pacífico el Consejo de Planificación calculó los siguientes consumos durante al menos tres años para llegar a la producción de las 5.2 millones de t de carburantes juzgadas necesarias para la autosuficiencia total:

- 2.25 millones de t de acero
- 30 millones de t de carbón
- 1.000 t de cobalto
- 3.800 millones de ¥
- 380.000 trabajadores adicionales

¡ En otras palabras el Japón necesitaba la mitad de su producción anual de acero, más de la mitad de carbón y una inversión colosal para ser autosuficiente en petróleo !"

A lo más que podía aspirar Alemania fue a lo que consiguió hacia 1943 que era una producción de 6,5 millones de t de combustibles sintéticos para mantener operativas sus fuerzas armadas. Pero prácticamente no quedaba más que un suministro raquítico a la economía civil y a los países ocupados mejor ni hablar...

(*) Extrapolando lo que se invirtió en acero y el combustible sintético producido, debía de rondar alrededor de las 15-20 millones de t de acero así como otros metales para aleaciones necesarios además de lo ya construído.


Volver a “Economía”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados