Discursos de la II Guerra Mundial

Discursos, carteles, obras.

Moderador: José Luis

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Mar Jul 03, 2012 10:58 pm

Muy interesante Fermat. Lo he leído por encima pero merece una lectura más detenida. Espero poder tener tiempo.

Saludos.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Vie Jul 06, 2012 4:23 pm

Hola.

Tomemos un pequeño descanso con los discursos con una de esas cartas impactantes como las que se han publicado en este hilo recientemente. En este caso se trata de un breve extracto de la carta escrita por un oficial alemán, (en la fuente no se especifica su nombre), escrita el 31 de octubre de 1939 en Polonia oriental.

"...¡y todavía, por añadidura, todos los hechos increíbles que ocurrieron allí al margen de la acción y que debimos presenciar de brazos cruzados! La fantasía más desenfrenada de la propaganda llamada difamatoria resulta pálida junto a las atrocidades que comete allí una banda organizada de asesinos, ladrones y saqueadores con el aparente consentimiento de las autoridades. Después de eso ya no se puede hablar de <<justa indignación por los atentados delictivos contra el pueblo alemán>>. El exterminio de toda una raza, con inclusión de mujeres y niños, sólo puede ser la labor de seres infrahumanos que ya no merecen llamarse alemanes.

¡Me avergüenzo de ser alemán! Esa minoría que mancilla todo lo alemán con sus asesinatos, expoliaciones y latrocinios, precipitará en el abismo al pueblo alemán, a menos que hagamos pronto algo para impedírselo..."


(Fuente: "La Segunda Guerra Mundial en fotografías y documentos" Editorial Plaza & Janés año 1967. Tomo I pág.100)

Imagen
Soldados alemanes golpean a un hombre judío hasta tirarlo al suelo. © Yad Vashem

(Fuente imagen: http://www.annefrank.org/es/Subsites/Li ... -Varsovia/#)

Saludos
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Vie Jul 20, 2012 4:19 pm

Hola.

Extracto del discurso del ministro australiano de Asuntos Exteriores, Evatt, el 14 de octubre de 1943:

"El Gobierno de la Commonwealth tiene la certeza de que, para evitar futuras agrsiones, es necesario tomar medidas colectivas para defender con carácter permanente esta región como una de las zonas de seguridad dentro del sistema internacional proyectado. Persuadido de que las buenas relaciones económicas y el desarrollo planificado contribuirán considerablemente a la prosperidad general de los pueblos establecidos en esta región, el Gobierno de la Commonwealth piensa en un convenio general para solventar todos los asuntos relacionados con el comercio, el trasnprote y la reconstrucción colectiva en el mundo de la posguerra.

A este respecto nos interesa particularmente el bienestar de las poblaciones aborígenes establecidas en el Sudeste asiático y al Sudoeste del Pacífico. Sabemos que el futuro de los pueblos aborígenes tendrá gran interés internacional y estamos dispuestos a asegurar, en colaboración con otros, el bienestar de los pueblos coloniales y su progresivo desarrollo bajo el aspecto económico, social y político. Nos proponemos mantener y mejorar por nuestra cuenta el nivel de vida entre los nativos de Nueva Guinea y Papuasia..."


(Fuente: "La Segunda Guerra Mundial en fotografías y documentos" Editorial Plaza & Janés año 1967. Tomo II pág.468)

Imagen
Herbert Vere Evatt, ministro de asuntos exteriores australiano en 1943
(Fuente imagen: http://www.artgallery.nsw.gov.au/work/99.2003.a-y/)
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Antonio Machado
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 5048
Registrado: Mié Ago 03, 2011 3:40 pm
Ubicación: Nueva York, E.E.U.U.

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Antonio Machado » Vie Jul 20, 2012 5:45 pm

Hola Mark:

Interesante aporte, gracias por compartir.

Saludos cordiales desde Nueva York,

Antonio Machado.
Con el Holocausto Nazi en contra de la Raza Judía la inhumanidad sobrepasó a la humanidad.

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Dom Jul 22, 2012 10:42 am

Un saludo y gracias Antonio Machado.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Sab Jul 28, 2012 11:34 am

Hola.

A Continuación transcribo la carta abierta de Heinz von Homeyer, Comisario General de la Asamblea General de Distrito "Tauris" (Crimea y el interior), el cual estaba subordinado al Comisariato del Reich para Ucrania, escrita el 30/12/1942 en Melitopol, capital del distrito, y dirigida a Alfred Rosenberg, Ministro de Territorios Ocupados del Este.

" Distinguido señor ministro:

Hace un año que me eligió usted para colaborar en la reconstrucción del Este y, puedo asegurárselo, respondí con entusiasmo a ese llamamiento. Después de la entrevista que tuve el honor de celebrar con usted y el Dr. Leibbrandt en agosto del pasado año, creí tener razones suficientes para pensar que se tenía en proyecto la explotación beneficiosa de las regiones ocupadas, y por cierto con carácter total, aunque sin perder de vista las circunstancias peculiares del Este. Al considerar las perspectivas que ofrecía la agregación de ese espacio y sus habitantes, no me guió el sentimentalismo, sino un egoismo bien entendido. Ese cometido se me antojó practicable y atrayente, sobre todo cuando comprobé el pauperismo de la Ucrania rusa. Ahora bien, el aprovechamiento de la región oriental sin o contra sus habitantes, es inconcebible. Siempre estuve convencido de ello y lo sigo estando hoy.

Al comienzo de la administración civil hemos hecho grandes promesas a Ucrania, o sea, a sus pobladores. Sin embargo, sólo hemos mantenido una mínima porción de ellas, y únicamente al principio. <<Alistamos>> grandes cantidades de trabajadores para Alemania, es decir, apresamos de forma más o menos ruda a la gente y, después de conducirla a diversos campamentos que ni siquiera merecen tal nombre, la hacemos languidecer allí bajo vigilancia en espera de los vagones necesarios, y entonces la obligamos a partir entre las lamentaciones de sus familiares.

El afán y el rendimiento disminuyen a paso de carga. Los elementos más activos se incorporan a las guerrillas, mientras la masa, de nuevo inclinada hacia el bolchevismo, les proporciona refugio y medios de comunicación, de modo que la primitiva ansia de liberación, claramente definida, se transforma a ritmo acelerado en una psicosis de liberación contra nosotros...

Voy a recapitular con brevedad algunas propuestas básicas fundadas en la práctica:

1. Debemos asegurar la alimentación del pueblo ucraniano en una medida que deje bien patente nuestra buena voluntad.

2. Debemos cumplir las promesas hechas en otro tiempo, por mucho que nos cueste.

3. Debemos segar sin contemplaciones la prolífera broza del mecanismo económico hasta reducir éste a su forma más simple de modo que sea posible adaptarlo a las verdaderas circunstancias.

4. Debemos complementar eso con un acrecentamiento de las responsabilidades e iniciativas atribuidas al Comisariado General y por cierto en la mayor escala posible.

5. Debemos establecer condiciones bien definidas y posibilidades de desarrollo, en proporción a los medios, para facilitar la labor a los organismos del Ministerior de Asuntos Orientales.

Al hacer esta proposición no se me oculta, por supuesto, que ello requiere incondicionalmente un cambio de personal en los altos cargos gubernamentales del país (Gauleiter Erich Koch), pues de lo contrario no se podría recobrar la fe y la confianza del pueblo, y todo sería ilusorio.

Queda atentamente a su disposición con un Heil Hitler!

Heinz von Homeyer."


(Fuente: "La Segunda Guerra Mundial en fotografías y documentos" Editorial Plaza & Janés año 1967. Tomo II pág.326)

El siguiente paso será investigar cómo Heinz von Homeyer pudo sobrevivir a la guerra después de emitir esta carta abierta.

Saludos.

Imagen
Campo de trabajadores esclavos.
(Fuente imagen: http://historiacontemporanea.wikispaces ... ra+Mundial)
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Vie Ago 03, 2012 5:01 pm

Hola.

Transcribo un resumen de la proclama al pueblo alemán del general Dwight D. Eisenhower en los últimos meses de la guerra y en un post posterior veremos el contraste entre la misma y la consigna de los nazis en esos mismos últimos meses:

"Yo, general Dwight D. Eisenhower, comandante en jefe de las Fuerzas Expedicionarias Aliadas, vengo a promulgar lo siguiente:

I

Las fuerzas aliadas que operan bajo mis órdenes han penetrado en territorio alemán. Venimos como tropas victoriosas, pero de ningún modo en calidad de opresores. En las zonas del territorio alemán que se encuentren bajo el control de las fuerzas bajo mi mando, el nacionalsocialismo y el militarismo alemán serán extirpados; la hegemonía del Partido Nacionalsocialista alemán, desterrada y disuelta como organización. De igual modo quedan derogadas las inicuas leyes e instituciones establecidas por el susodicho Partido. Los jefes de las fuerzas armadas alemanas, jerarquías del partido, miembros de la Gestapo u otros elementos que sean declarados sospechosos de haber cometido delitos y crímenes serán juzgados por las autoridades competentes, y en el caso de ser considerados culpables, les será impuesto el castigo que según la ley les corresponda.

II

En mi calidad de comandante en jefe de las fuerzas de ocupación aliadas, y como gobernador militar, asumo personalmente la plena autoridad y los máximos poderes legales, administrativos y de toda índole. Se instituye el Gobierno Militar para hacer cumplir, bajo mi autoridad, los preceptos que sean de rigor. Todo ciudadano alemán que se halle en territorio ocupado por las fuerzas aliadas está obligado, sin excusa ni protesta alguna, al cumplimiento de las órdenes emitidas por este Gobierno Militar, el cuál creará tribunales especiales para entender en los casos de incumplimiento. Cualquier resistencia a las tropas de ocupación será reprimida con la máxima severidad, lo mismo que cualesquiera actividades consideradas perjudiciales y punibles.

III

Quedan declarados fuera de la ley, hasta nueva orden, los tribunales de justicia y las instituciones docentes, en sus diversos grados, existentes en la zona ocupada. El llamado Tribunal Popular, los tribunales especiales, los de las SS y cualquier otro género de cuerpos legales extraordinarios, quedan disueltos en virtud d elos dispuesto en la presente Orden. Tan pronto como las circunstancias lo aconsejen, se procederá a la reapertura de los centroS docentes en todos sus grados, así como a la reanudación de las funciones inherentes a los tribunales ordinarios en materia civil y criminal.

DWIGHT D. EISENHOWER"


(Fuente: "Los últimos cien días en fotografías y documentos" Editorial Plaza & Janés año 1967. pág.66)

Imagen
Eisenhower con Montgomery, Zhukov, y Köenig en Berlín, 1945.

(Fuente imagen: http://www.artehistoria.jcyl.es/granbat/obras/13468.htm)
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Vie Ago 03, 2012 5:55 pm

Y a continuación, mientras Eisenhower actuaba en la senda de la victoria, los nazis llamaban a filas la leva de 1929, es decir, a niños de 15 y 16 años...

El 23 de marzo de 1945, el subsecretario de Estado, Werner Naumann, pronunciaba un discurso tan fanático como patético en defensa de la anterior medida del que transcribo un brevísimo extracto:

"Un muchacho alemán de doce años se acercó a un soldado canadiense, y a su manera le dió a entender que le obsequiara con un poco de chocolate. Me imagino la escena: <<Hallo, boy. Aquí tienes el chocolate, tu chocolate>>. Y el combatiente canadiense, según informó Reuter, dejándose influir por las súplicas del muchacho alemán, buscó el chocolate en su mochila, momento que aprovechó el mozalbete para sacar una pistola y herir mortalmente al canadiense en el abdomen. ¡Ésta es la juventud alemana! ¡Pervertida y desahuciada! Pero yo digo: Cien mil jóvenes como éste, y la guerra se decidiría a nuestro favor en poco tiempo"

(Fuente: "Los últimos cien días en fotografías y documentos" Editorial Plaza & Janés año 1967. pág.78)

Y los resultados:

Imagen
Juventudes Hitlerianas tras la Batalla de Berlín

(Fuente imagen: http://bioconce37sur.blogspot.com.es/20 ... de-la.html)

Imagen
"Soldado" alemán tras la Batalla de Berlín

(Fuente: http://www.taringa.net/posts/imagenes/1 ... post_.html)

Imagen
La imagen habla por sí misma.

(Fuente imagen: http://www.taringa.net/posts/imagenes/4 ... dial_.html)

Saludos
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Afori
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1165
Registrado: Mié Nov 02, 2011 3:10 am
Ubicación: Lambare Paraguay

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Afori » Lun Ago 06, 2012 1:29 am

Estimado Mark.

Brillante tema, felicitaciones!
“[i]Esa es la misma luna que brilla en mi casa en Utah[/i]” Boyd K. Packer, Le Shima - Okinawa, 1945.

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Lun Ago 06, 2012 7:32 pm

Gracias machucagrau. Anímate a participar :wink:
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Afori
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 1165
Registrado: Mié Nov 02, 2011 3:10 am
Ubicación: Lambare Paraguay

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Afori » Mar Ago 07, 2012 12:48 am

Gracias Mark

Compartiré algo de mi personaje favorito, Winston Churchill.

Aqui unos extractos del Discurso posterior a la declaración de victoria sobre Alemania, 8 de Mayo de 1945.

"Dios os bendiga a todos ¡Ésta es vuestra victoria! Es la victoria de la causa por la libertad en todas partes. En toda nuestra extensa historia nunca hemos presenciado un día más grande que éste. Todos, hombres y mujeres, han dado lo mejor de sí. Todos lo han intentado. Ni los largos años, ni los peligros, tampoco los feroces ataques del enemigo, han debilitado de manera alguna la independiente resolución de la nación de Gran Bretaña. Dios os bendiga a todos"

"Mis queridos amigos, ésta es vuestra hora. No es ésta la victoria de un partido o de una clase. Es la victoria de la nación de Gran Bretaña en su conjunto. Nosotros fuimos los primeros, en esta antigua isla, en desenvainar la espada en contra de la tiranía. Después nos dejaron solos peleando contra la potencia militar más tremenda que se haya visto nunca. Estuvimos completamente solos durante un año"

"Recuerdo bien cuando al final de la última guerra, hace más de un cuarto de siglo, el Parlamento, al escuchar la larga lista de los términos de la rendición, los términos de los armisticios que se habían impuesto a los alemanes, no se sintió inclinado a la discusión o al debate, sino que deseó dar las gracias a Dios Todopoderoso, al Gran Poder que parece dar forma y diseñar la suerte de las naciones y el destino de los hombres, y, por lo tanto, ruego, su señoría, permiso para proponer que esta Cámara acuda ahora a la iglesia de Santa Margarita de Westminster para dar humildes y reverentes gracias a Dios Todopoderoso por la liberación de la amenaza de la dominación alemana"
“[i]Esa es la misma luna que brilla en mi casa en Utah[/i]” Boyd K. Packer, Le Shima - Okinawa, 1945.

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Mar Ago 07, 2012 6:26 pm

machucagrau escribió:Compartiré algo de mi personaje favorito, Winston Churchill
Realmente es un personaje admirable.

Espero seguir leyéndote por aquí. :-D

Saludos.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
Hundi
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4232
Registrado: Dom Oct 18, 2009 10:36 pm
Ubicación: Guatemala
Contactar:

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por Hundi » Mié Ago 08, 2012 8:18 am

mark escribió: Imagen
La imagen habla por sí misma.

(Fuente imagen: http://www.taringa.net/posts/imagenes/4 ... dial_.html)
Esta imagen es de una peli... dicha imagen dio de que hablar en el foro en su momento... La peli es The bridge / Die Brucke.

http://sensesofcinema.com/2007/cteq/bridge/
http://www.twcenter.net/forums/showthread.php?t=244941

un saludo.
[size=85]Hago de mi futuro una utopía, pues pretendo comprender, esta voluble vida...[/size]
[size=85][color=#FF0000]Una vida sin vicios es una vida sin virtudes.[/color][/size]

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Mié Ago 08, 2012 2:47 pm

Hola Hundi.

Curioso lo de esta fotografía ya que hay multitud de webs en internet que la dan como real, incluso páginas dedicadas exclusivamente a la historia de la fotografía.

De cualquier manera, mi intención al colocar fotografías en este hilo es sólo el de complementar o adornar lo realmente importante, que no es otra cosa que el texto del discurso o carta que expongo.

Saludos.
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Avatar de Usuario
mark
Miembro distinguido
Miembro distinguido
Mensajes: 4766
Registrado: Sab Dic 11, 2010 11:15 pm
Ubicación: Cartagena ó Aranda de Duero, España

Re: Discursos de la II Guerra Mundial

Mensaje por mark » Sab Ago 11, 2012 12:29 am

Hola.

El último discurso de Adolf Hitler, su Testamento de 29 de Abril de 1945.

"Como consideré que no debía aceptar la responsabilidad, durante los años de conflicto, de contraer matrimonio, ahora he decidido, antes de concluir mi carrera en la tierra, tomar en matrimonio a la mujer, quien después de muchos años de fiel amistad, entró a la sitiada ciudad por su propia voluntad, con el propósito de compartir su destino conmigo. Por su propio deseo, ella ira a la muerte como mi esposa. Eso nos compensará, por lo que ambos perdimos por mi trabajo al servicio del pueblo.

Lo que poseo, pertenece en su debido grado al Partido. Si este ya no existe, al Estado; si el Estado también es destruido, no hace falta una última decisión mía.

Mis pinturas, en las colecciones que he comprado durante el curso de los años, nunca fueron coleccionadas con propósitos privados, sino como una extensión de la galería de mi casa en Linz a.d. Donau.

Es mi más sincero deseo que este legado sea debidamente ejecutado.

Designo como mi Albacea, a mi más fiel camarada del Partido, Martin Bormann. A él le doy mi máxima autoridad legal, para que tome todo lo que tenga un valor sentimental o que les sea necesario para mantener una vida modesta y simple a mis hermanos y hermanas, sobre todo también para la madre de mi esposa y mis colaboradores que son bien conocidos por él, principalmente, mis secretarias sin igual, Frau Winter, etc. quienes por muchos años me ayudaron en mi trabajo.

Yo, personalmente, y mi esposa, para escapar a la deshonra de la deposición o capitulación, hemos escogido la muerte. Es nuestro deseo que seamos incinerados inmediatamente, en el lugar donde he llevado a cabo la mayor parte de mi trabajo diario, en el curso de doce años al servicio de mi pueblo.

Dado en Berlín, el 29 de Abril de 1945 a las 4:00 AM.
Mi Testamento Político

Primera Parte

Más de treinta años han pasado desde que en 1914 hice mi modesta contribución como voluntario en la Primera Guerra Mundial a la que fue forzado el Reich.

En esas tres décadas he actuado, únicamente por amor y lealtad a mi pueblo en todos mis pensamientos, actos y vida. Ellos me dieron la fuerza para tomar las decisiones más difíciles que mortal alguno nunca confrontó. En ello he empleado mi vida, mi esfuerzo en el trabajo y mi salud, durante estas tres décadas.

No es cierto que yo, o alguien más en Alemania, quisiera la guerra en 1939. Fue deseada e instigada exclusivamente por esos hombres de estado quienes han sido judíos o han trabajado para intereses judíos. He hecho muchas ofertas para el control y limitación de armamentos, las cuales no podrán ser olvidadas por la posteridad, para que la responsabilidad del inicio de la guerra sea echada sobre mí.

Tampoco he deseado nunca, que después de la fatal primera guerra mundial, una segunda contra Inglaterra, o aún sobre Estados Unidos, fuera desatada. Los siglos pasarán, pero de las ruinas de nuestras ciudades y monumentos, resurgirá el odio contra aquellos finalmente responsables -a quienes todos debemos agradecer todo lo sucedido- el Judaísmo Internacional y sus secuaces.

Tres días antes del inicio de la guerra entre Alemania y Polonia, le propuse al embajador británico en Berlín una solución al problema germano-polaco, similar al del caso del Distrito del Sarre, bajo control internacional. La existencia de esa oferta tampoco podrá ser negada. Fue rechazada únicamente por los círculos dirigentes de la política británica que querían la guerra, en parte, por debido a las posibilidades de negocios y en parte por la influencia de la propaganda organizada por el judaísmo internacional.

También he dejado bien en claro que, si las naciones de Europa fueron consideradas como meros bonos, que podían ser comprados y vendidos, en dinero e intereses financieros, por esos conspiradores internacionales, entonces esos competidores, los judíos, quienes son los verdaderos criminales en este conflicto asesino, deberán ser responsabilizados.

También quiero que nadie tenga ninguna duda, que esta vez han logrado que no sólo millones de niños arios en Europa mueran de hambre; hombres jóvenes han sufrido la muerte y no solo cientos de miles de mujeres y niños han sido bombardeados e incinerados hasta morir en las ciudades, sin que los verdaderos criminales hayan expiado su culpa, ni siquiera por medios humanos.

Después de seis años de guerra -que a despecho de los obstáculos será recordada algún día como la más gloriosa y valiente demostración del propósito de vida de una nación- no puedo abandonar la ciudad que es la capital de este Reich. Como las fuerzas son muy exiguas como para intentar cualquier oposición en contra de los ataques enemigos, y porque nuestra resistencia se ha venido debilitando por los hombres que nos han engañado con su falta de iniciativa, al permanecer en esta ciudad quiero compartir mi destino con los otros millones de hombres que han decidido hacer lo mismo. Tampoco quiero caer en manos de un enemigo, que querrá presentar un nuevo espectáculo organizado por los judíos, para el regocijo de las masas histéricas.

Por tanto he decidido permanecer en Berlín y libremente escoger la muerte en el momento que yo crea que la posición del Fuehrer y la propia Chancillería, no pueda ser más defendida.

Muero con el corazón feliz, consciente de los incalculables legados y logros de nuestros soldados en el frente, nuestras mujeres en casa, los logros de nuestros campesinos y obreros en su trabajo, únicos en la historia, de las juventudes que llevan mi nombre.

A ellos, desde el fondo de mi corazón, les expreso mi gratitud, como es evidente es mi deseo que ustedes, debido a eso, bajo ningún concepto abandonen la lucha en esta contienda sino que más bien la continúen, contra los enemigos de nuestra madre patria, sin importar dónde, fieles al credo de Clausewitz. Del sacrificio de nuestros soldados y por mi comunión con ellos en la muerte, nunca desaparecerá de la historia de Alemania, la semilla del radiante renacimiento del movimiento Nacional-Socialista y por tanto, de una verdadera comunidad de naciones.

Muchos de los hombres y mujeres valientes han decidido unir sus vidas con la mía. Hasta el ultimo momento he rogado y finalmente les he ordenado, no hacerlo y tomar parte en la última batalla de la nación. He rogado a los dirigentes del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, reforzar por todos los medios el espíritu de resistencia de nuestros soldados en el sentido Nacionalsocialista, con especial referencia al hecho, de que también yo mismo, como creador y fundador de ese movimiento, he preferido la muerte a la cobarde abdicación o peor la capitulación.

Deberá, en un futuro, formar parte del código de honor del oficial alemán, como es actualmente de nuestra marina, que rendir un distrito o una ciudad es imposible, y que por sobre todo, nuestros líderes deben marchar al frente como ejemplos refulgentes, cumpliendo con fe en su obligación hasta la muerte.

Mi Testamento Político

Segunda Parte

Antes de mi muerte, expulso al ex Mariscal del Reich Herman Goering del partido y lo despojo de todos los derechos que pudiera gozar en virtud del decreto del 29 de junio de 1941; y también en virtud de mi manifiesto en el Reichtag el 29 de Junio de 1939. Designo en su lugar al Gran Almirante Doenitz, como Presidente del Reich y Supremo Comandante de las Fuerzas Armadas.

Antes de mi muerte, expulso del partido y de todas las oficinas del Estado al ex Reichsfuehrer-SS y Ministro del Interior, Heinrich Himmler. En su lugar designo al Gauleiter Karl Hanke como Reichsfuehrer-SS y Jefe de la Policía Alemana y designo al Gauleiter Paul Giesler como Ministro del Interior del Reich.

Goering y Himler, totalmente aparte de su deslealtad hacia mi persona, han hecho un daño enorme al país y a toda la nación, al efectuar negociaciones secretas con el enemigo, las que condujeron sin mi consentimiento y contra mis deseos, y al intentar usufructuar ilegalmente poderes del Estado.

Con el propósito de darle al pueblo alemán un gobierno compuesto por hombres honorables, un gobierno que pueda satisfacer sus deseos de continuar la guerra por todos los medios, designo a los siguientes miembros del nuevo gabinete de líderes de la nación:

Presidente del Reich: Dönitz
Canciller del Reich: Dr.Goebbels
Ministro del Partido: Bormann
Ministro del Exterior: Seyß-Inquart
Ministro del Interior: Gauleiter Giesler
Ministro de Guerra: Dönitz
Comandante Supremo del Ejército de Tierra: Schörner
Comandante Supremo de la Marina de Guerra: Dönitz
Comandante Supremo de la Aviación: Greim
Reichs führer-SS y Jefe de la Policía Alemana: Gauleiter Hanke
Economía: Funk
Agricultura: Backe
Justicia: Thierack
Cultura: Dr. Scheel
Propaganda: Dr. Naumann
Finanzas: Schwerin-Crossigk
Trabajo: Dr.Hupfauer
Armamento: Saur
Director de la Organización Nacional del Frente del Trabajo y Miembro Asociado al Gabinete del Reich: Reichsminister Dr.Ley.

Como una cantidad de esos hombres, como Martin Borman, Dr. Goebbels, etc., conjuntamente con sus esposas, se unieron a mí por propia voluntad y no desean dejar la capital del Reich bajo cualquier circunstancia, pero desean perecer conmigo aquí, debo pedirles que obedezcan mi solicitud, y en este caso cedan sus propios intereses a los intereses de la nación, por sobre todos sus sentimientos.

Por su trabajo leal como camaradas, ellos estarán muy cerca de mí después de la muerte, así como el deseo de que mi espíritu perdure y que siempre siga con ellos. Dejen que sean estrictos, pero nunca injustos, pero sobretodo, no les permitan que el temor guíe sus actos, y que pongan el honor de la nación por sobre todas las cosas del mundo. Finalmente, permítanles que sean conscientes del hecho de que nuestra obligación, que es continuar la construcción del Estado Nacionalsocialista, signifique el trabajo de los siglos por venir, que colocará a cada persona individualmente, bajo la obligación de servir siempre al interés común y subordinar sus propios intereses a ese fin. Demando que todos los alemanes, todos los Nacionalsocialistas, hombres, mujeres y a todos los hombres de las Fuerzas Armadas, sean fieles y obedientes, hasta la muerte, al nuevo gobierno y a su Presidente.

Por sobre todo, encargo a los líderes de la nación y a todos sus subordinados la observación escrupulosa de las leyes de la raza y la oposición inmisericorde a los envenenadores de los pueblos, el judaísmo internacional."


(http://www.retoricas.com/2011/04/mi-ult ... itler.html)

Imagen
Imagen de Hitler con Eva Braun, 29 de abril de 1945.

(Fuente imagen: http://www.panzertruppen.org/ww2/1945/hitler.html)
"La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad"
(Thomas Mann)

Responder

Volver a “Propaganda”

TEST