El bombardeo de Dresde

Estrategia y tácticas de combate

Moderadores: José Luis, Francis Currey

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

El bombardeo de Dresde

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 5:38 pm

Dresde ha representado el paradigma de todo que es inmoral, poco ético e ilegal acerca del bombardeo estratégico aliado durante la segunda Guerra mundial. Las cifras del ataque se han debatido, han sido revisadas y han sido refutadas. E incluso los responsables de la planificación y la ejecución de la política estratégica y operacional han buscado distanciarse a sí mismos del horror de lo que fue calificado como un ataque eminentemente exitoso.

El Contexto y la política del Bombardeo Estratégico
A pesar del debate con respecto a las diferencias de la opinión entre Harris (como jefe del Mando de Bombarderos) y Portal (Jefe del Air Staff de la RAF), es importante recordar que la Política Estratégica del Mando de Bombardeo no era el invento de un hombre y su personal. Más bien era un proceso iterativo marcados por exigencias de mayor nivel estratégico. La primacía del bombardero estratégico había sido una piedra angular de ingleses americano durante el período de entre-guerra. Después de Dunkerke, y por los tres años siguientes, llegó a ser el único método posible por cuál Gran Bretaña podría golpear a Alemania. Churchill prometió en 1940 que habría una ‘ofensiva aérea continua e implacable'. La tecnología, o la falta de ella, aseguró que la doctrina para atacar la moral enemiga estuviera caracterizada por el problema de la precisión de los ataques. Las mejoras en ayudas de navegación, y en los aumentos en las cargas de bombas, tuvieron como resultado una mejora gradual en la eficiencia de los bombarderos.

Una oportunidad clave para una reevaluación mayor de la política vino con la entrada de EEUU en el conflicto. La política estratégica de bombardeo se discutió en la Conferencia de Casablanca en 1943. Pero no era el principal asunto en el orden del día — un área estratégica clave para la discusión era la confirmación de ‘Alemania primero' y la discusión entre lanzar una ofensiva temprana en Europa Septentrional contra la política Mediterránea. [7]La directiva resultante decía: “El objetivo primario será la destrucción y la dislocación progresivas del ejército alemán, la industria y la economía, y socavar de la moral de los alemanes a un punto donde su capacidad para la resistencia se debilite fatalmente'.“

Cierta unidad de intenciones se impuso en la escena, hasta los desembarcos en Normandía, con los ataques en el sistema alemán del transporte. Una vez que la ofensiva de tierra se estableció, sin embargo, surgieron de nuevo las diferencias de opinión sobre las prioridades. Tedder (representando a Eisenhower) recomendó que esa prioridad debía ser dado a objetivos de transporte y comunicaciones. Spaatz (Comandante de la Octava Fuerza Aérea de la USAAF) favoreció los ataques en el petróleo, mientras Harris continuó insistir en la conservación del bombardeo de área. A finales de 1944 y a principios de 1945, eran cada vez más evidentes a planificadores militares que la derrota de Alemania era un asunto sólo de tiempo y/o recursos. No había, sin embargo, lugar para la suficiencia. Los alemanes no mostraban signos de rendirse. La ofensiva de las Ardenas en diciembre 1944 afectó a los Aliados, porque ellos habían esperado haber ganado la guerra por la Navidad de ese año. Además, la amenaza de armas nuevas de terror, e incluso el despliegue de bombas nucleares, era una consideración muy real en aquel tiempo.

Los Aliados y los rusos habían aceptado en 1943 que la ofensiva estratégica de bombardero continuaría representando un papel clave en operaciones contra Alemania. Cuando del la Conferencia Octagon en septiembre de 1944, los ingleses consideraron que quizás llegara a ser 'deseable en el futuro inmediato aplicar el esfuerzo estratégico entero de bombardero al ataque directo de la moral alemana' y que se podrían emprender ataques de este estilo para apoyar a los ejércitos rusos. Estas discusiones culminaron en la formulación de un plan llamado Thunderclap. Charles Portal presentó esto a subordinados en agosto 194.] Este preveía un ataque masivo en Berlín para cuando el Ejército alemán estuviera derrotado. La fuerza estratégica del bombardero entonces daría el golpe de gracia que termina toda resistencia. En se consideró que Thunderclap podía representar un ejemplo excelente de coordinación con los rusos. En enero 1945, el Comité Conjunto de la Inteligencia (JIC) minimizó la posibilidad de desmenuzar alemán de resistencia, pero destacó el alcance que causaría en el movimiento de refuerzos y refugiados si los pueblos críticos en la infraestructura fueron atacados.

El informe de JIC coincidió con las preparaciones para la conferencia de Malta, precursora de la de Yalta. Mientras tanto, Churchill había preguntado al Ministro para el Aire, Señor Archibald Sinclair, los planes de la RAF para 'atacar alemanes en su retirada de Breslau'. El consejo de Portal era que Thunderclap sería costoso e indeciso. El recomendó que los objetivos petroleros deban tener la prioridad absoluta junto a las fábricas de Me 262 y submarinos. Portal mencionó el informe del JIC que recomendaba los ataques a Berlín, Dresde, Leipzig, Chemnitz, 'o cualquier otras ciudades donde un ataque relámpago severo no sólo causará la confusión en la evacuación del Este, sino que, además, estorbará también el movimiento de tropas del Oeste'. Sinclair contestó a Churchill en un tono cauteloso sugiriendo el 26 de enero que esos objetivos debían recibir la prioridad de los ataques. El primer Ministro no quedó satisfecho con este énfasis. Su respuesta es digna de citarse completa:

‘No le preguntó anoche acerca de planes para hostigar la retirada alemana de Breslau. Al contrario, le pregunté si Berlín y sin duda otras grandes ciudades Alemania Oriental, no deberían ser consideradas como objetivos especialmente atractivos. Estoy contento que esté 'bajo examen'. Tráigame el informe mañana sobre lo que se hará. '

Sin más, se ordenó al Mando de Bombarderos llevar a cabo estos ataques. Sinclair confirmó esto a Churchill el 27 de enero. Después de una serie de reuniones en las que participaron Portal, Bottomley, Tedder y Spaatz se acordó que los centros petroleros serían el número 1 para las fuerzas estratégicas de bombardero. Esto sería seguido en el orden de prioridades por los ataques a Berlín, Dresde y Leipzig; la destrucción de comunicaciones de los respectivos frente; y finalmente las fábricas de Me 262. [17] En Londres se confirmaron estas prioridades con la adición de un esfuerzo más sostenido contra las fábricas de tanques.

La historia ahora se mueve a Yalta donde el debate sobre quien dijo que a quien llega a ser complejo. La propaganda rusa de la Guerra Fría ha acentuado que la delegación rusa en Crimen no tuvo responsabilidad en el bombardeo de Dresde. Esto no es cierto. Los Aliados eran inequívocos en su inclusión de Dresde en la lista de objetivos, en el especial por su importancia en la vía férrea Berlín - Leipzig -. El Jefe ruso del Estado Mayor, General Antonov, les envió un memorándum a los Aliados que solicitaba ataques aéreos contra las comunicaciones a llevar a cabo para paralizar Berlín y Leipzig. Es digno de comentar que en esta etapa el papel de Harris no había sido no más que como receptor de instrucciones de muy alto nivel.

Imagen
Dresden
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 5:41 pm

Imagen

Los raids
Dresde tuvo a una población preguerra de acerca de 600.000. En 1944, esta se había incrementada por los refugiados, los prisioneros de guerra y se fiaban en exceso de la reputación de la ciudad de estar exenta de ataques aéreos. Pese a ser la séptima ciudad más grande de Alemania, había escapado hasta el 7 octubre 1944 sin ataques. Los aliados consideran que la ciudad y sus alrededores tenían numerosos objetivos militares e industriales, y los cifran en una fábrica óptica, una de vidrio, dos plantas que producen componentes del radar, una fábrica de gas venenoso y un arsenal. Dresde había llegado a ser un punto clave en el sistema de comunicaciones alemán. Dresde era verdaderamente un punto clave en las comunicaciones de la región para refugiados y el ejército. Era el eje que conectaba las dos líneas mayores entre Berlín y Leipzig y era, por consiguiente, un área de concentración de tropas. Había por lo tanto ninguna razón lógica desde el punto de visto aliado para estar exento del ataque aéreo. La Octava Fuerza Aérea de la USAAF visitó por vez primera Dresde el 7 de octubre 1944 con 30 salidas efectivas contra las áreas industriales. Este ataque se siguió con un ataque el 16 enero 1945 (133 salidas efectivas).

A principios de 1945, las defensas alemanas de cazas nocturnos eran casi inútiles. Las tripulaciones y la gasolina estaban agotadas. Aunque el área de la patria a defender se había encogido considerablemente bajo el empuje Aliado, la escala de ataques aéreos aumentaba constantemente. El impacto de la ofensiva combinada de bombardero con su escolta de cazas de largo alcance había causados graves bajas en la Luftwaffe. Además, la demanda para la artillería pesada era inmensa; se ha estimado que más 20.000 piezas de artillería fueron desplegadas para propósitos AA (y por lo tanto no disponible para la guerra en tierra), pero eran insuficientes de proteger toda Alemania. Dresde estaba relativamente baja en la lista de las prioridades, de ahí que la ausencia de ataques solo contribuyera al desastre final.

Harris planeó su ataque del siguiente modo. Eligió utilizar un golpe doble. La primera oleada convencería a la Luftwaffe de que era el raid principal y sus cazas regresarían para combustible. Entonces el segundo y mayor raid tendrían el acceso libre al objetivo. El espacio entre las oleadas era de tres horas. Durante este tiempo los servicios de defensas y rescate inundarían Dresde, y estarían trabajando todavía cuando el raid principal llegara. Sobre 800 aviones fueron lanzados con efectos devastadores. Estos fueron seguidos al día siguiente por la USAAF con 200 salidas. Más que un bombardeo de fue un bombardeo de área. Areas considerables de la ciudad fueron devastadas por la tormenta de fuego resultante, con la fuerza de un huracán. La mayoría de los edificios públicos junto con todo el Centro Antiguo fue arrasado. Las fabricas de armamentos fueron reducidas a acerca de 20% de su capacidad normal. Se estimaron los muertos en 25.000 y el mismo número de heridos. Las estimaciones más pesimisitas son diez veces estas cifras.

Imagen
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 5:47 pm

Imagen

Con la confianza en que Dresde nunca seria bombardeada por los aliados por carecer de valor militar, puesto que poseía poca producción armamentística y su función en el Reich era básicamente administrativa, por aquel entonces vivía en la ciudad 1.500.000 personas (contando refugiados que huían del este por el avance ruso, heridos y deportados). Esto que convertía a Dresde en una ciudad sumamente poblada. Muchos de sus habitantes dormían en las mismísimas aceras, sin un techo pero con la tranquilidad de que las bombas jamas les caería del cielo. Por desgracia su tranquilidad pronto se vería truncada.

A las 22:09 del 13 las emisoras de radio y las sirenas dan la alarma de bombardeo, la gente corre apresurada a refugiarse en los sótanos, búnkers, escuelas y hospitales buscando refugio mientras un escuadrón de mosquitos se divisa en el cielo y tras ellos 245 bombarderos Lancaster los cuales dejan caer sobre la ciudad 1.200 toneladas de bombas, eran las 22:15 cuando comienza la masacre. La gente comenzaba a salir de sus refugios, unos para dar crédito a lo sucedido y otros para ayudar a los bomberos a sofocar los numerosos incendios, cuando a la 01:30 una segunda oleada compuesta por 550 aparatos (Lancaster, Liberator y B-17) arroja sus 1.182 toneladas de bombas, entre las cuales se encontraban las 650.000 incendiarias, provocando la mayor tormenta de fuego que el hombre ha conocido y reduciendo la ciudad en ruinas a cenizas. Los que morían en el acto eran afortunados, puesto que los que lo hacían ardiendo se retorcían hasta quedar consumidos: Muchos se tiraban al río para sofocar las llamas desconociendo que ni el agua es capaz de sofocar el material adherido a su cuerpo. Se conoce que durante la tormenta de fuego desatada se alcanzaron desde los 600 a 900 grados, convirtiendo los búnkers y sótanos en verdaderos hornos. El resplandor de la ciudad consumida por el fuego se divisaba a 150 km. de distancia.

Aun con la ciudad completamente devastada sin comunicación ni luz ni agua y un olor a humo y carne quemada a las 12:12 p.m. del día 14 hacían aparición en el cielo otros 1000 aparatos (Fortalezas Volantes, Liberator y p-51) y arrojaban 1.418 toneladas de bombas. Tras varias semanas ardiendo el balance es estremecedor; 3.730 toneladas de bombas son arrojadas causando mas de 250.000 muertos, de 35.000 viviendas habitables solo quedan en pie 7.000, mas de 18km cuadrados completamente calcinados, algunas zonas estuvieron ardiendo mas de una semana, en algunos búnkers cuando entraron no había mas que un manto de cenizas y charcos de metal fundido de sus enseres y en otros una pasta viscosa de sangre y carne debido al extremo calor.

Dresde fue destruida casi totalmente. Como resultado de la tormenta de fuego que causaron los ataques era imposible contar el número de víctimas. El ataque anglo-americano lanzó 650.000 bombas incendiarias, causando una tormenta de fuego que sumerge ocho millas cuadradas generó una matanza terrible. ¿Por qué tal matanza en la cúspide de la derrota de Alemania? Algunos analistas dicen era meramente una continuación de la estrategia aliada para derrotar a Alemania. La Inspección estratégica del Bombardeo de EEUU concluyó que ese bombardeo hizo poco para erosionar la moral civil o estorbar la producción de la guerra del III Reich. Los otros dicen era la cólera vengativa sobre Hitler es el bombardeo de Londres y otras ciudades inglesas. Pero la brutalidad de Hitler no justificó la destrucción llameante de Dresde. El historiador inglés Paul Johnson ha llamado el bombardeo "el mayor desastre moral Anglo-Americano de la guerra contra Alemania".

Imagen
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 5:49 pm

(1.) Memorándum interno de la RAF (enero, 1945)
Dresde, la séptima ciudad más grande en Alemania y no mucho más pequeña que Manchester, es también de lejos la ciudad más grande del enemigo sin bombardear. [...] Las intenciones del ataque deberán golpear al enemigo donde más lo sentirá, detrás de un frente ya parcialmente desplomado, para prevenir el uso de la ciudad en el futuro, y para mostrar, de paso, a los rusos que puede hacer el Mando de Bombardeo.

2.) Después de la segunda Guerra mundial Harris fue atacado por el bombardeo de Dresde. En su autobiografía explicó por qué ordenó el ataque en febrero, 1945.
Con el ejército alemán en las fronteras de Alemania nosotros establecemos rápidamente estaciones GH y Oboe muy cerca la primera línea, lo que aseguró el éxito de ataques en muchos objetivos lejanos cuando, de otro modo, el tiempo habría evitado que pudiéramos encontrar el objetivo. Al mismo tiempo los bombarderos podrían volar con la seguridad relativa aún a objetivos tan lejanos como Dresde o Chemnitz, que nos habíamos aventurado a atacar antes, porque el enemigo había perdido su sistema de alerta temprana y la defensa entera de cazas de Alemania podía por lo tanto ser superada. En febrero de 1945, con el ejército ruso amenazando el corazón de Sajonia, me ordenaron atacar Dresde; esto se consideró un objetivo de la primera importancia para la ofensiva en el frente Oriental. Dresde llegó a ser el centro principal de comunicaciones para la defensa de Alemania en la mitad meridional de la frente Oriental y se consideró que un ataque aéreo pesado desorganizaría estas comunicaciones y haría también Dresde para la defensa. Era también la ciudad más grande en el Alemania -La población de preguerra era de 630,000. Nunca fue antes bombardeada.

El ataque de la noche del 13 al 14 de febrero fue llevado a cabo por 800 aviones, bombardeando en dos secciones para pillar a los cazas nocturnos en tierra y dispersos antes del segundo ataque, fue casi tan demoledor como la Batalla de Hamburgo, aunque el área de la devastación -1600 acres - era considerablemente menor; causó un tifón de fuego, y su efecto en la moral alemana, no sólo en Dresde sino en todo el país, fue muy grave. Los Americanos llevaron a cabo dos ataques ligeros en la luz del día en los próximos dos días. Sé que la destrucción de tan grande y espléndida una ciudad en esta tarde etapa de la guerra se consideró innecesaria aún por un gran número de personas que admiten que nuestros ataques más tempranos eran completamente justificados como cualquier otra operación. Aquí sólo diré que el ataque en Dresde estaba, en esos días, considerado como de necesidad militar por personas mucho más importantes que yo mismo.

http://www.loc.gov/exhibits/dres/bw09.jpg
Dresden.

(3.) Alexander McKee, Dresden 1945: the Devil's Tinderbox (1982)
De una tormenta de fuego hay pocas oportunidades de escapar. Ciertas condiciones tuvieron que estar presentes, tales como la concentración de edificios altos y una concentración de bombarderos en tiempo y espacio, que causan tantos fuegos inmensos tan rápidamente y tan cerca que el aire encima de ellos se super calentó y dio a las llamas una naturaleza explosiva. En la enorme escala de una ciudad grande, el rugiente aire calentado alcanzó las características y el poder de un tornado, suficientemente fuerte para arrastrar a la gente a las llamas.

(4.) Margaret Freyer vivía en Dresde durante la tormenta de fuego creada en febrero decimotercero, 1945.
La tormenta de fuego es increíble, hay gritos de ayuda y chillidos de es por todas partes pero en algún lugar un solo infierno. A mi izquierda yo veo a una mujer. Yo la puedo ver aún hoy en día y nunca la olvidaré. Ella lleva un bulto en sus brazos. Es un bebé. Ella corre, cae, y el niño vuela en un arco al fuego. De repente, yo vi a personas enfrente de mí. Chillan y gesticulan con las manos, y entonces - para mi horror y asombro total – les veo uno tras otro caer al suelo. (Hoy sé que estas desgraciadas personas eran víctimas de la falta de oxígeno). Ellos desmayaron y entonces ardieron hasta quedar reducidos a cenizas. El temor loco me domina y desde entonces repito una oración sencilla continuamente: "no quiero arder hasta morir".
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 5:52 pm

DRESDEN ANTES DE SU DESTRUCCIÓN, "Elbflorenz"
http://www.loc.gov/exhibits/dres/dresphot.html

La noche del 13 de febrero al 14 de febrero de 1945 marca un aniversario siniestro en la historia de la Civilización Occidental: la destrucción de Dresde. En la víspera del Día de los enamorados de 1945, la segunda Guerra mundial en Europa estaba casi acabada. Para todos los efectos Alemania estaba derrotada. El Ejército Rojo avanzaba imparable en el Este, mientras ingleses y l Americanos bombardeaban las infraestructuras alemanas hasta el aniquilamiento. ¿Y qué era Dresde? Por siglos Dresde había sido un centro del arte y la cultura. Era una ciudad de museos de arte y teatros, de antiguos edificios con entramado de madera, de iglesias venerables y catedrales seculares que agracian su contorno. Era una ciudad de artistas y artesanos, de actores y bailarines, de turistas y mercaderes. Sobre todo, qué era Dresde fue definido durante la guerra por lo que no era. No tuvo un ejército significativo ni instalaciones industriales. A causa de esto, Dresde había llegado a ser una ciudad de niños, de mujeres, de refugiados, y de heridos y mutilados. Estas mujeres y los niños, estos soldados heridos, estas personas de edad avanzada, estos refugiados que huyen de los ejércitos rusos, habían venido a Dresde porque lo se creyó comúnmente en el tiempo que Dresde no se atacaría. Su falta del significado estratégico o militar o industrial, y de la presencia muy conocida de centenares de millares de refugiados civiles inocentes e incluso prisioneros de guerra Aliados, parecieron garantizar la seguridad a la ciudad. Seguramente, se pensó, ni el enemigo más poderoso sería tan depravado. Pero los habitantes de Dresde, que iban felizmente el cine o comer la cena en casa en esa noche decisiva estaban equivocados. Y sus líderes también, pues en la ciudad estaba prácticamente indefensa y sólo se habían tomado mínimas medidas para la defensa. La población de Dresde casi había duplicado en los meses antes del ataque, principalmente como resultado de la entrada de refugiados de la Frente Oriental, la mayoría de ellos mujeres y niños jóvenes

Las reuniones preparatoria dadas a las tripulaciones de los bombarderos ingleses antes el ataque eran curiosamente diferentes. En uno, se dijo que el objetivo era el centro de vía férrea de Dresde. En otro, el objetivo era una fábrica de gas venenoso. Es más, en otro, el objetivo eran los centros de reunión de tropas de la ciudad. En otro se dijo que el objetivo era un gran arsenal. Pero al parecer los centros de reunión para las pocas tropas de la ciudad fueron localizados bien afuera de la ciudad. El supuesto arsenal se había quemado en 1916 y no habían fábricas de gas venenoso en Dresde. Había, de hecho, no menos de dieciocho estaciones de ferrocarril en Dresde, pero sólo una fue atacada por el bombardeo, y de tal modo que operaba otra vez apenas tres días después. Cuál era el objetivo entonces? Infligir la pérdida máxima de vidas civiles? Matar a tantos refugiados como fuera posible?

Dresde después de su holocausto
El incendio desató millares de fuegos y, ayudado por un fuerte viento y la destrucción de las comunicaciones telefónicas que podrían haber llamado a bomberos de pueblos cercanos, estos fuegos pronto se unieron en una tormenta inimaginablemente inmensa. Las tormentas de fuego no son fenómenos naturales, y rara vez son creadas por hombre, así que pocas personas tienen ninguna idea de su naturaleza. Básicamente, lo que sucedió era esto: El calor intenso causado por la columna inmensa de humo y llamas creó una tremenda corriente ascendente de aire en el centro de la columna. Este creó una presión muy baja en la base de la columna, y aire fresco circundante se apresuró hacia dentro en velocidades estimadas para ser treinta veces la de un tornado ordinario. Un tornado normal es el resultado de una diferencia de temperatura de quizás 20 a 30 grados centígrados. En esta tormenta de fuego las diferencias de la temperatura estaban en la orden de 600 a 1.000 grados centígrados. Esto aire que iba hacia dentro alimentó aún más las llamas, creando un tornado literal del fuego, con vientos en el área circundante de muchos centenares de millas por hora -- barriendo a hombres, mujeres, niños, animales, vehículos y árboles en un infierno resplandeciente. Pero esto era sólo la primera etapa del plan.

Exactamente tres horas después del primer ataque, llegó una segunda oleada de bombarderos ingleses, otra vez cargados con explosivo de alta potencia y cantidades masivas de bombas incendiarias. Los residentes de Dresde, al estar sus sistemas de corrientes destruidos por el primer ataque, no pudieron ser avisados de este nuevo ataque. Esta vez, los bombarderos ingleses atacaron el centro de Dresde, dividiendo esta vez sus objetivos - la mitad de las bombas debía ser lanzada en el centro de la conflagración, para mantener el fuego, la otra mitad alrededor de los bordes de la tormenta de fuego. No había ninguna pretensión cualquiera de escoger los objetivos del ejército. Este segundo ataque parece destinado a atrapar una gran cantidad de los civiles sobrevivientes, que habrían surgido de sus refugios para entonces, y destruir a los miembros de la lucha anti incendios, que habrían llegado de ciudades circundantes, como así fue. Los bomberos y los médicos no habían necesitado la central telefónica para saber que les necesitaban-- la tormenta de fuego era visible desde 200 millas.

Partes de cuerpos, prendas de vestir, ramas de árbol, cantidades inmensas de cenizas y de escombros variados de la tormenta de fuego cayeron por días en el campo circundante llegando hasta a unas distancia de dieciocho millas. Después que el ataque finalmente finalizó, los equipos de rescate no encontraron nada salvo restos licuados. Eso era lo que daba de los habitantes en los refugios, donde hasta los útiles de cocina de metal se habían fundido del calor intenso. Al día siguiente, miércoles de Ceniza y el Día de los enamorados, médicos y otro personal de la emergencia de Alemania por todas partes central había convergido en Dresde. Pocos ellos sospechaban que una tercera ola de bombarderos americanos estaba en camino. Este ataque se había coordinado con cuidado con los ataques previos. Cuatrocientas cincuenta Fortalezas Volantes y un contingente de apoyo de cazas destinadas a terminar el trabajo a mediodía.

Imagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 5:55 pm

http://www.alien8.de/dd/page-1.html

Desde ataques combinados de la USAF y la RAF en Dresde fueron conocidos, en su mayor parte por la novela 'Slaughterhouse Five' por Kurt Vonnegut, ha habido gran controversia en cuanto a por qué este ataque se consideró necesaria. Aquí está el testimonio de Lothar, apenas de nueve años de edad, que sobrevivió.

Era febrero. 13, 1945. Vivía con mi madre y hermanas (13 años y dos gemelos de 5 meses) en Dresde y esperaba celebrar mis 10º cumpleaños el 16 de febrero. Mi padre, un carpintero, había sido soldado desde 1939 y tuvimos su última carta en agosto de 1944. Mi madre estaba muy triste recibir sus cartas devueltas con la nota: "no fue encontrado." Vivimos en una casa de 3 habitaciones en el 4º piso de un barrio obrero. La guerra en el este se aproximaba cada vez más. Muchos soldados fueron al este y muchos refugiados fueron al oeste por nuestro pueblo o permanecieron allí, también en la noche del ataque aéreo. Acerca de las 9:30 P.M. sonó la alarma. Nosotros los niños conocíamos el sonido y nos levantamos y vestimos rápidamente, para correr a nuestro sótano que utilizábamos como refugio contra los ataques aéreos. Mi hermana mayor y yo llevábamos a nuestros hermanos gemelos, mi madre llevó una maleta pequeña y las botellas de leche para los bebés. En la radio oímos con gran horror las noticias: "Atención, ataque aéreo!" Estas noticias yo nunca las olvidaré.

Algunos minutos después nosotros oímos un ruido horrible — los bombarderos. Había las explosiones sin cesar. Nuestro sótano se fue llenado de fuego y humo y fue dañó, las luces se apagaron y personas heridas gritaban espantosamente. Aterrorizados luchamos por salir del sótano. Mi madre y mi hermana mayor llevaron la cesta con los gemelos. Con una mano yo agarré a mi hermana pequeña y con la otra agarré el abrigo de mi madre. Nosotros no reconocimos nuestra calle más. El fuego, por donde quiera miramos solo había fuego. Nuestro piso ya no existía. Los restos de nuestra casa se quemaban. En las calles ardían vehículos y carritos con refugiados, personas, caballos, todos chillando y gritando por miedo a la muerte. Vi a mujeres heridas, niños heridos, ancianos también heridos, que buscaban todos una camino entre las ruinas y las llamas. Huimos a otro sótano atestado con mujeres, hombres y niños heridos y aterrados que gritan, lloran y oran. Ninguna luz salvo algunas antorchas eléctricas. Y entonces de repente la segunda oleada llegó. Este refugio fue alcanzado también, y así que huimos del sótano. ¡Muchos, tantas y personas desesperadas entraron de las calles que no es posible describir!

Era cada vez mas difícil de respirar. Todo estaba oscuro y todos nosotros tratamos de salir de este sótano, completamente aterrados. Los muertos y agonizantes fueron pisoteados, el equipaje se dejó o arrebatado de nuestras manos por los rescatadores. La cesta con nuestros gemelos se cubrió con telas mojadas nos fue arrebatado y fuimos empujados por las personas que corrían detrás de nosotros. Vimos la calle arder, las ruinas que caen y la tormenta de fuego terrible. Mi madre nos cubrió con paños y abrigos mojados que ella encontró en una tina de agua.

Vimos cosas terribles: adultos incinerados y encogidos al tamaño de niños pequeños, pedazos de brazos y piernas, personas muertas, familias enteras quemadas hasta la muerte, personas ardiendo corriendo de aquí para allá, , rescatadores y soldados muertos. Gente llamando y buscando a sus niños y familias, y el fuego por todas partes, y todo el tiempo el viento caliente de la tormenta de fuego arrastrando personas al fuego mientras intentaban escapar de el. Yo no puedo olvidarme estos terribles detalles. Nunca podré olvidarlos.

Sólo teníamos una bolsa pequeña con nuestros papeles de identidad. La cesta con los gemelos había desaparecido y entonces de repente mi hermana mayor desapareció también. Aunque mi madre la buscó inmediatamente era en balde. A las ultimas horas esta noche encontramos el refugio en el sótano de un hospital cerca de rodeado por personas llorando o muriendo. En la mañana siguiente nosotros buscamos nuestra hermana y a los gemelos pero sin éxito. La casa donde vivimos era sólo una ruina. En la casa donde nuestros gemelos quedaron no podíamos entrar. Los soldados dijeron que todos ardieron hasta morir y a nosotros nunca vimos mis dos hermanas jamás. Totalmente agotado, con el pelo quemado, malherido por el fuego, fuimos al puente de Loschwitz donde encontramos a personas buenas que nos permitieron lavar, comer y dormir. Pero sólo un tiempo corto porque de repente el segundo ataque aéreo empezó (14 de febrero ) y esta casa fue atacada también. Agotados cruzamos el puente (sobre el Elba) con muchos otros supervivientes sin hogar y encontramos que otra familia nos ayudaba, porque de algún modo su hogar sobrevivió este horror. En todo esta tragedia yo me había olvidado completamente de mi décimo cumpleaños. Pero al día siguiente mi madre me sorprendió con una salchicha que ella mendigó de la "Cruz" "roja". Ese fue mi regalo de cumpleaños.

En los próximos días y semanas nosotros buscamos a mi hermana mayor en balde. Escribimos nuestra dirección actual ene una las últimas paredes de nuestra dañada casa anterior. A mediados de marzo fuimos evacuados a una aldea pequeña cerca de Oschatz y el 31de marzo, nosotros tuvimos una carta de mi hermana. ¡Estaba viva! En esa noche desastrosa que ella nos perdió y con otros niños perdidos que ella fue llevada a una aldea cercana. Luego encontró nuestra dirección en la pared de nuestra casa y a principios de abril que mi madre la trajo a nuestro hogar de nuevo. Usted puede estar seguro que las experiencias horribles de esta noche en Dresde llevaron a sueños confusos, las noches insomnes y perturbaron nuestras almas, mí y el resto de mi familia.

Lothar Metzger
Berlin, Mayo de 1999

Imagen
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 5:56 pm

David Irving y la polémica sobre Dresden.

Imagen

1/ la Aserción Errónea sobre los ametrallamientos a baja altura en Dresde.

1.El libro más autoritario sobre Dresde es el de Götz Bergander, publicado en 1977 después de casi dos décadas de investigación. Entre sus objetivos debía combatir los mitos y las leyendas que habían venido a rodear los ataques. Uno tal mito era el ametrallamiento de civiles y refugiados por cazas Aliados durante el ataque, un acto que la mayoría de las personas condenarían hoy como un especialmente despreciable o aún como un acto criminal de la guerra. Bergander indica que aunque otros autores hayan citado a testigos para tal ataque, Irving es el último que da credibilidad a este mito.

2. En su libro Irving describió el papel del 20ª del Grupo de Caza durante el bombardeo Americano del 14 febrero:

Para esta misión... el Grupo se subdividió en dos grupos, ‘A' y ‘B'... Los pilotos del Grupo ‘A’ fueron informados que tan pronto como los bombarderos estuvieran sobre Dresde debían zambullirse al nivel de los tejados y ametrallar lo que eufemísticamente fueron denominados como ‘objetivos de oportunidad' .... La mayor parte de los ataques parecen estar basado en la idea de que el ataque más seguro podría ser hecho por los bancos del río Elba. Los otros atacaron las carreteras que se dirigían fuera de la ciudad, llenas de columnas de personas. Un piloto del grupo ‘A’ de la Escuadra 55 voló tan bajo que chocó en un vagón y estalló. Los otros pilotos de caza estaban, sin embargo, desilusionado por la falta de oportunidades para el combate, especialmente las tripulaciones del grupo ‘B'.

3. En otra parte en la misma edición de su libro (en la edición de 1966) Irving indica como un asunto del hecho histórico probado eso:

Era los Mustangs, que aparecieron de repente sobre las calles, disparando a todo lo que se movía, y ametrallando las columnas de camiones que se dirigían a la ciudad. Una sección de los Mustangs concentró en los bancos del río, donde una masa de refugiados se había reunido. Otra sección tomó los objetivos en el área del Grosor Garten. La reacción civil a estos ataques, que se diseñaron aparentemente perfeccionar la tarea resumida en las directivas aéreas de comandantes para ‘causar la confusión en la evacuación civil del este', era inmediato y universal; ellos se dieron cuenta de que ellos estaban absolutamente impotentes. Ametrallaron el Tiergartenstrasse, el camino limítrofe en el lado meridional del Grosor Garten. Aquí los restos del famoso coro de niños de Kreuzkirche se habían refugiado. Las bajas reflejadas en el registro incluyen al Inspector del Coro, gravemente herido, y uno de los chicos de coro muertos. Los prisioneros ingleses que habían sido liberados de sus campos de trabajado estaban entre ésos ametrallados en los bancos del río y ha confirmado el efecto pasmoso en la moral. Dondequiera que las columnas marchaban eran atacados por los cazas con fuego de ametralladoras. Es cierto que muchos bajas fueron causados por este ataque a bajo nivel de la ciudad, que posteriormente llegó a ser una característica permanente de los ataques Americanos.

4. La crítica de Bergander de esta narración resulta devastadora. Irving fecha el ametrallamiento el día del 14 y los atribuye a los Americanos, pero muchos testigos dicen que el ametrallamiento también tuvo lugar durante el ataque ingles la noche antes. Bergander explicó primero cómo era imposible que los ingleses puedan haber emprendido tales ataques en la noche del día 13 y exactamente por qué muchas personas pueden haber creído que ese ametrallamiento sucedía. El indicó que nunca habría habido el combustible bastante para tal vuelo prolongado sobre Alemania de descender lentamente, y entonces recobrar la altura. El notó que habría sido inconcebible arriesgar tales máquinas valiosas a baja altura, de noche, y sobre territorio desconocido. Los Lancasters era bombarderos a largo alcance e inapropiados para tales ataques; los Mosquitos, más pequeños, se utilizaron para dejar caer los marcadores iniciales, y era igualmente inapropiados para tales ataques. Finalmente, la situación misma hizo el ametrallamiento a baja altura imposible. Por todo da cuenta la tormenta de fuego creó inmenso calor y grandes nubes de humo. Mandar los aviones en este caldero habría sido pura locura.

(Ii) Tergiversación de los testimonio.

1. El texto de Irving describe el ataque en el Tiergartenstrasse. Bergander preguntó al mismo testigo, que le dijo que él había estado inconsciente en ese momento y que los que le explicaron esos detalles estaban en un grave estado de shock. El fue herido por metralla, no por balas. Además, como menciona Seydewitz, el testigo dijo que el ataque, que, según Irving tuvo lugar durante el día siguiente, había sucedido de noche (el 13). Irving transpuso el testimonio para justificar su alegación de que el ametrallamiento de civiles sucedió durante el día.

2. Bergander agregó que un testigo ocular fue citado por su nombre y describió árboles inmensos arrancados del suelo en el parque [Große Garten] y lanzados a centenares de metros en el ojo de la tempestad del fuego. Este pasaje se extirpó de Der Untergang Dresdes porque el testigo se quejó que él no había dicho tal cosa a Irving y que eso se lo había atribuido el autor a él. No obstante esta narración permaneció en las versiones de 1966 y 1995. Aquí está otro ejemplo de la indiferencia de Irving para con la verdad.

(Iii) atribución Falsa de conclusiones a fuentes fiables.

1. Las pruebas documentales que Irving citó para el ataque están manipuladas. Irving citó el ‘informe del Boletín de Inteligencia del 20 Grupo de cazas para el 14 de febrero'. Bergander indicó que esta ‘fuente' es ‘una interpretación en parte bastante libre' de ‘Kings Cliffe. The 20th Fighter Group’. A partir de esta fuente Irving construye una narrativa que crea la impresión que los pilotos no sabían que atacar primero. La implicación es también que los pilotos eran cobardes y eso de algún modo la avaricia de uno de ellos causó que atacaran a los civiles. En ningún lugar ‘la fuente' menciona esto. Verdaderamente la fuente mencionó que el Lt. Jack D. Leon estaba ametrallando un camión y de golpe el camión o estalló causando que Leon se estrellara.' Otro miembro de la misma salida escribió a Irving que una cosa que él recordó claramente ‘era un amigo mío, Lt. Leon, ametrallando un camión que estalló. Al volar entre los escombros le golpeó uno de los restos que lo derribó.'

2. En la edición de Irving en lugar de reconocer las críticas de Bergander, se exculpa con una denegación: ‘la memoria puede ser inconstante y el testimonio es siempre sospechoso’ y entonces relató nuevamente los acontecimientos con la adición de un testigo ocular más.

3. Para reforzar su argumento Irving citó el Informe Final de 15 el 1945 de marzo por el Höhe- und Polizei Führer de Dresde. Indica que durante todos los ataques de ametrallamiento [Bordwaffenbeschuß] había sido ‘observado' [festzustellen]. Ninguna mención se hace aquí de los objetivos de tales ataques, sin embargo, que podría haber sido bien militares. Los detalles del ametrallamiento de civiles, inclusive tiempo y lugar, habrían tenido amplio tiempo en el mes que sigue el ataque para haber sido anotado en este informe de otro modo meticuloso. Al comentar las varias causas de la muerte de las víctimas de Dresde ‘el Informe Final' no contiene mención de muertes por fuego de ametralladora. Estos puntos ya habían sido hechos por Bergander, pero otra vez Irving no vio razón para alterar su cuenta, a pesar de que ello contradiga mucho su alegación de aviones Aliados que ametrallan civiles.

4. Aunque Irving entrevistó muchos de a los participantes en los acontecimientos de 13/14 febrero 1945 en Dresde que reclamaron haber visto ametrallamientos, él estaba igualmente enterado de la falta completa de alguna pruebas documentales pertinentes. Por su propio cuenta Irving había entrevistado también a doscientos aviadores ingleses y ‘acerca de 100’ de las tripulaciones de los bombarderos y cazas USA. Él tuvo amplia oportunidad para pedirles que confirmaran o negaran el asunto del ametrallamiento, pero esto no es afirmado por ni uno solo de trescientos aviadores de Irving. El estaba enterado del hecho de que otros autores seguros tales como Bergander había destruido la credibilidad de esta leyenda. Todavía a pesar de ser confrontado con los hechos, Irving repitió persistentemente una invención basada en la aserción errónea de circunstancias, la tergiversación de la evidencia y la atribución falsa de conclusiones inventadas por él mismo al testimonio de fuentes seguras.

Imagen
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 5:58 pm

En el 60º aniversario del bombardeo se estableció una comisión de historiadores para llevar a cabo una investigación sobre el número de bajas producidas por el ataque. Las conclusiones provisionales del informe, publicadas el 24 de marzo, afirman que es poco probable que el número de bajas ascendiera por encima de las 25,000 (veinticinco mil). Los miembros de la comisión son:

- Prof. Dr. Rolf-Dieter Müller (Militärgeschichtlichen Forschungsamt der Bundeswehr Potsdam), presidente de la comisión
-Götz Bergander, Berlín, testigo del ataque y autor de "Dresden im Luftkrieg",
- Dr. Horst Boog,
- Wolfgang Fleischer (Militärhistorisches Museum der Bundeswehr in Dresden)
- Archivdirektor Thomas Kübler (Amtsleiter des Stadtarchivs Dresden )
- Dr. Rüdiger Overmans, Freiburg, (antiguo MGFA; autor de "Deutsche Militärische Verluste im 2. Weltkrieg").
- Matthias Neutzner representando la iniciativa "13. Februar 1945"
- Friedrich Reichert, (Stadtmuseum Dresden)
- Nicole Schönherr (Frauenstadtarchiv und Zeitzeugenarchiv Dresden)
- Dr. Thomas Widera (Hannah-Arendt-Institut für Totalitarismusforschung e.V. an der TU Dresden)
--
Según informes de la RAF sobre el ataque, a fecha 18 de febrero de 1945.

Detalles de los daños causados
Industria

A.G. fur Cartounagunindustrie (municiones) ligeramente dañado
Brauerei Waldschlosschen, ardiendo.
Fabricas no identificadas al oeste de Alstadt, gravemente dañados – alguna ardiendo aún

Edificios dañados

Land Gericht
Carola Ministerien (contiene los ministerios de Justicia, Economía y Cultura)
Rathaus (Noustadt)
Bruptsellant
Landsfinansant
Central Market Hall
Matadero (ardiendo)
Schloss
Palacio
Albertinum
Johannstadt Hospital
Municipal Hospital
Kunstgewerbe Schule y Museum
Museo de Artes y Oficios
Edificio de la Opera
Academia de las Artes
Archiv

Servicios públicos

Central Electrica de Johannstadt
La Central de Policía
La central de correos, Johannstadt

Militares

Elbe Barracks, Johannstadt
Alto Grenadier-Kaserno

Transportes

Estación de Wettinor Strasse
Puente Carola Bridge -inservible
Puente Augustus –inservible en parte
Puente ferroviario –posiblemente dañado en su parte sur.

Imagen
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 5:59 pm

Puntos controvertidos del bombardeo y las contraréplicas.


(1) Dresde estaba indefensa
Dresde estaba defendido, ocupado por tropas enemigas y no había sido declarada ciudad abierta por los Alemanes, por lo que era un objetivo de guerra legítimo.

(2) No había objetivos militares en Dresde.
Dresde era un centro de transporte esencial para el movimiento de tropas y armas para el frente oriental. Habían fábrica de armamento, centro productores de petróleo, aceite y lubricantes en y alrededor de la ciudad.


(3) El bombardeo aliado no destruyó los objetivos que presuntamente atacaban.
Algunos objetivos fueron dañados, otros destruidos. El bombardeo aéreo en la segunda guerra mundial era impreciso por naturaleza, incluso en las mejores condiciones.

(4) Alemania estaba derrotada, por lo que el bombardeo de Dresde fue innecesario y cruel.
Hasta que Alemania se rindió –tres meses después- la guerra siguió, por lo que los aliados tomaron los pasos necesarios para concluir la guerra como mejor consideraron. Por lo tanto, el ataque era legal.

El bombardeo de ciudades era muy común en la Segunda Guerra Mundial por ambos bandos. Por ello, el bombardeo de ciudades y su población civil no fue considerado como crimen de guerra, salvo en un caso, el bombardeo de Belgrado en abril de 1941, que había sido declarada previamente ciudad abierta


La polémica sobre el número de víctimas.
Tan pronto como en 1945 Max Seydewitz, el entonces alcalde de Dresden, en su “Zerstörung and Wiederaufbau von Dresden“ dijo que el documento conocido como TB 47, que cifraba el número de víctimas en 200,000, era una falsificación, y citó al director del Heidefriedhof (el mayor cementerio del área) para estimar en 28,746 los muertos enterrados ahí, incluidos los incinerados en el Altmarkt. En1953, Georg Feydt cifró los muertos en 39,773 en su “Ziviler Luftschutz”, tal y como cita Götz Bergander, “Dresden in Luftkreig” (Cologne 1977, 2d ed. 1985) pg 253. En 1965 Walter Weidauer, alcade entonces de Dresde, in en su Inferno Dresden: über Lügen und Legenden um die Aktion Donnerschlag ( 1965, 2d ed. 1966) pg 120 cifró el numero de muertos en 31,102 en base a los datos aún existentes en los archivos de la ciudad. In 1975 Götz Bergander publicó una copia del informe del jefe de policía de Berlín que decía que el Befehshaber der Ordnungspolizei Dresden había informado de la recuperación de 22,096 para el 31 de marzo de 1945. En 1977, Bergander descubrió una copia del original TB 47, donde figuraba la cifra de muertos en 20,204 y el máximo en 25,000. En 1993 se descubrió en el Stadarchiv Dresden, Marschall und Bestattigungsamt, Nachtrag 1 y 5, el listado detallado de los muertos enterrados en los diferentes cementerios de Dresden, que totalizaban 21,271. Friedrich Reichert, "Verbrannt bis zur Unkentlichkeit", en Dresden City Museum (ed.) Verbrannt bis zur Unkenntlickkeit: Die Zerstörung Dresdens 1945 (Altenburg, 1994) añadía que 2.000 cadáveres habían sido encontrados entre las ruinas desde 1945, con lo que se pueden estimar las víctimas en 25,000 como máximo.
Esta información se ha obtenido del libro de Richard J Evans, Lying About Hitler: History, Holocaust and the David Irving Trial (Basic Books 2001) Chapter 5, pgs149-85, y Fredrick Taylor, Dresden: Tuesday, February 13, 1945 (Harper Collins 2004) Appendices B, "Counting the Dead" at 443-8.
Última edición por Kurt_Steiner el Mié Dic 28, 2005 12:26 am, editado 2 veces en total.
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 6:05 pm

Imagen

Las Repercusiones Inmediatas
Para los implicados en la planificación de operaciones del Mando de Bombardero, la respuesta inmediata a los raids era casi ciertamente de alivio, pues las listas de bajas eran relativamente bajas, seguido por la satisfacción sobre su éxito. Se publicó una nota de prensa que decía que se habían tenido que ‘el bombardeo deliberado de centros alemanes de población” era necesario, aunque fuera “un despiadado modo de acelerar la caída de Hitler'. En el Reino Unido hubo una cierta polémica al respecto, como prueba la pregunta efectuada en el parlamento el 6 de marzo de 1945 por Sir Richard Ceban MP, que acusó el gobierno de esconder la naturaleza verdadera de la campaña del bombardeo del público inglés. Aunque la crítica fuera relativamente débil, se habían plantado las semillas para futuras críticas. Portal instruyó inmediatamente Bottomley para que escribiera a Harris sobre Dresden. Bottomley resumió la nota Principal de Ministro e le invitó a comentarla. Harris replicó que sugerir que la ofensiva de bombardero se había realizado para el simplemente causar el era un insulto a la política del Ministerio del Aire y a las tripulaciones que habían llevado a cabo tal misión. 'Dresde era una centro de fabricas de municiones, un centro de gobierno y un punto clave del transporte al Este.' Pasó a discutir la política fundamental la ofensiva de Bombardero, concluyendo con la advertencia que tales escrúpulos alargarían contra Alemania y Japón. Portal apoyó totalmente la postura tomada por su C C en y Churchill retiró su informe. La versión revisada no hizo mención de Dresde. El ataque y su propósito, sin embargo, eran ya susceptible de ser acaloradamente debatidos en ambos lados del Atlántico.

Factores legales y Eticos
Los aspectos relativos a la presentación de la guerra como una extensión de la actividad política tiene una importancia considerable para los implicados, especialmente en los niveles más altos, en la prosecución de una campaña. La adherencia a los principios del derecho internacional es una parte esencial de este proceso. En la relativamente calma preguerra (pre-Varsovia, Rotterdam y Coventry) de 1938, Neville Chamberlain indicó inequívocamente:

'1. Está contra el derecho internacional de bombardear a civiles como tal y atacar deliberadamente la población civil. 2. Los objetivos deben ser los objetivos militares legítimos y deben ser capaz de ser identificados como tales. 3. Debe tenerse mucho cuidado para que atacando objetivos militares no se ataque por error una población civil en el rea bombardeada.

Estas declaraciones de los principios legales eran enteramente coherentes con los impuestos por Trenchard en 1928. En un informe para el Imperial Defence College, él trató con la necesidad de concentrar en los objetivos militares y evitar bombardeos indiscriminados de una ciudad para el único propósito de aterrorizar a la población civil' .[37] Una década más tarde, La RAF estaba más preocupado por los resultados que por la legalidad. En 1907, la posibilidad del bombardeo aéreo llevó a la inclusión de la cláusula 'por cualquier medio’ de ciudades indefensas. Sin embargo la Conferencia de La Haya de 1925, que no vaciló al prohibir armas químicas y formas biológicas de la guerra, solo esbozó un borrador de la regulación de la guerra aérea

En invierno 1944 las consideraciones legales eran apenas dignas de ser comentados. Los asuntos éticos, si apenas considerados, fueron superados por la necesidad de ganar la guerra tan rápidamente como posible. La llegada de la Guerra Fría exacerbó mucho la temperatura de la retórica. El tocar anual de campanas a través de Alemania Oriental correspondiente a la duración del raid de Dresde es la evidencia del efecto de la propaganda buscado y logrado - especialmente cuando se imitó en Alemania Occidental. El debate ético y filosófico ha continuado desde entonces. Hasta cierto punto, esto es entendible e incluso beneficioso. Clark ha discutido que simplemente porque un principio se ignora en la práctica, no hay razón para preguntar su fuerza filosófica. Clark no menciona Dresde en este contexto - él habla más generalmente acerca del bombardeo estratégico antes de pasar al debate nuclear. El bombardeo Aliado los raids en Dresde han quedado sujetos a debate desde entonces. Una causa posible del interés puede haber sido los resultados notables de la operación en comparación con otros raids.

Mucho ha sido dicho en cuanto a si o no los rusos solicitaron específicamente los ataques en Dresde. La controversia fue reforzada en gran parte por la propaganda de la Guerra Fría. La importancia estratégica de Dresde garantizaría su inclusión de facto. A menos que la discusión Aliada hubiera excluido específicamente la ciudad, su destino estaba sellado. Dresde era en todo caso un objetivo estratégico en su propio derecho. Su industria así como sus conexiones de comunicaciones hicieron de séptima ciudad más grande de Alemania la más vulnerable para atacar.

Fuentes consultadas

Martin Middlebrook and Chris Everitt, The Bomber Command War Diaries: An Operational Reference Book 1939-1945, Midland Counties Publications, Leicester, 1996,
David Irving, The Destruction of Dresden, Kimber, 1963.
Roger Boyes, 'Dresden Strafing Myth is Shot Down', The Times, April 19 2000.
The Devil's Tinderbox. Dresden 1945, London, Souvenir Press. 1982,
Sir Arthur Harris, Bomber Offensive, London, Greenhill Books.

Imagen
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Kurt_Steiner
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4032
Registrado: Mié Jun 15, 2005 11:32 pm
Ubicación: Barcelona, Catalunya
Contactar:

Mensajepor Kurt_Steiner » Sab Ago 27, 2005 6:08 pm

Dresde antes del ataque

Imagen

Imagen

Imagen
ImagenImagenImagen

Avatar de Usuario
Calígula
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 666
Registrado: Jue Jul 14, 2005 11:25 pm
Ubicación: No se dice este país, sino ESPAÑA

Mensajepor Calígula » Vie Nov 18, 2005 5:48 am

Carta de Harris a Churchill justificando el bombardero de Dresde:

EL BOMBARDERO DE DRESDE
Lo que hace realmente imposible la recuperacion
alemana es…la total dislocación del transporte…
Como recordara, Dresde fue recomendado por el
comité de ataque como objetivo para dañar al
transporte en Alemania, ademas de otra serie de
Razones…Los ataques a las ciudades…estan
justificados desde el punto de vista estrategico,
siempre que favorezcan que la guerra sea mas
corta y se puedan salvar vidas de soldados
aliados…Personalmente no creo que ninguna de
las ciudades alemanas que quedan en pie
valgan mas que los huesos de un soldado ingles
ImagenImagenImagenImagen
Heinrich Heine Allí donde se queman los libros, se terminaran quemando personas

Avatar de Usuario
beltzo
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1343
Registrado: Jue Sep 29, 2005 8:49 am

Mensajepor beltzo » Sab Nov 19, 2005 1:06 am

Ufesa escribió:Carta de Harris a Churchill justificando el bombardero de Dresde:

EL BOMBARDERO DE DRESDE
…Personalmente no creo que ninguna de
las ciudades alemanas que quedan en pie
valgan mas que los huesos de un soldado ingles


Me parece exactamente el mismo tipo de razonamiento que impulso a los nazis a cometer muchas de sus barbaridades.

Saludos

Wehrmacht
Usuario
Usuario
Mensajes: 22
Registrado: Sab Dic 31, 2005 3:47 pm

Mensajepor Wehrmacht » Vie Ene 20, 2006 10:41 am

beltzo escribió:
Ufesa escribió:Carta de Harris a Churchill justificando el bombardero de Dresde:

EL BOMBARDERO DE DRESDE
…Personalmente no creo que ninguna de
las ciudades alemanas que quedan en pie
valgan mas que los huesos de un soldado ingles


Me parece exactamente el mismo tipo de razonamiento que impulso a los nazis a cometer muchas de sus barbaridades.

Saludos



Pero es, tambien, el mismo pensamiento que llevo a los estadounidenses a poner las dos bombas atomicas sobre japon.

Avatar de Usuario
hawat
Moderador Honorario
Moderador Honorario
Mensajes: 666
Registrado: Sab Jul 16, 2005 8:49 pm
Ubicación: Saipán

Mensajepor hawat » Vie Ene 20, 2006 3:51 pm

Me he perdido en el rezonamiento éste...

En el caso alemán, fueron ellos los que alegremente iniciaron una guerra. Bombardeos bestias, como el de Rotterdam o Coventry, táctico y estratégico, son similares a los de los ingleses, de acuerdo. Pero ellos los efectuaron en primer lugar y son los que debían estar dispuestos a sacrificar, en teoría, a sus rubios querubines en una guerra que obedecía a sus intereses - desde luego no a los particulares de ningún Landser -

Inglaterra usó la mismas tácticas, pero después, y al fin y al cabo ellos se encontraban en una guerra no deseada. Aunque, muchas veces me he planteado si eran realmente eficaces... pero bueno. Y Harris me parece un mamón. Pero comparar su circunstancia y la de su nación con la alemana me parece llevar las cosas al extremo.

E.E.U.U. ... aqui la cosa si que se ha ido de madre. Otra vez estamos en un conflicto forzado - aunque habra quien argumente lo contrario- en el que hay que invadir una isla llena de fanáticos y en la que las bajas se peuden contar por millones. Tiramos dos pepinos, matamos a 200.000 y se acabo -que mal suena asi dicho -. Salen las cuentas, aunque sea sin considerar nacionalidades de los fiambres, Y obviamente, si los que van a salvar son tus muchachos, pues ya ni te cuento. Y si ya tiene el efecto de rebote de ayudar a parar a los rusos y evitar que empalmemos la 2º con una 3º GM, pues ya ni te digo.

Muchas veces me he planteado que haría en e lugar de Truman y he pensado qeu exactamente lo mismo. Y no creo que tenga atisbos de genocida, de megalómano ni de asesino. La situación era la que era y había que tomar una decisión. Para eso esta un Presidente.

Es muy simple simplificar, y ser maniqueo, pero las situaciones son como son y alguien debe tomar las decisiones. Por otro lado, decir que no me parece justificada ninguna muerte de todas las habidas, pero una vez metidos en harina, algo hay que hacer para intentar minimizar los daños.
"Hubo un tiempo, no hace mucho, en el que le dimos a este mundo una guerra con la que jamás había soñado..."


Volver a “Temas generales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados